Prueba: Kia Soluto EX Plus 1.4 M/T

jueves, 26 de septiembre de 2019



Durante cuatro días y algo más de 450 km, evaluamos al nuevo sedán chico de Kia Motors, el Soluto.
Durante cuatro días y algo más de 450 kilómetros evaluamos al Kia Soluto, el nuevo sedán para el segmento B de la marca surcoreana. Se ubica por debajo del Rio Sedán y proviene desde China con un motor 1.4 litros de 95 cv de potencia, asociado a una transmisión manual de cinco relaciones.

东风悦达起亚 焕驰. Con esos caracteres es que en China escriben Dongfeng Yueda Kia. Se trata de un joint-venture entre Dongfeng Motor Corporation, Yueda Group y Kia Motors, en donde las dos primeras, son de origen chino y cuentan cada una con un 25% del paquete accionario, mientras que la firma surcoreana es dueña del restante 50%.

La unión surgió en 2002, mientras que un año más tarde, la compañía anunció una inversión de 600 millones de dólares en la construcción de la planta de Yancheng, en la provincia de Jiangsu con el fin de producir 400 mil unidades al año. Allí se fabrican modelos conocidos para nosotros, como los Sportage, Sorento o Cerato, todos bajo nombres diferentes a los que tenemos de este lado del mapa.


Sin embargo, mientras la planta de Kia Motors en China nos era ajena hasta ahora, a partir del mes de setiembre de 2019 comenzamos a prestarle atención porque desde allí llegó el primer modelo de la marca proveniente desde un origen que no es ni Corea del Sur ni México. Se trata del Soluto, aunque en origen se lo llame Kia Pegas. Utiliza la plataforma PB del grupo Kia-Hyundai, compartida con los Soul y Rio de generación anterior, así com también con los Hyundai Accent o HB20, por citar algunos ejemplos.

Se presentó en el Salón de Shanghai de 2017 bajo el nombre Pegas, y ahora llega al mercado uruguayo bajo la denominación global Soluto. Por tamaño y precio, existirá por debajo del Rio Sedán (ver lanzamiento), sin reemplazar a ningún otro modelo. Llega en una sola variante denominada EX Plus con una motorización de 1.4 litros con una potencia de 95 cv de potencia y una transmisión manual de cinco relaciones a un precio de U$S 18.490 (ver lanzamiento). Y ahora llegó el turno de evaluarlo y conocerlo a fondo.


Exterior

Si bien el Soluto es un producto nuevo para los ojos uruguayos, su diseño parece un remix de los mejores éxitos de Kia Motors en los segmentos A, B y C. De frente se asemeja mucho a los Rio (ver prueba) y Picanto (ver prueba) actuales, en especial por el uso de los recursos clásicos de la marca, como la parrilla "Tiger Nose" o el diseño de los grupos ópticos delanteros.

En esta versión EX Plus, no cuenta con antinieblas delanteros, que en otros mercados se ubican en la parte baja del paragolpes y no en los laterales como muchos podrían llegar a intuir.


Ya pasando al lateral, las reminiscencias con la segunda generación del Cerato (ver lanzamiento) son innegables. No solo por las proporciones, que son bastante parecidas, sino también por la silueta de las puertas y la forma de las ventanillas.

Es casi como que ese sedán de segmento C hubiera tenido un "encuentro de pasión" con un Picanto, y el fruto de esa noche hubiera sido el Soluto. En la versión que llega a Uruguay, cuenta de serie con llantas de aleación de 14 pulgadas, que en la unidad de pruebas iban montadas sobre neumáticos Nexen N Priz AH8 en medida 175/70 R14.


El sector trasero quizás es el que menos parentesco tenga con otros Kia. Luce hasta genérico, se podría decir. Apenas se lo puede distinguir como un miembro de la marca surcoreana por tener el logotipo y nada más. Esta versión EX Plus lleva de serie dos elementos bastante prácticos a la hora de estacionar: sensores posteriores y cámara de retroceso. Lo que le estaría faltando es una tecla o tirador externo para abrir el baúl, dado que la única forma de hacer esto es mediante la llave en el tambor o usar el comando interno de apertura, que se encuentra junto al del depósito de combustible.

