Prueba: Mercedes-Benz EQC 400 4MATIC AMG Line (80 kWh)

viernes, 23 de octubre de 2020



Probamos al Mercedes-Benz EQC, el primer SUV 100% eléctrico de la marca alemana.

Mercedes-Benz Uruguay comenzó a comercializar a inicios de este año a su primer SUV 100% eléctrico, el EQC. Llega importado desde Alemania en dos versiones y Autoblog pudo probarlo en la más equipada, la denominada AMG Line durante cuatro días y por algo más de 520 kilómetros. Test, tras el salto.

En 2016, Mercedes-Benz utilizó al Salón de París de ese año (¿recuerdan los salones del automóvil?) para revelar al Generation EQ concept (ver nota), un SUV eléctrico conceptual que se impulsaba mediante energía solar, es decir, sus baterías se recargaban con esa fuente. Tenía dos motores eléctricos, uno adelante y otro atrás, que combinados daban 700 Nm de torque y 400 cv de potencia.

Ese vehículo, quitándole los detalles conceptuales, en los huesos, era el modelo de producción ya terminado que veríamos en el Salón de París de 2018 (mientras escribo este texto podría estar en la edición 2020, pero bueno, COVID-19) bajo la denominación EQC. Es el primer Mercedes-Benz 100% eléctrico de producción en serie y que le dio el puntapié inicial a la familia de productos EQ Power de la marca alemana (ver nota). En ese momento, Autoblog anticipó que el modelo llegaría a Uruguay en 2020.


Conocido internamente como N293 (también estrenó un nuevo código de producto), este SUV está basado en la plataforma del GLC (ver prueba), pero modificada para albergar una planta propulsora eléctrica. Tal y como lo había anunciado Mercedes-Benz Uruguay en 2018, dos años más tarde, el EQC llegó a Uruguay siendo el primer producto 100% eléctrico de una marca premium (ver lanzamiento). Está previsto que la gama EQ llegue a 10 nuevos modelos hasta el año 2022, siendo el próximo en esa lista el EQA (ver nota).

Desde febrero de este año que se abrieron los pedidos, el EQC llega importado desde la planta de Bremen, en Alemania con dos versiones EQC 400 4MATIC y EQC 400 4MATIC AMG Line, con precios de U$S 105.990 (Precio CIF para empresas: U$S 69.990) para la primera variante y de U$S 129.990 en el caso de la segunda y más equipada, que no entra dentro de los beneficios para empresas, como veremos sobre el final del informe. Esa versión es con la que Autoblog pudo tomar contacto durante algo más de 520 kilómetros y la evaluación se transcribe a continuación.


Exterior

Aunque a primer golpe de vista parece un restyling profundo sobre el GLC, la realidad es que el EQC tiene una personalidad propia y muy marcada. El hecho de ser eléctrico podría haber dado un poco más de rienda suelta a la imaginación de los diseñadores. Sin embargo, Mercedes-Benz decidió jugar una carta más discreta y tradicional. La carrocería no comparte ni un solo panel de carrocería con el GLC, y el parecido es fruto del lenguaje estético de la marca que hace que casi todos sus vehículos se parezcan demasiado y solo difieran en su tamaño. Casi como una matrioshka, pero alemana en lugar de rusa.

Un elemento llamativo del frontal es la superficie que envuelve los faros y la parrilla delantera. Pero lo más destacado es que en la parte superior lleva una pieza de fibra óptica. Al conducir de noche se percibe la luz de posición como banda luminosa horizontal, casi de lado a lado del vehículo. La carcasa interior y los proyectores de los faros MULTIBEAM LED lleva franjas azules sobre fondo negro y al encender el vehículo, hacen un pequeño "bailecito" simpático. Es muy común que la gente se quede mirando ese espectáculo mientras salís de un estacionamiento. O por la potencia lumínica del conjunto, que es mucha.


En el lateral, tal vez, es donde se puede ver más la similitud con el GLC. Sin embargo, Mercedes-Benz tuvo que modificar toda la parte baja para poder albergar a la pesada batería del EQC: 650 kg. Va ubicada en el suelo y se nota con claridad al ver la carrocería desde el perfil. Esto repercutió en una reducción del despeje en comparación a su hermano. Mientras un GLC tiene 202 milímetros de distancia al suelo, un EQC ofrece apenas 140. ¿Solución? Mercedes-Benz puso a la venta en Europa al EQC 4x4² que tiene dos ejes portales con 293 milímetros de despeje (ver nota).

Es un punto sobre el que quiero hacer especial hincapié: el EQC normal es un vehículo muy bajo, y pese a ser un SUV tiene unas capacidades off-road nulas y on-road para las calles tercermundistas, incluso diría que también es limitado. Esto se manifiesta con constantes raspones y golpes del chasis ante lomos de burro o en rampas de entradas de cocheras, así como también en badenes. También es muy común pegarle al babero de goma que tiene en el sector delantero. Estas son las concesiones que tiene un producto desarrollado para el primer mundo que se vende en un país como el nuestro (del quinto), donde los accidentes urbano-topográficos están a la orden del día.


En términos de neumáticos y llantas, la unidad probada llevaba llantas de aleación AMG de 20 pulgadas en diseño multirradio con propiedades aerodinámicas optimizadas, color negro brillante y pulidas a alto brillo, sobre neumáticos Pirelli Scorpion Verde 235/50 R20 en el eje delantero y 255/45 R20 en el eje trasero. En la versión EQC 400, por su parte, lleva llantas de aleación de 19 pulgadas de cinco radios pulidos a alto brillo sobre neumáticos 235/55 R19 en el eje delantero y 255/50 R19 en el eje trasero. En todos los casos, son cauchos runflats, es decir, que permiten la circulación sin aire.

