Contacto: Renault Grand Captur Intens 1.6 CVT

lunes, 19 de agosto de 2019



Probamos a la última novedad de Renault en el mercado local, el Grand Captur Intens 1.6 CVT.
Hace algunas semanas atrás Renault Uruguay comenzó a comercializar al cambio de "año-modelo" de la gama Grand Captur. Incorporó mejoras equipamiento, pero la novedad más importante fue la aparición de la variante Intens 1.6 CVT con un impulsor de 115 cv de potencia. Y salimos a probarlo.

Grand Captur (ver lanzamiento) es un nombre que solo se pronuncia en Uruguay. Esa es la forma en la que se denomina a este SUV producido en la planta brasileña de São José dos Pinhais‎, en ‎Paraná cuya base es otro producto de Renault bastante conocido por todos, el Duster (ver lanzamiento), algo que también sucede en Rusia, donde le llaman "Kaptur". En Brasil o Argentina, por ejemplo, se lo llama "Captur" a secas y la explicación es muy simple. 

Para Europa, en tanto, desde el año 2016 la marca del rombo comercializa al Captur producido en Valladolid, España (ver lanzamiento) con una propuesta de crossover urbano derivada de la plataforma del Clio IV (ver lanzamiento). Al no haberse vendido en estos dos mercados vecinos, era lógico que ellos lo llamarían Captur y no Grand Captur como lo conocemos por estos lares.


Pero todo eso que comento es algo que ya fue contado en el test del primer Grand Captur que pasó por las manos (inquietas) de Autoblog allá por enero del 2018 (ver prueba) en la versión más accesible de la gama, la Zen 2.0 M/T. Pasado ya un año y ocho meses, este producto volvió a tener novedades con el cambio de modelo MY2019 (ver lanzamiento) presentado hace algunas semanas atrás. Las novedades vienen de la mano de algunas mejoras en términos de equipamientos de serie. 

Ahora incluyen Apple CarPlay y Android Auto y tapizados en cuero completo (en la versión Intens), además de tomas de 12V en plazas trasera, indicador de temperatura de motor, sistema de faros "follow me home" y espejos exteriores rebatibles eléctricamente (Zen e Intens). Pero la novedad más importante es la incorporación de la nueva versión Intens 1.6 CVT, que incorpora la mecánica 1.6 SCe (de origen Nissan) con 115 cv de potencia y asociado a una transmisión automática continuamente variable X-Tronic. Esta nueva versión tomará el lugar en la gama del Intens 2.0 A/T una vez que se agote el stock actual. Con esta excusa, es que volvimos a probar al Grand Captur, ahora con este nuevo motor.


Exterior

Ni el ojo más entrenado podría distinguir a un Grand Captur Intens 1.6 CVT si se lo cruza en la calle. Es que desde su lanzamiento a finales de 2017, el modelo no ha cambiado en nada en términos estéticos. Así que como dice ese bendito lugar común de "equipo que gana, no se toca", Renault decidió dejar todo como estaba. Pese a que en Europa ya existe una segunda generación del Captur (ver nota), el que se sigue (y seguirá) produciéndose en el Mercosur mantiene su atractivo original en términos de estilo.

Al igual que siempre, hay un elemento diferencial entre los Zen e Intens, que es la posibilidad de elegir una carrocería a dos tonos en el más equipado, como el evaluado. El tope de gama tiene todas estas combinaciones de techo y carrocería: Marfil/Negro Nacré; Naranja Ocre/Marfil; Rojo Fuego/Negro Nacré (como el evaluado); Gris Acero/Negro Nacré; Gris Estrella/Negro Nacré; y Negro Nacré/Marfil.


La otra forma de separar un Zen de un Intens es por las llantas de aleación, que en ambos son de de 17 pulgadas con neumáticos Continental ContiCrossContact LX 2 en medida 215/60 R17, pero que en el tope de gama usa el mismo diseño de llantas del más accesible, pero con tratamiento diamantado. Incluso son de la misma marca y modelo que en el Zen 2.0 M/T que manejé a finales de 2017.

