Contacto: MINI Cooper SE Hatch 3 Door Iconic A/T (32,6 kWh)

miércoles, 22 de junio de 2022



Probamos al MINI Cooper SE, la variante 100% eléctrica del Hatch 3 Door.

Probamos al primer MINI con mecánica 100% eléctrica. Se denomina Cooper SE Hatch 3 Door y utiliza un impulsor con 135 kW (184 cv), junto a una batería de 32,6 kWh. Promete autonomías teóricas que van entre los 226 y 234 km. Análisis completo en la única variante disponible (Iconic), a continuación.

A principios de la próxima década, MINI se convertirá en una marca 100% eléctrica y está camino hacia eso. Por ejemplo, en el primer semestre de 2021, la cuota de estos vehículos dentro del total de ventas mundiales de la marca británica superó el 15%. Y desde su lanzamiento al mercado, ya se han vendido más de 30.000 unidades del Cooper SE, la versión eléctrica del 3 Door Hatch, en todo el mundo.

La firma inglesa lo presentó primero en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2019 (ver nota) y se renovó en enero de 2021 (ver nota), con la llegada de la actualización denominada LCI 2. Autoblog ya pudo probar el año pasado a este update con las variantes térmicas, los Cooper (ver prueba) y Cooper S (ver prueba). Y en los dos casos, fueron resultados muy positivos. Autoblog, es fan de los MINI, ya lo saben.


Este Cooper SE fabrica en el "hogar" de la marca y comparte la línea de producción con los modelos de combustión tradicional en la planta de Oxford (Inglaterra). Su sistema de propulsión eléctrico ha sido desarrollado en los centros tecnológicos de movilidad eléctrica del Grupo BMW en Dingolfing y Landshut (Alemania). Pero no es el primer MINI 100% eléctrico. Existió un MINI E, en 2009 y basado en el R56 (la generación previa a la actual, la F56), pero fue un plan piloto solo para Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Japón y China. Así que casi que no cuenta.

Esa versión eléctrica del modelo llegó a nuestro país en dos partes. Primero con la preventa, iniciada en octubre del 2021 (ver lanzamiento) y más adelante, ya con las unidades en suelo uruguayo con una presentación a la prensa en marzo de este año (ver apuntes del lanzamiento). Utiliza un motor eléctrico capaz de producir 184 cv de potencia y 270 Nm de torque, junto a una batería de 32,6 kWh de capacidad. Promete unas autonomías teóricas que van entre los 226 y 234 kilómetros según el ciclo WLTP. Hace algunas semanas atrás, Autoblog pudo probarlo durante seis días y a continuación, podrán leer el test.


Exterior

Para diferenciar a un Cooper SE de un Cooper S o de un Cooper a secas es bastante fácil. Pero también será una tarea sencilla solo para conocedores de la marca o del mundo del automóvil. Para el ojo no entrenado de cualquier otra persona, será un MINI más del montón. Y en parte es una estrategia válida desde lo estético. Hay marcas que prefieren gritar que tienen un modelo 100% eléctrico en su lineup, otras van por el camino de lo tradicional y conocido, así facilitan la transición de ICE a EV.

El diseño del Cooper SE se caracteriza por una serie de modificaciones discretas respecto al modelo de motor térmico. La toma de recarga está situada sobre la rueda trasera derecha, en el mismo lugar que ocupa la boca del depósito de combustible en los MINI de propulsión convencional. El logo en relieve "MINI E" deja a las claras cual es la energía que lo alimenta. También hay versiones en amarillo de este anagrama insertadas en los intermitentes laterales, además de en el portón trasero y en la parrilla delantera, en donde la clásica "S" pasa del rojo al amarillo en esta versión.


