Prueba: Volkswagen high up! 1.0

viernes, 12 de junio de 2015



Evaluamos un Volkswagen high up! durante cuatro días y más de 650 kilómetros.
Manejamos por cuatro días y más de 650 kilómetros a uno de los lanzamientos más importantes del 2015. Autoblog evaluó al Volkswagen up! en su variante high up!, tope de gama, equipada con la única opción mecánica, un 1.0 tricilíndrico de 75 cv de potencia. La prueba, a continuación.


Nacido en 2011 en Europa, más precisamente en el Salón de Frankfurt de ese año (ver nota), el Volkswagen up! es el primer escalón de la familia alemana a nivel mundial. Creado sobre la plataforma PQ12, o "New Small Family", se produce en la planta de Bratislava, en Eslovaquia.

Sin embargo, el up! que nos llega a los latinoamericanos es uno parecido, pero no idéntico. En enero de 2014, Volkswagen do Brasil comenzó a presentar a la variante fabricada en la planta de Taubaté, en San Pablo (ver nota), aunque los lectores de Autoblog pudieron verlo un mes y medio antes mientras se filmaba un aviso publicitario en Montevideo (ver nota), siendo primicia a nivel mundial.


Frente al modelo producido en Europa, el que tenemos en el Mercosur está homologado para cinco pasajeros (el europeo es para cuatro), tiene un depósito de combustible mayor (50 vs. 35 litros), un baúl más amplio (285 vs. 251 litros), así como también tiene 65 mm y 20 mm más de largo y de batalla, respectivamente. A su vez, los levantavidrios traseros se pueden bajar y subir (manualmente), a diferencia del modelo europeo, que solo dejan abrirse al pivotar las ventanillas.

Este up! "mercosurizado" se presentó en Uruguay el jueves 16 de abril de 2015 (ver lanzamiento), con una fuerte campaña publicitaria que incluía una preventa de tres semanas, cuyo principal incentivo era poder llevarse gratis el auto, tras un sorteo entre aquellos que señaran la primera partida.


A nuestro mercado llegó en dos variantes, move y high up!, con carrocería de cinco puertas (en otros mercados también existe una de tres), y un solo motor, un 1.0 MPI tricilíndrico de 75 cv, asociado a una transmisión manual de cinco relaciones.

Los precios son U$S 15.800 para el move up!, y U$S 17.900 para el high up!, ambos con una garantía de 2 años sin límite de kilometraje. Autoblog pudo manejar durante cuatro días y más 650 kilómetros a un high up! y la evaluación se transcribe a continuación.

Una aclaración antes de comenzar la prueba. Esta unidad fue traída desde Argentina y tiene una diferencia con el high up! que se vende en Uruguay, y es que cuenta con sensores de estacionamiento traseros, ítem que aquí no se ofrece. El resto, es exactamente igual.


Exterior

Si bien para muchos el diseño original del up! corrió por cuenta de Walter de'Silva y Klaus Bischoff, la realidad es que ellos fueron los jefes del proyecto. El exterior del modelo nació del lápiz de un brasileño llamado Marco Antônio Pavone (ver video). Y aunque parezca extraño, lo fue para ambas versiones, la europea y posteriormente la adaptada al Mercosur.

El resultado es un Volkswagen que rompe la "fotocopiadora de Wolfsburgo" y se presenta como un estilo fresco, minimalista al extremo, y que personalmente encuentro muy atractivo. Es cierto que abusa de las líneas rectas, y hasta algunos lo podrán considerar "feo", pero habiendo tanta similitud entre los citycars está bueno ver a uno que toma un camino distinto.


Frontalmente encontramos una presentación muy sobria, pero también simpática. Es más, entre las formas del paragolpes y las ópticas se podría dibujar un par de ojos y una gran sonrisa. En esta versión high up!, presenta faros antinieblas delanteros, que no son de serie en el nivel move up! Lo que sí llevan ambos de serie son las luces diurnas halógenas. Personalmente el frente es el ángulo que encuentro más atractivo y mejor logrado de toda la carrocería.

