Prueba: Audi Q3 Advanced 1.4 TFSI S tronic

viernes, 6 de diciembre de 2019



La segunda generación del Audi Q3 llegó a Uruguay a mediados de este año y la evaluamos en su versión Advanced.
Durante cinco días Autoblog evaluó a la variante más accesible del Audi Q3 de segunda generación. Se trata del nivel Advanced equipado con la mecánica 1.4 TFSI capaz de producir una potencia de 150 cv, asociada a una transmisión automática S tronic de seis marchas y con tracción delantera.

La historia del Audi Q3 se remonta al año 2011, pero no la voy a repasar en detalle en esta ocasión porque ya se hizo en la evaluación de esa primera generación del SUV compacto de la casa alemana (ver prueba). Llegaba importado desde la planta española de Martorell (donde también produce Seat) y se comercializó al inicio de las ventas con un 2.0 TFSI de 211 cv, tracción integral quattro y la caja automática S tronic de siete relaciones y doble embrague (ver lanzamiento). 

Luego sumó una versión con tracción delantera y un motor algo menos potente, el 1.4 TFSI de 150 cv (ver lanzamiento) sumado a una S tronic de seis relaciones y a finales del 2014, se presentó a nivel mundial una actualización estética (ver nota), que en 2015 también llegó a tierras uruguayas (ver lanzamiento) y que trajo una mejora del par, la potencia del 2.0 TFSI, mientras que la variante 1.4 TFSI sumó varios elementos de equipamiento y tuvo un reposicionamiento de precio, quedando un poco más competitiva (ver lanzamiento).


La última noticia de esa generación fue en 2017 con un ligero update de equipamientos y precios (ver lanzamiento). Por esos días también se anunciaba el final de producción en España, de cara a la segunda evolución del modelo, que pasaría a la planta de Győr, en Hungría y compartiendo la plataforma MQB-A (Modularer Querbaukasten) con los A3, Q2 y TT, así como con los Seat León y Volkswagen Golf VII, por ejemplo.

Esa segunda generación del SUV de compacto de Audi, conocido internamente bajo el código "F3", fue presentado en el Salón de París de 2018 (ver nota) y a Uruguay llegó en julio de este año en dos versiones, denominadas Advanced y Advanced Plus (ver lanzamiento) con precios entre los U$S 58.900 y U$S 62.900. En noviembre sumó el nivel S line (ver lanzamiento) a U$S 70.900, mientras que los valores de las variantes antes mencionadas, ahora pasaron a costar U$S 1.000 más. En ese mes también Autoblog pudo probar al nuevo Q3 en su versión más accesible y a continuación se transcribe el análisis.


Exterior

El nuevo Audi Q3 tiene una imagen mucho más deportiva que su predecesor. La parrilla Singleframe con diseño octogonal está dividida por ocho barras verticales. Junto con las -falsas- tomas de aire laterales, se logró un estilo similar al ya visto en los Q8 (ver lanzamiento) así como en el SUV eléctrico de la marca, el e-tron (ver nota). Las ópticas delanteras llevan faros full LED con luces diurnas, de posición, de carretera y cruce LED, y asistente de luz de carretera.

En la vista lateral se personifica el equilibrio del diseño exterior con la imagen simétrica que crean los faros delanteros y los traseros. En esta versión Advanced, las molduras con color de contraste Gris Manhattan en los pasos de rueda disimulan bastante bien que estamos ante el nivel más accesible de la gama. En la versión Advanced cuenta con llantas de aleación diseño de 5 brazos dobles de 18 pulgadas sobre neumáticos Bridgestone Alenza 001 en medida 235/55 R18.


Aunque sea un producto nuevo, visto de costado es el ángulo donde más cuesta diferenciarlo del anterior modelo, en especial porque mantiene las proporciones clásicas que hicieron del estilo del Q3, así como de todos los SUVs de Audi. Es más, se lo confunde con facilidad con el Q5, su hermano mayor por tamaño y estilo. Sigue teniendo los ⅔ de chapa sobre el ⅓ de superficies vidriadas y una predominancia de trazos rectos con pliegues (muy) filosos, algo que el Grupo Volkswagen está adoptando en todos sus productos. 

El sector trasero utiliza un recurso de diseño similar al del Q3 anterior, aunque más pulido y moderno. Dicho sea de paso, las luces aquí no son full LED, sino halógenas. El único detalle que se extraña más del primer Q3 son las dos salidas de escape bien a la vista. Ahora van reemplazadas por unos falsos escapes plásticos bastante cuestionables, que si bien pueden no gustar -a algunos seguro que sí- es una tendencia de la industria automotriz actual. Ojalá sea una moda pasajera como otras.


