Prueba: Peugeot 2008 1.6 THP Griffe

viernes, 25 de septiembre de 2015



Probamos al Peugeot 2008 1.6 THP Griffe, equipado con un motor turboalimentado con 165 cv de potencia.
Casi dos años después de su lanzamiento en Uruguay, volvemos a subirnos al Peugeot 2008. En este caso para evaluar a la versión 1.6 THP Griffe de origen brasileño. Se trata del crossover chico más potente del segmento con una mecánica que eroga nada más y nada menos que 165 cv de potencia.


El Salón de París de 2012 fue el lugar elegido por Peugeot para anticipar por primera vez al nuevo crossover chico de la marca con su prototipo 2008 Concept (ver nota). Tan solo cuatro meses después, se develaba la versión definitiva, y Autoblog ya adelantaba su llegada a nuestro país (ver nota), mientras se esperaba su lanzamiento mundial en el Salón de Ginebra 2013.

En octubre de 2013 se presentó en nuestro país (ver nota) y en marzo de 2014 pudimos probarlo en su versión Active Pack 1.6 VTi con la transmisión manual y la mecánica de 120 cv de potencia, que venía importada desde Mulhouse, Francia (ver prueba).


La vida comercial del 2008 prosiguió en Uruguay con la incorporación de la versión Active 1.2 VTi, equipada con un impulsor tricilíndrico de 82 cv (ver lanzamiento) y posteriormente, con un reajuste en materia de precios a comienzos de año (ver nota).

En la región, en tanto, el 2008 tiene una vida más reciente. En el último Salón de San Pablo, realizado el año pasado, la marca francesa presentó a la versión producida en la planta de Porto Real, en Brasil (ver nota), cuya comercialización en el mercado vecino comenzó en abril de este año.


Tres meses más tarde, el 2008 Mercosur llegó a Uruguay (ver lanzamiento) con un papel doble. Ser la nueva opción tope de gama del modelo en el mercado local, y además tomar la posta del motor 1.6 VTi aspirado con una propuesta más enérgica: un 1.6 turboalimentado que produce 165 cv de potencia.

Con una unidad de este 2008 producido en Brasil, recorrimos algo más de 200 kilómetros para conocer las diferencias, ventajas, y desventajas que presenta frente a su homólogo francés, así como también como se posiciona el crossover urbano del león frente a sus rivales. La prueba completa se transcribe a continuación.

Exterior

Si le ponemos a cualquier mortal un 2008 francés y otro brasileño, uno al lado del otro, las diferencias no existen. Estéticamente son dos productos calcados hasta el más mínimo detalle de diseño. Y eso es bueno, ya que las líneas del modelo son atractivas.

De todas formas ante un ojo más entrenado, las pequeñas diferencias comienzan a aparecer entre los productos, y en todos los casos, a favor del brasileño. Por ejemplo, en comparación con el Active Pack 1.6 VTi que reemplaza este 1.6 THP Griffe probado, aparecen en el frente los sensores de estacionamiento.


Visto de costado las diferencias vuelven a desparecer. Pese a que Peugeot le llama "Eridan" a las llantas de aleación del modelo francés, e "Hydre" en el caso del brasileño, el diseño es exactamente el mismo. Son llantas de 16 pulgadas, en el caso del modelo probado montadas sobre neumáticos Goodyear EfficientGrip del tipo mixtos (Mud + Snow) en medida 205/50 R16.

Pese a que lucen idénticos, el producto brasileño tiene una ventaja bastante mayor sobre los 2008 franceses y es el despeje. Mientras el europeo hace gala de unos correctos 165 mm de distancia al suelo, en el caso del THP Griffe ese número aumenta hasta los 180 mm, más adaptados a la topografía lunar del Mercosur.


En el sector trasero es donde podemos diferenciar más el origen de un 2008. Mientras los europeos solo dicen "2008" a secas en el portón trasero, el Mercosur lleva orgulloso una pequeña placa con tres letras: "THP", abreviación de "Turbo High Pressure".

Ante la cinta métrica, el 2008 Griffe dice tener las siguientes dimensiones: 4.159 mm de largo, 1.739 mm de ancho, 1.583 mm de alto y una distancia entre ejes de 2.542 mm. Son apenas 27 mm más de alto y 4 mm más de batalla frente a los franceses.