La parte central del frontal también muestra su tradicional diseño de rejilla con celdas hexagonales, que ahora están cerradas, ya que los motores eléctricos necesitan muy poca cantidad de aire para su refrigeración. Una línea amarilla decorativa en la parrilla y en la carcasa de los retrovisores remata el diseño específico de este modelo. Lo otro es la ausencia de una salida de escape en el sector trasero, también facilitando así la canalización del aire con una zona carenada. 

Las llantas de aleación ligera de 17 pulgadas también están optimizadas desde lo aerodinámico y lucen el diseño curioso de tener tres radios cortos y uno más largo que el resto. Me gustan mucho, aunque sé que puede que a otros no tanto, porque son extrañas y buscan imitar a los enchufes que tienen en el Reino Unido. Se denominan "Electric Power Spoke" , van en dos tonos, son de 17 pulgadas y en la unidad de pruebas iban montadas sobre neumáticos Goodyear Eagle F1 Assymmetric 3 runflat en medida 225/45 R17. Por el resto, es un MINI como otros, incluso compartiendo cotas con un Cooper S. Mide 3.845 mm de largo, 1.727 mm de ancho, 1.432 mm de alto, y la distancia entre ejes está en los 2.495 milímetros.


Interior

En el habitáculo se respira el mismo ambiente familiar a MINI que por fuera. De nuevo, salvo un par de detalles que son característicos de esta versión Cooper SE, que se replican en ese tono amarillo típico de los modelos eléctricos o electrificados de la marca, como el Cooper Countryman SE también (ver prueba). La pieza más llamativa del interior es el selector de cambios, específico de este modelo con otro esquema que carece un modo manual o sport. También dispone de freno de estacionamiento eléctrico, que se activa y desactiva mediante una tecla en la consola central, en lugar del clásico freno de mano. En los switches de la consola central, se suma una función para regular la regeneración de frenado para la batería.

El climatizador automático también dispone de calefacción auxiliar y una función de aire acondicionado en parado. Esto permite calentar o refrescar el interior del vehículo a una temperatura específica antes de iniciar la marcha. El conductor puede utilizar desde la pantalla multimedia una función para programar la hora de salida, y preacondicionar antes la temperatura interior, si así lo desea. En otros mercados, donde los autos de BMW Group están conectados a la nube, esto ese pueden hacer desde una app de smartphone. Para las unidades que llegan a Uruguay, se permite conectar de forma independiente el aire acondicionado durante las cargas estando con el vehículo apagado. Es una solución práctica cuando nos quedamos esperando sentados adentro mientras se vas completando la batería.


El Cooper SE viene de serie con un cuadro de instrumentos específico con pantalla en color de 5,5 pulgadas con diseño Black Panel, situada detrás del volante. El rango de velocidad también se muestra en el marco luminoso de la esfera central: en rojo (modo Sport), blanco (Mid) o verde (Green y Green+), según el modo seleccionado. Durante la carga, el cuadro de mandos digital ofrece información muy relevante. Si el vehículo está conectado a un enchufe o a una estación de recarga, no solo se ve la hora y la temperatura exterior, sino también a la autonomía disponible, el porcentaje de la batería y el tiempo restante hasta completarla. 

El color del cuadro cambia dependiendo del nivel de carga: del naranja durante la inicialización del proceso, pasando por el amarillo en el periodo de recarga, hasta el verde, que indica que la batería está al 100%. El color rojo muestra un error en el proceso. Otro diferencial propio de esta versión es que el habitáculo está calefactado por una bomba de calor, que recupera el calor sobrante emitido por el motor, el sistema de transmisión, la batería de alto voltaje y el aire exterior, para introducirlo en el sistema de aire acondicionado. La bomba de calor desarrollada para el nuevo Cooper SE emplea un 75% menos de energía que un sistema de calefacción convencional y ofrece un alto confort climático en invierno.