El Q3 ya no está más solo en su segmento, porque por debajo ahora existe el Q2 (ver prueba). Frente a aquel modelo, aunque comparten plataforma y algunas motorizaciones, son vehículos bastante diferentes en dimensiones. El Q2 mide 294 mm menos a lo largo, 55 mm a lo ancho, 77 mm a lo alto y 79 mm menos en la batalla. Sin embargo, frente al anterior Q3, un Q2 no está muy lejos: 197 mm menos a lo largo, 37 mm a lo ancho y 100 mm a lo alto. Y aunque no parezca, la distancia entre ejes del Q2 es solo 2 mm menor que la del primer Q3.

Por otra parte, esta segunda generación del Q3 frente a la anterior (medidas entre paréntesis), mide 4.485 mm de largo (+97 mm), 1.849 mm de ancho (+18 mm), 1.585 mm de alto (- 5 mm) y su distancia entre ejes es de 2.680 milímetros (+ 77 mm).


Interior

Con líneas rectas y elementos de estilo tridimensionales, el interior es una continuación del diseño exterior y, en muchos aspectos, recuerda al de los modelos de segmentos superiores de la marca, en especial a los Q8 y A6 (ver prueba). Su arquitectura sigue los patrones del nuevo concepto de manejo de los últimos Audi, con un tablero horizontal, muchos apliques en piano black, así como un instrumental digital y la consola ladeada hacia el conductor con una pantalla táctil.

En lo que no pierde algo ya conocido en Audi, es en el nivel de la calidad de sus interiores, así como tampoco la buena ergonomía de la que siempre hizo gala la marca en sus productos. Todos sus mandos al alcance de la mano así como bien a la vista. Abundan los plásticos de inyectados blandos y aquellos más rígidos se perciben sólidos y duraderos, pero no alcanzan el nivel de los encontrados en los hermanos mayores, como Q5 o Q8, quedando más a la altura de un Q2 o A3, por ejemplo.


La posición de manejo que permiten los ajustes eléctricos que tienen los asientos delanteros, es muy buena. Es un producto tan versátil como cómodo de utilizar. Si bien Audi insiste en llamar al Q3 un SUV, al volante deja la sensación de ser un hatchback pero apenas un poco más alto.

Y en lo personal, no creo que sea algo tan malo. El amplio rango de regulaciones que permite tanto la columna de dirección (en altura y profundidad) como de la butaca demuestran que es un producto para cualquier anatomía.


En lugar de un instrumental de relojes, todos los Q3 llegan a Uruguay con la pantalla que la marca denomina Audi virtual cockpit, aunque en este producto no es idéntico al que se ve en los Q5, sino que hay una pantalla similar a la que Volkswagen utiliza en los T-Cross más equipados (ver prueba).

No está mal porque es uno de los mejores tableros del mercado en términos de personalización e información. Pero cuando estamos en casi 60 mil dólares, podría tener un instrumental más a la par de sus hermanos mayores. Se trata de una pantalla de 10,25 pulgadas a color (un Q5 tiene una de 12,3 pulgadas) que simula tener agujas físicas y cuenta con mucha información para visualizar.


Al centro del habitáculo aparece el MMI Radio Plus con MMI Touch y una pantalla de 8,8 pulgadas con SD-HC/Aux-In/MP3/WMA/AAC/AM/FM/2USB/Bluetooth con audio streaming, y comandos por voz. Al igual que otros Audi, no tiene GPS, pero al tener el Audi Smartphone Interface, cuenta con la hoy indispensable compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. Su disposición es similar a la vista en los A6 o Q8, pero se echa en falta el comando físico de los MMI de Audi de antaño. Era mucho más fácil para utilizar, pero en contrapartida, menos personalizable que ahora.

Las plazas traseras del Q3 son de nuevo, un claro reflejo de donde se posiciona dentro de la gama Audi. Son (mucho) más amplias que las de un Q2, pero algo más pequeñas que las de un Q5. El espacio para adultos en los asientos laterales es bastante bueno, con lugar para las piernas y cabezas. Por lo tanto, si llevamos niños en estas plazas, el espacio será de sobra. Además los asientos permiten deslizarse hasta 130 mm para ganar espacio, así como también el respaldo se reclina un par de grados para aumentar la comodidad.


