Contacto: MINI Cooper Countryman Classic Plus 1.5 T Steptronic DKG

viernes, 18 de marzo de 2022



Evaluamos una vez más al MINI Countryman, ahora en su variante Cooper Classic Plus.

Una vez más nos subimos a la segunda generación del MINI Countryman, en este caso para evaluar a la nueva variante intermedia de la gama, la Cooper Classic Plus 1.5 T Steptronic DKG. Utiliza un motor tricilíndrico de 136 cv junto a una transmisión automática de siete marchas y con doble embrague.

No entraré en muchos detalles para describir a esta generación del MINI Countryman (ver lanzamiento), porque ya es un viejo conocido de las evaluaciones de Autoblog. Este producto ya pasó por mis manos cinco veces, contando esta de hoy. Lo tuve en configuraciones Cooper (ver prueba), Cooper S (ver prueba) y Cooper SE híbrida enchufable en dos ocasiones, la primera en 2018 (ver prueba) y la última el año pasado (ver prueba), en ese caso con la excusa de la actualización de mitad de vida de este producto.

Este update, llamado dentro del Grupo BMW como LCI (por Life Cycle Impulse) tiene por novedades los nuevos grupos ópticos delanteros full LED y grupos ópticos traseros LED de diseño Union Jack de serie, emblemas "MINI", paragolpes, parrillas, tapizados, colores de carrocería (White Silver metalizado y Sage Green metalizado), diseños de llantas de aleación, un nuevo instrumental digital Black Panel de 5,0 pulgadas, y además el Cooper incorpora a la nueva transmisión automática secuencial de doble embrague y siete relaciones Steptronic DKG.


Pero además de haberlos recibido a finales del 2020 en nuestro mercado (ver lanzamiento), en el 2021 hubo algunos cambios dentro de MINI como consecuencia de ahora tener a un nuevo importador, el grupo dominicano Magna (ver nota) que reorganizó la gama del modelo más exitoso de la casa británica a nivel local. Tal es así que en octubre del 2021 las variantes Cooper Classic 1.5 T M/T, Cooper Classic 1.5 T Steptronic DKG y Cooper Pepper Plus 1.5 T Steptronic DKG, desaparecieron de la oferta local.

Su lugar fue tomado por las Cooper Classic 1.5 T Steptronic DKG, Cooper Classic Plus 1.5 T Steptronic DKG y Cooper S Classic Plus 2.0 T Steptronic DKG (ver lanzamiento), que incorporaron mejoras en términos de equipamientos, así como también precios más tentadores que antes. Como en Autoblog todavía nos quedaba probar al Cooper Countryman con la caja de doble embrague, esta fue la excusa para volver a pedir a este SUV inglés producido en los Países Bajos y que se desarrolló bajo el control de una firma alemana. Qué cosa curiosa la globalización, ¿no?. Comencemos con la evaluación.


Exterior

Mucho se ha discutido de si esto es un MINI o no por ser el más grande de los minis. Pero lo que queda claro es que los detalles de identidad de la firma de Oxford están por todos lados. Hay que tener el ojo muy entrenado para distinguir a un Countryman de uno con el LCI aplicado. 

El diseño del paragolpes, y la parrilla de nuevo diseño presenta los contornos hexagonales típicos de la marca y está rodeada por un delgado marco cromado de una sola pieza. Su entrada de aire está subdividida por tres molduras horizontales en este Cooper, mientras que en los Cooper S y Cooper SE se caracteriza por una estructura de rejilla hexagonal.


El equipamiento de serie del nuevo Countryman incluye también ópticas delanteras full LED que se complementan con luces antiniebla LED, con un detalle muy curioso: una banda luminosa en el semicírculo superior de cada luz antiniebla que sirve como luz de estacionamiento. Tiene un aspecto muy peculiar cuando quedan encendidos. En esta variante intermedia evaluada hoy, lleva unas llantas de aleación "Channel Spoke Black" de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 225/55 R17, que en la unidad de pruebas eran unos Pirelli Cinturato P7, que no son runflats como sí pasa en otros Countryman.