Lateralmente vemos una línea de cintura que apenas supera la mitad de la carrocería, repercutiendo en una sobresaliente visibilidad hacia todos los ángulos. La variante high up! cuenta con unos neumáticos Hankook Optimo K415 185/60 R15 con llantas de aleación "São Paulo" de 15 pulgadas. Dicho sea de paso, las ruedas van en las esquinas de la carrocería, favoreciendo no solo el espacio interior, sino también la maniobrabilidad.


La retaguardia es un punto de diferencia entre los up! vendidos en Europa y los del Mercosur. Mientras aquel tiene un cristal cubriendo el portón de chapa, en nuestra región abandona el vidrio y deja la chapa al descubierto, al igual que sus hermanos de Škoda (Citigo) y Seat (Mii). En la base de la luneta luce orgulloso el adhesivo "Máxima puntuación en seguridad" de Latin NCAP tras haber logrado cinco estrellas en la protección de adultos, y cuatro en la de niños (ver nota).

Las dimensiones del más pequeño de la familia Volkswagen son: 3.605 mm de largo, 1.645 mm de ancho, 1.506 mm de alto y 2.421 milímetros de distancia entre ejes. Es decir, si bien es un segmento A, es uno de los más grandes de esta categoría, acercándose bastante a los más chicos del segmento B también (Celta, Clio Mío, Palio Fire, etc.)


Interior

Mientras el diseño exterior corrió por cuenta de un brasileño, el interior es producto de la mente de un alemán llamado Jan Haacke. Como trabajó en equipo con Pavone, las diferencias de nacionalidad no pesaron a la hora de trazar líneas, y vemos una continuidad entre el afuera y el adentro del up! A su vez, a diferencia del exterior, el habitáculo de este modelo Mercosur es calcado al del europeo.

Lo primero que llama la atención es lo simple de todo el diseño. Recuerda mucho a los tableros de los primeros Escarabajos, no solo por la disposición de los elementos, sino también por la combinación cromática en dos tonos, que dependiendo del color de la carrocería, puede combinarse con la consola interior. En el move up!, en tanto, va en un color gris claro con un material opaco.


Si hacemos foco en calidad lograda en el habitáculo puede parecer mala, pero es solo una impresión a primera vista por lo espartano del interior. Una vez que empezamos a sentir los plásticos y tapizados, si bien no encontraremos materiales sofisticados, de todas formas están bien construidos y se los nota robustos y nobles al tacto. Si bien está en un buen nivel de calidad, de todas formas, el Kia Picanto (ver prueba) sigue siendo la referencia del segmento en este sentido.

La posición de manejo es un punto de quiebre para el segmento A. Las regulaciones de butaca (altura y longitudinal) y de la columna de dirección (solo en altura) permiten viajar sentado de la misma forma que lo haríamos en un auto de segmento B. Sí, adiós a la sensación de ir sentado en "furgoncito" con un citycar. El up! tiene la posición de manejo que más permite bajar el asiento de todo el segmento. Ojo, si les gusta manejar bien arriba, de todas formas también nos deja hacerlo.


El instrumental puede parecer sencillo a la vista, y eso es porque lo es efectivamente. Tiene tres marcadores de aguja, con el velocímetro bien grande al centro y dos relojitos muy chicos para tacómetro (a la izquierda) y medidor de cantidad de combustible en el tanque (a la derecha, con escala numérica). En la base del velocímetro hay una computadora de a bordo, que entre algunos datos, nos da la tan reclamada temperatura de agua del motor. A su vez, suma el indicador de pasaje de cambios para optimizar el consumo del tricilíndrico.

