Prueba: Renault Koleos Zen 2.5 SCe 2WD CVT

viernes, 18 de septiembre de 2020



Autoblog evaluó a la segunda generación del Renault Koleos en su nivel más accesible denominado Zen.
Renault Uruguay comenzó a ofrecer hace algunas semanas atrás a la actualización de la segunda generación del Koleos, su SUV mediano. Autoblog pudo evaluarlo en su versión más accesible, denominada Zen, con el motor 2.5 SCe de 170 cv, tracción 2WD y transmisión automática CVT.

El Koleos es uno de los productos más representativos de lo que es el Grupo Renault y las sinergias que tiene. Este SUV mediano utiliza una plataforma compartida con Nissan, la CMF-CD de la alianza Renault-Nissan, que comparte con modelos de Nissan como ser los Qashqai o X-Trail, por ejemplo. Se produce en la planta de Busan, en Corea del Sur, donde este grupo automotriz tiene a su representante local, Renault Samsung Motors, que lo comercializa en ese mercado como Renault Samsung QM6. También se lo produce en Wuhan, China (¿les suena de alguna parte esa ciudad?) en conjunto con Dongfeng Renault.

Tras su primera generación (llamado de forma interna HY) que data de 2007 (ver lanzamiento) y que usaba la plataforma C de Renault (la del Mégane II y los anteriores Nissan Qashqai y X-Trail), la segunda generación se presentó en el Salón de Pekín de 2016 (ver nota) como el reemplazante natural de aquel producto. Denominada de forma interna como HC, este Koleos II llegó al mercado uruguayo, primero en forma de avànt-premiére en enero de 2018 (ver apuntes del pre-lanzamiento) y luego tuvo su debut comercial en julio de ese mismo año (ver lanzamiento).


En esa ocasión del pre-lanzamiento, realizado en José Ignacio, Autoblog pudo manejar al nuevo Koleos por apenas unos kilómetros (ver contacto), pero por cuestiones de agenda y disponibilidad de unidades, jamás se había podido concretar la evaluación completa. Los años pasaron y el modelo tampoco tuvo novedades de consideración, a no ser algunos cambios en la configuración de gama o subas y bajas de precio. Es decir, no había excusas para pedir una unidad una vez pasado el tiempo.

Sin embargo, en julio de 2020, llegó el Koleos Phase I (ver lanzamiento), que no es otra cosa que la actualización de mitad de vida de la segunda generación del Koleos. Hay cambios en el diseño exterior con una parrilla rediseñada, nuevos apliques cromados en paragolpes delantero y lateral, nuevos diseños de llantas de aleación, paragolpes trasero con nuevo difusor y un spoiler más ancho con una tercera luz de freno más grande que en la versión pre-facelift. También ahora las dos versiones (Zen e Intens) llevan llantas de aleación de 18 pulgadas. Y esta es la excusa para probarlo así como para saldar una cuenta pendiente. Vayamos con el análisis del Koleos en variante Zen.


Exterior

Más allá de las novedades que aclaré en el prefacio de este informe, el diseño original del Koleos II lo realizó un tal Alexis Martot, director de diseño exterior de Renault y padre, entre otros, del Talisman (no, no lleva tilde). Esto encierra cierta lógica cuando vemos las líneas entre aquel sedán de segmento D y este SUV. Desconozco quién fue el responsable del Phase I. Pero fue bastante quirúrgico y sutil con el lápiz para repasar las líneas originales de Martot, que también vio un update en su Talisman este año.

Los trazos son muy parecidos porque ambos modelos están buscando situarse en lo más alto de la gama del rombo en términos de elegancia y lujo. Este estilo quiebra con el de su antecesor, que había sido obra del (gran) Patrick Le Quément, responsable del primer Twingo o del Scénic original. Los estilos de aquel maestro eran bastante más jugados. Hoy la línea de estilo de Renault apela a unos conceptos de diseño más conservadores y globales, pero buscando no perder su identidad de marca francesa.


