Contacto: Seat Ibiza FR 1.0 TSI M/T

jueves, 24 de febrero de 2022



Evaluamos a la quinta generación del Seat Ibiza por segunda vez, ahora con la versión FR 1.0 TSI.

Con la excusa de la incorporación de un nuevo impulsor, volvimos a probar al Seat Ibiza de quinta generación. Evaluamos al sub-compacto español en su variante más potente y equipada, el FR 1.0 TSI M/T, que lleva una mecánica tricilíndrica turboalimentada de 115 cv con transmisión manual de quinta.
La historia del Seat Ibiza ya fue repasada en detalle a la hora de evaluar la quinta generación (6F/KJ1) en el año 2018 (ver prueba) en su variante 1.0 MPI Style M/T. Sin embargo, desde esa prueba hasta nuestros días, la gama de este sub-compacto barcelonés tuvo diversas novedades de configuración y mecánicas. En el año 2019 incorporó una variante con transmisión automática denominada 1.6 Style A/T, con el motor MPI de 110 cv asociado a una transmisión con convertidor de par de origen Aisin y seis relaciones, es decir, una combinación similar a la de su hermano y rival, el Volkswagen Polo (ver prueba).

Luego para el MY2021 toda la gama del modelo pasó a equipar de serie seis airbags (antes solo dos), faros delanteros Seat Full LED Technology, climatizador automático Climatronic de dos zonas y sistema multimedia "Media System Colour" con pantalla táctil de 6,5 pulgadas con AM/FM/2 USB-C/SD/Bluetooth/Seat Full Link (Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink). La gran novedad es que esa variante automática mencionada en el otro párrafo, se dejó de ofrecer a partir de este cambio de "año-modelo" (ver lanzamiento).


El año pasado la gama del Ibiza sumó una nueva modificación de gama. Sumaron a las versiones Reference 1.6 MPI M/T y FR 1.0 TSI M/T, por encima de los 1.0 MPI Style M/T y Style Plus M/T. Están equipadas con un impulsor 1.0 TSI tricilíndrico turbo de 115 cv en el caso del FR y el conocido 1.6 MPI cuatro cilindros atmosférico de 110 cv para el Reference. En el primer caso se asocia a una transmisión manual de seis relaciones y de cinco en el segundo. Al igual que otros Ibiza, se producen en la planta de MartorellEspaña (ver lanzamiento).

Para este 2022 la gama del Ibiza quedó reducida a dos versiones: 1.0 MPI Style M/T (U$S 20.990) y 1.0 TSI FR M/T (U$S 25.950), es decir, el que Autoblog había evaluado en 2018 y el que ahora estuvimos probando hace algunas semanas. Previo a que este producto reciba en nuestro mercado una renovación de mitad de vida en algún momento de este año (ver nota), es que aprovechamos a conocer la incorporación de una de las mejores mecánicas tricilíndricas del mercado nacional en la silueta del modelo barcelonés.


Diseño

Pese a que el Ibiza recibirá un ligero retoque este año en términos de diseño, el estilo original de esta quinta generación, que data del año 2017 dicho sea de paso, se mantiene como uno de los productos mejor logrados en términos de diseño del segmento B actual. Es un producto muy atractivo desde siempre, en especial en las variantes más caras, que resaltan mejor este diseño hijo de Alejandro Mesonero-Romanos que fue director de diseño de Seat desde 2011 y hasta 2020, momento en el que pasó al Grupo Renault junto a su jefe, Gilles Vidal, el ex-Peugeot que creó a otro segmento B atractivo, el 208 (ver prueba).

Pero volviendo al ibérico Ibiza, esta versión FR le aporta una estética más deportiva (y atractiva) al modelo, pero como veremos más adelante, está muy lejos de ser un producto de altas prestaciones. Para eso tendríamos que esperar a que Cupra le ponga de nuevo sus manos encima al Ibiza alguna vez. Por el momento parece ser que esto no sucederá en el corto plazo. Quizás tendremos que esperar a la próxima generación del modelo para esto. Cabe destacar que esta no es una versión deportiva, es un paquete estético.


Dentro de la historia de Seat, FR (que significa Formula Racing), se define desde siempre por diversos detalles estéticos específicos que le dotan de una presencia apenas más sport que otras versiones. En el caso del Ibiza, mediante elementos tales como los paragolpes FR, las carcasas de los espejos retrovisores en Negro Piano y las (hermosas, lo admito) llantas de aleación "Dynamic FR" de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 215/45 R17, que en la unidad de pruebas eran unos marca Nexen y modelo N'Blue HD Plus. 