Yendo al sector posterior, el EQC lleva ópticas LED con el tan popular por estos días heckblende, o barra luminosa trasera. Un detalle mejorable es que el pilar C está algo inclinado y con una luneta algo pequeña, por lo que la visibilidad trasera es limitada, en especial hacia los ¾ posteriores. Este SUV es uno dentro de la categoría medianos, al igual que su hermano, el GLC. Este EQC mide 4.761 mm de largo, 1.884 mm de ancho y 1.623 mm de alto, siendo 105 mm más largo que el GLC así como también es 315 mm más bajo que aquel, aunque ambos comparten la misma distancia entre ejes, con 2.873 milímetros, por aquello de compartir la plataforma. Solo que ahora tiene un relleno de batería de litio entre medio.


Interior

Por dentro es la misma historia que por fuera: abajo es un GLC, pero arriba es un EQC. La receta de este electro-sandwich alemán se vuelve a repetir en el habitáculo. Sin embargo, también logra tener una personalidad propia. Es más, me resulta un diseño más agraciado y agradable que en su hermano del que deriva este SUV. Ojalá más modelos de la marca empiecen a incorporar esta estética en los interiores, porque las cabinas de los Mercedes-Benz que derivan de la plataforma MRA están quedando algo atrasados en el tiempo. Este EQC es una bocanada de aire fresco en términos de materiales y texturas.

Se respira un ambiente muy steam punk con el paquete Electric Art Interior de esta versión AMG Line, que se caracteriza por tener un tablero de instrumentos con fina superficie estructural en color metalizado gris plata y costura de adorno en dorado rosa, otras costuras de adorno en dorado rosa, por ejemplo, en el apoyabrazos de la consola central, en el revestimiento interior de las puertas delanteras o en la superficie anticongelante entre el tablero de instrumentos y el parabrisas, volante deportivo multifunción en cuero con radios en cromo, paneles de control en negro de alto brillo con elementos de mando cromados, pasadores del seguro de las puertas en cromo.


En términos de calidad, es todo de un nivel excelente. Salvo por el piano black de la consola central que se raya con facilidad (esto pasa también en otros Mercedes-Benz que usan este material), todo tiene un buen gusto superior. La posición de manejo es la misma de un GLC, excelente. Y más porque las regulaciones son todas eléctricas. Se puede viajar tan alto como quieras o tan abajo como en una berlina, algo que los productos de origen alemán entienden como el estándar. Ojalá más marcas lo entiendan así.

Lo digo tanto por el volante (que se ajusta en altura y alcance con generosidad), como para los asientos que tienen apoyacabezas ajustables eléctricamente con función de memoria y apoyo lumbar con cuatro vías de ajuste para el asiento del conductor y del acompañante. Y lo mejor de todo: ambos están calefaccionados y tienen soporte para muslos con extensor eléctrico, en los dos casos asociados a las tres memorias. Es perfecto en este setnido. El tablero tiene el cuadro de instrumentos con sistema multimedia MBUX con pantalla a color de 12,3 pulgadas, con una resolución y capacidad de personalización envidiable.


Pasando a la consola central mantiene a la conocida pantalla tipo tablet táctil del sistema multimedia MBUX con AM/FM/2USB-C/Bluetooth/GPS con otra pantalla (acá táctil) de 12,3 pulgadas, integración de smartphones mediante Apple CarPlay y Android Auto, panel táctil con haptic feedback, funciones ampliadas MBUX y sistema LINGUATRONIC con comprensión del habla. Si bien acá abajo van a poder ver un video mío interactuando con este sistema de "inteligencia artificial", voy a explicar un poco la experiencia bastante rápido así pueden verlo mejor en acción en el video que publiqué en el adelanto de la prueba del Clase A, aunque ni siquiera pude abarcar un 10% de todo lo que puede hacer (ver video).

Con el MBUX (Mercedes-Benz User Experience) se pueden encender o apagar luces interiores, el climatizador, hacer llamadas, enviar mensajes de texto o WhatsApp, consultar datos de la computadora de a bordo, por ejemplo. La usabilidad, al igual que en los otros modelos de la marca, es excelente. Los comandos están duplicados y hasta triplicados, así que se puede acceder a las distintas funciones desde la pantalla táctil (que es casi tan rápida y sensible como la de un buen celular), desde un touchpad que vibra con el tacto ubicado en el centro de la consola (donde en otros autos iría el selector de cambios) o por LINGUATRONIC, que son los comandos fónicos. A su vez, los EQC vienen con navegador de serie que permite ser visto también en el instrumental con indicaciones claras y un mapeo perfecto de Uruguay.


Pasando a las plazas posteriores, más allá de contar con el enorme pack de baterías situado en la base del baúl, la habitabilidad no se ve tan comprometida en las plazas traseras en comparación, por ejemplo, con un GLC. El EQC mantiene y defiende las mismas credenciales que su hermano, contando con casi el mismo espacio para pasajeros que en su equivalente a combustión o hibridado, porque el piso está algo más elevado y los muslos no llegan a apoyarse con tanta comodidad como en el GLC, al tener un asiento algo más corto.

Pese a esto, hay lugar de sobra para dos adultos de 1,80 m de alto tanto para las piernas como para las cabezas. A lo ancho también es generoso en cotas, y un tercer ocupante podrá ir en la plaza central bien a lo ancho y alto, pero el lugar a lo largo ya no será tan generoso. Tanto falso el túnel de transmisión (heredado del GLC) como las salidas de aire acondicionado de las plazas traseras se roban algunos centímetros y no será el lugar más ideal para llevar a pasajeros adultos. Más allá de esto, cinco pasajeros se pueden acomodar con facilidad en un viaje corto, por ejemplo.