Por ejemplo, se comparten las ópticas delanteras con la firma lumínica en forma de "C" con LEDs que llevan casi todos los modelos de la marca (al menos los que se venden en Europa), y que en el Koleos evaluado llevan faros halógenos con proyector y luces diurnas en diodos, siendo una de las pocas formas de diferenciar a este nivel Zen entrada de gama del más completo Intens, que dicho sea de paso, tiene ópticas principales full LED Pure Vision con las mismas "cejas" diurnas en LEDs. Los faros antiniebla delanteros son LED y cuentan con función de luces de curva.

Otra forma de diferenciarlos en el exterior, es mediante las llantas de aleación. Mientras el Intens lleva unas llantas de aleación "Taika" diamantadas bi-tono de 18 pulgadas sobre neumáticos en medida 225/60 R18, el Zen trae unas llantas de aleación "Argonaute" diamantadas de 18 pulgadas sobre neumáticos en la misma medida que el Intens, y que en la unidad de prueba eran unos Nexen N Priz RH7. Luego, la otra forma de diferenciarlos, es que el tope de gama tiene un gran techo solar panorámico y el Zen evaluado, no.


Atrás el estilo corre con el mismo tipo de patrón de modelos como el Mégane IV o el ya mencionado Talisman. Las ópticas llegan hasta la mitad del portón trasero, mientras que en la base del paragolpes cuenta con unas falsas salidas de escape (cromadas en el Intens y negras en el Zen), esa moda que está invadiendo a la industria como una plaga cada vez en más productos. Sin embargo, y más allá de mis quejas de viejo cascarrabias, el estilo del Koleos II me agrada y mucho. Tanto, que me atrevo a decir que es uno de los Renault más bonitos que se comercializan en nuestro mercado.

En términos de dimensiones y en comparación con su antecesor (cifras entre paréntesis), el nuevo Koleos mide 4.673 mm de largo (4.520 mm), 1.843 mm de ancho (1.855 mm), 1.678 mm de alto (1.710 mm) y una distancia entre ejes de 2.705 milímetros (2.690 mm). Pese a ser un mediano, en regiones donde Renault no ofrece al Kadjar (como el nuestro), este Koleos tiene la tarea de llenar un espacio doble. Por eso es complicado clasificarlo al ser el escalón inmediato al Grand Captur (ver prueba). A esa escalera de SUVs del rombo de este lado del mapa todavía le falta un escalón. Aunque está en los planes de la marca colocarlo para 2021 con la posible llegada del Arkana, un SUV con silueta de coupé que se produce en Corea del Sur, en la misma planta que este Koleos (ver nota).


Interior

Respecto al Koleos que manejé en 2018, casi que no hay novedades por dentro. Ahora el sistema multimedia permite tener una pantalla completa cuando realizamos la integración con smartphones, ya sea Android como Apple y poca cosa más. Y es algo bueno. Porque el interior de esta segunda generación ya era bastante bueno en muchos aspectos. Solo le faltaba afinar ese detalle de ver en la pantalla multimedia, solo una porción de las funciones de nuestro "chupete electrónico" que cargamos en el bolsillo todo el santo día.

En términos de calidad, usa (y por suerte también abusa) de los plásticos de inyectado blando, estando presentes incluso en las contrapuertas tanto delanteras como traseras. Hay tapizados de mejor calidad (en tela para la unidad probada y cuero en la tope de gama) así como un esmero general en términos de presentación y uso de materiales. En comparación con su antecesor, quedando también ahora entre los mejor terminados del segmento. Es cierto que estamos ante un producto de una marca europea. Pero la fabricación surcoreana, hoy está bastante por encima de la del viejo continente.


Yendo con la posición de manejo, encontramos una posición de manejo de SUV clásico, es decir, enfocada más hacia el confort y elevada incluso en su nivel más bajo. La columna de dirección regula con generosidad en profundidad y algo menos en altura, mientras que la butaca hace lo propio en altura y largo con ajustes manuales, con un respaldo comodísimo, aunque con un asiento algo corto para las piernas de aquellos más largos. La versión Intens pasa a tener ajustes eléctricos, y cuenta además con una regulación lumbar eléctrica (aunque todo sin memorias).

