Prueba: Seat Ateca 1.4 TSI Style Tiptronic

viernes, 25 de septiembre de 2020



Probamos al Seat Ateca en su única variante comercializada en Uruguay, la 1.4 TSI Style con caja automática de octava.
Autoblog pudo evaluar durante cuatro días y algo más de 770 kilómetros a la nueva incorporación de Seat al mercado uruguayo, el Ateca. Este SUV compacto llega desde República Checa con un motor 1.4 TSI de 150 cv de potencia asociado a una transmisión automática de ocho relaciones.

Si bien hoy la gama de SUVs de Seat ya cuenta con tres exponentes, antes del 2016, no contaba con ningún producto de estas características. El primero en quebrar con esto fue el Ateca, que fue presentado en el Salón de Ginebra de ese año (ver nota). Hoy este producto se sitúa entre los Arona (ver prueba) y Tarraco (ver nota). Su nombre, al igual que otros modelos de la marca, proviene de alguna ciudad española. En este caso, Ateca es un municipio dentro de la Comunidad de Calatayud, en la provincia de Zaragoza, Aragón.

Pese a sus raíces españolas, el Ateca es el segundo modelo (el otro es el Toledo) de Seat comercializado en Uruguay que no proviene en la tierra de los mejores jamones y pintxos del planeta. Se fabrica en la planta de Kvasiny, en República Checa, donde el Grupo Volkswagen también Škoda produce a sus modelos Superb (ver nota), Karoq (ver nota) y Kodiak (ver nota), siendo estos últimos dos los equivalentes de los Ateca y Tarraco de Seat, pero dentro de la marca checa. Al igual que todos estos modelos, el Ateca utiliza la plataforma MQB-A, compartida con los Seat León (ver prueba) o Volkswagen Tiguan Allspace (ver prueba), por ejemplo.


Cuatro años más tarde de su presentación mundial, el Ateca llegó al mercado uruguayo a finales de agosto de este año en una sola versión de equipamiento denominada Style asociada a un impulsor 1.4 TSI de 150 cv de potencia con caja automática con convertidor de par y ocho relaciones, además de tracción delantera (ver lanzamiento). Las primeras unidades arribaron a comienzos de setiembre (ver nota) y este modelo, hasta el momento, es el SUV más caro y equipado de la gama Seat a nivel local: U$S 44.950.

Es cierto, este modelo ya tuvo una actualización en el mercado europeo este mismo año, con un rediseño del frontal que integra nuevo paragolpes, parrilla y faros, mientras que la trasera recibe nuevo paragolpes y la nueva tipografía de la marca. Además incluye nuevas llantas, mientras en el interior se añaden algunos detalles como el nuevo volante, respecto al equipamiento se mejora en materia de seguridad (ver nota). Esta renovación llegará más adelante al mercado uruguayo, es un hecho. Pero antes, para conocer al Ateca original, es que Autoblog lo evaluó a fondo. Y el análisis tras cuatro días y algo más de 770 kilómetros de manejo, se transcribe a continuación.


Exterior

Alejandro Mesonero-Romanos puede sonarte a nombre de actor protagonista o villano de un culebrón colombiano. Pero en realidad es un renombrado diseñador industrial automotriz español, responsable de automóviles hermosos como el -olvidado- Renault Laguna Coupé, y también de este Ateca que ves en imágenes. Dato curioso: a partir de octubre de este año, este señor volverá a ocupar un cargo en las mesas de diseño de Renault. Esas cosas de la industria del automóvil.

Pero antes de volver a la casa del rombo, Mesonero-Romanos dejó su firma en el Ateca. Es un producto muy bien logrado en términos estéticos, y a criterio personal, uno de los más bonitos, vigentes y equilibrados. Hasta parece mentira que debajo de esa carrocería esté la misma base del Tiguan Allspace, un SUV acusado por muchos hasta el hartazgo de ser demasiado "insulso" en su estilo. Dicho sea de paso, va dedicado a los haters: este Ateca se sigue vendiendo en Europa junto al más nuevo. Así que este modelo que recién llega a nuestro mercado no es un producto "obsoleto" e incluso el Tiguan que tenemos en Uruguay, ya también quedó desactualizado en diseño (ver nota).


Siguiendo con el Ateca, en el sector delantero encontramos la clásica trompa (anterior) en silueta de "X" de Seat, en este caso, acompañada por ópticas delanteras con faros delanteros Seat Full LED Technology y luces diurnas LED en forma de triángulo (con un gran poder lumínico), una figura que se repetirá también en otros sectores de la carrocería. Esta versión Style, se distingue por llevar unas bonitas llantas de aleación llamadas "Dynamic 36/1 Machined" de 17 pulgadas y que en la unidad de pruebas iban sobre neumáticos Hankook Ventus Prime 3 en medida 215/55 R17. 

