Contacto: Volkswagen high up! 1.0 TSI

lunes, 5 de marzo de 2018



Evaluamos a la versión más potente del Volkswagen up!, la high up! TSI con el motor 1.0 turboalimentado de 101 cv.
Tras el comienzo de la comercialización de la versión TSI del Volkswagen up! (ver lanzamiento), ahora llegó el turno de conocer cómo es esta nueva variante con motor 1.0 turboalimentado de tres cilindros y 101 cv de potencia. Por eso lo estuvimos manejando y a continuación tendrán el contacto.

Tras haberlo lanzado en la región en 2014 (ver nota), el Volkswagen up! tuvo que esperar hasta 2015 para llegar a nuestro mercado (ver lanzamiento) y dos años más recibir su primera actualización (ver nota) que se desprende de la que tuvo en Europa a comienzos de 2016 (ver nota).

En mayo de 2017 el renovado up! se puso a la venta en el mercado local con las versiones de siempre: take, move y high up!. Aquellos que quieran repasar las características y precios para el mercado local, pueden verlas en la nota publicada en aquel entonces (ver lanzamiento). Por aquellos días también pude publicar (después de un embargo innecesario) el contacto que tuve en Brasil con una nueva motorización del modelo.


Se trataba del motor TSI, que manejé por unos pocos kilómetros en São Paulo, Brasil (ver contacto). La idea de ese viaje, realizado por invitación de Volkswagen Uruguay, no era solo conocer las novedades estéticas y de equipamiento que estaba incorporando el más accesible de la gama, sino también poder probar antes de que llegara por estos lares la tan ansiada y demandada versión 1.0 con motor a inyección directa, turbocompresor e intercooler, capaz de producir 101 cv de potencia.

Pasaron nueve meses hasta que esa versión entró al mercado local. Lo hizo en pequeñas partidas con el equipamiento high up! y a un precio más alto que la misma versión pero con el motor 1.0 MPI de 75 cv, U$S 2.000 para ser más preciso. Hoy el high up! TSI se comercializa en Uruguay a un precio de U$S 18.990 y con una garantía de 2 años sin límite de kilometraje. Por eso ahora que lo tenemos por estas pampas, es que decidí hacerle una nueva prueba de manejo algo más extensa que la realizada en Brasil el año pasado, habiéndole realizado más de 440 kilómetros ahora.


Exterior

Ya con casi un año en el mercado, la actualización del up! no es novedad ninguna. Pero sí lo es la estética diferenciada que tiene el que usa el motor TSI. Mientras los up! con motor MPI, es decir, sin turbo, llevan el paragolpes y portón trasero pintado en color de la carrocería, el TSI los llevan pintados de color negro brillante y en la parrilla además cuenta con un listón rojo, alla GTi.

Ahora el up! (y más en esta versión TSI) ganó un aspecto más robusto y serio, pero a costa de perder un poco esa simpatía que tenía el primero, con un frontal que se parecía más a un emoticón sonriente en comparación al robot que parece ahora y que por suerte no pasó como otros modelos Mercosur que al llegar desde otras partes del mundo a la nuestra, quedan adaptados al estilo local. El diseño del up! es igual acá y en el resto del mapa. Gracias por eso (por segunda vez), Volkswagen.


En el lateral la única forma de separar a un up! "descafeinado" del "cafeinado" es mediante un simple sticker de una calidad muy mejorable que lleva en el pilar B y que reza "TSI". Las llantas, por otra parte, son las mismas del high up! MPI, es decir, de 15 pulgadas y con ese estilo de turbina de avión. En la unidad de pruebas iban montadas sobre neumáticos Dunlop Ensave EC300+ en medida 185/60 R15. El de auxilio, como en todos los high up! es de diferente medida y marca a las titulares. En la unidad probada era un Goodyear Effcient Grip Performance 175/70 R14.