No hubo cambios en términos de cotas, como era de esperar. Sigue midiendo 4.330 metros de largo, 1.810 mm de ancho, 1.610 mm de alto y cuenta con una distancia entre ejes de 2.670 milímetros. Como dije más arriba, al usar la plataforma del Duster y no del Clio IV, este Captur Mercosur es más grande que la primera generación europea: tiene 208 mm más de largo, 22 mm más de ancho, 44 más de alto y una distancia entre ejes 64 mm mayor.


Interior

Salvando el detalle de un selector de cambios que ahora reza en su base "X-Tronic", acá tampoco nadie podría diferenciar un Intens 2.0 A/T de este 1.6 CVT con tanta facilidad. En este nivel Intense 1.6 CVT el sistema multimedia MediaNav aunque mantuvo el navegador integrado, lo complementa ahora con la compatibilidad para smarpthones tanto para aquellos que funcionen con Android como iOS (Apple). Hubiera sido lógico que esta mejora se trasladara a toda la gama y no solo al más equipado.

Por el resto, el Grand Captur mantiene sus puntos positivos y negativos de siempre. Comenzando por los primeros está la la posición de manejo, con unas butacas muy cómodas, pero que como pasa en todos los productos rivales, en este Renault el asiento queda alto incluso en la posición más baja. Y pese a que el volante regula solo en altura (y con poco recorrido) se logra viajar bien incluso en trayectos largos. Un detalle es que con la incorporación de los tapizados en cuero (ecológico), se perdió algo de la comodidad de las butacas que remarqué en el test de la versión Zen, que tiene tapizados en tela.


Algo que sí se mantuvo en los Grand Captur más allá de las nuevas butacas y los tapizados pseudo-vacunos, es el espacio para los ocupantes posteriores, en donde hay buen espacio a lo largo, pero también a lo alto y ancho. En la plaza central encontramos un espacio habitable incluso en un viaje de media distancia. El respaldo es apenas más duro que el de las laterales pero el espacio a lo alto es bastante bueno. 

Lo que es algo mejorable es el espacio para las piernas, producto de un falso túnel de transmisión. La capacidad de carga es otra de las ventajas que tiene, ofreciendo 437 litros (de los más amplios del segmento). En caso de precisar más volumen, permite rebatir los respaldos traseros en proporción 60:40 hasta los 1.200 litros de capacidad.


Los puntos mejorables del modelo, en términos de interiores están dados por la calidad de materiales y terminaciones, algo que ya es un mal endémico de todos los Renault producidos en el Mercosur, en donde los plásticos son todos rígidos y rugosos, bastante malos al tacto. Casi todas las piezas merecerían un poco más de refinamiento, como los mandos del climatizador automático. También hay muchas rebabas filosas en algunos encastres de las contrapuertas. 

Lo otro que va en la lista de los debes, es respecto al neumático de auxilio, porque Renault decidió conservar la misma ubicación respecto al Duster, manteniéndolo en una jaula colocada por fuera del habitáculo, en lugar de recurrir a un espacio específico adentro del baúl que es lo más práctico, seguro e higiénico. Además, el neumático no es de la misma marca y medida que las cuatro titulares, es decir, un Bridgestone Dueler 215/65 R16 con una llanta de acero estampado.


Motor y transmisión

Si hasta acá venías leyendo aburrido de casi ver lo mismo que escribí hace 20 meses atrás, no te preocupes que ahora eso va a cambiar. Porque el Grand Captur pasó de tener un motor solo, el veterano y archirecontra probado F4R de Renault, un 2.0 atmosférico con 143 cv de potencia, a ahora tener dos mecánicas. El tema es que también estamos ante un impulsor que es nuevo para el modelo, pero conocido para todos.

Aunque Renault se empeñe en llamarlo H4M bajo su código interno o 1.6 SCe a nivel comercial, su partida de nacimiento dice que es el HRDE16 de Nissan, es decir, (casi) el mismo que llevan los March (ver prueba) o Versa (ver prueba), pero idéntico al que usan los Note (ver prueba) y Kicks (ver prueba), además de la última evolución del Kangoo Express (ver lanzamiento).


