Contacto: MINI Cooper Countryman SE Chili 1.5 T Steptronic ALL4

jueves, 2 de septiembre de 2021



Con la excusa de su ligera actualización, evaluamos al MINI Cooper Countryman SE.

MINI renovó a la segunda generación del Countryman el año pasado, pero recién ahora pudimos conocer a fondo a las actualizaciones que tuvo. Uno de los modelos de la gama que más cambios tiene es el Cooper SE, es decir, la versión híbrida enchufable, que ahora tiene más autonomía eléctrica.
Siendo este el tercer MINI Countryman de segunda generación (o F60 si quieren llamarlo por su código interno) no voy a repasar uno por uno los capítulos de la historia del modelo, porque ya lo hice en la evaluación del Cooper S Countryman Chili 2.0 T Steptronic que probé en 2017 (ver prueba), seguido por el Cooper SE Countryman Chili 1.5 T Steptronic ALL4 (ver prueba) y el Cooper Countryman Pepper Plus 1.5 T Steptronic (ver prueba).

Así que esta introducción irá de lleno con la renovación de mitad de vida que tuvo este modelo en 2020 (ver nota)Las novedades incluyen nuevos grupos ópticos delanteros full LED y grupos ópticos traseros LED de diseño Union Jack de serie, emblemas "MINI", paragolpes, parrillas, tapizados, colores de carrocería (White Silver metalizado y Sage Green metalizado), diseños de llantas de aleación, un nuevo instrumental digital Black Panel de 5,0 pulgadas, y además el Cooper incorpora a la nueva transmisión automática secuencial de doble embrague y siete relaciones Steptronic DKG.


Si son asiduos y atentos lectores, sabrán que Grupo BMW (BMW-MINI) utilizan la sigla LCI (Life Cycle Impulse) para denominar a sus actualizaciones de mitad de vida. Suelen ser una sola, pero hay algunos modelos que reciben dos, como el MINI 3 y 5 Door Hatch (ver lanzamiento). En el caso del Countryman, en especial en su versión híbrida enchufable (Cooper Countryman SE) además tuvo cambios: una batería de iones de litio de alto con un contenido bruto de energía de 9,6 kWh (antes de 7,6 kWh), pudiendo lograr una autonomía eléctrica máxima de 55 a 61 kilómetros (antes 37 a 40 km).

El Countryman LCI llegó por estas costas a finales de 2020 (ver lanzamiento) y ahora llegó el turno de evaluarlo en Autoblog en su variante Cooper Countryman SE Chili 1.5 T Steptronic ALL4 con las novedades de estética y equipamientos, además de la mejora en términos de capacidad de la batería y autonomía en modo 100% eléctrico. Comencemos con el análisis.


Exterior

Hay que tener el ojo muy entrenado para distinguir a un Countryman de un Countryman LCI. El nuevo diseño del paragolpes, y la parrilla de nuevo diseño presenta los contornos hexagonales típicos de MINI y está rodeada por un delgado marco cromado de una sola pieza. Su entrada de aire está subdividida por tres molduras horizontales en el Cooper Countryman, mientras que en los Cooper S Countryman y del nuevo MINI Cooper SE Countryman se caracteriza por una estructura de rejilla hexagonal con un logotipo "S" en tono amarillo y una única moldura en cromo.

El equipamiento de serie del nuevo Countryman incluye también ópticas delanteras full LED y opcionales Matrix LED, que se complementan con luces antiniebla LED, con un detalle muy curioso: una banda luminosa en el semicírculo superior de cada luz antiniebla que sirve como luz de estacionamiento. Tiene un aspecto muy peculiar cuando quedan encendidos. En el lateral de esta variante, además, aparecen los logotipos "E" que MINI utiliza en sus modelos electrificados o híbridos, también en color amarillo.


En el MINI Cooper SE Countryman de serie lleva unas "Pin Spoke" de 18 pulgadas sobre neumáticos runflat en medida 225/50 R18, que en nuestra unidad de pruebas iban montadas sobre unos Hankook Ventus S1 evo². Luego en el sector trasero, aparece una pequeña contradicción. Si bien estamos ante un Cooper SE, y no un Cooper, hay una sola salida de escape a la izquierda, cuando los Cooper S convencionales tienen dos. Así que es una denominación algo "tramposa".

