Prueba: BMW X2 sDrive 20i M Sport X 2.0 T DKG Steptronic

viernes, 17 de agosto de 2018



Evaluamos al BMW X2 en su variante sDrive 20i M Sport X, con el motor 2.0 turbo de 192 cv y caja automática de séptima.
Durante cuatro días y por más de 850 kilómetros evaluamos al BMW X2. Probamos a la variante sDrive 20i M Sport X. Lleva una mecánica 2.0 T de 192 cv de potencia, con tracción delantera y transmisión automática Steptronic de doble embrague y siete relaciones.

El nuevo crossover de BMW derivado del X1 (ver lanzamiento), el X2 es la última incorporación de la gama "X" a nivel local. Se diferencia de aquel por tener un planteo más deportivo, aunque compartiendo la plataforma ULK2 que también es utilizada, entre otros modelos del Grupo BMW, por el MINI Countryman (ver lanzamiento). 

Nació primero como un concept en el Salón de París 2016 (ver nota) y la versión de producción conocida como F39 (así es el código interno) fue presentada a nivel global en octubre de 2017 (ver nota), y debutó en el Salón de Detroit 2018. Apenas unos meses después, nuestro mercado es uno de los primeros en recibirlo en toda Latinoamérica, algo que no pasa muy seguido por estos lares (ver nota).


A Uruguay llegó en febrero (ver lanzamiento) importado desde Regensburg, Alemania en dos versiones, Urban y M Sport X, ambas equipadas con el conocido motor 2.0 cuatro cilindros con turbo capaz de producir 192 cv de potencia con tracción delantera, que la marca denomina sDrive. 

Va asociado a una nueva transmisión automática secuencial Steptronic Sport de de siete relaciones y doble embrague, que BMW llama DKG (sigla del alemán Doppel Kupplungs Getriebe). En nuestro mercado los precios van entre los U$S 69.900 (X2 sDrive 20i Urban) y U$S 82.900 (X2 sDrive 20i M Sport X). Autoblog pudo evaluar a esta última variante y a continuación se transcribe el análisis.


Exterior

Voy a comenzar el análisis exterior haciendo una confesión. Cuando vi por primera vez en París 2016 al X2 Concept de veras me costó encontrarle el sentido a sus líneas. Esa especie de hatchback anabolizado no me pareció un diseño muy agraciado ni comprensible. Una vez que el modelo se mostró en su vestimenta de producción, me comenzó a gustar un poco más. Hoy, me encanta.

Esa evolución en el gusto recae sobre el hecho de ser el BMW X "menos X" de su gama. En un mundo donde las gamas de sport utilities son una oda a las muñecas rusas (mamushkas), los alemanes decidieron romper un poco incluso siendo ellos unos de los que siguen esa tendencia. El X2 luce fresco, juvenil, y diferente a todo lo que tiene la marca en oferta. Y si le sumamos el color "Misano Blau Metalizado" de la unidad probada, el resultado es un imán de miradas cada vez que uno pasa manejándolo. Es más, perdí la cuenta de las veces que me sacaron fotos en la calle mientras lo usaba.


En el frontal la clásica parrilla de los "dos riñones" ahora cambia de fisonomía y está como invertida en comparación a otros BMW. En esta variante M Sport X, además, se nota una estética más agresiva que en la versión Urban. Por ejemplo, aparecen los emblemas "M" en los guardabarros además de tener un paragolpes delantero específico, así como faldones laterales y faldón trasero con molduras en Frozen Grey metalizado.

Visto en el lateral, más allá del diseño, lo que destaca de este ángulo son dos detalles. El primero es el emblema de la Bayerische Motoren Werke en el pilar C, al mejor estilo de las coupés CS y CSL de los años setenta. El otro son las llantas de aleación. Son enormes, pero también muy atractivas. En esta variante M Sport X son de 20 pulgadas con radios dobles "estilo 716 M" sobre neumáticos runflat Pirelli P Zero en medida 225/40 R20.