El espacio de cargas cuenta con 500 litros (es decir, 105 litros más que en los GLC híbridos enchufables) de capacidad ampliables hasta 1.460 l, gracias a un respaldo trasero que se divide en proporción 40:20:40. Pero la capacidad con el asiento trasero en uso es el similar al de un hatchback de segmento C, siendo que este es un SUV derivado de una berlina del segmento D como es el Clase C (ver contacto).

Por debajo del piso no se encuentra el auxilio, sino el cable con el cargador rápido, que todos los modelos EQ y EQ Power traen de serie con un enchufe doméstico tipo "schuko" y un cable de ocho metros de largo. Para reemplazar al neumático ausente, Mercedes-Benz dota al EQC de un kit de reparaciones para pinchazos pequeños. En caso de romper (de verdad) uno de los titulares, habrá que esperar al servicio mecánico. Si los autos con runflats no se entienden en Sudamérica, los SUV, más todavía.


Motor, transmisión y batería

Acá es donde este texto comienza a ponerse más interesante. Porque el EQC no tiene nada que ver con ningún otro Mercedes-Benz que haya sido probado en Autoblog con anterioridad. Equipa un sistema de propulsión de desarrollo completamente nuevo con una cadena cinemática eléctrica compacta (eATS) en el eje delantero y otra en el eje trasero. Lleva dos motores eléctricos asíncronos, teniendo así tracción integral permanente 4MATIC. Producen juntos 300 kW de potencia (408 cv) y 765 Nm de torque máximo. 

La batería responde a una concepción modular de iones de litio, y está fabricada por la empresa filial de Daimler, Deutsche ACCUMOTIVE. La batería de iones de litio consta de 384 celdas y se encuentra montada en el piso del vehículo, entre el eje delantero y el eje trasero. Está formada por dos módulos de 48 celdas y cuatro módulos de 72 celdas. Tiene una tensión máxima de 405 V y una capacidad nominal de 230 Ah y un contenido energético útil de 80 kWh.


Como dije antes, el conjunto de la batería está equipado con un sistema de refrigeración por líquido. A bajas temperaturas exteriores se conecta una calefacción que mejora el rendimiento y la eficiencia de la batería, en especial durante la carga. La batería forma parte integrante del concepto de protección para el vehículo completo en caso de accidente. Y como dije más arriba, le agrega un peso de 650 kilogramos a la masa total de este SUV.

Con el fin de aprovechar al máximo la autonomía técnica, el EQC recarga sus baterías también durante la conducción. En régimen de retención o de deceleración, el movimiento mecánico de giro se convierte en energía eléctrica, que se destina a la recarga de la batería de alto voltaje (recuperación). En este proceso, los dos motores eléctricos asumen el papel de un generador eléctrico. En esas condiciones se alcanza la máxima desaceleración recuperativa.


El conductor tiene una gran influencia en el proceso de recuperación, ya que en lugar de tener marchas físicas, se puede regular la potencia de recuperación accionando las levas situadas en la parte posterior del volante. Con la leva izquierda se aumenta la potencia de recuperación, con la derecha se disminuye. Se ofrecen los siguientes niveles: D + (planeo), D (baja recuperación), D - (recuperación mediana) y D - - (elevada recuperación). 

En otros mercados suma una quinta función llamada D Auto (recuperación optimizada en función de la situación a cargo del asistente ECO) Esto permite la conducción con un solo pedal, pues en la mayoría de las situaciones es suficiente con la deceleración resultante de la recuperación y no es necesario accionar activamente el pedal de freno. En términos reales, un D - - es casi una conducción muy similar a tener a un solo pedal, como pasa con el Nissan Leaf (ver prueba), aunque a diferencia de aquel, este Mercedes-Benz no llega a detenerse a cero por completo. Pero la regeneración  de todas formas es bastante marcada.


Yendo al comportamiento de los dos motores, es una bestialidad lo que empujan. Más allá del notorio peso de la carrocería el EQC es de lo más entretenido y divertido que manejé en lo que va del año. Y tal vez en mucho tiempo, si soy sincero. La sensación de torque instantáneo es genial, brutal y adictiva. Al principio, incluso te llega a asustar. Porque ni siquiera el mejor motor a combustión y turboalimentado tiene esa respuesta o reacción. Me pasó de pisar a fondo el acelerador en una calle y lo primero que escuché fue la alerta de colisión inminente a toda orquesta. Te cambia los parámetros de reacción al instante.

Pero no es tanto por la velocidad que se siente en el cuerpo, sino por lo rápido que uno devora los metros iniciales al salir desde parado. Es acelerar en otra dimensión. Uno pisa a fondo y es como que fuéramos saltando códigos postales más que cruzando calles. Y todo en silencio. Bueno, no tanto. Se oye de forma muy sutil un silbido espacial digno de la nave de "Los Supersónicos" que es bastante más cool que como suenan muchos motores a combustión actuales.


La autonomía teórica que promete Mercedes-Benz es superior a los 440 kilómetros (445-471 km). En relación a la recarga de la batería, se hace mediante un conector del Tipo 2 a una toma de corriente doméstica con dos conexiones y dos tipos de carga. En el caso de una toma de alimentación doméstica AC con el cable de viaje (10-100%, con 7,4 kW y 16 A), tarda 11 hs para una carga completa, usando una conexión vía wallbox. En tanto que utilizando el sistema de carga rápida (10-80%, con 400 V y 300 A), tarda 40 minutos para esa carga completa.

Ahora que en Montevideo tenemos un cargador de alta velocidad y corriente contínua (ver nota), cargar un EQC en una toma pública demandará algo más de una hora aproximadamente. Por ejemplo, se puede hacer una recarga de 30% en apenas 15 minutos con el conector CCS2. En el EQC me devolvió un consumo de 25,42 kWh, que en el horario de llano (07:00 a 18:00 hs y de 22:00 a 24:00 hs) tiene un costo de 5,754 pesos por kWh. En mi caso, tendré que pagar cuando me llegue la factura a mi domicilio, algo más de 140 pesos. Una ganga.