En términos de cotas, el Soluto es el más chico de los dos sedanes de Kia Motors a nivel local. Mide 4.300 mm de largo, 1.700 mm de ancho y 1.460 milímetros de alto. La distancia entre ejes es de 2.570 mm. Comparado con un Rio Sedán, es 85 mm más corto, 25 más angosto y 15 más bajo, en tanto que la batalla, es decir, el espacio entre ambos trenes de rodaje, es apenas 10 milímetros más corto en el Soluto. No son tantas las diferencia de tamaño, al punto tal de que si llegásemos a verlos estacionados de frente uno al lado del otro, nos costaría bastante diferenciarlos entre sí.


Interior

Por dentro es otro el cantar. Acá el Soluto no se parece a (casi) ningún otro Kia. Salvo por algunos comandos como el del aire acondicionado, el selector de cambios o el volante, que son idénticos a los utilizados por los Picanto, el resto del habitáculo cuenta con piezas propias de este modelo. Luce agradable, pero se le nota en algunos sectores su naturaleza low-cost. Por ejemplo, los mandos de los levantavidrios van en la consola central (que es una solución más económica que ponerlos en las puertas), y en las contrapuertas hay falsas costuras que simulan ser de un tapizado más claro, cuando en realidad es un plástico duro y rugoso como un turrón.

Pese a esto, la calidad general del Soluto está un par de escalones por encima de otros productos de origen chino en este rango de precios. Digamos que queda a la par de nuestros sedanes made in Mercosur, aunque por debajo de los Kia que provienen de Corea del Sur, incluso queda por debajo de un Picanto. Todos los plásticos son rígidos, pero todo luce bien encastrado y no se percibían grillos tempranos en esta unidad casi que recién empadronada.


La posición de manejo, en tanto, es correcta, pero limitada en lo que a regulaciones respecta. La butaca se puede acomodar a lo largo y alto (con una regulación basculante del cojín poco práctica), mientras que el volante solo lo hace hacia arriba -poco recorrido- o abajo, pero no en alcance. No es de las mejores posiciones de manejo del segmento, pero uno logra acostumbrarse con rapidez. Las butacas son blandas, bastante planas, y no ofrecen mucha sujeción lateral.

Para el Soluto Kia decidió apostar para el instrumental de dos medidores analógicos tradicionales (tacómetro y velocímetro), mientras que la cantidad de combustible y temperatura del líquido refrigerante, van en un display LCD de 3,5 pulgadas en el centro, que también reúne a las informaciones básicas de la computadora de a bordo. La lectura es perfecta en todos los casos y de noche la clara retro-iluminación blanca que tiene tampoco molesta al manejar.


En el centro de la consola está la pantalla táctil de cinco pulgadas con AM/FM/USB/Aux-In/Bluetooth, audio streaming, además de la visualización de la mencionada cámara de retroceso de esta versión EX plus. Se trata de un sistema multimedia con una buena facilidad de uso, interfaz veloz y las funciones justas y necesarias. Además cuenta con compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, que es hoy por hoy, lo que más le importa tener a la gran mayoría de los usuarios.

Pasando a la habitabilidad, el Soluto está entre los más habitables de su categoría, con un correcto espacio para las piernas y la cabeza, al menos hasta 1,80 m de alto. El respaldo es muy cómodo y tiene la inclinación ideal. Lo que no es tan ideal es que los apoyacabezas sean en los tres casos, fijos, integrados al respaldo trasero. Una solución bastante low-cost.


El ancho, por el contrario, no es tan es generoso y si queremos considerar a un quinto pasajero, el piso en la plaza central es casi plano (algo no común en este segmento), y el espacio para las rodillas tampoco abunda, mientras que el techo es algo más bajo y el respaldo más firme que el que tiene en los laterales.

