Contacto: Audi Q5 45 TFSI 2.0 MHEV Advanced Plus S tronic quattro

jueves, 22 de abril de 2021



Audi ya comercializa a la actualización del Q5 con mecánica micro-híbrida y lo evaluamos.

Durante cuatro días y algo más de 450 km evaluamos a la última actualización de la segunda generación del Audi Q5 en versión 45 TFSI 2.0 MHEV Advanced Plus S tronic quattro. Más allá de la renovación estética, la excusa es ver cómo es su nuevo motor, un 2.0 TFSI MHEV (mild-hybrid) de 245 cv.

Para comenzar el análisis, habría que arrancar hablando de la primera generación del Audi Q5 (ver lanzamiento). Pero no voy a hacerlo. Aunque no por capricho. Sino porque esa historia ya fue repasada en 2017 cuando probé a la segunda (ver prueba). Así que hoy la línea del tiempo comenzará en el año 2016, cuando se lanzó la continuación de la exitosa saga del SUV mediano de la firma de Ingolstadt.

La segunda generación (Typ 80A), fue mostrada por primera vez en el Salón de París de ese año (ver nota). Comparte las mecánicas con la última generación de los A4 y A5, así como también la plataforma MLB evo, también modular como la de los primeros Q5, pero con una serie de mejoras a nivel de eficiencia y peso. En junio del 2017 llegó al mercado uruguayo importado desde la planta mexicana de San José Chiapa (ver lanzamiento). 

El modelo recibió diversas novedades de actualizaciones y variantes a lo largo de todos estos años. Llegó su versión deportiva, el SQ5 (ver lanzamiento), que también pasó por las manos de Autoblog (ver prueba), sumó una variante de acceso a la gama (ver lanzamiento) y una más completa, que se denominaba Sport off road package (ver lanzamiento). A finales del año pasado, tuvo su último update de equipamientos (ver lanzamiento). Sin embargo, a mediados de 2020 tuvo una actualización estética y de ítems disponibles (ver nota).

Recién en febrero de 2021, por culpa de la pandemia, pudo llegar esa renovación por estos lares (ver lanzamiento). Lo hizo en tres versiones (Advanced, Advanced Plus y S line), equipadas con el conocido motor 2.0 TFSI de ahora 245 cv de potencia (antes 252 cv) y con tecnología de micro-hibridación (MHEV), tracción integral quattro ultra y caja automática de doble embrague S tronic con siete relaciones. Los precios van entre los U$S 78.900 del Advanced y los U$S 91.900 del S line. Pero en el medio está el Advanced Plus, que vale U$S 88.900. Y ese fue el que evaluó Autoblog durante unos 450 km.

Exterior

En 2017 Audi Uruguay me había prestado mi primer Q5 en color Azul Navarra Metalizado. Este que aparece en imágenes en 2021, es del mismo tono. Por eso tal vez cuesta ver dónde están los cambios que estrena el SUV mediano de los cuatro aros. El diseño exterior se renueva con una parrilla Singleframe octogonal se presenta ahora más ancha y tridimensional, mientras que las entradas de aire laterales son más altas y están flanqueadas por molduras con forma trapezoidal. La sección superior de los faros LED cuenta con una nueva firma lumínica para la luz diurna. En las versiones Advanced Plus y S line, ahora pasan a ser de diodos matriciales (Matrix LED) de excelente poder lumínico. No es broma, asusta lo que iluminan. En estos niveles, además, las ópticas traseras son OLED, también con un genial poder luminoso.

En su vista lateral, el Q5 parece ahora más ligero, gracias al rediseño de los faldones. En la parte trasera se incluye un nuevo elemento decorativo entre los grupos ópticos, así como un difusor de nuevo diseño con una barra horizontal. Además de la variante de acceso a la gama, existen tres líneas de acabado opcionales. Las versiones Advanced y Advanced Plus incluyen barras verticales cromadas en la parrilla, además de protectores en la zona de los bajos de los paragolpes delantero y trasero en color plata, en vez de negro.

El nivel S line incluye una parrilla deportiva con trama en forma de panal y un marco cromado para el difusor trasero. Por último, dos de los doce colores disponibles para la carrocería ahora son nuevos: Verde Distrito y Azul Ultra. En términos de llantas y neumáticos, hay tres estilos y tamaños. La versión Advanced lleva llantas de aleación de 18 pulgadas con diseño diseño estrella de 5 brazos sobre neumáticos en medida 235/60 R18. El Advanced Plus, como el evaluado, tiene unas de de 19 pulgadas con diseño de 5 radios en V, Gris Grafito sobre neumáticos en medida 235/55 R19, que se comparten con el nivel S line, y que en la unidad de pruebas iban montadas sobre unos neumáticos Michelin Latitude Sport 3.