Haciendo un cálculo proyectado, la carga completa demanda solo $ 460 para una autonomía que en el mundo real es de 330 kilómetros en promedio ciudad/ruta (algo lejos de las 440 que declara fábrica según el nuevo ciclo europeo (NEDC) y de los 414 km WLTP dependiendo de las condiciones de manejo). Ni siquiera intenten traducir o convertir esto a km/l ni tampoco a litros cada 100 kilómetros porque no se puede. Son otros mundos en los que estamos viviendo. Digamos que con un 30% de la batería en modo Eco, se recorren 100 km de ruta a 100-110 km/h de velocidad constante. Con los programas Sport y Comfort, ese porcentaje pasa a 31 y 28% respectivamente en las mismas condiciones. En teoría, en ruta con un 90% de carga se podrían hacer 300 km a velocidades legales. No está nada mal.

El consumo en la ciudad fue de unos 19,7 kWh/100 km, mientras que el de ruta fue de 20,8 kWh/100 km y el mixto de 22,2 kWh/100 km. El peso en orden de marcha, en tanto, está en los 2.425 kilogramos. En términos de prestaciones, Mercedes-Benz promete una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y una velocidad máxima limitada a 180 km/h. Como dije más arriba, es un vehículo ágil de reacciones, pero está muy lejos de ser un SUV deportivo como vamos a ver a continuación.


Comportamiento dinámico

Arranquemos por lo sencillo de explicar: el EQC tiene un comportamiento dinámico ejemplar. Al tener todo el peso de las baterías en el piso del vehículo y ubicado al medio, el centro de gravedad es bajísimo. Esto repercute en un auto muy equilibrado en sus reacciones pese a que no es liviano: el peso en orden de marcha es 400 kg superior al de un GLC 300 e, por ejemplo. Queda muy cerca de las dos toneladas y media, de las cuales algo más de 600 kg son solo de la batería.

¿Pero es lento? En absoluto. Es un misil silencioso. Exceptuando su naturaleza eléctrica, el EQC es de los mejores exponentes dinámicos de este segmento. Sin dudas. Además esa agilidad de reacciones se ve magnificada en los adelantamientos ruteros: le toma apenas 3,04 segundos para ir de 80 a 110 km/h. A modo de referencia, un deportivo radical como un Audi TT RS con un 2.5 TFSI de 400 cv (ver prueba), hacer esa recuperación de velocidad, lleva 3 segundos redondos. Y pesa bastante menos que el EQC.


El esquema de suspensiones, en tanto, tiende hacia lo firme pero sin renunciar a lo confortable, por lo que en el uso diario, es un auto ideal para moverse en la ciudad. Frente a un GLC convencional, conserva un esquema de suspensiones con una configuración multilink en ambos ejes, con muelles helicoidales, amortiguadores de gas a presión monotubular con SDD, tanto adelante como atrás.

Esto repercute en un confort de marcha muy refinado, pudiendo circular en la ciudad con un confort de marcha destacado, pudiendo filtrar pozos y lomos de burro sin problemas, mientras que la mecánica tendrá siempre par y potencia suficiente para llevarnos a cualquier lugar. En lo veloz, tiene un equilibrio de suspensiones que sorprende por la comodidad y la firmeza que conjuga. Es estable en las curvas veloces, y en línea recta parece un sedán mediano más que un SUV. Además de tener un nivel de insonorización envidiable, por no decir una de las mejores de todo el mercado local.


Junto a lo que mencioné más arriba del uso de las levas para la regeneración de la batería, en los programas de conducción optimizados para el ahorro de energía (es decir, Comfort y Eco), el pedal acelerador tiene una función que Mercedes-Benz denomina como "pedal háptico", que ayuda al conductor a practicar un estilo de conducción más económico. Es cierto, tener 760 Nm de forma instantánea todo el tiempo no ayuda a querer ir despacio todo el tiempo. Pero recordemos que esto es un SUV eficiente y ágil, no deportivo.

En el EQC, el pedal del acelerador tiene dos puntos de resistencia, siendo el primero en el que mueve al motor delantero, activando después del segundo recorrido a la función "Boost" en la que los dos motores y la batería aportan todo su potencial para una respuesta más enérgica del conjunto. Tiene muy poco lag (o demora) en la reacción cuando lo queremos apurar, por ejemplo en un adelantamiento. Por eso una vez que conecta todos sus gadgets, el EQC sale disparado y sentís como si te pegaran una patada en la espalda. Es muy adictivo e impresionante.


Si hay un concepto que volví a reforzar utilizando al EQC es que es un vehículo que no puede concebirse sin tener un Wallbox en el domicilio. Mercedes-Benz Uruguay lo incluye dentro del precio de esta versión AMG Line, junto con su instalación, así que es un problema que queda solucionado desde el primer día de uso. En el EQC 400, tiene un costo de U$S 2.000. ¿Por qué digo esto? Porque en Montevideo, y mucho más si lo hacemos extensivo a otros departamentos, es casi que imposible usar un auto eléctrico sin sufrir de lo que suele llamarse "range anxiety", o "ansiedad de autonomía".

El EQC dispone de serie de un cargador de a bordo (OBL) refrigerado por agua con un cable de 8 metros y una potencia de 7,4 kW. Por consiguiente, está preparado para el proceso de carga con corriente alterna (CA), tanto en el propio domicilio como en estaciones de carga públicas. El tiempo necesario para una recarga completa depende de la infraestructura disponible y del equipamiento del vehículo en el país correspondiente. Y en Uruguay, como ya expliqué más de una vez, todavía está muy poco desarrollada, pero va en camino a estarlo en breves.