El baúl ofrece unos más que generosos 475 l de capacidad. A su vez, ese volumen no es ampliable rebatiendo el respaldo trasero (ya podría tener un 60:40 por el precio). Pese a esto, cabe destacar que el espacio está muy bien aprovechado, dado que los pasarruedas no invaden mucho el volumen de cargas. Algo que denota su naturaleza low-cost, es que no tiene una luz de baúl y el revestimiento del portón, es algo escaso.


Pero volviendo a lo mejor del baúl, su capacidad, en este punto, muchos hasta podrían considerar antes un Soluto que un Rio Sedán por este aspecto, dado que en las versiones EX Plus de aquel modelo, la cota mínima es la misma, mientras que en las versiones LX se ganan solo 5 litros. Y además, en una carrocería más amigable con más cocheras por ser más compacta.

Por debajo del piso del baúl (de una calidad correcta, solo eso), Kia decidió dotar al Soluto de un auxilio no homogéneo, es decir, un infame temporario. Mientras afuera utiliza cuatro Nexen en medida 175/70 R14, la solución a romper o pinchar uno de ellos, es un Maxxis en tamaño T115/70 R15. Lo más increíble de todo, ahí podría entrar sin problemas un neumático como los titulares. La galletita queda bailando en el buche.


Motor y transmisión

Al igual que los Rio vendidos en Uruguay, el Soluto lleva un impulsor perteneciente a la familia Kappa de Kia-Hyundai. Un 1.396 cc, cuatro cilindros en línea, 16 válvulas, con distribución de válvulas variable CVVT, e inyección multipunto. Produce 95 cv de potencia a 6.300 rpm y un par motor de 132 Nm a 4.000 vueltas. Va asociado a una transmisión manual de cinco relaciones o manual, aunque en otros mercados también se ofrece una automática de cuatro.

Como sucede también en el Rio, en el Soluto el 1.4 Kappa es una mecánica de funcionamiento muy silencioso y suave, que se siente más a gusto en el régimen medio de utilización. Es un impulsor poco presente en su respuesta en el bajo régimen (menos de 2.000 vueltas), pero pasando esa zona tiene más energía en la parte media y alta del tacómetro (3.000-3.500 rpm), que es donde se siente más a gusto.


Es de esos productos que permiten que se le imprima bastante agilidad al manejo, en especial en ciudad por su progresividad y facilidad en la búsqueda de su punto más dulce mediante el acelerador y la transmisión. Comparado con los Rio, tanto manual como automático, el Soluto es un vehículo bastante más ágil de reacciones, como consecuencia de tener una carrocería más compacta y liviana que aquellos. También ayuda mucho una transmisión con relaciones más cortas y con una marcha menos.

Ya que la menciono, no es una clásica transmisión de Kia-Hyundai en su tacto. Si bien tiene unas marchas cortas en las primeras tres relaciones y otras dos más largas que son las encargadas de relajar al 1.4 en la ruta, el selector no tiene un tacto agradable como en otros modelos de estas dos marcas. En lugar de esas marchas precisas, metálicas y sin gomosidades, calzando cada cambio como ladrillos de un tetris, en el Soluto tiene un tacto "muy crocante" cuando pasamos de 1ª a 2ª y de 3ª a 4ª, que no es nada agradable porque uno siente que está rompiendo algo. Siendo honesto, es el único punto en común con otros productos de origen chino de otras marcas.


La marca surcoreana no divulga sus cifras oficiales de aceleración de 0 a 100 km/h, pero sí de velocidad final, 170 km/h y consumo mixto, que está en los 5,2 litros cada 100 kilómetros. En los registros de prueba, obtuve 7,3 litros cada 100 km en ciudad, 5,6 l/100 km en ruta, y 6,1 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado. 

