Contacto: Peugeot 2008 1.6 VTi Féline EAT6

miércoles, 3 de julio de 2019



Probamos una vez más al Peugeot 2008, ahora tras la actualización de la versión producida en Brasil.
Con la excusa de la ligera actualización estética que tuvo el Peugeot 2008 producido en Brasil, es que volvimos a probarlo. Evaluamos a la variante Féline con el impulsor 1.6 VTi de 115 cv y transmisión automática EAT6 de seis relaciones. La evaluación completa, a continuación.


Junto al 208, el 2008 es sin dudas, uno de los modelos de Peugeot más exitosos de la región. Primero evalué en el año 2014 al Active Pack 1.6 VTi de origen francés (ver prueba) y un poco más adelante, en 2015 fue el turno de manejar a la versión más potente producida en el Mercosur, la Griffe 1.6 THP (ver prueba) y el año pasado pasó por mis manos la actualización de la versión francesa en su versión 1.2 PureTech 110 S&S Active Pack EAT6 (ver prueba).

Sin embargo, hace algunas semanas atrás, la última noticia que llegó de parte de ese producto fue una actualización estética para la variante producida en Brasil (ver lanzamiento). Estrena un renovado frontal con un nuevo paragolpes delantero, parrilla, diseños de llantas de aleación y tapizados interiores. Proviene importado desde la planta brasileña de Porto Real, en Brasil en tres versiones, dos niveles de equipamientos, mecánicas y transmisiones.


Por si no están al tanto de cómo está compuesta la gama local del 2008, hoy se articula con dos orígenes y cinco versiones. Primero están las variantes brasileñas 1.6 VTi Féline BVM5 (U$S 24.990), 1.6 VTi Féline EAT6 (U$S 26.990), y 1.6 THP Griffe BVM6 (U$S 28.990).

Por encima de ellas, están las francesas 1.2 PureTech 110 S&S Active Pack BVM5 (U$S 31.990) y 1.2 PureTech 110 S&S Active Pack EAT6 (U$S 33.990). Autoblog tomó contacto con el nivel Féline brasileño con caja automática y a continuación se transcribirá su evaluación completa para conocer la combinación de esta transmisión con el conocido impulsor EC5 del Grupo PSA.


Exterior

Apenas con un cambio de parrilla, paragolpes delanteros y diseño de las llantas de aleación, Peugeot le dio al 2008 Mercosur algunos años más de vida en su primera generación. Con seis años a cuestas y tan solo dos desde la actualización europea presentada en el Salón de Ginebra de 2016 (ver nota), ahora todas las unidades del modelo tienen una estética similar, sin importar de qué origen sean.

Sin embargo, hay ligeras diferencias entre ambos productos. Mientras el europeo apela a una estética con cromados y apliques satinados, el producido en Brasil utiliza mucho color negro, tanto opaco como brilloso. Tanto lo utiliza a ese tono, que el importador local decidió ponerle un toque de rojo a las letras "Peugeot" de la nueva parrilla para que se noten, porque están en un piano black sobre más negro. Si me preguntaran, lo dejaría como viene de fábrica. El rouge en los labios, no le queda bueno.


En el perfil las novedades están en los retrovisores y barras de techo, que al igual que el frontal siguen la estética piano black. De nuevo todo lo que es cromado en las francesas, cuando llegó a Brasil, "se pasó al lado oscuro". También cambiaron las llantas de aleación, que son diamantadas de 16 pulgadas. Van montadas sobre neumáticos de uso mixto Goodyear Efficientgrip SUV en medida 195/50 R16.

Y no hay mucho más para decir del diseño exterior, dado que los cambios terminan ahí. Sigue luciendo actual y atractivo, aunque como dije, ya hace 6 años que existe esta generación y tal vez a finales de este año en Europa ya aparezca la segunda generación del modelo. No hay novedades en las cotas: 4.159 mm de largo, 1.739 mm de ancho, 1.583 mm de alto y tiene una distancia entre ejes de 2.542 mm. 


Interior

Acá los cambios son más complicados de encontrar. El más notorio es que ahora la central multimedia dejó de tener una perilla para el volumen y dos teclas para el menú y la fuente de audio, para contar con tres teclas táctiles bastante menos prácticas (dos para volumen y una para el menú) y ganó una entrada USB frontal, sacando la que iba en la base de la consola central.

Sigue siendo una pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/USB/Bluetooth/Aux-In/Android Auto/Apple CarPlay y audio streaming. El otro detalle diferente es que los tapizados cambiaron en su diseño y por último, el interior ganó en luminosidad gracias al techo cielo de serie. La cortinilla es eléctrica, pero no tiene sistema de "un toque" para correrla.


