Prueba: BMW 220i Coupé M Sport 2.0 T Steptronic

viernes, 7 de septiembre de 2018



Con la excusa de la última actualización, probamos durante cuatro días y por 880 kilómetros al BMW Serie 2 Coupé.
Con la excusa de la última actualización, probamos durante cuatro días y por 880 kilómetros al BMW Serie 2 Coupé en su silueta Coupé y configuración 220i M Sport, equipada con un impulsor 2.0 litros de 184 cv de potencia y asociado a una transmisión automática secuencial de ocho marchas.

La historia del Serie 2 Coupé comenzó en realidad bajo la denominación Serie 1 Coupé. El E82 fue revelado en el Salón de Frankfurt 2007 como la variante deportiva del hatchback compacto de la marca y su nomenclatura se mantuvo hasta el año 2013, cuando comenzó a producirse su reemplazante.

El Serie 2 Coupé (F22) fue el encargado de tomar la posta del Serie 1 Coupé, derivando del Serie 1 de segunda generación (F20) y su presentación oficial se realizó en el Salón de París de 2014 (ver nota), confirmando en ese momento también su arribo a Uruguay en enero del año siguiente (ver lanzamiento).


Tres años después llegó la actualización de los F22/F23 (Coupé/Cabrio) que BMW denominó LCI (Life Cycle Impulse, o "impulso de mitad de vida"), que constaba de un ligero rediseño exterior e interior, mejoras de equipamientos y nuevas opciones de personalización. Se presentó primero en el Salón de Frankfurt de 2017 (ver nota) y que apenas tres meses después, arribó al mercado uruguayo en cuatro variantes (ver lanzamiento), importado desde la planta alemana de Leipzig.

Esa gama se configura ahora de la siguiente manera: 220i Coupé M Sport 2.0 T Steptronic (U$S 67.900), M240i Coupé 3.0 T Steptronic Shadow Line (U$S 109.900) y M240i Cabrio 3.0 T Steptronic Shadow Line (U$S 129.900). A su vez, por encima de todos está el último llegado de la familia del Serie 2, que es el M2 Competition 3.0 T M-DCT Drivelogic (U$S 159.900). Pero Autoblog no estuvo testeando a esa bestia, sino a su hermano que está en la otra punta del lineup. Y la evaluación completa se transcribe, a continuación.


Exterior

Tal vez nadie sepa quién es un tal Christopher Weil. Pero a partir de ahora sabrán que es el diseñador del Serie 2 Coupé/Cabrio y padre de uno de los diseños que, a criterio personal, será muy apreciado dentro de 20 o 30 años, al igual que pasa hoy con el Serie 3 E30. El F22 va a ser un youngtimer. Acuérdense de esto. Es equilibrado, compacto, discreto y con mucha clase. Tiene patente de futuro clásico.

La última actualización (LCI) se caracteriza por el nuevo diseño de la parte frontal con entradas de aire de mayor tamaño y la parrilla ovoide doble más prominente. Ahora son de serie los faros principales de tecnología full LED. Las ópticas albergan los dobles faros redondos clásicos de BMW tiene pero con una forma hexagonal, por lo que tiene una apariencia más moderna.


El lateral es mi ángulo preferido del Serie 2 Coupé. Es imposible no rememorar a los trazos y proporciones del clásico 2002 o mismo de las CS o CSL de los años setenta. Me parece perfecto. Más en esta configuración M Sport, que incorpora el paquete aerodinámico M con faldón delantero, lateral y trasero con moldura de difusor en Dark Shadow metalizado, parrilla BMW con ocho varillas verticales exclusivas con la parte frontal en Schwarz de brillo intenso, Shadow Line de brillo intenso BMW Individual, emblemas "M" en los guardabarros y la moldura de las salidas de escape en cromo de brillo intenso.

Otro detalle de esta configuración son las llantas de aleación ligera M de 18 pulgadas de radios dobles "estilo 461" M en color Ferric Gray sobre neumáticos runflat Bridgestione Potenza S001 en medida 225/40 R18 (adelante) y 245/35 R18 (atrás). Son bastante discretas, pero tienen el detalle de llevar la "M" grabado en uno de los radios, que le queda muy cool.


Yendo al sector trasero, mantiene el diseño característico de las ópticas traseras, pero tras el LCI ahora incorpora unas barras luminosas LED rojas en forma de L, aporta un detalle de diseño que llama la atención de día y en especial de noche. Completa el diseño posterior un baúl con una forma que complica un poco la boca de cargas, pero que se le perdona por tener un baúl con amortiguadores, una verdadera rareza de estos tiempos.