En términos de dimensiones, el up! mide 3.689 mm de largo, 1.645 mm de ancho, 1.504 mm de alto, y unos 2.421 milímetros de distancia entre ejes. Sigue manteniendo la proporción extra en comparación con el modelo producido en Europa que corresponden a 65 y 20 mm más de largo y de batalla respectivamente. Los 84 milímetros extra van en los voladizos, creciendo el delantero en 72 mm y 12 el trasero.


Interior

Adentro estrena un volante de nuevo diseño, pero que es un viejo conocido dentro de la marca desde el nacimiento del Golf actual y que ahora es extensivo a todos los up! desde la última actualización. En esta versión TSI ahora trae los tan pedidos comandos de radio y telefonía, va revestido en cuero y también cuenta con comandos vocales para telefonía. El interior, a su vez, viene con plásticos claros que ayudan a la luminosidad pero también son un imán de manchas.

Lo otro que suma esta versión TSI frente a las MPI es un nuevo instrumental con relojes de mayor tamaño, aunque siguen siendo tres (tacómetro, velocímetro y cantidad de combustible) y que ahora utiliza iluminación LED blanca y cuadrantes más grandes y una computadora de a bordo con display de 3,5 pulgadas. También se rediseñó la consola central con más líneas rectas y menos curvas, sumando iluminación ambiental, aunque mantiene el mismo equipo de audio y de aire acondicionado.


También son nuevos los diseños de los tapizados, que además ahora tienen una mejor calidad percibida, y en el panel desaparece el aplique color carrocería en los high up! para tener ahora en todas las versiones una superficie que Volkswagen denomina "In Moding Label", que cambia según el nivel de equipamiento elegido: take up! es color Negro Titan sin textura ninguna, el move up! tiene una llamada Negro Satin, y en el high up! MPI/TSI se llama Loom Light.

Luego para el cierre, lo ya conocido. La posición de manejo, habitabilidad y baúl del up! siguen siendo los mismos de siempre. No, mentira, sí hay un cambio: ahora todas las versiones llevan de serie una luz de baúl, algo que los dueños actuales del modelo agradecerán con los brazos abiertos. Si quieren repasar el resto de los conceptos del habitáculo, los invito a leer la prueba que realicé hace ya casi tres años (ver prueba), porque se mantuvieron todos sin cambios, tanto los puntos buenos como los malos.


Motor y transmisión

Y acá llegamos a la excusa de esta prueba de manejo, la mecánica. El 1.0 TSI (Turbocharged Stratified Injection), combina un turbocompresor con la inyección directa. En la interna de Volkswagen al nuevo impulsor se denomina EA211 R3, siendo la "R" por "Reihe", que traducido del alemán al español significa "línea". El "3", es por la cantidad de cilindros, claro está.

Esta versión TSI suma la tecnología de comando variable de válvulas doble, es decir, en admisión y escape, algo que los MPI tampoco tienen. A su vez, se han incorporado nuevos pistones y bielas específicas para este impulsor. A su vez, el turbocompresor, cuyo rotor mide menos de 40 mm (parece casi un juguete digno de haber salido de un Kinder Sorpresa si lo ven).


Gracias a todo esto, el 1.0 TSI del up! entrega una potencia máxima de 101 cv a 5.000 rpm y un torque máximo de 165 Nm disponibles desde las 1.500 rpm, un valor más que interesante para un producto de este tamaño y peso (1.003 kg en orden de marcha, 90 kg más que el MPI).

La caja, que si bien es la misma MQ200 del up! normal, en el TSI tiene su relación del diferencial alargada en un 26% para optimizar las prestaciones y en especial el consumo de combustible. Es así, que la quinta marcha ahora es de 3,625:1, permitiendo circular en ese cambio a 100 km/h con el motor girando a 2.300 rpm.