La consola central es el concepto de "keep it simple" en su máxima expresión. Una de las críticas más fuertes que le han caído al auto es que no tiene salidas de aire centrales, cosa que no es del todo cierta. Las tiene, pero no son frontales, sino que apuntan hacia el parabrisas. Aunque tampoco son las que lo desempañan; esas están contra la base del vidrio, al final del tablero. Más allá de eso, el equipo de aire acondicionado es bastante potente y compensa la falta de esas dos salidas de ventilación frontales, ya que el volumen del habitáculo a climatizar es pequeño, como en todo citycar.


Según el diseñador del interior (Haacke), se eligió reducir a dos las toberas frontales para simular un habitáculo más ancho de lo que realmente es, cosa que consigue. Más allá de eso, la realidad es que si uno gusta de viajar con el aire acondicionado pegándole en el rostro, no podrá hacerlo, no hay forma. Igualmente, hay una solución para que refresque (o calefaccione) rápidamente. Es algo ortodoxo, pero créanme que funciona: hay que dirigir el flujo de ambas toberas hacia el centro del habitáculo y con el forzador a medio camino entre el que apunta a los pies y el rostro. Con eso bastará. 

Por debajo de las controversiales salidas de aire acondicionado están los comandos para las mismas, con teclas y perillas clásicas y fáciles de operar. Un poco más abajo va el equipo de audio, que es idéntico en los move y high up!. Cuenta con radio con AM/FM/CD/MP3/Bluetooth/Aux-In/USB, tiene audio streaming para música y telefonía, y suena a través de cuatro parlantes y dos tweeters. Es cierto, carece de comandos al volante, pero como el sistema queda bastante cerca del volante, no es tan complicado de manejarlo.


Las plazas traseras del up! son más espaciosas que las que podemos ver en la versión europea (ver contacto), pero de todas formas tenemos que ponernos el chip en la cabeza de que estamos ante un auto de segmento A. Si bien está homologado para cinco, en la práctica serán cuatro los que irán relativamente cómodos. Si atrás hay que llevar niños, estaremos ante uno de los citycars más adecuados para ello, ya que cuenta con anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles de serie.

Volviendo a la habitabilidad para adultos, hay una buena distancia de la cabeza al techo, correcta a lo ancho, mientras que el espacio entre las piernas y los asientos delanteros es el justo, aunque no llega a ser incómodo. Es decir, cuatro personas de 1,80 m van muy bien adelante, y los de atrás solo bien, y sin poder estirarse mucho tampoco. De todas formas, es de los más amplios del segmento A junto a los Kia Picanto, y nuevo Suzuki Celerio.


El baúl, al igual que la posición de manejo, es otro derrumbe de mitos sobre los citycars. De baúles que con suerte superan los 150 litros, o siendo generoso, los 200, el up! estira la apuesta hasta los 285. Es decir, tiene la misma capacidad que un Volkswagen Gol, pero midiendo 294 mm menos de largo. Ese volumen puede ampliarse hasta los 985 litros, rebatiendo el respaldo trasero, aunque lo hace de forma enteriza, que no es lo más práctico. En defensa de VW, la calidad de presentación del espacio de cargas es de las más prolijas del segmento A. Por lejos.

Un detalle es que Volkswagen dotó al up! de un sistema de carga variable en baúl, denominado s.a.v.e., que mediante el uso de una bandeja (de excelente calidad), permite guardar elementos bajo el piso, o mismo ampliar un poco el volumen haciéndolo más profundo. Si ponemos la bandeja en el nivel más alto, quedará una superficie plana entre la boca de carga y el respaldo abatido. Más allá de su capacidad y practicidad, el baúl tiene un faltante: una luz interior.


Por debajo de una alfombra, encontramos el neumático de auxilio, que en este high up! no es de la misma marca ni medida que las cuatro titulares. Cuenta con unos neumáticos 185/60 R15 en las cuatro ruedas, mientras que en el baúl lleva una Goodyear GPS Duraplus 175/70 R14. Si bien no es una "rueda-galleta", Volkswagen advierte que no se pueden superar los 80 km/h con ese neumático en uso.