La diferencia entre esos modelos es que el que tiene este Grand Captur así como los Note, Kicks y Kangoo es que cuenta con distribución variable, así como nuevos ductos de colector y admisión. A su vez, en las camisas de los cilindros cuenta con un tratamiento llamado "mirror coating" para reducir la fricción entre las piezas, reducir el desgaste y las vibraciones del conjunto mecánico.

Tiene 1.598 cc de cilindrada, doble árbol de levas a la cabeza, inyección multipunto, distribución por cadena, 16 válvulas y una potencia de 118 cv a las 5.500 rpm, con un torque máximo de 152 Nm a las 4.000 vueltas. La única transmisión disponible es una automática X-Tronic CVT continuamente variable con seis marchas virtuales, y una de las novedades del Grand Captur para el MY2019. Toma la posta de la automática con convertidor de par y cuatro marchas del nivel Intens, aunque en el Zen 2.0 se seguirá ofreciendo, también junto a una manual de sexta.


Como pasa en los otros Nissan que lo montan, en líneas generales un propulsor correcto (solo eso) y progresivo, sin mucha agilidad en el bajo régimen (menos de 2.000 vueltas), pero bastante más enérgico en la zona media y alta del tacómetro (3.500-4.500 rpm). Además es un impulsor silencioso tanto en ralentí como por debajo de las 5.000 vueltas, ya que cuenta con un buen trabajo de insonorización al habitáculo. Pero una vez que la capacidad de pasajeros se completa, el impulsor ya no presenta la misma agilidad que en el tránsito urbano, y ante adelantamientos o recuperaciones de velocidad, como verán más adelante en el apartado dinámico.

Este Grand Captur Intens 1.6 CVT se vale de una caja de variador continuo, pero así como pasa en el Sentra (ver contacto) lleva una función que simula el cambio de marchas (y que en Nissan se llama D-StepLogic), para evitar el efecto conocido de las CVT: al acelerar a fondo, el tacómetro no se clava en el régimen más elevado, sino que va variando hasta que se alcanza la velocidad deseada, igual que en una caja con convertidor de par tradicional y en el caso de este SUV, simulando hasta seis marchas virtuales. Aunque no tiene levas en el volante (ni tampoco las precisa, hay que decirlo), se las puede pasar desde el selector en el modo "M" (por "manual").


Al igual que en el 2.0, el Grand Captur 1.6 CVT cuenta con un modo denominado Eco, que modifica la gestión en la entrega del par, el acelerador requiere más presión del pie derecho para tener una respuesta contundente, y el aire acondicionado optimiza su funcionamiento. Todo esto, según Renault, está pensado para ahorrar hasta un 10% de combustible. Pero la realidad es que a cambio nos entregará un impulsor algo más aletargado en sus reacciones. Por eso lo recomiendo siempre en modo "off".

Fábrica declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 14,5 segundos y una velocidad final de 169 km/h, es decir, números bastante modestos por decirlo de forma elegante. No existen cifras de consumos oficiales, pero durante la evaluación logré registrar las siguientes cifras: en ciudad unos 7,3 l/100 km, mientras que en ruta y en el ciclo mixto, los valores fueron 5,7 y 7,0 litros cada 100 kilómetros respectivamente. En comparación con el 2.0 manual, este 1.6 CVT gastó mucho menos: -2,7 litros/100 km en ciudad, -2,1 en ruta y -1,9 l/100 km en el combinado. Una diferencia notoria y el único factor en el que el 1.6 supera a aquel impulsor. El depósito de combustible, por su parte, carga 50 litros, mientras que el peso en orden de marcha está en los 1.286 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Como dije antes en este informe, entre los Grand Captur y este Intens 1.6 CVT no hay diferencias en términos de habitabilidad, calidades o dimensiones. Y a nivel dinámico, tampoco hay nada que ya no se conozca. Su comportamiento y chasis priorizan esto último con un foco puesto en el uso de ciudad, valiéndose de un esquema que en general se percibe blando y bien resuelto para soportar pozos o empedrados demostrando una gran solidez ante los maltratos de nuestras calles y rutas tercermundistas. 