Interior

Al igual que por fuera, Peugeot do Brasil juega con el cliente del 2008 francés para buscarle las "siete diferencias". El problema que tendrá, es que serán mucho menos que ese número, porque en realidad hay solo dos. Si bien a primera vista parece que estuviera todo igual que siempre, la versión producida en el Mercosur carece de la calidad de fabricación del modelo europeo.

Si bien las terminaciones y encastres son correctos, por ejemplo, ya no hay plásticos de inyectado blando en el tablero, recurriendo al más económico plástico rígido y satinado. Aparecen algunos detalles muy mejorables como la calidad de la alfombra del baúl, pero en líneas generales aprueba bien sin llegar a ser un punto destacado.


La posición de manejo es exactamente la misma del producto probado hace un año y monedas. La butaca está situada incluso en su posición más baja, bastante arriba. Conserva el instrumental tipo Head Up Display y el volante de dimensiones reducidas, para el que tengo el mismo comentario de la prueba de los 208: para los más altos no hay problemas, pero aquellos que ronden el metro setenta, verán la base del instrumental parcialmente tapada por el aro del volante.

El instrumental va por encima del volante y casi pegado al parabrisas con un marco en negro piano. Ofrece cuatro elementos: tacómetro, velocímetro (ambos de agujas), temperatura de agua del motor y cantidad de combustible (ambos digitales, en el francés son analógicos). En el centro va un display en donde se pueden visualizar la velocidad a la que se circula, los datos de la computadora de abordo, las indicaciones del navegador satelital, las funciones multimedia, etc.


Al llegar a la consola central nos encontramos con la conocida pantalla táctil multimedia SMEG. Tiene siete pulgadas y permite acceder de forma muy intuitiva a las funciones de: radio, telefonía Bluetooth, lectura de archivos musicales vía una conexiones auxiliares tipo Jack, USB, o por streaming de audio Bluetooth. También se pueden ver fotografías. funciones de la computadora de a bordo, iluminación del auto, controlar los sensores de lluvia o crepuscular y utilizar el práctico navegador satelital con una interfaz bastante intuitiva.

En la base de la consola encontramos al climatizador automático de dos vías, y por debajo de él, una toma de 12 V y dos entradas USB. Entre medio de ambas butacas está la tecla para correr la cortinilla del techo cielo, con una tela que deja pasar bastante la luz solar, y al lado dos elementos más, el selector del Grip Control (que explicaré más adelante), y el freno de estacionamiento, con un formato tan curioso como incómodo de usar.


Pasar a las plazas traseras, al igual que su homólogo europeo, el 2008 Mercosur cumple correctamente, no destacando mucho en ninguna cota. Hay buen espacio para las piernas, justo a lo alto, y a lo ancho, como buen derivado del segmento B, permite ir cómodos a dos adultos y un niño en el medio. A su vez, es bastante disfrutable la calidad de los tapizados en el interior de este 2008 Griffe, ya que ofrece una combinación de tela/cuerina muy agradable a la vista.

Para quienes vayan en este sector habrá apoyacabezas y cinturones inerciales por tres. ¿Recuerdan que les comenté al inicio de este apartado que había dos diferencias? Acá va la segunda: mientras los 2008 que llegan desde Francia (el 1.2 VTi sigue viniendo con ese origen) traen anclajes ISOFIX para sillas infantiles, el 2008 Griffe no cuenta con los mismos. Por el precio, pero especialmente por la concepción familiar del producto, debería traerlos de serie. 


El baúl ofrece 355 litros, ampliables hasta los 1.583 l, rebatiendo los respaldos traseros en proporción 60:40. Son cinco litros menos que el europeo, pero tiene una justificación más que válida: por debajo del baúl está el auxilio que si bien es de diferente medida a los neumáticos titulares, frente al francés tiene una medida un poco más "digna": un Goodyear Eagle Excellence 185/60 R15 versus el Continental 125/85 R16.

Motor y transmisión

Así como pasamos por un déjà vu al repasar el habitáculo y el diseño exterior del 2008, en el caso de la mecánica lo volvemos a hacer, aunque no con el 2008 europeo. ¿Por qué? Sencillo. La motorización que usa este nivel de equipamiento Griffe fue probada por Autoblog en infinidad de ocasiones, ya sea en productos de Peugeot, como de Citroën e incluso de BMW y MINI.