Por el resto, este sigue siendo un MINI F56 como los otros que ya conocemos desde hace años. Una posición de manejo casi perfecta, bien deportiva y que permite bajar la butaca del conductor casi al ras del piso. Los asientos son muy ergonómicos y sujetan bien al cuerpo en todas las direcciones. La calidad de materiales y terminaciones son de primer nivel y tienen ese toque simpático, british and quirky de los otros productos de la casa inglesa. Aunque ya tiene unos cuantos años encima, sigue siendo un auto muy vigente y moderno en todos los aspectos.

Acá al igual que en los Hatch 3 Door a combustión la habitabilidad trasera es muy limitada, tanto en espacio como en accesibilidad. El baúl no presenta cambios tampoco. Sigue ofreciendo los mismos 211 litros ampliables hasta los 731 l rebatiendo los respaldos traseros en proporción 50:50. No son capacidades amplias, pero suficientes para el uso promedio de un usuario de MINI. En su defensa, tiene un doble piso (de excelente calidad, hay que decirlo) que permite llevar algunas cosas (muy) chicas escondidas allí, como los cables de carga, por ejemplo. Esto puede hacerlo porque al tener neumáticos runflat, no tiene uno de auxilio que ocupe ese lugar.


Motor, transmisión y batería

En lugar de un motor naftero o turbodiesel, bajo el capot del Cooper SE hay un propulsor eléctrico. La unidad compacta que integra la gestión electrónica del motor y la transmisión está situada en una estructura tubular en la sección frontal del chasis. Y no roba más espacio que cualquiera de los motores de tres o cuatro cilindros que llevan las variantes térmicas. Se trata de un motor eléctrico asíncrono para el eje delantero. Producen en combinación 135 kW de potencia (184 cv) y 270 Nm de torque máximo. Es la misma potencia que un Cooper S, pero 10 Nm menos de par máximo, aunque está disponible desde cero.

La batería de alto voltaje, por su parte, con una configuración exclusiva para este modelo, está compuesta por celdas de iones de litio divididas en 12 módulos, que forman una unidad en forma de T posicionada en el suelo del vehículo, con una capacidad energética bruta de 32,6 kWh y 28,9 de capacidad útil. Su toma está diseñada para corriente alterna y corriente continua, usando los conectores Tipo 2 y CCS Combo. Un indicador sobre el conector muestra el nivel de carga con luz naranja en el inicio, luz intermitente amarilla en el momento de la la conexión, y verde cuando la batería está completa a pleno.


El cable que viene de serie sirve para conectase a un enchufe convencional. El MINI ELECTRIC Wallbox está disponible como opción para el domicilio, así como un cable trifásico para recargar en un punto de carga público. Ambas opciones permiten que la batería cargue un 80 por ciento de su capacidad máxima - de 11 kW- en 2 horas y media; y el 100% en 3 horas y media. Un cargador de corriente continua (DC) permite recargar el vehículo en menos tiempo. La unidad de carga del Cooper SE está diseñada para una capacidad máxima de 50 kW, lo que permite recargar un 80 por ciento de la capacidad de la batería en solo 35 minutos.

Pasando al comportamiento de este conjunto, no es nada que ya se haya visto en otros eléctricos. Es decir, esa sensación de torque instantáneo que es genial, brutal y adictiva. Porque ni siquiera el excelente motor a combustión y turboalimentado de los otros MINI tiene esa respuesta o reacción. Pero no es tanto por la velocidad que se siente en el cuerpo, sino por lo rápido que uno devora los metros iniciales al salir desde parado. Es acelerar en otra dimensión en comparación a la velocidad a la que va el tránsito.


Y todo en silencio. Bueno, no tanto. Se oye de forma muy sutil un silbido espacial digno de una nave salida de una película de ciencia ficción. Y tiene sentido. Hay un sonido de conducción específico para cada modo de manejo y en carretera la insonorización es apenas mejor que en el modelo a combustión, con 64 db a 110 km/h. Igual debo admitir que extrañé un poco los geniales pops and bangs que hacen los escapes de un Cooper S, por ejemplo. Esa sensación de ir por la calle o la ruta asustando transeúntes como si tuvieras 5 años y tiraras chaski-bums a espaldas de tu abuela en Navidad para hacerla saltar, es hermosa.