Las de ciudad y mixto conseguidas son cifras lógicas para un motor 1.4, pero en el caso del consumo en ruta, está entre los más económicos del segmento, pese a no tener una caja de sexta, como sí sucede en otros productos similares. El depósito de combustible lleva 43 litros de capacidad y el peso en orden de marcha es de 1.020 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Al tener el mismo esquema estructural de chasis de modelos como los Hyundai HB20 o Kia Rio de anterior generación, la receta del Soluto se siente conocida desde lo dinámico, pese a ser un modelo nuevo para nuestro mercado. Para desarrollar a este modelo para mercados emergentes, Kia tuvo que entender que en nuestros países tercermundistas tenemos unos caminos y rutas que no son suaves como una alfombra persa. 

Con eso en mente, este sedán presenta un esquema de suspensiones que tienden hacia lo blando, pero sin llegar a pecar de serlo demasiado. Digamos que va en un término intermedio, aunque priorizando el confort. El planteo del chasis es un sencillo: independiente McPherson con barra estabilizadora adelante, y semi-independiente con eje de torsión y barra estabilizadora en el eje trasero. Es decir, la clásica configuración del segmento B más popular.


En el uso urbano se lo percibe como un producto bastante bien adaptado a las calles que tenemos, por ejemplo, en Montevideo. Es muy cómodo de usar y su chasis filtra bien problemas como pozos, vías férreas o empedrados, asistido por un correcto despeje al suelo también, aunque no exagerado como otros productos del Mercosur, China o India, hay que decirlo. Pero si se dan cuenta en las imágenes, aunque las llantas 14 llenan bien los pasarruedas, quedan algo pequeñitas en la carrocería, también por usar neumáticos de perfil alto (70% de 175 mm).

La dirección en tanto, con asistencia eléctrica es muy amigable para el uso en el ámbito urbano, presentándose cómoda en las maniobras de estacionamiento y siendo bastante directa cuando tomamos una curva veloz. A su vez, la visibilidad general de esta carrocería es muy buena y prácticamente esta carrocería (casi) no tiene puntos ciegos, ya que los pilares A o C no son tan gruesos.


El impulsor, como ya dije, tiene una respuesta bastante enérgica a partir de las 3.000-3.500 rpm, donde muestra todo su potencial. Esa agilidad también se corresponde con un relacionamiento corto de la transmisión de quinta que sabe aprovechar al máximo al mil cuatrocientos. Es un matrimonio que como ya dije, es superior al que Kia tiene en el Rio. Perdón que lo reitere tanto, pero en su momento fue muy decepcionante probar a ese modelo con este motor. El Soluto llegó para redimir al Kappa 1.4.

Para la vida urbana tiene un desempeño correcto y lógico, mientras que será la transmisión será la encargada de sacarle mejor el jugo. Por ejemplo, a 70 km/h el 1.4 trabaja en 5ª a unas 2.000 rpm. En relación a la insonorización, hay un buen nivel de aislamiento del motor al habitáculo, oyéndose recién por encima de las 5.000 vueltas, aunque sin comprometer el confort acústico, que dicho sea de paso, es bastante bueno también en líneas generales.


Al salir a la ruta, la historia se repite y el Soluto aprueba con buena nota. El 1.4 juega un papel más que digno, con una suavidad y aplomo que lo deja entre las motorizaciones más racionales del segmento. Cuando la llamamos con el pie derecho a la hora de hacer adelantamientos incluso en cuarta marcha (todavía mejor si bajamos a tercera) y con el pedal de acelerador a fondo, ya permite sobrepasar con seguridad a otros vehículos.

Respecto a esto, vayamos a las cifras. Para pasar de 80 a 110 km/h, en 3ª tarda 5,89 segundos para lograr esa ganancia de velocidad. Ya en las marchas superiores, como es lógico, el tiempo se estira bastante más: 7,68 segundos en 4ª, y 13,38 segundos en 5ª. En relación a la elasticidad mecánica en la ruta, a 110 km/h el 1.4 viaja a 3.250 vueltas con el selector en 5ª, es decir, valores normales para la categoría. Nada destacado por malo ni por lo bueno.