En el lateral, hay cambios muy sutiles. Estrena nuevos contornos de los pasos de rueda y además, los intermitentes laterales integrados en los “Side Scuttles” rediseñados cuentan ahora con LEDs. También aparecen nuevos colores de la carrocería, como el Rooftop Grey metálico que lleva esta unidad de pruebas. También con el LCI los grupos ópticos tienen una nueva disposición interna formando así la bandera "Union Jack" del Reino Unido, y pasando a ser un equipamiento de serie a partir de este nivel Classic Plus en adelante.


Sigue siendo el diseño más cool de ópticas traseras que existen hoy en día. También el más nacionalista, hay que decirlo. Incluso en algunos países que supieron tener disputas con este país, como Argentina, he visto en particular a un "colega" despotricarlas de forma pública. Tómese un té de tilo (de Ceylán, de ser posible), cálmese señor. Para cerrar el equipamiento exterior, esta variante Cooper Classic Plus, hay sensores de estacionamiento traseros y cámara de retroceso, pero no sensores delanteros.

Por el resto es un Countryman F60 común y corriente. Y como era de esperarse, las dimensiones de la carrocería son las mismas que del resto de los modelos: 4.299 mm de largo, 1.822 mm de ancho, 1.557 mm de alto, y la distancia entre ejes está en los 2.670 milímetros. Ah, otra cosa. Por más que muchos intenten tirar a este producto hacia el segmento B-SUV, la realidad es que el modelo en esta generación, decidió pegar un salto al C-SUV, dado que utiliza la misma plataforma de batalla extendida con tracción delantera del Grupo BMW como lo es la UKL2, compartida con el BMW X1 (ver prueba).


Interior

Acá salvo un par de diferencias, tampoco existen muchos elementos que difieran de otros Countryman. Y en lo personal esto es algo bueno, ya que al igual que otros MINI, este SUV cuenta con mucha personalidad por donde miremos, en tiempos donde la uniformidad de criterios entre los automóviles, es moneda común. La casa inglesa sigue siendo de las pocas que apuesta por ser diferente sin importar el producto. La calidad de materiales y encastres es de las mejores del segmento, y vale lo mismo para la posición de manejo, en este caso con butacas deportivas que, si bien todos sus ajustes son manuales, suman un extensor para muslos que aporta mucha comodidad.

Por dentro los cambios son todavía más sutiles que por fuera para este facelift, porque solo los más conocedores del modelo los sabrán identificar de inmediato e incluso a los más conocedores también les llevará un rato encontrar las diferencias. Los dos difusores de aire ahora van enmarcados en paneles negros (antes cromados) y son nuevos el volante, instrumental y central multimedia, es decir, los cambios que han adoptado todos los MINI en los últimos dos años. Y poca cosa más.


Como mencioné, se ha renovado el tablero de instrumentos, que es a partir del nivel Classic Plus es digital con un display de cinco pulgadas. Su visión es algo compleja cuando le dan los reflejos de la luz del día y no es tan personalizable como me gustaría, más considerando el precio de esta versión. De noche la visión es perfecta, e incluso en esas horas se llega a ver que el tacómetro tiene una aguja física. Pero queda algo fuera de tono con el resto. 

En el panel central ahora es de serie una nueva pantalla táctil a color de 8,8 pulgadas (ahora con Apple CarPlay inalámbrico, pero sin Android Auto aún), y los botones de acceso directo dejan de ser físicos para darle paso a unos sensibles al tacto con superficies en Piano Black high-gloss. Serán más bonitos de ver, pero también son menos prácticos que antes. Algo bueno es que a partir de esta versión Classic Plus, el Countryman tiene ahora cargador inalámbrico para smarthpones. Pero si tenés uno de los grandes (tamaño iPhone 11 Pro Max o similares, por ejemplo), es posible que no puedas calzarlo en la base inductiva.


