Contacto: Nissan Frontier PRO-4X 4x4 2.5 DDTTi High Power A/T

jueves, 11 de marzo de 2021



Evaluamos a la renovación de la tercera generación de la Nissan Frontier en su nueva versión PRO-4X.

Con la excusa de la renovación de mitad de vida de la tercera generación de la Nissan Frontier, evaluamos durante casi 700 kilómetros a la nueva versión PRO-4X, equipada con el impulsor 2.5 DDTTi High Power de 190 cv de potencia, asociado a una caja automática de siete marchas y tracción 4x4. Más, tras el salto.

La historia de las pick-ups de Nissan se remonta a algo más de 80 años con la firma Datsun. Sin embargo, la de la gama "D" de Nissan nació un poco más acá en el tiempo, en 1980 con el nacimiento de la D720. A esa le siguió la popular D21, entre 1985 y 2008, para luego saltar a la D22 que se produjo entre 1997 y hasta nuestros días, y su evolución, la D40, que conocimos acá como Frontier y también llamada "Navara" en algunos mercados.

En 2014 Nissan decidió poner una hoja en blanco y crear una nueva generación de pick-ups, la D23 o que comercialmente se denominaba en su momento como NP300 Frontier y a partir de hace unos años, como Frontier a secas. Este modelo fue el encargado en muchos mercados de reemplazar a las D22 y D40 por igual. Sin embargo, en Norteamérica este 2021, estrenó una nueva Frontier específica para aquel mercado que no tiene un solo punto en común con el que tenemos al Sur del continente (ver nota) más allá del nombre.


La D23 había llegado a Uruguay en octubre de 2015 (ver lanzamiento) y Autoblog la evaluó en febrero del año siguiente en su versión más completa (ver prueba), la LE 4x4 2.5 DDTTi A/T. Desde ese momento y hasta ahora, hubo cambios de equipamientos en los"año-modelo" 2017 (ver lanzamiento) y 2019 (ver lanzamiento), así como también se sumó una variante denominada X-Gear, con estética aventurera (ver lanzamiento). Pero para el "año-modelo" 2021, Nissan decidió hacer una actualización bastante más profunda (ver nota).

Por fuera cuenta con faros delanteros con cuatro lámparas LED en forma C y en la parte trasera, las luces traseras LED, así como también hay nuevos diseños de llantas de aleación. En el interior, presenta una insonorización mejorada, gracias a la mayor cantidad de aislamiento acústico y al parabrisas y ventanas delanteras laminados. Además, hay un nuevo volante, panel de instrumentos con pantalla TFT de siete pulgadas de mayor resolución y un sistema multimedia de ocho. Esa actualización llegó a Uruguay importada desde México en 16 versiones a finales de 2020 (ver lanzamiento) y ahora Autoblog la evaluó en la más completa, la PRO-4X 4x4 2.5 DDTTi High Power A/T.


Exterior

Como expliqué en la introducción de este informe, la Frontier recibió una renovación bastante profunda en el frontal, asemejándose bastante a nivel estético a la Titan, una pick-up mediana que Nissan produce y vende en Norteamérica. Pero lo más notorio de la renovación de esta tercera generación de la Frontier es la incorporación del nuevo nivel PRO-4X que llega para reemplazar al anterior X-Gear, pero no sustituye a los niveles XE ni LE, que se siguen ofreciendo.

Al igual que aquella versión X-Gear (de las cuales hay pocas en la calle, apenas se vendieron 18 unidades entre 2019 y 2020), la PRO-4X viene con su propio estilo distintivo con un corte estético bastante similar al tratamiento que Ford le da a sus versiones Raptor o Toyota a las Gazoo Racing de Hilux, pero sin llegar a ser tan extremo. Porque en Nissan es solo un conjunto de agregados decorativos, como son los emblemas negros, un nuevo paragolpes delantero y parrilla negra, manijas de las puertas, barras de techo y estribos también en un tono oscuro.


La línea PRO-4X también usa un color rojo-anaranjado característico de Nissan en las letras dentro del emblema negro, así como otros acentos anaranjados dentro y fuera, con un tono que según la marca está "inspirado en el color del magma". Estará disponible en siete colores exteriores, con dos nuevos colores (Naranja Cobrizo y uno exclusivo para el PRO-4X: Gris Volcánico). Las llantas de aleación también son específicas. Son de 17 pulgadas en color negro, y en en la unidad de prueba iban sobre neumáticos Maxxis Bravo 771 All-Terrain (A/T) en medida 255/65 R17.