Pero lo compensa con ese empuje que es como si un pequeño "avión terrestre" nunca dejara de despegar. Es muy divertido y lo mejor, es que el rendimiento no decae si lo repetimos varias veces. Los eléctricos tienen esto: son todos idénticos en sus reacciones. Pero los seres humanos, creo, que no estamos preparados física y mentalmente aún para entender lo distintos que son a algo a movido a combustión.


MINI promete una aceleración de 0 a 60 km/h en 3,9 segundos y un 0 a 100 km/h en 7,3 segundos, todos tiempos más que respetables. Sin ir más lejos, un Cooper S a combustión es solo 1,2 segundos más veloz. En donde sí este SE se queda corto frente al naftero es en la velocidad máxima, que está limitada a 150 km/h, mientras que el naftero llega a los 223 km/h. El consumo energético declarado por la marca es de 15,5 kWh/100 km en ciclo combinado WLTP y la autonomía combinada entre 226 y 234 km. Siguiendo las mediciones propias, en uso mixto, durante trayectos de carretera y ciudad, con un 100% de la batería a velocidades legales (ruta entre 90 y 110 km/h), logré unos 215 kilómetros, siempre priorizando no utilizar demasiado el aire acondicionado, que consume un 20% de la autonomía final en promedio.

Por lo que los 234 km máximos declarados tal vez se podrían alcanzar también en condiciones reales y aún más ideales. En ruta, por su parte, rindió unos 210 km con una batería a tope, y manteniendo el régimen de uso en la zona más verde del potenciómetro del tablero y recurriendo al modo GREEN+ de manejo. En ciudad, por su parte la autonomía fue de unos 225 km, una cifra correcta. El consumo urbano fue de unos 10,6 kWh/100 km, mientras que el de ruta fue de 15,0 kWh/100 km y el mixto, 13,5 kWh/100 km. El peso en vacío homologado por fábrica, por su parte, es de 1.440 kilogramos, unos 140 kg más que un Cooper S naftero. Veamos si esto afecta o no la brillante dinámica de los MINI a combustión.


Comportamiento dinámico

Aunque hay 140 kg de diferencia entre este Cooper SE y un Cooper S, las sensaciones de manejo no se despegan mucho entre los dos. Mantiene esas proporciones de ser un auto corto, bajo y con las ruedas en cada esquina de la carrocería. Y todo esto combinado con una dirección rapidísima, un chasis muy balanceado y una posición de conducción que todo el tiempo te invita a moverte ágil y rápido en el tránsito. Siempre digo que en algún momento de mi vida voy a tener un F56 o R56 para moverme a diario, porque adoro la dinámica que tienen esos productos. Son hermosos daily drivers y muy divertidos de usar.

La gran ventaja que tiene este producto por sobre el naftero es al llevar todo el peso de las baterías en el piso, agrega una cuota de aplomo que el naftero no tiene por tener la gran mayoría de su masa encima del eje delantero. Es apenas menos subvirante que otros MINI, pero es una diferencia muy ínfima y sutil. A menos que tengas una buena cantidad de F56 manejados encima, no te vas a dar cuenta. Dobla y se mueve como el otro, solo que sentís que el reparto de pesos es un poco más equilibrado. También es un producto más pesado. Son 140 kg, que es poco. Pero el auto es muy chiquito, así que se siente (apenas) esa masa.


Pasando a la parte más técnica, el Cooper SE dispone de un control de estabilidad DSC específico, que está diseñado para la instantánea entrega de potencia y par de un motor eléctrico. ¿Pero en qué se diferencia de los otros MINI? En el eléctrico permite que las operaciones de control sean calculadas desde dentro del sistema de propulsión y no en una unidad de control externa, como ocurre con los controles de estabilidad habituales. Esto optimiza la capacidad de tracción desde parado y al acelerar en curvas muy cerradas; así como la estabilidad del conjunto en modo de recuperación de la energía de frenada.

