Contacto: Renault Oroch Outsider 1.6 SCe 2WD

viernes, 16 de abril de 2021



Una vez más evaluamos a la Renault Oroch, en este caso con la excusa del nuevo motor 1.6 SCe.

Probamos a la Renault Oroch, en este caso con la excusa de la incorporación del nuevo impulsor H4M de origen Nissan que reemplaza al anterior K4M de origen Renault, con 112 cv de potencia y 1.6 litros. La probamos en su versión más completa con este motor, la denominada Outsider. Contacto, tras el salto.

La Renault Oroch (ver lanzamiento) es conocida por todos y aquel que pase apurado por este texto va a pensar que está ante un "refrito" editorial de una prueba más vieja, pero no. A comienzos de 2019 Autoblog había probado por primera vez en detalle a la pick-up compacta del rombo en su versión Privilège 2.0 4WD (ver prueba), pero nunca había podido manejarla con el motor más accesible.

Es más, ni siquiera tuve esa chance cuando fui al lanzamiento regional en Río de Janeiro (ver apuntes del lanzamiento), porque allí solo estaban disponibles las versiones con el motor más grande también (ver contacto). Desde su presentación en un hoy lejano y pre-pandémico año 2015, el modelo no tuvo grandes cambios de ningún tipo.


Bueno, soy un poco injusto. Aunque a nivel estéticos no tiene un solo cambio, en ese período sumó la posibilidad de tener tracción 4WD, que era algo que muchos le reclamábamos a la Oroch al derivar del Duster (ver prueba). Pero más acá en el tiempo tuvo una novedad que pasó bastante por debajo del radar porque no se ve a simple vista. O sea, no se puede distinguir en la calle como sí pasa con la 4WD, que lleva un calco en la caja que la delata. Incluso sigue viniendo importada desde la planta de São José dos Pinhais, en Brasil como siempre.

Pero para el MY2021 de Oroch (ver lanzamiento) la novedad fue la incorporación del nuevo motor para las versiones más accesibles de la gama. Se trata del H4M (o HRDE16 por ser de origen Nissan) que toma la posta del veterano K4M (de origen Renault), que es el mismo motor que impulsa a la segunda generación del Duster (ver lanzamiento). Es un 1.6 litros con 112 cv de potencia y 162 Nm de par. Las versiones más equipadas mantienen al F4R, un 2.0 litros de 143 cv y 179 Nm de torque. En materia de equipamientos, aquellas sumaron la compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay en las versiones más completas. Con la excusa de esta renovación, Autoblog probó a la Oroch Outsider 1.6 SCe 2WD durante cuatro días y algo más de 620 kilómetros. Y el análisis se transcribe, a continuación.


Exterior

Como decía más arriba, no voy a ahondar mucho en los apartados estéticos y del interior porque sería repetir como un loro lo que dije en la evaluación de la Privilège 2.0 4WD hace un año y medio. Por fuera esta Oroch y la de 2015 no difieren en nada. Por eso el diseño no sorprende a nadie y están a los que les gusta, a los que no, y los que solo les parece un producto correcto a nivel estético. En lo personal estoy entre estos últimos, y si bien no me enamora, tampoco lo detesto. Es más, me pasa lo mismo con todos los modelos derivados de la plataforma B0 de Renault (Sandero/Logan/Stepway/Duster).

El kit estético Outsider de la versión probada se diferencia del Dynamique más accesible por tener la lona marítima, barras de protección de la luneta trasera, proyectores de profundidad delanteros, protección frontal y los overfenders en los guardabarros. Las llantas de aleación son las mismas de todas las versiones que en las nivel Privilège y Outsider 2.0 son llamadas "Black" y van pintadas de gris oscuro, pero en los niveles Dynamique y Outsider con mecánica 1.6, van en tono "Silver", o gris claro. Los neumáticos en la unidad probada, eran unos Michelin LTX Force de uso mixto, en medida 215/65 R16.