Los 212 mm de despeje al suelo lo hacen inmune a pozos, lomos de burro, empedrados y otros obstáculos urbanos que conviven con nosotros a diario. No se lo percibe saltarín ni tampoco aparecen sequedades de los ejes ante esas circunstancias, pese a tener unos neumáticos de 17 pulgadas que a priori podrían suponer que transmiten más incomodidades al habitáculo. No es el caso. Es decir, el Grand Captur sigue manteniendo sus virtudes de confort que siempre tuvo, sigamos a la novedad entonces.


Voy a empezar con la mala noticia: el matrimonio entre el Grand Captur, la mecánica H4M y la caja CVT no es de los más felices del segmento. Tiene un rendimiento que no está a la par de la carrocería que mueve, y solo se muestra un poco más enérgico si lo obligamos a ir arriba de las 2.500 rpm, donde se lo percibe un poco más ágil, aunque similar a algunos rivales de iguales potencias y peso.

Esa "tranquilidad" de uso se ve aumentada por una transmisión muy lineal y que se nota muy suave en su accionar, siendo el punto más destacado del conjunto mecánico en general. Tal es así que a unos 70 km/h, el mil seis gira a apenas 1.500 rpm en D5 (5ª a 2.400 rpm en el 2.0 M/T). La insonorización en ciudad es destacada como ya mencioné más arriba, mientras que la dirección -hidráulica-, por su parte, no es tan liviana a bajas velocidades como una eléctrica, pero se agradece que sea más firme y precisa una vez que queremos salir a la ruta.


Al salir a la ruta, en tanto, el 1.6 juega un papel muy justo. Las recuperaciones tienen valores que tienden a ser flojos. Por ejemplo, para pasar de 80 a 110 km/h, la caja automática se asiste del kick-down para bajar de "marchas", registrando unos largos 9,04 segundos para lograr esa ganancia, en condiciones ideales (baúl vacío y solo el conductor). Y aunque se podría culpar (en parte) a las relaciones de la transmisión automática por tener una respuesta modesta y lenta, en realidad la responsable es la mecánica con su falta de energía en el régimen medio y bajo la que invita a realizar un viaje sereno y relajado.

Otro de los inconvenientes del conjunto mecánico es el tiempo que demora la CVT entre que pisamos el acelerador y que reaccione. Tal vez una caja con convertidor de par convencional haría el trabajo un poco mejor en este sentido. Las CVT son como los adolescentes: en general no son malos. Solo se vuelven perezosos y gritones cuando les pedimos cosas con urgencia. Volviendo a la ruta y cómo viaja en este ámbito para cerrar este apartado, el Grand Captur a 110 km/h el motor trabaja a unas 1.750 vueltas en D6 (2.800 rpm en 5ª para el 2.0 M/T).


Equipamiento

El Grand Captur se ofrece en dos versiones, Zen e Intens. La primera cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), faro antiniebla trasero, aire acondicionado manual, asiento del conductor regulable en altura, respaldos traseros rebatibles 60:40, botón de encendido/apagado "Keyless Start", volante multifunción en cuero regulable en altura, tapizados en tela, espejos exteriores color negro brillante, espejos retrovisores plegables eléctricamente, luces dirunas LED, computadora de a bordo, control de velocidad crucero y limitador de velocidad, dirección hidráulica, espejos retrovisores exteriores rebatibles eléctricamente, indicador de cambio de marcha (GSI), sensores de estacionamiento traseros, tarjeta llave "Smart Card" con arranque y cierre de puertas con manos libres, interfase de cristales y encendido de luces remoto, sistema multimedia MediaNav con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/USB/Aux-In/iPod/Bluetooth/GPS, audio streaming, sistemas Eco Coaching y Eco Scoring, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección, sistema Eco-Mode, y llantas de aleación de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 215/60 R17.

El Intens evaluado, en tanto, suma o reemplaza sobre el Zen: climatizador automático de una zona, apoyabrazos delantero del lado del conductor, cámara de retroceso, tapizados en cuero, carrocería bi-tono (Marfil/Negro Nacré; Naranja Ocre/Marfil; Rojo Fuego/Negro Nacré; Gris Acero/Negro Nacré; Gris Estrella/Negro Nacré; y Negro Nacré/Marfil), espejos exteriores en el color del techo, sistema multimedia MediaNav Evolution con AM/FM/USB/iPod/GPS/Bluetooth/Aux-In/Android Auto/Apple CarPlay, sistemas Eco Coaching y Eco Monitoring, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección, sensores de lluvia y luces, faros antiniebla delanteros (con función de luz de curva) y trasero, y llantas de aleación diamantadas negras de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 215/60 R17. Se trata de una dotación más que correcta aunque cuenta con algunos faltantes menores como un volante regulable en profundidad, por citar al más notorio. Luego se le podrían pedir: climatizador de dos zonas, techo solar, espejo interno con anti-encandilamiento automático o salidas de aire acondicionado para las plazas posteriores.