Pasando a las dimensiones, las nuevas Frontier con Cabina Doble miden 5.252 mm de largo, 1.875 mm de ancho y 1.851 mm de alto. La distancia entre ejes, en tanto, tiene los mismos 3.150 milímetros que su antecesora. La anterior era apenas un poco más larga, con 5.258 milímetros a lo largo, habiendo perdido 6 mm en el cambio de paragolpes de la renovación. El resto de las cotas también cambiaron, pero a diferencia del largo, estas otras fueron en aumento: es 25 mm más alta, y 15 más ancha.


Interior

Acá los cambios de la renovación son variados. Lo más llamativo es la incorporación de un nuevo volante, que es inédito para la Frontier, pero que lo venimos viendo en Versa (ver prueba), Sentra (ver prueba), Kicks (ver prueba) o incluso Leaf (ver prueba) desde hace un buen tiempo. En esta versión PRO-4X, el logotipo de la marca va en combo "rojinegro" al igual que en el exterior. Los tapizados en cuero (bah, eco-cuero) también son especiales de esta variante y tienen el logotipo PRO-4X estampado en los respaldos.

En el habitáculo como ya dije en otras ocasiones con Frontier, aparecen muchas piezas compartidas con modelos de pasajeros, y se respira un ambiente muy familiar, más de auto que de pick-up. A su vez, más allá de tener todos los plásticos rígidos en el tablero, el nivel de construcción y materiales es muy bueno como nos tienen acostumbrados la mayoría de los productos de origen mexicano. Si bien no hay elementos sofisticados como plásticos de inyectado blando, la percepción general es correcta.


Otro elemento que comparte ahora con la gama de pasajeros es el instrumental a partir de la versión LE, que es compartido con los Sentra de nueva generación. El resto de las variantes llevan el mismo instrumental de la Frontier anterior. En esta PRO-4X utiliza dos relojes más grandes para velocímetro y tacómetro, mientras que el medidor de nivel de combustible y de temperatura del líquido refrigerante van con dos medias esferas más chicas, en tanto que en el medio lleva una computadora de a bordo con pantalla a color de siete pulgadas en donde se visualizan las funciones del navegador integrado, brújula, así como también las asistencias a la seguridad, que veremos más adelante.

Atrás también quedaron los días de pantallas a color no táctiles en las Frontier más completas. Ahora a partir de la versión de la versión XE llevan de serie un nuevo sistema multimedia A-IVI Navigation con pantalla táctil de ocho pulgadas AM/FM/MP3/Aux-In/2USB-A/1USB-C/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay/GPS. La interfaz es fácil de usar, pero algo lenta en la respuesta y con una resolución (muy, pero muy) mejorable en las cámaras de 360º, que dicho sea de paso, son muy útiles para estacionar y que están presentes en las versiones LE y PRO-4X. El XE tiene una cámara solo trasera.


También en estas variantes, como dije antes, incorpora el navegador integrado con un mapeado bastante bueno de nuestro territorio y muchas funciones para configurar a gusto. En lo personal, prefiero usar Waze con CarPlay, creo que es más práctico. Los niveles S y SE, por su parte, llevan un equipo de audio doble DIN con AM/FM/Aux-In/USB, y dos parlantes en las Cabina Simple, o cuatro en la Cabina Doble).

Para las plazas traseras de esta nueva Frontier, Nissan dice haber realizado mejoras en los cojines de los asientos y las formas del respaldo. Para mayor comodidad, los pasajeros ahora también pueden utilizar el nuevo apoyabrazos trasero con portavasos integrados para almacenar bebidas o teléfonos inteligentes. En términos de habitabilidad, hay lugar para dos adultos hasta 1,80 m en todas las direcciones, mientras que un tercer ocupante de esa talla irá bien, aunque algo más justo que a lo ancho que el resto.


Igual cinco pasajeros podrán acomodarse sin mayores quejas en viajes de corta y media distancia. El respaldo es ahora un poco menos recto que antes. En términos de comodidad, desde las versiones S Cabina Doble ya trae salidas de aire acondicionado o calefacción para quienes viajen atrás, además de luz general de techo y con este update, agregó una toma USB-A para recargar dispositivos electrónicas, dos detalles muy bienvenidos.