Curiosamente el move up! tiene cuatro neumáticos 175/70 R14, por lo que ese punto en contra desaparece en la versión más básica. De todas formas, Autoblog probó colocar un neumático 185/60 R15 en el hueco donde lleva la auxiliar este high up! y para sorpresa de este redactor, entró perfectamente y sin problemas.

Motor y transmisión

Después de muchos modelos de Volkswagen con mecánicas conocidas de otros productos de la marca, o también de Audi, nos toca evaluar a un impulsor completamente nuevo. Se trata de un integrante de la familia EA 211 de VAG, desarrollado solo para el up! y sus gemelos de Škoda y Seat.

Cuenta con una cilindrada de 999 cc, cuatro válvulas por cilindro, 12 válvulas, tres cilindros, inyección multipunto y un bloque fabricado íntegramente en aluminio, que reduce hasta en 24 kg aproximadamente el peso de una mecánica de características similares, pero que a diferencia del Volkswagen, utilice un block de hierro fundido. 


A su vez, posee doble circuito de refrigeración, el colector de escape integrado en la tapa de cilindro y el doble comando de válvulas. Adicionalmente, cumple con la normativa anticontaminación Euro V. Fue elegido por la revista brasileña Auto Esporte como el "motor del año 2014" por debajo de los 2.0 litros de cilindrada. Declara 75 cv a 6.250 rpm, mientras que el torque máximo en tanto, es de 95 Nm a partir de las 3.000 vueltas.

Volkswagen destaca que el 85% del mismo está disponible desde las 2.000 rpm. Se trata de una mecánica que si bien tiene un funcionamiento muy silencioso, transmite la típica melodía y sensaciones clásicas de los tricilíndricos en ralentí cuando está frío. De todas formas, en el uso y una vez que toma temperatura, es difícil darse cuenta que tiene tres, y no cuatro cilindros. Va tan bien aislado, que recién arriba de las 4.500 vueltas se lo puede escuchar en el habitáculo.


La transmisión elegida es la MQ200, de producción argentina y compartida con la familia Gol/Saveiro. Al igual que el motor, esta caja es otro de los grandes aciertos del up!. Cuenta con relaciones cortas para las primeras tres marchas, y bastante más largas en la cuarta y quinta. Sin embargo, lo mejor es el tacto que tiene. Los cambios entran sin esfuerzos y haciendo el armónico y dulce "clac-clac" que tanto nos gusta a algunos.

Volkswagen declara para el up! una velocidad máxima de 171 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 13,2 segundos. El consumo mixto oficial es de 5,47 litros cada 100 kilómetros, mientras que en ciudad y ruta promete unos 6,89 y 4,64 l/100 km respectivamente.


En nuestras mediciones, en tanto, obtuvimos las siguientes cifras: 7,1 l/100 km en ciudad, 5,4 l/100 km en ruta, y 6,3 litros cada 100 km en ciclo combinado. Estamos ante cifras más que correctas para una mecánica mil, especialmente las de ruta que son bastante reducidas.

Cabe destacar que el up! tiene la mayor autonomía del segmento A, con un depósito de combustible de 50 litros. El promedio general de sus rivales está en 15 litros menos, lo que compromete la cantidad de kilómetros a rodar con un tanque. El peso en orden de marcha, en tanto, está en los 915 kg.

Comportamiento dinámico 

El chasis del up! es también otra gran diferencia con sus competidores. Mientras los citycars apelan a esquemas de suspensión blandos, el Volkswagen presenta un ajuste más tirando a lo firme, aunque nunca se lo llega a sentir tan duro ni "rebotón" como otros habitantes del segmento A, producto de las cortas distancias entre ejes.