¿Y cuál es el comportamiento de este motor preguntarán? Hay un avance enorme en varios aspectos: insonorización, vibraciones, suavidad, respuesta y diversión de manejo. Voy por partes, como Jack el destripador. En el primer punto encontré que el impulsor va mejor aislado del habitáculo teniendo que pisar muy a fondo el acelerador y llevando al 1.0 por encima de las 5.000 vueltas para percibir si tenemos tres o cuatro cilindros debajo del corto capot.

Es una mecánica muy elástica también. En tramos donde el 1.0 MPI reclama bajar de 4ª a 3ª marcha, el TSI sigue teniendo paño para moverse sin corcoveos ni incomodidades, incluso hasta en 5ª sigue empujando como si no se le terminara nunca la cuerda. Tener 165 Nm desde las 1.500 vueltas en lugar de 95 Nm al doble del régimen como pasa en el non-turbo, es una diferencia abismal también en la práctica y el verdadero justificativo de pagar la diferencia con un high up! liso.


Según Volkswagen acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas 9,7 segundos (13,4 segundos el MPI) y alcanza una velocidad máxima de 180 km/h (160 km/h el MPI). En relación a los consumos, fábrica declara en ciclo mixto unos 5,5 litros cada 100 km, 4,7 l/100 km en ruta, mientras que en ciudad dice conseguir 6,1 litros cada 100 kilómetros.

En el caso de la prueba real, los números fueron: 7,3 l/100 km en ciudad, 5,2 l/100 km en ruta, y 6,2 litros cada 100 km en ciclo combinado. Estamos ante cifras más que correctas para una mecánica mil, incluso apenas más bajas a las del 1.0 MPI (7,7 l/100 km en ciudad, 5,4 en ruta y 6,3 en el mixto), pero con el plus de potencia y par del motor TSI. El depósito sigue siendo de combustible de 50 litros, mientras el promedio general de sus rivales está en 15 litros menos, lo que hace que el Volkswagen comprometa menos la cantidad de kilómetros a rodar con un tanque.


Comportamiento dinámico

Al igual que otros up!, el TSI se destaca por tener un chasis más refinado que el de sus competidores. Mientras los citycars apelan a esquemas de suspensión blandos, el Volkswagen presenta un ajuste suave, pero más tirando a lo firme, aunque nunca se lo llega a sentir tan duro ni "rebotón" como otros habitantes del segmento A, producto de las clásicas cortas distancias entre ejes. A su vez, es apenas más estable en altas velocidades que los otros up! producto de haber recibido algunos ajustes para lidiar con el aumento de potencia. Pero son diferencias muy menores, casi imperceptibles.

Sigue siendo un producto ideal para usar en la ciudad y sin dudarlo, uno de los mejores del segmento. Su chasis filtra bien los problemas de nuestras calles y caminos, y va asistido por un generoso despeje al suelo también. Los neumáticos de perfil 60 son perfectos para lidiar con empedrados y cortes de la calzada, aunque en algunos casos pueden llegar a manifestar sequedades en especial en el eje delantero, cuando cruzamos por arriba de vías férreas o ante pozos muy marcados, por ejemplo, y además porque los topes de suspensión se alcanzan a tocar bastante fácil en esas situaciones.


El 1.0 TSI, por su parte, no presenta las vibraciones de los tres cilindros clásicas como sí pasa en el MPI. También es más suave y silencioso en su funcionamiento, es un impulsor refinado de verdad y sin dudarlo, el más moderno de su especie en el mercado local. Recién a partir de las 4.500 rpm, el motorcito emite un sonido un poco más ronco que su hermano atmosférico y además produce una música muy agradable de escuchar y bastante adictiva. Es casi como mover un petit Porsche 911 por la ciudad.

