Prueba: Hyundai HB20 1.6 Comfort Plus

viernes, 23 de septiembre de 2016



Hyundai puso a la venta en Uruguay al HB20 y durante cuatro días pudimos probarlo a fondo.
Hyundai Uruguay puso a la venta hace algunas semanas atrás al HB20. Nosotros fuimos el primer medio en poder probarlo y durante cuatro días y más de 760 kilómetros, evaluamos a la variante Hatch con el motor 1.6 de 122 cv, caja manual de seis relaciones y equipamiento Comfort Plus.

La historia del HB20 si bien es breve, no por ello es poco intensa. En el año 2012 comenzaron a mostrarse las primeras imágenes (ver nota) de lo que sería el producto regional de Hyundai para batirse a duelo con los pesos pesados del segmento B Mercosur, como son los Volkswagen Gol, Fiat Palio y Chevrolet Agile en su momento. Luego ese lugar lo tomaría el Onix, pero eso es harina de otro costal.

En setiembre de ese mismo año, previo al Salón de San Pablo, Hyundai salió a dar pelea con el HB20 por primera vez (ver nota). Este producto, desarrollado íntegramente en Brasil, se caracterizaba por ser una propuesta más moderna que los participantes de aquel entonces. Incluso la marca salió a patear el tablero con precios más accesibles que sus rivales, y una garantía en aquel país de 5 años sin límite de kilometraje.


La demanda se empezó a notar fuertemente, y la planta de Piracicaba, en San Pablo tuvo que agregar más turnos a su producción para poder cumplir con las entregas, porque el público se lo sacaba de las manos a los concesionarios. Al momento de que la muestra paulista abría sus puertas para mostrar al HB20, Hyundai tenía otra sorpresa guardada, el HB20 X, la versión aventurera (ver nota).

Pero no fue hasta finales del año pasado en que el producto se renovó. Allí incorporó más tecnología, un diseño más moderno y lo más importante, el impulsor más potente, un 1.6 litros de 122 cv, estrenó dos nuevas transmisiones, una manual y otra automática, ambas de seis relaciones (ver nota). Incluso este año se despachó con otra novedad más, un motor 1.0 tres cilindros turbo de 105 cv (ver nota).


Sin embargo, todo esto siempre ocurrió fronteras adentro de Brasil, ya que ningún otro país lo comercializaba. A todos nos llegaban noticias del éxito que era allá, el mes pasado por ejemplo, quedó como el segundo auto más vendido en aquel mercado. Pero de que se comercializara aquí, ni noticias. Pero los mercados cambian, y hoy el brasileño tiene volúmenes de venta más bajos, producto de la crisis del Real. Entonces muchos panoramas se vieron afectados por este factor.

Tal es así que finalmente, cuatro años más tarde, el HB20 pudo llegar a Uruguay (ver lanzamiento). Por ahora lo hace solo con una variante denominada Comfort Plus, dos carrocerías, Hatch y Sedán (denominada HB20 S) y valores que van entre los U$S 17.990 y U$S 18.990 para el bicuerpo y tricuerpo respectivamente. La garantía, en tanto, es de 5 años o 100.000 kilómetros, siendo la más extensa del segmento B.


Menos de una semana después de que se pusiera oficialmente a la venta, Autoblog pudo llevarse por cuatro días a un Hyundai HB20 1.6 Comfort Plus (es decir, la variante Hatch) para evaluarlo durante más de 760 kilómetros, y a continuación podrán leer la prueba completa de este nuevo competidor del disputado segmento B Mercosur.

Exterior

Una de las armas de conquista más grandes (entre otras) que tiene el HB20 es su diseño. Hyundai logró combinar en una carrocería sola sus grandes éxitos de otros modelos globales como pueden ser los i30 o Tucson, pero adaptados no solo al gusto sudamericano, sino también buscando tener una coherencia para que se lo reconozca como un integrante más de la familia surcoreana. Incluso durante los días de pruebas algunos transeúntes me llegaron a preguntar si era el nuevo Accent. Pero no lo es.