Se lo percibe muy robusto, con una clásica adaptación a la topografía del Mercosur, pero sin perder las mismas sensaciones que puede dar el up! producido para Europa. Honestamente, más allá del silencio del motor eléctrico, este up! rojo y naftero, a nivel de chasis se comporta igual que el blanco y enchufable que manejé en Wolfsburgo hace algo más de un año.


Es un producto ideal para usar en la ciudad, no caben dudas. Su chasis filtra bien los problemas de nuestras calles y caminos, y va asistido por un generoso despeje al suelo también. Los neumáticos de perfil 60 son perfectos para lidiar con empedrados y cortes de la calzada, aunque a veces puede manifestar sequedades especialmente en el eje delantero, cuando cruzamos por arriba de vías férreas o ante pozos muy marcados, por ejemplo.

La dirección electro-asistida es híper amigable para el uso en el ámbito urbano, presentándose perfecta para las maniobras de estacionamiento. A su vez, la visibilidad general es muy buena y prácticamente esta carrocería no tiene puntos ciegos por su diseño "cuadrado". Estacionar mal un up! es casi una tarea imposible. Además, cuenta con un diámetro de giro bastante reducido, 9,7 metros, dando apenas tres vueltas para ir de un tope a otro de la dirección.


El impulsor, como ya dije, tiene un comportamiento ejemplar y se muestra más a gusto entre las 2.500 y 3.500 rpm. Destaca por su vivacidad de respuesta, trepando rápidamente en vuelta y con un agradable sonido cuando lo pisamos a fondo. El up! se cuela en el tránsito sin problemas y es perfecto para esquivar a los peores embotellamientos. Es casi como viajar en el lomo de una avispa por la sensación de agilidad que genera.

La caja también asiste a esa diversión de uso por su tacto, pero especialmente por lo bien que aprovecha al pequeño 1.0 Es así que a 70 km/h el motor trabaja en quinta marcha a 2.000 vueltas, y sin tampoco perder esa agilidad que lo caracteriza. La insonorización del habitáculo es otro punto a destacar. Cuenta con doble burlete en todas las puertas y además de poder viajar en ruta a velocidades de crucero, charlando sin levantar la voz, una vez que cerramos las puertas, sentimos ese sonido "gordo", como si pesaran más de lo que realmente pesan.


En relación al chasis cuando abandonamos la ciudad y encaramos tramos de ruta, aquellos que vayan con los prejuicios en la mano, se llevarán una grata sorpresa. El up! viaja muy bien en lo recto, con un aplomo destacado. Por su insonorización, posición de manejo, y respuesta, da la sensación de ir en un auto de segmento B. Es uno de los puntos más destacados del auto, lo bien que va para ser un citycar.

A la hora de encarar curvas transmite mucha confianza, y las inclinaciones de la carrocería son las esperables producto del alto de la carrocería o del despeje, pero no por el ajuste de su suspensión, como sí pasa con algunos rivales. Es fácil de llevar, se lo nota estable a altas velocidades. Solo llevándolo más allá de sus límites se lo puede descolocar un poco, pero el usuario promedio de un auto chico considero que jamás los irá a buscar tampoco.


El combo mecánico también tiene un comportamiento destacado en lo veloz. Para la ruta, Volkswagen pensó en un motor que pudiera trabajar sin sentirse exigido. Más allá de viajar a 110 km/h en 5º a 3.200 rpm, no se escucha al tres cilindros sonar. A su vez, el up! presenta una buena elasticidad en ruta en donde sus recuperaciones son correctas. Le toma 8 segundos ir de 80 a 110 km/h en 4º, mientras que en 5º lograr ese aumento de velocidad se alarga hasta los 10,3 segundos.

La dirección es de piñón y cremallera con asistencia eléctrica (CEP-S), y cuenta con una asistencia muy buena en maniobras de estacionamiento, en tanto que en ruta se torna más firme en su tacto y gana cierto feedback. La suspensión delantera es independiente tipo McPherson, mientras que la trasera es independiente con brazo longitudinal. 