En el sector posterior tiene su rasgo más conservador de todo el exterior. Tiene una luneta muy pequeña que junto al mencionado pilar C, complican bastante la visibilidad hacia los ¾ traseros. En términos de diseño, es una sana costumbre de BMW no ocultar las salidas de escape como lo hacen otras marcas premium. Le quedan muy cool y además el sonido que emiten es bastante agradable.

Pasando a las dimensiones, el X2 es el hermano "descontracturado" del X1, por lo que tiene unas cotas bastante parecidas, aunque no idénticas. Mide 4.360 mm de largo, 1.824 mm de ancho, y 1.526 mm de alto. La distancia entre ejes, en tanto, es de 2.670 mm. Si lo comparamos con aquel, es más corto (-79 mm), apenas más ancho (+3 mm) y mucho más bajo (-86 mm), pero conserva la misma batalla.


Interior

Adentro el X2 también sigue una receta similar a la de su hermano familiero, pero con un planteamiento más sport y cool. Varios elementos son compartidos entre ambos, pero en el X2 y en especial con el paquete M Sport X, todo el habitáculo gana mucha más personalidad que en los X1 más convencionales. Digamos que es como ver a dos gemelos vestidos uno con un buzo de lana y pantalón de pana, y al otro con un traje de neopreno listo para hacer surf.

Por ejemplo, hay una invasión de emblemas "M" o guiños a la división deportiva de BMW por todos lados. Están en los zócalos de las puertas, en el volante, en las costuras de los tapizados, y en el reposapiés de la pedalera. Pero están justificadas. Es un SUV, perdón, SAC como dicen en Munich, y tiene que demostrarlo a toda costa. Lo otro, son las múltiples costuras y apliques en Blau (azul, en deutsche).


En un elemento donde sí se diferencia y bastante del X1 es en la forma en la que uno se sienta al volante, porque en el X2 se puede viajar mucho más cerca del piso, casi como si se una berlina se tratase. La posición de manejo es magnífica como en aquel, con múltiples regulaciones del asiento y de la columna de dirección. La regulación es eléctrica en ambas butacas y cuenta a su vez con dos memorias para el conductor.

Pero lo mejor de esta versión es que tiene las mejores butacas que vi en este segmento. También llevan el tratamiento "M" al contar con unas diminutas costuras con los colores de esa división (celeste/azul/rojo), extensor para muslos manual, pero lo que es mejor es la sujeción lateral (con regulación eléctrica del ancho del respaldo) que ofrecen así como también el tapizado, que es hermoso y tiene la mejor combinación de todas: tela Micro Hexagon/Alcantara Anthrazit. Si hay que hablar de la calidad, es la misma del X1, es decir: bastante buena en líneas generales, con abundancia de plásticos de inyectado blando y sin ruidos a encastres deficientes. Está entre las mejores del segmento.


El instrumental es el clásico de BMW, pero con un ligero remix. Ahora es digital y retroiluminado (las agujas se ponen en color naranja durante la noche, lindo detalle), pero mantiene la disposición ya vista en otros modelos, con cuatro elementos de agujas, dos más grandes (tacómetro y velocímetro) y dentro de estos, uno más pequeño para la cantidad de combustible y otro para el económetro de siempre. ¿Tiene medidor de temperatura del líquido refrigerante? Sí, tiene. Pero hay que ir a buscarlo en la completa computadora de a bordo.

Pasando a la consola central está la pantalla multifunción BMW ConnectedDrive a color de 6,5 pulgadas (no táctil) para comandar las funciones del sistema de audio BMW Professional con AM/FM/CD/USB/Bluetooth, audio streaming y que se maneja desde la conocida (y archi copiada) interfaz iDrive, una de las más simples, intuitivas y a prueba de tecno-ignorantes que hay en el mercado. Se accede sin problemas a sus infinitas configuraciones y funciones, aunque por el precio ya debería contar con dos elementos: navegador integrado (aunque no hay mapas homologados por BMW para Uruguay) y Apple CarPlay como sí ofrece en otros mercados.