Adelante podemos ver la clásica parrilla hexagonal que caracteriza al lenguaje de diseño "Fluidic Sculpture 2.0", acompañado por los grupos ópticos con faros halógenos (correctos, aunque podrían ser un poco más potentes). En Brasil existen algunas versiones más equipadas que esta Comfort Plus que suman además unas bonitas cejas que en realidad son las luces diurnas LED. Algo que le faltaría al HB20 que nos llega a Uruguay son los antinieblas delanteros, ya que luce algo base de más visto de frente.


Visto de costado es en donde el HB20 tiene la mayor cantidad de líneas entre cruzadas de toda la carrocería. La línea de cintura nace de las ópticas delanteras y va en paralelo a otro trazo idéntico, y realmente esa solución le queda muy bien. Este nivel Comfort Plus cuenta con llantas de acero estampado con tazas plásticas denominadas "Palm" de 15 pulgadas que aparentan ser llantas de aleación bastante bien. Van montadas sobre neumáticos Goodyear Efficientgrip Performance en medida 185/65 R15.

Si pasamos al sector posterior de este HB20, algunos pueden decir que parece un "mini-Tucson". La luneta queda algo elevada en el portón trasero, mientras que las ópticas son enormes en comparación con la carrocería. Personalmente creo que este Hyundai es hoy uno de los más atractivos del segmento B popular, e incluso me parece un diseño que supo pasar mejor los años que su hermano mayor, el Accent Hatch, que ya está empezando a sentir el paso del tiempo.


Pero a diferencia de aquel, el HB20 es un segmento B tradicional, es decir, entre los más accesibles (Grand i10) y los más costosos (Accent). Más allá del precio, también lo es en dimensiones. Mide 3.920 mm de largo, 1.680 mm de ancho, 1.470 mm de alto y su distancia entre ejes es de 2.500 milímetros. 

Comparado con sus hermanos, es 155 mm más largo que el Grand i10, pero 195 más corto que el Accent Hatch. Es 20 mm más ancho que el Grand i10, pero 20 menos que el Accent, mientras que en lo alto, es 20 mm más alto que el Accent aunque 35 mm más bajo que el Grand i10, En las distancias entre ejes pasa lo mismo, queda en el medio: 75 más que el Grand i10, pero 70 menos que el Accent.


Interior

Antes de ir con el interior, perdón por el choclo de números anterior. Ahora sí, vayamos a ver qué trae el HB20 por dentro. El planteo del habitáculo es bien sencillo, pero no por ello poco atractivo. Es un producto que goza de una correcta calidad de fabricación y tacto, además.

Los plásticos son todos duros, pero como pasa siempre en las marcas surcoreanas la calidad percibida es muy buena. Incluso en modelos desarrollados en el cono Sur como vemos en este HB20. Incluso la unidad probada correspondía a un vehículo de pre-serie, y aún así no se percibieron grillos ni piezas mal encastradas.


La posición de manejo es casi calcada a otros productos Mercosur. El volante no regula en ninguna dirección, algo que es indefendible en un producto que orilla los 18 mil dólares. Por otra parte la butaca queda muy alta incluso en la posición más baja, al regularla pivota en lugar de subir o bajar.

En resumen, no es la mejor posición de manejo del segmento, pero más allá de las limitaciones con el pasar de los días se logra encontrar la comodidad, especialmente gracias a las butacas que son anchas y mullidas. Cuentan con buena sujeción del torso, aunque algo escasa a la altura de los muslos.


El instrumental es similar al de otros Hyundai, con dos grandes cuadrantes que alojan al tacómetro y el velocímetro con una iluminación azulada. En el centro va un display monocromo para llevar allí las informaciones de la computadora de a bordo así como también los medidores de temperatura del líquido refrigerante y el combustible, mediante barritas digitales.

Si nos vamos a la consola central, aparece en la parte superior, con la misma iluminación azulada del tablero, la radio con teclas grandes y claras. Cuenta con conexiones auxiliares de audio (Aux-In y USB), además de una ficha para iPod/iPhone y conectividad Bluetooth. En la base de la consola están los mandos del aire acondicionado (manual, claramente), con botones bien grandes y de fácil interpretación. Y para los nostalgiosos, que llevan su estuche con discos, como buen auto nuevo, el HB20 ya no trae CD.