Equipamiento

El high up! ofrece de serie: asiento del conductor con ajuste de altura, bloqueo central de puertas, asiento trasero enterizo abatible, radio RCD 215 con AM/FM/CD/MP3/Bluetooth/Aux-In/USB, cuatro parlantes y dos tweeters, aire acondicionado, computadora de a bordo "infotrip", volante con apliques en color "Negro Piano" regulable en altura, luces diurnas, dirección con asistencia eléctrica (CEP-S), Gear Shift Indicator (GSI), espejos retrovisores con regulación eléctrica y luces de giro integradas, faros antiniebla delanteros y trasero, levantavidrios delanteros eléctricos, panel interior en color de la carrocería (dependiendo del color de la carrocería), columna de dirección regulable en altura, sistema de carga variable en baúl (sistema s.a.v.e.), y llantas de aleación de 15" "São Paulo" sobre neumáticos en medida 185/60 R15, entre otros ítems.

La dotación es en líneas generales bastante correcta, aunque tiene algunos faltantes mínimos, pero faltantes al fin, como ser los comandos de audio al volante, así como los levantavidrios traseros eléctricos, y el asiento trasero 60:40, tres ítems que algunos de sus rivales ofrecen de serie. De todas formas, pasa con buena nota este apartado.


Por debajo del high, está el nivel move up! que pierde los siguientes ítems: espejos retrovisores eléctricos con luces de giro integradas, bloqueo central con mando a distancia, alarma, faros antiniebla delanteros y trasero, volante con apliques en color "Negro Piano", y llantas de aleación de 15" (trae unas de acero estampado de 14" con tazas plásticas "Bristol" y sobre neumáticos en medida 175/70 R14).

Seguridad

La dotación de seguridad de serie es igual para todos los up! vendidos en el Mercosur: airbags frontales delanteros, frenos ABS+EBD, sistema de alerta de frenada de emergencia ESS, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles en las plazas traseras, cinturones de seguridad delanteros inerciales de tres puntos con pretensores pirotécnicos, y traseros de tres puntos laterales, y central abdominal, así como cinco apoyacabezas regulables en altura.

El único faltante que se le puede llegar a reclamar, considerando el segmento y precio donde compite, es el cinturón inercial de tres puntas para la plaza central trasera. En el resto cumple correctamente. Además, como bien sabrán, el Volkswagen consiguió cinco estrellas para la protección de adultos y cuatro en niños en las pruebas de impacto realizadas por el Latin NCAP, y no en una, sino en dos pruebas, detalle que es no menor (ver pruebas).


Ese puntaje tan publicitado (al igual que pasa con otros modelos probados) hay que mirarlo siempre más allá de las estrellas y prestarle atención a los informes de dicho organismo. Cito un párrafo nomás: "La carrocería fue considerada estable y capaz de resistir mayores cargas". Solo para tener una referencia más, el up! logró 15.86 puntos de 17 (máximo) en la protección de adultos.

El único de los 52 autos probados por el Latin NCAP que supera esa cifra es el Volkswagen Golf 7 (ver pruebas), que sacó 16.56 de un máximo de 17. Para la seguridad de niños, en tanto, logró cuatro estrellas, gracias a un puntaje de 39.54 sobre 49. Un VW Vento, por ejemplo, sacó 39.20. El tan publicitado slogan "a la altura de los grandes" debería ser especialmente mencionado por este aspecto más que por el tamaño XL de su carrocería dentro del universo de los citycars, creo.


Los frenos son de discos ventilados en el eje delantero, y de tambores en el trasero, asistidos por ABS y repartidor electrónico de frenada EBD. Cuenta con un pedal de buen tacto, que permite dosificar bien el frenado, mientras que siempre para en línea recta, aunque ante reiteradas detenciones de emergencia, el sistema empieza a acusar una ligera fatiga. A su vez, enciende las balizas y las luces de freno ante frenadas de emergencia, gracias al sistema que Volkswagen denomina ESS.