También esta versión es la única que ahora cuenta con un generoso techo solar eléctrico panorámico, así como las ventanillas traseras y luneta oscurecidas, tras la desaparición del nivel Style Plus con la mecánica 1.0 atmosférica, que también contaba con estos ítems. Algo que también le aporta a la estética de este Ibiza FR es el color Rojo Desire (casi sacado de la escenografía de una película de Almodóvar por lo intenso) de la unidad de pruebas. Es por lejos el que mejor resalta las líneas de este sub-compacto español, más allá del paquete FR que le queda genial. Es más, no me cansé de sacar fotos durante todos los días que lo usé.


La otra forma de distinguir a este nivel del más accesible Style, es por la presencia de unas salidas de escape en el paragolpes (más falsas que la trama de La Casa de Papel), además del emblema "FR" en el portón posterior. Algo que siempre me gustó de los Seat (en los hatchbacks más que nada) es la capacidad de incorporar el logotipo como mecanismo de apertura del baúl, porque permite tener una superficie limpia, sin tambores de cerraduras ni tiradores. Es la "S" más el nombre del modelo.

La quinta generación de este producto de Seat, como ya es sabido, utiliza la plataforma MQB-A0 del Grupo Volkswagen compartida con la segunda del Audi A1 Sportback (ver nota) o con la sexta del Volkswagen Polo (ver lanzamiento), pero también con su derivado SUV, el Arona, que ya fue evaluado por Autoblog (ver prueba) curiosamente también en esta misma configuración FR. El Ibiza mide 4.059 mm de largo, 1.780 mm de ancho, y 1.444 mm de alto. La batalla en tanto es de 2.564 milímetros.


Interior

Al igual que ya sucedía con el Ibiza en sus versiones Style o Reference, puertas adentro, este FR deja respirar el aire de habitáculo de los Seat más modernos. Se encontrarán varios puntos en común con sus hermanos de Volkswagen, es cierto. Pero en comparación con aquellos, este Ibiza tiene un interior un poco más refinado en términos de calidad, al llevar en esta versión FR de algunos inyectados blandos con un revestimiento en eco-cuero con costuras rojas en contraste en la parte media del tablero.

Queda en la parte superior de su categoría al utilizar plásticos duros u otros satinados de muy buena calidad, combinándolos en este nivel con ese mencionado texturizado más blandito que gana en la calidad percibida. La calidad de armado es bastante buena tanto al tacto como a la vista, sin aparecer grillos ni piezas mal encastradas, y en tren de comparar con la competencia, está entre lo mejorcito de este segmento, incluso quedando bastante por encima de su hermano brasileño, el Polo de Volkswagen.


Algo en lo que esos modelos y el Ibiza se parecen muchísimo, es en la postura al volante. Al igual que en aquellos, la consola central está ladeada hacia el conductor y presenta un quiebre mínimo, pero notorio en los ⅔ del tablero. En términos de la posición de manejo tiene regulaciones manuales múltiples y generosas tanto de la butaca (en altura y longitudinal para conductor y acompañante) y el volante (alcance y altura). Así que cualquier ser humano podrá ubicarse sin mayores dificultades. Además los tapizados en velour negro "FR" de este nivel son muy agradables al tacto y la vista, y revisten a los asientos delanteros, que son deportivos, con un poco más de agarre lateral que en otros Ibiza.

El instrumental es digital en esta versión FR y lleva el display multifuncional configurable "Seat Digital Cockpit" que ya fuera visto en las versiones más completas de los Volkswagen Nivus (ver prueba) o T-Cross (ver prueba), por ejemplo. Se trata de una pantalla de 10,25 pulgadas a color que simula tener agujas físicas y cuenta con mucha información para visualizar, así como diversas vistas personalizables, aunque no tanto como en sus hermanos de Volkswagen o Audi. Lleva un tiempo acostumbrarse a cómo se maneja por la cantidad de informaciones que ofrece, pero en unas horas se vuelve muy natural e intuitivo de usar.


De serie todos los Ibiza ahora llevan un sistema multimedia "Media System Colour" con pantalla táctil de 6,5 pulgadas con AM/FM/2 USB-C/SD/Bluetooth/Seat Full Link (Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink), comandos por voz y audio streaming. En tren de pedirle cosas, le faltaría un navegador (al no tener mapas habilitados para Uruguay nos perdemos esto), pero al tener el "espejamiento" del smartphone, eso ya está solucionado en parte al utilizar las apps de navegación conocidas por todos como son Waze, Google Maps, etc.

