Contacto: Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 350 TSI R-Line 4MOTION

jueves, 9 de junio de 2022



Probamos a la renovación del Volkswagen Tiguan Allspace en su variante 2.0 350 TSI R-Line 4MOTION.
 
Con la excusa de su actualización, evaluamos al Volkswagen Tiguan Allspace en su versión tope de gama, denominada R-Line. Llega desde México con el conocido 2.0 TSI ahora con una potencia de 217 cv y 350 Nm de torque máximo, transmisión automática DSG de séptima y tracción integral 4MOTION.

Desde su lanzamiento el Volkswagen Tiguan Allspace (ver lanzamiento) ha sido no solo una de las referencias del segmento de los SUVs-C, sino también un verdadero suceso de ventas. Hoy no es el momento de repasar su historia comercial, eso ya fue realizado en el año 2017 cuando Autoblog probó a la variante 2.0 TSI Highline (ver prueba) y poco tiempo después, a la 1.4 TSI Highline (ver prueba). Tampoco voy a analizar la receta de su éxito. Porque también ya lo hice, en el año 2019 (ver editorial).

Ahora la excusa para conversar de este producto es la renovación que tuvo a comienzos del 2021 (ver nota) y que llegó por estos lares, en el otro extremo del calendario, a finales del año pasado (ver lanzamiento). Es lo que Volkswagen denomina en su interna como "PA" o "Product Actualization", que si lo traducimos al castellano, es "actualización de producto". En el caso del Tiguan Allspace, esta es la primera que recibe desde su surgimiento hace ya cinco años.


Esta renovación consta de un nuevo diseño frontal, faros delanteros adaptativos LED IQ.LIGHT, emblemas, diseño de llantas de aleación, y nuevos colores de carrocería. Suma climatizador automático con mandos táctiles y la conexión inalámbrica de aplicaciones mediante "App-Connect Wireless" para Apple CarPlay y Android Auto. A su vez, ahora el Tiguan Allspace es un producto con tres filas de asientos de serie. El espacio para un SUV-C de cinco pasajeros ahora lo ocupa el Taos (ver prueba).

Además la gama ahora se redujo de cuatro a tres versiones: las primeras son las Life y Elegance, ambas con configuración de siete asientos), con el conocido 250 TSI un 1.4 turbo con 150 cv de potencia, junto a una transmisión automática DSG de seis relaciones (antes Tiptronic de ocho) y tracción delantera. Mientras que la tope de gama (antes 2.0 TSI Highline) pasó a ser reemplazada por la 2.0 350 TSI R-Line 4MOTION que se puso a la venta en abril de este año (ver lanzamiento). Mantiene el mismo impulsor que antes, pero ahora llevado a 217 cv (180 cv antes) y 350 Nm de torque (antes 320 Nm). Con esa variante tomamos contacto por unos 620 km, para conocer todas sus novedades. Análisis, a continuación.


Exterior

El diseño de Tiguan Allspace es muy conocido por todos así que en este apartado (y en el análisis en general) iré repasando los diversos cambios que fue incorporando con este update. Por ejemplo, en el encontramos nuevos faros delanteros adaptativos IQ.Light (en Elegance y R-Line) y faros antiniebla integrados (Volkswagen los denomina ahora "luces para todo clima"). Al frente también está el nuevo logo de la marca en parrilla frontal, que también va iluminada (en Elegance y R-Line), siendo ahora más ancha y menos cuadrada que antes. También es novedad el paquete estético R-Line, que para ser franco, creo que le queda genial y ahora es atractivo.

En el lateral aparecen nuevos diseños de llantas de aleación. Se denominan "Frankfurt" de 18 pulgadas y van sobre neumáticos en medida 235/55 R18 en la versión Life, "Victoria Falls" de 19 pulgadas sobre neumáticos en medida 235/50 R19 en el caso de la Elegance, mientras que en la R-Line probada se llamaban "Valencia", también eran de 19 pulgadas, pero sobre neumáticos Continental ContiSportContact 5 en medida 255/45 R19. La paleta de colores de la carrocería ahora sumó a los colores Azul Atlantic y Rojo Kings.