En su momento dije que el up! era uno de los citycars más entretenidos de usar a diario y lo sigo manteniendo firme ese argumento. Pero el TSI sube el volumen a 11 con ese concepto. Si bien las suspensiones siguen siendo (casi) las mismas, enfocadas al confort y bastante alejadas de un comportamiento deportivo. Pero el agregado de un motor tan vivaz y ágil hacen que sea el maridaje perfecto para un producto que ya de por sí era redondo a nivel dinámico. Por todo esto, este up! TSI es el mejor citycar del mercado local. Punto. También es de los más caros, pero eso lo veremos al final.


La transmisión sigue siendo la conocida y confiable MQ200, pero como dije más arriba, con la relación final apenas alargada con el fin de lograr los consumos casi calcados de la versión sin caracolito. Esto se ve también en que el TSI trabaja bastante más relajado que el MPI. Por ejemplo, a 70 km/h en quinta el primero trabaja a 1.600 rpm, mientras que el segundo lo hace a 2.000, y a 110 km/h el atmosférico va en quinta a 3.200 vueltas, mientras que el turboalimentado viaja a 2.500 rpm.

El combo mecánico también tiene un comportamiento ejemplar en lo veloz. Para la ruta, Volkswagen pensó en un motor que pudiera trabajar sin sentirse exigido. Más allá de viajar a 110 km/h en 5º a 3.200 rpm, casi no se escucha al tres cilindros sonar. A su vez, el up! TSI presenta una envidiable elasticidad y sus recuperaciones en ruta son mucho más ágiles que en el MPI (cifras entre paréntesis). Le toma 7,6 segundos (8,1 segundos) ir de 80 a 110 km/h en 3ª, mientras que en 4ª y 5ª lograr ese aumento de velocidad se alarga hasta los 9,5 (11,8) y 13,4 (14,2) segundos respectivamente.


Lo otro que se destaca por encima del MPI, es que en el TSI hay un mejor trabajo de insonorización como consecuencia de tener un motor menos vibrador. Las suspensiones están enfocadas frente a aquel un poco más hacia el confort, así como también los neumáticos Dunlop que tenía la unidad probada eran menos ásperos que los Hankook evaluados en el up! liso hace unos años atrás. Son cambios menores. Pero están ahí y se notan si se presta mucha atención. Se lo percibe más refinado.

En conclusión, tras haber pasado más tiempo para conocer a fondo a este motor, es inevitable preguntarse por qué no lo colocaron desde el primer momento en lugar del 1.0 MPI de 75 cv. A su vez, es un motor que no tiene compromisos: gasta poco, anda mucho y hasta se da el lujo de sonar bastante bien. Si me permiten el atrevimiento, es el mejor impulsor de un litro de cilindrada que se puede conseguir en el mercado local y ojalá comience a verse en más modelos de la marca, porque es brillante. Otro calificativo no le cabe.


Equipamiento

El TSI se comercializa con una sola versión que es la high. Ofrece de serie: asiento del conductor con ajuste de altura, asiento trasero enterizo abatible, radio RCD 215 con AM/FM/CD/MP3/Bluetooth/Aux-In/USB, cuatro parlantes y dos tweeters, aire acondicionado, luces diurnas, dirección asistida eléctrica (CEP-S), Gear Shift Indicator (GSI), volante multifunción en cuero regulable en altura, faros antiniebla delanteros y trasero, computadora de a bordo con display de 3,5 pulgadas, pack eléctrico (levantavidrios delanteros, espejos y bloqueo), sistema de carga variable en baúl (sistema s.a.v.e.), moldura interior Loom Light, iluminación ambiental interior, paragolpes delantero y portón trasero en color Negro Ninja, alarma y llantas de aleación de 15 pulgadas sobre neumáticos en medida 185/60 R15.


La dotación es en líneas generales bastante lógica, aunque tiene algunos faltantes mínimos por el precio de casi U$S 19.000, pero faltantes al fin, como ser los levantavidrios traseros eléctricos, y el asiento trasero 60:40, tres ítems que algunos de sus rivales ofrecen de serie. De todas formas, pasa con una nota aceptable este apartado, porque hubiera sido interesante que aquellos que pagan el extra del TSI se lleven algo más que un tablero más legible y un par de piezas pintadas en color negro frente a un high up! MPI.