La posición de manejo es conocida de todo 2008. Conserva el instrumental tipo i-Cockpit y el volante de dimensiones reducidas, para el que tengo el mismo comentario de otros 2008: para los más altos no hay problemas, pero aquellos que ronden el metro setenta, verán la base del instrumental tapada por el aro del volante.

En relación a la calidad, al igual que pasa con otros Peugeot made in Mercosur, están unos cuantos escalones por debajo de los importados. Hay plásticos rígidos en abundancia y de un tacto bastante mejorable, en especial si lo comparamos con el modelo que llega desde la tierra de las mejores baguettes del planeta.


Al pasar a las plazas traseras tampoco hay novedades. El 2008 sigue cumpliendo solo con una habitabilidad solo correcta, no destacando mucho en ninguna cota. Hay buen espacio para las piernas, aunque se viaja apretado a lo alto (por tener ese gran techo panorámico que roba algunos centímetros), y a lo ancho, como buen derivado de una plataforma del segmento B.

Dos adultos de hasta 1,70 m irán bien, pero un tercero encontrará muchas limitaciones en la plaza del medio tanto para la distancia de sus piernas con los asientos delanteros así como de la cabeza al techo. En caso de tener que llevar a un tercer ocupante atrás, tampoco será de los más amplios del segmento. El piso no es plano (tiene un falso túnel central), el respaldo es algo más firme y también se llega a tocar bastante la cabeza con el techo.


El baúl mantuvo los 355 litros ampliables hasta los 1.194 l, rebatiendo el respaldo trasero de forma enteriza,  algo que ahora es de serie en todos los 2008 Mercosur. Un claro ejemplo de una empresa recortando gastos de producción y también inconcebible en un producto que cuesta más de 26 mil dólares.

Por debajo de una alfombra de calidad muy mejorable, encontramos el neumático de auxilio, que no es de la misma marca ni medida que los titulares. Mientras afuera lleva unos Goodyear Efficientgrip SUV en medida 195/60 R15, en el baúl guarda una Goodyear Eagle Sport en medida 185/60 R15. Si bien no es una "rueda-galleta", Peugeot advierte que no se pueden superar los 80 km/h con el auxiliar en uso.


Motor y transmisión

Acá tampoco vamos a encontrar novedades. El veterano y archi-probadísimo EC5 sigue dando batalla de este lado del mapa. Es un impulsor que data de las épocas de los Peugeot 306 y Citroën Xsara (deriva del TU5 JP4 que aquellos usaban), es decir, ya debería pensar en iniciar los trámites jubilatorios a estas alturas, más con la existencia de impulsores tan modernos y buenos como el EB2 DT PureTech usado por el 2008 francés, por ejemplo.

Cuenta con una cilindrada de 1.598 cc, inyección multipunto, 16 válvulas, y distribución variable (VTi). Es capaz de erogar una potencia de 115 cv a 6.000 rpm y un par máximo de 152 Nm a las 4.000 vueltas. En nuestro mercado tiene la posibilidad de ir asociado a una transmisión manual de cinco relaciones (ya podría tener una sexta...) o una automática de origen Aisin, que también es llamada EAT6 III por Peugeot y que hoy es tan ubicua en los productos de PSA como también eficiente en su funcionamiento.


Si bien la caja Aisin es muy buena, no se puede decir lo mismo del EC5. Es una mecánica con un rendimiento modesto y anacrónico en tiempos de downsizing. Responde de forma correcta en baja, y podría decirse que es suficiente para moverse en el tránsito urbano. La entrega del torque le otorga cierto grado de agilidad en la ciudad, aunque no es un impulsor enfocado al uso enérgico, más bien todo lo contrario. Su naturaleza viene siendo la misma de siempre: es un 1.6 atmosférico y de procedencia regional con todo lo bueno y malo que esa definición implica.

Tiene un comportamiento más contundente pasadas las 2.500 rpm, pero con una entrega algo quedada en el régimen medio, teniendo que obligar a la caja automática a ir a buscar el par por encima de las 3.000 vueltas. Es una mecánica bastante veterana y perimida, que siempre trabaja asistida especialmente por relaciones de caja más bien largas, que ayudan mucho a relajar al 1.6 bastante en este sentido, y como veremos más adelante, pero que a la hora de las recuperaciones en ruta, no son un punto destacado. De nuevo, hay incluso dentro de la oferta del propio 2008, mecánicas mucho mejores que esta. Está pidiendo los trámites jubilatorios con urgencia, por decirlo de una forma muy diplomática.