En la parte trasera el portón de la caja lleva la inscripción "Oroch", pero desde el MY2021 ya no dice más "Renault" en la esquina inferior izquierda, mientras que las ópticas -generosas en tamaño- alojan luces de posición LED, y más abajo, podría tener al igual que en la versión más equipada, los (prácticos) sensores de estacionamiento traseros. Pero las variantes con motor 1.6 no los tienen. Tampoco hay cámara de retroceso siquiera. Una pena, dado que entre la lona marítima y el final de la caja se genera una especie de "punto ciego" que solo pueden eliminar los sensores. Sería bueno que los tuvieran todas las versiones de serie.

Pasando a las dimensiones, mide 4.693 mm de largo, 1.821 mm de ancho y 1.625 mm de alto (si sumamos a las barras de techo, 1.695 mm). La distancia entre ejes, en tanto, tiene 2.829 milímetros. Es una pick-up chica aunque con cuatro puertas, por lo que se ubica en tamaño por encima de las chicas (Fiat Strada, y Volkswagen Saveiro), por debajo de la Fiat Toro (que es una mediana) y de la futura Tarok de Volkswagen, que verá la luz en algún momento en su versión de producción. Es decir: no tiene rivales directos, aunque sí indirectos por precio.


Interior

Acá tampoco hay cambios significativos, así que seré breve. La Oroch siempre sufrió de los mismos problemas que otros productos de la plataforma B0, mostrando algunos tornillos a la vista, botones anulados, o plásticos muy mejorables al tacto y en ajustes, como por ejemplo el que va por encima de la guantera y que aloja el airbag del pasajero. Y el diseño del habitáculo, tomado de la primera generación de Duster, que data de 2010, ahora en 2021 parece un viaje al pasado. El habitáculo de Duster II parece el de un Koleos (ver prueba) en comparación.

Yendo a la posición de manejo, tampoco hay cambios y al igual que antes, queda muy elevada incluso llevando a la butaca hasta el punto más bajo. Como consecuencia, la visibilidad es hacia adelante es muy buena, y los más bajos estarán agradecidos. Por el contrario, los más altos (como un servidor) tendrán que bajar todo el asiento y correrlo un poco para atrás, si no quieren ir rozando las rodillas contra la columna de dirección, que además, sólo regula en altura y en poco recorrido. La butaca además es corta y no permite apoyar bien los muslos. No es de las posturas más cómodas, pero el ser humano "es un bicho de costumbres", así que uno se adapta con el correr de las horas.


En estas versiones de acceso, además no hay sistema multimedia con pantalla táctil, pese a que por el precio ya hay rivales indirectos que las ofrecen incluso con conectividad inalámbrica para smartphones. En su lugar, estas Oroch 1.6 tienen a la ya clásica y perimida radio con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/Bluetooth, pero con el tan útil y veterano comando satelital que es un elemento tan genial, que una vez que nos subimos a otro modelo de otra marca, se lo extraña. Ojalá nunca lo abandonen porque es practiquísimo.

Pero de todas formas en estos tiempos que corren, se extraña más tener Android Auto o Apple CarPlay. Más que nada porque la radio tiene algunas soluciones ergonómicas inentendibles, como una perilla que no es para el volumen, sino para pasar de frecuencia de emisora. Otro gran faltante de estas versiones con mecánica 1.6, es que no cuentan con computadora de a bordo. En su lugar en el cuadrante derecho digital del instrumental, solo tiene un reloj digital, y los odómetros total y parcial. Nada más. Incluso no se puede saber qué autonomía nos queda en el depósito de combustible, dicho sea de paso, también se mide con barras digitales en esa parte del tablero.


Si pasamos al sector trasero, saca una de sus mejores y más sólidas armas de conquista frente a las versiones de cabina doble de las pick-ups chicas, y hasta me animaría a decir que podría poner en jaque a más de una mediana también. Dos -y en viajes cortos, hasta tres apretados- adultos de 1,80 m podrán ir bien en el asiento trasero. 