Si bajamos al final de la consola aparecen los mandos del climatizador automático Climatronic de dos zonas, con un funcionamiento correcto. Un detalle interesante, el hermano de Volkswagen ofrece no climatizador automático bi-zona ni siquiera en el nivel Highline del Polo. Tiene climatizador, pero solo de una vía. Punto a favor de Seat ahí. Pero el de Wolfsburg tiene salidas para las plazas trasera. Punto para Volks ahí. También es muy bienvenido lo que Seat denomina como Connectivity Box, que es un paquete que incluye un cargador inalámbrico Qi para smartphones en consola central y un amplificador de señal para nuestro dispositivo. Muy prácticos ambos ítems y funciona, porque las llamadas no se entrecortan.


Como dije en su momento de evaluarlo por primera vez, esta quinta generación del Seat Ibiza es uno de los hatchbacks más espaciosos del segmento B. Eso sí, al igual que pasa con otros de este tamaño (con excepción del Renault Sandero, que es enorme adentro), un tercer ocupante adulto ya no irá tan feliz. Tanto el respaldo como el asiento son más firmes en esa plaza, y el falso túnel de transmisión, sirve solo para molestar a los pies de quien viaje en el medio. La distancia de la cabeza al techo es la misma que en las plazas laterales, así que aprueba con muy buena nota en ese sentido.

Lo otro en lo que el Ibiza se destaca para bien, es en el espacio de cargas. El baúl, ofrece 355 litros, cifra que puede ser ampliada rebatiendo el respaldo trasero en proporción 60:40, pero Seat no declara esta cifra. Si pasamos al neumático de auxilio, si bien no es del tipo temporario, es de diferente medida a los externos y por tal motivo, oficia como uno. Mientras el auto va apoyado sobre los Nexen N’blue HD Plus en medida 215/45 R17, en caso de romperlos habrá que usar un otro de la misma marca y modelo, pero en distinta medida: 185/65 R15.


Motor y transmisión

En las pruebas de los Ibiza y Arona reclamé hasta hartarme de que esos productos merecerían un impulsor moderno y turboalimentado para acompañar el buen desempeño dinámico de la plataforma MQB-A0. Sé que no estuve solo en ese reclamo porque ustedes también lo expresaron en los sendos comentarios de los análisis. No digo que Seat haya acusado recibo de todo lo que hemos dicho en esas ocasiones, pero en el Ibiza FR parece que decidieron revertir esto. Creer o reventar. Elijo confiar en los ingenieros de VAG.

El 1.0 TSI (Turbocharged Stratified Injection), combina un turbocompresor, distribución variable, inyección directa e intercooler. En la interna del Grupo Volkswagen al impulsor se denomina EA211 R3, siendo la "R" por "Reihe", que traducido del alemán al español significa "línea". El "3", es por la cantidad de cilindros, claro está. Se trata de un de tres cilindros y 1.0 litros de cilindrada (999 cc), capaz de producir 115 cv de potencia entre las 5.000 y 5.500 rpm y 200 Nm de par máximo entre 2.000 y 3.500 rpm. La transmisión es una nueva manual seis velocidades, producida acá nomás, en Córdoba, Argentina.


Si les resulta conocido este impulsor es porque en Uruguay no es novedoso. También lo ofrecieron los Volkswagen up! TSI (ver contacto), Audi Q2 (ver prueba) y A3 Sportback (ver lanzamiento). En mercados más lejanos también se usa en todos estos otros productos: Volkswagen Golf, up GTI, Polo, Taigo, Nivus, Virtus y T-Roc, T-Cross, Audi A1 Sportback, Seat Arona, Ateca, y Leon, Škoda Fabia, Scala, Rapid, Kushaq y Karoq, entre otros. Tardó mucho en llegar a la gama de la firma de Martorell a nivel local. Y ojalá se sume a más modelos de la marca, porque como dije en varias las ocasiones, es una mecánica eficiente y muy ágil.