Ya si pasamos a la plaza central, el Q3 muestra uno de los puntos flacos del interior, ya que el espacio para la cabeza es algo menor, aunque no se llega a tocar el techo, y el respaldo es más duro, pero no llega a ser incómodo.

Mientras que el lugar para las piernas se ve limitado por un generoso túnel central que se justifica en las versiones con tracción quattro, mas no en aquellas que tienen tracción delantera (como el 1.4 TFSI probado). En relación al confort, hay salidas de aire para las plazas traseras, así como unos portaobjetos a los lados del asiento trasero, pero no cuenta con puertos USB para recargar dispositivos móviles.


El espacio de cargas, en tanto, cuenta con unos más que interesantes 530 litros, bastante más que otros SUVs de segmento C, e incluso que algunos hatchbacks y sedanes de segmento C. Sin ir más lejos, tiene 70 litros más que un Q3 anterior.

De no ser suficiente, son ampliables a los 675 litros con los asientos traseros en su posición más avanzada, o 1.525 litros (+160 l) rebatiendo los respaldos en proporción 40:20:40. El baúl cuenta con un piso doble y por debajo, uno de los pocos puntos criticables del Q3: el auxilio, ya que cuenta con uno de uso temporario. Es un Linglong en medida T145/85 R18.


Motor y transmisión

Aunque el Q3 cambió su plataforma y carrocería, en Uruguay al menos a nivel mecánico no hubo novedades frente a su antecesor. Es un soldado del Grupo Volkswagen, conocido y utilizado por varios productos de esa firma y sus marcas. Se trata del 1.4 TFSI, perteneciente a la familia de motorizaciones modulares de cuatro cilindros de VAG. En Europa se lo jubiló para darle paso al más moderno 1.5 TSI EVO, que cuenta con la misma potencia y torque que este 1.4, pero con sistema de desconexión selectiva de cilindros.

Se trata de un 1.395 cc de cilindrada, cuatro cilindros en línea con inyección directa e indirecta, turbocompresor de doble entrada, intercooler, cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas a la cabeza, y distribución variable de válvulas doble Audi Valvelift System. Es capaz de erogar 150 cv de potencia disponibles entre las 5.000 y 6.000 vueltas. El torque máximo de 250 Nm está presente entre las 1.500 y 3.500 rpm. Este impulsor va asociado a una caja automática secuencial S tronic de seis velocidades y con tracción delantera.


Al ser un conjunto mecánico conocido, no hay mucho que decir que ya no se haya dicho en previas pruebas. La respuesta a bajo y medio régimen (entre 1.200 y 3.500 rpm) es bastante correcta y pareja para moverse en la ciudad. Da agilidad también en ruta, mientras que recién por arriba de las 5.000 vueltas empieza a mantener un comportamiento más aplacado. El par motor es plano en casi todo el rango de utilización, teniendo como resultado una mecánica elástica y progresiva. 

Además de ser suave en su funcionamiento e ir bien insonorizado, cuando se va con los vidrios bajos se puede escuchar el silbido del turbocompresor y el sonido del motor, que es un poquito deportivo en su cantar cuando se acerca a la línea roja del tacómetro. Es como ya dije varias veces, una de las mejores mecánicas del VAG, pero también con cada año que pasa, está volviéndose una de las más veteranas. Eficiente e ideal para salir a la ruta a devorar kilómetros sin dañar al bolsillo.


Esta mecánica va acoplada a la famosa transmisión automática secuencial de doble embrague de VAG, que en Ingolstadt bautizan como S tronic. En el caso del 1.4 TFSI, cuenta con seis relaciones (no siete como en otros casos dentro de la propia marca) y su funcionamiento, como era de esperarse, es ejemplar en su funcionamiento. Aunque pasan los años, las S tronic de Audi y DSG de Volkswagen (que son la misma caja, señores de marketing) están entre las mejores cajas de doble embrague. Algunos podrían reclamarle levas al volante. No es mi caso.

Según Audi, este 1.4 TFSI entrega las siguientes prestaciones: una velocidad final de 211 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos. En materia de consumos, fábrica declara en ciudad 7,3 litros cada 100 km, en ruta 5,2 litros cada 100, mientras que en el ciclo mixto, homologa unos más que promisorios 6,0 l/100 km. Durante la prueba pude sacarle 6,9 l/100 km en ciudad, 5,4 l/100 km en ruta, y en el promedio, 6,1 litros cada 100 km. El peso en vacío es de 1.460 kg, mientras que el depósito de combustible lleva 60 litros.