Yendo a las plazas traseras del HB20 encontramos que cuenta con un espacio correcto tanto a lo alto como ancho. No llega a ser justo, ni tampoco el más amplio de su categoría. Si bien una persona de 1,80 m con otra de la misma talla sentada adelante no llega a tocar con las piernas o la cabeza, la amplitud es la correcta para ir cómodos. Si la idea es llevar adultos de 1,70 m (o menos), niños o adolescentes aquí, no habrá mayores complicaciones e irán bastante holgados.

Al igual que sus rivales, la posibilidad de llevar a un tercer ocupante en la plaza central trasera es algo que deberemos tomar en cuenta solo para viajes cortos, especialmente porque el ancho de la plataforma no es tan generoso. En ese lugar hay un respaldo más duro, aunque la altura de la cabeza al techo sigue siendo correcta, algo que no sucede en muchos cinco puertas de este segmento.


Como puntos a mejorar, no cuenta con apoyacabezas en ese lugar, ni con un cinturón inercial de tres puntas (lleva un abdominal de dos). Pero a favor de Hyundai, hay anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, algo que muchos rivales lamentablemente no ofrecen.

El baúl cuenta con unos más que correctos 300 litros de capacidad, cumpliendo bien para los parámetros del segmento B y estando además entre los más amplios. En caso de precisar más volumen, se puede plegar el respaldo trasero, pero de forma enteriza, que no es la mejor solución para modular pasajeros y carga.


Con esa configuración el volumen máximo aumenta hasta lo 900 litros. Entre sus puntos mejorables está la falta de una sencilla y práctica luz de baúl. Pero es lo único que se le podría reclamar, porque incluso está completamente alfombrado y casi no hay puntos de soldadura o chapa a la vista.

Por debajo de una alfombra, encontramos el neumático de auxilio, que en este HB20 Comfort Plus no es de la misma marca ni medida que los titulares. Cuenta con unos neumáticos 185/65 R15 en las cuatro ruedas, mientras que en el baúl lleva una Pirelli Cinturato P4 175/70 R14. Si bien no es una "rueda-galleta", Hyundai advierte que no se pueden superar los 80 km/h con ese neumático en uso.


Motor y transmisión

A nivel mecánico el HB20 llega a Uruguay con el conocido motor 1.6 Gamma de Hyundai-Kia. Conocido internamente como G4FC, es el mismo que se utiliza en todos estos productos de estas dos marcas, sin repetir y sin soplar, van: Accent, Soul, Cerato, Elantra, i30, Veloster, Carens, Venga y Creta. Es un impulsor cuatro cilindros, inyección indirecta, distribución variable en la admisión CVVT, tapa de 16 válvulas, block de aluminio, y 1.591 cc de cilindrada. 

Eroga 122 cv de potencia a 6.000 rpm y un par motor de 156 Nm presente a las 4.500 vueltas. A nuestro mercado llega exclusivamente asociado a una transmisión manual de seis relaciones, aunque en el mercado brasileño equipa opcionalmente una automática secuencial también de sexta. Por apenas 2 cv hoy el HB20 tiene el impulsor más potente del segmento, superando al Ford Fiesta Kinetic (ver prueba).


Ya conocido por su papel protagónico en otros productos de Kia o Hyundai, este 1.6 se presenta como una mecánica de funcionamiento correcto, silencioso y progresivo en los regímenes bajo y medio. Por encima de las 2.000 vueltas desarrolla su punto ideal, mientras que a medida que vamos acercándonos a las 3.500 rpm, se convierte en un propulsor más enérgico y vivaz.

Es una mecánica excelente para el uso urbano, especialmente por la rápida respuesta en la mitad del tacómetro. De todas formas, sale bien desde abajo, asistido especialmente por relaciones de caja más bien cortas, que ayudan al 1.6 bastante en este sentido, y que en ruta logran sacarle consumos dignos de mecánicas más pequeñas y frugales.