¿Y cuál es el comportamiento de este motor en el Ibiza? preguntarán. Hay un avance enorme en varios aspectos frente al 1.0 MPI de las versiones más accesibles: insonorización, vibraciones, suavidad, respuesta y también mucha más diversión de manejo respecto a otros tricilíndricos menos modernos. En el primer punto encontré que el impulsor va mejor aislado del habitáculo teniendo que pisar muy a fondo el acelerador y llevando al 1.0 por encima de las 5.000 vueltas para percibir si tenemos tres o cuatro cilindros debajo del capot, porque emite ese clásico ronroneo rasposo de los tricilíndricos. Tampoco se sienten vibraciones en el volante, asientos o en el piso. Es uno de los motores tres cilindros más refinados del mercado, algo que ya he repetido en otras ocasiones de poder evaluarlo. Es excelente en este sentido.


Su respuesta es bastante suave, y solo por debajo de las 1.500 vueltas es algo remolón para romper las inercias más que nada, cosa que realiza con cambios cortos hasta la cuarta marcha, mientras que las últimas dos relaciones son mucho más largas. Pero cuando el torque máximo entra en acción, se lo nota mucho más ágil de lo que se podría suponer en los papeles. Es uno de esos motores que acallan prejuicios construidos de leer una ficha técnica solo con salir a usarlos. Entre las 1.500 y 3.500 rpm se encuentra su rango ideal de trabajo y es ahí donde la caja lo hace trabajar más a gusto, con una respuesta hasta divertida, diría. Es uno de esos autos que da placer al conducirlos por su posición de manejo y mecánica.

La transmisión elegida, como dije, una cordobesa es de seis relaciones, denominada MQ281, que también es compartida con varios Volkswagen, Škoda o Audi. Pero que curiosamente, en la gama local de Seat, este Ibiza por ahora es el único modelo que la ofrece. Tiene relaciones muy cortas para las primeras tres marchas, y bastante más largas en la cuarta, quinta y sexta, pensando más que nada en un uso carretero, porque también amainan bastante al pequeño 1.0. Sin embargo, lo mejor es el tacto que tiene. Los cambios entran sin esfuerzos y haciendo el armónico y dulce "clac-clac" que tanto nos gusta a algunos. Es un gran matrimonio mecánico entre esta transmisión y el 1.0 TSI. De lo mejor del segmento, por amplio margen.


Seat declara una velocidad final de 195 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos, ambos números más que respetables para un motor mil con tres cilindros y menos de 120 cv. Según fábrica, el consumo mixto es de 4,3 l/100 km. En mis registros, en tanto, obtuve unos 7,2 litros cada 100 km en ciudad, 5,1 l/100 km en ruta, y 6,1 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado. En tren de compararlo con el 1.0 MPI, este 1.0 TSI rinde casi lo mismo, pero a cambio de mejores prestaciones. 

En su momento aquel Ibiza entrada de gama había dado 7,0 litros cada 100 km en ciudad, 4,7 l/100 km en ruta, y 5,3 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado, que eran también números más que destacados dentro del segmento, pero a costa de unas prestaciones magras (0 a 100 km/h en 14,7 segundos y una velocidad final de 167 km/h). El depósito de combustible lleva 40 litros de capacidad (podría tener 10 litros más) y el peso en orden de marcha es de 1.140 kilogramos para esta versión.


Comportamiento dinámico

A nivel dinámico, este Ibiza FR, al igual que en todos los otros productos que usan la Modularer Querbaukasten, consigue un destacado compromiso entre la comodidad y el comportamiento dinámico. Pero lo hace con un esquema de suspensiones seteado de manera más firme que en otros modelos que llevan la MQB-A0, siendo esta una característica general de los Seat frente a otros modelos del VAG. Pero además, en esta versión, cuenta con una suspensión específica FR, que es un poquito más firme que en otros Ibiza. Es una mínima diferencia, pero existe.

Es un producto que se siente más maduro y sólido que otros hatchbacks del segmento B, por ejemplo. Si hay que compararlo con sus hermanos del Grupo Volkswagen, pero made in Mercosur, el Ibiza FR se siente más durito, pero sin llegar a ser incómodo ni mucho menos. Me hizo recordar mucho a las diferencias que hay, por ejemplo, entre Arona y T-Cross/Nivus. Los productos de Seat siempre copiarán un poco más los paños y cortes de la calzada (más en esta versión FR incluso), pero lo terminan compensando con un andar más aplomado en el ámbito rutero o en situaciones de mayor exigencia para el chasis.