El primer MINI eléctrico también permite al conductor adaptar los ajustes de manejo, tanto al estado de la carretera, como a sus gustos personales. A los modos de conducción clásicos de los otros modelos (Sport, Mid y Green) se seleccionan por medio de un conmutador ubicado en el lado derecho del cuadro de mandos. El modo Sport difiere del estándar Mid con una curva de dirección mucho más directa y una respuesta más inmediata del sistema de propulsión. Al igual que un Cooper S, este SE es un auto muy ágil. Recupera de 80 a 110 km/h en tan solo 3,42 segundos, mientras que el naftero, en tren de compararlo, lograba el mismo sprint en 4,0 segundos.


Las características del modo Mid, más orientadas al confort de marcha, están también presentes en el modo Green, así como en el nuevo Green+, que es un seteo exclusivo y propio solo del Cooper SE. Y lo que es más, el sistema de propulsión en estos dos últimos modos está diseñado a alcanzar una máxima eficiencia. En el modo Green+, las funciones adicionales de confort como la calefacción, el aire acondicionado están limitados, o desactivados, para aumentar la autonomía del vehículo. No es lo más ideal de utilizar, pero si estás en una situación de bajo rango disponible, ayuda y bastante para llegar a destino con menos ansiedad.

Una parte de la característica experiencia de conducción de los eléctricos es la denominada "conducción con un único pedal", cuando está disponible, porque no todos la tienen. Sobre todo en el tráfico urbano, el vehículo decelera de una forma muy perceptible en cuanto el conductor levanta el pie del acelerador. Este efecto tiene lugar porque el motor eléctrico adopta la función de un generador cuando el auto avanza por inercia, transformando la energía cinética en energía eléctrica que se almacena en la batería. Como resultado, este vehículo impulsado por energía eléctrica puede decelerar a baja velocidad sin usar el pedal del freno, y conducirse con un solo pedal.


El grado de recuperación de la energía de frenado y de desaceleración del vehículo cuando no aceleramos puede determinarse mediante el sistema de control del motor. En el Cooper SE, por ejemplo, el conductor puede establecer el grado de eficiencia de la recuperación. Un conmutador situado a la izquierda del botón Start/Stop permite elegir entre una recuperación intensa, o de bajo nivel, lo que tiene un impacto relevante en la deceleración, independientemente del modo de conducción seleccionado. 

De esta forma, la respuesta a la deceleración en modo de recuperación puede ser adaptada con precisión al estilo personal de conducción, cuando por ejemplo, el conductor adopta una conducción dinámica. Dependiendo de los gustos personales, se puede entrar en curva aprovechando la inercia o con un efecto de retención más intenso. Para asegurar una eficiencia máxima, cada vez que se arranca el motor se activa por defecto el nivel más alto de recuperación. Y en el modo Green+ también queda configurado así.


Cerrado este capítulo, vamos con lo que todos quieren saber de los eléctricos: si tarda mucho en cargar y si es más barato que un vehículo a combustión. Las respuestas son: sí, bastante. En ambas. Por ejemplo en un cargador público DC de 50 kW, para ir de 50% a 100%, me tomó unos 40:25 minutos, a unos 3,18 kW de transferencia y consumiendo 15,67 kWh. 

Al ser cargados en un horario llano del día como la tarde (6,042 $/kWh, ver tarifario), el costo fue de unos $ 95 para tener algo más de 100 km de autonomía. Una ganga, que ya pude justificar en su uso en un editorial no hace tanto (ver editorial). Si se recarga en las noches, es incluso más barato. Tuve una carga en horario valle (entre las 00:00 y 07:00 hs) de 49% al 100% que me llevó 40:20 minutos, consumí 14,5 kWh y apenas terminé gastando $47 a razón de 3,249 $/kWh. No hay un solo auto a combustión que cueste eso y menos con el litro de nafta súper pasando con tranquilidad los U$S 2.