La caja, en tanto, tiene 1.503 mm de largo, 1.560 milímetros de ancho y un alto de ahora 0.503 mm (antes 0.474 mm) y trae cuatro ganchos móviles en el caso de las versiones XE, LE y PRO-4X, que resultan muy prácticos para aferrar la carga. Justamente, la capacidad de carga declarada por Nissan es de 1.135 kilogramos. Otro elemento interesante es una toma de 12 volts en una de las paredes laterales, que además cuenta con protección contra agua y polvo, así como cobertor de caja, que es de serie en el PRO-4X de forma exclusiva. El auxilio va ubicado por debajo de la caja y tiene que ser desmontado con el uso de las herramientas que trae la camioneta. Por suerte, por lo menos es idéntico a los cuatro titulares.


Motor y transmisión

En términos mecánicos es donde las nuevas Frontier recibieron menos novedades. Por ejemplo, ahora se ofrece una variante automática con el motor naftero de 2.488 cc de cilindrada, 16 válvulas, y es capaz de producir 158 cv de potencia a 6.000 rpm y un torque máximo de 241 Nm a las 4.000 vueltas. La opción manual es una de seis relaciones, mientras que la automática es de siete. La tracción puede ser 4x2 o 4x4.

La segunda planta impulsora es turbodiesel y se denomina internamente como YS25DDTi. Es un 2.488 cc de cilindrada, 16 válvulas, turbo e intercooler, capaz de erogar 163 cv de potencia a 3.600 rpm y un torque máximo de 403 Nm a las 2.000 vueltas. La transmisión es manual de seis velocidades y está solo disponible en las versiones S con tracción 4x2.


Por último, el turbodiesel más potente se denomina internamente como YS25DDTTi High Power. Es un 2.488 cc de cilindrada, 16 válvulas, con turbo de geometría variable (VGS) e intercooler, capaz de producir 190 cv de potencia a 3.600 rpm y un torque máximo de 450 Nm disponibles a las 2.000 vueltas. La transmisión es manual de seis velocidades (XE) o automática secuencial de siete relaciones (LE y PRO-4X). Este motor solo va asociado a la versiones cabina doble con equipamientos XE, LE y esta variante PRO-4X.

Este 2.5 DDTTi se caracteriza por ser un impulsor silencioso y con un muy bajo nivel de vibraciones, considerando que estamos ante un turbodiesel. A partir de las 1.500 vueltas se empieza a sentir como el torque empuja con contundencia, mientras que esta sensación se mantiene a lo largo del resto del rango de utilización. Es una mecánica muy lineal y llena desde abajo.


La transmisión en la unidad probada era la automática secuencial con convertidor de par y siete relaciones como única opción en las PRO-4X, aunque existe la opción de asociar a esta mecánica 2.5 turbodiesel de 190 cv a una transmisión manual también, en ese caso con una relación menos, pero solo en los niveles XE y LE. Sería interesante que una pick-up que busca un uso más off-road tuviera también una versión manual.

Esta caja de séptima se caracteriza por un funcionamiento muy suave, pero algo lenta cuando queremos que trabaje el kick-down en un adelantamiento. Por otra parte, permite trabajar en un modo secuencial real sosteniendo la marcha en lo más alto del rango de revoluciones. Las primeras cinco marchas son bastante cortas, mientras que sexta y séptima casi que no se usan, siendo muy largas y solo para tramos de ruta a altas velocidades. Es una buena transmisión, y para los estándares del segmento, está dentro de las mejores.


Nissan no declara prestaciones de aceleración de 0 a 100 km/h, consumos, o tampoco velocidad final de la Frontier PRO-4X con este combo de motor y caja. Medí consumos que fueron apenas más reducidos que en la anterior Frontier evaluada. En este caso obtuve como mejores registros de consumo 9,6 l/100 km en ciudad, 7,4 l/100 km en ruta y 8,5 l/100 km en ciclo mixto.

A modo de comparación, la LE de la versión anterior había dado unos 10,5 litros cada 100 kilómetros, en ruta esta cifra bajó a unos más que razonables 8,4 l/100 km, mientras que en el ciclo mixto ascendió a unos 9,4 litros cada 100 km. Recordemos que estamos ante un vehículo que no es precisamente muy aerodinámico y que en vacío declara ante la balanza unos 2.910 kilogramos de peso. Por su parte el tanque de combustible promete una buena autonomía, con 80 litros de capacidad.