Pero más allá de esto, de todas formas muestra un equilibrio de suspensiones competente y hasta podría decir que está entre lo mejor de la categoría. Porque da la sensación de ir en un producto de un segmento más grande y refinado de lo que es en realidad. En líneas generales es un producto cómodo en la ciudad, filtra pozos y lomos de burro como pocos rivales directos, mientras que los neumáticos de 17 pulgadas no llegan a poner en jaque el confort de marcha, y no son tan rumorosos cuando el asfalto está en mal estado. Sin embargo, se pueden manifestar algunas sequedades y asperezas en calles adoquinadas o cortes de calzada. Pese a esto, aprueba con muy buena nota acá.

Pese a esto, al tener un perfil 45 se mostraron bastante aptos para nuestras calles, y no solo quedan bien en la carrocería, sino que también cumplen con su trabajo de acompañar al mencionado ajuste del chasis. La dirección en tanto, con asistencia eléctrica es muy amigable para el uso en el ámbito urbano, presentándose muy dócil en especial en maniobras de estacionamiento, mientras que en la ruta gana en precisión y rapidez. Además, la dirección asistida se endurece en el modo Sport para permitir un manejo más deportivo. Pero ya ahondaré en esto de los seteos de manejo un poco más adelante, paciencia.


El 1.0 TSI, por su parte, se destaca por ser muy suave, progresivo y silencioso en su funcionamiento, siendo un impulsor refinado de verdad y sin dudarlo, de los más modernos de su especie en el mercado local. Recién a partir de las 4.500 rpm, el motorcito emite un sonido un poco más ronco, que además produce una sonoridad muy agradable de escuchar y bastante adictiva. Es uno de esos productos que genera un disfrute extra al conducir en cualquier tipo de circunstancia. Algo pocas veces visto en el segmento B generalista. Seat acá se supo distanciar del resto de sus competidores más directos.

Sin embargo, aunque muchos intenten traficarlo como un hatch deportivo, por eso de llevar las siglas FR, este Ibiza no podría estar más alejado de eso. Esa "tranquilidad" de uso además se ve aumentada por una transmisión muy lineal y que se nota muy suave en su accionar, siendo el punto más destacado del conjunto mecánico en general. Es un vehículo muy ágil, eso sí. 115 cv y 200 Nm de par distan mucho de ser un hot hatch, aunque en tren de comparar con las otras variantes, este es el Ibiza más "sport" ofrecido hasta ahora. No es tan deportivo y radical como un León Cupra 290 (ver prueba), pero sí es bastante ágil así como también de los hatchbacks chicos más divertidos de usar en el día a día.


Esta variante FR a su vez, incorpora al selector de modos de conducción Seat Drive Profile, que ofrece cuatro niveles de ajuste: Normal, Sport, y Eco, además de un cuarto ajuste (Individual) personalizable que nos permite mezclar los tres entre sí. Según el perfil seleccionado, el motor responde de una forma más espontánea o armoniosa a los movimientos del acelerador. Además, al seleccionar el modo Eco, activa de forma automática la función start-stop y hace variar las indicaciones de recomendación de cambio de marcha que aparecen en el instrumental, priorizando una conducción más eficiente. Pero es un sistema molesto, porque incluso interviene circulando a baja velocidad, como en un estacionamiento o llegando a un semáforo. Lo usé apagado.

En términos de elasticidad, a 70 km/h el 1.0 TSI trabaja a apenas 1.750 rpm en 5ª y a 1.500 en 6ª. Y en la ruta, el TSI también juega un papel destacado. A 110 km/h en 6ª, el impulsor se mueve a 2.200 vueltas (2.450 rpm en 5ª). Gracias a la suavidad y eficiencia del combo mecánico, este Ibiza también puede ser bastante más rápido de lo que los números de potencia y par prometen. Los adelantamientos ruteros no conllevan demoras. A modo de ejemplo, al 1.0 MPI (75 cv y 95 Nm de par) le toma 8,41 segundos ir de 80 a 110 km/h en 3ª, mientras que en 4ª y 5ª ese aumento de velocidad conlleva unos eternos 11,39 y 16,01 segundos respectivamente.


Este FR 1.0 TSI, por su parte, tiene reacciones notoriamente más ágiles que aquel: le toma 5,65 segundos ir de 80 a 110 km/h en 3ª, mientras que en 4ª, 5ª y 6ª lograr esa recuperación de velocidad se va hasta los 8,29, 9,90 y 13,75 segundos respectivamente. Es una diferencia abismal con su hermano atmosférico, porque también hay una brecha de 20 cv. Pero es una aún más grande en términos de torque entregado: 105 Nm de diferencia en un producto que ni siquiera llega a los 1.200 kilogramos de peso en orden de marcha, es muchisimo. Y más allá de los números, se nota con claridad en las inercias y aceleraciones, así como también en las sensaciones que transmite. No es un hot-hatch. Es un fun-hatch.