Equipamiento

Más allá del amplio abanico de personalizaciones que ofrecen los MINI desde hace años, el equipo de serie del Cooper SE se denomina Iconic y es similar al de un Cooper S tope de gama, así que la dotación es bastante completa. Cuenta de serie con: pack eléctrico (levantavidrios, espejos y bloqueo), dirección asistida electromecánica (EPS), Auto Start/Stop, computadora de a bordo, alarma, paquete de iluminación, faros delanteros full LED y luces diurnas, faro antiniebla trasero, respaldo trasero rebatible 50:50, radio MINI Visual Boost con FM/1USB-A/1-USB-C/Bluetooth/Apple CarPlay con pantalla central de 8,8 pulgadas, sistema de navegación MINI, comandos vocales, audio streaming y MINI Connected, encendido automático de luces, MINI Driving Modes (Sport, Mid, Green y Green+), sensor de lluvia, carcasas de los retrovisores en color "Jet Black" o amarillo, paquete estético exterior MINI Electric (paragolpes delantero y trasero), paquete estético exterior Piano Black, instrumental digital Black Panel de 5,0 pulgadas, control de velocidad crucero dinámico con función de frenado y limitador de velocidad, cámara de retroceso, tapizados en Cross Punch Carbon Black, molduras interiores MINI Electric, volante deportivo multifunción en cuero Napa con regulación en altura y profundidad, luces ambientales interiores, freno de estacionamiento electromecánico (EPB), cargador inalámbrico para smartphones (Qi), asientos delanteros deportivos regulables en altura con extensor para muslos y ajuste lumbar, techo solar panorámico eléctrico, revestimiento interior del techo en Antracita, acceso confort, climatizador automático bi-zona, asistente activo de estacionamiento con sensores de estacionamiento delanteros y traseros, espejos retrovisores exteriores plegables eléctricamente con anti-encandilamiento automático, espejo retrovisor interno con anti-encandilamiento automático, protección acústica para peatones, bomba de calor para la batería, y llantas de aleación "Electric Power Spoke" en dos tonos de 17 pulgadas sobre neumáticos runflat en medida 225/45 R17.


Seguridad

Todos los MINI Hatch 3 Puertas e incluso este Cooper SE llevan de serie: seis airbags, frenos ABS, regulación electrónica de la fuerza de frenado (EBD), ayuda de frenado en curvas (CBC), sistema de estabilización (DSC) con asistencia de frenado, asistente de arranque en pendientes, función de secado de frenos, luces de freno dinámicas, compensación de "fading", control dinámico de la estabilidad (DTC) y control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC), capot activo para peatones, monitoreo de presión de neumáticos, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles.

Se trata de una dotación que cumple con lo básico para este rango de precios. Pero en otros mercados como el europeo, MINI ya está ofreciendo de serie o como opcional según cada región, al conjunto de asistencias que la marca británica denomina Driving Assistant Package. Estas asistencias son: asistente de luz de carretera, la detección de señales de tráfico así como la advertencia de personas o de una colisión frontal tanto en ciudad (entre 10 y 60 km/h) como carretera (a partir de 50 km/h), además del alerta de cambio involuntario de carril, y el control de velocidad crucero activo con función “Stop & Go, que puede utilizarse en un rango de entre 30 y 140 km/h. Si hay modelos generalistas que las ofrecen, por qué no las trae un MINI de casi 60 mil dólares, es toda una incógnita. Ojalá lo reviertan más pronto que tarde.


