Prueba: Fiat Cronos Drive 1.3 M/T

jueves, 27 de septiembre de 2018



Probamos al Fiat Cronos en versión Drive, con el motor 1.3 Firefly de 99 cv de potencia y caja manual de cinco marchas.
Tras haberlo conocido en su presentación regional en Argentina, ahora nos subimos de nuevo al Fiat Cronos pero en suelo uruguayo. Lo probamos durante cuatro días y algo más de 800 kilómetros en su variante Drive, con el impulsor 1.3 Firefly de 99 cv asociado a una transmisión manual de quinta.

Después de cinco años sin tener novedades en el segmento de los sedanes de segmento B desde la aparición de la segunda generación del Siena (el Grand Siena), FCA (Fiat Chrysler Automobiles) Latam decidió jubilar a esos modelos para darle paso a su nuevo integrante de la familia de tricuerpos de Fiat, el Cronos. 

Se trata de un producto que lleva una nueva plataforma modular llamada MP-S, desarrollada por la marca en el Mercosur solo para este modelo y que promete ser la base de varios modelos en el futuro de Fiat para la región, al igual que su hermano bicuerpo (el Argo), que utiliza la MP1, de la que esta base que este Cronos deriva en gran parte.


Respecto a ese hatchback, este sedán cuenta con un 70% de elementos propios y solo un 30% trasladado desde el Argo (ver lanzamiento). A su vez, aumentó en un 7% la rigidez torsional y un 8% la rigidez torsional frente al modelo que reemplaza (el Linea), bajando además en 42 kilogramos de promedio la masa en orden de marcha en comparación con su antecesor. El proyecto conocido como X6S, dejó ese nombre alfanumérico para llamarse Cronos, en homenaje al dios del tiempo en la mitología griega.

Se produce en la planta argentina de Ferreyra, tomando el lugar en esta línea de montaje como es el Siena de primera generación (discontinuado), así como también del Palio de segunda generación (reemplazado por el Argo). A nuestro mercado llegó en agosto de este año, en principio con una sola variante denominada Drive con el motor 1.3 Firefly de 99 cv y asociado a una transmisión manual de cinco marchas (ver lanzamiento). Tras un breve contacto en su lanzamiento regional (ver contacto) ahora llegó el turno de evaluarlo en suelo uruguayo.


Exterior

El Cronos es un diseño nuevo que no guarda ninguna correlación con el Linea, aunque sí las tiene con el Argo, pese a que no comparte casi ninguna pieza de la carrocería, salvo las puertas delanteras, el parabrisas y las ópticas frontales. 

El resto del modelo tiene una personalidad propia y hasta me atrevería a decir que es más tana que la de su hermano hatchback. En la calle llama la atención y la unidad probada más, por ese poco afortunado ploteo "carioca". ¡Dejen de plotear los autos de test!


Si bien el Cronos no tiene la elegancia italiana del Linea, se puede decir que su estilo está bastante bien logrado y luce mejor en persona que en fotos. Comentarios subjetivos a un lado, el estilo una obra del Centro Stile Fiat Latam, liderado por el alemán Peter Fassbender, padre de los Argo, Mobi y Toro también, es decir, es el responsable la nueva imagen de la marca en la región.

Aunque el Cronos no se parece a ningún otro sedán de FCA, sí podemos verle detalles que recuerdan a otros productos sus marcas como ser los faros delanteros que usa el Fiat Argo, la parrilla, similar a la del Tipo, las ópticas traseras con un aire a Alfa Romeo (mini-Giulia, ¿acaso?) y los emblemas con letras en vez de logos en el portón trasero, un recurso usado por los Toro, Fiorino, Argo y Mobi. 