Los Serie 2 Coupé miden 4.432 mm de largo, 1.774 mm de ancho y 1.418 mm de alto . La batalla tiene 2.690 milímetros. Sé que es un facilismo compararlo con el Serie 3 E30, pero hoy es el auto que más parece en dimensiones con ese clásico del diseño alemán. Por ejemplo, su largo era de 4.320 mm, 1.650 mm de ancho y 1.370 mm de alto. Por favor dejen de agrandar las carrocerías, así como está el Serie 2 es (casi) una medida perfecta.


Interior

Los parecidos con el habitáculo de los Serie 1 (ver prueba doble) no es casualidad. A partir del LCI2 que tuvo su hermano de cinco puertas (ver lanzamiento) ambos son todavía más idénticos que antes, por no decir iguales. En el caso de este 220i M Sport, además, el tratamiento deportivo se respira por todos los rincones del interior y la presentación general es la que uno espera de una coupé compacta con prestaciones y seteos tirando hacia lo sport.

Por ejemplo, cuenta con molduras de zócalos "M", reposapiés "M" para el conductor, almohadilla para rodilla a la derecha de la zona de los pies del conductor (¿quedan dudas que esto es un driver's car?), asientos deportivos para conductor y acompañante con tapizados en combinación tela Hexagon/Alcantara Anthrazit con costuras de contraste en azul, volante M de cuero con multifunción, revestimiento interior del techo BMW Individual Anthrazit, costura decorativa en la parte superior del cuadro de instrumentos, mandos del climatizador y la radio con remate en Perlglanz cromado, molduras interiores en Aluminium Hexagon con molduras decorativas en Blau mate, y llave del vehículo con remate en Estoril Blau.


Todo esto se combina con una posición de manejo perfecta y no hay otra forma de decirlo. Se entiende muchas veces por qué BMW insiste tanto sobre este aspecto de los interiores de sus vehículos.

Las regulaciones del volante (en alcance y altura), así como de la butaca del conductor permiten que gente de más de un metro ochenta (e incluso gente de 2 metros plus) se pueda acomodar sin problemas por lo generosas que son y porque son muy variadas y no se extraña un ajuste eléctrico.


Permite incluso bascular la butaca para que los muslos y espalda queden apoyados a la perfección. Tienen además un extensor de muslos, mientras que el único ajuste eléctrico es el del ancho del respaldo. Pese a que le reclamarán ajustes eléctricos por el precio que cuesta, reitero: es perfecta.

Otro detalle que se repite en el Serie 2 que es típico del Serie 1, es que el pilar B queda a la altura de los asientos, lo que repercute en que viajemos en la mitad del auto y tengamos la sensación de tener un mayor control del auto. Es algo inherente de esta plataforma de BMW, así como de todos aquellos modelos de la marca que tengan una disposición longitudinal del impulsor.


El instrumental es el clásico de BMW, pero con un ligero update. Tras el LCI del Serie 2, ahora es digital y retroiluminado, pero mantiene la disposición ya vista en otros modelos, con cuatro elementos de agujas, dos más grandes (tacómetro y velocímetro) y dentro de estos, uno más pequeño para la cantidad de combustible y otro para el económetro de siempre. ¿Tiene medidor de temperatura del líquido refrigerante? Sí, tiene. Pero hay que ir a buscarlo en la completa computadora de a bordo.

Pasando a la consola central está la pantalla multifunción BMW ConnectedDrive a color de 6,5 pulgadas (no táctil) para comandar las funciones del sistema de audio BMW Professional con AM/FM/USB/Bluetooth, audio streaming y BMW Apps (como Spotify, Twitter o Wikipedia, por ejemplo), que se maneja desde la conocida (y archi copiada) interfaz iDrive, una de las más simples, intuitivas y a prueba de tecno-ignorantes que hay en el mercado. Se accede sin problemas a sus infinitas configuraciones y funciones, aunque por el precio ya debería contar con dos elementos: navegador integrado (aunque no hay mapas homologados por BMW para Uruguay) y Apple CarPlay como sí ofrece en otros mercados.