Precio y garantía

Por ahora este modelo se ofrece en versión única para el mercado local. Lo hace a un valor de U$S 59.990, mientras que al no superar la barrera para aplicar los descuentos de empresa a través de un Proyecto de Inversión (COMAP), este MINI puede reducir su precio a unos interesantes U$S 44.000 bajo este régimen, al menos hasta mayo de 2023, que es cuando dejará de poder hacerse esto. Si lo comparamos en billetes con un Cooper S Hatch 3 Door Classic Plus 2.0 T Steptronic, la diferencia casi que no existe en el precio con el Cooper SE: U$S 61.990.

Por su parte, la garantía es de 3 años o 200.000 km y 6 años sin límite de kilometraje para la batería. Recordemos también que estos precios (tanto el de público como el de COMAP) incluyen el wallbox (11 kW) con instalación. Competidores reales no tiene, algo que también comparte con sus hermanos de mecánica térmica si vamos a los hechos. Hoy no hay más productos que le salgan a competir a MINI de par en par con un hatchback de segmento B premium, de tres puertas y a combustión. Pero mucho menos siendo eléctrico. Es decir, están solos en una categoría, sin importar la propulsión que tenga.


Conclusión

Hace un tiempo cuando probé a la versión más potente de la gama sin llegar a la John Cooper Works (ver lanzamiento), es decir, la Cooper S Hatch 3 Door, comentaba en esta misma parte del análisis que ese modelo era (y sigue siendo) "toda una rareza de un tiempo que ya pasó." Que MINI se haya tenido que acompasar a los tiempos de bajar emisiones de dióxido de carbono en sus productos para evitar multas gubernamentales ambientales tiene lógica. Pero en este caso, no perjudica la esencia ni el espíritu del producto en comparación a las versiones térmicas.

Es cierto, su autonomía es bastante limitada frente a otros eléctricos de precios similares o inferiores. Pero también es así con el MINI Hatch 3 Door naftero. Son pequeños autos con tanques de combustible igual de reducidos. Acá lo que sucede es que tarda un poco más en recuperar esa capacidad de seguir viaje disfrutando de sus virtudes dinámicas y tamaño inversamente proporcional al grado de diversión que ofrecen estos productos. Todos los Cooper o Cooper S son autos para ciudad, no vamos a engañarnos. Y también son bastante egoístas en su planteo: pequeños, incómodos, poco prácticos y carísimos.


El Cooper SE viene a responder a los mismos parámetros, pero con las ventajas de un auto eléctrico urbano, es decir, bajo mantenimiento operativo, silencio en la conducción y un grado de diversión al volante que difiere de uno a combustión, pero que se iguala o supera, dependiendo del caso, en términos de experiencia sensorial. Como dije al comienzo de este informe, falta poco para que MINI se convierta en una firma 100% eléctrica. Es más, ya están anticipando a la próxima generación de este Cooper SE (ver nota) que hasta incluso se producirá a partir de 2024 en China junto a Great Wall Motors.

Faltando todavía dos años para eso, este es el primer MINI eléctrico de la historia que nos llega por estos lares. Un dato curioso, sobre una coincidencia con este Cooper SE: hace 8 años en las mismas fechas, estaba probando al primer F56, un Cooper S manual y a combustión. Y si esta es la primera prueba de lo que nos espera de la firma británica en los próximos años, debo decir que como entusiasta y por qué no, fanático de la marca, no estoy defraudado, al igual que hace 8 años atrás. Quien te dice que en unos más, este Cooper SE hasta tal vez sea mi futuro daily driver, para hacerle compañía a un youngtimer con el que salir a quemar combustible los sábados y domingos. A los petrolheads, este el futuro que nos espera: un EV para la semana, un clásico para el finde. En una de esas, un Cooper S manual como aquel del 2014.