En relación a las llantas, este Drive las tiene de 15 pulgadas en aleación y en nuestra unidad de pruebas iban sobre cuatro Continental PowerContact Eco Plus en medida 185/60 R15. Resultaron una mejora respecto al que utilicé en marzo cuando asistí al lanzamiento regional, que utilizaba unas Pirelli Cinturato P1. Aquellas eran bastante blandas y comprometían en parte la estabilidad al salir a la ruta, algo que no pasó durante la prueba con las Continental.

Según Fiat, por sus dimensiones externas se ubica por encima de sus competidores en el segmento, pero no es muy distinto de su hermano Argo: mide 4.364 mm de largo (+366 mm); 1.726 mm de ancho (+ 2 mm) y 1.508 mm de alto para los Drive (+7 mm) y 1.516 mm en los Precision. La distancia entre ejes es igual a aquel: 2.521 mm. Por supuesto, en donde se nota la diferencia es en el baúl: 525 litros contra los 300 del Argo. Pero de eso hablaré en el siguiente apartado del análisis.


Interior

Si bien por fuera Argo y Cronos son muy distintos, no se puede decir lo mismo por dentro, porque son (casi) dos gotas de agua. La única diferencia estética es el aplique horizontal que cruza el habitáculo en las versiones más completas, mientras que las Drive son idénticas. Donde sí hay una "no-similitud" es en el comando de los antinieblas delanteros, que en el Cronos van en la consola central y en los Argo a la izquierda de la columna de dirección. En el sedán, en ese espacio hay una gaveta portaobjetos.

La calidad del interior es idéntica a la del Argo, es decir, no recurre a los plásticos de inyectado blando ni por asomo. Todos son rígidos, de buena factura tanto de encastres como de texturas, y la presentación en general es muy buena, incluso en las versiones más mundanas como esta Drive. Así y todo, aprueban en calidad con un pulgar para arriba. Incluso FCA en la presentación regional animó a decir sin vergüenza que es un "sedán de calidad premium". Yo no me animaría a tanto y eso que uso a diario una boina color berenjena.


La posición de manejo del Cronos también es similar (por no decir calcada) a la de del Argo, así como también a la de varios de sus rivales. Es casi que un mal endémico de los productos Mercosur tener todas las butacas del conductor altas, como si todos los sudacas fuéramos habitantes de Liliput. E incluso en algunos casos ni siquiera se pueden regular, quedando uno sentado como si fuera una silla de restaurante para bebés.

Por eso con mi "metro ochenta plus" de humanidad a cuestas, esto es una tortura con cada segmento B Mercosur que pruebo. Pero con el Cronos, esto no pasó. El asiento se deja bajar bastante y en caso de que el conductor sea más retacón, también sube con generosidad. El volante regula en altura mucha distancia, pero en el Drive no se ajusta en profundidad, eso es patrimonio de los Cronos más equipados. El volante tiene un buen grip y con un aro gordito, aunque en el Drive no está revestido en cuero, es todo plasticoso.


El instrumental es clásico con dos elementos de aguja y dos digitales. Tiene además un display monocromo de 3,5 pulgadas entre los relojes del tacómetro y velocímetro, con más funciones que una calculadora científica, pero con una resolución bastante mejorable. Si alguna vez vieron la computadora de a bordo de una Maserati Ghibli (ver prueba), tiene la misma cantidad de configuraciones y funciones que la del Cronos. Seguro era por esto lo de "sedán premium italiano".

Lo que más llama la atención en el interior es la pantalla multimedia tipo tablet (o tipo Mercedes-Benz). Tiene siete pulgadas y es un opcional en las versiones Drive para algunos mercados, mientras que es de serie en el nuestro. Utiliza el sistema Uconnect de FCA y es compatible con Android Auto y Apple CarPlay. No tiene navegador integrado y la interfaz, si bien es simple de usar, tiene una lentitud notoria en la respuesta. Es decir, entre que tocamos la pantalla y que las funciones se activen, hay un ligero delay.