En las plazas traseras hay lugar para dos ocupantes porque como bien sabrán, el Serie 2 es un 2+2. Si tenían intenciones de llevar un quinto pasajero, no solo no tiene apoyacabezas ni cinturón, tampoco existe un asiento para hacerlo. El ingreso no es complejo como en otros modelos de dos puertas (cada vez hay menos) y una vez sentados allí el espacio es el justo. Un detalle: las ventanillas traseras son fijas, aunque podrían ser al menos pivotantes.

Si aquí van adultos de 1,80 m en promedio, las piernas van con cierto ángulo y los muslos no terminan de apoyar bien en el asiento, y la distancia de las rodillas a los asientos delanteros es justa. La altura de la cabeza al techo tampoco es generoso, pero no llega a ser apretada esa cota tampoco, por ejemplo, para un viaje corto. A lo ancho es donde se sentirán más cómodos, por la mencionada ausencia de un tercer espacio para llevar pasajeros. En resumen, es un espacio lógico para un producto de estas características, pero dista mucho de ser abundante.


La capacidad de baúl es correcta si consideramos que los sistemas de tracción posterior suelen robarse más espacio de cargas que en los autos que llevan tracción adelante. El Serie 2 cuenta con 390 litros, ampliables rebatiendo el respaldo trasero en proporción 50:50 (no declaran ese volumen), aunque BMW ofrece entre sus opcionales una repartición más práctica aún: 40:20:40, ideal para llevar objetos a lo largo sin robarle espacio a los dos ocupantes traseros.

Por debajo del piso encontramos la falta de un neumático de repuesto, un mal endémico de los BMW, ya que al tener cuatro neumáticos tipo runflat, ese espacio del baúl queda reservado para guardar algunas herramientas, un kit de reparaciones y la batería del auto, que sirve para contribuir al reparto perfecto de pesos que tiene el Serie 2 Coupé, es decir 50% adelante y 50% atrás. Pero en lo personal, prefiero el auxilio antes que tener la balanza equilibrada.


Motor y transmisión

El 220i utiliza un combo mecánico ya conocido de varios BMW, pero no es por criticarlo. Más bien todo lo contrario, porque es brillante. Es el B48A20M0 del Grupo BMW que fuera probado por Autoblog en su momento también en el Cooper S Hatch (ver prueba), luego en el BMW 120i (ver prueba), X1 sDrive 20i (ver prueba), MINI Cooper S Countryman (ver prueba), hace algunos días atrás en el X2 sDrive 20i (ver prueba) y que también está emparentado con el que se utiliza en el 330 e iPerformance (ver contacto), llamado B48B20M0.

Tiene un cuatro cilindros con 1.998 cc de cilindrada, inyección directa, sistema doble VANOS variación de control de válvulas VALVETRONIC y TwinTurbo (un turbo solo, pero con entrada doble o twin-scroll) capaz de erogar 184 cv de potencia disponibles a las 5.000 vueltas. El torque máximo de 290 Nm está presente entre las 1.350 y 4.250 rpm. La transmisión en el caso de este 220i puede ser solo una Steptronic Sport automática de octava.


Respecto de este dos-cero, como dije en todas esas ocasiones mencionadas, es un impulsor de primer nivel, no es nada que no podamos esperar de un BMW con 184 cv de potencia a disposición. Es decir, se trata de una mecánica muy progresiva y flexible en el uso, pudiéndole sacar un comportamiento sereno y familiar, así como uno más enérgico y explosivo. Tiene doble personalidad, casi como Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

La entrega tanto de potencia como del par no solo es constante, sino también contundente en todo el rango de utilización. Es lo que se dice en la jerga, un motor parejo y elástico. Aquellos menos experimentados se van a llevar una grata sorpresa al acelerarlo a fondo en ruta, porque gracias a tener la tracción atrás, el auto te empuja hacia adelante con una brutalidad tal, casi como si te fueran a eyectar de un avión caza. Pero de forma horizontal, no vertical, claro está. 


La transmisión, por su parte es la que BMW denominan Steptronic Sport. Es una clásica automática con convertidor de par y ocho relaciones más levas al volante, pero que en comparación con las Steptronic "normales", permite un uso más entretenido. Lo que pocos saben es que en realidad es una caja Aisin denominada AWF8F35 y que es usada por una infinidad de marcas. Su funcionamiento es, como cada vehículo que la usa, impecable y cuenta con modo de "navegación a vela", es decir, que cuando marchamos a una velocidad constante y levantamos el pie del acelerador, desacopla la marcha y deja al impulsor regulando a 700 rpm para ahorrar combustible y bajar emisiones. Igual usar esto en un 220i es casi un sacrilegio.