Comportamiento dinámico

Aunque el nivel PRO-4X aventure permitir un comportamiento off-road más extremo, la realidad es que no escapa a lo que ya se puede ver en otras Frontier 4x4, porque estamos ante un mero tratamiento estético, como dije más arriba. La gran ventaja de este nivel es que posee neumáticos un poco más chicos que en la versión LE, por ejemplo, teniendo un perfil mayor (255/60 R18 versus 255/65 R17). Esto repercute en que en comparación con aquella, tenga un filtrado mayor de pozos, cortes de calzada y otros accidentes urbano-topográficos.

Según la marca ahora tiene un eje trasero reforzado, que en las versiones más completas de la Frontier sigue siendo el famoso "multilink de eje rígido", estamos ante un sistema que se vale de un eje con espirales y no con elásticos, asistido además por una generosa barra estabilizadora posterior, por lo que debería llamarse "link bar". Pero llamémosle "multilink de eje rígido" que suena más marketinero, ¿no?.


Pese a que ya pasaron cinco años, la Frontier sigue siendo la más cómoda de todas las pick-ups por amplia ventaja. ¿Por qué? Porque mientras otras presentan un comportamiento seco y rebotón, la Nissan no. Se la puede usar tanto como una herramienta de trabajo, porque sus huesos fueron diseñados para eso, pero como vehículo pensado para moverse con suavidad en la urbe también sirve. Claro, hay que darse cuenta que no es un citycar y que muchas veces sus dimensiones nos pasarán factura a la hora de querer estacionarla o escabullirse entre el tránsito. 

No estoy diciendo que sea blanda, porque hay productos más "esponjosos" en su andar, como las S10  o . Pero la Nissan logra un compromiso entre dinamismo y confort tan conseguido, que ni el producto de Chevrolet o el de Mitsubishi pueden igualar. Tal vez el único modelo que logra algo similar, pero con un esquema más sencillo de ballestas, es la Volkswagen Amarok, que sigue siendo la referencia en términos de comodidad.


Para que se hagan una idea en dónde se sitúa Nissan en términos de comodidad, es más blanda que una S10 (ver prueba) o L200 (ver prueba), y pero un poco menos dura que Ranger (ver prueba) o Hilux (ver prueba). Más allá de algunos casos puntuales como cuando transitamos sobre calles empedradas o vías ferroviarias, en líneas generales es una pick-up bastante cómoda, aunque no llega a los niveles de la Volkswagen Amarok (ver prueba), que es la referencia en este sentido.

Algo que se mejoró bastante fue la dirección, que ahora es sensible a la velocidad, de asistencia eléctrica (antes hidráulica) y que se pone más firme en la ruta. Tiene una respuesta más rápida, pero sigue siendo poco comunicativa y el radio de giro tampoco es el mejor del segmento. También complica bastante para maniobras cerradas, como en cocheras de edificios. Lo digo con conocimiento de causa, porque también eché en falta los sensores de estacionamiento delanteros, un faltante inexplicable en un producto de estas dimensiones y que está además ubicado por encima de los 60 mil dólares.


La mecánica, por su parte hace un trabajo que acompaña a ese bienestar a bordo. La transmisión siempre la hace trabajar por debajo de las 2.000 vueltas, y por ejemplo, a unos 70 km/h el 2.5 gasolero va en D5 a apenas 1.500 vueltas. Es una motorización bastante silenciosa de por sí. Pero además, Nissan ahora ofrece en esta Frontier una insonorización significativamente mejorada, gracias a la mayor cantidad de aislamiento acústico y al parabrisas y ventanas delanteras laminados. Y en el uso, se nota bastante esto.

Para la ruta, en tanto, el 2.5 DDTTi High Power también es un excelente aliado si tenemos que cubrir largas distancias. En D7 va a tan solo 1.900 rpm a 110 km/h, que incluso son los mismos números de elasticidad que en la versión anterior. Los adelantamientos y recuperaciones de velocidad también son bastante ágiles, con 6,05 segundos para mover las casi tres toneladas brutas de esta Frontier desde 80 hasta los 110 kilómetros por hora.