Ese diseño con un techo más bajo hace que el habitáculo del X2 sea un poco más pequeño que el de X1, pero no por eso poco habitable. Dos adultos van cómodos en las plazas posteriores con la limitante de que si miden más de 1,80 m de alto, la distancia de la cabeza al techo será menor a la de su hermano con el dígito impar y viajarán algo más justos en esa cota, pero no incómodos. La distancia para las piernas es muy buena, mientras que el ancho es el suficiente para ir con comodidad.

Ya en la plaza central es donde se nota la mayor diferencia. Al tener un enorme techo panorámico y un asiento más alto que en los laterales, así como también un túnel de transmisión (innecesario en los X2 vendidos en Uruguay, dado que son todos de tracción delantera), digamos que se compromete bastante la habitabilidad en este lugar. El ancho tampoco es muy generoso. Digamos que si se busca llevar pasajeros atrás de forma frecuente, lo más lógico es ir por un X1.


El volumen del baúl es de 470 litros, lo que significa que es 37 litros menos que el del modelo del que deriva. Abatiendo los respaldos de los asientos traseros en proporción 40:20:40, el volumen de carga puede aumentarse hasta los 1.335 litros. Por debajo del piso de cargas (de excelente calidad) una sorpresa. Pese a contar con neumáticos runflat, BMW decidió dotar al X2 de un auxilio. Eso sí, es un Continental temporario en medida T115/95 R17.

Es una solución que compensa a medias el problema de las runflat en caso de romper una, porque la galletita nos permite seguir hasta poder reparar a la dañada. Pero de todas formas, el auxilio temporario siempre debe ser colocado en aquellas ruedas que no son motoras, en este caso, las de atrás. Por ende, si rajamos un neumático delantero y tenemos que cubrir una larga distancia hasta una gomería, habrá que hacer dos cambios en lugar de uno solo, a diferencia de cuando tenemos un neumático idéntico a los titulares guardado en el baúl pronto para la acción.


Motor y transmisión

Al usar los mismos cimientos que el X1, el X2 presenta una oferta mecánica más que conocida. Se trata del B48A20M0 del Grupo BMW que fuera probado por Autoblog en su momento también en el Cooper S Hatch (ver prueba), luego en el BMW 120i (ver prueba), X1 sDrive 20i Luxury (ver prueba), MINI Cooper S Countryman (ver prueba) y que está emparentado con el que se utiliza en el 330 e iPerformance (ver contacto), llamado B48B20M0.

Códigos nerds a un lado, el X2 usa un motor transversal (en los Serie 1, 2 y 3, va en posición longitudinal) de 2.0 litros (1.998 cc), cuatro cilindros con BMW TwinPower Turbo (un turbo solo, pero con entrada doble o twin-scroll), inyección directa, sistema de regulación variable de las válvulas (VALVETRONIC), y control variable del árbol de levas (doble VANOS). Eroga 192 cv entre 5.000 y 6.000 rpm, y un torque de 280 Nm entre las 1.350 y 4.600 vueltas.


Como dije más arriba, es una mecánica conocida dentro de la Bayerische Motoren Werke y como no podía ser proveniente de una marca cuyo nombre es "fábrica de motores de Bavaria" su rendimiento y prestaciones son excelentes. Se destaca por ser progresiva y flexible, pudiéndole sacar un comportamiento sereno y familiar, así como uno más enérgico y deportivo cuando queramos.

A su vez, en el modo "Sport" de utilización, tiene un acelerador más vivaz y rápido de reacciones, aunque a diferencia de su hermano el Cooper S Countryman, no lo acompaña con sonidos más roncos y juguetones de los escapes. Sin embargo, no por eso deja de ser un producto igual de divertido de usar que aquel. La entrega tanto de potencia como del par no solo es constante, sino también contundente en todo el rango de utilización. Es lo que se dice en la jerga, un motor "parejo y elástico".


El X2 es uno de los primeros BMW en incorporar la nueva transmisión de doble embrague y siete relaciones que toma la posta de la Aisin con convertidor de par y ocho relaciones, denominada AWF8F35. La DKG Steptronic Sport fue una de las mayores sorpresas que me llevé en lo que va del año. Por primera vez una transmisión de doble embrague puede empardar en funcionamiento a la referencia que es la S tronic/DSG del Grupo Volkswagen. Es igual de veloz y eficiente que aquella, pero utilizada en su modo "Sport", es menos brusca y más suave. Habrá que probarla en más modelos de BMW/MINI para corroborar si pasa a ser la nueva vara con la que medir al resto.