Es muy suave en el paso de marchas, bastante más veloz de lo que podría intuirse al no ser de doble embrague y además sabe aprovechar al máximo cada recoveco de potencia y par que tenga la mecánica. Trabajando con los modos "S" y "M" lleva las marchas hasta el corte de la inyección para pasar luego sola al cambio siguiente, y además se la puede utilizar haciendo rebajes de hasta cinco cambios presionando a fondo la leva izquierda del volante. A su vez, al contar con la función Launch Control, el 220i permite realizar aceleraciones desde parado bastante impresionantes. Es como sentarse en la pala de una catapulta. Pero con una catapulta con Alcantara y extensor de muslos.


BMW declara una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 7,7 segundos con esta configuración mecánica mientras que la velocidad máxima es de 230 km/h. En materia de consumos, las prestaciones según fábrica son: 7,0 l/100 km en ciclo urbano, 4,7 l/100 km en ruta, y 5,5 litros cada 100 km en ciclo mixto, que son números cuando menos prometedores.

Durante las pruebas, logré como mejores cifras 8,2 l/100 km en ciclo urbano, 5,8 l/100 km en ruta, y 7,0 litros cada 100 km en ciclo mixto. Como verán, hay diferencias de consumo entre el registro teórico y el práctico, en especial en ciudad, donde si no tenemos mucho cuidado con el acelerador, (cosa que pasa seguido en el 220i) suelen dispararse con dos dígitos antes de la coma con tranquilidad. El peso en orden de marcha en tanto, es de 1.405 kg, mientras que el depósito de combustible aloja 52 litros de capacidad.


Comportamiento dinámico

Si bien no es un producto nuevo, el BMW Serie 1 (en las dos versiones que probé) a criterio personal sigue siendo el compacto más divertido de manejar de todo el segmento. Por su naturaleza de motor longitudinal, tracción trasera, reparto ecuánime de pesos y en el caso de los últimos que utilicé, caja manual, hacen que sea uno de esos autos que me gustaría que ocupen mi garage de forma permanente. Lo digo sin broma: si tuviera el dinero para comprarlo y mantenerlo, ya mismo estaría en mi garage.

Al tener los mismos basamentos que los Serie 1, el Serie 2 Coupé es esa misma receta, pero presentada en una carrocería con un diseño que enfada a menos gente y que además cada día envejece mejor. Ese seteo más deportivo que caracteriza a estos dos hermanos alemanes los hace una opción más que válida para aquellos que disfrutan del "placer de conducir". Sí, era inevitable usar ese slogan en una nota de BMW. Sé que la "diversión de manejo" es intangible a la hora de juzgar un vehículo, pero se los podría graficar de una manera bien simple: es de esos autos que uno busca excusas todo el tiempo para tener que usarlo. Y durante mis días de prueba, casi que podría llenar un libro de ellas.


En esta configuración con la suspensión M Sport, demuestra una firmeza más marcada que en los Serie 1 normales, por ejemplo. Pero no es un auto incómodo. Es más, se lo puede usar como daily driver sin problemas. Pese a tener los neumáticos runflat, que tienen flancos más duros que los convencionales, solo en algunas (pozos) contadas ocasiones suelen transmitirse sequedades que el propio esquema del chasis no tiene. Es un auto firme, no duro. Y además, paga buenos dividendos una vez que salimos de las calles y caminos tapizados de neglicencia vial.

Más allá de ese detalle, que solo molestará a los que no entiendan que están usado una coupé deportiva, el balance del chasis es una maravilla. Es un esquema que invita a manejarlo durante horas, no solo por las sensaciones que transmite sino por lo bien que combina el confort con un planteo deportivo. De todas formas, aquellos que busquen un andar suave como un almohadón de plumas sobre un sendero de seda, estarán mirando al producto equivocado. Reitero: el Serie 2 es firme, pero tampoco llega a ser un auto áspero.


Párrafo aparte para el trabajo que tiene de dirección. Como ya es moneda corriente en estos tiempos, tiene dirección electroasistida, pero BMW le agrega a esto un sistema llamado Servotronic que se caracteriza por ajustar de forma electrónica el ángulo de giro de las ruedas en función de la velocidad del vehículo, minimizando el esfuerzo para girar el volante, independientemente de la velocidad a la que se circule. El resultado es: una dirección muy directa, firme y comunicativa en lo veloz y a la vez muy desmultiplicada e ideal en las maniobras de estacionamiento por los 5,4 metros de radio de giro. Es perfecta y casi que permite doblar en "U" en todos lados por tener tracción trasera y una carrocería compacta.