Seguridad

La dotación en este aspecto es igual para toda la gama sin importar la versión que se elija. Trae de serie: cuatro airbags (frontales delanteros y laterales cabeza/tórax), frenos ABS con distribución electrónica de frenado (EBD) y asistencia al frenado de urgencia (AFU), asistencia al arranque en pendientes (HSA), controles de estabilidad (ESP) y tracción (ASR), encendido automático de balizas (EAB), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, alarma, cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntas y alarma. Sólo se le podrían reclamar los airbags de cortina, más en esta variante tope de gama y en un segmento donde la gran mayoría de sus rivales están ofreciendo los seis airbags de serie.

Para completar el apartado de seguridad, el Grand Captur fue evaluado por Latin NCAP en 2017 con unos resultados bastante alentadores. Consiguió cuatro estrellas para la protección de adultos y tres en la de niños. En su informe se destaca que la protección ofrecida a la cabeza y el cuello del conductor y pasajero fue buena. El pecho del conductor recibió protección marginal y buena para el pecho del del pasajero. Ambas rodillas tanto del conductor como del pasajero recibieron buena protección sin ser alcanzadas por estructuras peligrosas.


Las tibias del conductor recibieron protección adecuada y las tibias del pasajero recibieron buena protección. La zona del área de los pies fue considerada como estable y tuvo insignificante deformación. La estructura del habitáculo fue considerada como estable.  En el impacto lateral, en tanto, el airbag lateral de la cabeza-tórax ofreció protección buena para la cabeza, abdomen y pelvis y ofreció protección adecuada para el tórax.

Pasando a la protección para pasajeros infantiles, el Sistema de Retención Infantil (SRI) del niño de 3 años fue incapaz de evitar movimientos hacia adelante durante el impacto frontal apenas más allá del límite permitido. El dummy de 18 meses Q1.5 fue instalado mirando hacia atrás utilizando los cinturones de seguridad y su protección fue buena en el impacto frontal. Impacto lateral: Los dos dummies de niños fueron bien protegidos en el impacto lateral. La mayoría de los SRI evaluados pasaron la instalación. La señalización y las instrucciones en el vehículo en relación al uso del SRI y de los anclajes ISOFIX eran claros y precisos, el switch para desactivar el airbag del pasajero tiene instrucciones claras y apropiadas. Captur ofrece cinturones de tres puntas en todas las plazas como estándar y todos cumplen los estándares internacionales.


Precio, garantía y competidores

La versión probada, como decía al comienzo de esta nota, es la Intens 1.6 CVT, que se comercializa a U$S 30.990. El resto de la gama se conforma con los Zen 2.0 M/T (U$S 26.490), y el Zen 2.0 A/T (U$S 28.990). La garantía también es muy buena, con 3 años o 100.000 kilómetros, algo que ya es extensivo a toda la gama Renault y que ahora puede ampliarse a 5 años o 120.000 km a un costo extra de U$S 490 o U$S 340 si optan por 4 años o 120.000 km.

Son valores normales para el producto y el segmento donde participa este SUV. A su vez, se despegan de los números de su hermano más espartano, el Duster, así que tampoco se da un caso de canibalización entre ambos modelos. De todas formas entre ellos comparten algunos rivales en común y a continuación veremos cuáles son los de esta variante Intens 1.6 CVT.