Ya que fui hacia el sector trasero, esos triángulos de las ópticas delanteras se replica en las traseras, dado que las luces de posición posteriores cuentan con tecnología LED. Este nivel Style, cuenta con sensores de estacionamiento en el paragolpes y que se asisten también de una cámara de retroceso. Por el precio debería ofrecer sensores delanteros porque se extrañan bastante en las cocheras más apretadas. Si bien esta es una versión de las más accesibles en otros mercados, no tiene una estética tan "básica" si nos ponemos a mirarla con atención. Con el correr de los días me fue gustando cada vez más el diseño de este SUV. A criterio personal, está entre los más atractivos y atemporales.


Si hablamos de las dimensiones, el Ateca es 100 mm más largo que el León con el que comparte plataforma, aunque también es uno de los SUVs más compactos del segmento. Sin embargo, la altura es el elemento que mayores diferencias establece, ya que este es 156 mm más alto que su hermano hatchback. A su vez, el parabrisas está colocado de forma más vertical para ganar espacio en altura dentro del habitáculo. En términos de cotas, mide 4.363 mm de largo, 1.841 mm de ancho y 1.615 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.638 milímetros.

Para aquellos que quieran compararlo con el Tiguan Allspace, dado que hay tantas similitudes "de fierros" entre ambos, el Ateca es 338 mm más corto, solo 2 mm más ancho y 43 mm más bajo, en tanto que su distancia entre ejes es 153 mm menor. Es que este Seat es el equivalente del Tiguan de cinco pasajeros y chasis corto que se comercializa en Europa. El Allspace, por su parte, es una variante de batalla extendida y dentro de la gama Seat tiene a su equivalente en el Tarraco, que dicho sea de paso, llegará (si la pandemia global lo permite) antes de fin de año a nuestro mercado.


Interior

Puertas adentro, el habitáculo del Ateca deja respirar el mismo aire que en el León, por no decir que son dos interiores casi calcados. En términos de materiales del interior, también se puede decir lo mismo que en su hermano hatchback. Utiliza plásticos duros u otros satinados de muy buena calidad, combinándolos en este nivel con ese texturizado blandito que gana mucho desde la calidad percibida en la parte superior del tablero e incluso en los paneles de puertas delanteros.

La calidad de armado está bastante lograda tanto al tacto como a la vista, sin aparecer grillos ni piezas mal encastradas. Y en tren de comparar con la competencia, está entre lo mejorcito de este segmento, quedando en un escalón similar al visto en su hermano de Volkswagen producido en México. Incluso podría decir que se acerca de forma peligrosa a la de su primo de segmento, pero premium, el Audi Q3. Es cierto, esta versión Style tiene algunas concesiones de botones ciegos por ser una versión de acceso a la gama. Pero en líneas generales, lo de entry-level lo disimula muy bien de todas formas, tanto por fuera como por dentro.


Ya que lo menciono, en el Ateca la posición de manejo es casi calcada a la de su hermano León, solo que un par de centímetros más arriba. Y aunque sea un producto español producido en República Checa, la posición de manejo es bien alemana. ¿Qué quise decir con eso? Que cuenta con un amplio rango de regulaciones hacia todas las direcciones. Se puede ir sentado bien alto, o bastante más cerca al suelo que en otros sport utilities, mientras que la columna de dirección también ofrece mucho recorrido, tanto a lo largo como en altura.

Es la receta clásica los modelos con plataforma MQB, que son siempre productos con una excelente postura al volante sin importar que sean SUVs, berlinas, o deportivos. En este Ateca Style los ajustes son todos manuales (en ambas butacas delanteras y con regulación lumbar en los dos casos), aunque por el precio ya podría ofrecer alguna regulación eléctrica de la butaca. Más allá de esto, la posición de manejo es (casi) perfecta. Algo que me agradó bastante es la calidad de los tapizados. Si bien son de tela, son bastante más agradables que algunos pseudo-cueros que se suelen ver en este segmento.


El instrumental también es un clásico de otros modelos de la marca, con dos elementos de agujas para tacómetro y velocímetro, y la cantidad de combustible en el depósito y el medidor de temperatura de agua del motor, van por dentro en formato digital. En el centro de ambos lleva un display a color con mucha información y de lectura simple. En Europa el Ateca ofrece en opción el Digital Cockpit, el instrumental con pantalla digital de 10,25 pulgadas 100% configurable. Sería un diferencial interesante para frente a la competencia y algo que, por ejemplo, el Volkswagen Tiguan made in México, sí ofrece en las versiones Highline.

De serie el Ateca lleva un sistema multimedia "Media System Plus" con pantalla táctil de ocho pulgadas con AM/FM/CD/MP3/USB/SD/Bluetooth/Seat Full Link (Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink), comandos por voz y audio streaming. En tren de pedirle cosas, le faltaría un navegador (al no tener mapas habilitados para Uruguay nos perdemos esto y el Active Info Display), pero al tener el "espejamiento" del smartphone, eso ya está solucionado en parte al utilizar las apps de navegación conocidas por todos como son Waze, Google Maps, etc.