Si bien el respaldo está colocado un poco más recto que en los Duster, igual es cómodo. El túnel central no molesta a la altura de los pies, y tanto a lo ancho, largo, como alto, el espacio es correcto. Es decir, la plataforma B0 sigue marcando la tendencia de habitabilidad en productos del segmento B. Es la gran diferencia entre esta Renault y las Volkswagen Saveiro o Fiat Strada, por ejemplo. La Oroch es una pick-up compacta y aquellas son sub-compactas. Por eso las plazas traseras en esos dos modelos, son más limitadas que en el de Renault.


La capacidad de carga presenta 683 litros de volumen y 650 kg de carga. Las dimensiones de caja de la Renault son: 1.350 mm de largo, 1.175 mm de ancho y 0.435 mm de alto. Respecto al neumático de auxilio, para no comprometer el volumen de la caja de carga y como pasa en -casi- todas las pick-ups, en la Oroch va en una jaula colocada por fuera del habitáculo. Pero el problema no es ese. 

La extracción del auxilio requiere tener el portón trasero abierto, una llave especial, y parte de la caja vacía para poder operarla. En otras palabras: no es un sistema práctico del todo, porque además va juntando toda la suciedad de los caminos por donde transitemos. De todas formas, es bueno que el neumático sea de la misma marca y medida a las cuatro titulares, aunque con llanta de acero estampado. En tiempos donde proliferan los auxilios temporarios, podría ser peor, si les soy honesto.


Motor y transmisión

Acá es donde esta prueba se empieza a poner más interesante. Atrás quedó el motor K4M de origen Renault con 110 cv de potencia y un par máximo de 148 Nm, y ahora se utiliza una motorización también conocida en otros modelos del Grupo Renault-Nissan-Mitsubishi, como los Versa (ver prueba), Note (ver prueba), Kicks (ver prueba), además de la última evolución del Kangoo Express (ver lanzamiento), del Duster de segunda generación (ver prueba doble) y del Grand Captur (ver prueba). 

Se trata del HRDE16 de Nissan, que en las filas de Renault se pasa a llamar H4M o 1.6 SCe. Es así que ahora el motor más accesible y menos potente en la oferta regional de la Oroch es un 1.6 litros (1.598 cc), con doble árbol de levas a la cabeza, 16 válvulas, e inyección multipunto, produce una potencia de 112 cv a las 6.000 rpm, y un torque máximo de 162 Nm a las 4.400 vueltas. Va asociado a una transmisión manual de cinco relaciones.


Como pasa en los otros modelos que lo montan, en líneas generales un propulsor correcto (solo eso) y muy progresivo, sin mucha agilidad en el bajo régimen (menos de 2.000 vueltas), pero bastante más enérgico en la zona media y alta del tacómetro (3.500-4.500 rpm), incluso más que el K4M que reemplaza. Además es un impulsor silencioso tanto en ralentí como por debajo de las 5.000 vueltas, ya que cuenta con un buen trabajo de insonorización al habitáculo, al menos en el uso urbano, donde va bien aislado. En ruta ya es más ruidoso y presente en el interior. 

Según Renault, el nivel sonoro de la mecánica se ha reducido a la mitad gracias, sobre todo, al tratamiento de los ruidos de rodadura con materiales más de mejor calidad de insonorización, también aumentando las superficies absorbentes en el habitáculo y en el compartimiento del motor de un 20 a un 50% respecto al 1.6 anterior. No podría asegurarlo, porque no manejé el motor anterior en la Oroch. Pero sin dudas a esta 1.6 se la siente más silenciosa, vibradora y refinada que, por ejemplo, las variantes con el impulsor 2.0. Eso sí, al exigirlo en carretera, el 1.6 es muy rumoroso y se cuela bastante en el habitáculo.