Se trata de uno de los impulsores 1.6 favoritos de este blog. El 2008 Mercosur lleva bajo su capot al conocido tetracilíndrico denominado EP6CDT. Cuenta con una cilindrada de 1.598 cc, inyección directa, y turbo twin-scroll de alta presión (THP). Es capaz de erogar una potencia de 165 cv a 6.000 rpm y un par máximo de 240 Nm a las 1.750 vueltas.


Qué no decir que ya no hayamos dicho de este motor. El 1.6 THP es una receta probada y que funciona. En el 2008 además, juega con un envase más compacto que permite sacarle todo el potencial a un propulsor que se destaca por su linealidad en la entrega de respuesta.

Su funcionamiento se adecua mucho mejor que el 1.6 VTi aspirado que sustituye en nuestro mercado, ya que no sufre de esa necesidad de buscar la potencia y el par en la zona alta del tacómetro. El 1.6 THP cuenta con un torque generoso (240 Nm) y disponible en prácticamente todo el rango de utilización, despertando todo su potencial ya a las 1.750 rpm.


Al contar con una caja manual de seis relaciones, la mecánica también permite desplazamientos en ruta a bajos regímenes, algo que no podía lograrse con la transmisión de cinco marchas del 1.6 VTi. Es así que este 2008 Griffe es una herramienta perfecta para aquellos que disfruten de los viajes largos y relajados.

Peugeot declara además, unas prestaciones más dignas de un deportivo modesto que de un crossover familiar para este modelo. Según fábrica, alcanza una velocidad final de 206 km/h, y una aceleración de 0-100 km/h en 8,3 segundos, todos números más que respetables.


En materia de consumos no hay cifras oficiales, aunque durante nuestra evaluación pudimos conseguir 10,2 litros cada 100 kilómetros en ciudad, 7,0 l/100 km en ruta, y 8,6 l/100 km en ciclo combinado. El depósito de combustible admite 55 litros, mientras que el peso en orden de marcha está en los 1.231 kilogramos.

Comportamiento dinámico

Si vamos a ver la receta dinámica de la rural del 2008 1.6 THP Griffe, nos encontramos con un producto con un seteo de suspensiones casi calcado al de su homólogo francés. La diferencia -mínima- de despeje entre ambos, de apenas 1,5 cm más a favor del brasileño, no se nota, y en líneas generales tenemos un producto idéntico al evaluado hace algunos años atrás.

En ciudad el esquema de suspensiones respeta los patrones históricos de confort de Peugeot, es decir, ni muy blando ni muy duro. El 1.6 THP es perfecto en este ámbito, especialmente por su agilidad mecánica. La caja también ayuda en este sentido con relaciones cortas en las primeras cuatro marchas, que saben jugar bien con los 165 cv del impulsor y sacarles lo mejor de sí.


Justamente la combinación de un motor y caja que se llevan de maravillas, hacen que el 2008 Griffe se defienda bien en el tránsito, con respuestas inmediatas cuando se las reclama, pero también con un andar bastante relajado, pudiendo circular a unos 70 km/h con la sexta conectada y el 1.6 trabajando a muy bajas vueltas, 1.500 para ser preciso. La insonorización es muy buena y el impulsor solo se oye cuando imprimimos un poco más el pie derecho en el acelerador, por encima de las 5.000 rpm.

La dirección, junto al volante de diámetro reducido hacen de las maniobras de estacionamiento un mero trámite pese a las dimensiones de la carrocería. A bajas velocidades es tan artificial como otras direcciones electroasistidas. Es tan ligera cuando está detenido, que se la puede girar enganchando un dedo. Literalmente. En ruta gana en firmeza y precisión, endureciéndose bastante.


Al salir a la ruta nos encontramos con un comportamiento correcto para un producto de corte familiar. Se lo nota bastante aplomado en las rectas veloces, mientras que en las curvas el 2008 se inclina solo un poco sobre el tren delantero, y transmitiendo reacciones francas que en caso de excederse un poco más allá de ellas, de todas formas es un chasis fácil de corregir, especialmente por contar con ESP de serie.