Si bien este es uno de los impulsores más pequeños del segmento, por no decir que es en efecto el más chico, de todas formas logra un desempeño más que ejemplar. Muchos le achacarán a este Ibiza FR que debería tener el 1.5 TSI EVO de 150 cv (se ofrece en Europa y con caja DSG), para emparejar mejor con ese espíritu sport de sus siglas. Pero con las prestaciones y agilidad que ofrece, está más que sobrado. Es el motor que el Ibiza siempre debería haber tenido a nivel local y ojalá Seat Uruguay pueda extender esta combinación en breve, a más productos en el corto plazo. Porque es uno de los mejores conjuntos mecánicos del segmento B generalista a la actualidad. Ojalá lo veamos en más productos de la marca.


Equipamiento

El FR pasó a ser ahora el nivel más equipado del Ibiza a nivel local tras la desaparición de los Style Plus con mecánica 1.0 MPI. Cuenta con una dotación bastante buena para el precio en términos de confort, aunque como veremos más adelante, tiene algunos faltantes muy pequeños. Ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), alarma, respaldo trasero rebatible 60:40, dirección electro-asistida, sistema multimedia "Media System Colour" con pantalla táctil de 6,5 pulgadas con AM/FM/2 USB-C/SD/Bluetooth/Seat Full Link (Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink), comandos por voz y audio streaming, seis parlantes, computadora de a bordo, Gear Shift Indicator (GSI), faros antiniebla delanteros y trasero, control de velocidad crucero con limitador de velocidad, techo solar panorámico eléctrico, volante multifunción deportivo "FR" en cuero regulable en altura y profundidad, selector de manejo "Seat Drive Profile" con cinco modos: Confort, Eco, Sport, e Individual, display multifuncional configurable "Seat Digital Cockpit" (instrumentos digitales) de 10,25 pulgadas, sistema “Start&Stop”, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, sensores de lluvia y luces, faros delanteros Seat Full LED Technology, climatizador automático Climatronic de dos zonas, techo interior en color negro, asientos delanteros deportivos "FR" regulables en altura, tapizados en tela negra "FR", paragolpes delantero y trasero "FR", doble salida de escape, Connectivity Box (cargador inalámbrico Qi para smartphones en consola central + amplificador de señal), espejos retrovisores en Negro Piano, suspensión específica "FR", espejo interno con anti-encandilamiento automático, y llantas de aleación "Dynamic FR" de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 215/45 R17.

En relación a los faltantes que debería ofrecer por este precio, encontramos: llave manos libres, cámara de retroceso (este y el primero se extrañan en particular), navegador, un apoyabrazos delantero (también uno trasero, ya que estamos), así como salidas de aire acondicionado o puertos USB de recarga para las plazas traseras, solo por citar algunos ejemplos que sí se pueden encontrar en productos de la competencia. Más allá de estos faltantes (muy) menores, el nivel FR cumple bastante bien en relación al precio que cuesta.


Seguridad

Todos los Ibiza comercializados cuentan con: seis airbags, frenos ABS+EBD+EBA, sistema de asistencia de freno anti multi-colisión (MKB), luces traseras de emergencia (EVDWLA), controles electrónicos de estabilidad (ESC) y tracción (ASR), sistema de asistencia para el arranque en pendiente (HHC), monitoreo de presión de neumáticos, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco apoyacabezas, y cinco cinturones inerciales de tres puntas. Luego el nivel FR evaluado suma bloqueo electrónico del diferencial con acción del ESC (XDS+) y detector de fatiga para el conductor. 

Es una dotación bastante correcta para el segmento en donde participa Seat. Sin embargo, en otros mercados, en especial en el europeo, el Ibiza tiene de serie algunas otras tecnologías de asistencia a la conducción que podría ser interesante que se ofrecieran en Uruguay, como por ejemplo: asistente de frenada en ciudad (Front Assist), control de velocidad crucero adaptativo (ACC), Exit Assist (alerta de tráfico cruzado posterior), o asistente para detección de vehículos en el ángulo muerto con detector de punto ciego.