Spoiler alert: son un montón. Considerando que este es el más caro de la gama y tiene caja automática, la competencia es: BYD S1 1.5 GLX-i DCT (U$S 25.490), Chery Tiggo 4 Premium 1.5T DCT (U$S 29.990), Chevrolet Tracker 1.8 LTZ FWD A/T (U$S 30.990), Citroën C4 Cactus 1.6 THP 165 Shine EAT6 (U$S 29.990), Citroën C3 Aircross 1.2 PureTech 110 S&S EAT6 Feel (U$S 29.490), FAW R7 1.6 Luxury Hi Tech A/T (U$S 27.990), Ford EcoSport 1.5 Titanium A/T (U$S 31.990), Haval H2 Dignity 1.5 T A/T (U$S 32.990), Hyundai Creta 1.6 Premium A/T (U$S 34.990), Jeep Renegade Sport 1.8 AT6 FWD (U$S 34.500), Jeep Renegade Longitude 1.8 AT6 FWD (U$S 36.990), Nissan Kicks 1.6 Exclusive CVT (U$S 32.990), Peugeot 2008 1.6 VTi Féline EAT6 (U$S 26.990), Peugeot 2008 1.2 PureTech 110 S&S Active Pack EAT6 (U$S 33.990), Seat Arona 1.6 Style Tiptronic (U$S 31.950), Suzuki Vitara 1.4 Boosterjet Turbo GLX A/T (U$S 35.990), Volkswagen T-Cross 1.6 Comfortline Automatic (U$S 30.990), Volkswagen T-Cross 1.6 Highline Automatic (U$S 34.990), Volkswagen T-Cross 1.6 Trendline Automatic Panoramic (U$S 31.190), Volkswagen T-Cross 1.6 Comfortline Automatic Panoramic (U$S 33.490), y Volkswagen T-Cross 1.6 Comfortline Automatic Premium (U$S 33.790).

De todas formas, lo más ilógico es que ahora la gama del Grand Captur quedó compuesta con una versión menos potente y más cara que las que llevan el motor 2.0 de 143 cv como tope de gama. Es decir, aquel que compra un Intens se lleva más equipamiento pero menos motor que el que gasta U$S 2.000 menos y elige al Zen 2.0 A/T. Por otra parte, este 1.6 CVT también queda en desventaja frente a modelos que casi a igualdad de precios, cuentan con mecánicas asistidas por turboalimentación, como ser los Chery Tiggo 4, Citroën C4 Cactus o Peugeot 2008 de origen francés.


Conclusión

Si me lo permiten, una vez más voy a apelar a un concepto que esgrimí en la prueba del Volkswagen T-Cross (ver prueba) hace algunas semanas atrás y es que este segmento (al menos a nivel local) ha llegado a un límite de oferta tal, que no le permite tener un referente al que utilizar como vara para medir al resto. No hay, por ahora al menos, un SUV-B benchmark. Son todos productos muy uniformes y "correctos" que destacan solo en algunos puntos frente a su competencia, pero ninguno supera al resto por encima de todos.

El Grand Captur nunca destacó en nada por sobre la competencia, ni tampoco su antecesor local, el Captur que se importaba desde España. No es que esto sea algo negativo. El producto cumple de forma correcta con los estándares de lo que la clientela de este segmento pide: diseño, habitabilidad, confort de marcha, comodidad de uso, precios razonables y poca cosa más. Pero es algo que también hacen muchos otros SUVs chicos, a eso voy cuando digo que es un producto "de mitad de tabla". Maldita costumbre de que todo sea hiperbólico y "es el mejor de", pero son los cánones que tenemos para clasificar todo en la vida moderna y consumista, ¿no?


Ahora con la llegada del nivel Intens 1.6 CVT como nuevo tope de gama, es dar un paso atrás en términos de respuesta mecánica y potencia, pero uno adelante en relación a los consumos, que en el 2.0 F4R nunca fueron de lo mejor, sino más bien de lo contrario. Pero es también lo que los consumidores del segmento piden, consumos bajos, porque la única agilidad de uso que precisan es la urbana, no la de la ruta, que casi nunca pisan. Entonces es ahí donde esta nueva versión cobra algo de sentido.