Por el resto es un Countryman F60 común y corriente. En otras palabras para ser un híbrido, MINI logró disimularlo bastante más que otras marcas que usan esta tecnología, algo que muchos clientes apreciarán mucho si les gusta la discresión. Es más, hasta las dimensiones de la carrocería son las mismas que del resto de los Countryman LCI: 4.299 mm de largo, 1.822 mm de ancho, 1.557 mm de alto, y la distancia entre ejes está en los 2.670 milímetros.


Interior

Acá salvo un par de diferencias, tampoco existen muchos elementos que difieran de otros Countryman. Y en lo personal esto es algo bueno, ya que al igual que otros MINI, este SUV cuenta con mucha personalidad por donde miremos, en tiempos donde la uniformidad de criterios entre los automóviles, es moneda común. La casa inglesa sigue siendo de las pocas que apuesta por ser diferente sin importar el producto. Eso también corre para la calidad de materiales y encastres, que es de las mejores del segmento.

Por dentro los cambios son todavía más sutiles que por fuera para este facelift, porque solo los más conocedores del modelo los sabrán identificar de inmediato e incluso a los más conocedores también les llevará un rato encontrar las diferencias. Los dos difusores de aire ahora van enmarcados en paneles negros (antes cromados) y son nuevos el volante, instrumental y central multimedia, es decir, los cambios que han adoptado todos los MINI en los últimos dos años. Y poca cosa más.


Como mencioné, se ha renovado el tablero de instrumentos, que es digital con un display de cinco pulgadas. Su visión es algo compleja cuando le dan los reflejos de la luz del día y no es tan personalizable como me gustaría, más considerando el precio de esta versión. De noche la visión es perfecta, e incluso en esas horas se llega a ver que el tacómetro tiene una aguja física. Pero queda algo fuera de tono con el resto.

En el panel central ahora es de serie una nueva pantalla táctil a color de 8,8 pulgadas (ahora con Apple CarPlay inalámbrico, pero sin Android Auto aún), y los botones de acceso directo dejan de ser físicos para darle paso a unos sensibles al tacto con superficies en Piano Black high-gloss. Serán más bonitos de ver, pero también son menos prácticos que antes.


Además, la unidad de control de audio y los botones para activar las balizas ahora están integrados en una unidad de control circular. Junto con la iluminación ambiental opcional, hay una nueva superficie diseñada con grabado láser optimiza el aspecto del anillo de luz LED que rodea el panel central de instrumentos. Es un detalle muy cool. Lo mismo con el panel del tablero, que cuenta con iluminación LED configurable, clásico de los MINI, pero que ahora tiene un grabado más intenso. Es un detallecito, pero garpa mucho.

El volante también es de nuevo diseño con botones multifunción que ahora forma parte del equipamiento de serie de todos los MINI. Una nueva organización de los botones optimiza el control de las funciones de audio y teléfono, el control por voz y los sistemas de asistencia al conductor. Las teclas también van en ese molesto Piano Black high-gloss que no hace otra cosa que acumular más huellas dactilares que una comisaría. A su vez, el tacto que ofrecen es bastante menos agradable que las teclas físicas que tenía antes. Siento que es un retroceso por ser muy "plasticoso". Lo que por suerte se mantiene sin cambios es la genial posición de manejo, que es de los puntos más fuertes que siempre tuvo este producto.


Al igual que en otros Countryman, en este Cooper SE se va sentado más arriba que en otros modelos de la marca. De todas formas, la butaca abraza con sus pétalos laterales y extensor para muslos, siendo ideal para pasar varias horas al volante. Además de tener múltiples regulaciones (manuales de serie, eléctricas en opción) del asiento y del volante, en esta unidad, al contar con un tapizado llamado Cross Punch Carbon Black que mezcla cuero perforado con Alcantara, el resultado es perfecto. 

Algo bueno es que esta versión tiene ahora cargador inalámbrico para smarthpones. Pero si tenés uno de los grandes (tamaño iPhone 11 Pro Max, por ejemplo), es posible que no entre en la base inductiva. La otra novedad es que para las plazas delanteras se agregó una conexión USB-C de carga rápida entre las butacas, mientras que para los pasajeros de las plazas posteriores, también se sumaron dos más de ese tipo.