Si bajamos al final de la consola aparecen los mandos del climatizador automático Climatronic de dos zonas, con un funcionamiento correcto. Un detalle interesante: aunque el hermano de Volkswagen ofrece un climatizador automático tri-zona, el Seat tiene salidas de aire posteriores, pero carece de forzador independiente como sí ofrece el Tiguan. Algo que en el Seat es una ventaja, es que trae de serie un enorme techo solar panorámico. El Volkswagen lo tiene disponible, pero es un opcional de U$S 3.000. Punto para Seat ahí.

Más allá de la calidad de materiales o la tecnología aplicada, las plazas traseras serán uno de los argumentos de venta más sólidos del interior del Ateca. Hay espacio para dos adultos de 1,80 m plus de alto (como este redactor) tanto para las piernas como para las cabezas. A lo ancho, en tanto, tendrán lugar de sobra. Tan cómodo se viaja que poniendo el asiento del conductor para mí, atrás entra "mi otro yo". Para aquellos que quieran una opción incluso más generosa, tendrán que esperar al Tarraco o si no tienen paciencia o prefieren un diseño más "convencional", ir por el ya mencionado Tiguan Allspace.


Un tercer ocupante podrá ir en la plaza central bien a lo ancho y alto, pero el lugar a lo largo ya no será tan generoso como en los laterales. Tanto el túnel de transmisión como las salidas del climatizador se roban algunos centímetros y no será el lugar más cómodo para llevar a pasajeros adultos en viajes largos.

Pero en trayectos cortos acomodando los pies a los lados del túnel, no será tan complicado ubicarse ahí. Así que el Ateca aprueba con buena nota en ese sentido, quedando en la media del segmento acá, siempre y cuando lo comparemos con las opciones más compactas. Como dije más arriba, aquellos que busquen un SUV de Seat con más espacio interior, tendrán que esperar al Tarraco.


Otro aspecto en lo que el Ateca también se destaca, es en el espacio de cargas, en especial si lo comparamos con la competencia. El baúl ofrece 510 litros y el volumen puede ser ampliado rebatiendo el respaldo trasero en proporción 60:40, pero Seat no declara esta cifra en sus fichas técnicas y además.

El piso del baúl (al menos para nuestro mercado) no cuenta con dos niveles, pudiéndose regular a la altura de la base de los asientos, y dejando así una superficie de cargas plana. Pero sí están las marcas en el contorno del piso para alojar esa bandeja extra. Por debajo del piso del baúl está el auxilio, que es del tipo temporario en medida T125/80 R18 y de marca Maxxis. Por si a estas alturas se olvidaron, las cuatro titulares son unas Hankook Ventus Prime 3 medida 215/55 R17.


Motor y transmisión

En términos mecánicos, el Ateca ofrece en Europa opciones que van entre los 115 y los 300 cv de potencia. En Uruguay, al menos, utiliza una planta impulsora que se sienta en el medio del amplio abanico y que además, es conocida para muchísimos usuarios de Volkswagen o Audi también. Se trata del 1.4 TFSI, perteneciente a la familia de motorizaciones modulares de cuatro cilindros de VAG. En Europa se lo jubiló para darle paso al más moderno 1.5 TSI EVO, que cuenta con la misma potencia y torque que este 1.4, pero unas emisiones contaminantes menores.

Se trata de un 1.395 cc de cilindrada, cuatro cilindros en línea con inyección directa e indirecta, turbocompresor de doble entrada, intercooler, cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas a la cabeza, y distribución variable de válvulas. Es capaz de erogar 150 cv de potencia disponibles entre las 5.000 y 6.000 vueltas. El torque máximo de 250 Nm está presente entre las 1.500 y 3.500 rpm. Este impulsor va asociado a una transmisión automática secuencial Tiptronic de convertidor de par y ocho relaciones, desarrollada por Aisin, y con tracción delantera.


Al ser un conjunto mecánico conocido, no hay mucho que decir que ya no se haya dicho en previas pruebas. La respuesta a bajo y medio régimen (entre 1.200 y 3.500 rpm) es bastante correcta y pareja para moverse en la ciudad. Da agilidad también en ruta, mientras que recién por arriba de las 5.000 vueltas empieza a mantener un comportamiento más aplacado.

El par motor es plano en casi todo el rango de utilización, teniendo como resultado una mecánica elástica y progresiva. Además de ser suave en su funcionamiento e ir bien insonorizado, cuando se va con los vidrios bajos se puede escuchar el silbido del turbocompresor y el sonido del motor, que es un poquito deportivo en su cantar cuando se acerca a la línea roja del tacómetro. Es muy agradable.