Si bien el Q5 de segunda generación mantiene la plataforma modular MLB evo (Modularer Längsbaukasten, o matriz longitudinal modular si traducimos del alemán), con las incorporaciones estéticas este modelo cambió sus dimensiones exteriores. Un poco, pero cambiaron. Ahora mide 4.682 mm de largo (+ 19 mm respecto al modelo anterior), 1.893 mm de ancho, 1.662 mm de alto (+ 3 mm) y su distancia entre ejes es de 2.820 milímetros (+ 1 mm). Pasando raya en relación al estilo exterior, ahora el modelo luce un poco más actual, sin perder la personalidad que siempre tuvo el Q5.

Interior

Adentro también los cambios de la renovación son bien puntuales, pero como todo en esta actualización, pensando desde el lado de refinar un poco más al Q5. Hay un nuevo sistema multimedia que forma parte de la tercera generación de la Plataforma Modular de Infotainment (MIB 3), que ofrece una potencia de cálculo diez veces superior a la de su predecesora, la MIB 2, que además no tenía capacidad táctil, sino que era una pantalla para visualizar funciones.

Ahora la pantalla central del MMI touch es de 10,1 pulgadas y táctil, siendo idéntica a la que probé hace unos años atrás en el excelente A6 (ver prueba). Recién tuve un recuerdo de lo que era ese bote alemán, y sigo sosteniendo que es el mejor sedán que manejé en suelo uruguayo. Qué pedazo de auto, por favor. Ojalá pronto pueda usar otro.

Volviendo al mundo SUV de Audi, el sistema multimedia del actualizado Q5 tiene una nueva estructura de sus menús, con una interfaz que promete ser más intuitiva, y hacer que sea muy fácil de manejar, incluso permite la búsqueda mediante texto libre. Lo malo es que perdió todos los comandos físicos (salvo la perilla de volumen y para pasar de emisora/canción), que en lo personal creo que es un retroceso. Aunque en defensa del sistema, todo es bastante sencillo y no complica mucho el uso.

Ahora el usuario tiene la posibilidad de introducir caracteres y letras de forma manual o utilizar el control por voz, que entiende una amplia gama de términos del lenguaje cotidiano, que no tiene tampoco muchas complicaciones para ser usado. Además mantuvo la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, buena noticia. Es cierto que la pantalla queda como una tablet colocada en plan after-thought. Pero funciona de maravillas, aunque algunos más veteranos extrañamos las perillas y teclas del MMI clásico.

Luego explorando con más detenimiento, hay otras novedades menos visibles. El lugar de la consola central donde antes se ubicaba el pulsador giratorio de control del sistema MMI, ahora está ocupado ahora por un pequeño espacio para el almacenamiento de objetos con tapa y que no sirve de mucho. Esto es la consecuencia de que ya no ofrece aquel enorme touchpad que tenía el Q5 previo. En lo personal, creo que Audi debería haber conservado la perilla del MMI además de lo táctil o los comandos vocales, por ejemplo. Como pasa por ejemplo en el Mercedes-Benz GLC (ver prueba) o BMW X3 (ver prueba).

Pero basta de pantallas. El Q5 por suerte mantiene algo que siempre valoré mucho: la excelente posición de conducción. Cuenta con amplias regulaciones de la butaca (eléctricas y con memorias para el conductor y acompañante, incluyendo ajuste lumbar) y del volante (altura y profundidad). Tiene el punto justo entre confort y dinamismo, sin llegar a ser una poltrona. Tal vez le podría pedir un extensor para los muslos de aquellos que somos algo lungos, porque el asiento me quedó algo corto, pero nada más. Si buscan este ítem, tendrían que pedir el opcional de butacas deportivas o irse por la versión S line, que sí tiene unas más envolventes que en el Advanced Plus, con el mencionado apoyo extensible para los muslos.

También conserva el excelente instrumental configurable con un display de 12,3 que la marca denomina Audi virtual cockpit. Si bien lleva un tiempo acostumbrarse a cómo se maneja por la cantidad de funciones, en unas horas se vuelve muy natural e intuitivo de usar. Si bien en otros mercados tiene función de navegador incorporada, trabaja solo con los mapas de los lugares que están cartografiados. Pero no pasa con los de Uruguay, porque una vez más en un producto del Grupo Volkswagen, no está desarrollado el mapeo oficial para nuestro país. Una lástima.

Las plazas traseras siguen siendo uno de los argumentos de venta más sólidos del interior del Q5 de segunda generación. Hay espacio de sobra para dos adultos de 1,80 m de alto tanto para las piernas como para las cabezas (incluso teniendo un gigante techo solar panorámico), y además los asientos permiten deslizarse para ganar espacio así como el respaldo se reclina un par de grados para aumentar la comodidad.


A lo ancho también tendrán lugar suficiente, y un tercer ocupante podrá ir en la plaza central bien a lo ancho y alto, pero el lugar a lo largo ya no será tan generoso. Tanto el túnel de transmisión como las salidas del climatizador automático de tres vías (con comandos independientes para lo que viajen atrás) se roban algunos centímetros y no será el lugar más cómodo para llevar a pasajeros adultos en viajes largos, pero en trayectos cortos no será tan complicado ubicarse ahí.