Luego en términos de habitabilidad general, salvo por un asiento trasero apenas más elevado al tener por debajo las baterías del sistema híbrido, el espacio interno del Countryman PHEV sigue siendo igual de buena que en sus hermanos a combustión. Dos adultos irán muy cómodos a lo largo, ancho y alto, mientras que un tercer ocupante podrá viajar en la plaza central en viajes cortos sin muchos problemas, solo teniéndose que preocupar por un respaldo algo más firme. A su vez se puede reclinar el respaldo trasero de forma 40:20:40, para aumentar el grado de modularidad de carga o comodidad de los pasajeros.

El baúl tiene 405 litros de capacidad, que son 45 menos que en los otros Countryman, producto de que las baterías ocupan ese espacio faltante. Si bien el volumen es correcto de todas formas, además puede aumentarse porque el respaldo es rebatible 40:20:40, pudiendo alcanzar los 1.275 litros (-115 litros frente a otros Countryman). Por debajo del piso encontramos la falta de un auxilio de repuesto, un mal endémico de (casi todos) los modelos de este grupo automotriz, ya que tiene cuatro neumáticos tipo runflat.


Motores y transmisión

El Cooper Countryman SE no cambió en casi nada en términos mecánicos. Como dije más arriba, mejoró la capacidad de la batería para obtener una mayor autonomía en modo 100% eléctrico. Pero los motores a combustión y eléctrico, son los mismos de siempre. Al primero se lo conoce como B38B15M0. Tiene 1.499 cc de cilindrada, tres cilindros con MINI TwinPower Turbo (single scroll), inyección directa, sistema de regulación variable de las válvulas (VALVETRONIC), y control variable del árbol de levas (doble VANOS). Eroga 136 cv entre 4.400 y 6.000 vueltas, y un torque de 220 Nm entre las 1.250 y 4.300 rpm. La transmisión es una automática secuencial Steptronic de seis relaciones con convertidor de par.

El motor eléctrico en tanto, utiliza la tecnología MINI eDrive con un impulsor sincronizado, integrado en la caja de cambios con función del alternador de recuperación de energía para el acumulador de alto voltaje. Tiene una potencia máxima de 88 cv a 2.500 rpm y un par máximo de 165 Nm entre 0 y 3.000 rpm. La batería, por su parte, es de ion-litio y cuenta con una capacidad energética neta de 9,6 kWh, mientras que en la versión anterior, contaba con un poco menos: 7,6 kWh. Con este incremento, ahora puede lograr una autonomía eléctrica máxima de 55 a 61 kilómetros (antes 37 a 40 km).


Ambos motores combinados producen una potencia máxima de 224 cv y 385 Nm de par máximo. A su vez permite tener una velocidad máxima de 135 km/h en modo eléctrico y una autonomía de hasta 61 kilómetros conduciendo en modo eléctrico, aunque en el mundo real ese número baja a 56 km más o menos. La batería es recargable completamente en 3:15 horas utilizando el cable de recarga estándar que se entrega con el auto y que se conecta a una toma de corriente doméstica convencional. Con el MINI Wallbox, la recarga tarda 2:30 horas en total con un conector 3,6 kW (16 A/230 V).

¿Pero cómo se traduce este choclo de cifras en el manejo diario? Es un híbrido que permite usar por más tiempo los modos eléctricos que otros modelos de características similares, siendo el puente lógico entre los no enchufables (que tienen una autonomía eléctrica muy limitada) y los productos 100% eléctricos. La respuesta del torque instantáneo del motor eléctrico es adictiva y se combina con un chasis ya conocido de todas las versiones del modelo. Si bien no busca ser un deportivo, de todas formas existe algo de diversión en el manejo que no aparece en algunos rivales de este segmento. Porque a diferencia de aquellos, el Cooper SE puede trabajar con tracción trasera en modo 100% eléctrico, dado que es el que impulsa al eje posterior, mientras que el delantero se mueve con el naftero.


La transmisión, por su parte es la que dentro del Grupo BMW denominan Steptronic "a secas" y que en el fondo es una caja Aisin 6F21WA. Es una clásica automática con convertidor de par y seis relaciones, pero sin levas al volante (porque este Countryman no es deportivo, reitero), ni la posibilidad de hacer rebajes rabiosos entre más de dos cambios, como sí dejan las que se llaman Steptronic Sport. 