Para aquellos que busquen impulsores más enérgicos y modernos que este 1.6 o como me gusta decirle, "el guerrero de Nissan", hoy la oferta es variada y hay excelentes ejemplos para elegir dentro de uno de los segmentos con mayor disponibilidad que existen. Hoy suena ilógico que el nivel que está por debajo de este Intens tenga más potencia pero menos equipamiento. Tendría más sentido que ahora toda la oferta del Grand Captur se pasara al H4M y jubilara al F4R, teniendo un criterio unificado y similar al que ya utilizan otros modelos de este segmento. Ahí el que terminará de inclinar el fiel de la balanza será el consumidor. Que como ya verán, reclamándole al 2.0 consumos más contenidos, logró que un motor menos potente y pero más económico, pueda ser el más caro de una gama.



A favor
  • Capacidad de baúl
  • Confort de marcha
  • Consumos reducidos
  • Diseño
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía extensible
  • Habitabilidad general
  • Seguridad estructural

En contra
  • Calidad de algunos plásticos y encastres
  • Falta de airbags de cortina
  • Recuperaciones en ruta
  • Respuesta del motor en baja
  • Neumático de auxilio externo y de diferente medida
  • Opción mecánica reducida a una variante




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.598
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,9:1
Diámetro x carrera (mm): 83,6 x 78
Inyección: indirecta multipunto secuencial con apertura variable de válvulas
Potencia máxima (cv/rpm) 115/5.500
Torque máximo (Nm/rpm) 1524.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades continuamente variable XTronic CVT
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia hidráulica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: pseudo McPherson, con triángulo inferior y barra antirrolido
Trasera: eje semirrígido con barra antirrolido
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 215/60 R17
Rueda auxiliar: 215/65 R16
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 169
Aceleración 0/100 km/h (s) 14,5
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 437/1.200
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.286
Largo total (mm) 4.330
Ancho total (mm) 1.810
Alto total (mm) 1.610
Distancia entre ejes (mm) 2.670
Capacidad del tanque de combustible (l) 50
Despeje al suelo (mm): 212
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 23 - Ángulo ventral: N/D - Ángulo de salida: 21

Galería: Renault Grand Captur Intens 1.6 CVT | Créditos: Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Renault Grand Captur Intens 1.6 CVT

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Carrocería bi-tono (Marfil/Negro Nacré; Naranja Ocre/Marfil; Rojo Fuego/Negro Nacré; Gris Acero/Negro Nacré; Gris Estrella/Negro Nacré; y Negro Nacré/Marfil)
Espejos exteriores en color del techo
Faros antiniebla delanteros (con función de luz de curva) y trasero
Llantas de aleación diamantadas de 17 pulgadas
Luces diurnas LED
SEGURIDAD
Airbags frontales delanteros
Airbags laterales delanteros de cabeza-tórax
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (HSA)
Asistencia al frenado de urgencia (AFU)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control electrónico de estabilidad (ESC)
Control electrónico de tracción (ASR)
Distribución electrónica del frenado (EBD)
Encendido automático de balizas (EAB)
Frenos ABS
CONFORT
Alarma
Apertura interna del depósito de combustible
Apoyabrazos delantero del lado del conductor
Arranque y cierre de puertas con manos libres
Asiento del conductor regulable en altura
Botón de encendido/apagado "Keyless Start"
Cámara de retroceso
Cierre centralizado con mando a distancia
Climatizador automático de una zona
Computadora de a bordo
Control de velocidad crucero y limitador de velocidad
Dirección asistida hidráulicamente
Espejos retrovisores plegables eléctricamente con luz de giro incorporada
Gear Shift Indicator (GSI)
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema de "un toque"
Respaldo trasero rebatible 60:40
Sensores de estacionamiento traseros
Sensores de lluvia y luces
Sistema multimedia MediaNav Evolution con AM/FM/USB/iPod/GPS/Bluetooth/Aux-In/Android Auto/Apple CarPlay, sistemas Eco Coaching y Eco Monitoring, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección
Tarjeta llave "Smart Card" con arranque y cierre de puertas con manos libres, global closing de cristales y encendido de luces remoto
Sistema Eco-Mode
Tapizados en cuero
Volante en cuero regulable en altura con comandos de regulador y limitador de velocidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 30.990. Garantía 3 años o 100.000 km (extensible a 5 años o 120.000 km).

COMERCIALIZA:
      Santa Rosa Motors. Cerro Largo 888. Tel. 29020519. Web: www.renault.com.uy