Lo otro que utiliza ese término que en este texto ya se repitió unas seis veces entre masculino y femenino, es el impulsor. Es de mis 2.0 favoritos de todo el mercado local. Tiene un comportamiento destacado e ideal para el tránsito urbano, ya que las relaciones de la transmisión le permiten siempre viajar muy relajado y con un imperceptible nivel de ruido hacia el interior. Ya que mencionaba la insonorización, es excelente a nivel de mecánica y ruidos eólicos. Sin embargo, se nota un grado de rumorosidad de los neumáticos en asfaltos rugosos, pero nada que atente contra el confort acústico del habitáculo.


Como ya es un clásico de todos los BMW modernos, el 220i tiene un selector de modos de conducción que se reparte entre cuatro programas: ECO PRO, Comfort, Sport y Sport+. El primero es para priorizar la economía y eficiencia de combustible, gestionando los elementos de confort como el aire acondicionado así como también el motor y su respuesta, ralentizando todas las sensaciones de manejo.

El segundo modo es el que podría considerarse "por default", mientras que los Sport/Sport+ actúan sobre la dirección, la respuesta del acelerador (lo hace más ágil) y según el manual de usuario, también afecta el comportamiento del tren de rodaje y el Sport + además, desconecta todas las asistencias de estabilidad. Entre los tres se nota un cambio mínimo entre los dos primeros, pero más marcado cuando llegamos a los Sport. Pero a la hora de los consumos, ¿hay diferencias? En las pruebas hice el experimento de medirlos con cada modo y los resultados son estos: en modos Sport/Sport+ y Comfort 7,6 l/100 km y 7,4 l/100 km de promedio ruta/ciudad, mientras que en el ECO PRO quedó en 7,0 l/100 km.


La mecánica, por su parte y como ya dije, tiene un comportamiento destacado e ideal para el tránsito urbano, ya que las relaciones de la transmisión automática le permite viajar muy relajado. Trabaja en D8 a 70 km/h a apenas 1.000 vueltas, mientras que en el caso usar el modo "S" de la caja, a igual velocidad el régimen es un poco superior, pero no tanto, 2.100 rpm y con la Steptronic en S5.

En ruta, en tanto, el conjunto se mueve a 110 km/h en D8 a unas relajadas 2.100 vueltas, mientras que pasando la transmisión al seteo deportivo, baja dos marchas (S6) y sube 400 revoluciones el motor (2.500 rpm) a igual velocidad. Las recuperaciones ruteras también son destacadas, yendo de 80 km/h a 110 km/h y con la caja pasando de D8 a D3 y demorando apenas 4,48 segundos.


Ya que hablo de la ruta y de circular a velocidades más elevadas que en ciudad, el comportamiento del Serie 2 es intachable. Acá es donde se pueden apreciar con más claridad los abismos que hay a nivel dinámico entre este producto y los rivales por tener tracción trasera, el reparto de pesos 50:50 y una dirección precisa como un instrumento quirúrgico.

Va siempre con una solvencia envidiable en lo recto, mientras que en las curvas tiene un nivel de predictibilidad sorprendente, y divertido como ningún otro compacto. Además al empujar desde atrás, deja el eje delantero solo tenga que ocuparse de ir donde uno quiere. Incluso siendo el más "descafeinado" de los Serie 2, ya lo estoy extrañando. No quiero saber lo que hubiera sido un M2 entonces.