El instrumental es semi-digital, muy agradable en su estética y en parte personalizable con estilos diferentes y colores (azul, fucsia, rojo, verde y ocre) desde la pantalla multimedia R-Link 2 que mencionaré más adelante. Ahí se pueden visualizar al centro tanto el velocímetro como el tacómetro junto a la computadora de a bordo, mientras que en los extremos queda espacio para los medidores de temperatura del líquido refrigerante como del combustible, en este caso analógicos.


La consola central, como ya dije, en esta versión probada está dominada por el sistema multimedia R-Link 2 con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/Bluetooth/2USB/Aux-In, Apple CarPlay y Android Auto, y con reconocimiento de voz. No es de las más grandes del segmento y cuesta un poco agarrarle la mano a todas las funciones que ofrece, que dicho sea de paso, son muchísimas.

También es bastante propensa a quedar poco visible por los reflejos de la luz solar. Pero como dije más arriba, ahora la integración para smartphones permite una visualización completa en la pantalla tipo retrato. El nivel Intens, por su parte, lleva una pantalla más grande (8,7 pulgadas), de formato vertical (sí, a lo Tesla o Volvo) y con GPS, además manteniendo las otras funciones del nivel Zen.


En términos de habitabilidad el Koleos de segunda generación encuentra uno de sus argumentos más fuertes de ventas, porque permite llevar con comodidad a cinco adultos. El espacio entre las butacas delanteras y las piernas de los que viajen allí es muy generoso y como si fuera poco, el piso es casi plano, algo que no es muy común en este segmento y mucho menos en un producto con tracción integral. Además las puertas son grandes y se abren a un buen ángulo, facilitando el acceso de personas o padres queriendo instalar sillas infantiles.

La amplitud del habitáculo es tal, que sobra espacio para que tres adultos vayan sobrados a lo alto, así como también a lo ancho. Si habría que achacarle algo es que, el respaldo central es algo más firme que en los laterales, pero no es algo que molestará en viajes de corta y media distancia, así que aprueba con muy buena nota. Es cierto, este modelo de Renault bien podría tener una tercera fila de asientos. Pero sería muy ajustada. A criterio personal, es preferible tener cinco plazas reales en un SUV mediano que cinco más dos eventuales o para personas muy pequeñas en un SUV compacto.


Algo que sí es para destacar es que para los que viajen en estas plazas habrá salidas de aire acondicionado independientes, aunque faltan puertos USB para recarga de aparatos electrónicos, como smartphones, por ejemplo. Esto sí está presente en el nivel Intens, mas no en el Zen. A su vez, con esta actualización se ganó la posibilidad de reclinar los respaldos traseros para viajar con mayor comodidad en esas plazas. Son apenas unos grados extra, pero se agradece la incorporación.

El baúl declara una capacidad mínima de 942 litros (contra los 450 l de la generación anterior), que pueden ser ampliados hasta los 1.706 litros (versus los 1.380 l del Koleos previo) rebatiendo el respaldo trasero en proporción 60:40. A diferencia de algunos rivales no cuenta con apertura y cierre manos libres eléctricas, pero que sí está disponible para el Koleos en otros mercados. Levantando el piso de cargas, encontramos el neumático de auxilio. Mientras que afuera va apoyado sobre los 225/60 R18, en caso de romper alguno, habrá que utilizar uno más pequeño: 225/65 R17, marca Khumo y modelo Solus KL21. Es decir, de mismo diámetro que los titulares, pero tiene un rodado menor y perfil mayor para compensar la diferencia.


Motor y transmisión

A nivel mecánico el Koleos mantiene el motor de origen Nissan de la primera generación. Se trata del QR25DE, un 2.488 cc con 16 válvulas, cuatro cilindros e inyección indirecta secuencial multipunto con doble inyección por cilindro al arranque. Produce 170 cv de potencia a 6.000 rpm con un torque de 226 Nm a 4.400 vueltas. Va asociado a una caja automática continuamente variable X-Tronic CVT con siete relaciones prefijadas (D-Step). La tracción es delantera, aunque antes también solía ofrecer una integral AWD de origen Nissan, con el eficiente sistema All Mode 4x4-i.