Sin embargo, esto no le impidió ser calificado como uno de los productos más seguros de su categoría por el organismo independiente de evaluación Latin NCAP, logrando las cinco estrellas en la protección de ocupantes adultos y niños (ver pruebas), aunque bajo un protocolo anterior al que hoy está vigente. Esta evaluación realizada en diciembre de 2018 corre para los Ibiza producidos desde el 01/09/2018 y a partir del VIN VSSZZZKJZKR021211, es decir, que corresponde a las unidades vendidas en Uruguay a partir del MY2021, que fue el que incorporó estas mejoras. Por lo que este FR cumple con ello también.

Pasando al sistema de frenos, son de discos ventilados adelante y discos sólidos atrás en todas sus versiones. Bien por Seat en eso. El funcionamiento es correcto, parando siempre al Ibiza en línea recta, y sin manifestar fatigas notorias ante reiteradas detenciones de emergencia. El pedal tiene una buena dosificación de la potencia de frenado, además. A su vez, cuando la desaceleración es muy violenta, se activan las balizas para alertar a otros conductores y se inicia el sistema de asistencia de freno anti multi-colisión, que frena al vehículo luego de un impacto, para evitar el efecto carambola.. Si hablamos de los controles de tracción y estabilidad, se puede apagar el control de tracción, pero no desconectar del todo el de estabilidad, y siempre que queramos vencer a las leyes de la física, ambos saldrán a poner todo en orden.


Precio, garantía y competidores

Este Ibiza FR 1.0 TSI M/T es el más equipado de las dos versiones que hoy se comercializan en Uruguay. Tiene un precio de U$S 25.950, mientras que la variante de acceso 1.0 MPI Style M/T tiene un valor de U$S 20.990. La garantía es ejemplar como en todos los Seat y una de las más extensas del mercado local: 5 años o 100.000 km. Sería bueno que la familia Ibiza tuviera nuevamente una variante con transmisión automática, algo que sí ofrecen los competidores en su mayoría.

Ya que los menciono, los de esta variante FR con transmisión manual son los siguientes: Citroën C3 1.2 PureTech 83 Shine BVM5 (U$S 24.990), Hyundai HB20 1.6 Unique M/T (U$S 24.490), Opel Corsa 1.2 T Elegance BVM6 (U$S 28.990), Peugeot 208 Allure 1.6 BVM5 (U$S 24.000), Suzuki Swift Sport 1.4 Boosterjet M/T (U$S 29.990) y el Volkswagen Polo 1.6 Highline M/T (U$S 25.790). Comparando con sus rivales, el modelo de Seat queda muy bien posicionado en términos de equipamiento, mecánica, precio y garantía. Incluso podría decir que es una de las opciones más recomendables del segmento B al momento.



Conclusión

Mucho se ha hablado de Seat y su presencia en el mercado uruguayo. Desde su relanzamiento en abril del año 2018 (ver apuntes del lanzamiento) y hasta finales de 2021, la firma española pudo colocar un total de 165 unidades, de las cuales 63 son del Ibiza, contando entre la cuarta generación y esta quinta que tenemos ahora. Es decir, este modelo representa un 38% de las ventas totales de la marca en nuestro mercado. Incluso en 2021, fue el más vendido de la marca, con 36 unidades y de esas, 13 son de este FR.

Tiene sentido. Hoy este Ibiza es la mejor configuración que tuvo el modelo en Uruguay hasta el momento. Bien equipada, con una motorización eficiente y moderna, a un precio que si bien no está entre los más populares del segmento, sí es razonable de todas formas. Es cierto, podría haber llegado antes, ofrecer una variante con transmisión automática (como muchos rivales hacen a estos valores) o algún tipo de asistencia a la conducción. Pero en términos generales, es uno de los Seat más recomendables de la gama.


Pero no solo esto. Esta variante del Ibiza responde a los pedidos que se hicieron a las marcas hermanas de Seat, como son Audi y Volkswagen. El Polo Mercosur jamás quiso (o pudo aún, tal vez) ofrecer en nuestra región una motorización turboalimentada. Por su parte, Audi hace años que abandonó el segmento B, al dejar de importar al A1 Sportback. Por eso creo que este FR satisface bien a los que dos esos modelos decepcionaron. Pero sumando un nivel de calidad, dinámica y mecánica, que bien podría pasar por el de un Audi entry level. Y para coronarlo aún de mejor manera, lo hace a precios dignos de Volkswagen, no de Audi. Este acabado FR con el 1.0 TSI no hace otra cosa que realzarlas y solucionar varios problemas que se presentan en las configuraciones con el motor atmosférico, en especial en términos de prestaciones. 