Comportamiento dinámico

Si bien el Q3 es un producto nuevo, las sensaciones que deja este impulsor son imposibles de alejar a las vistas en otros productos del grupo alemán, pero en especial en comparación con el Volkswagen Tiguan Allspace en su variante 1.4 TFSI (ver contacto). No es casualidad, dado que ambos utilizan la plataforma, mecánica y transmisión. Y no es algo criticable. Todos los productos que la usan siempre se caracterizaron por ser eficientes y confortables para usar, y el nuevo Q3 no escapa a estas apreciaciones.

El esquema de suspensiones en esta versión tiende hacia la suavidad de marchas, y asistida por unos neumáticos de 18 pulgadas con perfil 55, resultan perfectos para sobrevivir al estado de nuestras calles llenas de parches y pozos. El despeje al suelo también ayuda a esto, con unos correctos 140 milímetros, aunque lo limita bastante si queremos encarar algún tramo lejos del asfalto. Los ángulos de ataque y de salida son de 19 y 16 grados respectivamente, no tan generosos. Así que ni lo intenten.


Tampoco se manifiestan sequedades de ninguno de los dos trenes, pero ante algunos cortes de la calzada serán los neumáticos los que transmitirán algunos rebotes, que de todas formas no logran generar incomodidades. A su vez, como ya sucede con otros productos que utilizan Bridgestone, al ser un caucho más duro, también presentan algunas rumorosidades ante asfaltos gastados o rugosos.

El 1.4 está bien adaptado a la vida urbana por su flexibilidad de uso. En los semáforos responde bien en todas las salidas, aunque el acelerador como buen sistema electrónico y sin cables tiene una reacción algo adormecida. Está pensado para que uno haga la menor presión posible con el pie, y así ahorrar combustible. Luego de vencer el segundo recorrido del pedal, ahí el mil cuatro desata todo su potencial.


A nivel mecánico, la transmisión acompaña con relaciones cortas y que van al galope producto de la rapidez de funcionamiento del sistema S tronic. La sexta y séptima marcha sirven para darle aire al 1.4, permitiéndole ir a unos 70 km/h a 1.300 vueltas en D6, mientras que si movemos el selector al modo "S", a igual velocidad circulará en S4 a 2.150 rpm. Además la caja también cuenta con un modo manual que va indicando el cambio óptimo para tener la mejor combinación de respuesta y consumo del motor.

Si abandonamos la ciudad, esta mecánica sabe defenderse mejor de lo que aparenta, y está pensada junto a la caja S tronic para ser un combo ideal de consumo y comodidad de conducción, aunque es obvio que no estamos ante un vehículo muy veloz, sino eficiente y que cumple con su cometido. A unos 110 km/h constantes, el motor trabaja en D6 a unas 2.100 rpm, mientras que en el modo "S", pasa a S5 y el 1.4 gira a 2.600 vueltas.



Gracias a la suavidad y rapidez de la S tronic, este Q3 también puede ser bastante más ágil de lo que los números prometen. Usando la caja en D puede pasar con el kick-down de la caja de 80 a 110 km/h en unos más que respetables 5,45 segundos, ya que pasando el segundo umbral del acelerador, la transmisión pasa de 6ª a 3ª en un parpadeo, haciendo que los adelantamientos ruteros no conlleven demoras ni tampoco se condigan con las cifras de un motor, en los papeles, no parece tan enérgico.

A su vez, como ya pasa en otros modelos de la marca, viene equipado con el selector de manejo Audi drive select, que permite elegir entre cinco modos de conducción (offroad, comfort, auto, dynamic, e individual) para modificar la respuesta del acelerador, la transmisión, o variar la dureza de la dirección.



En mi caso opté todo el tiempo por la última, con el motor/caja en auto, porque la respuesta es la que más se corresponde con un motor de 150 cv. En los modos efficiency y comfort, se lo nota algo más aletargado en las reacciones al pisar a fondo el acelerador, mientras que en el dynamic es el más "ágil" para el conjunto mecánico.

Entre los cuatro (no cuento el individual acá porque es la combinación de los otros modos) se nota un cambio mínimo al usarlos, pero a la hora de los consumos, ¿hay diferencias? En las pruebas medí uno con cada modo y los resultados son estos: en dynamic y comfort 7,6 l/100 km y 7,5 l/100 km de promedio ruta/ciudad, mientras que en el efficiency y auto quedó en 6,1 l/100 km y 6,5 l/100 km respectivamente.