El 2.5 tiene un comportamiento lógico para sus cifras de potencia y torque declaradas, pero con una respuesta más ágil que un cuatro cilindros en línea de similares características. Por su parte, hay que decir que también cumple con el patrón de muchos motores japoneses: tienen la respuesta más contundente en la zona alta del tacómetro que en la baja. Por eso busca concentrar sus virtudes en el confort de marcha y la suavidad de manejo.


Es cierto que en otras regiones este producto utiliza mecánicas más modernas como un 2.0 GDI de 145 cv. Pero antes de que lo pregunten o vayan a los comentarios con las antorchas del odio encendidas, no existe en ninguna región un Koleos con una motorización naftera y turboalimentada, algo que sí pasa ya con muchos, por no decir la mayoría, de sus rivales de segmento. No todo el público quiere un motor con downsizing y turbo. Aún queda público que prefiere algo más old school y este QR25DE ha demostrado ser muy confiable y resistente tanto al uso como al paso del tiempo.

Se caracteriza por ser correcto en su funcionamiento y muy silencioso por debajo de las 2.000 vueltas que aprueba con una buena nota para andar en la ciudad, mientras que su respuesta más acorde a la potencia que declara aparece recién por encima de las 3.000 rpm, donde este 2.5 se percibe más voluntarioso ante el pie derecho y con más agilidad. Es cierto, no tiene el "punch" que pueden tener los impulsores turboalimentados, pero cumple más que bien con los estándares del segmento donde participa. Es decir, es una mecánica confiable, correcta en su funcionamiento y muy suave.


Al igual que otros modelos de la alianza Renault-Nissan, este Koleos se vale de una caja de variador continuo, pero así como pasa en los Sentra (ver contacto) o Kicks (ver prueba) lleva una función que simula el cambio de marchas (D-Step), para evitar el efecto conocido de las CVT: al acelerar a fondo, el tacómetro no se detiene en el régimen más elevado, sino que va variando hasta que se alcanza la velocidad deseada, igual que en una caja con convertidor de par tradicional y en el caso de este SUV, simulando hasta seis marchas virtuales. Este tipo de cajas reducen (en gran medida, aunque no por completo) la incómoda aceleración y ruido de las CVT sobre los motores.

Renault no declara prestaciones de consumos. Lo que sí hay son datos de aceleración de 0 a 100 km/h 9,5 segundos para esta versión y una velocidad final de 185 km/h. Durante los días de prueba, obtuve como mejores registros de consumo 10,3 l/100 km en ciudad, 6,4 l/100 km en ruta y 8,3 l/100 km en ciclo mixto, que son valores bastante lógicos en ciudad y combinado, mientras que el de ruta es bastante bueno para esta carrocería y potencia. El depósito de combustible aloja unos generosos 60 litros, mientras que el peso en orden de marcha es de 1.540 kg.


Comportamiento dinámico

Al salir a recorrer los primeros kilómetros por la ciudad, la impresión que deja el Koleos es de contar con un gran equilibrio de suspensiones que contribuye a un andar confortable y relajado. Se lo nota aplomado y sólido, transmitiendo la sensación de ir en un producto de mucha calidad. Solo en algunas ocasiones se pueden sentir de más las imperfecciones del camino con rebotes, como consecuencia de tener unos neumáticos que manifiestan cierto "divorcio" entre la comodidad del chasis y la dureza de los cauchos.

Tal vez las variantes con neumáticos más pequeños o mismo con otra marca y menor dureza del compuesto, ese problema estará solucionado. La insonorización es correcta tanto a nivel de mecánica como también eólico. Solo recién pasadas las 4.000 rpm se dejará escuchar el 2.5 en el interior, aunque su sonido no es para nada desagradable, e incluso en ese ritmo, el ruido tampoco se cuela tanto en el habitáculo.