A su vez, al contar con la función Launch Control, el X2 permite realizar aceleraciones desde parado bastante sorprendentes para un vehículo de este tamaño y peso. También es un chiche muy adictivo. Pero como todo vicio hay que tratar de usarlo con moderación para prolongar la vida útil de los neumáticos delanteros. Si bien la Steptronic Sport de octava ya era brillante, esta DKG Steptronic Sport de séptima y con dos embragues logró superarla en todo sentido. Ojalá la popularicen a más modelos de la marca de ahora en más, porque es excelente por donde se la mire.


BMW declara una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 7,7 segundos con esta configuración mecánica mientras que la velocidad máxima es de 227 km/h. En materia de consumos, las prestaciones según fábrica son: 6,8 l/100 km en ciclo urbano, 4,8 l/100 km en ruta, y 5,5 litros cada 100 km en ciclo mixto, que son números cuando menos prometedores.

Durante las pruebas, logré como mejores cifras 8,9 l/100 km en ciclo urbano, 6,0 l/100 km en ruta, y 7,4 litros cada 100 km en ciclo mixto. Como verán, hay diferencias de consumo entre el registro teórico y el práctico, en especial en ciudad, donde si no tenemos mucho cuidado con el acelerador, (cosa muy fácil de hacer) suelen dispararse con dos dígitos antes de la coma con tranquilidad. El peso en orden de marcha en tanto, es de 1.460 kg, mientras que el depósito de combustible aloja 51 litros de capacidad.


Comportamiento dinámico

El X2 es 100 kg más liviano que un X1, y esto se puede notar en la agilidad de manejo que entrega en comparación con aquel. No es que su hermano sea "lento". Lo que trato de decir es que este X2 se lo siente más "ligero de pies" en cuanto a sus reacciones y comportamiento dinámico. No solo tiene un aspecto más deportivo. Desde el chasis también tiene cómo respaldar ese concepto al aportar también mayor rigidez.

A su vez esta versión M Sport X cuenta con la suspensión deportiva M Sport, que es apenas más firme que la que utiliza la versión Urban, pero es idéntica a la que lleva el X1 en su configuración 20i M Sport en nuestro mercado (ver lanzamiento). El andar es cómodo a niveles border, pero si lo enfrentamos con la competencia directa de este SUV, notaremos que el esquema es bastante más firme que en aquellos, o al menos cercano al de las versiones más deportivas que ofrecen.


Entonces si sumamos una suspensión más firme que la que lleva el X1, y lo combinamos con los neumáticos runflat (más duros que los convencionales) en medida 225/40 R20 para muchos el X2 será el menos ideal para lidiar con el estado lamentable de algunas rutas y calles de nuestro país. Pero en contrapartida, tendrán el SUV compacto con el mejor comportamiento dinámico del segmento y por ende, uno de los más entretenidos, ágiles y divertidos de utilizar.

Es cierto que en la vida urbana las suspensiones copian demasiado las irregularidades y las sequedades de la calzada se perciben con mayor claridad que en otros SUVs compactos, pero en contrapartida tendrá una gran recompensa cuando se sale a la ruta. Todo esto se ve magnificado si elegimos neumáticos tan grandes como los de la unidad probada. Con unos de dos pulgadas menos, seguro que no pasaría lo mismo. Si no te va el andar duro, elegí el X2 en configuración Urban.


La dirección, por su parte, es de piñón y cremallera con asistencia eléctrica. Pero a diferencia de otras de este tipo, esta es una muy directa y comunicativa en lo veloz y a la vez muy desmultiplicada y amable con los brazos en las maniobras de estacionamiento. Es perfecta y casi que permite teletransportarse en diagonal como si fuera un kart. No cuenta con el maravilloso sistema Servotronic de radio variable que sí llevan algunos BMW de tracción trasera, pero de todas formas se las apaña.