Equipamiento

La gama del Q3 tiene tres escalones: Advanced, Advanced Plus y S line. La primera es la evaluada y cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, bloqueo, y espejos), dirección asistida dependiente de la velocidad (Servotronic), freno de estacionamiento electromecánico con función de parada, asistente de arranque en pendientes (Audi hold assist), monitoreo de presión de neumáticos, retrovisores exteriores calefaccionados, con plegado eléctrico y función "tilt down", retrovisor interno con anti-encandilamiento automático sin marco, alarma, asientos delanteros con regulación longitudinal, altura y lumbar eléctricas para conductor, asiento del acompañante con regulación en altura manual y lumbar eléctrica, respaldo trasero plus abatible y reclinable en siete posiciones en proporción 40:20:40, asiento trasero deslizable 60:40 hasta 130 mm, inserciones decorativas en aluminio Fragment, tapizados en cuero Twin Leather cuero/mono.pur 550 en color Negro, Beige Crema o Marrón Okapi, volante en cuero multifunción plus con diseño de tres radios regulable en altura y profundidad, sensores de estacionamiento delanteros y traseros (Audi Parking system plus), cámara de retroceso, asistente de estacionamiento activo con ayuda en batería o en paralelo, climatizador automático Confort de dos zonas con salidas de aire para las plazas traseras, Audi Virtual Cockpit (pantalla de 10,25 pulgadas de alta resolución en color, y configurable), sistema de información al conductor (integrado en el Virtual Cockpit), MMI Radio Plus con MMI Touch con pantalla de 8,8 pulgadas con SD-HC/Aux-In/MP3/WMA/AAC/AM/FM/2USB/Bluetooth con audio streaming, y comandos por voz, Audi Sound System con 10 altavoces, subwoofer, y amplificador de seis canales con una potencia total de 180 watts, Audi Smartphone Interface (compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto), con manejo por el MMI o por el volante multifunción, faros delanteros full LED con luces diurnas, de posición, de carretera y cruce LED, faro antiniebla trasero, asistente de luz de carretera, sensores de luz y lluvia, llave confort (manos libres) con sistema Keyless-Go de encendido y apagado por botón, regulador y limitador de velocidad, Audi drive select con cinco modos de conducción: offroad, comfort, auto, dynamic, e individual, barras de techo longitudinales en aluminio anodizado, paquete exterior Advanced (paragolpes, embellecedores de pasarruedas y molduras laterales en pintura de contraste graneado Gris Manhattan metalizado, parrilla del radiador en Negro Titanio, laminillas en Plata Aluminio mate, marco de las entradas de aire delanteras, alerón frontal y difusor en Plata Selenita mate, horquilla en difusor en Negro Titanio, molduras de acceso con aplicaciones de Aluminio delante y protección del borde de carga en acero fino), conjunto de brillo (marco de techo y bases de ventanillas en aluminio anodizado, revestimiento exterior de pilares B y C en negro brillante), y llantas de aleación diseño de 5 brazos dobles de 18 pulgadas sobre neumáticos en medida 235/55 R18.


El nivel Advanced Plus suma o reemplaza sobre el Advanced: techo solar eléctrico y panorámico, iluminación ambiental (espejo de cortesía con luz para conductor y acompañante, iluminación de acceso en la parte inferior de las puertas delante/detrás, accionamiento interior de puertas delante/detrás, iluminación ambiente de la tela en las puertas delante/detrás, iluminación de piso delante y detrás, portabebidas delante con luz, iluminación lateral ambiente de la consola central delante y portaobjetos debajo del cuadro de mandos con iluminación).