Se lo siente más ágil que varios SUVs derivados de plataformas de segmento B que compiten con él y que ya fueron probados por Autoblog. Es más, en este sentido se acerca más al comportamiento de un hatchback chico que de un sport utility. Un problema que sufren los 2008 sin importar su procedencia, es que ante cortes de la calzada grandes, pozos, o empedrados, el eje trasero puede manifestar algunas sequedades.


El impulsor 1.6 se siente más a gusto en la ruta, y sigue sacando buenas notas. Los adelantamientos son meros trámites, y hasta con la quinta conectada el 1.6 sigue empujando sin problemas. Lo único que puede ser mejorable al salir a la carretera es la insonorización eólica, ya que a más de 110 km/h se generan algunos ruidos a viento desde el techo panorámico y los retrovisores.

La caja de cambios es otro de los grandes aciertos de Peugeot en este sentido. Los cambios son cortos, mientras que el tacto es perfecto, haciendo que el conductor sienta cada marcha que coloca. La sexta es la más larga de las seis relaciones, y por ende en ruta le permite transitar a 110 km/h constantes, conectando el cruise control, con el impulsor trabajando a unas 2.300 vueltas, y rindiendo unos 7 litros cada 100 km.


Si tenemos que bajar del asfalto, a falta de la posibilidad de tener tracción en ambos ejes, Peugeot utiliza un control electrónico denominado Grip Control, que actúa sobre el par que recibe cada una de las dos ruedas delanteras, a través de cinco posibles modos: Standard, Snow (nieve), All-Terrain (todo-terreno), Sand (arena) o ESP Off (desconectado). Mediante un selector entre medio de las butacas, se pueden activar en cualquier momento, incluso con el vehículo en marcha.

Hay dos modos que funcionan hasta cierta velocidad. El de nieve se puede usar hasta una velocidad de 50 km/h, mientras que el modo de arena trabaja hasta los 120 km/h. Superada estas cifras, el sistema vuelve al modo "normal". Es decir, es un plus en motricidad frente a un tracción delantera convencional, pero está claramente un par de escalones detrás de un vehículo con doble tracción tradicional.


Equipamiento

El 2008 THP Griffe cuenta de serie con: pack eléctrico (levantavidrios, espejos y bloqueo), asiento del conductor con ajuste de altura, indicador de cambio optimo (GSI), climatizador automático bi-zona, faros elípticos con diodos en la parte superior, luces diurnas LED, techo cielo con ambientación interna LED, barras de techo en tono Alu Shadow, encendido automático de luces, limpiaparabrisas automático con sensor de lluvia, espejo retrovisor interno electrocrómico, computadora de a bordo, tapizados mixtos Mi-Cuir/tela, volante en cuero regulable en altura y profundidad, pedalera deportiva en aluminio, instrumental con LEDs en blanco, dirección asistida eléctricamente, espejos con plegado eléctrico, faros antiniebla delanteros con función cornering y antiniebla trasero, pantalla táctil SMEG de siete pulgadas con kit manos libres, reproducción de audio AM/FM/MP3/Aux-In/USB, visualización de fotografías y audio streaming vía Bluetooth tanto para música como para telefonía, mandos al volante, y navegación satelital GPS, seis parlantes, regulador y limitador de velocidad, sistema de tracción Grip Control (ver video demostrativo), asiento trasero rebatible 60:40, apoyabrazos central delantero, ventanillas traseras y luneta oscurecidas, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, y llantas de aleación diamantadas "Hydre" de 16 pulgadas con neumáticos 205/60 R16.


Peugeot supo llenar cada ítem posible en materia de equipamiento, aunque quedaron unos bastante sencillos como ser el espejo retrovisor con anti-encandilamiento automático o todas las ventanillas  y la cortinilla del techo solar con sistema one touch (tiene solo para el cristal del conductor). Pero viendo el extenso listado del nivel Griffe, no vamos a poner el grito en el cielo solo por esos faltantes. Aprobado 10.

Seguridad

En materia de seguridad cuenta de serie con: seis airbags, frenos con cuatro discos, asistente al frenado de urgencia, repartidor electrónico de frenado REF, asistente de arranque en pendientes, control de estabilidad, cinco cinturones inerciales de tres puntas, y cinco apoyacabezas. Es decir, una dotación bastante buena.