En el sector trasero aparecen nuevos logotipos, ahora con el nombre "Tiguan" al centro, como en los últimos lanzamientos de la marca alemana, junto a rediseñados grupos ópticos posteriores, con tecnología IQ.Light como los delanteros. En el caso de este R-Line, también cambia el diseño de la letra "R", acompasado al nuevo diseño de la división más deportiva de Volkswagen. En la parte baja del paragolpes tiene un difusor con cuatro (muy falsas) salidas de escape, que parecen sacadas del catálogo de partes de Audi y tal vez sea el único detalle de este paquete estético que me hace un poquito de ruido.

Y las novedades por fuera son esas. El Tiguan Allspace mide 4.728 mm de largo, 1.839 mm de ancho y 1.661 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.790. Como ya saben, este producto se sostiene sobre la prolífica plataforma modular del Grupo Volkswagen, la MQB-A que comparte con Taos (cifras entre paréntesis). Para quienes que estén midiendo su cochera o espacio de garage, este SUV es 267 más largo que el Taos (4.461 mm), 2 mm más angosto (1.841), pero 25 más alto que su hermano producido en Argentina (1.636 mm). La batalla, por su parte, es 110 mm más larga que la de Taos (2.680 mm).


Interior

Acá voy a comenzar por lo conocido para después ir con los cambios. La posición de manejo sigue siendo de las mejores del segmento. Hay regulaciones variadas del volante (en altura y profundidad con generosidad en ambos casos, sumando calefacción en esta versión), y eléctricas del asiento del conductor (con tres memorias y ajuste lumbar). Además los asientos delanteros (muy cómodos) tienen tanto calefacción como ventilación. La calidad se mantuvo también, siendo de lo mejor del segmento y poniendo en evidencia al "rústico" Taos. Acá es donde se puede comprobar lo siguiente: en calidad para mí Tiguan es el SUV del Golf (ver prueba), mientras que Taos es el SUV derivado del Vento (ver prueba).

También sigue siendo destacada la habitabilidad de la segunda fila de asientos, uno de los puntos de venta más fuertes que siempre tuvo este producto. Hay espacio para dos adultos de 1,80 m plus de alto (como este redactor de 1,85 m) tanto para las piernas como para las cabezas. A lo ancho, en tanto, tendrán lugar de sobra, pero para el tercer ocupante, el túnel de transmisión central le robará algo de lugar para piernas, sin llegar a ser un espacio tan incómodo en viajes cortos o de media distancia. La tercera fila en tanto, sigue cumpliendo ese papel de ser dos asientos de emergencia, aptos para personas de hasta 1,60 m de alto, porque tanto la habitabilidad como el acceso, no es de los más generosos. Ahora sí, a las novedades.


En el interior, Volkswagen se ha sumado a la tendencia de tener un módulo táctil para las funciones de climatización. Son superficies táctiles en piano black (que juntan polvo y huellas por doquier), con deslizadores con iluminación se utilizan para la regulación del ventilador y la temperatura. Con las áreas táctiles también se pueden controlar funciones como la calefacción y ventilación de los asientos; además, se puede acceder al menú de climatización, que se permite ver en el sistema de infoentretenimiento con más claridad que en el panel táctil. Dicho sea de paso, la pantalla sumó ahora controles gestuales, pero no funcionan tan bien ni permiten mucho, solo pasar de menú. No deja subir o baja volumen ni nada más.

En todas las versiones está el nuevo volante multifunción de los últimos lanzamientos de la marca, pero en el nivel R-Line evaluado, cambia las teclas clásicas por paneles en piano black (de nuevo, que también juntan más huellas que un mostrador de migraciones) con retroalimentación háptica y deslizadores táctiles iluminados. Lleva un tiempo acostumbrarse a ellos y no son de lo más práctico de usar, porque a veces se los puede rozar por error y cambiar de pista musical, volumen o incluso encender sin quererlo la calefacción del volante. Los niveles Elegance y Life, por suerte, no sufren de este martirio.


Debajo del mencionado módulo de climatización tri-zona se encuentran dos nuevos puertos USB-C (sumó uno más para las plazas traseras) y un cargador inalámbrico para smartphones (en los Elegance y R-Line). En estas versiones más completas se perdió el Head-Up-Display que llevaban las Highline anteriores, así como también las prácticas mesitas en los respaldos delanteros. Su lugar ahora va ocupado por unos bolsillos para colocar smartphones, adaptándose a que los niños modernos ya no dibujan ni toman la merienda en el auto: ahora ven Peppa Pig y Paw Patrol en el celu.