El espacio de cargas cuenta con 550 litros de capacidad ampliables hasta 1.550 l, gracias a un respaldo trasero que se divide en proporción 40:20:40. Se lo puede abatir ya sea desde unas teclas ubicadas en el baúl, así como otras dos idénticas en el marco de las puertas traseras. facilitando la maniobra desde ambos lados. Muy práctico. Otro elemento de practicidad es que el baúl puede abrirse o cerrarse sin las manos, solo deslizando el pie por debajo del paragolpes. Ideal cuando llegamos cargando objetos pesados. Por debajo del piso del baúl (con una calidad envidiable) está el neumático de auxilio que es un Vredestein Space Master en medida 195/75-18, es decir, temporario.


Motor y transmisión

El único impulsor disponible para nuestro mercado es el denominado 45 TFSI, con esa nomenclatura compleja y rebuscada de Audi que segmenta con dos dígitos la potencia en kW en lugar de figurar la cilindrada (ver nota). La lógica está en que los vehículos eléctricos y a combustión pueden medir su potencia en kilowatts. Pero los no-térmicos no pueden medirse en cv (caballos vapor). Así que unificaron.

Aquellos modelos entre 110 y 130 cv pasan a ser los 30 TFSI, entre 150 y 160 cv pasan a ser los 35 TFSI, 170 y 200 cv son los 40 TFSI, entre 225 y 250 cv los 45 TFSI, aquellos entre 230 y 310 cv son los 50 TFSI, los de más de 330 y menos de 370 cv son los 55 TFSI, los que van entre 430 y 455 cv son los 60 TFSI y todos aquellos por encima de los 540 cv pasan a ser los 70 TFSI.


Se trata de un 1.984 cc de cilindrada, cuatro cilindros con inyección directa e indirecta, turbocompresor de doble entrada, intercooler, cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas a la cabeza, y distribución variable de válvulas doble Audi Valvelift System. Es capaz de erogar 245 cv de potencia disponibles entre las 5.000 y 6.500 vueltas. El torque máximo de 370 Nm está presente entre las 1.600 y 4.300 rpm. Este impulsor va asociado a una caja automática secuencial S tronic de siete velocidades con levas al volante y cuenta con tecnología mild-hybrid (MHEV). 

El sistema eléctrico principal de 48 voltios incorpora una batería de iones de litio y un alternador BAS. Durante la frenada, puede recuperar hasta 12 kW de energía que se almacena en la batería. Esto permite que el nuevo Q5 pueda desplazarse en modo de marcha por inercia con el motor desconectado y hace posible que el sistema start-stop se active desde velocidades inferiores a 22 km/h. En conjunto, la mejora en eficiencia se cifra en un ahorro de alrededor de 0,3 litros de combustible cada 100 kilómetros, al menos según lo que dice Audi. Por su parte, por la homologación de combustibles para Latinoamérica, ahora es 7 cv menos potente que antes, mientras que en Europa tiene ahora 265 cv (+13 cv).


Ahora, ¿qué tal funciona todo esto? Ya era una mecánica intachable en refinamiento, genial en su respuesta y eficiente a la hora de las prestaciones, como ya es costumbre en los Q5. Se destaca por ser progresiva, muy suave en la entrega de potencia y torque, así como muy flexible y elástica, pudiéndole sacar un comportamiento serenado y calmo, así como uno más enérgico y prestacional si quisiéramos. Es de esas motorizaciones que hacen todo bien y tan alemanas como el currywurst: son potentes, silenciosas, competentes y que además, consumen poco combustible para las prestaciones que dan a cambio. Y además, parece que funcionan como si estuvieran alimentadas por miel por su suavidad, cosa que se magnifica con la micro-hibridación. Hay veces en las que parece un SUV eléctrico por lo aislado que va.

A su vez, cuenta con la tecnología quattro ultra, que activa siempre la tracción trasera de forma instantánea en el momento en que se necesita. La transmisión, por su parte, es la clásica S tronic de Audi con dos embragues y siete relaciones, en este caso. Al igual que en otros modelos que utilizan esta brillante transmisión, en el Q5 se caracteriza por pasar las marchas con una suavidad y velocidad que ya es una marca registrada de esta tecnología. Se la puede llevar con las levas ubicadas al volante, pero dudo que alguien en este producto apele a ellas. Es un auto para dejar el selector en "D" y dejar que la ingeniería se luzca. El funcionamiento de todo el conjunto no tiene un solo reproche.


Cabe destacar que el sistema MHEV trabaja solo para agregar potencia y torque en las aceleraciones, no siendo un esquema como el que podemos encontrar, por ejemplo en los HEVs o PHEVs convencionales. Es una asistencia, no un sustituto del motor térmico y por ende no califica como vehículo híbrido puro. Audi declara una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 6,4 segundos con esta configuración mecánica mientras que la velocidad máxima es de 237 km/h. En materia de consumos, las prestaciones según fábrica son: 9,0 l/100 km en ciclo urbano, 6,2 l/100 km en ruta, y 7,2 litros cada 100 km en ciclo mixto. ¿Existirá una mejora en los consumos como promete Audi para este renovado Q5? Sigan leyendo y les cuento.