Saliendo un poco de las sensaciones dinámicas, hablaré de algo más racional y es la insonorización. Es excelente a nivel de mecánica y ruidos eólicos con doble burletería en todas las aberturas de la carrocería y no se perciben tampoco crujidos estructurales ni nada que se le parezca. Sin embargo, en la unidad probada se notaba cierta rumorosidad de los neumáticos en asfaltos rugosos, pero nada que atente contra el confort acústico del habitáculo en líneas generales.


Al igual que pasa con otros BMW, el X2 va dotado de tres modos de conducción: ECO PRO, Comfort y Sport. El primero es para priorizar la economía y eficiencia de combustible, gestionando los elementos de confort como el aire acondicionado así como también el motor y su respuesta, ralentizando todas las sensaciones de manejo.

El segundo modo es el que podría considerarse "por default", mientras que el Sport actúa sobre la dirección, la respuesta del acelerador (lo hace más ágil) y según el manual de usuario, también afecta el comportamiento del tren de rodaje. Entre los tres se nota un cambio mínimo al usarlos, pero a la hora de los consumos, ¿hay diferencias? En las pruebas hice el experimento de medirlos con cada modo y los resultados son estos: en modos Sport y Comfort, fueron de 7,8 l/100 km y 7,6 l/100 km de promedio ruta/ciudad, mientras que en el ECO PRO quedó en 7,4 l/100 km.


La mecánica, por su parte y como ya dije, tiene un comportamiento destacado e ideal para el tránsito urbano, ya que las relaciones de la transmisión automática le permite viajar muy relajado. Trabaja en D6 a 70 km/h a apenas 1.300 vueltas, mientras que en el caso usar el modo "S" de la caja, a igual velocidad el régimen es un poco superior, pero no tanto, 1.700 rpm y con la DKG Steptronic en S5.

En ruta, en tanto, el conjunto se mueve a 110 km/h en D7 a unas relajadas 1.700 vueltas, mientras que pasando la transmisión al seteo deportivo, baja una marcha (S6) y sube 500 revoluciones el motor (2.100 rpm) a igual velocidad. Los adelantamientos también son bastante veloces, pudiendo bajar de D7 a D3 en un pestañeo con el kick-down de la caja y pasando de 80 a 110 km/h en 5,3 segundos.


Ya que hablo de la ruta y de circular a velocidades más elevadas que en ciudad, el comportamiento de este X2 es intachable. Acá es donde se pueden apreciar con más claridad los abismos que hay a nivel dinámico entre este producto y los rivales por tener un chasis seteado hacia un lado más deportivo que confortable. Va siempre con una solvencia y aplomo envidiables en lo recto, mientras que en las curvas tiene un nivel de predictibilidad sorprendente, y es divertido como ningún otro SUV compacto.

Tal vez la versión con tracción integral xDrive que se ofrece en otros mercados aporte un extra de agarre en un tren delantero que en este X2 sDrive tiene que hacer tres cosas al mismo tiempo: doblar, soportar casi 300 Nm de par y saber bajarlos al piso sin detonar los neumáticos. Por suerte el arsenal tecnológico le reduce un poco de trabajo, pero igual se llega a notar la exigencia extra.


Equipamiento

Listar todo el equipamiento que se le puede poner de forma opcional a un X2 requería un informe aparte. En el caso de la unidad probada era la más equipada de las dos que se ofrecen en el mercado local y su dotación es bastante generosa de por sí, aunque le faltan dos cosas: espejo interno con anti-encandilamiento automático y llave con apertura/cierre manos libres, que se pueden sumar como opcional, claro está. De todas formas, cada cliente tendrá que evaluar si vale la pena saltar de los 69.900 del nivel Urban a los 82.900 del X2 M Sport X probado.

Cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), alarma, sensor de lluvia, encendido automático de luces con función diurna LED, función Auto Start&Stop, botón de encendido/apagado, computadora de a bordo, climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras, control de velocidad crucero con función de frenado y limitador de velocidad, audio BMW Professional con AM/FM/CD/USB/Bluetooth, sistema multimedia iDrive con pantalla multifunción BMW ConnectedDrive a color de 6,5 pulgadas, cámara de retroceso, modos de conducción (ECO PRO/Comfort/Sport), luces traseras LED, faros delanteros full LED, faros antiniebla delanteros y traseros LED, respaldo trasero rebatible 40:20:40, portón trasero con apertura y cierre automáticos, barras de techo longitudinales en shadow line de brillo intenso, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas, paquete aerodinámico M Sport X con paragolpes delantero especial, faldones laterales y faldón trasero con molduras en Frozen Grey metalizado, shadow line de brillo intenso BMW Individual, anagrama "M" lateral, barras de techo longitudinales en shadow line de brillo intenso, suspensión deportiva M Sport, tapizados en tela Micro Hexagon/Alcantara Anthrazit, pedalera y reposapiés M, molduras interiores en Aluminio Hexagon Anthrazit con acentos en Perlglanz cromado, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, asistente de estacionamiento activo, techo solar eléctrico panorámico, asientos deportivos delanteros regulables en altura con extensor para muslos, regulación eléctrica del ancho del respaldo y dos memorias para conductor, y llantas de aleación ligera M de 20 pulgadas con radios dobles "estilo 716 M" sobre neumáticos runflat en medida 225/40 R20.


Más allá de tener casi todo lo que se puede pedir por este precio, de todas formas aparecen algunos faltantes que se encuentran en productos de menor valor. Por ejemplo, el sistema iDrive no cuenta con mapas homologados para Uruguay, por lo que también carece de navegador. Sin embargo, en otros mercados existe una solución para ese problema que es el sistema BMW ConnectedDrive con sistemas como Apple CarPlay que sí está disponible en otros mercados, aunque no para el nuestro, como ya comenté más arriba en el informe.


Seguridad

Todos los X2 llevan de serie: seis airbags, frenos ABS, sistemas DSC, ASC y DTC, asistencia de frenado en curvas CBC, control dinámico de los frenos DBC, función de secado de discos y pastillas, compensación de fading, asistente para pendientes, cinturones de tres puntos de anclaje y apoyacabezas en todos los asientos, fijaciones ISOFIX y TopTether en las plazas traseras, y monitoreo de presión de neumáticos.

Se trata de una dotación bastante completa, en otros mercados como el europeo, BMW está ofreciendo, de serie u opcional según cada región, elementos que ya deberían comenzar en nuestro mercado a popularizarse, al menos en segmentos superiores, como son el alerta de ángulo ciego, de cambio de carril involuntario, de alerta de colisión inminente, el frenado automático en ciudad con detección de peatones, y la alerta de cansancio del conductor, que conforman el paquete de asistencias que la marca alemana denomina Driving Assistant.


Los frenos, por su parte, son de discos ventilados en ambos ejes y tienen un comportamiento intachable. Para recto, con una desaceleración marcada que se siente mucho en el cuerpo, y además enciende las balizas si la frenada es de emergencia, con el fin de alertar a los conductores que vienen detrás nuestro. Diez puntos.

También tiene los sendos controles de tracción y estabilidad, que BMW denomina DSC y DTC. A diferencia de algunos competidores, en el X2 el grado de desconexión es total en ambos casos. El primero se desactiva con una pulsación de unos tres segundos, mientras que para apagar el control de estabilidad, hay que presionar el comando durante diez segundos.


Precio, garantía y competidores

La gama del X2 es bastante acotada a nivel local, dado que son dos versiones. Arranca en los U$S 69.900 del nivel sDrive 20i Urban y termina en los U$S 82.900 del sDrive 20i M Sport X. Son valores elevados en ambos casos si se los compara con los X1 equivalentes, que cuestan en el caso del X1 sDrive 20i Comfort 2.0 T DKG Steptronic, U$S 65.900 y para equiparar con el evaluado ahora, sería un X1 sDrive 20i M Sport 2.0 T DKG Steptronic, que vale U$S 73.900.