Si bien la distancia entre ejes es la misma que la del Argo, el Cronos está entre los mejor aprovechados del segmento por dentro. Dos adultos de hasta 1,80 metros viajarán bien a lo largo y ancho, mientras que a lo alto, el techo roba poco espacio para las cabezas, aunque no puede decirse que sea generoso en esta cota. Eso sí, al igual que pasa con otros sedanes de este segmento, un tercer ocupante adulto ya no irá tan feliz. 

Si bien tanto el respaldo como el asiento son blandos en esa plaza, el ancho de la carrocería no es tan generoso y el alto ya es un poco más ajustado que para los que viajen en los laterales. Por suerte el falso túnel de transmisión, no llega a molestar a los pies de quien vaya sentado en el medio. Si bien no existen salidas de aire para quienes vayan atrás, el Cronos compensa con una toma USB para recargar su smartphone si lo desean.


Las mejoras se aprecian también en el baúl: tiene una capacidad de 525 litros, contra los 520 del Grand Siena y 500 del Linea, quedando entre los más generosos del segmento B. Si bien este volumen será más que suficiente para cualquier necesidad, en los Cronos Drive el respaldo trasero no se puede rebatir ni siquiera de forma enteriza. Es fijo. 

Para poder ampliar esa capacidad, habrá que esperar a que nos lleguen las versiones Precision 1.8 que tienen un respaldo 60:40 de serie. Por debajo del piso del baúl hay una rueda de auxilio sin llanta de aleación (que es lo de menos) de 15 pulgadas en todas las versiones, con un neumático Continental PowerContact Eco Plus en medida 185/60 R15. Es decir, resulta ser una rueda homogénea para la versión Drive y es algo que desde Autoblog agradecemos.


Motor y transmisión

Acá hay mucho para hablar porque el Cronos a diferencia de muchos rivales no se vale de un solo motor o de dos tipos de caja. La gama comprende dos mecánicas y tres tipos de transmisiones, todas compartidas con el Argo. El primero que llegó a Uruguay es un motor Firefly tetracilíndrico de 8 válvulas de 1.332 cc de cilindrada, 99 cv de potencia a las 6.000 rpm y un torque de 134 Nm a las 4.000 rpm.

Va acoplado a una caja manual de cinco marchas, mientras que para Brasil también lo hace asociado a una manual robotizada GSR (Gear Smart Ride) también de quinta, comandada por una botonera y no un selector. Esta transmisión automatizada no está previsto (al menos por ahora) que se comercialice por fuera de Brasil. Es más, ni siquiera los clientes del país donde se produce en Cronos la reciben.


El Firefly es un motor más brioso en la zona media y baja (2.500-3.000 rpm), pero queda algo más corto cuando nos acercamos más a la zona roja. Es un motor pensado para un uso urbano sin dudas, aunque como veremos más adelante, tampoco defrauda con prestaciones y una elasticidad que entran en el promedio general del segmento, sin destacarse mucho tampoco. Es ágil en los desplazamientos de ciudad, pero más por un factor ajeno al motor que por el motor en sí.

Si tenemos que salir a la ruta, el 1.3 se presenta apto para un uso familiar, pudiendo hacer tramos fuera de la ciudad sin mayores problemas. Trepa en vueltas muy rápido, y recién por encima de las 5.000 vueltas se lo escucha en el habitáculo. Una vez que la capacidad de pasajeros se completa, el impulsor ya no presenta la misma agilidad que en el tránsito urbano, y ante sobrepasos la transmisión ayuda mucho bajando entre dos y tres cambios para hacer la maniobra con seguridad.


Parte de la explicación de esa agilidad del 1.3 está en la caja de cambios. Si bien los recorridos eran largos entre marchas, en el caso del mil trescientos las dos primeras relaciones estaban más arrimadas, con el fin de sacarle más jugo al Firefly. El tacto es menos pastoso que en otros Fiat, pero al selector se lo siente bastante más impreciso que los de General Motors o Volkswagen, por ejemplo.  Un detalle: todos los motores del Cronos son cadeneros, lo que ayuda a reducir vibraciones y también los costos de reparaciones.