De todas formas, en otros mercados como el europeo, Volkswagen dota al up! con un poco más de seguridad que en el Mercosur, con controles de tracción y estabilidad, además de airbags laterales de cabeza/tórax, o de frenado autónomo en ciudad, elementos que por ahora no se ofrecen en nuestra región.

Precio, garantía y competidores

El Volkswagen high up! probado por Autoblog se comercializa en Uruguay a un valor de U$S 17.900 y con una garantía de 2 años sin límite de kilometraje. Por debajo se encuentra el nivel move up! a U$S 15.800. Son valores bastante competitivos para nuestro mercado y también para la parte más alta del segmento A.

Es cierto, quizás el high up! quedaría mejor parado a U$S 1.000 menos, pero el equipamiento que ofrece tampoco defrauda, siendo de los más completos de su categoría. La razón primará sobre el bolsillo de los consumidores, y la gran mayoría optará por el move up!, que tiene una relación precio/producto/equipamiento sencillamente imbatible.


Esto último se reafirma al ver dónde están parados los rivales del up! y lo que ofrecen a cambio. Ellos son el Kia Picanto 1.0 EX (U$S 16.990), y el Suzuki Celerio 1.0 GLX (U$S 16.990). Si bien es cierto que el Kia supera al up! en garantía y calidad de terminaciones, es apenas más barato, y el Suzuki además de compartir precio y garantía (3 años o 100.000 km) permite ampliar a 4 años o 120.000 km, una exclusividad del Celerio.

El Volkswagen, a su vez, los supera a todos en: capacidad de baúl, autonomía, y motor, ya que con 75 cv, hoy es el citycar más potente del mercado. A su vez, es el único de los mencionados que tiene anclajes ISOFIX para sillas infantiles y cinco apoyacabezas.


En lo que ofrece de equipamiento de confort está a tono con los Kia, y Suzuki (detalles más, detalles menos), aunque el Volkswagen se despega del trío de rivales con llantas de aleación de 15 pulgadas, antinieblas delanteros y traseros, además de asiento del conductor con regulación en altura. Suzuki gana con un volante multifunción, mientras que el Picanto en un diseño más bonito para algunos.

Obviamente, aquellos que estén mirando al high up! como su próximo habitante de garage, también mirarán de reojo a las opciones de la franja más accesible del segmento B, y especialmente a los modelos más pequeños (en motor y tamaño) de esa especie, pese a que no sean rivales directos del Volkswagen. Ellos son: Fiat Uno Evo Way MY2016 1.4 Full (U$S 16.590), Hyundai Grand i10 1.0 GLS Full (U$S 18.800), Mitsubishi Mirage 1.2 GLS Extra Full (U$S 19.490), y Renault Clio Mío 1.2 Plus (U$S 18.690).


Conclusión

Para muchos decir que el up! es "el" lanzamiento del 2015 puede parecer exagerado. Sin embargo, lo es al menos dentro de los productos sub-20 (mil dólares). Luce moderno, está bien construido, es cómodo, ágil, seguro, y además, tiene un precio para nada descabellado. Es más, tiene nerviosos a todos sus rivales de segmento, especialmente en la versión move up!.

A su vez, pocas veces nos sucede a los periodistas especializados, que tengamos que exprimir los apuntes para encontrar los puntos flacos de un producto. Casi siempre saltan a las pocas horas de manejo, pero en este modelo, realmente cuesta hacerlo. Todavía es más increíble si consideramos que es un modelo "popular" con todas las letras.


Si repasan al final de este texto los puntos en contra hallados, verán que son ínfimos en comparación con los que se lleva a favor. Es algo poco común en productos de segmento A o B y más cuando son low-cost. Pese a sus líneas rectas, es un modelo "redondo" por todo lo ancho, alto, y largo.