Por último, el S line suma o reemplaza sobre el Advanced Plus: pedalera y reposapiés en acero inoxidable, inserciones decorativas en aluminio mate cepillado oscuro, tapizados en tela Pulso/cuero artificial mono.pur 550 en color Color Rojo-Soul-Gris Roca, MMI Navigation Plus con MMI Touch con pantalla de 10,1 pulgadas con SD-HC/Aux-In/MP3/WMA/AAC/AM/FM/2USB/Bluetooth con audio streaming, y comandos por voz, Audi Sound System con 10 altavoces, subwoofer, y amplificador de seis canales con una potencia total de 180 watts, Audi Smartphone Interface (compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto), con manejo por el MMI o por el volante multifunción, paquete exterior S line (paragolpes S line, embellecedores de pasarruedas y molduras laterales en pintura integral -color de la carrocería-, parrilla del radiador en negro titanio, laminillas en plata aluminio mate, marco de las entradas de aire delante en gris platino mate, blade del alerón frontal en gris platino mate, alerón frontal en pintura integral -color de la carrocería-, difusor en gris platino mate, rejilla en difusor: negro mate graneado, aplicación en molduras: gris platino mate, horquilla en difusor: gris platino mate, molduras de acceso con aplicaciones de aluminio delante, con luz, con inscripción S, protección del borde de carga en acero fino, tren de rodaje deportivo, emblema S line en los guardabarros extremos), techo solar eléctrico y panorámico, iluminación ambiental (espejo de cortesía con luz para conductor y acompañante, iluminación de acceso en la parte inferior de las puertas delante/detrás, accionamiento interior de puertas delante/detrás, iluminación ambiente de la tela en las puertas delante/detrás, iluminación de piso delante y detrás, portabebidas delante con luz, iluminación lateral ambiente de la consola central delante y portaobjetos debajo del cuadro de mandos con iluminación), y llantas de aleación diseño S line de 5 radios dobles de 19 pulgadas sobre neumáticos en medida 235/50 R19.


Seguridad

Todos los Q3 llevan de serie: airbags delanteros para conductor y acompañante, airbags laterales cabeza/tórax delanteros, airbags de cortina, frenos ABS, controles de estabilidad y tracción (ASR/ESC), bloqueo electrónico del diferencial (EDL), control selectivo de par (XDS), control de descenso en pendientes (HDC), recomendación de pausa para el conductor, anclajes i-Size y TopTether para sillas infantiles en las plazas traseras, cinco apoyacabezas, y cinco cinturones inerciales de tres puntas.

Se trata de una dotación bastante correcta, pero en otros mercados como el europeo, Audi está ofreciendo, de serie u opcional según cada región, elementos que ya deberían comenzar en nuestro mercado a popularizarse, al menos en segmentos superiores, como son el alerta de ángulo ciego (Audi side assist), de cambio de carril involuntario (Audi active lane assist), y frenado automático en ciudad con detección de peatones (Audi pre-sense front), que conforman el paquete de asistencias que la marca alemana denomina con un nombre que no deja a segundas interpretaciones: "paquete de asistencia al conductor".


A su vez la marca también ofrece de forma opcional el Audi pre-sense basic, que comprende diversos sistemas de protección preventiva de pasajeros que se activan en caso de situaciones críticas. Entre ellos: tensado de los cinturones de seguridad delanteros, activación del sistema de intermitentes de emergencia y cierre del techo corredizo (en caso de tenerlo equipado) y ventanillas. Este elemento ya es de serie en Uruguay, por ejemplo, en los A4 y Q5.

Los frenos, por su parte, van asistidos por cuatro discos, ventilados adelante y sólidos atrás, que detienen al Q3 en distancias lógicas, siempre en línea recta, y con gran poder de detención. El ESC, en tanto, se puede desconectar aunque no por completo, ofreciendo un funcionamiento que permite ciertos deslizamientos. Eso sí, al más mínimo indicio de exceso, se conecta al 100% de nuevo.


Precio, garantía y competidores

Los precios de la gama del Q3 comienza en U$S 59.900 para el nivel evaluado Advanced 1.4 TFSI S tronic. Le sigue el Advanced Plus a U$S 62.900 y cierra filas el S line por U$S 70.900. La garantía es la misma de todos los Audi: 3 años o 90.000 km. Son precios lógicos si consideramos el equipamiento disponible de todas las versiones y apenas U$S 1.000 por encima de la generación previa. Quizás la S line sí esté algo alejada del resto de las variantes, pero ya hay rivales con configuraciones similares a precios muy cercanos a esa cifra.

Yendo al Advanced evaluado, la competencia es bastante variopinta, porque sus competidores tienen más de una versión que juega en los valores del Audi Q3 más accesible. Veamos la lista: BMW X1 sDrive 20i Comfort 2.0 T DKG Steptronic (U$S 69.900), MINI Cooper S Countryman Chili 2.0 T Steptronic (U$S 62.900), Mercedes-Benz GLA 200 Urban Plus 7G-DCT (U$S 53.990) y Volvo XC40 T4 FWD Kinetic 2.0 T A/T (U$S 65.900).


Si comparamos al Q3 Advanced evaluado frente a los rivales, veremos que presenta una oferta de equipamientos similar, aunque Mercedes-Benz y Volvo sacan ventaja por ser los únicos en tener sistema de frenado autónomo de serie, elemento de seguridad que en los BMW, Audi y MINI no aparece ni entre las listas de opcionales. Los BMW y MINI, por su parte, son los más potentes de los cuatro, con 192 cv en ambos casos, seguidos por el XC40 con 190, luego por el GLA de 156 cv y por último el Audi con 150 cv.