A favor
  • Autonomía en ciudad
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos reducidos
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Diversión de manejo
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Garantía
  • Prestaciones
  • Posición de manejo
  • Relación precio/producto
En contra
  • Autonomía en ruta limitada
  • Habitabilidad en las plazas traseras
  • Tiempos de recarga en AC
  • Sin asistencias a la conducción disponibles
  • Sin neumático de auxilio



FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Motor
Tipo: generador asíncrono de imanes permanentes
Potencia máxima (cv-kW/rpm) 184-134/N/D
Torque máximo (Nm/rpm) 270/0
Batería
Tipo: ion-litio (Li-Ion) refrigerada por líquido
Celdas: N/D
Capacidad máxima (kWh) 32,6
Capacidad útil (kWh) 28,9
Capacidad nominal (Ah) N/D
Tensión máxima (V) 350
TRANSMISIÓN
Reductora eléctrica con una sola relación fija
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera servoasistida eléctricamente
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: eje de articulación única y montantes telescópicos McPherson con soporte de aluminio
Trasera: eje de brazos múltiples con brazos longitudinales
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 225/45 R17
Rueda auxiliar: N/D
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 150
Aceleración 0-100 km/h (s) 7,3
Consumo (kWh/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 15,5
Autonomía ciudad (km) N/D
Autonomía mixta (km) 226-234
DIMENSIONES/PESO
Capacidad del baúl (l) 211/731
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.440
Largo total (mm) 3.876
Ancho total (mm) 1.727
Alto total (mm) 1.414
Distancia entre ejes (mm) 2.495

Galería: MINI Cooper SE Hatch 3 Door Iconic A/T (32,6 kWh) Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto MINI Cooper SE Hatch 3 Door Iconic A/T (32,6 kWh)

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Faros delanteros full LED con luces diurnas LED
Faro antiniebla trasero LED
Faros traseros LED con diseño "Union Jack"
Llantas de aleación de 17 pulgadas
Paquete estético exterior MINI Electric (paragolpes delantero y trasero)
Paquete Piano Black Exterior
Techo panorámico eléctrico
Carcasas de los retrovisores en color "Jet Black" o amarillo
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (4)
Asistencia de frenado en curvas (CBC)
Ayuda al arranque en pendientes
Capot activo para peatones
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (4)
Control dinámico de los frenos (DBC)
Control de estabilidad (ASC)
Control dinámico de estabilidad (DSC)
Control dinámico de tracción (DTC)
Control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC)
Frenos ABS
Función de secado de discos y pastillas con compensación de fading
Monitoreo de presión de neumáticos
CONFORT
Apliques interiores MINI Electric
Asistente activo de estacionamiento
Asientos delanteros deportivos regulables en altura con extensor para muslos
Botón de encendido/apagado
Bomba de calor para la batería
Cámara de retroceso
Cargador inalámbrico para smartphones (Qi)
Chasis adaptativo
Climatizador automático bi-zona
Computadora de a bordo
Dirección con asistencia electro-mecánica variable
Encendido automático de luces con función diurna
Espejos exteriores regulables y plegables eléctricamente con anti-encandilamiento automático
Espejo retrovisor interior con anti-encandilamiento automático
Instrumental digital Black Panel de 5,0 pulgadas
Levantavidrios eléctricos delanteros con sistema "one touch"
Limitador de velocidad y control de velocidad crucero dinámico con función de frenado
Luces ambientales interiores
MINI Driving Modes (Sport, Mid, Green y Green+)
Molduras interiores Piano Black
Parlantes (6)
Radio MINI Visual Boost con FM/1USB-A/1-USB-C/Bluetooth/Apple CarPlay con pantalla central de 8,8 pulgadas, sistema de navegación MINI, comandos vocales, audio streaming y MINI Connected
Respaldo trasero rebatible 50:50
Revestimiento interior del techo en Antracita
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Tapizados en Cross Punch Carbon Black
Techo panorámico de cristal
Volante deportivo multifunción en cuero napa con regulación en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 59.990. (Precio para empresas por COMAP: U$S 44.000). Garantía: 3 años o 200.000 kilómetros (6 años sin límite de kilometraje para la batería).

COMERCIALIZA:

Magna. Francisco Solano Antuña 2996. Tel. 29243125. Web: www.mini.com.uy