En el off-road, la Frontier sigue siendo excelente, aunque con una sola cuestión a resolver. Arranquemos por lo positivo: lo bien preparada que está para encarar situaciones complejas fuera del asfalto. Más allá del despeje ya mencionado (223 milímetros), los ángulos de ataque, ventral, y de salida que están en los 31º, 22,9º, y 25,3º, respectivamente. Son cotas apenas menores a las de la versión anterior, pero de todas formas, son bastante buenas para el segmento.

Lo otro que pude usar a fondo (como verán en las imágenes dinámicas) fue el sistema de tracción. Funciona bajo el acople Shift-On-The-Fly, es decir, que se puede conectar pasar de la opción 2WD a la 4H (4x4 alta) en marcha a velocidades de hasta 60 km/h. En el caso de la 4L (4x4 baja) es necesario poner el vehículo en punto muerto (N en la automática) y estar detenido para conectarla. A su vez, a partir de la renovación 2021, suma el diferencial de deslizamiento limitado (LSD) de serie en toda la gama.


Todo el mecanismo es a prueba de torpes, y de accionamiento muy veloz. Incluso permite, a velocidades de hasta 100 km/h trabajar en 4H. 4L, en tanto, se puede usar hasta 50 km/h, y en este caso se desconectan los controles de tracción y estabilidad automáticamente. Adicionalmente, cuenta con el bloqueo electrónico del diferencial (ELRD), que se conecta solo con el vehículo detenido, y se puede usar hasta velocidades inferiores a 20 km/h.

Pero todo el funcionamiento brillante de la ingeniería de tracción, quedará a veces opacada por una elección de neumáticos de serie cuestionable, por parte de Nissan. En especial si queremos hacer off-road con barro o arena húmeda. Si bien estos Maxxis Bravo 771 A/T son bastante buenos para los caminos de tierra y no son tan rumorosos en ruta, por un dibujo bastante más pensado para esos terrenos, a la hora de encarar tramos con barro, se empastan con mucha facilidad y es muy posible quedarse encajado. Lo digo con conocimiento de causa, porque me pasó. Si van a transitar por caminos así, cambien los neumáticos.


Equipamiento

La gama de la Frontier es extensa como ella sola. Son 16 versiones disponibles en total y como demoraría un montón en describirlas todas, voy a hacer foco solo en este PRO-4X evaluado, que es el más caro de todos, aunque no el más completo. Ahora explicaré esto con más detalle.

El nivel PRO-4X trae de serie: respaldo trasero con espacio posterior para herramientas, dirección asistida, asiento del conductor regulable en altura manual, asiento trasero rebatible, control de velocidad crucero, toma USB-A de recarga de dispositivos móviles para las plazas traseras, pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos, y bloqueo), consola central con apoyabrazos, portón de caja con cerradura, volante multifunción en cuero regulable en altura, faros antiniebla delanteros, sistema multimedia A-IVI Navigation con pantalla táctil de ocho pulgadas AM/FM/MP3/Aux-In/2USB-A/1USB-C/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay/GPS, seis parlantes, climatizador automático de dos zonas con salidas de aire para las plazas traseras, encendido automático de luces, cámara de retroceso, sensor de lluvia, toma de corriente de 12V en la caja, alarma, tapizados en cuero, espejos retrovisores exteriores con plegado eléctrico, llave inteligente iKey, encendido/apagado por botón, faros antiniebla delanteros LED, faros delanteros LED con luces diurnas LED, luces traseras LED, luces de giro en los espejos retrovisores, sensores de estacionamiento traseros, espejo retrovisor interior con anti-encandilamiento automático, barras de techo, ganchos de sujeción móviles en la caja (4), computadora de a bordo con display a color de siete pulgadas, sistema multimedia A-IVI Navigation con pantalla táctil de ocho pulgadas AM/FM/MP3/Aux-In/2USB-A/1USB-C/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay/GPS, seis parlantes, y estribos laterales.

Pero además, a ese listado le suma los siguientes elementos específicos de esta versión, como ser: barras de techo, estribos laterales, tiradores de puertas y carcasas de los retrovisores exteriores en color negro, paragolpes trasero en color carrocería, overfenders negros, adhesivos laterales específicos PRO-4X, parrilla delantera PRO-4X, asientos con tapizados en cuero off-road, protector de caja, asiento del conductor regulable en altura manual, cristales traseros oscurecidos, y llantas de aleación PRO-4X de 17 pulgadas sobre neumáticos All-Terrain (A/T) en medida 255/65 R17.