Para este Cronos Drive, Fiat declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos, mientras que velocidad final está en los 173,5 km/h. No hay cifras de consumos suministradas por fábrica. En mis registros, en tanto, obtuve unos 8,1 litros cada 100 km en ciudad, 5,2 l/100 km en ruta, y 6,6 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado. El depósito de combustible lleva 48 litros de capacidad y el peso en orden de marcha es de 1.136 kilogramos para esta versión.


Comportamiento dinámico

Después de ya haber probado unos cuantos autos llegué a la conclusión de que Fiat es la única marca del Mercosur que comprende los desarrollos regionales a la perfección. En el Cronos lograron un confort de marcha muy bueno y lo combinaron con una dinámica que estaba un par de escalones por encima de varios rivales Mercosur, aunque tampoco llega a ser referencia en esto último, pero sí en lo primero: es el sedán más cómodo de este segmento para andar en la ciudad.

Deja a las claras que está pensado para ciudades con pavimentos emparchados, lomos de burro y pozos, que en Montevideo abundan tanto -o igual- que en otras ciudades uruguayas. Son las ventajas que solo puede tener un auto desarrollado para la realidad vial de este lado del mapa y donde el trabajo de los ingenieros de FCA brilla más. Eso sí, podrían haber disimulado un poco más el exagerado despeje al suelo y el aire que queda entre los guardabarros y ruedas. Más en este Drive con neumáticos de 15 pulgadas, que quedan como perdidas en un vacío de diseño.


No aparecen golpeteos secos de ninguno de los ejes, ni siquiera pasando alegre por vías férreas o calles adoquinadas. Varias marcas deberían tomar apuntes de esto, dado que Fiat no utiliza un esquema de suspensiones diferente al que llevan sus productos (McPherson independiente adelante y eje rígido atrás) y sin embargo, tienen un nivel de filtrado de vibraciones al habitáculo muy superior.

Además de las suspensiones, FCA hizo un gran trabajo también en materia de insonorización eólica y mecánica. El motor recién se oye por encima de las 4.000 vueltas en el interior, mientras que los ruidos a viento en ruta son mínimos. No se puede decir lo mismo de los neumáticos elegidos, que acusaban cierta rumorosidad cuando el asfalto era demasiado rugoso, aunque tampoco se llega a generar una molestia para conversar o escuchar música dentro del habitáculo.


La dirección, por su parte, es eléctrica de piñón y cremallera con un grado de asistencia muy amable para maniobras urbanas y de estacionamiento, aunque al salir a la ruta si bien gana en firmeza, al momento de encarar tramos de ruta, no es de las más comunicativas ni tampoco ágiles de respuesta que hay en este segmento. A su vez, el radio de giro es bastante acotado, con 10,4 metros.

Pasando a la mecánica, como ya dije, tiene un comportamiento sereno y solo se muestra un poco más enérgico si lo obligamos a ir arriba de las 2.500 rpm, donde muestra su potencial real. Esa suavidad de manejo se ve aumentada por una transmisión suave y que se la nota bastante más refinada en su accionar que en otros modelos de la marca. La caja le permite trabajar de forma correcta al 1.3, que si bien trepa en vueltas de forma bastante ágil, y es "tranquilizado" por la transmisión una vez alcanzado un ritmo parejo, pero también es la responsable de que el Firefly no defraude tanto.


Es así que a 70 km/h el motor trabaja a 1.800 rpm en 5ª, que es un régimen lógico y acorde a esta mecánica. Al salir a la ruta, la historia se repite y el 1.3 juega un papel correcto, viajando a 110 km/h en 5ª a 3.100 vueltas. Con la caja manual de quinta el motor va enroscado en vueltas y muchos podrían reclamar una de seis marchas, pero de todas formas se lo siente ágil y vivaz. 