Pasando a la transmisión, ahora presenta un tacto de caja bastante más agradable que la manual que solían tener las Oroch anteriores. Aunque si pasamos de 1ª a 2ª medio apurados, "rasca" un poco los metales en el pasaje de marchas. Ahora lleva una transmisión muy "a la japonesa", sin imprecisiones gomosas, con un tacto mecánico (clac-clac), aunque con un recorrido algo largo, que como veremos más adelante, busca priorizar los consumos, un departamento en el que el 1.6 anterior tampoco supo brillar tanto.

Ahora todas las Oroch con mecánica 1.6 y 2.0 por igual, cuentan con un modo denominado "Eco-Mode", que modifica la gestión en la entrega del par, el acelerador requiere más presión del pie derecho para tener una respuesta contundente, y el aire acondicionado optimiza su funcionamiento. Todo esto, según Renault, está pensado para ahorrar hasta un 10% de combustible. Pero la realidad es que a cambio nos entregará un impulsor bastante más aletargado en sus reacciones. Por eso lo recomiendo siempre en modo "off".


Fábrica declara una velocidad final de 168 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 12,69 segundos. No hay cifras de consumo oficiales. En comparación con el K4M que reemplaza este 1.6 de origen Nissan gastó un poco menos que aquel: los mejores números conseguidos durante los días de prueba fueron 7,8 litros/100 km en ciudad, 5,9 l/100 km en ruta y 6,7 l/100 km en el combinado, que son todos números bastante buenos.

A modo de comparación y al no haber probado a la Oroch 1.6 anterior, voy a tomar las cifras de la prueba que hice del Duster 1.6 M/T de primera generación. En la evaluación de aquel entonces me había dado 10 l/100 km en ciudad, mientras que en ruta y en el ciclo mixto, los valores fueron 7,2 y 8,7 l/100 km respectivamente. El depósito de combustible carga 50 litros, mientras que el peso en orden de marcha está en 1.292 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Acá en términos de chasis tampoco hay novedades, así que de nuevo seré breve. Las suspensiones siguen tendiendo hacia lo blando y por ende, absorben de mejor forma las peores imperfecciones del camino. Respecto a las sensaciones de manejo, no se despegan en absoluto de las que mencioné cuando utilicé a la variante 2.0.

La vedette de Oroch es el eje trasero con suspensión independiente multilink, que si bien es compartido con lo Duster 4WD de primera generación, Renault sigue teniendo a la primera pick-up que no se comporta como tal, sino que se la siente más como un auto elevado casi 20 cm del suelo y con el mismo nivel de confort. La sensación de manejo que deja es bastante similar la de los Duster, solo que en lugar de tener el espacio de cargas techado, todo lo que llevamos ahí tomando aire fresco o cubierto por la lona marítima si llueve.


Es cierto, el esquema no se alinea con un enfoque de vehículo de trabajo ni por asomo. La respuesta de Renault a esto es que la Oroch no lo es. Al ser un producto destinado al uso mixto (familia y trabajo), se buscó combinar la comodidad de un modelo de pasajeros con la practicidad de una pick-up. Y lo han logrado en gran forma, no hay otra manera de ponerlo en texto. Pero al salir a la ruta, no es una pick-up para lograr grandes velocidades ni arriesgarse a maniobras muy jugadas. Es alta, sensible a los vientos laterales y además no tiene control de estabilidad como lo recordaré más adelante en el apartado de seguridad. 

Por su parte el nuevo motor 1.6 trabaja casi que en silencio en el tránsito, y la caja de cambios lo lleva a regímenes bajos con el fin de otorgar números de consumo contenidos. Tal es así que a unos 70 km/h, el mil seis gira a apenas 1.900 rpm en quinta marcha. Yendo a velocidades de ruta, se viaja a 110 km/h a 3.100 vueltas en quinta. Una sexta relación a la versión manual no le vendría nada mal, porque ya se puede ver que el motor va bastante más enroscado. De todas formas no se traslada en los consumos, ya que entrega cifras bastante más reducidas que en la mecánica anterior, ya sea en Duster o en Oroch.