Además, la unidad de control de audio y los botones para activar las balizas ahora están integrados en una unidad de control circular. Junto con la iluminación ambiental opcional, hay una nueva superficie diseñada con grabado láser optimiza el aspecto del anillo de luz LED que rodea el panel central de instrumentos. Es un detalle muy cool. Lo mismo con el panel del tablero, que cuenta con iluminación LED configurable, clásico de los MINI, pero que ahora tiene un grabado intenso. Es un detalle menor, pero garpa mucho.

El volante también es de nuevo diseño con botones multifunción que ahora forma parte del equipamiento de serie de todos los MINI. Una nueva organización de los botones optimiza el control de las funciones de audio y teléfono, el control por voz y los sistemas de asistencia al conductor. Las teclas también van en ese molesto Piano Black high-gloss que no hace otra cosa que acumular más huellas dactilares que una comisaría. A su vez, el tacto que ofrecen es bastante menos agradable que las teclas físicas que tenía antes. Siento que es un retroceso por ser muy "plasticoso". La otra novedad es que para las plazas delanteras se agregó una conexión USB-C de carga rápida entre las butacas, mientras que para los pasajeros de las plazas posteriores, también se sumaron dos más de ese tipo.


Luego en términos de habitabilidad general, el espacio interno del Countryman sigue siendo igual de buena que en las otras versiones. Dos adultos irán muy cómodos a lo largo, ancho y alto, mientras que un tercer ocupante podrá viajar en la plaza central en viajes cortos sin muchos problemas, solo teniéndose que preocupar por un respaldo algo más firme. A su vez se puede reclinar el respaldo trasero de forma 40:20:40, para aumentar el grado de modularidad de carga o comodidad de los pasajeros. Algo que me agradó bastante de esta versión son los tapizados, que van en una mezcla de tela tipo tweed con leatherette muy agradable y también very british.

El baúl tiene unos más que lógicos 450 litros, que pueden crecer hasta los 1.390 litros rebatiendo los respaldos traseros. Por debajo del piso de cargas a diferencia de las versiones con neumáticos más grandes, el Cooper Countryman Classic Plus no cuenta con neumáticos runflat, es decir, que estos no pueden circular luego de un pinchazo. Por eso MINI decidió dotarlo de un auxilio. Eso sí, es un Continental en medida T115/75 R17, por ende, es temporario. Igual sería peor no tener nada, claramente.


Motor y transmisión

Acá es donde la nota comienza a circular por un camino paralelo al de las evaluaciones de sus hermanos de gama. El Cooper Countryman utiliza 1.499 cc de cilindrada, tres cilindros con MINI TwinPower Turbo (single scroll), inyección directa, sistema de regulación variable de las válvulas (VALVETRONIC), y control variable del árbol de levas (doble VANOS). Eroga 136 cv entre 4.500 y 6.500 vueltas, y un torque de 220 Nm entre las 1.480 y 4.100 rpm.

Se trata del conocido B38A15M1 del Grupo BMW, también usado en los MINI Hatch (ver prueba) más accesibles de la gama. Al igual que ya lo dijera en pruebas previas en modelos de ambas marcas, este motor es una verdadera joya. En este Countryman ahora va asociado a la transmisión automática Steptronic de siete marchas y doble embrague, que se denomina como DKG (por Doppelkupplungsgetriebe en alemán), que viene siendo la gran novedad para esta motorización.


Qué decir del motor que no haya expresado en otras ocasiones. Este milquinientos turboalimentado es una pequeña maravilla que es el perfecto maridaje para un animal de ciudad como lo es este Cooper Countryman. Es tan elástico como también económico, y entrega una respuesta inmediata ante los reclamos del pie derecho, así como con un par constante desde los rangos más bajos de revoluciones, que le da una agilidad de manejo envidiable para esta cilindrada y digna de un motor más grande. 

Tanto que no pareciera que tiene 136 cv de potencia, sino unos 10 o 15 más. Además en el andar va tan bien insonorizado hacia el habitáculo, que recién arriba de las 6.000 vueltas podremos saber que en lugar de cuatro, tenemos tres cilindros bajo el capot y al mando de nuestro pie derecho. Las clásicas vibraciones de los tricilíndricos no se hacen presentes en el habitáculo tampoco, y solo se llega a identificar el número impar de cilindros en los momentos de máxima aceleración, con ese característico y simpático gruñido.