Lo extraño es que costando más que la versión LE, a la PRO-4X le faltan algunas cosas que esa variante más accesible sí tiene, como ser: asiento del conductor con ajuste eléctrico (en ocho vías), asientos delanteros calefaccionados, y llantas de aleación de 18 pulgadas sobre neumáticos H/T en medida 255/60 R18. Dejando la medida de los cauchos, los otros dos ausentes, son un poco inentendibles.

Pero no solo eso. Todas las Frontier carecen de sensores de estacionamiento delanteros (muy necesarios en una pick-up mediana), control de velocidad crucero adaptativo, sistema de un toque para las cuatro ventanillas (solo tiene del lado del conductor), y volante regulable en en profundidad (hay productos de menos de 20 mil dólares que tienen esto). Son todos elementos que algunos de sus competidores sí ofrecen, e incluso en versiones bastante más accesibles que este nivel PRO-4X.


Seguridad

Donde Nissan sí pegó un salto grande en comparación con la versión anterior de la Frontier fue con la dotación de seguridad disponible. Ahora en todas las versiones trae de serie: seis airbags, frenos ABS+EBD+BA, diferencial de deslizamiento limitado (LSD), control de tracción y estabilidad (VDC), diferencial trasero con bloqueo electrónico (ELRD), asistentes en ascenso en pendientes (HSA) y descenso de pendientes (HDC, solo en versiones 4x4), asistente de estabilidad de remolques (TSA), apoyacabezas, (3 en Cabina Simple, 5 en Cabina Doble), cinturones de seguridad de tres puntas (2 en Cabina Simple y 5 en Cabina Doble) y frontal central de dos puntas (delantero en Cabina Simple), y anclajes i-Size y TopTehter para sillas infantiles (solo en Cabina Doble).

En los niveles LE y PRO-4X, como el evaluado, agrega a ese listado: frenado inteligente de emergencia (IEB), alerta de tráfico cruzado (RCTA), control inteligente de cambio de carril (I-LI), alerta de punto ciego (BSW), alerta inteligente de colisión frontal (I-FCW), monitor inteligente de visión periférica (IAVM) con cámaras 360º, y monitor inteligente de alerta del conductor (I-DA). Para completar el listado perfecto, podría haber sumado control de velocidad crucero adaptativo inteligente. Pero en comparación con la versión previa, el avance es notorio y positivo.


En el caso de las asistencias a la seguridad, trabajan de forma impecable y jamás tuvo lo que a veces se da como un "falso-positivo" en la detección de peligros inminentes. Es bastante menos intrusivo en sus tecnologías que otros productos con soluciones similares. El i-FCW puede determinar el riesgo de colisión a velocidades superiores a 5 km/h. Si calcula un riesgo inminente de colisión, alerta al conductor y prepara los frenos para aplicar una máxima fuerza de frenado, a velocidades por debajo de 80 km/h. Si el conductor no reacciona, se activa el frenado autónomo de emergencia (IEB), que puede reducir la velocidad del vehículo hasta los 40 km/h, e incluso detenerlo a cero para evitar un impacto.

El alerta de cambio involuntario de carril con asistencia a la dirección (ILI), por su parte, controla las líneas de la vía en autopistas y carreteras principales y aplica la dirección asistida para mantener el vehículo centrado en su carril, siempre que circule a velocidades superiores a 60 km/h. Así mismo, aplica una fuerza correctora sobre el volante si se detecta una salida del carril no indicada con la luz de giro por parte del conductor. En el caso del alerta inteligente de punto ciego (BSW), trabaja a velocidades por encima de los 32 km/h. El RCTA, o alerta de tráfico cruzado, por su parte, lo que hace es avisarle al conductor mediante sonidos y alertas visuales que un vehículo se aproxima al salir de un estacionamiento o garage, activándose a velocidades inferiores a los 8 km/h hasta 20 metros de distancia.