Su funcionamiento es impecable por la suavidad de marcha que entrega, y cuenta con modo de "navegación a vela", es decir, que cuando marchamos a una velocidad constante y levantamos el pie del acelerador, desacopla la caja y deja al impulsor regulando para ahorrar combustible y bajar emisiones. Esto solo puede utilizarse con el modo de manejo "Green", mientras que en los "Mid" y "Sport", esta función se anula, para ser la regeneración de energía para cargar la batería en movimiento la que se active en su lugar.


MINI declara una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en unos más que respetables 6,8 segundos con esta combinación mecánica, mientras que la velocidad máxima es de 198 km/h. En materia de consumos, las prestaciones según fábrica son apenas 2,1 litros cada 100 km en ciclo WLTP mixto, no declarando los valores de ciudad o ruta, algo que no es muy normal en una empresa que siempre acostumbra a dar todas las cifras.

Durante la prueba, en modo Max eDrive (híbrido automático) logré como mejores números 2,2 l/100 km en ciclo urbano, 3,4 l/100 km en ruta, y 2,8 litros cada 100 km en ciclo mixto. Como verán, hay diferencias de consumo entre el registro teórico y el práctico, pero en todos los casos son cifras más que excelentes para un producto con 224 cv de potencia. Como referencia, en el modo Save (solo naftero) logré: 7,1 l/100 km en ciclo urbano, 6,5 l/100 km en ruta, y 6,8 litros cada 100 km en ciclo mixto. El peso en orden de marcha, en tanto, es de 1.660 kg, mientras que el depósito de combustible es bastante pequeño, alojando apenas 36 litros (- 15 litros respecto a otros Countryman).


Comportamiento dinámico

Por más que en su denominación se lea "Cooper S", hay que tener en cuenta que es un "SE" y no un "S Countryman" puro. Si bien MINI dotó a este producto de una potencia y par combinados similar a la variante John Cooper Works (231 cv y 320 Nm) del Countryman, las prestaciones y comportamiento del Cooper SE apelan más a la eficiencia de combustible y energía más que a la deportividad. Más Cooper que S, digamos.

De todas formas la diversión no se coarta en función de ser un híbrido eficiente. Sigue teniendo ese nivel de entretenimiento al volante, pero que ahora se puede combinar con unos consumos irrisorios y la posibilidad de circular en un silencio absoluto por unos 50-56 kilómetros en promedio (podría llegar a más de 60 en condiciones súper ideales), dependiendo siempre de la energía que le apliquemos al acelerador. Es un producto muy ágil en el uso urbano o rutero, asistido por un conjunto mecánico muy eficiente.


El hecho de ser un híbrido hace que las sensaciones de manejo se vean cambiadas por el hecho de no escuchar el ruido del motor, o de ver en la pantalla multimedia el flujo de energía yendo del motor a las ruedas o de la batería al motor eléctrico. Al igual que otros PHEV, se lo puede utilizar como cualquier otro Countryman o también se puede jugar todo el tiempo a sacarle el mayor provecho al sistema híbrido, que también puede ser muy entretenido buscando las inercias de frenado o las aceleraciones constantes.

En materia de chasis, es cierto que en la vida urbana las suspensiones copian más las irregularidades y las sequedades de la calzada se perciben con mayor claridad que en otros SUVs compactos, pero en contrapartida tendrá una gran recompensa cuando se sale a la ruta. Todo esto se ve magnificado si elegimos neumáticos tan grandes como los de la unidad probada. Con unos de dos pulgadas menos, seguro que no pasaría lo mismo, aunque en defensa de MINI, es un producto cómodo de todas formas.


Algo que aporta mucho a esa "diversión de uso", es el seteo de la dirección. Este Countryman cuenta con una dirección muy directa y comunicativa en lo veloz y a la vez muy desmultiplicada y amable con los brazos en las maniobras de estacionamiento. Es perfecta y casi que permite teletransportarse en diagonal, algo que el Mini original sabe hacer como ningún otro auto en el mundo.