Es decir, al X2 lo separan U$S 4.000 y U$S 9.000 de diferencia frente a su hermano más racional. Es mucha plata. Pero también es el precio a pagar por tener el mejor seteo a nivel deportivo de este segmento así como también un diseño diferente a todo. Irá en cada consumidor si prefieren sopesar eso por sobre la practicidad y modularidad de uso que puede ofrecer un X1.


Los competidores del X2 son casi los mismos que los de su hermano. Considerando que el probado es el más equipado de la gama, los rivales son los siguientes: Audi Q3 2.0 TFSI S tronic Sport Plus - (U$S 80.900), Jaguar E-Pace Pure SE P250 AWD 2.0 A/T (U$S 105.900), Mercedes-Benz GLA 200 Urban Plus 7G-DCT (U$S 63.490) y MINI Cooper S Countryman Chili 2.0 T Steptronic (U$S 61.900).

El producto de BMW está en la parte más alta del segmento de los SUVs compactos premium. En parte busca separarse del resto con su diseño especial o mediante ese carácter más deportivo. La competencia tiene valores más accesibles, pero carecen de ese toque más enfocado en las prestaciones que puede tener el X2.


Conclusión

La oferta de los SUVs y crossovers en todos los mercados (incluido el nuestro) ha alcanzado niveles ridículos. Ya existen variantes coupé, cabrio o incluso de dos puertas. Es decir, se están migrando todas las siluetas de las berlinas hacia este universo. ¿Dónde parará? Es muy difícil saberlo, pero en algunos momentos no quisiera estar vivo para verlo.

Chistes a un lado, modelos como este X2 no hacen otra cosa que seguir alimentando el apetito por lo diferente y arriesgado, aunque todos sepamos que en el fondo no es otra cosa que un X1 con una campera para hacer running y zapatillas deportivas. Habiéndolo testeado, puedo decir que es de los SUVs compactos más divertidos que evalué hasta el momento y que aquellos que lo elijan por sobre un X1, van a demorar en borrarse la sonrisa un poco más que el resto cuando se bajen.


Es cierto, un Serie 2 o un Serie 1, e incluso un Serie 3 son incluso más entretenidos por casi el mismo precio. Pero ninguno de los tres tienen ese woow factor que sí tiene el X2. Es como una especie de "grandes éxitos del marketing" hecho automóvil: es un SUV, con un diseño cool, comportamiento deportivo y que se puede adquirir con colores bien llamativos. Reitero: perdí la cuenta de las fotos que me sacaron en la calle usándolo. Eso nunca va a pasar con un 330i o incluso con un M240i.

Habrá que ver a qué clientes BMW está buscando atraer con el X2, porque además de ser la primera generación de este modelo, también están abriendo al medio al segmento de los SUVs compactos entre los "racionales" y los "emocionales", de la misma forma que lo hacen con los modelos de números pares e impares en su gama de berlinas. Es la receta de las versiones S line o AMG de los Q2/Q3 y GLA, pero acá BMW se tiró a la piscina y la transformó en un modelo 100% inédito.


X2 no será el más vendido de su categoría. Al menos no busca serlo con estos precios y teniendo al más racional X1 situado por debajo. Dicho sea de paso, ese modelo en lo que va del 2018 no solo es el SUV premium más vendido del mercado uruguayo, sino también el vehículo premium más vendido de todo el mercado. Ese no es un dato menor cuando consideramos que su precio de inicio arranca en el entorno de los 47 mil dólares. Su hermano cool no va por los trofeos de mercado. Va por ser la foto trofeo en los Instagram de los carspotters. Uno busca hacer volumen. El otro, imagen de marca.

Si bien no lo hace con un estilo tan arriesgado como los X4 o X6, el X2 busca diferenciarse no solo del X1, sino también de sus competidores más directos y apelando a no hacer lo mismo que el resto del segmento manda. Haciendo un paralelismo, es como ese treintañero que va a las reuniones de sus amigos de la misma edad, pero ni está casado ni tiene hijos. Mientras el resto tiene que cambiar pañales y hacer labores de familia, él puede divertirse todas las veces que quiera con sus otros amigos solteros. Qué irónico. Ahora entiendo por qué me gustó tanto el X2.