Es cierto que más tarde que pronto, el Ibiza tendrá en nuestro mercado este mismo año un update en diseño interior más que nada. Ya que por fuera y en términos mecánicos, salvo detalles muy menores, es igual al anterior. Por eso espero que configuraciones como esta FR sigan siendo la base para seguir construyendo imagen de marca y así quitarse el estigma de que vean a Seat como "un Volkswagen, pero más caro". Para acallar prejuicios, además este FR está mejor equipado y terminado por dentro, sumando que tiene una mejor mecánica que el Polo. Y a igualdad de versiones, además, cuesta apenas U$S 160 más. Por la diferencia, dejando de lado el valor de reventa de las marcas, no da ni para pensarlo: este Ibiza FR es de lo mejor del segmento y una verdadera ganga.


A favor
  • Capacidad del baúl
  • Comportamiento dinámico
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos reducidos
  • Diseño
  • Diversión de manejo
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad para cuatro adultos
  • Posición de manejo
  • Relación precio/equipamiento/mecánica
  • Robustez estructural
En contra
  • Depósito de combustible pequeño
  • Plaza trasera central justa para adultos
  • Neumático de auxilio de diferente medida
  • Sin asistencias a la conducción disponibles
  • Sin opción de transmisión automática




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 999
Número de cilindros: 3
Número de válvulas: 12
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 74,5 x 75,4
Inyección: directa, distribución variable de válvulas, turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 116/5.000-5.500
Torque máximo (Nm/rpm) 200/2.000-3.500
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual con seis velocidades
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente McPherson y barra estabilizadora
Trasera: eje de torsión y barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 215/45 R17
Rueda auxiliar: 185/65 R15
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 195
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,3
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 4,3
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 355
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.140
Largo total (mm) 4.059
Ancho total (mm) 1.780
Alto total (mm) 1.444
Distancia entre ejes (mm) 2.564
Capacidad del tanque de combustible (l) 40

Galería: Seat Ibiza FR 1.0 TSI M/T | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Seat Ibiza FR 1.0 TSI M/T

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Doble salida de escape
Espejos retrovisores en Negro Piano
Faros antinieblas delanteros y trasero
Faros delanteros Seat Full LED Technology
Llantas de aleación de 17 pulgadas
Luces traseras LED
Paragolpes delantero y trasero "FR"
Techo solar panorámico eléctrico
SEGURIDAD
Alarma
Airbags frontales delanteros, laterales delanteros y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (HHC)
Bloqueo electrónico del diferencial (EDS)
Bloqueo electrónico del diferencial con acción del ESC (XDS+)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de inercia del motor (MSR)
Control electrónico de estabilidad (ESC) y tracción (ASR)
Distribución electrónica de frenado (EBD)
Frenos ABS
Luces traseras de emergencia (EVDWLA)
Monitoreo de presión de neumáticos
CONFORT
Climatizador automático Climatronic de dos zonas
Asientos delanteros deportivos "FR" con regulación en altura
Cierre centralizado con mando a distancia
Connectivity Box (cargador inalámbrico Qi para smartphones en consola central + amplificador de señal)
Control de velocidad crucero con limitador de velocidad
Cristales traseros oscurecidos
Display multifuncional configurable "Seat Digital Cockpit" (instrumentos digitales) de 10,25 pulgadas
Dirección asistida eléctricamente
Detector de fatiga para el conductor
Encendido automático de luces
Espejos retrovisores exteriores eléctricos rebatibles eléctricamente y calefaccionados
Espejo interno con anti-encandilamiento automático
Iluminación ambiental LED
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
Respaldo trasero rebatible 60:40
Sistema multimedia "Media System Colour" con pantalla táctil de 6,5 pulgadas con AM/FM/2 USB-C/SD/Bluetooth/Seat Full Link (Android Auto, Apple CarPlay y MirrorLink)
Selector de manejo "Seat Drive Profile" con cinco modos: Confort, Eco, Sport, e Individual
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Suspensión específica FR
Tapizados en tela negra "FR"
Techo interior en color negro
Volante multifunción deportivo "FR" en cuero regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 25.950. Garantía: 5 años o 100.000 km.

COMERCIALIZA:
      Homero de León. Av. Gral. Rondeau 1719. Tel. 29244709. Web: www.seat.uy