Es como ya dije varias veces, una de las mejores mecánicas del VAG, pero también con cada año que pasa, está volviéndose una de las más veteranas. Eficiente e ideal para salir a la ruta a devorar kilómetros sin dañar al bolsillo. Antes de seguir el análisis de esta mecánica EA 211 ya probada en otras ocasiones, voy a explicar un poco de qué va la tecnología ACT. Según la marca, este sistema permite un ahorro de combustible del 15% y una reducción de medio litro por kilómetro recorrido.

Incluso esto le llevó a ganar siete veces a esta mecánica el premio "Engine of the Year" en la categoría de 1.0 a 1.4 litros. El ACT funciona gracias a cuatro actuadores electro-mecánicos, dos por cada árbol de levas, que los desplazan en sentido horizontal, y de este modo, los cilindros 2 y 3 trabajan en vacío con las válvulas completamente cerradas y tanto la inyección directa como la ignición se encuentran anuladas durante este periodo de funcionamiento, por ejemplo, ante una baja demanda de aceleración.


Pese a que al 1.4 TSI se lo conoce de sobra, es de las pocas veces que en nuestro mercado no va asociado a una transmisión automática de doble embrague, o DSG como le dice Volkswagen. Siempre la DSG de séptima fue muy elogiada por su funcionamiento (me incluyo), pero no tanto por su confiabilidad a largo plazo. Entonces para esta última evolución del Ateca previo al update, la marca decidió jugar a lo seguro y elegir una con un embrague solo y convertidor de par, conocida como Tiptronic. Dato: es la misma transmisión usada en modelos de BMW, MINI, Volvo, Peugeot y Opel.

Como ya he dicho en más de una ocasión, estamos muy malacostumbrados a las DSG y a veces nos olvidamos de las virtudes de una caja automática convencional. Esta Tiptronic de octava (de origen Aisin y llamada AWF8F35) es más suave en su accionar que la transmisión de dos embragues anterior, pero en contrapartida, es más lenta de reacciones y no está pensada para un manejo enérgico. Frente a la DSG, esta Tiptronic es una transmisión más enfocada en el confort de marcha y la suavidad de transiciones de cambios. Se lleva bien con el 1.4 TSI, sacándole un buen partido tanto al torque como a la potencia y en términos generales cumplirá con el cometido de uso de un SUV compacto como es este Ateca.


Cuenta además con levas de cambio integradas al volante, que no sirven de mucho, ya que la transmisión tiene un modo manual que no retiene las marchas y pasa a la siguiente una vez alcanzado el límite de revoluciones, pero sí un modo "Manual" que estira los cambios hasta las 6.500 rpm. Se la siente suave y progresiva en el paso de velocidades, pero llega a ser, por muy poco margen, tan veloz como una de doble embrague. Además, no va pasando cambios todo el tiempo, cosa que sí hacen las DCT o DSG, sino que tiene un trabajo más progresivo.

Para este Ateca 1.4 TSI Tiptronic, Seat declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos, mientras que velocidad final está en los 197 km/h. Hay una sola cifra de consumos suministrada por fábrica y es que en ciclo mixto declara en teoría 5,9 l/100 km. En mis registros, en tanto, obtuve unos 7,2 litros cada 100 km en ciudad, 5,4 l/100 km en ruta, y 6,3 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado, todos consumos excelentes. El depósito de combustible lleva 50 litros de capacidad y el peso en orden de marcha es de 1.377 kilogramos para esta versión con caja automática, que son casi 176 kg menos que el Tiguan. ¿Se notará esa diferencia de masas? Bueno, lo vemos en lo dinámico.


Comportamiento dinámico

Si bien el Ateca es un producto nuevo, las sensaciones que deja este impulsor son imposibles de alejar a las vistas en otros productos del grupo alemán, pero en especial en comparación con los otros dos SUVs compactos del Grupo Volkswagen con motor 1.4 TFSI como son los Tiguan Allspace  (ver contacto) y Audi Q3 (ver prueba). No es casualidad, dado que ambos utilizan la plataforma y mecánica. Pero no es algo criticable. Todos los productos que la usan siempre se caracterizaron por ser eficientes y confortables para usar. Y el Ateca no escapa a estas apreciaciones. Pero como dije al final del apartado anterior, hay una diferencia de pesos a favor del Seat.

Como las leyes de la física rigen la dinámica de los objetos, es obvio que 176 kg se notan en dos vehículos con la misma mecánica, porque también los consumos son más reducidos en el Seat. El Ateca a su vez, es bastante más ágil que un Tiguan Allspace 1.4 TSI a la hora de romper inercias o de un momento de transferencia de masas en las curvas exigidas, siendo un producto mucho más entretenido de conducir. En ese sentido, este Seat se acerca bastante más al Audi Q3 que a su hermano de Wolfsburg. Tiene cierta lógica: el "dueño" de la marca española, dentro del Grupo Volkswagen, es la propia Audi.