Prefiero eso en lo personal, que un motor que por culpa de la transmisión, pierda el ritmo. Además, los consumos del Cronos son irrisorios en ruta, así que la sexta es un pedido algo innecesario en este caso. Las recuperaciones tienen, de nuevo, valores lógicos. Le toma 6,76 segundos ir de 80 a 110 km/h en 3ª, mientras que en 4ª y 5ª lograr ese aumento de velocidad se alarga hasta los 8,77 y 12,56 segundos respectivamente.


A nivel dinámico, el chasis tiene reacciones esperables para un producto seteado con el confort en mente. Va bien en lo recto, y a veces pueden sentirse los vientos cruzados o ráfagas que generen camiones o buses que nos crucen de frente, pero son casos muy puntuales. De todas formas, no llega a ser un producto inestable a velocidades legales y el refinamiento del chasis es bastante superior al de un Palio o Siena, digamos. Fiat avanzó bastante con los Cronos/Argo en este sentido.

A la hora de encarar curvas veloces, en tanto, transmite confianza y las inclinaciones de la carrocería son las esperables en un producto que prioriza el confort de marcha, aunque son menos marcadas de las que esperaba a priori. Es un producto fácil de llevar, y solo en algunas ocasiones muy extremas, el eje trasero no se sentirá tan bien apoyado como el de tracción, por eso es necesario que el ESC llegue a la gama Cronos cuanto antes y de serie en todas las versiones, dado que por ahora es solo de serie en los niveles Precision a nivel regional.


Equipamiento

El Cronos Drive ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), luces diurnas (DRL), ópticas traseras tipo LED, dirección asistida eléctricamente, aire acondicionado, alerta de velocidad programada,  computadora de a bordo con pantalla TFT de 3,5 pulgadas, sistema "My Car Fiat", Gear Shift Indicator (GSI), alarma, volante multifunción regulable en altura, faros antiniebla delanteros, sensores de estacionamiento traseros, cámara de retroceso, retrovisores exteriores con luz de giro integrada y función tilt down para estacionamiento, sistema multimedia Uconnect de siete pulgadas con AM/FM/2USB/Aux-In/Bluetooth compatible con Android Auto y Apple CarPlay y comandos vocales y llantas de aleación de 15 pulgadas sobre neumáticos en medida 185/60 R15.


Es una dotación correcta si consideramos que el Drive es el "entrada de gama". Sin embargo, por los U$S 21.490 que cuesta esta versión, aparecen algunos elementos que ya podría ofrecer, como ser un volante regulable en profundidad o el respaldo trasero rebatible 60:40, o si quieren ser menos exigentes, que al menos se pueda rebatir de forma enteriza.

Seguridad

La dotación de seguridad es solo correcta. Ofrece de serie: doble airbag delantero, frenos ABS+EBD, sistema de alerta de frenada de emergencia ESS, cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntas, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, alerta de límite de velocidad programable, y monitoreo de presión de neumáticos (TPMS).

Como dije más arriba en nuestra región recién a partir del Precision 1.8 M/T suma: controles de tracción (TC) y estabilidad (ASR) además del asistente de arranque en pendientes (Hill Holder). Además los Precision en algunos mercados se pueden pedir con los airbags laterales delanteros como opcional (en el M/T) o de serie (en el AT6), pero no teniendo ningún Cronos la posibilidad de equipar airbags de cortina. Es un poco vergonzoso que en un producto nuevo y de desarrollo reciente, a estas alturas se tengan que seguir pidiendo estos elementos de seguridad de serie en todas las versiones.


En materia de frenos usa discos ventilados en el eje delantero y tambores atrás, con un rendimiento correcto pese a que el pedal tiene un recorrido demasiado extenso. En relación a la estructura, durante el lanzamiento regional se pudo ver el "esqueleto" del Cronos en donde se puede apreciar que cuenta con barras de protección en todas las puertas y es intensivo el uso de materiales de alta resistencia. Fiat habla de una carrocería que está realizada en un 55% con aceros de alta resistencia, un 25% con acero convencional, un 10% con acero de ultra resistencia (AHSS) y otro 10% con acero de estampado en caliente para los zócalos y pilares A y B.