En todos los casos son SUVs premium compactos esos que a los marketineros les gusta llamar entry level, o "entrada de gama" en criollo. En todos los casos las dotaciones de confort son muy buenas, cumpliendo bien con lo necesario y en materia mecánica son el primer escalón de una familia de productos. Sin embargo, por sus precios, también ofician como puerta de acceso de muchos usuarios de SUVs de marcas generalistas de los más caros, al mundo premium. Y eso no es un detalle menor.


Conclusión

Para muchos el Q3 es un producto que gracias al buen comportamiento dinámico, diseño, facilidad de manejo, así como también a las mecánicas y transmisiones eficientes, supo estar entre los best sellers de la marca en los últimos 10 años. Esta segunda generación llegó para redoblar esa propuesta con un modelo más tecnológico, mejor equipado y con un diseño que no revoluciona, pero que se muestra más moderno que antes y como una oferta de sustitución a los hatchbacks compactos premium.

Productos que son rivales de otras marcas, como es el caso de la dupla MINI Countryman y BMW X1 (que son lo mismo debajo del metal, vamos...), un Mercedes-Benz GLA o el recién llegado Volvo XC40 presentan conceptos de vehículos muy similares al Q3. Audi combina uno de los habitáculos más espaciosos, modulables y mejor aprovechados del segmento, con un equipamiento bastante completo para ser una versión "entry", pero con valores que no caen en el terreno jugoso de los SUVs premium de 40 mil dólares, que son los más populares. Pero tiene una lógica que esto sea así.


Por ahora el Q3 no ofrece un modelo de entrada de gama que también sea "de ataque" en términos de precio. Ni va a ofrecerlo. Porque esto no es entender cómo está compuesta la gama actual de SUVs de Audi. Antes este papel que cumplía el Q3, ahora se le encomendó al Q2. Con él la marca busca poner el pie en territorio de SUVs compactos generalistas, dejando que el Q3 sirva para lo que siempre fue diseñado: competir con otros SUVs compactos premium que no tienen en sus gamas dos modelos para salir a la cancha, sino que utilizan uno solo con dos o más motorizaciones.

Algunos pensaron que Audi iba a utilizar al Q2 de la forma en la que BMW tiene al X2, como una versión "deportiva" del X1, pero del Q3. Pero ahora, con el Q3 Sportback (ver nota), quedó claro que con ese producto es que los de Ingolstadt apuntan sus cañones hacia Múnich, en esa guerra de los SUVs con estética de fastback. Hoy me paso a comprometer a no decir más "SUV con silueta de coupé", que quede en actas.


Pedidos anti-marketing a un lado, el Q3 "no-Sportback" tiene todo para ser un ganador dentro del segmento en materia, dinámica, de prestaciones, facilidad de uso, y diseño. Tan solo falta una oferta mecánica más amplia y que se empareje con la ofrecida por la competencia. Si bien el 1.4 TFSI que me tocó en suerte es excelente, no deja de ser un SUV con una mecánica que a igualdad de valores, queda por debajo en potencia de la competencia más directa. Amén de cargar con el hecho de ser bastante similar a un Tiguan Allspace 1.4 TSI pero a 60 mil dólares y sin tres filas de asientos.

El mercado en el que se movía el primer Q3 allá por 2012, dista mucho del que tenemos por estos días en Uruguay, y no hablo en términos de ventas, sino de opciones disponibles. Hoy la oferta de SUVs compactos premium está repleta de productos y la de generalistas, aún más e incluso mejor surtida. Audi siempre tuvo a uno de los referentes del segmento con este producto y con esta segunda generación sigue manteniendo ese estandarte, no lo duden. Pero al tener una oferta más competitiva y un producto como el Q2 jugando en una franja del mercado en donde con su mano no puede llegar, su tarea estará siendo bastante más compleja que antes.