Si se desea acortar este tiempo puede recurrirse a la carga con corriente continua (CC) —prevista de serie en el EQC— que harán posible los sistemas CCS (Combined Charging Systems) en Europa y EE.UU., así como el sistema CHAdeMO (norma para Japón o China) puedan usarse sin problemas, dado que el EQC recarga la batería con una potencia máxima de 110 kW, siempre que lo permita la estación de carga correspondiente. En ese caso, el tiempo de carga es de unos 40 minutos para un incremento del 10 al 80% del estado de carga (o SoC por sus siglas en inglés).

En resumen y comparándolo con su hermano más cercano, el GLC 300 e (que recordemos, es un híbrido enchufable), este EQC presenta un conjunto mecánico más eficiente en todos los aspectos, simplifica su utilización, pero que se ve limitado por una autonomía menor y una dependencia mayor de una red de recargas públicas para cubrir largas distancias, por lo que debería ser considerado por aquellos que prioricen los desplazamientos urbanos o de media distancia. De todas formas, tener más de 700 Nm y 400 cv es una bestialidad en un SUV de corte familiar y eso por su sola cuenta, ya será motivo de compra de muchos clientes.


Equipamiento

El EQC 400 4MATIC cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), conexión automática de las luces de cruce con luz de marcha automática, grupos ópticos traseros LED para luces de freno, cuadro de instrumentos con sistema multimedia MBUX con pantalla a color de 12,3 pulgadas, computadora de a bordo, volante multifunción en cuero de tres radios regulable en altura y profundidad con levas de regeneración de la batería, climatización automática THERMATIC de dos zonas con salidas para plazas traseras, control de velocidad crucero TEMPOMAT con limitación variable de la velocidad SPEEDTRONIC, sistema de mantenimiento activo ASSYST, dirección con servoasistencia variable en función de la velocidad, tren de rodaje AGILITY CONTROL con sistema de amortiguación selectivo, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, asientos traseros con respaldos abatibles respaldo divisible (40:20:40) incluyendo sistema quick fold EASY-PACK, radio Audio 20 con AM/FM/2USB-C/Bluetooth/GPS con pantalla en color de alta definición de 12,3 pulgadas y panel táctil para manejar los menús e introducir caracteres con escritura dactilar, funciones ampliadas MBUX, audio streaming, visualización de SMS, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay y apto para Internet, interruptor DYNAMIC SELECT para seleccionar cinco programas de conducción (Comfort, Eco, Sport e Individual), asientos con tapizados en símil cuero ARTICO, cámara de retroceso, ópticas delanteras MULTIBEAM LED con luces de carretera automáticas Plus, paquete de alumbrado interior, retrovisores exteriores calefaccionados, asientos delanteros con ajuste eléctrico parcial de cuatro vías y lumbar, paquete de estacionamiento con ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC, sistema de sonido Advanced, espejos retrovisores exteriores calefaccionados y plegables eléctricamente, cable de carga para caja de enchufe de red (8 metros), portón trasero EASY-PACK con accionamiento eléctrico para apertura y cierre manos libres (Hands Free-Access), y llantas de aleación de 19 pulgadas de cinco radios pulidos a alto brillo sobre neumáticos 235/55 R19 en el eje delantero y 255/50 R19 en el eje trasero.


La variante evaluada, que es la EQC 400 4MATIC AMG Line suma o reemplaza sobre el listado anterior: función de arranque KEYLESS-GO, molduras de madera de raíz de nogal marrón de poros abiertos, kit de memorias incluyendo asientos delanteros calefaccionados, apoyacabezas ajustables eléctricamente con función de memoria y apoyo lumbar con cuatro vías de ajuste para el asiento del conductor y del acompañante, techo solar eléctrico, paquete de estacionamiento con cámaras de 360°, AMG Line Exterior: (parrilla del radiador específica de AMG tipo Black Panel con diseño Twin Blade y marco en negro de alto brillo, faldón delantero específico de AMG con diseño Jet-Wing, tomas de aire con aplicaciones cromadas e insertos en negro de alto brillo, así como AIR CURTAINS visibles y funcionales), Electric Art Interior: (tablero de instrumentos con fina superficie estructural en color metalizado gris plata y costura de adorno en dorado rosa, otras costuras de adorno en dorado rosa, por ejemplo, en el apoyabrazos de la consola central, en el revestimiento interior de las puertas delanteras o en la superficie anticongelante entre el tablero de instrumentos y el parabrisas, volante deportivo multifunción en cuero con radios en cromo regulable eléctricamente en altura y profundidad con memorias, paneles de control en negro de alto brillo con elementos de mando cromados, pasadores del seguro de las puertas en cromo), y llantas de aleación AMG de 20 pulgadas en diseño multirradio con propiedades aerodinámicas optimizadas, color negro brillante y pulidas a alto brillo, sobre neumáticos 235/50 R20 en el eje delantero y 255/45 R20 en el eje trasero.

Es una dotación completísima en ambos casos, mientras que la AMG Line, no hay otra forma de decirlo: no le falta nada. Tal vez un techo solar más grande, pero es lo único. Es cierto, entre las dos versiones hay una brecha de U$S 24.000, siempre y cuando estemos considerando el precio de venta al público. Si tomamos en cuenta los más razonables U$S 69.990 para empresas del nivel EQC 400, ahí la distancia se traduce en unos bestiales U$S 60.000. Es decir, casi que te podrías comprar un Clase C (ver contacto) con la diferencia.