La transmisión, por su parte, se lleva de maravillas con el conjunto motriz. Su funcionamiento es impecable por la suavidad y rapidez de marchas que entrega, contando además con un modo de "navegación a vela", es decir, que cuando marchamos a una velocidad constante y levantamos el pie del acelerador, desacopla la caja y deja al impulsor regulando para ahorrar combustible y bajar emisiones. Esto solo puede utilizarse con el modo de manejo "Green", mientras que en los "Mid" y "Sport", se anula. Y carece de levas de cambio al volante. Esto queda reservado para las variantes Cooper S, que también tienen el motor 2.0 más potente (192 cv) o la más "picante" de todas, la John Cooper Works (306 cv).

MINI declara una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 9,7 segundos con esta configuración mecánica mientras que la velocidad máxima es de 205 km/h. En materia de consumos, las prestaciones según fábrica son: 6,2 l/100 km en ciclo urbano, 4,7 l/100 km en ruta, y 5,3 litros cada 100 km en ciclo mixto, que son números cuando menos prometedores y además medidos bajo el esquema de mediciones estandarizadas europeas WLTP (Worldwide Harmonized Light-Duty Vehicles Test Procedures). Durante las pruebas, logré como mejores cifras 7,3 l/100 km en ciclo urbano, 5,6 l/100 km en ruta, y 6,5 litros cada 100 km en ciclo mixto. El peso en orden de marcha en tanto, es de 1.430 kg, mientras que el depósito de combustible aloja 51 litros de capacidad y podría ofrecer 5 o 6 litros más, tal vez.


Comportamiento dinámico

El Cooper Countryman Classic Plus presenta un comportamiento muy parecido al de sus hermanos de gama en materia de chasis, aunque algunas distancias quedan entre ambos, como por ejemplo el buen compromiso entre confort y dinámica. La gran diferencia radica en la elección de neumáticos de cada uno. Mientras en los Cooper S apela a un uso dual y más enfocado a un cliente que busca confort y deportividad, en este Cooper se inclina más sobre lo segundo que lo primero, producto de tener llantas más chicas así como cauchos más gorditos y blandos al no ser los runflat reforzados, que son más duros.

Las suspensiones de esta versión copian menos las irregularidades del camino, dando a cambio un andar mucho mejor filtrado y cómodo que en sus hermanos más potentes y caros. Es decir, el Cooper es un producto de corte familiar, pero con las bondades de un chasis que no llega a poner en compromiso el equilibrio entre el confort de ciudad y ruta. En lo personal, creo que esta variante con neumáticos no-runflat, es un producto mejor adaptado para lidiar con nuestras calles y caminos que las versiones más potentes o deportivas del Countryman, que llevan esos cauchos reforzados o una suspensión con un seteo más firme.


Pasando al impulsor, es cierto, no tiene la agilidad de respuesta ni la contundencia que podría encontrarse en su hermano con cuatro cilindros. Pero el motor que mueve al Cooper cumple con creces con las exigencias de un usuario que se mueve más que nada en la ciudad, con alguna escapada ocasional de fin de semana a la ruta, donde tampoco defrauda. Algo que me atrajo de este motor es el sonido en el régimen medio y alto. Gruñe como un seis cilindros, pero con sus acordes reducidos al 50%. Es muy simpático de escuchar y hasta diría que entretenido, como pasa con todo motor impar.

La mecánica, por su parte y como ya dije, tiene un comportamiento destacado e ideal para el tránsito urbano, ya que las relaciones de la transmisión automática le permite viajar muy relajado. Trabaja en D6 a 70 km/h a apenas 1.500 vueltas, mientras que en el caso usar el modo "S" de la caja, a igual velocidad el régimen es un poco superior, pero no tanto, 1.900 rpm y con la DKG en S5. En ruta, en tanto, el conjunto se mueve a 110 km/h en D7 a unas relajadas 2.200 vueltas, mientras que pasando la transmisión al seteo deportivo, baja una marcha (S6) y sube 400 revoluciones el motor (2.600 rpm) a igual velocidad.