FCA incluso se animó a mostrar pruebas de choque internas tanto frontales, como laterales e incluso traseras durante la conferencia de prensa. De todas formas, sería interesante si Fiat patrocinase una prueba de choque de Latin NCAP, para compararlo con otros rivales, siendo que el Cronos está bastante por encima en términos de estructura, así como de equipamientos de seguridad activa y pasiva que lo que podían ofrecer el Linea en su momento así como también el Grand Siena. ¿Levantamos apuestas?


Precio, garantía y competidores

Por ahora y al menos hasta que los Precision 1.8 lleguen más adelante, la gama del Cronos se reduce en nuestro mercado a la variante Drive 1.3 M/T que se comercializa a un precio de U$S 21.490 y con una garantía de 2 años o 50.000 kilómetros. Ya es hora de que Fiat "se suba al tren" de los 3 años o 100.000 kilómetros como varios de sus rivales de segmento.

Recordemos que el sedán del Argo cuesta U$S 2.000 más que el bicuerpo, pero sin tener una ganancia en equipamientos (no hay una sola diferencia entre ambos), solo mucha más capacidad de baúl (+225 litros) y la misma distancia entre ejes. En el resto son dos productos idénticos y a menos que se precise ex profeso ese espacio extra, mirando los precios, no se justifica ir por el sedán.


Yendo a la rivalidad fuera de casa, el Cronos tiene bastantes más enemigos. Para comparar con esta variante Drive las opciones en otras marcas son bastantes y para el cliente que esté buscando un sedán chico y con este tipo de transmisión, el mercado uruguayo está dándole mucho para elegir por estos días. En enfrentamiento directo con los rivales, el precio del Cronos Drive se alinea bastante con la competencia y queda en la mitad de la tabla. 

Ya que los menciono, son unos cuantos. Considerando solo las versiones "entrada de gama" como lo es esta Drive del Cronos, así como también el valor de venta al público del modelo de Fiat, la competencia directa es la siguiente:  Chevrolet Prisma LTZ 1.4 M/T (U$S 20.490), Citroën C-Elysée 1.2 PureTech Feel (U$S 21.490), Citroën C-Elysée 1.2 PureTech Feel Pack (U$S 22.490), Hyundai HB20S 1.6 Comfort Plus (U$S 19.490), Hyundai HB20S 1.6 Sport (U$S 21.490), Nissan Versa Advance 1.6 M/T (U$S 22.490), Peugeot 301 1.2 PureTech Active (U$S 21.490), Peugeot 301 1.2 PureTech Active Pack (U$S 22.490), Renault Logan Privilège 1.6 (U$S 18.990), Toyota Etios Sedán 1.5 XLS M/T (U$S 21.990), Volkswagen Gol Sedán 1.6 Comfortline (U$S 20.390) y Volkswagen Virtus 1.6 Trendline M/T (U$S 21.990).


Conclusión

Como decía al comienzo es el primer sedán de la marca 100% nuevo que vemos en muchos años, es más, es el primer tricuerpo de Fiat Mercosur que no usa la plataforma 178. Si bien su objetivo en el corto plazo era tomar el lugar que dejó el Linea, también terminó siendo el encargado de relevar la posta del Grand Siena en varios mercados. A criterio personal, era lo más lógico y es un paso adelante en términos de imagen de marca. Fiat está cambiando y está bueno que se note desde sus productos también.