Precio, garantía y competidores

Como dije en alguna parte de este informe que ahora no recuerdo, la gama de la Frontier es enorme: hay 16 versiones. Como esta evaluación es solo de la más completa de todas con mecánica turbodiesel y carrocería de Cabina Doble, haré foco en las versiones que cumplan con esto. El listado es el siguiente: S 4x2 2.5 DDTTi M/T (U$S 38.418), SE 4x2 2.5 DDTTi M/T (U$S 40.858), XE 4x2 2.5 DDTTi High Power M/T (U$S 43.908), LE 4x2 2.5 DDTTi High Power M/T (U$S 47.568), S 4x4 2.5 DDTTi M/T (U$S 47.568), SE 4x4 2.5 DDTTi High Power M/T (U$S 50.008), XE 4x4 2.5 DDTTi High Power M/T (U$S 54.278), XE 4x4 2.5 DDTTi High Power A/T (U$S 56.108), LE 4x4 2.5 DDTTi High Power M/T (U$S 57.938), LE 4x4 2.5 DDTTi High Power A/T (U$S 60.988) y la evaluada hoy, PRO-4X 4x4 2.5 DDTTi High Power A/T (U$S 62.818). La garantía en todos los casos es de 3 años o 100.000 km (extensible a 5 años o 120.000 km).

La competencia es: Chevrolet S10 High Country 2.8 CTDI 4x4 A/T (U$S 61.990)Ford Ranger XLT 3.2 TDCi 4x4 Cabina Doble A/T (U$S 57.990), Ford Ranger Limited 3.2 TDCi 4x4 Cabina Doble A/T (U$S 69.990), Mitsubishi L200 2.5 High Power Di-D GLS Sportero 4x4 A/T (U$S 56.990), Nissan Frontier C/D LE 4x4 2.5 DDTTi High Power A/T (U$S 59.158), Toyota Hilux Cabina Doble 2.8 D-4D SRV Plus TSS 4x4 A/T (U$S 74.990), Volkswagen Amarok 2.0 TDI Highline 4x4 A/T (U$S 57.990) y Volkswagen Amarok 3.0 V6 TDI Highline 4x4 A/T (U$S 72.390). Los precios, como siempre en este tipo de vehículos, son con beneficio de IMESI para contribuyentes IRAE/IMEBA.


Conclusión

La versión previa de la Frontier fue rupturista en términos de ingeniería al estrenar un sistema de suspensión trasera único en el segmento (y lo sigue siendo), además de haber dado un salto enorme entre la D22 y la D23 actual. Al igual que en su momento, en 2015, la Frontier tiene la tarea de jugar a dos puntas, buscando conquistar tanto al cliente que quiere una camioneta completamente base y dedicada al trabajo más duro, así como al del otro extremo, que combina un uso recreacional con el profesional.

Y al menos en esta versión PRO-4X lo cumple con creces. Tiene un excelente desempeño en ruta y fuera de ella, es cómoda de utilizar, el conjunto mecánico está entre los más eficientes y potentes de su segmento, cuenta con una habitabilidad interior para cinco, y además, tiene un precio que la deja a mano de muchos más bolsillos que algunos de sus competidores. Sin embargo, no creo que sea la opción más lógica de la gama.


Los niveles LE 4x4 2.5 DDTTi High Power M/T (U$S 57.938) y A/T (U$S 60.988) tienen algunos elementos de equipamiento más que la PRO-4X con una estética más tradicional, es cierto, pero también a unos valores menores, sin perder las capacidades que presenta esta versión evaluada hoy. Si el PRO-4X tan solo tuviera neumáticos de mayor capacidad off-road, una suspensión más elaborada, un sistema de tracción que le permitiera incursiones fuera del asfalto más extremas, o incluso una motorización más potente, justificaría su precio extra. Por el momento es el equivalente al nivel SR en un Sentra, en comparación con los Exclusive: solo un paquete estético. Por eso deberían valer lo mismo, como en aquel.

Más allá de esto, Nissan tomó un gran producto y le mejoró elementos como la seguridad disponible, así como también la conectividad y tecnologías aplicadas, pero manteniendo un conjunto mecánico y de chasis que está entre los mejores de una categoría con tan buenos contrincantes, que es de los más parejos del mercado nacional en términos de competitividad. Durante dos años la Frontier supo ser líder del segmento, desbancando a la histórica ganadora, la Hilux. En 2020, Toyota retomó el trono del segmento. Pero con esta nueva Nissan, hoy tiene más chances que antes de estar una vez más sentado en él.