En otro punto que Kia realizó un excelente trabajo es en dotar al Soluto de una robustez estructural bastante elevada. Es un producto que no se queja ante caminos de tierra o minados de pozos, incluso circulando a velocidades poco recomendables para esas situaciones. Ambos ejes se sienten aptos para soportar los peores maltratos durante varios kilómetros. Esas ventajas que los productos pensados para el tercer mundo tienen sobre los del primero, también se pueden notar a medida que se lo va usando.

A su vez los vientos cruzados lo afectan poco y se lo percibe bastante aplomado en línea recta en condiciones normales y a velocidades legales. Por otra parte, cuando queramos encarar tramos de curvas trabadas, la carrocería nos pasará factura de su planteo enfocado hacia el confort. Las inclinaciones pronunciadas y los subvirajes del eje delantero estarán a la orden del día, pero siempre a cambio de reacciones bastante fáciles de corregir gracias al control de estabilidad y tracción que es (y será en el caso de que vengan versiones menos equipadas más adelante) de serie este Soluto.


Equipamiento

El Kia Soluto solo se ofrece en una variante denominada EX Plus que cuenta de serie con: aire acondicionado, pack eléctrico (cuatro levantavidrios eléctricos, espejos y bloqueo), asiento del conductor regulable en altura, computadora de a bordo, dirección asistida eléctricamente, sistema multimedia con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/iPod/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay, seis altavoces, apertura interna del depósito de combustible y del baúl, sensores de estacionamiento traseros, cámara de retroceso, volante multifunción regulable en altura, y llantas de aleación de 14 pulgadas sobre neumáticos 175/70 R14.

En el caso de este nivel, que vendría a oficiar de tope de gama, se trata de una dotación más que correcta en términos de confort en relación al precio donde Kia sale a competir con sus rivales. De todas formas en la órbita de los 20 mil dólares, se extraña un volante regulable en profundidad, sistema one-touch para las cuatro ventanillas (tiene solo en la del conductor), faros antiniebla delanteros y trasero, o el respaldo trasero rebatible 60:40, control de velocidad crucero, llave manos libres o climatizador automático, solo por citar algunos faltantes.


Seguridad

Aunque en términos de confort cumple con lo básico y necesario, en el apartado de seguridad al menos, Kia se despega bastante de otros sedanes chicos entry-level. El Soluto cuenta de serie con: doble airbag delantero, frenos ABS+EBD, controles de estabilidad y tracción (VSM), asistente de arranque en pendientes (HAC), cinco cinturones inerciales de tres puntas, cinco apoyacabezas (delanteros regulables y traseros fijos), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles.

Acá es donde Kia se despegó un poco de sus rivales más directos. Con el Soluto, la marca pasó a tener uno de los pocos sedanes "sub-20 mil" equipados con controles de tracción y estabilidad de serie. No es un hecho menor y debería ser uno de los argumentos más fuertes de venta para aquellos que busquen un producto con una buena dotación de seguridad a costos lógicos. Es cierto, esta variante EX Plus podría ofrecer algunos airbags más, como ser los laterales delanteros, pero igual en general cumple con una dotación bastante más generosa que muchos rivales directos.


Los frenos son de discos ventilados adelante y de tambores atrás. En  relación a las detenciones de emergencia las realiza en línea recta siempre. El pedal tiene un recorrido algo largo de más, pero permite dosificar bien la fuerza de frenado con el pie derecho y no manifiesta fatigas prematuras del sistema.

Los controles de estabilidad y tracción (VSM según Kia) siempre están conectados por defecto, y pese a que tiene una tecla (a la izquierda del volante, en la consola) para desactivarlos, en la práctica esto nunca sucede. Los sistemas reducen su barrera de acción, pero jamás se desconectan por completo. En el caso VSM además, cuando entra en acción lo hace con la delicadeza de un boxeador frenando con fuerza a las ruedas que están por perder la trayectoria.