Tanto el motor como la caja se encuentran a gusto en el uso más urbano. El 2.5 apenas se oye cuando está encendido, y la transmisión deja sacarle provecho a un impulsor que mueve con agilidad una carrocería que pasa los 1.600 kilos en orden de marcha. Es decir, es un vehículo bastante pesado y se siente así en el andar. El conjunto permite trabajar al impulsor a 1.500 vueltas, para circular a 70 km/h en D.

Pasando a velocidades de ruta, la mecánica y caja trabajan viajando a 110 km/h con el selector en D a unas 2.200 rpm, aunque luego la CVT vaya eligiendo sola el régimen más ideal. Ya que la menciono, la transmisión tiene marchas muy suaves y hace un poco más de silencio que en otros productos similares. Al igual que suele suceder con estas cajas de relaciones variables, va buscando todo el tiempo la marcha ideal que nos permita hacer maniobras con seguridad. 


De todas formas, sigue siendo algo perezosa en las recuperaciones de velocidad a la hora de elegir la relación más acorde. Y aunque se siguen notando, por lo menos se reducen (mucho) los patinamientos molestos que presentan cajas de este tipo pero de concepción menos moderna. Las recuperaciones en carretera por su parte, tienen cifras lógicas para esta potencia y peso: para ir de 80 a 110 km/h se toma 5,63 segundos, un tiempo bastante razonable.

En relación a la dirección, lleva una esquema de cremallera y doble piñón con asistencia eléctrica (EPS), de tacto no muy directo, aunque bastante ligera para realizar maniobras de estacionamiento. Cumple con lo que pretende un cliente de este tipo de producto, aunque no es de las mejores y ni de las más comunicativas a criterio personal, porque tiene un enfoque hacia el confort y el uso familiar.


Tampoco es que vaya a pedirle una dirección súper precisa, pero es algo lenta de reacciones en maniobras de ruta, como por ejemplo, cuando tenemos que hacer un cambio de carril repentino. Por el contrario, quedé muy sorprendido con el ajuste del chasis en curvas. Casi que no hay inclinaciones de la carrocería ante maniobras exigidas y llama la atención lo bueno que es en este sentido considerando que tiene un seteo volcado al confort. Está muy conseguido ese aspecto dinámico.

En relación al esquema de esta segunda generación del Koleos utiliza una suspensión delantera McPherson y multilink atrás, en ambos casos con barra estabilizadora. Los frenos son de discos ventilados en el eje delantero y discos sólidos en el trasero. Con un despeje de 213 mm, un ángulo de ataque de 18,8°, ángulo de salida de 25,6°, ángulo ventral de 18,8° y unos neumáticos pensados para el uso en asfaltos, no es de los SUVs más aptos para un manejo off-road, y se extraña que en este último update se haya perdido la tracción integral de origen Nissan, una marca que sabe alguna que otra cosa en el desarrollo de estos sistemas, ¿no?


Equipamientos

El Koleos llega en dos versiones Zen e Intens. La primera ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos, y bloqueo), control de velocidad crucero y limitador de velocidad, encendido automático de luces, sistema de acceso y arranque sin llave, botón de encendido/apagado, sensor de lluvia, cámara de retroceso, tarjeta llave "Smart Card" con arranque y cierre de puertas con manos libres por proximidad, respaldo trasero rebatible y reclinable 60:40, faros antiniebla delanteros LED (con función de luz de curva) y trasero, tapizados en tela, climatizador automático de dos zonas con salidas de aire para las plazas traseras, sistema multimedia R-Link 2 con pantalla táctil de 7 pulgadas con AM/FM/Bluetooth/2USB/Aux-In/Apple CarPlay/Android Auto, y reconocimiento de voz (iPhone Siri), instrumental digital con display TFT a color, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, asiento delanteros con regulación manual en altura, ópticas delanteras halógenas con luces diurnas LED, ópticas traseras LED, sistemas Eco Coaching y Eco Scoring, sistema Eco-Mode, sistema "follow me home", barras de techo longitudinales, sensores de estacionamiento traseros, y llantas de aleación "Argonaute" diamantadas de 18 pulgadas sobre neumáticos en medida 225/60 R18.