Seguridad

En este tema Volkswagen decidió quedarse un poco más quieta porque el up! ya tiene una buena reputación en este sentido. En 2014 consiguió las cinco estrellas para la protección de adultos y cuatro en niños en las pruebas de impacto realizadas por el Latin NCAP, y no en una, sino en dos pruebas, detalle que es no menor (ver pruebas). Pero hay que recordar que el protocolo con el que fue evaluado, hace ya más de un año que no está vigente. Sería interesante que la marca renueve sus credenciales con el up!

Luego en relación a la dotación no hubo cambios frente a otros up! y sigue ofreciendo en toda la gama airbags frontales delanteros, frenos ABS+EBD, sistema de alerta de frenada de emergencia ESS, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles en las plazas traseras, cinturones de seguridad delanteros inerciales de tres puntos, y traseros de tres puntos laterales, y central abdominal, así como cinco apoyacabezas (los traseros regulables en altura, delanteros integrados a las butacas).


En las versiones con el motor TSI suma el control de tracción (TC) que trabaja en conjunto con el sistema de frenos ABS, pero además suma unos discos delanteros ventilados de mayor diámetro en comparación a los de las versiones MPI, pasando de los 236 a 256 milímetros. Los traseros son idénticos en ambos motores, con tambores de 200 mm. Es decir, es una dotación correcta y normal para el segmento donde participa y el funcionamiento del sistema de frenos es satisfactorio.

De todas formas considero que la actualización e incorporación del motor más potente fue una oportunidad perdida por la marca de subir aún más el nivel de seguridad presente en este modelo para el Mercosur, ya que en otros mercados como el europeo el up! cuenta con controles de tracción y estabilidad, además de airbags laterales de cabeza/tórax, o de frenado autónomo en ciudad, elementos que por ahora no se ofrecerán en nuestra región, al menos en el corto plazo y que en el viejo continente son de serie en toda la gama.


Precio y garantía

No me olvidé por error del "competidores" en ese título porque con las características que tiene de ser un segmento A con motor turbo, de veras que está solo en el mercado. Hoy se comercializa a un valor de U$S 18.990 (aunque hay algunos concesionarios pícaros que lo están ofertando a U$S 19.600, no se dejen embaucar). Es un costo alto a pagar por un auto de segmento A, más si consideramos que está posicionándose en un rango de valores donde ya se pueden comprar opciones de segmento B incluso con más espacio interior e incluso equipamiento que este up! Y para elegir, hay muchas.

Sin ir más lejos, incluso dentro de la propia marca. El up! en su versión high TSI tiene una igualdad de potencia con el Gol, solo 9 cv menos que el Polo y una diferencia de apenas U$S 1.000 con el recién lanzado Polo Trendline (ver lanzamiento) y de U$S 700 con el Gol Trendline (ver lanzamiento). Incluso Autoblog los comparó a los tres punto por punto (ver comparativa). Pero el encanto de tener un motor tan moderno en un envase pequeñito, también será argumento suficiente para aquellos que busquen al citycar más divertido de manejar del mercado local hasta el momento.


Conclusión

El up! TSI, no es el auto deportivo que uno puede comprar a menos precio en el mercado (para eso está el Renault Sandero R.S.), ni tampoco tiene altas prestaciones (ni pretende tenerlas). Es rápido y ágil para ser un simple y mundano citycar made in Mercosur. Pero por sobre todo el up! normal ya el más divertido de conducir de su segmento. Y ahora lo es más gracias a ser el único con ese motor tan genial y juguetón.

En comparación con el MPI, es como cuando en el Mario Kart uno agarraba la estrellita. Pero en este caso es un caracolito el que te da el boost. Es cierto, como pasa en los parques de diversiones, que pagar esas sonrisas extra. U$S 2.000 pueden parecer poco en algunos bolsillos. Pero para un cliente de un citycar que oficie de primer auto, también se convierte en un factor a pensar con más tiempo la decisión de compra.