Equipamiento

Tras la renovación llamada LCI, la gama del Serie 2 a nivel local se articuló de tal forma que este 220i M Sport es el nuevo primer escalón de la familia. Su dotación de confort es bastante completa y ofrece de serie: pack eléctrico (dos levantavidrios, espejos y bloqueo), sdirección servoasistida eléctricamente (Servotronic), función Auto Start&Stop, botón de encendido/apagado, modos de conducción (ECO PRO/Comfort/Sport/Sport+), monitoreo de presión de neumáticos, respaldo trasero rebatible 50:50, computadora de a bordo, molduras interiores Aluminium Hexagon con molduras decorativas en Blau, sensor de lluvia, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, cámara de retroceso, encendido automático de luces con función diurna LED, faros halógenos, instrumental digital full black panel display, faros antiniebla delanteros (LED) y traseros, ópticas traseras LED, climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras, audio BMW Professional con AM/FM/USB/Bluetooth, sistema multimedia iDrive con pantalla multifunción BMW ConnectedDrive a color de 6,5" con BMW Apps, alarma, control de velocidad crucero con función de frenado y limitador de velocidad, tapizados en tela Hexagon/Alcantara Anthrazit con costuras de contraste en azul, asientos deportivos delanteros regulables en altura con extensor para muslos y regulación eléctrica del ancho del respaldo, molduras de entrada delante con inserciones de aluminio y anagrama "M", volante multifuncional M en cuero regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas, interior del techo BMW Anthrazit, paquete de iluminación con luz interior de tono variable naranja-blanco, pedalera y reposapiés M, selector de cambio corta con logotipo "M", combinación de instrumentos con detalles y escala en rojo, llave del vehículo con remate en Estoril Blau, paquete aerodinámico M con paragolpes delantero especial, faldones laterales y faldón trasero con moldura en Dark Shadow metalizado, marco de parrilla en Schwarz de brillo intenso y marco en cromo de brillo intenso, shadow line de brillo intenso BMW Individual, molduras del tubo de escape en cromo de brillo intenso, suspensión deportiva M, anagrama "M" lateral, faros delanteros full LED, techo solar eléctrico, y llantas de aleación ligera M de 18 pulgadas de radios dobles "estilo 461" M en color Ferric Gray sobre neumáticos runflat en medida 225/40 R18 (adelante) y 245/35 R18 (atrás).


Al no tener en el sistema iDrive los mapas homologados para Uruguay, por lo que también carece de navegador. Sin embargo, en otros mercados existe una solución para ese problema que es el sistema BMW ConnectedDrive con sistemas como Apple CarPlay que sí está disponible en otros mercados, aunque no para el nuestro, como ya comenté más arriba en el informe. Un faltante que muchos podrían reclamar son las butacas con regulación eléctrica, pero es un opcional que se puede pagar aparte y para serles sincero, no cambia en nada la perfecta posición de manejo que ya tiene este producto.


Seguridad

Todos los Serie 2 llevan de serie: seis airbags, frenos ABS, sistemas DSC, ASC y DTC, asistencia de frenado en curvas CBC, control dinámico de los frenos DBC, función de secado de discos y pastillas, compensación de fading, asistente para pendientes, cinturones de tres puntos de anclaje y apoyacabezas en todos los asientos, fijaciones ISOFIX y TopTether en las plazas traseras, y monitoreo de presión de neumáticos.

Se trata de una dotación bastante completa, en otros mercados como el europeo, BMW está ofreciendo, de serie u opcional según cada región, elementos que ya deberían comenzar en nuestro mercado a popularizarse, al menos en segmentos superiores, como son el alerta de ángulo ciego, de cambio de carril involuntario, de alerta de colisión inminente, el frenado automático en ciudad con detección de peatones, y la alerta de cansancio del conductor, que conforman el paquete de asistencias que la marca alemana denomina Driving Assistant.


Los frenos, por su parte, son de discos ventilados en ambos ejes y tienen un comportamiento intachable. Para recto, con una desaceleración marcada que se siente mucho en el cuerpo, y además enciende las balizas si la frenada es de emergencia, con el fin de alertar a los conductores que vienen detrás nuestro. Diez puntos.

También tiene los sendos controles de tracción y estabilidad, que BMW denomina DSC y DTC. A diferencia de algunos competidores, en el 220i el grado de desconexión es total en ambos casos. El primero se desactiva con una pulsación de unos tres segundos, mientras que para apagar el control de estabilidad, hay que presionar el comando durante diez segundos y uno quedará "a la buena de la física." También se los puede apagar por completo utilizando el modo de conducción Sport+.


Precio y garantía

Antes de comenzar a desglosar este penúltimo punto de análisis de la prueba, una aclaración. Considero que el Serie 2 no tiene rivales directos en el mercado por su configuración de coupé compacta de tracción trasera. A su vez, por su precio, que en la unidad probada es de U$S 67.900, no tiene nada similar a su alrededor. En Uruguay, el resto de la gama se compone por los M240i Coupé 3.0 T Steptronic Shadow Line (U$S 109.900), M240i Cabrio 3.0 T Steptronic Shadow Line (U$S 129.900) y completa la mano el M2 Competition 3.0 T M-DCT Drivelogic (U$S 159.900). La garantía en todos los casos es de 2 años sin límite de kilometraje.