Además de los modos de conducción clásicos de otros Countryman ya mencionados más arriba en el apartado del motor, el Cooper SE suma tres más denominados Max eDrive, Save y Auto eDrive. El primero es para que funcione en modo 100% eléctrico a velocidades de hasta 125 km/h. En este modo de conducción, el motor de combustión se enciende solo cuando el conductor activa la función "kick-down", pisando a fondo el acelerador y los motores trabajan en el modo de "eBOOST".


Con el segundo modo, en tanto, puede mantenerse el estado de carga de la batería de alto voltaje, para aprovechar su energía luego, cuando se opte por conducir solo con el motor eléctrico. Si el nivel de carga es inferior a 50% se carga el acumulador. Al colocar el selector de cambios en el modo S, siempre se pone en funcionamiento el motor eléctrico, sin importar el modo que se haya activado antes. De esta manera se dispone de la máxima potencia de ambos motores. Al mismo tiempo, se eleva el nivel de carga de la batería al 80%.

El modo Auto eDrive, por último, permite una conducción 100% eléctrica hasta los 80 km/h, y va conmutando entre ambos impulsores en función del manejo que estemos realizando. Debido a las funciones de la tecnología MINI E, la extensión del funcionamiento característico de los modos de conducción Green, Mid y Sport es un poco más acentuada que en el caso de los Countryman convencionales.


Gracias a la suavidad y rapidez de la Steptronic de sexta junto a la asistencia del motor eléctrico y su torque instantáneo mediante la función eBoost (385 Nm), este Countryman PHEV puede pasar con el kick-down de la caja de 80 a 110 km/h en apenas 4,63 segundos (el anterior Cooper Countryman SE había conseguido 4,39), ya que pasando el segundo umbral del acelerador, la transmisión pasa de 6ª a 3ª en un parpadeo, haciendo que los adelantamientos ruteros no conlleven demoras.

Más allá de tener tracción en ambos ejes, gracias al sistema ALL4 que trabaja con los dos motores (eléctrico y naftero), el Cooper SE Countryman está muy lejos de ser un sport utility para meterse en la arena o el barro, pero jamás fue la intención de este modelo y los neumáticos utilizados tampoco fueron creados con estos fines. Es tan urbano como un subterráneo europeo. Y va igual de rápido, mientras que con esta versión además es muy eficiente.


Equipamiento

Este Cooper Countryman SE pasó a ser el modelo más equipado de la gama, siempre y cuando no contemos al nivel John Cooper Works. MINI eliminó de la oferta al Cooper S Countryman convencional, para dalre paso a este híbrido enchufable. Por tal motivo, la dotación es bastante completa: dirección asistida electromecánica (EPS), pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), Auto Start/Stop, freno de estacionamiento electromecánico, computadora de a bordo, volante multifunción en cuero Walknappa MINI Yours con regulación en altura y profundidad, computadora de a bordo, climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras, alarma, limitador de velocidad y control de velocidad crucero dinámico con función de frenado, faro antiniebla trasero, faros delanteros full LED adaptativos, faros traseros LED, faros antiniebla delanteros LED, asientos delanteros regulables en altura, respaldo trasero rebatible y reclinable 40:20:40, radio MINI Visual Boost con FM/1USB-A/1USB-C/Bluetooth/Apple CarPlay con pantalla central de 6,5 pulgadas  MINI Excitement Package (MINI Logo Projection, luces ambientales interiores y LED en consola central), Performance Control, acceso confort con función Easy Opener, asistente activo de estacionamiento con sensores de estacionamiento delanteros y traseros, portón trasero con sensor de movimiento en el paragolpes con apertura y cierre automáticos, cámara de retroceso, paquete de iluminación exterior, techo panorámico de cristal, MINI Driving Modes (Green, Mid, Sport), modos de conducción MINI E (Auto eDrive/Max eDrive/Save Battery), luces diurnas, tapizados en cuero Cross Punch Carbon Black, apliques interiores MINI Yours Interior Style Shaded Silver Illuminated, Colour Line Carbon Black, sistema de audio harman/kardon con 12 altavoces, amplificador digital, potencia de amplificación de 360 W, encendido automático de luces, sensor de lluvia, barras longitudinales de techo satinadas, techo y carcasas de los retrovisores en color "Jet Black", cargador inalámbrico para smartphones (Qi), espejo retrovisor interior electrocrómico, paquete estético exterior ALL4 (guardabarros trasero y delantero en Piano Black, protecciones de bajos en plateado y listones laterales plateados) y llantas de aleación "Pin Spoke" de 18 pulgadas sobre neumáticos runflat en medida 225/50 R18.