Durante las pruebas, logré como mejores números 9,1 l/100 km en ciclo urbano, 6,4 l/100 km en ruta, y 7,7 litros cada 100 km en ciclo mixto. En comparación con el Q5 2.0 TFSI "no-micro-hibridado" que probé en 2017, aquel me había arrojado estas cifras: 9,4 l/100 km en ciudad, 6,1 en ruta, mientras que en el ciclo combinado, la mejor cifra obtenida fueron unos 7,4 litros cada 100 kilómetros. Es decir, casi los mismos números de antes. El peso en orden de marcha, en tanto, es de 1.720 kg, mientras que el depósito de combustible aloja unos generosos 70 litros de capacidad.


Comportamiento dinámico

Al no haber cambios a nivel dinámico ni de chasis, el Q5 se sigue presentando como un producto versátil. Se lo puede utilizar como un vehículo familiar para encarar un viaje largo o también se le puede imprimir un uso más enérgico y el chasis no se quejará en ninguno de los dos casos. Tiene un equilibrio de suspensiones que sorprende por la comodidad y la firmeza que conjuga. Es estable en las curvas veloces, y en línea recta parece un sedán más que un SUV.

Casi siempre este tipo de productos suelen ser versiones aburguesadas de los sedanes, pero en este caso el Q5 es solo como un A4 (ver prueba) pero con más altura libre al suelo, y eso más que una crítica, es un gran elogio para un sport utility. En lo personal seguiré prefiriendo berlinas por el resto de mis días, pero cada vez los SUVs están mejor ejecutados, eso no lo puedo negar. En la ciudad tiene un confort de marcha destacado, pudiendo filtrar pozos y lomos de burro sin problemas, mientras que la mecánica tendrá siempre par y potencia suficiente para llevarnos a cualquier lugar.


El motor 2.0 se resuelve bien en el uso urbano y por su suavidad, pareciera que tiene una cilindrada menor. En los semáforos responde bien en todas las salidas, aunque el sistema Start-Stop tiene una reacción algo lenta a veces. La caja S tronic permite que en ciudad se pueda viajar en "D6" a 70 km/h en sexta a unas 1.500 vueltas. Si corremos al selector al modo "S", la misma velocidad se hace en quinta a 2.000 giros. Un dato curioso: en la mayoría de los casos arranca desde segunda y no en primera. El sistema MHEV, por su parte, se siente más que nada en los encendidos/apagados, que se manifiestan incluso en movimiento con velocidades constantes, que se vuelve a encender de forma imperceptible en la respuesta para las recuperaciones. 

Es que el compresor eléctrico recibe asistencia del alternador arrancador durante la puesta en marcha, y alcanza sin retardo una presión de sobrealimentación elevada que hace aumentar con rapidez el par motor al acelerar, antes de que entre en acción el turbocompresor accionado por los gases de escape. Gracias a esta intervención escalonada, el motor reacciona con una espontaneidad más clara que, por ejemplo, en el Q5 anterior, así como también mitiga bastante al infame turbo-lag. Y esta es la forma más clara de entender a un mild-hybrid: es un híbrido, pero en períodos breves de tiempo o distancia, entonces casi ni se nota. A veces apaga el motor naftero y es una sensación extraña, la de ver el tacómetro en cero y el auto deslizándose en silencio. Pero es tan imperceptible, que solo viendo el tablero se llega a notarlo.


En materia de suspensiones conserva el tren delantero con un esquema independiente de paralelogramo deformable formado por cinco brazos, en tanto que la trasera es independiente con brazos trapezoidales. La dirección con asistencia variable Servotronic sigue siendo muy directa, e ideal para tramos trabados, como puede ser un camino secundario a una ruta. A la hora de estacionar, por el contrario, se torna muy suave y ligera. Y en caso de tener alguna complicación con estas maniobras, presenta un sistema de aparcamiento asistido que permite colocar o retirar al Q5 de un espacio de forma perpendicular o paralela.

Por otra parte, y como pasa con otros Audi, el Q5 viene equipado con el Audi drive select, que permite elegir entre cinco modos de conducción (auto, offroad, comfort, dynamic, y efficiency) para modificar la respuesta del acelerador, la transmisión, o variar la dureza de la dirección. Por ejemplo, el nivel offroad activa funciones del motor y la caja para terrenos irregulares, y en caso de tener suspensión neumática (opcional no presente en la unidad de pruebas), eleva la distancia al suelo del vehículo.