No hay que exagerar tampoco ni dejarse abrumar por ese aire sport. Un Ateca no es un Audi Q3 en términos dinámicos. Pero se le acerca mucho. Tanto, que me hizo recordar mucho (una vez más) a las diferencias que hay, por ejemplo, entre los Ibiza y Polo, o León y Golf. Los productos de Seat siempre apuestan por un andar más firme que copia un poco más los paños y cortes de la calzada, pero lo terminan compensando con un andar más aplomado en el ámbito rutero o en situaciones de mayor exigencia para el chasis.

El esquema de suspensiones en esta versión tiende hacia la suavidad de marchas, y asistida por unos neumáticos de 17 pulgadas con perfil 55, resultan perfectos para sobrevivir al estado de nuestras calles llenas de parches y pozos. El despeje al suelo también ayuda a esto, con unos correctos 189 milímetros, aunque lo limita bastante si queremos encarar algún tramo lejos del asfalto. Los ángulos de ataque y de salida son de 20,6º y 25,5º grados respectivamente, no tan generosos, en tanto que el ventral es aún más limitado: 14,0º tan solo. Así que ni lo intenten.


Pero más allá de esto, de todas formas muestra un equilibrio de suspensiones competente y hasta podría decir que está entre lo mejor de la categoría, porque da la sensación de ir en un producto más grande y refinado de lo que es en realidad. Es muy cómodo en ciudad, filtra pozos y lomos de burro como pocos rivales directos, mientras que los neumáticos de 17 pulgadas no ponen en jaque el confort de marcha, y no son algo rumorosos cuando el asfalto está en mal estado.

Aprueba con muy buena nota acá, pese a que a diferencia del Tiguan, el Ateca lleva un esquema semirígido en lugar de uno multilink en el tren trasero, teniendo un andar que copia todo un poco más. El 1.4, por su parte, está muy bien adaptado a la vida urbana por su flexibilidad de uso. En los semáforos responde bien en todas las salidas, aunque el acelerador como buen sistema electrónico y sin cables tiene una reacción algo adormecida. Está pensado para que uno haga la menor presión posible con el pie, y así ahorrar combustible. 


Luego de vencer el segundo recorrido del pedal, ahí el mil cuatro desata todo su potencial. La dirección en tanto, con asistencia eléctrica es muy amigable para el uso en el ámbito urbano, presentándose muy dócil en especial en maniobras de estacionamiento, mientras que en la ruta gana en precisión y rapidez. A nivel mecánico, la transmisión acompaña con relaciones cortas y que van al galope producto de la rapidez de funcionamiento del sistema.

La sexta, séptima y octava marcha sirven para darle aire al 1.4, permitiéndole ir a unos 70 km/h a 1.200 vueltas en D8, mientras que si movemos el selector al modo "S", a igual velocidad circulará en S6 a 1.800 rpm. Además la caja también cuenta con un modo manual que va indicando el cambio óptimo para tener la mejor combinación de respuesta y consumo del motor, aunque ella hace lo que quiere y cree más conveniente para la eficiencia de combustible.


Si abandonamos la ciudad, esta mecánica sabe defenderse mejor de lo que aparenta, y está pensada junto a la caja Tiptronic para ser una dupla ideal de consumo y comodidad de conducción. A unos 110 km/h constantes, el motor trabaja en D8 a unas 1.900 rpm, mientras que en el modo "S", pasa a S7 y el 1.4 gira a 2.200 vueltas, con unos consumos irrisorios por eso de desactivar la mitad de los cilindros en velocidades constantes. Gracias a la suavidad y eficiencia de la Tiptronic, este Ateca también puede ser bastante más ágil de lo que los números prometen. 

Usando la caja en D puede pasar con el kick-down de la caja de 80 a 110 km/h en unos más que respetables 4,94 segundos, haciendo que los adelantamientos ruteros no conlleven demoras ni tampoco se condigan con las cifras de un motor, en los papeles, no parece tan enérgico. Es un gran combo mecánico y siendo la primera vez que lo pruebo esta transmisión con este 1.4 TSI, debo decir que ojalá se vea en más modelos del Grupo Volkswagen.