Peugeot do Brasil podría haber completado el puntaje perfecto en materia de seguridad si solo no hubiera eliminado los anclajes para sillas infantiles. Considerando que los 2008 1.2 provenientes desde Francia los tienen, en esta versión tope de gama producida en el Mercosur, no tiene ninguna excusa para no ofrecerlos.


Los frenos como dije al comienzo de este apartado, son de discos en las cuatro ruedas (ventilados adelante y sólidos atrás), algo bastante raro para un producto de segmento B y que desde este lugar agradecemos y aplaudimos. Su funcionamiento es satisfactorio, deteniendo al vehículo siempre en linea recta, sin vicios, y además, encendiendo las balizas ante una frenada brusca.

Tanto el control de estabilidad así como el de tracción se desconectan juntos, mediante la función "ESP Off" del sistema Grip Control. De todas formas, como asistencia extra a la seguridad, ambos vuelven a activarse automáticamente al superar los 50 km/h o bien si perdemos la adherencia por debajo de esa velocidad.


Por el momento Latin NCAP no pudo probar al 2008 producido en Brasil. De todas formas, y solo a modo de referencia, en las pruebas realizadas por el Euro NCAP, el 2008 obtuvo cinco estrellas, con 88% en protección de adultos, 77% para protección de niños (contando con anclajes ISOFIX), 72% de protección de peatones y 70% para las asistencias en seguridad (ver prueba).

Precio, garantía y competidores

Peugeot está ofreciendo al 2008 1.6 THP Griffe por un precio de U$S 33.990, con una garantía de 2 años o 50.000 kilómetros extensible hasta los 5 años o 120.000 km, por U$S 650 + IVA. Si lo ubicamos en el segmento donde participa, es una ecuación más que interesante. Buen equipamiento, más un motor turbo de 165 cv por menos de 35 mil dólares, le cerrará redondo a más de uno.

El segmento de los crossovers y SUVs del segmento B está que arde, no es noticia ninguna. Con la reciente llegada del Citroën C4 Cactus (ver lanzamiento), más el de este 2008 THP, y el ligero restyling del Renault Duster (ver lanzamiento), y la enorme rebaja de precios del Suzuki SX4 S-Cross (ver nota) la oferta disponible se agitó bastante en el último medio año.


A su vez, hay que agregarle que antes de que el 2015 baje la persiana llegarán los: Jeep Renegade (ver contacto) y Renault Captur (ver nota). Es decir, nos espera una segunda mitad del año bastante entretenida en esta parte del mercado. "Que la batalla comience", dirían en el ring.

De todas formas y como falta para eso, repasemos un poco el ambiente al que tiene que afrontarse el 2008 Griffe hoy. Los rivales de segmento que tiene son los siguientes: Citroën C4 Cactus 1.2 PureTech 110 S&S Feel (U$S 31.400) y 1.2 PureTech 110 S&S Feel Plus (U$S 32.900), Chevrolet Tracker 1.8 LTZ FWD M/T (U$S 34.990), Renault Duster 2.0 Privilège 2WD (U$S 29.490), Suzuki SX4 S-Cross 1.6 GLX M/T (U$S 36.990), y Suzuki Vitara 1.6 GLX M/T 2WD (U$S 33.990).



Conclusión

En un mercado más interesado por las rebajas de precio que por las novedades de producto, Peugeot introdujo sin muchos bombos ni platillos a este 2008 de origen Brasil a nuestro mercado. Y honestamente, se le está dando menos atención de la que merece.

Si recordarán la prueba de la versión 1.6 VTi de origen francés, en su momento se le achacaba un motor y caja que no estaban a la altura del producto, ni tampoco eran acordes a la modernidad del modelo ni del segmento. Es cierto, hacían bien su trabajo, pero eran como esos empleados que están 40 años en la misma empresa. Eficientes, pero cada vez más cerca de la jubilación.


Hoy el 2008 Griffe elimina del casillero de las contras ese problema con un conjunto mecánico que viene dándole solo satisfacciones a cada usuario que lo compra: potencia y par a granel, una caja con un tacto delicioso, buenas prestaciones y consumos relativamente contenidos en relación a las cifras que declara.