Por último, ahora es de serie en todos los Tiguan el instrumental digital con el display multifuncional configurable "Active Info Display" que ya fuera visto en las versiones más completas del anterior modelo. Se trata de una pantalla de 10,25 pulgadas a color que simula tener agujas físicas y cuenta con mucha información para visualizar, e incluso se puede cambiar el color del tablero con diez tonos diferentes. Es un sistema similar al visto en productos de Audi o Seat, aunque en los Volkswagen se parezca más al de sus hermanos españoles que a los que tienen una "partida de nacimiento premium". Cerrando el apartado interior, el baúl posee los mismos 340 litros con las siete plazas en uso, ampliables hasta los 935 l con la segunda fila de asientos rebatida (40:20:40) o 1.860 l rebatiendo las dos filas traseras (50:50). Por debajo del piso del baúl y de los dos asientos posteriores de la tercera fila, está el auxilio, que es del tipo temporario en medida T145/85 R18 y de la marca Linglong.


Motor y transmisión

Acá hubo cambios, pero también, muy sutiles. En las versiones 1.4 TSI 250 se quitó la transmisión automática de ocho relaciones con convertidor de par del MY2021 (ver lanzamiento) y se regresó a la clásica DSG de doble embrague y seis marchas. Pero no hubo novedades en la mecánica, con 150 cv de potencia y 250 Nm de par. Pero en el nivel R-Line, el motor dejó de ser el 2.0 TSI 320 para ahora ser el 2.0 TSI 350.

Sigue siendo el conocido y brillante EA888. Se trata de un 2.0 litros (1.984 cc) de cilindrada, con 16 válvulas, inyección directa, distribución variable de válvulas, turbocompresor e intercooler. Es capaz de erogar 217 cv de potencia (antes 180 cv), entre las 4.300 y 6.200 rpm, y producir un par máximo de 350 Nm (antes 320 Nm) presentes entre las 1.600 y 4.200 vueltas. Va asociado a una transmisión automática secuencial de doble embrague DSG de siete relaciones y con tracción integral 4MOTION.


Más allá del incremento de potencia y par (que se nota, pero poco), este impulsor sigue manteniendo sus credenciales que lo hacen ser uno de los mejores dos litros turbo del mercado mundial. Si bien estamos ante un producto de corte familiar, basta subirse y pisar con ganas el acelerador para que la parte racional de la cabeza se apague y podamos disfrutar de esta obra de ingeniería. La respuesta del impulsor es instantánea, habiendo siempre potencia y par disponibles en todo el rango de utilización, desde el tránsito cansino en ciudad a uno mucho más ágil si salimos a la ruta. Casi a las 4.000 vueltas, las curvas de par y potencia máximas se cruzan y el resultado es explosivo.

Como dije más de una vez evaluándolo en otros productos del grupo alemán, es una mecánica muy pareja, elástica, suave y a la vez progresiva. Además de todo esto, va muy bien insonorizado en relación al habitáculo. Es un trabajo ejemplar el que realizó Volkswagen con este Tiguan, siendo un producto con un interior tan bien aislado de ruidos, agua o polvo que quieran ingresar, que se podría decir que uno viaja casi que envasado al vacío. A 110 km/h medí en ruta unos 62 db, es decir, por debajo del estándar de confort acústico de los 65 db. Excelente.


La transmisión, por su parte, ahora estrenó un selector de nuevo diseño y el esquema de marchas integrado e iluminado, similar al visto en otros últimos lanzamientos de Volkswagen. Pero más allá de que "el sombrero es nuevo", sigue siendo la misma y eficiente DSG de toda la vida. Es decir, su funcionamiento no es nada que ya no haya dicho una y mil veces de estas cajas de Audi/Volkswagen: suaves como el pelaje de un gatito siamés y tan rápidas como las patas de un cheetah.