Volkswagen logró con el up! romper muchos prejuicios, tanto propios como ajenos. Un auto económico no tiene por qué estar hecho con baja calidad, ni parecer estar diseñado en una servilleta, así como tampoco tiene por qué ser inseguro ni caro. Se vencen muchos preconceptos con este modelo, pero además, logra agitar las aguas de un sector del mercado que estaba en trance desde hace algunos años, y que muchas veces, es olvidado por las marcas, en mérito de apostar al segmento B.


Personalmente gusto de las cosas mundanas, sin adornos ni lujos. Y con los automóviles me pasa lo mismo. Muchos compartirán que es más cómodo usar un par de jeans, championes y una remera blanca, que llevar una fina camisa, saco y corbata. Una carne macerada al vino tinto es deliciosa, pero un asado con cuero también puede ser exquisito, ¿no?.

El up! se creó bajo esos mismos parámetros de simpleza. Es un auto sencillo, que satisface a quien lo usa, y no hace distinción entre billeteras holgadas o poco profundas. Puede ser un primer auto, o el tercero dentro de la familia. Y que además, logra sorprender por lo bien ejecutado que está en todos los casos. Eso no se ve todos los días. Un producto de entrada a una gama, que más que un canto a lo simple y práctico, roce casi a una declaración de principios.



A favor
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Capacidad del baúl
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/caja
  • Diseño
  • Seguridad estructural
  • Relación precio/producto

En contra
  • Auxilio de diferente medida
  • Asiento trasero rebatible enterizo
  • Baúl sin luz interna
  • Cinturón central trasero de dos puntas




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 999
Número de cilindros: 3
Número de válvulas: 12
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 74,5 x 76,4
Inyección: electrónica multipunto secuencial
Potencia máxima (cv/rpm) 75/6.250
Torque máximo (Nm/rpm) 95/3.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de cinco relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica (CEP-S)
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: Independiente tipo McPherson
Trasera: Independiente con brazo longitudinal
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 175/70 R14
Rueda auxiliar: 175/70 R14
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 171
Aceleración 0/100 km/h (s) 13,2
Consumo (l/100km) Urbano: 6,89 - Carretera: 4,64 - Mixto: 5,47
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 285/985
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 915
Largo total (mm) 3.605
Ancho total (mm) 1.645
Alto total (mm) 1.506
Distancia entre ejes (mm) 2.421
Capacidad del tanque de combustible (l) 50

Galería: Volkswagen high up! 1.0 | Créditos:  Autoblog, Diego Olivera (diegomolivera.tk).


EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Espejos retrovisores con luces de giro integradas
Faros antiniebla delanteros y trasero,
Llantas de aleación de 15" "São Paulo"
Luces diurnas
Tiradores de puertas y espejos retrovisores en color carrocería
SEGURIDAD
Airbags frontales
Alarma
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Cinturones de seguridad traseros de tres puntos (4) y central trasero abdominal (1)
Frenos ABS+EBD
Sistema de alerta de frenada de emergencia ESS
CONFORT
Aire acondicionado
Asiento trasero rebatible enterizo
Asiento del conductor con ajuste de altura
Bloqueo central con mando a distancia
Cierre centralizado en rodaje a 20 km/h
Computadora de a bordo "infotrip"
Cuatro parlantes y dos tweeters
Dirección con asistencia eléctrica (CEP-S)
Espejos retrovisores eléctricos
Gear Shift Indicator (GSI)
Levantavidrios eléctricos delanteros
Panel interior en color de la carrocería (dependiendo del color de la carrocería)
Radio RCD 215 con AM/FM/CD/MP3/Bluetooth/Aux-In/USB
Sistema de carga variable en baúl (sistema s.a.v.e.)
Volante con apliques en color "Negro Piano" regulable en altura

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 17.900. Garantía: 2 años sin límite de kilometraje

COMERCIALIZA:

Julio César Lestido S.A. Cerro Largo 1727. Tel. 24002131. Web: www.volkswagen.com.uy