Es una dotación más que correcta y quiero hacer un especial hincapié en el brillante equipo de sonido de alta definición harman/kardon que trae de serie esta versión. Cuenta con 12 altavoces, amplificador digital, potencia de amplificación de 360 W. Y puede que suene exagerado, pero hacía mucho tiempo que no utilizaba un sistema de audio tan bueno en un SUV de este segmento. Mientras en otros Countryman es un opcional que se paga aparte, el PHEV lo tiene de serie en nuestro mercado.

Frente al Cooper Countryman SE Chili anterior, este LCI perdió algunos elementos de confort como los espejos retrovisores plegables eléctricamente y el MINI Excitement Package (MINI Logo Projection, luces ambientales interiores y LED en consola central). Pero ganó la conectividad vía CarPlay, una mejor pantalla multimedia, un espejo retrovisor interior electrocrómico, y tres conexiones USB-C. Y una batería más capaz con una mayor autonomía. Así que digamos que ganó más que perdió en líneas generales.


Seguridad

Todos los MINI Countryman llevan de serie: seis airbags, frenos ABS, regulación electrónica de la fuerza de frenado (EBD), ayuda de frenado en curvas (CBC), sistema de estabilización (DSC) con asistencia de frenado, asistente de arranque en pendientes, función de secado de frenos, luces de freno dinámicas, compensación de "fading", control dinámico de la estabilidad (DTC) y control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC), capot activo para peatones, monitoreo de presión de neumáticos, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles.

Se trata de una dotación que cumple con lo básico para este rango de precios. Pero en otros mercados como el europeo, MINI ya está ofreciendo de serie o como opcional según cada región, al conjunto de asistencias que la marca británica denomina Driving Assistant Package. Estas asistencias son: asistente de luz de carretera, la detección de señales de tráfico así como la advertencia de personas o de una colisión frontal tanto en ciudad (entre 10 y 60 km/h) como carretera (a partir de 50 km/h), además del alerta de cambio involuntario de carril, y el control de velocidad crucero activo con función “Stop & Go, que puede utilizarse en un rango de entre 30 y 140 km/h. Si hay modelos generalistas que las ofrecen, por qué no las trae un MINI que roza los 70 mil dólares, es toda una incógnita.


Los frenos, por su parte, son de discos ventilados en ambos ejes y tienen un comportamiento intachable. Se detiene siempre en línea recta sin manifestar fatigas prematuras del conjunto, con una desaceleración marcada que se siente mucho en el cuerpo, y además enciende las balizas si la frenada es de emergencia, con el fin de alertar a los conductores que vienen detrás nuestro. Diez puntos.

También tiene los sendos controles de tracción y estabilidad, que MINI denomina DSC y DTC. Al igual que la mayoría de sus competidores, el grado de desconexión no es total. El primero se desactiva por completo con una pulsación de unos tres segundos, mientras que para apagar el control de estabilidad, hay que presionar el comando durante diez segundos, aunque en la práctica solo reduce su umbral de acción.


Precio, garantía y competidores

El Cooper Countryman SE Chili 1.5 T Steptronic ALL4 (sí, así de largo es el nombre) se comercializa en Uruguay a un precio de U$S 69.990 y hoy es el modelo más caro de esta gama, salvo por el John Cooper Works, que se trae bajo pedido. ¿A qué precio? Van a tener que preguntarlo en MINI Uruguay si quieren encargarse uno, porque ni siquiera figura en sus listados de precios de venta al público actuales.

La garantía del Cooper Countryman SE evaluado es de 3 años o 200.000 km (excelente esto) y de 7 años sin límite de kilometraje para la batería en todos los casos. El Wallbox MINI E para uso doméstico con carga rápida cuesta U$S 2.990 (con instalación incluida). Respecto al cambio de la batería, por ahora no se divulgaron costos y a diferencia de otros híbridos, MINI solo reemplaza los módulos, no todo el pack.