Para este Tiguan Allspace 2.0 350 TSI R-Line 4MOTION, Volkswagen declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos, mientras que velocidad final está en los 223 km/h. Para los consumos, en tanto, declara 7,9 l/100 km en ciclo mixto. En mis registros, en tanto, obtuve unos 8,1 litros cada 100 km en ciudad, 6,6 l/100 km en ruta, y 7,8 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado, todos consumos bastante buenos, en especial el de ruta. El depósito de combustible lleva 58 litros de capacidad y el peso en orden de marcha es de 1.795 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Por más que esto sea un R-Line, a no confundirse. El Tiguan Allspace sigue siendo un SUV de corte familiar clásico y está bien lejos de ser un producto con intenciones deportivas. Y esto no es algo en contra, en absoluto. Porque mantiene un equilibro de suspensiones que sigue estando en lo mejor de la categoría por la comodidad y la firmeza que conjuga. Es estable en las curvas veloces, y en línea recta parece un sedán más que un SUV. Y todo esto sin comprometer el confort a bordo. El combo ideal.

Tiguan sigue siendo como un Golf pero con más altura libre al suelo y mayor distancia entre ejes. Y eso más que una crítica, sigue siendo un gran elogio para un sport utility. En la ciudad tiene un confort de marcha destacado, pudiendo filtrar pozos, rampas y lomos de burro sin problemas, incluso llevando las semejantes llantas de 19 pulgadas de esta versión R-Line. Mientras que la mecánica, como dije más arriba tendrá siempre par y potencia suficiente para llevarnos a cualquier lugar con mucha agilidad.


El motor 2.0 se sigue desempeñando muy bien para el uso urbano. La caja DSG permite que en ciudad se pueda viajar en D7 a 70 km/h a unas 1.250 vueltas. Si corremos al selector al modo "S", la misma velocidad se hace en quinta (S5) a 1.900 giros. Cabe destacar que si trabajamos con el modo de conducción ECO, una vez que levantamos el pie del acelerador y trabajamos con la inercia del vehículo, la caja se desacopla y el motor viaja a apenas 900 rpm, a velocidades entre 55 y 160 km/h.

Si abandonamos la ciudad, esta mecánica sabe defenderse mejor que varias de los rivales, y está pensada junto a la caja para ser una dupla ideal de potencia y comodidad de conducción. A unos 110 km/h constantes, el motor trabaja en D7 a unas 2.000 rpm, mientras que en el modo "S", pasa a S6 y el 2.0 gira a 2.300 vueltas. A su vez, usando la caja en D puede pasar con el kick-down de la caja de 80 a 110 km/h en unos más que respetables 4,66 segundos, haciendo que los adelantamientos ruteros no conlleven demoras.


A su vez, el Tiguan en todas sus versiones ahora viene equipado con el selector "Driving Mode Selector", que permite elegir entre cuatro modos de conducción (Normal, ECO, Sport, e Individual) para modificar la respuesta del acelerador, la transmisión, o variar la dureza de la dirección. En mi caso opté todo el tiempo por la Individual combinando la dirección en Sport y el motor en Normal, solo por capricho de hacerlo, y porque la respuesta es la que más se corresponde con un motor de 217 cv.

Por último, en esta variante con tracción integral 4MOTION tiene un selector de modos de manejo Active Control (Snow, Offroad, Offroad Individual y Onroad). En el Snow permite una dosificación más precisa del acelerador y las ópticas delanteras se adaptan para dar más potencia lumínica. En el Offroad, en tanto, el freno motor es más notorio, y se activan los controles de ascenso y descenso de pendientes. Este seteo, a su vez, se puede personalizar mediante el perfil Individual del sistema de tracción. Y el Onroad es el modo por default.