Seguridad

Pasando a la seguridad, el EQC 400 4MATIC cuenta de serie con: siete airbags, frenos ABS, control de tracción (ASR), sistema ATTENTION ASSIST para detectar síntomas típicos de fatiga y advertencia al conductor del riesgo de sufrir microsueños, control de estabilidad (ESP) con asistente para viento lateral, ADAPTIVE BRAKE con función de frenos secos al conducir bajo la lluvia y ayuda al arranque en pendientes, COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS advertencia de colisión incluyendo servofreno de emergencia activo y frenado parcial autónomo para evitar una colisión o mitigar sus consecuencias, faro antiniebla trasero tipo LED, freno de estacionamiento eléctrico, advertencia del desgaste de las pastillas de freno, servofreno de emergencia BAS con detección automática de situaciones de frenado de emergencia, y asistencia para aplicar la fuerza máxima de frenado, monitoreo de presión de los neumáticos, y anclajes i-Size y TopTether para sillas infantiles.

Este nivel AMG Line, por su parte, suma todo esto: paquete de asistencia a la conducción, que incluyen: asistente activo de distancia DISTRONIC, asistente activo de velocidad límite, asistente activo de dirección, asistente activo para cambio de carril, asistente de frenado activo, función de giro y para cruces, asistente de maniobra evasiva, detector activo de cambio de carril, control activo de ángulo muerto, función de advertencia al bajarse del vehículo, función de advertencia de peatones en cruces peatonales, y sistema PRE-SAFE PLUS. Es sin dudas el Mercedes-Benz con más tecnología puesta en este aspecto de serie y no como opcional. De todas formas, considerando el precio de la variante EQC 400, este listado de asistencias también podría ser de serie en esa versión.


El asistente activo de distancia DISTRONIC regula de forma automática la distancia respecto al vehículo precedente. En combinación con el reconocimiento de señales de tráfico puede asumir cómodamente la velocidad máxima autorizada sin más que pulsar un botón. Se puede seleccionar la distancia deseada por el conductor respecto a vehículos precedentes y vehículos en maniobra de frenado al circular entre 0 y 200 km/h, con una advertencia óptica y acústica en caso de que el conductor deba intervenir por sí mismo. El sistema es brillante, como todo control de velocidad crucero adaptativo. Ojalá cada vez más autos lo tengan.

Es posible que el asistente activo de distancia DISTRONIC no funcione, o lo haga con restricciones en determinadas situaciones. Por ese motivo, el conductor debe adaptar la velocidad siempre que sea necesario. Por ejemplo, si las condiciones ambientales son adversas, como al circular por carreteras con visibilidad reducida, carriles estrechos, humedad, nieve y hielo en la calzada o durante la conducción con remolque. Es posible que el conductor tenga que accionar los frenos y desconectar el asistente activo de distancia DISTRONIC al conducir en curvas, al entrar o salir de una curva, al circular en posición desfasada respecto al centro del carril, al conducir detrás de vehículos estrechos, ante obstáculos y vehículos detenidos, ante usuarios de la vía cruzando la carretera o ante otros vehículos en maniobra de cambio de carril.


El otro sistema que quiero destacar es el detector activo de cambio de carril, que puede advertir mediante sutiles vibraciones en el volante si ha sobrepasado las líneas delimitadoras del carril. Si se presenta una situación de peligro, incluso el sistema puede intervenir activamente en los frenos de un lado del vehículo para reconducir hacia el carril.

Y por último, el sistema PRE-SAFE PLUS, trabaja en caso de existir un peligro de colisión trasera. En esas ocasiones, las luces de advertencia en la zaga parpadean con rapidez para advertir a los conductores que se acercan por detrás y se activan a título preventivo los pretensores reversibles de cinturón. Una vez detenido el vehículo, se acciona el freno para inmovilizarlo. Por un lado, esto reduce la sacudida hacia delante y las fuerzas que inciden en los pasajeros; por el otro, disminuye el riesgo de accidentes secundarios.


Precio y garantía

En este apartado es donde hay que explicar unas cuantas cosas. Por un lado, el EQC de momento está solo en la oferta de SUVs eléctricos premium a nivel local. Con la postergación de la llegada del Jaguar I-Pace (ver nota) a Uruguay y el futuro incierto del arribo del Audi e-tron (ver nota), hasta ahora, Mercedes-Benz jugará sola en este terreno. Es cierto, hay modelos similares a este EQC como ser el BYD Tang EV (con 564 cv y 950 Nm) a un precio de U$S 84.000 para público y U$S 59.000 para empresas (ver lanzamiento), pero no es una marca premium. Aunque en prestaciones mecánicas, esté un poco por arriba de este EQC.

La versión AMG Line evaluada se comercializa por U$S 129.990 y la EQC 400 "a secas" vale unos más razonables U$S 105.990. La garantía es de 2 años sin límite de kilometraje y de 8 años o 160.000 km para motor y batería. A su vez, hasta el 31 de marzo de 2021, el EQC 400 se puede comercializar a precio CIF de U$S 69.990, si se presenta la compra del vehículo como un proyecto de inversión mediante COMAP. Bien digo hasta marzo, dado que a partir de esa fecha el decreto vigente pasa a ser solo para vehículos que estén por debajo de los U$S 60.000 precio CIF, algo que el EQC incluso en su versión más básica, supera.


Pero Mercedes-Benz Uruguay tiene una carta bajo la manga. En el segundo semestre del año que viene, el EQA llegará a nuestro mercado, que es la variante 100% eléctrica del GLA (ver lanzamiento). Ese modelo pasará a ser la opción con beneficios fiscales, mientras que EQC se mantendrá a partir de marzo con una propuesta que no contará con planes de compra mediante proyecto de inversión de COMAP en ninguna de sus versiones. En particular, el beneficio se da si la empresa presenta un proyecto donde hay inversión en vehículos utilitarios eléctricos la misma se reduce desde un 30 % hasta más de un 70 % a través de la exoneración de IRAE.