Equipamiento

Al menos por ahora, la gama del Ateca a nivel local se reduce a una sola variante denominada Style. Ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), espejos retrovisores exteriores calefaccionados y plegables eléctricamente, faros antiniebla delanteros LED (con luz de curva) y trasero, faros delanteros Seat Full LED con luces de marcha diurna en LED, luces traseras LED, sensores de lluvia y luces, barras de techo longitudinales en color negro, retrovisores exteriores calefaccionados y rebatibles eléctricamente (con función tilt down de estacionamiento para el lado del acompañante), tapizados en tela "Dinámica Negra", asientos delanteros con regulación en altura y lumbar manual, respaldo trasero rebatible 60:40, freno de estacionamiento electromecánico, climatizador automático Climatronic con dos zonas y salidas de aire para las plazas traseras, sistema multimedia con pantalla táctil de ocho pulgadas "Media System Plus" con AM/FM/CD/MP3/2USB/SD/Aux-In/Bluetooth/Seat Full Link (Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink), comandos por voz y audio streaming, ocho altavoces, puertos USB para las plazas traseras (2), computadora de a bordo con pantalla a color de 3,5 pulgadas, sensores de estacionamiento traseros, cámara de retroceso, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas, techo solar eléctrico panorámico, sistema de apertura y arranque sin llave (KESSY), cristales traseros oscurecidos, sistema Start&Stop, control de velocidad crucero, encendido automático de luces, iluminación ambiental interior, luces de bienvenida con proyección "Ateca", y llantas de aleación "Dynamic 36/1 Machined" de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 215/55 R17.


En términos generales la dotación es bastante correcta. De todas formas, por los casi U$S 45.000 que cuesta este Ateca, se le podrían reclamar sensores de estacionamiento delanteros, espejos electrocrómicos interiores y exteriores, asistente de estacionamiento asistido, así como también ya algunos más exigentes pedirán tapizados en cuero, sistema Auto Hold para el freno eléctrico (tiene la tecla, pero anulada) portón trasero eléctrico o butacas con regulación eléctrica. En mi caso, creo que lo que más extrañé fueron los sensores y los espejos. El resto son amenities de las que puedo prescindir.

Quiero destacar dos ítems de confort que tiene este Ateca como ser el lavador de la cámara de retroceso, con un "sapito" muy pequeño que limpia el lente cuando activamos la marcha atrás con el limpia lavaluneta conectado. El otro elemento son los dos comandos que tiene en las paredes del propio baúl para rebatir los respaldos traseros desde ese lugar, sin tener que hacer maniobras acrobáticas para ampliar la capacidad de carga. Muy prácticos ambos.


Seguridad

El Ateca Style cuenta de serie con la siguiente dotación de seguridad: siete airbags, frenos ABS+HBA+EBD, bloqueo electrónico del diferencial con acción del ESC (XDS+), asistente de arranque en pendientes (HHC), luces traseras de emergencia (EVDWLA), control electrónico de estabilidad (ESC) y tracción (ASR), sistema de asistencia hidráulica del freno (HBV), sistema de asistencia de freno anti multi-colisión (MKB), sistema de regulación del motor (MSR), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, indicador de presión de neumáticos, alarma, cinco cinturones inerciales de tres puntas, y cinco apoyacabezas.

Es una dotación bastante correcta para el segmento en donde participa Seat. Sin embargo, en otros mercados, en especial en el europeo, el Ateca tiene de serie algunas otras tecnologías de asistencia a la seguridad que podría ser interesante que se ofrecieran en Uruguay, como por ejemplo: detector de fatiga, asistente de frenada en ciudad (Front Assist), asistente de salida involuntaria de carril, asistente de luces en carretera cortas/largas, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico posterior o control de crucero adaptativo con sistema de protección de peatones.


Sin embargo, esto no le impidió ser calificado como uno de los productos más seguros de su categoría por el organismo independiente de evaluación Latin NCAP, logrando las cinco estrellas en la protección de ocupantes adultos y niños (ver pruebas) y Advanced Award, con un crash test realizado en marzo de 2017, es decir, con el protocolo anterior al que entró en vigencia en 2020. Según el informe, La protección ofrecida a la cabeza y cuello del conductor y el acompañante fue buena.

La protección del pecho del conductor y del acompañante fue adecuada. El airbag para rodilla ofreció buena protección para las rodillas del conductor. Las rodillas de los pasajeros mostraron buena protección para ambas rodillas. La tibia izquierda del conductor ofreció buena protección y protección adecuada para la tibia derecha. Las tibias del pasajero ofrecieron protección buena. El área de los pies es estable y mostró deformación insignificante. La protección para los pies fue buenay la estructura fue considerada como estable.


En la prueba de impacto lateral, los airbags laterales y de cortina ofrecieron protección buena a los adultos en todas las regiones del cuerpo. Impacto Lateral de Poste - Los airbags laterales y de cortina ayudaron a ofrecer protección buena para la cabeza, abdomen y pelvis y protección adecuada para el pecho. El ESC por su parte, fue probado y su desempeño cumple los requerimientos regulatorios de Latin NCAP. Latin NCAP le otorgó el Advanced Award para la protección para peatones porque el vehículo ofrece una protección para peatones y una mitigación de lesiones cumpliendo con los requerimientos regulatorios de Latin NCAP.