Lo más similar a un 220i Coupé M Sport 2.0 T Steptronic sería el Audi TT Coupé 2.0 TFSI S tronic (U$S 94.900), que no solo supera al BMW en términos de potencia (230 cv contra los 184 cv del 220i) sino que además su precio es bastante más elevado: cuesta U$S 28.000 más. Pero en beneficio del BMW, el Audi no cuenta con un planteo de tracción trasera y las plazas posteriores del Serie 2 son apenas habitables, mientras que las del TT son testimoniales.


Tratar de hablar de compras racionales en este tipo de productos es hacerse zancadillas mentales. Tanto este Serie 2 como ese rival semi-directo como es el Audi TT Coupé son productos que se eligen por querer sacarse un gusto más que por buscar cubrir una necesidad de uso. Están pensados para ser disfrutados más que nada por su dueño y no tienen elementos como el espacio interior, la economía de combustible o el confort de marcha como motores de una elección.

Entre los dos, y habiéndolos probado también a ambos, creo que la definición es clara: me quedo con el 220i. Si bien la potencia del motor es bastante inferior que la del modelo de Ingolstadt, en términos dinámicos y de diversión de manejo, el producto bávaro cierra una ecuación más redonda. Y como si fuera poco, también lo hace a un valor de venta considerablemente menor. Sin ir más lejos, con los 28 mil dólares que los separan, lleno de opcionales al BMW. E incluso me sobraría dinero. O pongo un poco más y me llevo un M240i Coupé.


Conclusión

Haber probado el Serie 2 es saldar una de las tantas "cuentas pendientes" que tenía en mi oficio como periodista especializado. Es un producto que siempre me gustó, al igual que su antecesor, el Serie 1 Coupé. Son dos modelos que resumen todo lo que alguien que gusta de conducir busca en un auto: tracción trasera, silueta coupé, tamaño compacto y que sea tan divertido de manejar como equilibrado en su comportamiento. Y lo que es mejor: que sea, dentro de todo, accesible. Perdón. "Alcanzable".

Para encontrar algo con un planteo similar hay que irse por arriba de los 100 mil dólares (y eso que hay algunos Serie 2 que llegan a esos valores) para poder llegar a un producto que combine tan bien todos estos factores. Es cierto, 67.000 dólares no es para todos los bolsillos y mucho menos sostener el costo de mantenimiento de un producto así en términos de seguro y patente. Pero de nuevo, es buscar racionalizar lo irracional.


El Serie 1 ya encapsulaba de forma magistral los factores que hacen del Serie 2 un producto exquisito. Eso sí, a valores mucho más accesibles. Sin ir más lejos, un 120i M Sport cuesta U$S 10.000 menos que este 220i Coupé M Sport, no solo compartiendo la mecánica, transmisión y equipamiento. Entonces es donde yace la pregunta, ¿vale la pena pagar ese extra solo por perder dos puertas pero ganar unos pocos litros de baúl más?

Desde la lógica, diría que no. Pero por otra parte, considero que el nivel de depreciación que va a tener el 120i será mayor dentro de unos años, así que viéndolo como una inversión más que un gasto, el 220i va a mantener mejor el dinero que gastamos. De nuevo, perdonen que otra vez me haya entreverado queriendo intentar pasar por el tamiz de la racionalidad algo irracional. Es como analizar desde la óptica de una nutricionista una parrillada completa. Le sacamos toda la gracia, ¿no?.


Como dije más arriba, estos dos párrafos son las zancadillas que uno se hace para tratar de justificar algo que su hemisferio derecho está pidiendo a gritos no dejando que el izquierdo se haga escuchar. Ambos son productos que apelan a lo mismo, aunque en envases diferentes. El Serie 2 es un futuro clásico. El Serie 1 seguirá siendo durante muchos años la puerta de entrada a BMW para varios clientes, pero ya anunció que perderá la tracción trasera en la próxima generación, cosa que no pasará con el Serie 2. Uno tendrá el pedigree que al otro siempre le faltará.