A esto hay que sumarle que el producto tiene un comportamiento dinámico bastante bueno, percibiéndose muy aplomado en ruta, cómodo en ciudad, y que desde lo práctico cumple bien con los requerimientos de una familia promedio. Buen baúl, espacio para cuatro pasajeros, un equipamiento de confort bastante completo, e incluso por un precio realmente competitivo frente a sus rivales directos.


Pero no todo es ganancia frente al 2008 francés. El Mercosur sigue hachando ítems de seguridad en algunos modelos, y en el caso de este Peugeot, le tocó en desgracia a los anclajes ISOFIX. Es una lástima que lo hayan hecho, más siendo un producto enfocado al uso familiar.

De todas formas, y pasando raya, hoy el 2008 tiene una segunda oportunidad en el mercado local con un producto que pule algunas de las contras de la versión importada de Francia y los conjuga con un precio que pondrá a sacar cuentas a más de un cliente de SUVs chicos o incluso, de hatchbacks compactos. Porque eso hacen los crossovers, buscar conquistar más segmentos cada día.



A favor
  • Conjunto motor/caja
  • Diseño
  • Equipamiento de confort y seguridad
  • Equilibrio de suspensiones
  • Garantía extensible
  • Prestaciones
  • Relación precio/potencia/equipamiento

En contra
  • Auxilio de diferente medida
  • Consumo en ciudad algo elevado
  • Freno de estacionamiento incómodo
  • Plaza central trasera justa a lo ancho
  • Sin anclajes para sillas infantiles




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.598
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 77 x 85,5
Inyección: directa multipunto con turbocompresor
Potencia máxima (cv/rpm) 165/6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 240/1.750
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independientes tipo pseudo McPherson, con brazo inferior de triángulo
Trasera: eje a traviesa deformable a ruedas no independientes con resorte helicoidal
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 205/60 R16
Rueda auxiliar: 185/65 R15
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 206
Aceleración 0/100 km/h (s) 8,3
Consumo (l/100km) Urbano: N/D  - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 355/1.194
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.231
Largo total (mm) 4.159
Ancho total (mm) 1.739
Alto total (mm) 1.583
Distancia entre ejes (mm) 2.542
Capacidad del tanque de combustible (l) 55

Galería: Peugeot 2008 1.6 THP Griffe | Créditos:  Autoblog, Diego Olivera (diegomolivera.tk).


EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras longitudinales de techo en tono Alu Shadow
Faros antiniebla delanteros con función cornering y antiniebla trasero
Llantas de aleación diamantadas "Hydre" de 16 pulgadas
Luces diurnas LED
Techo solar panorámico con ambientación interna LED
Ventanillas traseras y luneta oscurecidas
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros, y de cortinas
Apoya cabezas delanteros y traseros (5)
Asistente al frenado de urgencia (AFU)
Ayuda al arranque en pendientes (Hill Assist)
Cinturones traseros de tres puntos (3)
Control de estabilidad (ESP)
Control de tracción (ASR)
Frenos ABS
Repartidor electrónico de frenado (REF)
CONFORT
Asiento del conductor con regulación en altura
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Climatización automática de dos zonas
Computadora de a bordo
Encendido automático de luces
Espejos retrovisores externos regulables y plegables eléctricamente
Gear Shift Indicator (GSI)
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema de un toque para conductor
Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
Pantalla táctil SMEG de 9,7" con kit manos libres, reproducción de audio AM/FM/MP3/Aux-In/USB/GPS, visualización de fotografías y audio streaming vía Bluetooth tanto para música como para telefonía
Pedalera deportiva en aluminio
Regulador/limitador de velocidad
Respaldos traseros rebatibles 60:40
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Sistema de tracción Grip Control
Tapizados mixtos Mi-Cuir/tela
Volante en cuero regulable en altura y profundidad con comandos de radio y telefonía

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 33.990. Garantía: 2 años o 50.000 km (extensible a 5 años o 120.000 km por U$S 650 + IVA)

COMERCIALIZA:

AFSA-Sadar. Paraguay 1579. Tel. 29020843 Web: www.peugeot.com.uy