En relación a la elasticidad mecánica de este HRDE16, o H4M según Renault, como gusten llamarlo, si bien la potencia del motor es la adecuada, tampoco le sobra torque. Pero cumple bien para los parámetros del segmento al tener una correcta relación peso/potencia, aunque no sobrada ni generosa. Es decir, adelantar vehículos no será problema, aunque no es un producto ágil. 

Solo basta hundir con ganas el pie derecho al acelerador y dejar que la transmisión nos permita jugar con las marchas para aprovechar al máximo los números de esta nueva mecánica. Por ejemplo, vayamos a ver los números fríos y duros. Va de 80 a 110 km/h en 7,04 segundos en 3ª, 10,15 segundos en 4ª y unos bastante largos 14,94 segundos en 5ª. No son cifras veloces, no hay otra forma de decirlo. En esta Oroch tenemos que tener en cuenta las limitaciones que tiene y con ellas aprovechar al máximo lo que el 1.6 entrega. El recurso de bajar a tercera para hacer adelantamientos con seguridad, tendrá que ser utilizado.


Equipamiento

Las únicas variantes con mecánica 1.6 SCe son las Dynamique y Outsider. La primera ofrece de serie: doble airbag delantero, frenos ABS+EBD, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco apoyacabezas, cinco cinturones de seguridad inerciales de tres puntas, apertura interna del depósito de combustible, aire acondicionado, dirección asistida, indicador de cambio (Gear Shift Indicator), luces traseras LED, pack eléctrico (levantavidrios delanteros y bloqueo), barras de techo longitudinales color negro, tiradores de puertas en color negro, protector de caja, barra de caja, anillas para carga en la caja, radio con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/Bluetooth y comando satelital, respaldo trasero rebatible enterizo, y llantas de aleación 16 pulgadas de aleación "Silver" sobre neumáticos en medida 215/65 R16.

El nivel Outsider suma o reemplaza sobre el Dynamique: kit Outsider (lona marítima, barras de protección de luneta trasera, proyectores de profundidad, protección frontal y overfenders) y espejos exteriores y barras de techo en color gris. En tren de reclamar faltantes, creo que el principal son los sensores de estacionamiento traseros, cámara de retroceso, computadora de a bordo, conectividad con Android Auto  y Apple CarPlay, espejos eléctricos, regulación de profundidad del volante o un sistema multimedia en lugar de una radio tan básica, que nos haga sentir menos en 2003 y más en 2021. Tiene demasiados faltantes para ser un producto de casi 20 mil dólares.


Seguridad

Es el punto más flojo de la Oroch desde que la presentaron. Si bien hace poco incorporó (obligada por normativas gubernamentales) los anclajes para sillas infantiles, de todas formas sigue siendo una dotación bastante mejorable. Ofrece de serie: doble airbag delantero, frenos ABS+EBD, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco apoyacabezas, y cinturones de seguridad inerciales de tres puntas (5).

No cuenta con controles de tracción y estabilidad ni tampoco con más airbags, como los laterales delanteros o de cortinas. Por los casi U$S 20.000 que cuesta, ya debería ofrecer todos estos elementos, pero en especial el ESC. Es una carencia que afecta a varios modelos de Renault en la región: Kwid, Sandero, Logan. Suena extraño que el Kwid, el modelo más accesible de la gama, tenga más airbags que esta Oroch. Y que en el mercado ya tengamos autos con 6 airbags y ESC de serie por menos de 20 mil dólares.


Los frenos delanteros son de discos ventilados y los traseros de tambor. Ante frenadas exigidas para en línea recta, con una intervención algo prematura del sistema ABS, sintiéndose bastante el "zapateo" en el pedal. A su vez, al igual que aquel, cuando la detención es muy brusca, hace destellar las balizas para alertar a aquellos que vengan detrás nuestro, como medida de seguridad extra.