Sin embargo, lo que es más destacado de este modelo, y que también remarqué en la prueba doble de los Serie 1 el año pasado, es que BMW es la única marca junto a Porsche que desde la versión más mundana, simple y básica ya entrega ese handling que otras firmas solo le ofrecen a los clientes que pagan más. Por eso desde el punto de vista de su relación "precio/sonrisas por kilómetro", la diversión de manejo en este Serie 2 es un opcional que viene incluido en el precio. Nos vemos dentro de 20 años, 220i. En una época en la que te pueda tener como mi youngtimer preferido del futuro.



A favor
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos en ruta
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Diversión de manejo
  • Equilibrio de suspensiones
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Posición de manejo
  • Prestaciones


En contra
  • Sin neumático de auxilio
  • Plaza traseras justas


FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.998
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 11:1
Diámetro x carrera (mm): 94,6 x 82,0
Inyección: directa con turbocompresor twin-scroll intercooler, control variable de válvulas (VALVETRONIC) y doble sincronización variable del árbol de levas (doble VANOS)
Potencia máxima (cv/rpm) 184/5.000 
Torque máximo (Nm/rpm) 290/1.350-4.250
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial con ocho relaciones
Tracción trasera
De piñón y cremallera servoasistida eléctricamente (Servotronic)
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos ventilados
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente de doble articulación con barras estabilizadoras
Trasera: multilink de cinco brazos con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 225/40 R18 (adelante) y 245/35 R18 (atrás)
Rueda auxiliar: N/D
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 230
Aceleración 0/100 km/h (s) 7,2
Consumo (l/100km) Urbano: 7,0 - Carretera: 4,7 - Mixto: 5,5
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 390
Peso en vacío (kg) 1.475
Peso en orden de marcha (kg) 1.405
Largo total (mm) 4.432
Ancho total (mm) 1.774
Alto total (mm) 1.418
Distancia entre ejes (mm) 2.693
Capacidad del tanque de combustible (l) 52

Galería: BMW 220i Coupé M Sport 2.0 T Steptronic | Créditos: Autoblog, FPhotograph y Diego Olivera.

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Anagrama "M" lateral
Faros delanteros full LED con luces diurnas LED
Faros antiniebla delanteros y traseros LED
Faros traseros LED
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Paquete aerodinámico M Sport con paragolpes delantero especial, faldones laterales y faldón trasero con molduras en Dark Shadow metalizado
Paquete de iluminación exterior
Shadow line de brillo intenso BMW Individual
Techo solar eléctrico
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Alarma
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (4)
Asistencia de frenado en curvas (CBC)
Ayuda al arranque en pendientes
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (4)
Control dinámico de los frenos (DBC)
Control de estabilidad (ASC)
Control dinámico de estabilidad (DSC)
Control dinámico de tracción (DTC)
Control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC)
Frenos ABS
Función de secado de discos y pastillas con compensación de fading
Monitoreo de presión de neumáticos
CONFORT
Apliques interiores en Aluminio Hexagon Anthrazit con molduras decorativas en Blau
Asiento trasero rebatible 50:50
Asientos deportivos delanteros regulables en altura con extensor para muslos y regulación eléctrica del ancho del respaldo
Botón de encendido/apagado
Cámara de retroceso
Climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras
Computadora de a bordo
Combinación de instrumentos con detalles y escala en rojo
Dirección con asistencia electro-mecánica variable (Servotronic)
Encendido automático de luces con función diurna
Espejos exteriores regulables eléctricamente
Función Auto Start&Stop
Función Launch Control
Levantavidrios eléctricos delanteros con sistema "one touch"
Limitador de velocidad y control de velocidad crucero dinámico con función de frenado
Interior del techo BMW Anthrazit
Instrumental digital full black panel display
Modos de conducción (ECO PRO/Comfort/Sport/Sport+)
Molduras de entrada delante con inserciones de aluminio y anagrama "M"
Paquete de iluminación con luz interior de tono variable naranja-blanco
Pedalera y reposapiés M
Performance Control
Sistema de audio BMW Professional con AM/FM/USB/Bluetooth
Sistema multimedia iDrive con pantalla multifunción a color de 6,5 pulgadas pantalla multifunción BMW ConnectedDrive con BMW Apps
Seis parlantes
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Suspensión deportiva M Sport
Tapizados en tela Micro Hexagon/Alcantara Anthrazit
Volante multifunción deportivo M en cuero con regulación en altura y profundidad con levas de cambio integradas

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 67.900. Garantía: 2 años sin límite de kilometraje

COMERCIALIZA:

Motor Haus. Ramón Escobar 1330. Tel. 29243125. Web: www.bmw.com.uy