A favor
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Conjunto motor/transmisión
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Diversión de manejo
  • Equilibrio de suspensiones
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Prestaciones
  • Posición de manejo
En contra
  • Precio elevado para el segmento
  • Plaza central trasera justa
  • Sin opción de tracción integral
  • Neumático de auxilio temporario
  • Visibilidad ¾ posterior limitada


FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.998
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 11:1
Diámetro x carrera (mm): 94,6 x 82,0
Inyección: directa con turbocompresor twin-scroll intercooler, control variable de válvulas (VALVETRONIC) y doble sincronización variable del árbol de levas (doble VANOS)
Potencia máxima (cv/rpm) 192/5.000-6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 280/1.350-4.600
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial con doble embrague y siete relaciones
Tracción delantera
De piñón y cremallera servoasistida eléctricamente
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos ventilados
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: eje de articulación única y montantes telescópicos McPherson con soporte de aluminio
Trasera: eje de brazos múltiples con brazos longitudinales
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 225/40 R20
Rueda auxiliar: T115/95 R17
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 227
Aceleración 0/100 km/h (s) 7,4
Consumo (l/100km) Urbano: 6,8 - Carretera: 4,8 - Mixto: 5,5
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 470/1.390
Peso en vacío (kg) 1.405
Peso en orden de marcha (kg) 1.335
Largo total (mm) 4.360
Ancho total (mm) 1.824
Alto total (mm) 1.526
Distancia entre ejes (mm) 2.670
Capacidad del tanque de combustible (l) 51

Galería: BMW X2 sDrive 20i M Sport X 2.0 T DKG Steptronic | Créditos: Autoblog, FPhotograph y Diego Olivera.

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Anagrama "M" lateral
Barras de techo longitudinales en shadow line de brillo intenso
Faros delanteros full LED con luces diurnas LED
Faros antiniebla delanteros y traseros LED
Faros traseros LED
Llantas de aleación de 20 pulgadas
Paquete aerodinámico M Sport X con paragolpes delantero especial, faldones laterales y faldón trasero con molduras en Frozen Grey metalizado
Paquete de iluminación exterior
Shadow line de brillo intenso BMW Individual
Techo panorámico eléctrico
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Alarma
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistencia de frenado en curvas (CBC)
Ayuda al arranque en pendientes
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control dinámico de los frenos (DBC)
Control de estabilidad (ASC)
Control dinámico de estabilidad (DSC)
Control dinámico de tracción (DTC)
Control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC)
Frenos ABS
Función de secado de discos y pastillas con compensación de fading
Monitoreo de presión de neumáticos
CONFORT
Apliques interiores en Aluminio Hexagon Anthrazit con acentos en Perlglanz cromado
Asiento trasero rebatible 40:20:40
Asientos deportivos delanteros regulables en altura con extensor para muslos, regulación eléctrica del ancho del respaldo y dos memorias para conductor
Asistente de estacionamiento activo
Botón de encendido/apagado
Cámara de retroceso
Climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras
Computadora de a bordo
Dirección con asistencia electro-mecánica
Encendido automático de luces con función diurna
Espejos exteriores regulables eléctricamente
Freno de estacionamiento electromecánico
Función Auto Start&Stop
Función Launch Control
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Limitador de velocidad y control de velocidad crucero dinámico con función de frenado
Modos de conducción (ECO PRO/Comfort/Sport)
Pedalera y reposapiés M
Performance Control
Portón trasero con sensor de movimiento en el paragolpes con apertura y cierre automáticos
Sistema de audio BMW Professional con AM/FM/CD/USB/Bluetooth
Sistema multimedia iDrive con pantalla multifunción a color de 6,5 pulgadas pantalla multifunción BMW ConnectedDrive
Seis parlantes
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Suspensión deportiva M Sport
Tapizados en tela Micro Hexagon/Alcantara Anthrazit
Volante multifunción deportivo M en cuero con regulación en altura y profundidad con levas de cambio integradas

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 82.900. Garantía: 2 años sin límite de kilometraje

COMERCIALIZA:

Motor Haus. Ramón Escobar 1330. Tel. 29243125. Web: www.bmw.com.uy