Al ser híbrido enchufable, los competidores de esta versión del MINI Cooper Countryman SE Countryman Chili 1.5 T Steptronic ALL4, se reducen al Volvo XC40 Recharge T5 R-Design 1.5 T A/T (ver prueba) que se ofrece por U$S 77.990. Enfrentado con el modelo de Volvo, es cierto que hay una brecha de exactos U$S 8.000, que es bastante dinero. Pero en defensa del producto sueco frente al de la marca británica, la dotación de asistencias a la conducción es mayor, también tiene un conjunto mecánico más potente, así como un habitáculo más amplio que en el caso del MINI.

Es cierto, no es un producto accesible. Pero ningún MINI lo es, si vamos al caso. De todas formas, son valores justificados y no "huelen" a sobreprecio cuando consideramos el nivel de tecnología aplicada que nos estamos llevando a cambio. Está previsto que Mercedes-Benz sume en algún momento a la gama del nuevo GLA (ver lanzamiento) una variante híbrida enchufable, la GLA 250 e, que podría tener un equipamiento que compita de forma más pareja en precios con el MINI, dado que el Volvo ofrece muchísimas de las asistencias que en el Countryman ni siquiera están en opción, pero a un valor más alto.


Conclusión

Las mejoras de este Countryman son muy puntuales, pero bienvenidas y necesarias. Más allá de la hibridación, que ya se ofrecía en el modelo previo, la incorporación de tecnologías de conectividad, una mejor dotación de confort y un diseño actualizado, se hacen sentir en comparación con el producto que se venía ofreciendo hasta ahora. En cuanto al caso concreto de esta variante Cooper Countryman SE, es un modelo casi que de nicho, de una marca aún más de nicho, en una fracción de un segmento aún explorado solo por dos marcas: Volvo y MINI.

Es cierto, otras no generalistas como BYD o Peugeot, ya están incursionando en esta categoría con los sendos Song Pro DM (ver lanzamiento) o 3008 HYbrid4 (ver lanzamiento), ambos modelos con una dotación de equipamientos similar o incluso mecánicas más potentes que este Countryman SE. Y lo hacen a precios U$S 10.000 por debajo en el caso del modelo chino o idéntico si pasamos la página hacia el francés, en comparación con este MINI. Sí, ambos valen lo mismo, pero uno tiene asistencias a la conducción y 300 cv, contra un Countryman de 225 cv y sin asistencias. Da para pensarlo si no te interesan las etiquetas "premium" y "generalista" a la hora de elegir tu próximo auto.


El segmento de los SUVs compactos híbridos enchufables está creciendo en el mundo a pasos agigantados. Pero en Uruguay es una categoría de mercado que aún está en su fase exploratoria, porque la oferta es limitada a un puñado de opciones. Sin embargo, esto se irá revirtiendo con el correr de los años y más consumidores podrán apreciar las virtudes de tener un producto con prestaciones y consumos igual de buenos, sin resignar ninguna de las dos partes. Sé que para muchos el presente es eléctrico. En el primer mundo, sí. En el tercer, soluciones como los PHEVs son el mejor puente que tenemos para llegar allá.

Este Countryman SE es una gran muestra de estas virtudes. Es más, hoy es el modelo más exitoso de la gama a nivel local. Sí, se vende más este producto en esta variante híbrida que en todas las otras juntas. Tiene lógica. Conserva ese estilo desenfadado de los modelos de la marca inglesa, pero envuelto en un paquete más práctico y que se adapta mejor a una mayor cantidad de usuarios. No tiene ninguna sorpresa en que hoy sea el que mejor se vende de todos los Countryman. Porque pese a ser una de las marcas más "capricho" de todo el mercado, sin dudas es el más racional de los MINI. Aunque te suene a oxímoron.