Ya que hablaba de la transmisión, sigue siendo muy buena, al igual que en otros productos de PSA donde se utiliza. Tiene dos modos clásicos, el "S" (de "Sport") que enfatiza las marchas cortas, mientras que el que el otro se denomina "ECO", que suaviza mucho las aceleraciones, arrancando en D2 y que está pensado para conducción en situaciones más tranquilas. Y antes de que lo pregunten, no tiene levas al volante porque esto no tiene un emblema "GTi" en el portón del baúl, ni nada por el estilo. ¿No estaban leyendo los otros párrafos?

Peugeot declara una aceleración de 0 a 100 km/h de 12,4 segundos y una velocidad final de 183 km/h. No hay cifras de consumo mixto declaradas por fábrica. En comparación con el 1.6 europeo con caja manual (cifras entre paréntesis) los registros de prueba, en tanto, obtuve 8,0 litros cada 100 km en ciudad (8,1 l/100 km), 6,5 l/100 km en ruta (6,6 l/100 km), y 7,2 l/100 km (7,9 litros cada 100) en el ciclo combinado. El depósito de combustible lleva 55 litros de capacidad y el peso en orden de marcha es de 1.212 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Salvando la mecánica y la transmisión automática, las sensaciones de manejo son casi que calcadas a la última vez que probé del 2008. Es decir, la receta dinámica muestra un seteo de suspensiones casi calcado al de su homólogo francés.

La diferencia -mínima- de despeje entre ambos, de apenas 27 mm más a favor del brasileño, no se nota, y en líneas generales este es un 2008 idéntico al evaluado hace un año atrás. Es un esquema de suspensiones respeta los patrones históricos de confort de Peugeot, es decir, ni muy blando ni muy duro. 


Presenta un comportamiento correcto para un producto de corte familiar aunque más firme que otros rivales de segmento. En las curvas el 2008 se inclina sobre el tren delantero, con reacciones francas y fáciles de corregir, aunque un control de tracción y estabilidad se echa en falta mucho.

La dirección, junto al volante de dimensiones más reducidas que uno normal, hacen de las maniobras de estacionamiento un mero chiste que se cuenta con una mano sola si queremos. A bajas velocidades es tan artificial como otras direcciones electroasistidas, con mucho giro muerto, aunque en ruta gana en firmeza y precisión, endureciéndose bastante y dando confianza. 


El 1.6 como dije en el apartado mecánico, no es de los motores más enérgicos que lleva esta plataforma PF1 y se le notan mucho los años con los que carga encima. Se manifiesta relajado en líneas generales, pudiendo viajar a 70 km/h en D6 a unas 1.600 vueltas (con la caja en S4 va a 2.700 rpm), que es un régimen relajado. Es una mecánica que no invita a una conducción enérgica ni entretenida, sino cómoda.

Y las recuperaciones de 80 a 110 km/h hablan por sí solas: le toma unos bastante justos 7,03 segundos, bajando con el kick-down de la transmisión de D6 a D3. Eso sí, la caja va más rápido que las sinapsis del motor, por lo que de generan lagunas de respuesta cuando queremos apurar las reacciones. Es una muestra clara de que la concepción mecánica presenta una contradicción: es un motor antiguo con una caja moderna. ¿Alguna vez intentaron entrar en razón con una persona más joven o veterana que ustedes? Acá pasa lo mismo, no hay consenso.


Ya que menciono el comportamiento rutero, presenta un desempeño correcto en los regímenes medio y medio-alto, pudiendo trabajar a unos 110 km/h a 2.600 vueltas en D6 (en S6 va en el mismo ritmo). En materia de insonorización y vibraciones aprueba con buena nota, aunque por el techo panorámico se filtra un poco de ruido a viento.

Pasando raya, en comparación con el 1.2 PureTech turboalimentado de 110 cv que tiene esta misma transmisión automática, aquella mecánica tiene una entrega más contundente de fuerza y unos consumos bastante mejores que este 1.6 de 115 cv, así como también presenta un matrimonio más feliz con esta caja EAT6.


Equipamiento

La versión probada es la Féline, que es la más accesible de la gama del 2008. Cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), asiento del conductor con ajuste de altura, climatizador automático bi-zona, espejos retrovisores, apliques de ventanillas y barras de techo longitudinales en color Piano Black, computadora de a bordo, luces diurnas LED, dirección asistida eléctricamente, faros antiniebla delanteros y antiniebla trasero, pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/GPS/MirrorScreen (Android Auto y Apple CarPlay), visualización de fotografías y audio streaming, seis parlantes, regulador y limitador de velocidad, respaldo trasero rebatible enterizo, apoyabrazos central delantero, sensores de estacionamiento traseros, techo solar panorámico, funciones ECO y Sport para la transmisión (solo en versión automática), indicador de cambio optimo (solo en la versión manual), encendido automático de luces, sensor de lluvia, tapizados mixtos Mi-Cuir/tela, cámara de retroceso, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, y llantas de aleación "Hydre Gris" diamantadas de 16 sobre neumáticos en medida 205/60 R16.