A favor
  • Capacidad de cargas
  • Confort de marcha
  • Comportamiento off-road y dinámico
  • Conjunto mecánico
  • Consumos en ruta
  • Diseño
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad general
  • Robustez estructural
  • Tecnologías aplicadas
En contra
  • Falta de opción con transmisión manual (en esta versión)
  • Reacciones lentas de la transmisión
  • Sin sensores de estacionamiento delanteros
  • Volante solo regulable en altura











FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 2.488
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 15:1
Diámetro x carrera (mm): 89 x 100
Inyección: directa common rail con turbo de geometría variable (VGS) e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 190/3.600
Torque máximo (Nm/rpm) 450/2.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de siete relaciones
Tracción integral 4x4 denominado Shift-On-The-Fly con diferencial de deslizamiento limitado (LSD) y bloqueo electrónico (ELRD)
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: de doble horquilla con barra estabilizadora
Trasera: multilink de cinco brazos con eje rígido con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 255/65 R17
Rueda auxiliar: 255/65 R17
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) N/D
Aceleración 0-100 km/h (s) N/D
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad de carga (kg) 1.135
Volumen de carga (l) N/D
Peso en vacío (kg) 2.910
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 5.252
Ancho total (mm) 1.875
Alto total (mm) 1.851
Distancia entre ejes (mm) 3.150
Largo de la caja (mm) 1.503
Ancho de la caja (mm) 1.560
Alto de la caja (mm) 0.503
Capacidad del tanque de combustible (l) 80
Capacidades fuera de camino (º) ángulo de ataque: 31 - de salida: 22,9 - ventral: 25,3
Despeje al suelo (mm) 223

Galería: Nissan Frontier PRO-4X 4x4 2.5 DDTTi High Power A/T | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Nissan Frontier PRO-4X 4x4 2.5 DDTTi High Power A/T

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Adhesivos laterales específicos PRO-4X
Barras de techo en color negro
Carcasas de los retrovisores exteriores en color negro
Cristales traseros oscurecidos
Estribos laterales en color negro
Faros antiniebla delanteros LED
Faros delanteros LED con luces diurnas LED
Ganchos de sujeción móviles en la caja (4)
Llantas de aleación de 17 pulgadas sobre neumáticos All-Terrain (A/T)
Luces traseras de posición LED
Protector de caja
Parrilla delantera PRO-4X
Tiradores de puertas exteriores en color negro
Toma de corriente de 12V en la caja
SEGURIDAD
Alarma
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Alerta inteligente de atención al conductor (I-DA)
Alerta inteligente de colisión frontal (I-FCW)
Alerta de punto ciego (BSW)
Alerta de tráfico cruzado (RCTA)
Anclajes i-Size y TopTether para sillas infantiles en las plazas laterales traseras
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (HSA)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de estabilidad (ESC)
Control electrónico de tracción (ASR)
Control inteligente de cambio de carril (I-LI)
Frenado inteligente de emergencia (IEB)
Frenos ABS+EBD+BA
Indicador de presión de neumáticos (TPMS)
Monitor inteligente de visión periférica (IAVM)
CONFORT
Alarma
Asiento del conductor regulable en altura manual
Asiento trasero rebatible
Botón de encendido/apagado del motor
Cámara de retroceso y 360º
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Climatizador automático de dos zonas con salidas de aire para las plazas traseras
Computadora de a bordo con pantalla a color de siete pulgadas y brújula integrada
Control de velocidad crucero
Dirección con asistencia eléctrica
Encendido automático de luces
Espejos retrovisores calefaccionados regulables y plegables eléctricamente
Espejo retrovisor interno con anti-encandilamiento automático
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch para el conductor
Sistema multimedia con pantalla táctil A-IVI Navigation de ocho pulgadas con AM/FM/MP3/Aux-In/2USB-A/1USB-C/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay/GPS, comandos por voz, y audio streaming
Portón de caja con cerradura
Respaldo trasero con espacio posterior para herramientas
Sistema de entrada y encendido sin llave iKey
Sensores de estacionamiento traseros
Tapizados en eco-cuero off-road
Toma USB-A de recarga de dispositivos móviles para las plazas traseras
Volante multifunción en cuero regulable en altura

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 62.818. Garantía: 3 años o 100.000 km (extensible a 5 años o 120.000 km).

COMERCIALIZA:

Santa Rosa Motors. Cerro Largo 999. Tel. 29091469. Web: www.nissan.com.uy