El Intens suma o reemplaza sobre el Zen evaluado: asientos delanteros con regulación eléctrica en ocho vías para el conductor (con ajuste lumbar) y seis para el acompañante, respaldo trasero con función "Easy Touch Folding", tapizados en cuero, espejo retrovisor interior con anti-encandilamiento automático, espejos retrovisores exteriores plegables eléctricamente, sistema multimedia R-Link 2 con pantalla táctil de 8,7 pulgadas con AM/FM/Bluetooth/4USB/Aux-In/GPS/SD/Apple CarPlay/Android Auto, y reconocimiento de voz, sistema de audio Bose con 12 parlantes y subwoofer, freno de estacionamiento electromecánico (EPB), apliques interiores símil madera, asistente activo de estacionamiento (Easy Park Assist), sensores de estacionamiento delanteros y traseros, ópticas delanteras full LED Pure Vision con luces diurnas LED, techo solar panorámico y eléctrico, iluminación ambiental, espejos retrovisores rebatibles eléctricamente y calefaccionados, y llantas de aleación "Taika" diamantadas bi-tono de 18 pulgadas sobre neumáticos en medida 225/60 R18. El listado es muy completo, pero considerando el precio de ese nivel Zen, ya podría tener: espejo interior con anti-encandilamiento automático, sistema one-touch en todas las ventanillas (solo tiene en la del conductor), sensores de estacionamiento delanteros, freno de estacionamiento electromecánico (en el Zen es de pedal), faros full LED, memorias para los asientos eléctricos o portón trasero con apertura y cierre eléctricos.


Seguridad

La dotación de seguridad de esta versión Zen es bastante buena: seis airbags, frenos ABS+REF+AFU+BA, asistencia a la frenada de emergencia (SAFE), controles de estabilidad (ESC) y tracción (ASR), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, monitoreo de presión de neumáticos (TPMS), asistente de arranque en pendientes (HSA), cinco apoyacabezas (delanteros activos), cinco cinturones inerciales de tres puntas. La dotación de la gama local suma el sistema de alerta de ángulo ciego (BSW), pero es exclusividad del nivel tope de gama, dado que el Zen probado no lo tiene.

Si bien es una dotación correcta, en Europa el Koleos cuenta de serie con elementos de asistencia a la conducción tales como alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales, alerta de cambio involuntario de carril, conmutación automática de las luces de carretera y las de cruce en función de la situación de conducción, así como también frenado automático de emergencia. Por ahora se desconoce si estos ítems llegarán alguna vez a las versiones que tendremos en Uruguay.


En relación a los los controles de tracción y estabilidad no se pueden desactivar bajo ninguna circunstancia. Es más, ni siquiera existe la tecla para intentar hacerlo o una función tal escondida en el sistema multimedia. Su funcionamiento no es para nada permisivo y actúa ante el mínimo deslizamiento. Es de los controles de estabilidad más celosos que he probado en mucho tiempo. Perfecto para corregir errores, y puede resultar aburrido para los más inmaduros (como quien les escribe).

Los frenos, en tanto, son de discos ventilados en el eje delantero y de discos sólidos en el tren posterior. Su funcionamiento es correcto, deteniendo al vehículo siempre en línea recta, y encendiendo las balizas para alertar a otros conductores. Pero cuando empezamos a exigir al sistema un poco más, el tacto del pedal de freno suele ponerse algo esponjoso ante reiteradas detenciones de emergencia. También se percibe algo ansioso al ABS y actúa de forma muy prematura, pero no es nada que llegue a poner en juego la eficacia del sistema ni tampoco pierde la trayectoria.


Precio, garantía y competidores

La gama del Koleos se divide en dos niveles, Zen e Intens. El evaluado hoy se ofrece a unos bastante coherentes U$S 39.990, mientras que el tope de gama está en unos también competitivos U$S 45.990. La garantía es de 3 años o 100.000 km, extensible a 5 años o 120.000 km. Considerando que el producto de Renault tiene una bastante correcta dotación de equipamiento, los valores son más que razonables por ser un producto mediano en valores de los compactos. Es cierto, la oferta en ese segmento es variadísima y a veces cuesta retener todas las opciones que existen en esta franja de precios.