Tras haber evaluado con más tiempo al Cronos ahora, pude comprobar que FCA tiene un productos de una calidad, modernidad y tecnología muy superior a esos modelos anteriores, así como también en comparación con los rivales clásicos del Mercosur, con algunos productos ya pasados de edad en demasía y algunos otros que por calidad y modernidad nunca superaron quedar más allá de la mitad de la tabla, por lo que tiene todo a favor en ese sentido para pelear en lo más alto del segmento B.


La falta de un equipamiento de seguridad más acorde a esta concepción moderna del Cronos es quizás el único punto mejorable y notorio que tiene. Ya es sabido que Fiat Argentina está planificando unificar el ESC de serie en todas las versiones. Ojalá lo hagan más pronto que tarde, porque el producto es bastante bueno y es una lástima que este detalle lo esté dejando un escalón atrás en este sentido frente a rivales que lo aventajan como los Volkswagen Virtus o Toyota Etios, siendo que el Cronos es casi tan bueno como esos dos.

FCA se puso la meta para que la dupla Argo/Cronos sea la más exitosa de Fiat en la región, pese a que ya hay jugadores de peso como los Volkswagen Polo/Virtus preparados para dar batalla también y que hoy son los que llevan la voz cantante del segmento. El nuevo sedán criollo los supera a sus antecesores por amplia ventaja en espacio interior, modernidad y calidad de mecánicas, equipamientos de seguridad (aunque deba el ESC de serie) y también en materia de conectividad. Por todo esto no es exagerado decir que es el mejor sedán de Fiat en la región de la última década.


A favor
  • Capacidad del baúl
  • Confort de marcha en ciudad
  • Conjunto mecánico
  • Consumos reducidos
  • Diseño
  • Equipamiento de confort
  • Habitabilidad para adultos
En contra
  • Plazas traseras justas a lo alto
  • Respaldo trasero fijo
  • Sin airbags de laterales/cortina en opción
  • Sin controles de tracción y estabilidad de serie




FICHA TÉCNICA

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.332
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 8
Relación de compresión: 13,2:1
Diámetro x carrera (mm): 70,0 x 86,5
Inyección: indirecta multipunto secuencial
Potencia máxima (cv/rpm) 99/6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 134/4.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de cinco relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable (EPS)
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: tipo McPherson independiente con barra estabilizadora
Trasera: eje de torsión con ruedas semi-independientes
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 185/60 R15
Rueda auxiliar: 185/60 R15
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 173,5
Aceleración 0/100 km/h (s) 11,5
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 525
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.136
Largo total (mm) 4.364
Ancho total (mm) 1.724
Alto total (mm) 1.508
Distancia entre ejes (mm) 2.521
Capacidad del tanque de combustible (l) 48

Galería: Fiat Cronos Drive 1.3 M/T | Créditos: Autoblog y FPhotograph.

EQUIPAMIENTO

EXTERIOR
Faros antinieblas delanteros
Llantas de aleación de 15 pulgadas
Luces dirunas (DRL)
SEGURIDAD
Airbags frontales y laterales delanteros
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Distribución electrónica del frenado (EBD)
Frenos ABS
Monitoreo de presión de neumáticos (TPMS)
CONFORT
Alarma
Alerta de límite de velocidad programable
Asiento del conductor regulable en altura
Cierre centralizado con mando a distancia
Computadora de a bordo con pantalla TFT de 3,5 pulgadas
Dirección asistida eléctricamente
Espejos regulables y plegables eléctricamente con función tilt down e iluminación para el piso
Gear Shift Indicator (GSI)
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
Sistema multimedia Uconnect de siete pulgadas con AM/FM/2USB/Aux-In/Bluetooth compatible con Android Auto y Apple CarPlay y comandos vocales
Respaldo trasero rebatible enterizo
Seis parlantes
Sensores de estacionamiento traseros
Tapizados en tela
Volante multifunción regulable en altura

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 21.490. 2 años o 50.000 kilómetros.

COMERCIALIZA:

Sevel Uruguay S.A. Av Italia 5575. Tel. 26050740. Web: www.fiat.com.uy