Precio, garantía y competidores

El Soluto probado es el EX Plus 1.4 M/T, que se comercializa a unos más que lógicos U$S 18.490 y con una garantía ejemplar en Kia, ya que desde el 2017 pasado ofrece 5 años o 100.000 km en toda la gama. Es un ejemplo que muchas marcas deberían imitar en lugar de seguir quedándose con el clásico 2 años o 50.000 km.

Es un valor muy razonables en términos de relación precio/producto, dado que el equipamiento de seguridad es superior al de muchos rivales, cuenta con uno de los baúles más amplios del segmento, el combo mecánico es muy bueno, y además el modelo juega con la ventaja de pertenecer a una marca conocida por su robustez y consumos reducidos. Es cierto, muchos desconfiarán por el origen. Pero ya otras marcas se han animado a traer productos desde China y no hubo problemas de confiabilidad.


La lista de rivales de esta versión EX Plus del Soluto es bastante larga. Tomemos aire y nombremos "sin repetir y sin soplar": Chevrolet Prisma LT 1.4 (U$S 19.290), Chevrolet Prisma LTZ 1.4 M/T, (U$S 20.790), Citroën C-Elysée 1.2 PureTech Feel (U$S 21.490), Fiat Cronos Drive 1.3 M/T (U$S 21.390), Great Wall C30 Intelligent M/T (U$S 17.990), Hyundai Grand i10 Sedán 1.25 GL Super Full (U$S 18.990), Hyundai HB20S 1.6 Sport (U$S 21.490), Nissan Versa Sense 1.6 M/T (U$S 18.990), Nissan Versa Advance 1.6 M/T (U$S 20.990), Peugeot 301 1.2 PureTech Active (U$S 19.990), Peugeot 301 1.2 PureTech Active Pack (U$S 21.490), Renault Logan Privilège 1.6 (U$S 18.990), Suzuki Dzire 1.2 GLX M/T (U$S 17.990), Toyota Etios Sedán 1.5 XLS M/T (U$S 19.990), Volkswagen Gol Sedán 1.6 Trendline (U$S 17.990) y Volkswagen Gol Sedán 1.6 Comfortline (U$S 19.690).

Aunque no existen otros productos tricuerpo de segmento B, la oferta local de esta parte del mercado está bien nutrida de opciones con potencias similares y características parecidas en términos de equipamientos y dimensiones al modelo de la casa surcoreana, pero sin el atractivo de un espacio interior generoso y la ventaja de tener un equipamiento de seguridad de serie que supera al de sus rivales. Pero a nivel de procedencia para muchos, este aspecto del Soluto podría llegar a ser un deal breaker. En lo personal creo que no es un punto flojo del auto, porque lo compensa por todo lo ya mencionado más arriba.


Conclusión

Aunque los sedanes son cada vez más una especie en extinción, de todas formas en los mercados llamados emergentes (para no decirles "tercermundistas"), siguen siendo la opción por default en aquellos clientes por debajo de los 20 mil dólares, cuando están buscando mucho espacio interior, pero a valores contenidos. Ni hablar si estamos ante usuarios de esas plataformas de transporte público no tradicional. Para qué dar tanta vuelta: Uber o Cabify. Un sedán "accesible" es casi que la compra cantada para su medio de vida.

La oferta de hatchbacks de segmentos A y B es muy nutrida en estos mercados. Pero solo un puñado de esos modelos pueden reemplazar en la oferta a un tricuerpo de precios similares, en términos de espacio interior o capacidad de cargas. Soluto llega para entrar en ese mundo de los sedanes chicos accesibles, o al menos "sub-20 mil" como me gusta decirles. Como habrán visto en el apartado anterior, la oferta es muy nutrida, habiendo modelos que llegan desde el Mercosur, India, China, México o Europa. Todas regiones donde los sedanes siguen teniendo cierta importancia en este estrato del mercado.


Kia no tenía otro modelo además del Picanto por debajo de los Rio y eso también estrangulaba un poco las opciones de la marca de expandirse a nivel local con un producto de volumen. En un mercado donde tener uno, dos o hasta tres productos de segmento A o B en la gama, es casi que la llave del éxito, la casa surcoreana solo dependía de dos orígenes para abastecerse hasta ahora: Corea del Sur y México. El primero, con un recargo arancelario que atenta contra la competitividad, mientras que el segundo, si bien tiene una ventaja tributaria, no produce la oferta necesaria para salir a pelear en los segmentos de acceso.