La lista de rivales directos es bastante compleja de elaborar. Considerando el precio de esta versión Zen, entrada de gama, están los Chery Tiggo 8 Premium 2.0T CVT (U$S 38.990), Mitsubishi Outlander 2.0 GLX 2WD CVT (U$S 43.990), pero ambos cuentan con tres filas de asientos, así que en ese sentido no se los podría enfrentar al Renault. Luego en el segmento de los compactos, está el Volkswagen Tiguan Allspace 1.4 250 TSI Comfortline DSG (U$S 39.990), que por dimensiones se acerca bastante al Renault (a diferencia del Koleos es un compacto con distancia entre ejes extendida, no logren convencerme de lo contrario porque no lo lograrán) y también tiene cinco asientos. Pero ofrece a la bendita tercera fila en opción por U$S 1.000 más. Más lejos en precio están el Hyundai Santa Fe 2.4 2WD Premium A/T (U$S 59.990), pero también con tres filas de asientos de serie.



Después, guiándose de forma exclusiva por el precio, hay que zambullirse en el segmento inferior al Koleos, donde si consideramos al nivel Zen evaluado, tememos toda esta oferta: Haval H6 Supreme 2.0 GDIT 7DCT (U$S 37.450), Hyundai Tucson 2.0 2WD GL Value A/T (U$S 39.990), Jeep Compass Longitude 2.4 AT6 FWD (U$S 43.990), Mitsubishi Eclipse Cross 2.0 2WD GLS CVT (U$S 39.990), y Seat Ateca 1.4 TSI Style DSG (U$S 44.950). Pero ninguno tiene el espacio interior del Koleos, dado que son productos considerablemente más compactos. Y es tal vez por ese posicionamiento del modelo que cueste tanto encontrar el hueco exacto en donde colocarlo en el mercado local.

Es bastante accesible para ser un mediano, pero no tiene tres filas de asientos. Pero a la vez es demasiado grande para compararse con los compactos a precios similares, quedando en un limbo. A su vez, no es un producto tan conocido como otros de Renault. Es más, llegué a escuchar a algunas personas durante la prueba, decir que era la primera vez que lo veían. Estamos ante un producto que destaca en muchos aspectos como lo dije a lo largo del análisis y creo que merece la atención de más consumidores en su lista de compra. Hoy es el mejor producto de Renault a nivel local. Sin dudas.


Conclusión

Ya pasados dos años desde la llegada del Koleos de segunda generación y recién ahora habiéndolo podido probar con más tiempo, las conclusiones que se pueden sacar serán simples. Renault entra por segunda vez en el segmento de los SUVs compactos/medianos y lo hace con un producto de más calidad y nivel que antes. Tanto, que como dije más arriba, pasó a ser el mejor producto que la marca comercializó en el mercado local hasta el momento. De verdad, es un modelo muy capaz en varios aspectos incluso desde su versión de acceso a la gama. Sostengo eso con convicción.

Ahora se puede codear con los referentes del segmento en términos de calidad, confort de marcha, diseño y equipamientos de confort disponibles. La diferencia con la generación anterior, es que ahora Renault busca competir por precio con los SUVs compactos, pero ofreciendo un producto que se mueve en el segmento de los SUVs medianos por dimensiones, más que nada en el sentido estricto de la clasificación. Eso, sumado a un precio bastante competitivo y equipamientos de seguridad y confort bastante completos, lo transforman en una opción a tener en cuenta dentro de la categoría.