Con el TSI lo que hizo Volkswagen fue separarse del resto de los autos urbanos dotándolo de una tecnología que ni siquiera hoy tenemos en el mercado local en modelos como los Polo y Virtus, que se suponen, son los más modernos que la marca fabrica en la región. Hoy sí pueden decir que tienen un citycar veloz y hasta podría decirse que "aspiracional" dentro de su segmento. Qué palabra que habría que dejar de usar urgente en la industria. Pero qué bien que le calza a este up!

En resumen, mucha gente se preguntará si vale la pena estirarse con U$S 2.000 más al TSI. Desde hace un par de días que tengo la respuesta en la punta de la lengua y recién ahora puedo decírsela: sí, sin dudas. Es cierto que hay una notoria brecha de precio entre este producto y a muchos clientes les seguirá pareciendo lo justo y necesario pagar por el motor de 75 cv. Eso sí, siempre y cuando no se atrevan a probar al TSI. Ahí comenzarán a sacar números de nuevo y verán cómo la diversión a veces le puede ganarle a la lógica.



A favor
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Capacidad del baúl
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/caja
  • Consumos reducidos
  • Diseño
  • Diversión de manejo
  • Seguridad estructural
  • Prestaciones

En contra
  • Auxilio de diferente medida
  • Asiento trasero rebatible enterizo
  • Cinturón central trasero de dos puntas
  • Precio elevado




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 999
Número de cilindros: 3
Número de válvulas: 12
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 74,5 x 76,4
Inyección: directa con turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 101/5.000
Torque máximo (Nm/rpm) 165/1.500
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de cinco relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: Independiente tipo McPherson
Trasera: Independiente con brazo longitudinal
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 185/60 R15
Rueda auxiliar: 175/70 R14
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 180
Aceleración 0/100 km/h (s) 9,7
Consumo (l/100km) Urbano: 6,1 - Carretera: 4,7 - Mixto: 5,5
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 285/985
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.003
Largo total (mm) 3.689
Ancho total (mm) 1.645
Alto total (mm) 1.504
Distancia entre ejes (mm) 2.421
Capacidad del tanque de combustible (l) 50

Galería: Volkswagen high up! 1.0 TSI | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).


EQUIPAMIENTO

EXTERIOR
Espejos retrovisores con luces de giro integradas
Faros antiniebla delanteros y trasero
Llantas de aleación de 15 pulgadas
Luces diurnas
Tiradores de puertas y espejos retrovisores en color carrocería
Paragolpes delantero y portón trasero en color Negro Ninja
SEGURIDAD
Airbags frontales delanteros
Alarma
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (4) y central trasero abdominal (1)
Control de tracción (TC)
Frenos ABS+EBD
Sistema de alerta de frenada de emergencia (ESS)
CONFORT
Aire acondicionado
Asiento trasero rebatible enterizo
Asiento del conductor con ajuste de altura
Bloqueo central con mando a distancia
Computadora de a bordo con pantalla de 3,5 pulgadas
Cuatro parlantes y dos tweeters
Dirección con asistencia eléctrica
Espejos retrovisores eléctricos
Gear Shift Indicator (GSI)
Iluminación ambiental interior
Levantavidrios eléctricos delanteros
Panel interior en Loom Light
Radio RCD 215 con AM/FM/CD/MP3/Bluetooth/Aux-In/USB con comandos por voz
Sistema de carga variable en baúl (sistema s.a.v.e.)
Volante multifunción en cuero regulable en altura

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 18.990. 2 años sin límite de kilometraje.

COMERCIALIZA:

Julio César Lestido S.A. Cerro Largo 1727. Tel. 24002131. Web: www.volkswagen.com.uy