Por eso la idea de importar a un modelo como el Soluto desde China cobra sentido. Es una estrategia similar a la que Chevrolet usó (con mucho éxito) hace algunos años atrás con el Sail (ver prueba). Al igual que sucede con este nuevo Kia, al principio muchos desconfiaban del origen. Pero con los años el modelo se fue ganando una buena reputación entre quienes lo compraron, basándose en un producto con un buen nivel de equipamiento, espacio interior razonable y a precios competitivos.


La foto del mercado hoy es muy distinta a la que se podía ver en los años de auge del Sail. Y también es otra la situación de Kia. El Soluto viene a jugar para la firma surcoreana una carta muy similar a la que rescató en su momento a General Motors de una caída en las ventas. Ambos son modelos de inyección de volumen para un mercado sensible a los cambios de precios, así como también demandante de productos bien equipados, pero a costos que no atenten contra la economía familiar.

Este Soluto no viene a reemplazar al Rio, ni tampoco a robarle clientes. A su vez, no es un modelo que canibalice con Picanto. Solo viene a llenar un espacio hasta ahora desatendido por Kia a nivel local. Pero también podría ser el responsable de un repunte en las ventas de la marca. Una gama más amplia con más opciones para los clientes que busquen variantes más accesibles y una comunicación incisiva por parte de la fuerza de ventas de las ventajas que tiene este producto, debería ser todo lo que el Soluto necesita para hacerse un lugar no solo dentro de la gama de Kia a nivel local, sino también en un segmento bastante competitivo.


A favor
  • Capacidad del baúl
  • Confort de marcha en ciudad
  • Consumos
  • Diseño
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Garantía
  • Habitabilidad para cuatro adultos
  • Relación precio/seguridad
En contra
  • Gama reducida a una sola variante
  • Neumático de auxilio temporario
  • Respuesta del motor en baja
  • Respaldo trasero fijo
  • Ubicación de los levantavidrios eléctricos
  • Sin opción de airbags laterales y/o cortina




FICHA TÉCNICA:


MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.368
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 72 x 84
Inyección: electrónica multipunto secuencial
Potencia máxima (cv/rpm) 95/6.300
Torque máximo (Nm/rpm) 132/4.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual con cinco velocidades
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente McPherson y barra estabilizadora
Trasera: semi-independiente con eje de torsión y barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 175/70 R14
Rueda auxiliar: T115/70 R15
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 170
Aceleración 0/100 km/h (s) N/D
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 5,2
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 475
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.020
Largo total (mm) 4.300
Ancho total (mm) 1.700
Alto total (mm) 1.460
Distancia entre ejes (mm) 2.570
Capacidad del tanque de combustible (l) 43

Galería: Kia Soluto EX Plus 1.4 M/T | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Prueba Kia Soluto EX Plus 1.4 M/T

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Llantas de aleación de 14 pulgadas
SEGURIDAD
Airbags frontales delanteros
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (HAC)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control dinámico de estabilidad y tracción (VSM)
Frenos ABS+EBD
CONFORT
Aire acondicionado
Apertura interna del depósito de combustible y del baúl
Butaca de conductor con regulación en altura
Cámara de retroceso
Cierre centralizado con mando a distancia
Computadora de a bordo
Dirección con asistencia eléctrica (MDPS)
Espejos retrovisores exteriores regulables eléctricamente
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch" para conductor
Sistema multimedia con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/iPod/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay
Seis altavoces
Sensores de estacionamiento traseros
Volante multifunción regulable en altura

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 18.490 Garantía: 5 años o 100.000 km

COMERCIALIZA:

Kia Motors Uruguay. Rambla Baltasar Brum 3764. Tel. 22057029. Web: www.kia.com.uy