De momento no se han realizado pruebas de la Oroch por parte de organismos independientes como puede ser en nuestra región el Latin NCAP, por lo que hasta que no se le realicen los respectivos crash tests, desconocemos el desempeño estructural de este producto ante impactos.

Precio, garantía y competidores

La versión probada es la Outsider, que dentro de las que llevan la mecánica 1.6 es la más completa de las dos. Tenemos por un lado a la Dynamique 1.6 SCe 2WD a U$S 18.890 y esta probada hoy por Autoblog, que está a U$S 19.990. Cabe destacar que a diferencia de las 2.0, las 1.6 de Oroch pueden comprarse con esos valores sin tener que ser contribuyentes de IRAE/IMEBA, como sí pasa con utilitarios más grandes. la garantía, por su parte, es de 3 años o 100.000 km.

Que en esta sección haya decidido ponerle competidores es un poco tramposo. Porque Oroch no los tiene. Es por ahora la única pick-up compacta del mercado y lo seguirá siendo hasta que Chevrolet presente al reemplazo de la Montana o que Volkswagen haga lo propio con la Tarok. Hoy lo más cercano que tenemos para enfrentar a la Renault son las versiones más equipadas de la Fiat Strada de segunda generación, como ser las Freedom Cabina Doble 1.4 (U$S 16.290) o Volcano Cabina Doble 1.3 (U$S 18.690). Que si bien pertenecen a un segmento inferior, en los dos casos superan a la Oroch en dotación de seguridad, por ejemplo.


Conclusión

Las virtudes de la Oroch ya fueron expuestas en varias ocasiones: es una pick-up de trabajo robusta, accesible, sencilla y que además ha demostrado ser confiable. También puede ser adaptada como un vehículo de uso diario para personas que vivan en lugares aislados y caminos en muy mal estado, así como también se le puede dar un uso urbano, sin tener que acudir a las más grandes medianas ni a las más chicas. Es un producto que ha probado con creces a lo largo de los años su durabilidad y resistencia a los maltratos, sobre todo para aquellos que la utilizan como herramienta laboral. Y eso es moneda de cambio suficiente para que más de un cliente la prefiera por sobre sus competidores. Tanto, que pasó a ser casi que una "plaga" (en el buen sentido de la palabra, no se enojen) en las calles y rutas de Uruguay, además. Basta con salir y verlas por todos lados.

Pero en el último año apareció un nuevo jugador que hace todo eso, pero con un planteo moderno, mejores equipamientos y a precios más accesibles que esta Oroch: la Fiat Strada (ver prueba). Hoy ese producto se transformó en la compra por default si queremos una pick-up por menos de U$S 20.000, sea del segmento que sea. Es cierto, la Renault superó a este nuevo competidor en ventas el año pasado. Pero solo fue porque Fiat no dio a basto con las entregas, con una planta que se detuvo por la pandemia y generó unas demoras enormes con los clientes en todo el continente. Ahí fue donde Oroch pudo ganarle con amplitud. Pero considero que fue solo en este terreno en donde el rombo pudo ganarles a los tanos.


Es cierto, el H4M es un motor superior al K4M veterano y es un avance más que bienvenido, siendo de las mejores mecánicas en este rango de precios. Lo supera en refinamiento y consumos, con una elasticidad similar, hay que decirlo. También es un impulsor que al pasar a ser cadenero en lugar de llevar correa de distribución, también reduce al largo plazo los costos de mantenimiento casi a nulos en ese sentido. Pero a la Oroch ya se le están notando los años encima, y no solo lo digo en términos de diseño. Quedó aún más desactualizada en términos de confort y seguridad para lo que hoy se demanda de un producto como este en 2021. Resulta casi anacrónico estar reclamando airbags o ESC por estos días en estos rangos de precios. Y más cuando hay rivales de precio, que ofrecen estos ítems de seguridad de serie.

