Confirmado: el Mercedes-Benz EQC llegará a Uruguay en 2020

miércoles, 5 de septiembre de 2018



Se presentará en el Salón de París 2018 y en 2020 llegará a Uruguay: EQC, el primer modelo eléctrico de Mercedes-Benz.
Se mostró ayer en Estocolmo y también será una de las estrellas del Salón de París 2018 a comienzos de octubre. Mercedes-Benz reveló a su primer vehículo 100% eléctrico de producción en serie, el EQC. Promete 450 km de autonomía eléctrica y está confirmado que llegará a Uruguay en 2020.

Ayer Mercedes-Benz presentó en Estocolmo a su primer vehículo 100% eléctrico de producción en serie. Se trata del EQC, un SUV que iniciará a la nueva familia de productos EQ Power de la marca alemana. Conocido internamente como N293 (también se estrena acá un nuevo código de producto), este SUV está basado en la plataforma del GLC, pero modificada para albergar una planta propulsora eléctrica.

Mide 4.761 mm de largo, 1.884 mm de ancho y 1.324 mm de alto, siendo 105 mm más largo que el GLC así como también es 315 mm más bajo que aquel, aunque ambos comparten la misma distancia entre ejes, con 2.873 milímetros. El baúl cuenta con unos 500 litros de capacidad, unos 79 más que en un GLC. El peso en orden de marcha, en tanto, está en los 2.425 kilogramos.


A nivel mecánico contará con dos motores eléctricos asíncronos, uno para cada eje, teniendo así tracción integral permanente 4MATIC. Producen juntos 300 kW de potencia (408 cv) y 765 Nm de torque máximo. Mercedes-Benz promete una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y una velocidad máxima limitada a 180 km/h, mientras que el consumo energético es de 22,2 kWh/100 km. Promete una autonomía superior a los 450 kilómetros.

La batería responde a una concepción modular, y está formada por dos módulos de 48 celdas y cuatro módulos de 72 celdas. La potente batería de alto voltaje trabaja con un voltaje máximo de 408 V y dispone de una capacidad nominal de unos 210 Ah y un contenido energético útil de 80 kWh. A su vez, equipa un sistema de propulsión de desarrollo nuevo con una cadena cinemática eléctrica compacta (eATS) en el eje delantero y otra en el eje trasero.


Las eATS presentan dimensiones diferentes en los dos ejes con el fin de reducir el consumo de electricidad y aumentar el dinamismo. El motor eléctrico del eje delantero está optimizado para alcanzar una máxima eficiencia en la gama de carga baja o mediana, mientras que el motor trasero determina el dinamismo de la conducción.

El EQC tiene a su vez, a disposición cinco programas de conducción de diferentes características: "Comfort", "Eco", "Max Range", "Sport" y un programa adaptable "Individual". Un componente esencial en los programas de conducción optimizados para el ahorro de energía es el pedal acelerador háptico, que ayuda al conductor a practicar un estilo de conducción económico. El conductor tiene la posibilidad de influir en la potencia de recuperación accionando levas de cambio dispuestas detrás del volante.


Un sistema de asistencia a la conducción denominado asistente ECO presta amplia ayuda al conductor para conducir de forma anticipativa. Por ejemplo, con indicaciones sobre el momento adecuado para levantar el pie del acelerador por acercarse una limitación de velocidad, o con funciones como el planeo y el control de la recuperación. Para ello se combinan mediante conexión en red los datos de navegación y el reconocimiento de señales de tráfico con la información de los sistemas inteligentes de seguridad (radar y cámara estereoscópica).

Las otras tecnologías comprenden el sistema multimedia MBUX estrenado en el Clase A, aunque adaptado a las funciones de EQ Power. El EQC dispone de serie de un cargador de a bordo (OBL) refrigerado por agua con una potencia de 7,4 kW. Por consiguiente, está preparado para el proceso de carga con corriente alterna (AC), tanto en el propio domicilio como en estaciones de carga públicas. Si se utiliza una Mercedes-Benz Wallbox, la carga es hasta tres veces más rápida que conectando el vehículo a una caja de enchufe doméstica.


Si se desea superar esta velocidad puede recurrirse a la carga con corriente continua —prevista de serie en el EQC— que harán posible los sistemas CCS (Combined Charging Systems) en Europa y los EE.UU., así como el sistema CHAdeMO en Japón o GB/T en China. En función del SoC (Status of Charge: estado de carga), el EQC recarga la batería con una potencia máxima de hasta 110 kW, siempre que lo permita la estación de carga correspondiente. En ese caso, el tiempo de carga es de unos 40 minutos para un incremento del 10 al 80 por ciento del estado de carga (dato provisional).

El EQC se ofrecerá en tres líneas de equipamiento, aunque por ahora solo habrá una versión sola llamada EQC 400 4MATIC. La primera se llama Electric Art, aunque también estará disponible la línea de equipamiento de carácter deportivo AMG Line, que se ofrece como AMG Line Interior y AMG Line Exterior. La producción comenzará en Bremen, Alemania a mediados de 2019 y también en Beijing, China. Desde el primer origen llegará a Uruguay en 2020, como ya fue confirmado por Mercedes-Benz Uruguay a Autoblog. Por ahora no hay precios, pero sabemos que en dos años tendremos un Mercedes-Benz 100% eléctrico en nuestras calles y rutas.


Video: Mercedes-Benz EQC