En mi caso opté todo el tiempo por la efficiency, simplemente porque la respuesta es la que más se corresponde con un SUV familiar, pese a tener un motor de 245 cv. En los modos efficiency y comfort, se lo nota algo más aletargado en las reacciones al pisar a fondo el acelerador, mientras que en el dynamic pasa todo lo contrario. A su vez, cuando tenemos los modos auto, comfort y dynamic activados, el sistema de tracción integral quattro desacopla el eje trasero, quedando en tracción delantera para ahorrar combustible, gracias a la tecnología ultra de Audi.

Pero en donde el Q5 más se disfruta, es en las rutas. Y es en este ámbito donde explota todo el potencial dinámico que tiene. Presenta un comportamiento muy franco, va sobre rieles en lo recto, y a la hora de hacer cientos de kilómetros no solo es cómodo y silencioso, también tiene un conjunto mecánico excelente para hacerlo. Como lo mencioné al pasar en el apartado mecánico, la transmisión cuenta con una función de marcha por inercia. Esta forma de "navegación a vela" se activa cuando levantamos el pie del acelerador con los modos efficiency y auto. La caja queda en neutro siempre que eso produzca un ahorro de nafta. Este modo de "rueda libre" por llamarlo en criollo, es posible ir entre 55 y 160 km/h, y el motor siempre girará a apenas 800 rpm. O si actúa el MHEV, directamente lo apagará si lo considera pertinente.


A velocidades de ruta constantes, por su parte, el Q5 hace gala de lo descansado que se puede llevar al motor. A 110 km/h en la posición "D7" viaja en séptima a unas 1.750 rpm, aunque si movemos el selector al modo "S", las vueltas suben hasta las 2.250 y se cae una marcha, trabajando en sexta. Podemos llevarla con las levas también, pero no es tan libre de caprichos como le gustaría a algunos. Por ejemplo, la sexta marcha recién dejará que la conectemos a más de 60 km/h, mientras que para la séptima habrá que ir más allá de los 70 km/h. Y tampoco permite rebajes que pudieran potencialmente dañar al conjunto mecánico.

A su vez, cuando tenemos que realizar adelantamientos con la rápida reacción de la transmisión S tronic, todo se convierte en un mero trámite por la velocidad en la respuesta. Pisando a fondo el acelerador y activando el kick-down de la caja, automáticamente podrá bajar de 7º a 4º en un par de segundos, sin que lo notemos más allá de la indicación de marcha del tablero. Para ir de 80 a 110 km/h, tarda apenas 4,36 segundos.


Equipamiento

La gama del Q5 se articula en tres variantes. La primera es la Advanced que ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos, y bloqueo), volante multifunción en cuero deportivo regulable en altura y profundidad y levas de cambio integradas, alarma, sistema Keyless-Go con encendido y apagado por botón con llave Comfort, asiento del conductor con ajuste eléctrico en altura, longitudinal, y lumbar, asiento del acompañante con regulación en altura manual y lumbar eléctricas, asientos delanteros deportivos, respaldo trasero plus abatible, reclibnable y deslizable 40:20:40, control de velocidad crucero con regulador y limitador de velocidad, tapizados en cuero mixto natural/artificial Twin-Leather, sensores de lluvia y luz, inserciones interiores en Aluminio Rhombus o madera de raíz de nogal natural, freno de estacionamiento electromecánico con función de parada, asistente de arranque en pendientes (Audi hold assist), sistema Start-Stop con recuperación de energía, espejo interior con anti-encandilamiento automático sin marco, paquete de iluminación interior LED (luces de cortesía en tiradores de puerta, iluminación zona pies delantera y trasera, tiradores interiores de las puertas, iluminación de ambiente en las puertas e iluminación de ambiente en consola central), sistema multimedia MMI Touch con pantalla táctil de 10,1 pulgadas con AM/FM/MP3/WMA/AAC/1USB-A/1-USB-C/Bluetooth con audio streaming y retroalimentación háptica, puertos de carga USB-A para las plazas traseras (2), Audi Sound System con 10 altavoces, subwoofer, y amplificador de seis canales con una potencia total de 180 watts, Audi Virtual Cockpit (pantalla de 12,3 pulgadas de alta resolución en color, y configurable), Audi music interface, Audi smartphone interface (Android Auto y Apple CarPlay), climatizador automático Confort de tres zonas con salidas de aire para las plazas traseras, sensores de estacionamiento delanteros y traseros (Audi Parking system plus), cámara de retroceso y cámaras de entorno 360º, faros delanteros full LED con luces diurnas LED y luces para todo clima (antinieblas delanteros), luces traseras LED con intermitentes dinámicos, selector de manejo Audi Drive Select (con cinco modos: offroad, comfort, auto, dynamic, efficiency), barras de techo longitudinales en aluminio anodizado, faro antiniebla trasero, superficies exteriores de acento negro brillante, portón de baúl con apertura/cierre eléctricos y apertura/cierre manos libre con movimiento del pie, Audi phone box (recepción mejorada de la señal telefónica y cargador inalámbrico Qi para smartphones), y llantas de aleación de 18 pulgadas con diseño diseño estrella de 5 brazos sobre neumáticos en medida 235/60 R18.