La posible llegada de una nueva generación, basada en la segunda de Duster, podría darse recién en 2022 o 2023, dependiendo de lo que la marca decida hacer en Brasil, ahora que cancelaron los desarrollos de los reemplazantes de Sandero y Logan actuales. Renault debería invertir todo ese dinero en crear a una nueva Oroch cuanto antes. Porque aunque el producto sigue siendo bueno, quedó atrapado en el tiempo en varios aspectos. Mientras eso no suceda, es posible que una gran parte de la la clientela del rombo, se vaya a una Strada en búsqueda de algo más moderno. Sin embargo, hoy la pelota está en la cancha del rombo con un producto que tiene el liderazgo en esta franja de precios, cientos de clientes que valoran su robustez general y ahora además, con un impulsor más nuevo y eficiente. Solo falta que los equipamientos de confort, pero por sobre todo los de seguridad, se acompasen a los tiempos que corren.


A favor
  • Capacidad de carga
  • Confort de marcha en ciudad
  • Consumos reducidos
  • Garantía
  • Habitabilidad para cinco adultos
  • Motorización eficiente
  • Relación precio/producto
  • Robustez de las suspensiones
En contra
  • Calidad de algunos plásticos y encastres
  • Faltantes de equipamiento de seguridad y confort
  • Insonorización y recuperaciones en ruta
  • Sensibilidad a los vientos laterales
  • Ubicación del neumático de auxilio

FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.598
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,9:1
Diámetro x carrera (mm): 83,6 x 78
Inyección: indirecta multipunto secuencial con apertura variable de válvulas
Potencia máxima (cv/rpm) 112/5.500
Torque máximo (Nm/rpm) 162/4.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de cinco relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia hidráulica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: tipo McPherson, con triángulo inferior y barra estabilizadora
Trasera: multilink independiente con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 215/65 R16
Rueda auxiliar: 215/65 R16
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 168
Aceleración 0-100 km/h (s) 10,7
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad de carga (kg) 650
Volumen de carga (l) 683
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.292
Largo total (mm) 4.693
Ancho total (mm) 1.821
Alto total (mm) 1.695
Distancia entre ejes (mm) 2.829
Largo de la caja (mm) 1.350
Ancho de la caja (mm) 1.175
Alto de la caja (mm) 0.435
Capacidad del tanque de combustible (l) 50
Capacidades fuera de camino (º) ángulo de ataque: 26 - de salida: 19,9
Despeje al suelo (mm): 206

Galería: Renault Oroch Outsider 1.6 SCe 2WD Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Renault Oroch Outsider 1.6 SCe 2WD


EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Anillas de sujeción de carga en la caja
Barras longitudinales de techo
Barra de caja
Llantas de aleación de 16 pulgadas
Faros antiniebla delanteros
Luces diurnas
Luces traseras LED
Protector de caja de cargas
SEGURIDAD
Airbags frontales delanteros
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente al frenado de urgencia (AFU)
Cinturones traseros de 3 puntos con limitador de esfuerzo (5)
Distribución electrónica del frenado (EBD)
Frenos ABS
CONFORT
Aire acondicionado
Alarma
Apertura interna del depósito de combustible
Cierre centralizado con mando a distancia
Dirección asistida hidráulicamente
Espejos retrovisores regulables manualmente
Indicador de cambio de marcha (GSI)
Kit Outsider (lona marítima, barras de protección de luneta trasera, proyectores de profundidad, protección frontal y overfenders)
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros (con sistema de "un toque")
Modo ECO
Radio con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/Bluetooth y comando satelital

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 19.990. Garantía 3 años o 100.000 km (extensible a 5 años o 120.000 km).


COMERCIALIZA:

Santa Rosa Automotores S.A. Cerro Largo 888. Tel. 29020519. Web: www.renault.com.uy