Equipamiento

Este es el nivel más completo de todos los Tiguan Allspace y no le falta (casi) nada. Ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), faro antiniebla trasero, faros delanteros full LED con función de curva dinámica IQ.Light con luces diurnas LED integradas, luces traseras LED, sensores de lluvia y luces, sistema "Coming and Leaving Home", parrilla delantera con iluminación LED, control de velocidad crucero y limitador de velocidad, barras de techo longitudinales en aluminio anodizado, retrovisores exteriores calefaccionados y rebatibles eléctricamente (con función tilt down de estacionamiento para el lado del acompañante), tapizados en cuero "Negro Titanio", asiento del conductor eléctrico, con tres memorias y ajuste lumbar, asientos delanteros calefaccionados y ventilados, asiento del pasajero delantero con ajustes en altura y lumbares manuales, respaldo trasero rebatible y reclinable 40:20:40, tercera fila de asientos rebatible 50:50, espejos retrovisores exteriores ajustables y plegables eléctricamente, calefaccionados, con memorias y función "Tilt Down", sistema Start & Stop, retrovisor interior con anti-encandilamiento automático y sin marco, freno de estacionamiento electrónico con función Auto-Hold, Driving Mode Selector con cuatro de modos de conducción (Eco/Normal/Sport/Individual), sistema Keyless Access con botón de encendido/apagado y entrada sin llave, instrumental digital configurable Active Info Display con display de 10,25 pulgadas, climatizador automático Climatronic con tres zonas y control de temperatura en la segunda fila de asientos, sistema multimedia "Composition Media" con pantalla táctil de diez pulgadas con AM/FM/2USB-C/Bluetooth y Wireless App-Connect (Apple CarPlay y Android Auto inalámbrico), comandos por voz, mandos gestuales y audio streaming, puertos USB-C de recarga traseros (1), ocho parlantes, cargador inalámbrico para smartphones (Qi), asistente de estacionamiento automático (Park Assist), sensores de estacionamiento delanteros, traseros y laterales (Park Pilot), cámara de retroceso, volante deportivo multifunción calefaccionado en cuero con botones táctiles y levas integradas, regulable en altura y profundidad, selector de modos de manejo Active Control (Snow, Offroad, Offroad Individual y Onroad), techo solar eléctrico y panorámico, portón trasero "Easy Open" con apertura y cierre eléctricos con ángulo de apertura ajustable, luces de ambiente en tecnología LED de diez colores, paquete exterior "R-Line", y llantas de aleación "Valencia" de 19 pulgadas sobre neumáticos en medida 255/45 R19. En tren de pedirle algo, podría tener unas cámaras 360º, que las tiene en otros mercados. Solo eso.


Seguridad

En el apartado de seguridad, todos los Tiguan Allspace cuentan de serie con: seis airbags, frenos ABS, asistente de frenado (BA), bloqueo electrónico del diferencial (EDL), control electrónico de tracción (ASR), distribución electrónica de frenado (EBV), sistema de asistencia hidráulica del freno (HBA), sistema de estabilización para remolques, sistema de frenado multicolisión (MKB), sistema de regulación del motor (MSR), sistema electrónico de estabilización (ESC), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, asistente de descenso en pendientes (HDC), asistente de arranque en pendientes (HHC), indicador de presión de neumáticos, alarma, siete cinturones inerciales de tres puntas, siete apoyacabezas, y detector de fatiga para el conductor.

Si estás buscando las asistencias a la conducción, no vinieron. Según Volkswagen Uruguay, para América Latina, esto es, los mercados desde México hacia el Sur, aún no fueron habilitadas. En el país de origen de este Tiguan (México, por las dudas) incorporó en las versiones más completas al control de velocidad de crucero adaptativo (ACC), advertencia de colisión (con asistencia frontal visual y audible) y sistema de frenado de emergencia (AEB). Hoy resulta raro que modelos como Taos o Nivus (ver prueba) que cuestan menos que este Tiguan, sí los ofrezcan. Ojalá esto se revierta en el corto plazo, por el bien del producto.


Precio, garantía y competidores

Hoy la gama del Tiguan Allspace comienza por el nivel 1.4 250 TSI Life Automatic a U$S 45.990, sigue por el 1.4 250 TSI Elegance Automatic a U$S 48.990 y se completa con este 2.0 350 TSI R-Line 4MOTION evaluado a U$S 63.690. En todos los casos, la garantía es de 3 años o 100.000 kilómetros. Sí, son precios más altos que la versión anterior. Pero acá esto tiene una explicación: los Tiguan anteriores estaban muy (en exceso, diría) competitivos y agresivos en precio frente a la competencia del momento.

Hoy con una estrategia de segmento ahora articulada entre Taos y Tiguan, es lógico que al modelo mexicano se lo haya subido a la parte alta del segmento de los SUV-C. Y ahora están a valores que se codean con los de la competencia, aunque no puede dejar de sorprendernos que hoy un Tiguan 2.0 cuesta casi U$S 10.000 más que antes, siendo que tuvo solo un par de cambios muy menores. Considerando SUVs compactos con tres filas de asientos, los rivales son los siguientes: Peugeot 5008 GT 1.6 THP 165 EAT6 (U$S 62.990) y Seat Tarraco 1.4 TSI Style Plus DSG (U$S 57.950).