Un detalle que no quiero pasar por alto son los modos de uso que permite el conjunto mecánico gracias a lo que MINI denomina MINI Driving Modes y que se reparte entre tres programas: Green, Mid y Sport. El primero es para priorizar la economía y eficiencia de combustible, gestionando los elementos de confort como el aire acondicionado así como también el motor y su respuesta, ralentizando todas las sensaciones de manejo. 

El segundo modo es el que podría considerarse "por default" y en el que el Cooper queda seteado cuando nos ponemos en marcha, mientras que el Sport actúa sobre la dirección, la respuesta del acelerador (lo hace más ágil). Los consumos también cambian usándolos: en ruta registré 6,3 l/100 km (Sport) y 5,8 l/100 km (Mid), contra los 5,6 l/100 km del modo Green.


En este ámbito el 1.5 turbo se comporta muy relajado y si bien no llega a tener el brío del 2.0 de 192 cv de las versiones S, con apenas 136 cv y un torque voluntarioso de 220 Nm desde las 1.350 vueltas, cumple de forma muy satisfactoria la tarea. Las recuperaciones tampoco son un problema, incluso con una carrocería que pasa apenas la tonelada y media de peso. 

Gracias a la suavidad y rapidez de la Steptronic de sexta, este Countryman puede pasar con el kick-down de la caja de 80 a 110 km/h en unos más que lógicos 6,09 segundos, ya que pasando el segundo umbral del acelerador, la transmisión pasa de D6 a D3 en un parpadeo, haciendo que los adelantamientos ruteros no conlleven demoras.


Equipamiento

Este Classic Plus es el nivel intermedio de la nueva gama del Countryman, por encima estando el Cooper S Classic Plus y por debajo, el Cooper Essential. Esta variante evaluada lleva de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), dirección asistida electromecánica (EPS), Auto Start/Stop, freno de estacionamiento electromecánico, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, limitador de velocidad, faros delanteros full LED con contenido ampliado y luces diurnas, faros antiniebla delanteros LED, faro antiniebla trasero, sensores de estacionamiento traseros, asientos delanteros deportivos regulables en altura y con ajuste lumbar, respaldo trasero rebatible y reclinable 40:20:40, encendido automático de luces, sensor de lluvia, conexiones USB-C para las plazas traseras (2), paquete estético exterior Classic (aplique delantero), tapizados en tela/leatherette Black Pearl, apliques interiores Piano Black, MINI Excitement Package (luces ambientales interiores y LED en consola central), espejos exteriores eléctricamente, cargador inalámbrico para smartphones (Qi), climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras, faros traseros LED con diseño "Union Jack", radio MINI Visual Boost con FM/1USB-A/1USB-C/Bluetooth/Apple CarPlay con pantalla central de 6,5 pulgadas, comandos vocales, audio streaming y MINI Connected, instrumental digital Black Panel de 5,0 pulgadas, cámara de retroceso, MINI Driving Modes (Sport, Mid y Green), apliques interiores Piano Black, Colour Line Carbon Black, barras longitudinales de techo satinadas, paquete de iluminación, techo y carcasas de los retrovisores en color "Pepper White/Jet Black", acceso confort (llave manos libres y apertura/cierre), techo solar eléctrico panorámico, sistema Launch Control, y llantas de aleación "Channel Spoke Black" de 17 pulgadas sobre neumáticos runflat en medida 225/55 R17. En relación a faltantes, aparecen algunos muy pequeños: sensores de estacionamiento delanteros, espejo interior con anti-encandilamiento automático, espejos exteriores plegables eléctricamente, conectividad con Android Auto y control de velocidad crucero.


Seguridad

Todos los MINI Countryman llevan de serie: seis airbags, frenos ABS, regulación electrónica de la fuerza de frenado (EBD), ayuda de frenado en curvas (CBC), sistema de estabilización (DSC) con asistencia de frenado, asistente de arranque en pendientes, función de secado de frenos, luces de freno dinámicas, compensación de "fading", control dinámico de la estabilidad (DTC) y control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC), capot activo para peatones, monitoreo de presión de neumáticos, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles. Se trata de una dotación que cumple con lo básico para este rango de precios.