La primera generación pasó casi que desapercibida en el mercado nacional. Y ahora con esta secuela, la marca francesa busca tener un peso mayor, aunque sabemos que no es donde Renault históricamente se movió con más soltura. Al ser una marca generalista, su naturaleza no es pasearse donde las premium tienen su reinado. Habiendo probado a este Koleos, creo que el mayor enemigo que tiene es el desconocimiento. Hay gente que no sabe ni recuerda que existe este producto. Es cierto, algunos clientes también le pedirán una tercera fila de asientos opcional incluso. Pero eso ya es algo que Koleos no ofrece en ningún mercado. Tal vez en la próxima generación tendrá, quién sabe.

Hoy la marca francesa tiene un SUV competitivo en precio, generoso en espacio y equipamientos de confort, así como también con una mecánica, que si bien no está entre las más modernas, por otra parte, ha resultado ser muy confiable. Y los que valoren estos ítems, se irán más que conformes con la compra. Para aquellos que no, esta franja de precios está tan sobrepoblado de SUVs de todo tipo y calibre, que tendrán un montón de opciones más para elegir. Pero de todas formas no deberían dejar de sumar al Koleos en su lista. Es un producto con calidad surcoreana, confiabilidad japonesa y diseño francés. Dudo que haya otro SUV con tales credenciales para sacar a relucir.


A favor
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Capacidad del baúl
  • Confort de marcha
  • Consumos en ruta
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Garantía extensible
  • Habitabilidad general y espacio interior
  • Relación precio/producto
En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Neumático de auxilio de diferente medida
  • Lentitud de reacciones de la transmisión
  • Sin asistencias a la seguridad disponibles
  • Sin opción de tracción integral



FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 2.488
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,0:1
Diámetro x carrera (mm): 89,0 x 100,0
Inyección: indirecta electrónica secuencial multipunto
Potencia máxima (cv/rpm) 170/6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 226/4.400
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades continuamente variable XTronic CVT D-Step
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable (EPS)
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros:de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: tipo McPherson con brazo de control inferior unido a un subframe
Trasera:  independiente four-link con brazo arrastrado y barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 225/60 R18
Rueda auxiliar: 225/65 R17
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 185
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,5
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 942/1.706
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.540
Largo total (mm) 4.672
Ancho total (mm) 1.843
Alto total (mm) 1.678
Distancia entre ejes (mm) 2.705
Capacidad del tanque de combustible (l) 60
Despeje al suelo (mm): 213
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 18,8 - Ángulo ventral: 18,8 - Ángulo de salida: 25,6

Galería: Renault Koleos Zen 2.5 SCe 2WD CVT Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Prueba Renault Koleos Zen 2.5 SCe 2WD CVT

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Luces diurnas LED
Luces traseras LED
Faros antiniebla delanteros LED (con función de luz de curva) y trasero
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros, y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros (activos) y traseros (5)
Asistencia al frenado de urgencia (AFU)
Asistencia a la frenada de emergencia (BA)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de estabilidad (ESC)
Control de tracción (ASR)
Frenos ABS
Monitoreo de presión de neumáticos (TPMS)
Repartidor electrónico de frenado (REF)
Sistema de asistencia para el arranque en pendiente (HSA)
CONFORT
Asientos delanteros con regulación en altura
Botón de encendido/apagado
Cámara de retroceso
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Climatizador automático de dos zonas con salidas de aire para las plazas traseras
Control de velocidad crucero y limitador de velocidad
Computadora de a bordo con display a color
Dirección con asistencia eléctrica (EPS)
Encendido automático de luces
Instrumental digital con display TFT a color
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch" para conductor
Respaldo trasero rebatible y reclinable 60:40
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento traseros
Sistema de acceso y arranque sin llave
Sistema multimedia R-Link 2 con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/Bluetooth/2USB/Aux-In/Apple CarPlay/Android Auto, y reconocimiento de voz
Sistemas Eco Coaching y Eco Scoring
Sistema Eco-Mode
Tarjeta llave "Smart Card" con arranque y cierre de puertas con manos libres por proximidad
Tapizados en tela
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 39.990. Garantía: 3 años o 100.000 km (extensible a 5 años o 120.000 km).

COMERCIALIZA:
    Santa Rosa Motors. Cerro Largo 888. Tel. 29020519. Web: www.renault.com.uy