El nivel Advanced Plus evaluado, suma o reemplaza sobre el Advanced: faros delanteros Matrix LED con intermitentes dinámicos y lavafaros, luz dinámica en las curvas, e intermitentes dinámicos delanteros y traseros, luces traseras OLED con intermitentes dinámicos, techo solar panorámico eléctrico y corredizo, espejos retrovisores exteriores calefaccionados con ajuste eléctrico de posición y plegables eléctricamente, con función antideslumbrante, con función memorias, asiento del conductor con ajuste eléctrico en altura, longitudinal, y lumbar más dos memorias, asiento del acompañante con regulación en altura manual y lumbar eléctricas, elementos interiores en cuero sintético (parte baja de la consola central y apoyabrazos de las puertas), superficies decorativas en óptica de Cristal Negro, paquete de iluminación plus Ambiente (luces de cortesía en tiradores de puertas, iluminación zona pies delantera y trasera, tiradores interiores de las puertas, iluminación de ambiente en las puertas, iluminación de ambiente en consola central y personalización del color interior con 30 colores), y llantas de aleación de 19 pulgadas con diseño de 5 radios en V, Gris Grafito sobre neumáticos en medida 235/55 R19.

Por último el nivel S line Plus suma o reemplaza sobre el Advanced Plus: paquete de estilo gris/negro Audi exclusive (marcos de parrilla negro, marcos de ventanas en negro brillante, detalles en paragolpes en gris oscuro, barras longitudinales del techo negras y superficies de acento negro brillante), volante de cuero multifunción plus achatado en la parte inferior (con levas de cambio), tapizados en combinación de microfibra Frequenz/ cuero con grabado en S, asientos delanteros deportivos, cortinilla enrollable manual en ventanillas de puertas traseras, revestimiento interior del techo en color negro, inserciones interiores en aluminio mate cepillado, molduras de zócalos con inserciones en aluminio delante, con iluminación, con inscripción S, y equipo de sonido Bang&Olufsen 3D10 altavoces de alto rendimiento (sonido 3D 19 altavoces de alto rendimiento, amplificador de 16 canales, potencia total de 755 W y cubierta de altavoces de diseño específico).


Seguridad

Todos los Q5 llevan de serie: airbags delanteros para conductor y acompañante, airbags laterales cabeza/tórax delanteros, airbags de cortina, frenos ABS, controles de estabilidad y tracción (ASR/ESC), bloqueo electrónico del diferencial (EDL), control selectivo de par (XDS), control de descenso en pendientes (HDC), recomendación de pausa para el conductor, anclajes i-Size y TopTether para sillas infantiles en las plazas traseras, cinco apoyacabezas, y cinco cinturones inerciales de tres puntas. A partir del nivel Advanced Plus, suma a esa lista: City Assistance Package (asistente de tráfico trasero Audi pre sense rear, asistente de estacionamiento con apoyo de estacionamiento plus y asistente de cambio de carril Audi side assist).

Se trata de una dotación bastante correcta, pero en otros mercados como el europeo, Audi está ofreciendo, de serie u opcional según cada región, elementos que ya deberían comenzar en nuestro mercado a popularizarse, al menos en segmentos superiores, porque ya están presentes en productos generalistas, como ser el Audi pre sense city, que ayuda a evitar colisiones frontales con otros usuarios de la carretera, o a mitigar sus posibles consecuencias, el asistente de giro (turn assist), el asistente anticolisión (collision avoidance assist) y el asistente de salida (exit warning), así como el control de velocidad crucero adaptativo. Audi ya podría tenerlos de serie en el Q5. Pero según Audi Uruguay, el modelo por ahora tiene todas las asistencias habilitadas para Latinoamérica. Habrá que seguir luchando por más libertades.


A su vez la marca también ofrece de serie en todas las versiones algo que compensa en gran parte esos faltantes: el Audi pre-sense basic. Esta tecnología comprende diversos sistemas de protección preventiva de pasajeros que se activan en caso de situaciones críticas. Entre ellos: tensado de los cinturones de seguridad delanteros, activación del sistema de intermitentes de emergencia y cierre del techo corredizo (en caso de tenerlo equipado) y ventanillas.

Los frenos, por su parte, van asistidos por cuatro discos, ventilados adelante y sólidos atrás, al igual que en la versión anterior, que detienen al Q5 en distancias lógicas, siempre en línea recta, y con gran poder de detención. Es en esos detalles es donde uno puede sentir de forma cabal las diferencias entre un producto premium por lo que es y otro que tiene que decir que lo es de forma explícita. El ESC, en tanto, se puede desconectar aunque no por completo, ofreciendo un funcionamiento que permite ciertos deslizamientos. Eso sí, al más mínimo indicio de exceso, se conecta al 100% de nuevo.