Pero en otros mercados como el europeo, MINI ya está ofreciendo de serie o como opcional según cada región, al conjunto de asistencias que la marca británica denomina Driving Assistant Package. Estas asistencias son: asistente de luz de carretera, la detección de señales de tráfico así como la advertencia de personas o de una colisión frontal tanto en ciudad (entre 10 y 60 km/h) como carretera (a partir de 50 km/h), además del alerta de cambio involuntario de carril, y el control de velocidad crucero activo con función “Stop & Go, que puede utilizarse en un rango de entre 30 y 140 km/h. Si hay modelos generalistas que las ofrecen, por qué no las trae un MINI que roza los 70 mil dólares, es toda una incógnita. Ojalá esto se revierta pronto.


Precio, garantía y competidores

Como dije más arriba, la gama del Countryman tiene a esta versión Cooper Classic Plus 1.5 T Steptronic DKG en el medio, con un precio de U$S 52.990. Por debajo solo tiene a la Cooper Essential 1.5 T DKG a U$S 49.990, mientras que por encima ya existen las Cooper S Classic Plus 2.0 T DKG y Cooper SE Chili 1.5 T ALL4 (híbrida enchufable) U$S 64.990 y U$S 70.990, respectivamente. La garantía es la misma de todos los MINI, es decir, 3 años o 200.000 kilómetros.

Dentro del universo de los SUVs compactos premium, la competencia de este Countryman es la siguiente: Audi Q2 Advanced 35 TFSI 1.4 A/T (U$S 47.490), Audi Q3 Advanced 35 TFSI 1.4 S tronic (U$S 52.900), BMW X1 sDrive 18i City 1.5 T DKG Steptronic (U$S 54.990), y Mercedes-Benz GLA 180 Progressive 7G-DCT (U$S 67.490). Digamos que el producto de MINI está en la parte más accesible del segmento, pero también con un paquete de equipamientos, en especial de confort, bastante digno para estos valores.


Conclusión

El Countryman nació como un producto encargado de no encasillar a MINI dentro del segmento de los hatchbacks chicos aspiracionales (siento que deberíamos llamarle así a estas marcas "premium"). Con el tiempo lo fue logrando. Su primera generación era un hatchback con intenciones fuertes de querer ser un crossover, mientras que el nuevo se para sobre la plataforma de un SUV como lo es el BMW X1, su hermano y rival directo, también saltando al segmento de los SUV-C de lleno.

Sin embargo, entre ese mar de productos muy uniformes en su diseño y características el producto de la firma inglesa logró despegarse del resto en algunos aspectos que le otorgan cierto grado de personalidad propia. Esta variante Classic Plus, además de ser el corazón de la gama Countryman, también logra ser una de las opciones más racionales entre todas las que ofrece este SUV, dado que los precios de las versiones Cooper S y SE están cada vez más arriba. Ni hablar del John Cooper Works, que es prohibitivo.


A U$S 52.990 uno se puede llevar una buena dotación de equipamientos, una mecánica más que eficiente y probada, así como también un SUV familiar con un diseño simpático, distinto al resto, un logrado confort de marcha y dinámica en ruta, sumándole también una garantía más que acorde al producto. Suena muy lógico todo siendo que es una marca que apela siempre más a la emoción que a la razón en sus comunicaciones de producto. Pero es así. Hoy este Countryman es una compra más razonable que un BMW X1 a igualdad de mecánicas y precios. Pero también vale para un Audi Q3 o Mercedes-Benz GLA.

Es cierto, existe un nivel Essential todavía más accesible que el evaluado. Pero por la diferencia de dinero y lo que se gana en términos de equipamientos, sin dudas vale la pena saltar al Classic Plus, así como también resulta ser una compra más racional que su hermano, el BMW X1 sDrive 18i City. Luego de la reconfiguración de la gama realizada el año pasado, MINI ahora tiene en todas sus variantes del Countryman una gama más coherente y mejor configurada. Por eso no quedan dudas que dentro de esta nueva familia de versiones, este Classic Plus también pasa a ser una de las opciones más razonables para quienes busquen un SUV premium compacto bien ejecutado y además, que sea el más cool de todos.