Es una dotación correcta para el precio. Por ejemplo, mientras trae de serie climatizador de dos vías, pantalla multimedia, regulador y limitador de velocidad, sensores de lluvia y luces, cámara de retroceso con sensores y techo panorámico. Pero por otra parte tenemos que por 26 mil dólares y monedas, el asiento trasero es enterizo, no todos los levantavidrios tienen sistema de un toque (solo el conductor), no hay llave manos libres, todas comodidades que sí tienen algunos rivales de segmento en este rango de precios o incluso por debajo.


Seguridad

Voy a ir derecho a lo más controversial de este nivel Féline: no cuenta con controles de tracción y estabilidad de serie. Mientras en los 2008 franceses es de serie, en el producido en el Mercosur, sigue siendo un elemento de seguridad que solo se ofrece en la variante Griffe, es decir, la más equipada. Ya debería haberse incorporado de serie hace rato, más cuando ya existen rivales que no hacen este tipo de "recortes".

Pasado esto, veamos lo que sí ofrece de serie: seis airbags, frenos ABS, asistente al frenado de urgencia AFU, repartidor electrónico de frenado REF, Hill Assist, cinco cinturones inerciales de tres puntas, cinco apoyacabezas, y anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles. Los frenos llevan discos ventilados en el eje delantero, y discos sólidos en el trasero. Su funcionamiento es correcto, deteniendo al 2008 en línea recta e incluso activando las balizas cuando es una detención de emergencia. El pedal puede ser algo esponjoso de más y el ABS bastante ruidoso cuando actúa, pero nada que afecte las frenadas y sus distancias.


Precio, garantía y competidores

Este nivel Féline es el más accesible de la gama 2008 y se comercializa en dos variantes para nuestro mercado, una con caja manual de cinco relaciones (U$S 24.990) y otra como la evaluada que tiene transmisión automática de sexta (U$S 26.990). Más arriba está el Griffe 1.6 THP con 163 cv de potencia y caja manual de seis relaciones (U$S 28.990).

Más lejos en precio (y también en dotación de serie, dado que hasta frenado autónomo ofrecen) están los 2008 europeos en configuración Active Pack a U$S 31.990 y U$S 33.990, con caja manual o automática respectivamente y el motor 1.2 PureTech 110. La garantía, en todos los casos, es de 2 años o 50.000 km, extensible a 5 años o 100.000 kilómetros por U$S 650 + IVA.


Esta versión probada entra en el medio del segmento donde participa, con una transmisión automática Peugeot se mete a precios bastante competitivos con la versión producida en Brasil, que incluso tras la renovación se puso a valores más agresivos y accesibles que antes. Es también uno de los pocos productos que ofrece la versión con caja automática por debajo de los 28 mil dólares, aunque hay que ser justo, también existe un 2008 con esas características por encima de los 30 mil.

La competencia directa de este nivel 1.6 VTi Féline EAT6 (considerando que no es la tope de gama, sino todo lo contrario) es la siguiente: Changan CS15 1.5 M/T Luxury Extra Full DCT (U$S 22.990), Chery Tiggo 4 Luxury 2.0 CVT (U$S 26.990), Chevrolet Tracker 1.8 LTZ FWD A/T (U$S 30.990), Citroën C4 Cactus 1.6 VTi 115 Feel Pack EAT6 (U$S 26.290), FAW R7 1.6 Luxury Hi Tech A/T (U$S 27.990), Fiat 500X Cross 1.4 T AT6 4x2 (U$S 23.990), Ford EcoSport 1.5 SE A/T (U$S 27.990), Haval H2 Elite 1.5 T A/T (U$S 27.990), Nissan Kicks 1.6 Advance CVT (U$S 29.990), Renault Grand Captur Zen 2.0 A/T (U$S 28.990), y Seat Arona 1.6 Style Tiptronic (U$S 31.950).



Conclusión

Siendo el cuarto 2008 que me toca probar, no hay mucho que ya no se haya dicho en ocasiones previas de evaluación. Hoy es uno de los modelos más exitosos de la casa francesa y con el correr de los años ha sabido ganarse su lugar dentro del segmento de los SUVs chicos, pese a que durante muchos años la firma lo llamaba crossover y ahora pasó a ser un sport utility por tener apenas un cambio de frontal.