Es cierto, por tamaño, precio y segmento, también se podrían considerar estos rivales de segmento, aunque ya sin la posibilidad de contar con la valorada tercera fila de asientos:  Ford Bronco Sport Wildtrak 2.0 EcoBoost 4WD A/T (U$S 61.900), Honda CR-V 1.5 Turbo i-VTEC EX-L AWD CVT (U$S 62.900), Hyundai Tucson Limited 1.6 T-GDi 2WD DCT (U$S 59.990), Mazda CX-5 2.5 SKYACTIV-G AWD High A/T (U$S 64.990), Peugeot 3008 GT 1.6 THP 165 EAT6 (U$S 56.990), Subaru Forester 2.5i-S CVT AWD EyeSight (WW) (U$S 70.800), y Toyota RAV4 Hybrid Limited Plus 2.5 220H e-CVT AWD (U$S 65.990).

Volkswagen al igual que Toyota y Ford, decidió dividir su oferta del segmento de SUVs compactos en dos escalones, uno más accesible y otro más, digamos, aspiracional. Mientras sus marcas rivales tienen a los Corolla Cross y Territory en la parte más en el entorno de los U$S 40.000-45.000, la marca alemana tiene allí al Taos, compitiendo en donde otrora estaba Tiguan Allspace. Ahora este modelo tiene la tarea de competir con productos de mayor precio y menor volumen, como son los mencionados en el listado anterior así como también con los otros SUVs-C con la posibilidad de equipar una tercera fila de asientos.


Conclusión

Aunque ya pasaron cinco años de la llegada del Tiguan Allspace, este producto sigue manteniendo todas las virtudes que lo llevaron a ser uno de los preferidos por el mercado local que esté buscando un SUV compacto espacioso, bien hecho, confiable, y con dos mecánicas que no paran de cosechar elogios. Como dije al comienzo de este informe, el producto de Volkswagen es un éxito y tiene argumentos para serlo.

Sin embargo, con el cambio de mitad de vida se presenta una paradoja. Si bien se sostiene como uno de los referentes de la categoría, ahora con un refresh de estética y equipamientos, también lo hace en un momento del segmento en el que para este rango de precios en donde se mueve ahora este producto, no se pueden tener lagunas de equipamiento de ningún tipo. Ni de confort y mucho menos de seguridad. Porque ya cuando se supera el escalón de los U$S 60.000, es a lugar hacer todo tipo de reclamos.


La ausencia de asistencias a la conducción hace mucho ruido en un producto que ejecuta tan bien todos los aspectos que lo llevaron a ser y lo hacen seguir siendo una de las referencias del segmento. Entiendo que es una situación que escapa a la política del importador local y corresponde a la casa matriz. Pero es un error que debería corregirse cuanto antes. Por el resto, sigue siendo un SUV de los más recomendables, más si se está buscando uno con habitabilidad generosa para cinco o siete, una dinámica de chasis intachable, una calidad de fabricación de primer nivel y un conjunto mecánico brillante como lo es este 2.0 350 TSI casado a la también ejemplar transmisión DSG.

Ya para cerrar, hay que decir también que de las otras dos opciones que compiten de forma directa, el Peugeot 5008 cierra como una compra más razonable en términos generales. Pero en lo personal, creo que Tiguan corre con el "caballo del comisario" a la hora de la reventa. Sigue siendo un producto muy buscado en el mercado de los usados. Y por más que hoy no ofrezca la competitividad que tantas ventas le trajo hace cinco años, eso le sirvió al modelo para posicionarse dentro como uno de los más deseados. Elegirlo sigue siendo un "cheque en blanco" y de lo mejor del segmento. Eso sí, faltarían las asistencias a la conducción para poder ponerle a ese cheque la firma que le corresponde a este excelente producto.