Pasando al sistema de frenos, son de discos ventilados adelante y discos sólidos atrás. El funcionamiento es excelente, parando siempre al Arona en línea recta, y sin manifestar fatigas notorias ante reiteradas detenciones de emergencia. El pedal tiene una buena dosificación de la potencia de frenado, además. Si hablamos de los controles de tracción y estabilidad, se puede apagar el control de tracción, pero no desconectar del todo el de estabilidad, y siempre que queramos vencer a las leyes de la física, ambos saldrán a poner todo en orden.


Precio, garantía y competidores

Como dije al inicio de este informe, la gama del Ateca por ahora se reduce a una sola opción para nuestro país. En primera instancia está el Style Tiptronic a un valor de U$S 44.950. La garantía es ejemplar como en todos los Seat y una de las más extensas del mercado local: 5 años o 100.000 km. Sería interesante que la gama pudiera a tener más niveles de equipamientos o mecánicas al igual que sus rivales. Ya que los convoco a escena, son un montón. Este es uno de los segmentos más variados y poblados porque es el más deseado por los consumidores en la actualidad. Esto no es ninguna novedad.

La competencia del Ateca es mucha y variada: Citroën C5 Aircross Feel 1.6 THP 163 EAT6 (U$S 49.900), Haval H6 Supreme 2.0 GDIT 7DCT (U$S 37.450), Honda CR-V 1.5 Turbo i-VTEC EX 2WD CVT (U$S 53.900), Hyundai Tucson 2.0 2WD GL Value A/T (U$S 39.990), Hyundai Tucson 1.6 T-GDi 2WD GL Sport DCT (U$S 45.990), Jeep Compass Longitude 2.4 AT6 FWD (U$S 43.990), Kia Sportage 2.0 2WD LX A/T (U$S 40.990), Mazda CX-30 2.0 SKYACTIV-G 2WD High A/T (U$S 39.990), Mazda CX-5 2.0 SKYACTIV-G 2WD Extra Full A/T (U$S 51.900), Mitsubishi Eclipse Cross 2.0 2WD GLS CVT (U$S 39.990), Mitsubishi Eclipse Cross 1.5 DIT 2WD GLS CVT (U$S 47.990), Nissan Qashqai Exclusive 2.0 CVT AWD (U$S 46.990), Peugeot 3008 GT Line 1.6 THP 165 EAT6 (U$S 54.000), Subaru Forester 2.0i-S CVT (WW) (U$S 59.800), Toyota RAV4 Hybrid S 2.5 220H e-CVT 2WD (U$S 49.990), Volkswagen Tiguan Allspace 1.4 250 TSI Comfortline DSG (U$S 39.990) y Volkswagen Tiguan Allspace 1.4 250 TSI Highline DSG (U$S 46.160).


En este mercado hiper saturado de opciones, el Ateca puede quedar algo perdido ante productos con mayor cantidad de años de presencia en el segmento SUV-C. Seat no sale a competir con los precios más bajos ni agresivos, sino que se mete en el medio del grupo con un producto de origen europeo, de los más modernos del segmento a nivel mundial, y que además cuenta con una dotación de equipamientos bastante mejor que la ofrecida por varios competidores producidos tanto en la región como fuera de ella.

Respecto a estos modelos, el de Seat queda en la mitad de tabla, apuntando a los precios intermedios y más altos del segmento, además de hacerlo con un valor lógico para ser el nivel de acceso de la gama, considerando que hay rivales bien por arriba de los U$S 50.000. Un delirio lo suyo, Honda y Mazda. Es cierto, en algunos ítems como el apartado mecánico el Ateca, no sale tan airoso, porque está lejos de ser uno de los más potentes. Pero si pasamos raya en los elementos que ofrece cada uno, no sale para nada mal parado en términos de equipamientos de confort y en especial, en términos de seguridad, ofreciendo una motorización idéntica a la del rival más vendido y popular del segmento.


Conclusión

Ya pasados casi dos años desde el relanzamiento de Seat en Uruguay, el panorama luce un poco más alentador. La marca realizó un profundo reposicionamiento en términos de precios, ajustó su gama y comenzó a ofrecer productos que tienen potencial para hacerse un lugar dentro de los segmentos en donde participan. El hecho de ser vehículos producidos en Europa, con el mismo nivel de calidad que se vende en el viejo continente, no es un dato menor.

El primer paso fue instalarse y comenzar a ofrecer una familia de productos que intentara contemplar la mayor cantidad posible de segmentos. Ateca es un jugador importante en esta estrategia, así como también lo serán en poco tiempo más los otros dos SUVs que la firma española pondrá a la venta en Uruguay como son el Tarraco a fin de año y el nuevo León a finales de este año o comienzos del siguiente (ver nota). No comenzaron por el camino más fácil, que era ofrecer sport utilities desde el vamos y eso les costó un poco de terreno.