A favor
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos reducidos
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Garantías
  • Habitabilidad general para adultos
  • Posición de manejo
En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Neumático de auxilio temporario
  • Sin asistencias a la seguridad disponibles


FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.499
Número de cilindros: 3
Número de válvulas: 12
Relación de compresión: 11:1
Diámetro x carrera (mm): 75 x 90,5
Inyección: directa con turbocompresor e intercooler, control variable de válvulas (VALVETRONIC) y doble sincronización variable del árbol de levas (doble VANOS)
Potencia máxima (cv/rpm) 136/4.500-6.500 
Torque máximo (Nm/rpm) 220/1.480-4.100
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial con doble embrague y siete relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera servoasistida eléctricamente
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos ventilados
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: eje de articulación única y montantes telescópicos McPherson con soporte de aluminio
Trasera: eje de brazos múltiples con brazos longitudinales
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 225/55 R17
Rueda auxiliar: T115/75 R17
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 205
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,7
Consumo (l/100km) Urbano: 6,2 - Carretera: 4,7 - Mixto: 5,3
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 450/1.390
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.430
Largo total (mm) 4.297
Ancho total (mm) 1.822
Alto total (mm) 1.557
Distancia entre ejes (mm) 2.670
Capacidad del tanque de combustible (l) 51

Galería: MINI Cooper Countryman Classic Plus 1.5 T Steptronic DKG | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto MINI Cooper Countryman Classic Plus 1.5 T Steptronic DKG

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras longitudinales de techo satinadas
Faros delanteros full LED con contenido ampliado y luces diurnas
Faros antiniebla delanteros (LED) y traseros
Faros traseros LED con diseño "Union Jack"
Llantas de aleación de 17 pulgadas
Paquete estético exterior Classic (aplique delantero)
Paquete de iluminación exterior
Techo panorámico eléctrico
Techo y carcasas de los retrovisores en color "Pepper White/Jet Black"
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistencia de frenado en curvas (CBC)
Ayuda al arranque en pendientes
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control dinámico de los frenos (DBC)
Control de estabilidad (ASC)
Control dinámico de estabilidad (DSC)
Control dinámico de tracción (DTC)
Control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC)
Frenos ABS
Función de secado de discos y pastillas con compensación de fading
Monitoreo de presión de neumáticos
CONFORT
Acceso confort (llave manos libres y apertura/cierre)
Apliques interiores Piano Black
Asiento trasero rebatible y reclinable 40:20:40
Asientos delanteros deportivos regulables en altura y con ajuste lumbar
Botón de encendido/apagado
Cámara de retroceso
Cargador inalámbrico para smartphones (Qi)
Climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras
Colour Line Carbon Black
Computadora de a bordo
Conexiones USB-C para las plazas traseras (2)
Dirección con asistencia electro-mecánica variable
Encendido automático de luces con función diurna
Espejos exteriores regulables eléctricamente
Freno de estacionamiento electromecánico
Función Auto Start&Stop
Instrumental digital Black Panel de 5,0 pulgadas
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Limitador de velocidad
MINI Driving Modes (Sport, Mid y Green)
MINI Excitement Package (luces ambientales interiores y LED en consola central)
Parlantes (6)
Performance Control
Portón trasero con sensor de movimiento en el paragolpes con apertura y cierre automáticos
Radio MINI Visual Boost con FM/1USB-A/1-USB-C/Bluetooth/Apple CarPlay con pantalla central de 8,8 pulgadas, sistema de navegación MINI, comandos vocales, audio streaming y MINI Connected
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento traseros
Sistema Launch Control
Tapizados en tela/leatherette Black Pearl
Volante multifunción en cuero con regulación en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 52.990. Garantía: 3 años o 200.000 km.

COMERCIALIZA:

Magna. Francisco Solano Antuña 2996. Tel. 29243125. Web: www.mini.com.uy