A favor
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Capacidad del baúl
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos reducidos
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equilibrio de suspensiones
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad para cuatro adultos
  • Modularidad interior
  • Posición de manejo
  • Prestaciones
En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Neumático de auxilio temporario
  • Plaza trasera central justa para adultos
  • Sin asistencias a la seguridad disponibles
  • Opción mecánica reducida a una variante






FICHA TÉCNICA:


MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.395
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10:1
Diámetro x carrera (mm): 74,5 x 80,0
Inyección: directa con turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 150/5.000-6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 250/1.500-3.500
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial S tronic de doble embrague con seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia electro-mecánica variable Servotronic
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros:de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: McPherson con brazos triangulares transversales inferiores, chasis auxiliar de aluminio y estabilizador tubular transversal
Trasera: independiente 4-link de cuatro brazos con disposición separada del muelle y del amortiguador, chasis auxiliar, y estabilizador tubular transversal
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 235/55 R18
Rueda auxiliar: T145/85 R18
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 211
Aceleración 0/100 km/h (s) 10,3
Consumo (l/100km) Urbano: 7,3 - Carretera: 5,2 - Mixto: 6,0
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 530/675/1.525
Peso en vacío (kg) 1.460
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.485
Ancho total (mm) 1.849
Alto total (mm) 1.585
Distancia entre ejes (mm) 2.680
Capacidad del tanque de combustible (l) 60
Despeje al suelo (mm): 140
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 19 - Ángulo ventral: N/D - Ángulo de salida: 16

Galería: Audi Q3 Advanced 1.4 TFSI S tronic | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.

Prueba Audi Q3 Advanced 1.4 TFSI S tronic

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Asistente de luz de carretera
Barras de techo longitudinales en aluminio anodizado
Faro antiniebla trasero
Faros delanteros full LED con luces diurnas, de posición, de carretera y cruce LED
Lavafaros
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Paquete exterior Advanced (paragolpes, embellecedores de pasarruedas y molduras laterales en pintura de contraste graneado Gris Manhattan metalizado, parrilla del radiador en Negro Titanio, laminillas en Plata Aluminio mate, marco de las entradas de aire delanteras, alerón frontal y difusor en Plata Selenita mate, horquilla en difusor en Negro Titanio, molduras de acceso con aplicaciones de Aluminio delante y protección del borde de carga en acero fino), conjunto de brillo (marco de techo y bases de ventanillas en aluminio anodizado, revestimiento exterior de pilares B y C en negro brillante)
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Anclajes i-Size y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (Audi hold assist)
Bloqueo electrónico del diferencial (EDL)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de estabilidad (ESC)
Control electrónico de tracción (ASR)
Control de descenso en pendientes (HDC)
Control selectivo de par (XDS)
Frenos ABS
Indicador de presión de neumáticos
Recomendación de pausa para el conductor
CONFORT
Alarma
Asientos delanteros con regulación longitudinal, altura y lumbar eléctricas para conductor
Asiento del acompañante con regulación en altura manual y lumbar eléctrica
Asiento trasero deslizable 60:40 hasta 130 mm
Audi drive select con cinco modos de conducción: offroad, comfort, auto, dynamic, e individual
Audi Smartphone Interface (compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto), con manejo por el MMI o por el volante multifunción
Audi Virtual Cockpit (pantalla de 10,25 pulgadas de alta resolución en color, y configurable), sistema de información al conductor (integrado en el Virtual Cockpit)
Asistente de estacionamiento activo con ayuda en batería o en paralelo
Cámara de retroceso
Climatizador automático Confort de dos zonas con salidas de aire para las plazas traseras
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Computadora de a bordo
Dirección asistida dependiente de la velocidad (Servotronic)
Encendido automático de luces
Espejo interior con anti-encandilamiento automático sin marco
Freno de estacionamiento electrónico con función de parada
Inserciones decorativas en aluminio Fragment
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Llave confort (manos libres) con sistema Keyless-Go de encendido y apagado por botón
MMI Radio Plus con MMI Touch con pantalla de 8,8 pulgadas con SD-HC/Aux-In/MP3/WMA/AAC/AM/FM/2USB/Bluetooth con audio streaming, y comandos por voz
Regulador y limitador de velocidad
Respaldo trasero plus abatible y reclinable en siete posiciones en proporción 40:20:40
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros (Audi Parking system plus)
Sistema de audio Audi Sound System con 10 altavoces, subwoofer, y amplificador de seis canales con una potencia total de 180 watts
Retrovisores exteriores calefaccionados y con plegado eléctrico
Tapizados en cuero Twin Leather cuero/mono.pur 550 en color Negro
Volante deportivo en cuero multifunción plus con diseño de tres radios, regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 59.900. Garantía: 3 años o 90.000 km

COMERCIALIZA:
    Julio César Lestido S.A. María L. Saldún de Rodriguez 2175. Tel 26004006. Web: www.audi.com.uy