En Uruguay de todas formas los vehículos eléctricos cuentan con otras ventajas que no cambiarán. Tributan 5,75 % de IMESI frente a los vehículos nafteros, que rondan entre un 23 a 46% de impuestos, dependiendo de la cilindrada. Para los usuarios de vehículos eléctricos, además hay un descuento comercial de UTE, con el cambio de la potencia contratada del suministro sin costo.  La tarifa en valle (0 a 7 am) baja al 50 % en las estaciones de recarga de UTE y las tarifas para medianos consumidores y tarifa doble residencial también se reducen a la mitad en horario fuera de punta (fuera de 6 a 10 pm). La patente está bonificada también al 2,25% del valor sin el IVA, hasta el 31 de diciembre de 2022. Y si no se llega a 4.000 vehículos en la calle, hasta esa fecha, el plazo se extenderá hasta 2030. Un segundo componente que se maneja como beneficio es una reducción del valor de la Patente desde el 1º de enero del 2023 —o luego de incorporados los 4 mil vehículos mencionados— hasta el 31 de diciembre del 2030.


Conclusión

Decir que probar un auto eléctrico es manejar "el futuro" es una idea bastante miope. Esto ya dejó de ser una visión utópica y es una realidad que circula por nuestras calles y caminos. Hoy la oferta de vehículos eléctricos en Uruguay sigue siendo acotada, pero cada vez está más nutrida de opciones. Arranca en unos 27 mil dólares en los modelos más accesibles y termina con este EQC AMG Line de casi 130 mil. En el futuro inmediato se sumarán productos como el Porsche Taycan (ver nota), que moverán todavía más alta la barrera en términos de prestaciones y por sobre todo, por los precios elevados que seguramente tendrá.

Con el constante aumento de los precios de los combustibles fósiles y los embotellamientos urbanos que cada vez son más comunes en nuestro país, pero en especial en Montevideo, el vehículo eléctrico surge como una excelente solución. Más allá de ser la novedad de moda, el EQC es el primer SUV eléctrico premium ofrecido en Uruguay con una autonomía de uso tal, que podría pasar a ser la única opción de auto en una casa. No es un dato menor. Hasta ahora, todo lo que se venía tenía autonomías reales por debajo de los 200 km. Un EQC, en el mundo real, puede ir hasta unos 350 km, como pude comprobarlo.


En lo personal hace algunos años atrás era de los descreídos de que un auto eléctrico podía usarse sin problemas en Uruguay. Es cierto, en mi caso al no tener el "Wallbox sagrado" en mi domicilio (aún), tuve que pasar por lo más engorroso del uso de un vehículo como este en la capital. Pero el mío, no es un caso aplicable a quien lo pueda comprar, como ya expliqué más arriba. También el argumento de las distancias es bastante flojo. Piensen en la cantidad de veces en el año que hacen más de 300 km en un viaje y verán que un auto eléctrico tal vez les llene más de un casillero de usabilidad y mantenimientos.

En el caso del EQC no solo es un vehículo agradable de usar, sino que también hasta puede darnos una cuota de diversión a la movilidad urbana diaria con la agilidad bestial que tiene. También es el mejor vehículo eléctrico que manejé hasta el momento. A tal punto, que su uso me resultó tan natural que olvidé por completo que debajo del capot no tenía una máquina impulsada mediante "jugo de dinosaurio". Cada vez que termino un test de un vehículo eléctrico me convenzo más de que sería capaz de tener uno en mi garage permanente. No estoy tomándoles el pelo. Para dentro de uno o dos años, pienso hacerlo.


Es cierto, me pueden caer con los argumentos de los sonidos de un motor a combustión y otra sarta de conceptos que intenten dejarme en ese grupo de los petrolheads más radicales. Y aunque nuestro mercado aún está verde al respecto, no por ser ecológico, sino por inmaduro, de todas formas, varias marcas están empezando a apostar a partir de ahora a esta tecnología a nivel local. Y serán aquellos que se animen primero, los que podrán ver crecer los frutos de haberse animado antes que el resto. Tras haber usado al EQC, una vez más, quedé con muchas ganas de formar parte de ese colectivo.

Los autos me gustan cuando me sorprenden. Cuando tienen carácter. Cuando son diferentes al resto. Hoy los eléctricos están logrando ser la carta excepcional y no la norma. No tengo idea de por cuántos años más podremos seguir usando combustión en los vehículos. Por eso lo mejor de este momento de transición de tecnologías es que, por ahora, nadie nos obliga a elegir entre un camino u otro. Por eso, como dice mi colega y hermano Carlos Cristófalo de Autoblog.com.ar: "que el futuro nos encuentre con un eléctrico en la puerta de casa, para todos los días. Y con un clásico, esperando el momento oportuno, en el garage." Por mi parte, ya hice la mitad del trabajo y este año compré un youngtimer. Ahora solo me falta la otra para cumplir con esa máxima que tendremos que seguir los petrolheads del futuro.


A favor
  • Autonomía en ciudad y ruta
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Capacidad de baúl
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos reducidos
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Garantía del conjunto eléctrico
  • Habitabilidad general
  • Insonorización
  • Posición de manejo
  • Tecnologías aplicadas
  • Wallbox incluído en el precio
En contra
  • Capacidades off-road nulas
  • Despeje al suelo reducido
  • Tiempos de recarga AC o sin Wallbox
  • Sin neumático de auxilio
  • Visibilidad ¾ trasera limitada


FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Motor eléctrico delantero
Tipo: generador asíncrono de corriente alterna
Potencia máxima (cv-kW/rpm) 408-300/N/D
Torque máximo (Nm/rpm) 760/N/D
Batería
Tipo: ion-litio (Li-Ion) refrigerada por líquido
Celdas: 384
Capacidad máxima (kWh): 80
Capacidad nominal (Ah): 
Consumo energético (kWh/100 km): 20,8 - 19,7
Tensión máxima (V): 405
TRANSMISIÓN
Reductora eléctrica y una sola relación
Tracción integral permanente 4MATIC
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados y perforados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: multilink con muelles helicoidales, amortiguadores de gas a presión monotubular con SDD
Trasera: multilink con muelles helicoidales, amortiguadores de gas a presión monotubular con SDD
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 235/50 R20 (eje delantero) y 255/45 R20 (eje trasero)
Rueda auxiliar: N/D
Velocidad máxima (km/h) 180 (limitada electrónicamente)
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,1
Consumo (kWh/100 km) 22,5
Autonomía ciudad (km) 445
Autonomía mixta (km) 471
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 500
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.582
Largo total (mm) 4.761
Ancho total (mm) 1.884
Alto total (mm) 1.623
Distancia entre ejes (mm) 2.873
Capacidades fuera de camino (º) ángulo de ataque: 17,5 - de salida: 19,5 - ventral: N/D
Despeje al suelo (mm) 140

Galería: Mercedes-Benz EQC 400 4MATIC AMG Line (80 kWh) | Créditos: Autoblog y Franco Santiago.
Prueba Mercedes-Benz EQC 400 4MATIC AMG Line (80 kWh)

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
AMG Line Exterior (parrilla del radiador específica de AMG tipo Black Panel con diseño Twin Blade y marco en negro de alto brillo, faldón delantero específico de AMG con diseño Jet-Wing, tomas de aire con aplicaciones cromadas e insertos en negro de alto brillo, así como AIR CURTAINS visibles y funcionales)
Llantas de aleación de 20 pulgadas con propiedades aerodinámicas optimizadas, color negro brillante y pulidas a alto brillo
Faro antiniebla trasero LED
Faros delanteros MULTIBEAM LED con luces de carretera automáticas Plus
Grupos ópticos traseros LED para luces de freno
Luces diurnas LED
Techo solar eléctrico
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros, de cortinas, y de rodillas para conductor
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS advertencia de colisión incluyendo servofreno de emergencia adaptativo y frenado parcial autónomo para evitar una colisión o mitigar sus consecuencias
Control de estabilidad (ESP)
Control de tracción (ASR)
Fijaciones ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Frenos ABS
Indicador de presión de los neumáticos
Paquete de asistencia a la conducción (asistente activo de distancia DISTRONIC, asistente activo de velocidad límite, asistente activo de dirección, asistente activo para cambio de carril, asistente de frenado activo, función de giro y para cruces, asistente de maniobra evasiva, detector activo de cambio de carril, control activo de ángulo muerto, función de advertencia al bajarse del vehículo, función de advertencia de peatones en cruces peatonales, sistema PRE-SAFE PLUS)
Servofreno de emergencia (BAS) con detección automática de situaciones de frenado de emergencia, y asistencia para aplicar la fuerza máxima de frenado
Sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST
Sistema de regulación electrónica de los frenos ADAPTIVE BRAKE con ayuda al arranque en pendientes y función HOLD
CONFORT
Cable de carga para caja de enchufe de red (8 metros)
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Climatización automática THERMATIC de dos zonas con salidas para plazas traseras
Cámara de retroceso con protección contra la suciedad
Computadora de a bordo
Conexión automática de las luces de cruce
Cuadro de instrumentos con sistema multimedia MBUX con pantalla a color de 12,3 pulgadas
Dirección con servoasistencia variable en función de la velocidad
Electric Art Interior (tablero de instrumentos con fina superficie estructural en color metalizado gris plata y costura de adorno en dorado rosa, otras costuras de adorno en dorado rosa, por ejemplo, en el apoyabrazos de la consola central, en el revestimiento interior de las puertas delanteras o en la superficie anticongelante entre el tablero de instrumentos y el parabrisas, volante deportivo multifunción en cuero con radios en cromo regulable eléctricamente en altura y profundidad con memorias, paneles de control en negro de alto brillo con elementos de mando cromados, pasadores del seguro de las puertas en cromo)
Espejos retrovisores exteriores calefaccionados y plegables eléctricamente
Función de arranque KEYLESS-GO
Interruptor DYNAMIC SELECT para seleccionar seis programas de conducción (Comfort, Eco, Sport, e Individual)
Kit de memorias incluyendo asientos delanteros calefaccionados, apoyacabezas ajustables eléctricamente con función de memoria y apoyo lumbar con cuatro vías de ajuste para el asiento del conductor y del acompañante
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema de un toque
Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
Molduras de madera de raíz de nogal marrón de poros abiertos
Paquete de alumbrado interior
Paquete de estacionamiento con cámaras de 360°
Portón trasero EASY-PACK con accionamiento eléctrico para apertura y cierre manos libres (Hands Free-Access)
Respaldos abatibles respaldo divisible (40:20:40) incluyendo sistema quick fold EASY-PACK
Sistema multimedia MBUX con AM/FM/2USB-C/Bluetooth/GPS con pantalla táctil de 12,3 pulgadas, integración de smartphones mediante Apple CarPlay y Android Auto, panel táctil con haptic feedback, funciones ampliadas MBUX y sistema LINGUATRONIC con comprensión del habla
Sistema de mantenimiento activo ASSYST
Tapizados símil cuero ARTICO
TEMPOMAT (cruise control) con limitación variable de la velocidad SPEEDTRONIC.
Tren de rodaje AGILITY CONTROL con sistema de amortiguación selectivo
Volante multifunción en cuero de tres radios regulable en altura y profundidad eléctricamente con levas de regeneración de la batería

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 129.990. Garantía: 2 años sin límite de kilometraje (8 años o 100.000 km para la batería)

COMERCIALIZA:

Autolider S.A. Rambla Baltasar Brum 2986. Tel. 22094444. Web: www.mercedes-benz.uy


Agradecimientos: Aeropuerto Internacional de Carrasco (locación) y departamento de marketing de Mercedes-Benz Uruguay (Emilia Montefiori, gestión de la locación) y (Franco Santiago, fotografías dinámicas).