A favor
  • Capacidades del baúl
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equilibrio de suspensiones
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad general para adultos
  • Prestaciones
En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Habitabilidad de la 3ª fila de asientos
  • Neumático de auxilio temporario y acceso complejo
  • Precio algo elevado
  • Sin asistencias a la conducción disponibles




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.984
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 11,7:1
Diámetro x carrera (mm): 82,5 x 92,8
Inyección: directa con distribución variable de válvulas, turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 217/4.300-6.200
Torque máximo (Nm/rpm) 350/1.600-4.200
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de siete relaciones y doble embrague
Tracción integral inteligente 4MOTION con distribución activa de par y control selectivo de par
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia electromecánica dependiente de la velocidad (Servotronic)
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente tipo McPherson con barra estabilizadora
Trasera: independiente 4-link con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 255/45 R19
Rueda auxiliar: T145/85 R18
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 223
Aceleración 0/100 km/h (s) 7,5
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 7,9
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 340/935/1.860
Peso en vacío (kg) 1.795
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.728
Ancho total (mm) 1.839
Alto total (mm) 1.661
Distancia entre ejes (mm) 2.790
Capacidad del tanque de combustible (l) 58
Despeje al suelo (mm): 200
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 16,8 - Ángulo ventral: 16,1 - Ángulo de salida: 15,6

Galería: Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 350 TSI R-Line 4MOTION | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 350 TSI R-Line 4MOTION

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales en aluminio anodizado
Faros delanteros full LED con función de curva dinámica IQ.Light con luces diurnas LED integradas
Faro antiniebla trasero
Llantas de aleación diamantadas de 19 pulgadas
Luces traseras LED
Moldura de ventanillas en color plata
Paquete exterior "R-Line"
Parrilla delantera con iluminación LED
Techo solar eléctrico y panorámico
SEGURIDAD
Alarma
Airbags frontales delanteros, laterales delanteros y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (7)
Asistente de arranque en pendientes (HHC)
Bloqueo electrónico del diferencial (EDS)
Bloqueo electrónico del diferencial con acción del ESC (XDS+)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (7)
Control de inercia del motor (MSR)
Control electrónico de estabilidad (ESC) y tracción (ASR)
Distribución electrónica de frenado (EBD)
Detector de fatiga del conductor
Frenos ABS
Luces traseras de emergencia (ESS)
Monitoreo de presión de neumáticos
Sistema de asistencia de freno anti multi-colisión (MKB)
CONFORT
Apoyabrazos delantero
Asiento del conductor con regulación eléctrica con tres memorias y ajuste lumbar
Asiento del acompañante con regulación manual en altura
Asientos delanteros calefaccionados y ventilados
Asistente de estacionamiento automático (Park Assist)
Cámara de retroceso con líneas dinámicas
Cargador inalámbrico para smartphones (Qi)
Climatizador automático Climatronic con tres zonas y control de temperatura en la segunda fila de asientos
Cierre centralizado con mando a distancia
Control de velocidad crucero y limitador de velocidad
Dirección asistida eléctricamente
Driving Mode Selector con cuatro de modos de conducción (Eco/Normal/Sport/Individual)
Encendido automático de luces
Espejos retrovisores exteriores eléctricos calefaccionados con función "tilt down" rebatibles eléctricamente
Espejo retrovisor interior con anti-encandilamiento automático y sin marco
Freno de estacionamiento electro-mecánico (EPB)
Instrumental digital configurable Active Info Display con display de 10,25 pulgadas
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
Luces de ambiente en tecnología LED de diez colores
Parlantes (8)
Pedalera y reposapiés en aluminio
Puerto USB-C de recarga trasero (1)
Portón trasero "Easy Open" con apertura y cierre eléctricos con ángulo de apertura ajustable
Regulación automática del alcance de las luces con sistema de asistencia para luz de carretera "Light Assist"
Respaldo trasero rebatible y reclinable 40:20:40
Selector de modos de manejo Active Control (Snow, Offroad, Offroad Individual y Onroad)
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros, laterales y traseros (ParkPilot)
Sistema Coming & Leaving Home
Sistema de entrada y arranque sin llave (Kessy)
Sistema multimedia Composition Media con pantalla táctil de diez pulgadas con AM/FM/2USB-C/Bluetooth/Android Auto y Wireless App-Connect (Apple CarPlay inalámbrico), comandos por voz, mandos gestuales y audio streaming
Sistema "Start & Stop" con recuperación de energía de frenado
Tapizados en cuero "Negro Titanio"
Volante deportivo multifunción calefaccionado en cuero con botones táctiles y levas integradas, regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 63.690. Garantía: 3 años o 100.000 km.

COMERCIALIZA:
      Julio César Lestido S.A. Cerro Largo 1729. Tel. 24005101. Web: www.volkswagen.com.uy