Precio, garantía y competidores

La gama del Q5 comienza en U$S U$S 78.900 para el nivel 45 TFSI 2.0 MHEV Advanced, seguido por el 45 TFSI 2.0 MHEV Advanced Plus evaluado a U$S 88.900 y la familia se cierra con el S line Plus S tronic quattro a U$S 91.900. La garantía es la misma de todos los Audi: 5 años o 100.000 km. Son precios que corren a la par de los rivales directos de este SUV, y en términos de la dotación de equipamientos, la casa de Ingolstadt también queda parejo frente a su competencia.

¿Cuál es? La conocida de siempre, todos los SUVs medianos premium que están en la vuelta, incluso algunos que tienen ya variantes plug-in-hybrid (PHEV), que Audi ya podría empezar a ofrecer por estos lares, dado que son los únicos que aún no se sumaron a esta clara tendencia de mercado. Los rivales del Q5 45 TFSI 2.0 MHEV Advanced Plus S tronic quattro son:  BMW X3 sDrive 20i Comfort Plus 2.0 T Steptronic (U$S 86.990), BMW X3 xDrive30e xLine 2.0 T Steptronic (U$S 88.990), BMW X3 xDrive 30i xLine 2.0 T Steptronic (U$S 103.990), Land Rover Range Rover Velar S P250 AWD 2.0 Si4 A/T (U$S 139.990), Mercedes-Benz GLC 300 e 4MATIC 9G-TRONIC PLUS (U$S 87.990), Mercedes-Benz GLC 300 e Plus 4MATIC 9G-TRONIC PLUS (U$S 99.990), Volvo XC60 T5 AWD Momentum 2.0 T A/T (U$S 99.990) y Volvo XC60 T8 Twin Engine AWD R-Design 2.0 T A/T (U$S 119.900).


Conclusión

El segmento en donde se mueve el Q5 es uno de los pocos del mercado en donde todas las opciones son buenas compras. Entonces es muy complicado poner un orden de cuál es el mejor, porque no hay uno que sea superior a todos, por igual son excelentes en cualquiera de las opciones. Ahora Audi tomó a uno de sus productos más exitosos a nivel local, junto al Q3 (ver prueba) y le imprime una estética más fresca, así como una serie de mejoras en términos de equipamientos que son bienvenidas y una mecánica que si bien ya era brillante, ahora es más refinada que nunca.

Sin embargo, en un mundo donde la electrificación de los vehículos a combustión es moneda corriente, y el motor a combustión pura está desapareciendo de forma paulatina, el sistema MHEV en Q5 resulta una solución a medio camino para poder realizar la transición completa. Si bien es una tecnología que reduce las emisiones contaminantes, creo que para los tiempos que corren, para muchos un híbrido enchufable sería una opción más lógica. Más cuando toda la competencia está yendo hacia ese lado. Pese a esto, el Q5 MHEV logra ser un vehículo más eficiente y económico en términos de consumos frente a su antecesor.


De todas formas, y en defensa de Audi, al menos en Uruguay creo que existe todavía un grupo de usuarios que prefieren un SUV mediano sin hibridación de ningún tipo y que incluso reniegan de esta tecnología, porque priorizan el uso extensivo en rutas y largas distancias, así como también no quieren ni tienen ganas de lidiar con tiempos de cargas de baterías de ningún tipo o tampoco quieren tener las inconveniencias de tener una "electro-mochila" colgada en la pared de su cochera. Es más, tampoco les importa cuánto combustible consume su vehículo, sino que priorizan la calidad, la ingeniería y el confort general.

Para ellos, el Q5 seguirá siendo una gran opción de compra como siempre. Pero también para el usuario del anterior modelo, porque los cambios, si bien son menores, se notan mucho. Es que la segunda generación de este producto de Audi es un ejemplo de por qué los SUVs medianos han tomado la posta de las berlinas de esta categoría: hacen todo bien, sin perder la compostura dinámica de los sedanes, pero sumándole un espacio interior y practicidad que aquellos modelos no tienen. Por eso más que una renovación, es una evolución inteligente de una de las referencias del segmento. Con estas mejoras sigue siendo, como dice Audi, "la Q perfecta". Y ahora, también es un poco más eficiente y refinada que antes.


A favor
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Capacidad del baúl
  • Conjunto motor/transmisión
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equilibrio de suspensiones
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad para cuatro adultos
  • Modularidad interior
  • Posición de manejo
  • Prestaciones
  • Tecnologías aplicadas
En contra
  • Neumático de auxilio temporario
  • Podría tener más asistencias a la seguridad
  • Túnel de transmisión trasero voluminoso






FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Motor de combustión interna
Cilindrada (cc) 1.984
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 11,7:1
Diámetro x carrera (mm): 82.5 x 92.8
Inyección: directa y multipunto, con turbocompresor e intercooler y distribución variable de válvulas doble Audi valvelift system
Potencia máxima (cv/rpm) 245/5.000-6.500
Torque máximo (Nm/rpm) 370/1.600-4.300
Sistema micro-híbrido
Motor eléctrico
Tipo: generador síncrono con función del alternador de recuperación de energía para el acumulador de alto voltaje
Batería
Tipo: ion-litio (Li-Ion) 
Voltaje nominal (V): 48
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial S tronic de doble embrague y siete relaciones
Tracción integral quattro distribución activa de par y control selectivo de par en cada rueda
DIRECCIÓN
Electro-mecánica servoasistida variable con la velocidad Servotronic
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: 5-link de cuatro brazos con disposición separada del muelle y del amortiguador, chasis auxiliar, estabilizador tubular transversal
Trasera: 5-link de cuatro brazos con disposición separada del muelle y del amortiguador, chasis auxiliar, estabilizador tubular transversal
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 235/55 R19
Rueda auxiliar: 195/75-18
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 237
Aceleración 0/100 km/h (s) 6,4
Consumo (l/100km) Urbano: 9,0 - Carretera: 6,2 - Mixto: 7,2
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 530/675/1.400
Peso en vacío (kg) 1.720
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.682
Ancho total (mm) 1.893
Alto total (mm) 1.662
Distancia entre ejes (mm) 2.820
Capacidad del tanque de combustible (l) 70
Despeje al suelo (mm): 208
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 25 - Ángulo ventral: 27 - Ángulo de salida: 17

Galería: Audi Q5 45 TFSI 2.0 MHEV Advanced Plus S tronic quattro | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Audi Q5 45 TFSI 2.0 MHEV Advanced Plus S tronic quattro

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales en aluminio anodizado
Faro antiniebla trasero
Faros delanteros Matrix LED con iluminación selectiva por cámara y sensores, luz de curva dinámica, intermitentes dinámicos y luz de cruce adaptativa
Lavafaros
Llantas de aleación de 19 pulgadas
Luces para todo clima delanteras
Ópticas traseras OLED con intermitentes dinámicos
Superficies exteriores de acento negro brillante
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Anclajes i-Size y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (Audi hold assist)
Audi pre sense basic (ante una colisión inminente se optimiza la posición del asiento, tensa los cinturones de seguridad, se cierran las ventanillas y el techo panorámico y los intermitentes parpadean con elevada frecuencia para avisar a los demás vehículos)
City Assistance Package (asistente de tráfico trasero Audi pre sense rear, asistente de estacionamiento con apoyo de estacionamiento plus y asistente de cambio de carril Audi side assist)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de estabilidad (ESC)
Control electrónico de tracción (ASR)
Frenos ABS
Indicador de presión de neumáticos
CONFORT
Alarma
Asientos delanteros con regulación longitudinal, altura y lumbar eléctricas y dos memorias para conductor
Asiento del acompañante con regulación en altura manual y lumbar eléctricas
Audi drive select con cinco modos de conducción: offroad, comfort, auto, dynamic, efficiency
Audi phone box (recepción mejorada de la señal telefónica y cargador inalámbrico Qi para smartphones)
Audi Smartphone Interface (compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto), con manejo por MMI o por el volante multifunción
Audi Virtual Cockpit (pantalla de 12,3 pulgadas de alta resolución en color, y configurable)
Audi Sound System con 10 altavoces, subwoofer, y amplificador de seis canales con una potencia total de 180 watts
Cámara de retroceso y cuatro cámaras de entorno 360º con apoyo de estacionamiento plus con indicación de entorno en 3D
Climatizador automático Confort de tres zonas con salidas de aire para las plazas traseras
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Computadora de a bordo
Dirección con asistencia electromecánica progresiva
Encendido automático de luces
Espejo interior con anti-encandilamiento automático sin marco
Freno de estacionamiento electrónico con función de parada
Inserciones decorativas en Aluminio Rhombus o madera de raíz de nogal natural
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Llave confort (manos libres) con sistema Keyless-Go de encendido y apagado por botón
Regulador y limitador de velocidad
Respaldo trasero rebatible 40:20:40
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros (Audi Parking system plus)
Sistema Start-Stop con recuperación de energía
Sistema multimedia MMI Touch con pantalla táctil de 10,1 pulgadas con AM/FM/MP3/WMA/AAC/1USB-A/1-USB-C/Bluetooth con audio streaming y retroalimentación háptica
Superficies decorativas en óptica de Cristal Negro
Retrovisores exteriores calefaccionados con ajuste eléctrico de posición y plegables eléctricamente, con función antideslumbrante, con función memorias
Portón trasero con apertura/cierre eléctricos con movimiento del pie
Tapizados en cuero mixto natural/artificial Twin-Leather
Techo solar panorámico y eléctrico
Volante deportivo en cuero multifunción plus con diseño de tres radios con base plana, regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 88.900. Garantía: 5 años o 100.000 km

COMERCIALIZA:
    Julio César Lestido S.A. María L. Saldún de Rodríguez 2175. Tel 26004006. Web: www.audi.com.uy