En un segmento tan agresivo y poblado como el de los SUVs-C, Seat tendrá que buscar formas con las que diferenciarse de la oferta de sus rivales. Es inevitable asociarlo con el Volkswagen Tiguan Allspace o el futuro Taos (ver nota) por compartir impulsor y plataforma. Pero el producto español se sabe separar de su primo mexicano o de su futuro familiar argentino con una mejor ejecución en términos dinámicos, siendo más divertido de conducir, un equipamiento de seguridad similar y un rendimiento mecánico casi que idéntico. Es cierto, todavía Seat no terminó de afianzarse lo suficiente para que algunos consumidores lo tomen en cuenta. Y en un segmento con una variedad ridícula de opciones, el Ateca hasta puede perderse en el montón.

Una gama con más opciones mecánicas más potentes (¿una versión Cupra, acaso?), Seat podría tener más potenciales clientes a su alrededor. Este Seat puede parecer a simple vista un Tiguan pero con pasaporte europeo. Y en parte lo es. Pero no es algo negativo. Porque a las muchas virtudes de aquel modelo, Seat le suma un comportamiento dinámico más entretenido que otros SUVs de este segmento e incluso que su hermano de Volkswagen. Aquellos que busquen un sport utility que le haga honor a ambos anglicismos, lo tienen que colocar sin dudas en su lista de compra.


A favor
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Capacidad del baúl
  • Comportamiento dinámico
  • Confort de marcha
  • Conjunto mecánico
  • Consumos en ruta
  • Diseño
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad para cuatro adultos
  • Posición de manejo
  • Seguridad estructural
En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Gama limitada a una sola opción
  • Neumático de auxilio temporario
  • Sin asistencias a la seguridad disponibles








FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.395
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 74,5 x 80,0
Inyección: directa, distribución variable de válvulas, desactivación activa de cilindros (ACT), turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 150/5.000-6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 250/1.500-3.500
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de ocho relaciones y convertidor de par
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia electromecánica dependiente de la velocidad (Servotronic)
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente tipo McPherson con barra estabilizadora
Trasera: eje semirígido con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 215/55 R17
Rueda auxiliar: T125/80 R18
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 197
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,0
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 5,9
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 510
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.377
Largo total (mm) 4.363
Ancho total (mm) 1.841
Alto total (mm) 1.615
Distancia entre ejes (mm) 2.638
Capacidad del tanque de combustible (l) 50
Despeje al suelo (mm): 189
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 20,6 - Ángulo ventral: 14,0 - Ángulo de salida: 25,5

Galería: Seat Ateca 1.4 TSI Style Tiptronic | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Prueba Seat Ateca 1.4 TSI Style Tiptronic

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales en color negro
Llantas de aleación de 17 pulgadas
Luces traseras LED
Faros antiniebla delanteros LED (con función de luz de curva) y trasero
Faros delanteros Seat Full LED con luz diurna en tecnología LED
Techo solar eléctrico y panorámico
SEGURIDAD
Alarma
Airbags frontales delanteros, laterales delanteros, de cortinas y de rodillas para conductor
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (HHC)
Bloqueo electrónico del diferencial (EDS)
Bloqueo electrónico del diferencial con acción del ESC (XDS+)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de inercia del motor (MSR)
Control electrónico de estabilidad (ESC) y tracción (ASR)
Distribución electrónica de frenado (EBD)
Detector de cansancio del conductor
Frenos ABS
Luces traseras de emergencia (EVDWLA)
Monitoreo de presión de neumáticos
Sistema de asistencia de freno anti multi-colisión (MKB)
CONFORT
Alarma
Asiento del conductor con regulación eléctrica y lumbar manual
Asientos del pasajero con regulación en altura y lumbar manual
Cámara de retroceso
Climatizador automático Climatronic con dos zonas y salidas de aire para las plazas traseras
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Control de velocidad crucero
Computadora de a bordo con pantalla a color de 3,5 pulgadas
Dirección con asistencia electromecánica
Encendido automático de luces
Espejos retrovisores exteriores calefaccionados y rebatibles eléctricamente (con función tilt down de estacionamiento para el lado del acompañante)
Freno de estacionamiento electromecánico
Iluminación ambiental interior
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Luces de bienvenida con proyección "Ateca"
Ocho parlantes
Puertos USB para las plazas traseras (2)
Respaldo trasero rebatible 60:40
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento traseros
Sistema de entrada y arranque sin llave (KESSY) con botón de encendido/apagado
Sistema multimedia con pantalla táctil de ocho pulgadas "Media System Plus" con AM/FM/CD/MP3/2USB/SD/Aux-In/Bluetooth/Seat Full Link (Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink), comandos por voz y audio streaming
Sistema Start&Stop
Tapizados en tela "Dinámica Negra"
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 44.950. Garantía: 5 años o 100.000 km.

COMERCIALIZA:
      Homero de León. Av. Gral. Rondeau 1719. Tel. 29244709. Web: www.seat.uy