Con la segunda generación del modelo a la vuelta de la esquina en el viejo continente, y con su llegada confirmada a Uruguay en 2020 (ver nota), el 2008 regional se puso al día con una estética más acompasada a los cánones de la marca a nivel global, pero ya tiene unos cuantos años en las espaldas. Aunque no lo parezca, ya hace cinco años que existe esta versión. Un montón. Pero su diseño, a diferencia de otros rivales, no dejó que envejeciera tan rápido. Lo mismo pasó con su hermano, el 208. Pero esto se termina cuando vemos a las segundas generaciones de ambos. Peugeot despegó mucho a un modelo nuevo del que reemplaza.



Esta actualización no era necesaria, pero sí es bienvenida porque luce bien. El producto es ahora más parecido al europeo (de primera generación, respecto al nuevo-nuevo, ya quedó viejo) en términos de estilo, aunque en relación a sus equipamientos no podrían estar más en las antípodas. Uno llega a ofrecer hasta frenado autónomo en ciudad, una calidad de materiales superior, mecánicas modernas y turboalimentadas más eficientes, pero conservando el confort de marcha que siempre tuvo el modelo. Eso sí, a precios bastante altos.

El regional, por su parte, cumple con una dotación correcta en términos de confort, motorizaciones conocidas y probadas, pero también demasiado anticuadas y poco eficientes, un diseño que sigue vigente y un equipamiento de seguridad que está bien, aunque ya podría ser un poco mejor. Eso sí, el precio es más competitivo que el de su homólogo galo. El 2008 es la prueba viviente de que por más que por fuera dos productos se parezcan, no siempre son lo mismo, ni tampoco quienes los consumen. Un usuario europeo exige un frenado autónomo, mecánicas modernas y ESP de serie. El del Mercosur, en tanto, una pantalla táctil, un motor más longevo que Matusalén y techo panorámico. Y los fabricantes no tienen otra que responder a esos pedidos. Ojalá esto cambie alguna vez.


A favor
  • Confort de marcha
  • Diseño
  • Equilibrio de suspensiones
  • Equipamiento de confort y seguridad
  • Garantía extensible
  • Relación precio/equipamiento
  • Transmisión eficiente
En contra
  • Falta de controles de tracción y estabilidad
  • Freno de estacionamiento incómodo
  • Neumático de auxilio de diferente medida
  • Plaza central trasera justa a lo ancho
  • Recuperaciones en ruta
  • Respaldo trasero enterizo
  • Respuesta del motor en baja

FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.587
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,8:1
Diámetro x carrera (mm): 87,5 x 83,1
Inyección: indirecta multipunto secuencial con distribución variable VTi
Potencia máxima (cv/rpm) 115/6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 132/3.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: pseudo McPherson, con triángulos conectados a la cuna y barra estabilizadora
Trasera: eje a traviesa deformable ligado a la estructura por brazos longitudinales, y barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 195/50 R16
Rueda auxiliar: 185/60 R15
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 183
Aceleración 0/100 km/h (s) 12,4
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 355/1.194
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.212
Largo total (mm) 4.159
Ancho total (mm) 1.739
Alto total (mm) 1.583
Distancia entre ejes (mm) 2.538
Capacidad del tanque de combustible (l) 55
Despeje al suelo (mm): 200


Galería: Peugeot 2008 1.6 VTi Féline EAT6 | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Peugeot 2008 1.6 VTi Féline EAT6

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales
Faros antiniebla delanteros y trasero
Llantas de aleación diamantadas de 16 pulgadas
Luces diurnas LED
Ópticas traseras LED
Techo solar panorámico
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros, y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente al frenado de urgencia (AFU)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Frenos ABS
Repartidor electrónico de frenado (REF)
CONFORT
Asiento del conductor con regulación en altura
Cámara de retroceso
Climatizador automático bi-zona
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Computadora de a bordo
Seis parlantes
Encendido automático de luces
Espejos retrovisores externos regulables eléctricamente
Funciones ECO y Sport para la transmisión
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con función de "un toque" para conductor
Pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/MirrorScreen (Android Auto y Apple CarPlay), visualización de fotografías y audio streaming
Regulador/limitador de velocidad
Respaldo trasero rebatible enterizo
Sensores de lluvia y luz
Sensores de estacionamiento traseros
Tapizados mixtos Mi-Cuir/tela
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 26.490. Garantía: 2 años o 50.000 km (extensible a 5 años o 100.000 km por U$S 650 + IVA)

COMERCIALIZA:

AFSA-Sadar. Paraguay 1579. Tel. 29020843 Web: www.peugeot.com.uy