A favor
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos reducidos
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Garantías
  • Habitabilidad general
  • Posición de manejo
  • Tecnología aplicada
En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Depósito de combustible pequeño
  • Sin asistencias a la conducción disponibles
  • Sin neumático de auxilio


FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Motor de combustión interna
Cilindrada (cc) 1.499
Número de cilindros: 3
Número de válvulas: 12
Relación de compresión: 11:1
Diámetro x carrera (mm): 75 x 90,5
Inyección: directa con turbocompresor e intercooler, control variable de válvulas (VALVETRONIC) y doble sincronización variable del árbol de levas (doble VANOS)
Potencia máxima (cv/rpm) 136/4.400-6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 220/1.250-4.300
Sistema híbrido
Motor eléctrico
Tipo: generador síncrono de imán permanente integrado en la caja de cambios con función del alternador de recuperación de energía para el acumulador de alto voltaje
Potencia máxima (cv/rpm) 88/4.000
Torque máximo (Nm/rpm) 165/0-3.000
Batería
Tipo: ion-litio (Li-Ion) con 80 celdas
Voltaje nominal (V): 293
Capacidad energética neta (Kwh) 9,6
Potencia máxima y torque máximo combinados (cv/Nm) 224/385 (con función "Boost")
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de seis relaciones
Tracción integral híbrida ALL4 (eje delantero a combustión, eje trasero eléctrico)
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera servoasistida eléctricamente
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos ventilados
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: eje de articulación única y montantes telescópicos McPherson con soporte de aluminio
Trasera: eje de brazos múltiples con brazos longitudinales
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 225/50 R18
Rueda auxiliar: N/D
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 198
Velocidad máxima en modo 100% eléctrico (km/h) 125
Aceleración 0-100 km/h (s) 6,8
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 2,1
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 405/1.275
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.660
Largo total (mm) 4.299
Ancho total (mm) 1.822
Alto total (mm) 1.557
Distancia entre ejes (mm) 2.670
Capacidad del tanque de combustible (l) 36

Galería: MINI Cooper SE Countryman Chili 1.5 T Steptronic ALL4 | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto MINI Cooper Countryman SE Countryman Chili 1.5 T Steptronic ALL4

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras longitudinales de techo satinadas
Faros delanteros full LED con luces diurnas LED
Faros antiniebla delanteros (LED) y traseros
Faros traseros LED con diseño "Union Jack"
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Paquete de iluminación exterior
Paquete estético exterior ALL4 (guardabarros trasero y delantero en Piano Black, protecciones de bajos en plateado y listones laterales plateados)
Techo panorámico eléctrico
Techo y carcasas de los retrovisores en color "Jet Black"
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistencia de frenado en curvas (CBC)
Ayuda al arranque en pendientes
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control dinámico de los frenos (DBC)
Control de estabilidad (ASC)
Control dinámico de estabilidad (DSC)
Control dinámico de tracción (DTC)
Control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC)
Frenos ABS
Función de secado de discos y pastillas con compensación de fading
Monitoreo de presión de neumáticos
CONFORT
Acceso confort con función Easy Opener
Apliques interiores MINI Yours Interior Style Shaded Silver Illuminated
Asiento trasero rebatible y reclinable 40:20:40
Asientos delanteros deportivos regulables en altura
Asistente activo de estacionamiento
Botón de encendido/apagado
Cámara de retroceso
Cargador inalámbrico para smartphones (Qi)
Climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras
Colour Line MINI Yours Style Piano Black con iluminación ambiental en la consola central
Computadora de a bordo
Dirección con asistencia electro-mecánica variable
Encendido automático de luces con función diurna
Espejos exteriores regulables eléctricamente
Espejo retrovisor interior electrocrómico
Freno de estacionamiento electromecánico
Función Auto Start&Stop
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Limitador de velocidad y control de velocidad crucero dinámico con función de frenado
MINI Driving Modes (Sport, Mid y Green)
Modos de conducción MINI E (Auto eDrive/Max eDrive/Save Battery)
Performance Control
Portón trasero con sensor de movimiento en el paragolpes con apertura y cierre automáticos
Radio MINI Visual Boost con FM/1USB-A/1-USB-C/Bluetooth/Apple CarPlay con pantalla central de 8,8 pulgadas, sistema de navegación MINI, comandos vocales, audio streaming y MINI Connected
Sistema de audio harman/kardon con 12 altavoces, amplificador digital, potencia de amplificación de 360 W
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Tapizados en cuero Cross Punch Carbon Black
Volante multifunción en cuero con regulación en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 69.990. Garantía: 3 años o 200.000 km (7 años sin límite de kilometraje para la batería).

COMERCIALIZA:

Magna. Francisco Solano Antuña 2996. Tel. 29243125. Web: www.mini.com.uy