Ya que menciono a la transmisión, es una de las gemas que esconde el HB20. Cuenta con seis relaciones, todo un diferencial en el segmento. Las marchas son precisas y con un tacto perfecto, calzando cada marcha como ladrillos de un tetris. Está relacionada muy corta en las primeras tres marchas, mientras que las tres restantes quedan un poco más lejos, con el fin de estirar un poco más el rendimiento.

Este es uno de los puntos más convincentes del auto, el matrimonio entre ese 1.6 y esta caja de cambios. Aquellos que gusten del manejo de un producto con una buena transmisión manual, deberían salir a probar al HB20. Si bien no es un conjunto nuevo, porque ya lo usan otros modelos de la marca, es recién en este "surcoreano Mercosur" que podría decir que es donde se lo siente más a gusto.


Hyundai declara una aceleración de 0 a 100 km/h de 9,3 segundos y una velocidad final de 189 km/h en el HB20. La marca surcoreana no divulga sus cifras oficiales de consumo, pero como siempre decimos, para llenar esos espacios es que están las pruebas de periodistas especializados.

En los registros de prueba, en tanto, obtuvimos 8 litros cada 100 km en ciudad, 5,6 l/100 km en ruta, y 6,8 litros cada 100 kilómetros en el ciclo combinado. Las de ciudad y mixto son cifras normales para un motor 1.6, pero en el caso del consumo en ruta, está entre los más económicos del segmento, producto de la caja de sexta básicamente. El depósito de combustible lleva 55 litros de capacidad y el peso en orden de marcha es de 1.040 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Para desarrollar al HB20, Hyundai tuvo que entender que de este lado del mapa tenemos unos caminos y rutas que no son suaves como una alfombra persa. Con eso en mente, este hatchback presenta un esquema de suspensiones que tienden hacia lo blando, pero sin llegar a pecar de serlo demasiado. Digamos que va en un término intermedio, aunque priorizando el confort. El planteo del chasis es un sencillo: McPherson independiente en el tren delantero, mientras que en el trasero se vale de un de eje rígido.

En el uso urbano se lo percibe como un producto bastante bien adaptado a las calles que tenemos, por ejemplo, en Montevideo. Es muy cómodo de usar y su chasis filtra bien problemas como pozos, vías férreas o empedrados, asistido por un correcto despeje al suelo también, aunque no exagerado como otros productos Mercosur, hay que decirlo. Si se dan cuenta en las imágenes, las llantas 15" llenan bien los pasarruedas.


La dirección en tanto, con asistencia hidráulica es muy amigable para el uso en el ámbito urbano, presentándose cómoda en las maniobras de estacionamiento y siendo bastante directa cuando tomamos una curva veloz. A su vez, la visibilidad general de esta carrocería es muy buena y prácticamente esta carrocería (casi) no tiene puntos ciegos, ya que los pilares A no son tan gruesos.

El impulsor, como ya dije, tiene una respuesta bastante enérgica a partir de las 2.000 rpm, donde muestra todo su potencial. Esa agilidad también se corresponde con un relacionamiento corto de la transmisión de sexta que sabe aprovechar al máximo al mil seiscientos. Es un matrimonio que como ya dije, es lo mejor que tiene este Hyundai por sobre sus rivales directos.


Esta caja permite trabajar a gusto al 1.6, que si bien trepa en vueltas de forma bastante rápida, es "amansado" por la transmisión una vez alcanzado un ritmo parejo, especialmente al compás de nuestro tránsito, que en el 90% de los casos es a marcha camión. Es así que a 70 km/h el motor trabaja a 2.000 rpm en 5ª, mientras que si pasamos a 6ª, el régimen baja hasta las 1.750 rpm.

Al salir a la ruta, la historia se repite y el HB20 aprueba con buena nota. El 1.6 juega un papel más que correcto, con una suavidad y aplomo que lo deja entre las mejores motorizaciones del segmento. Cuando la llamamos con el pie derecho a la hora de hacer adelantamientos incluso en cuarta marcha (todavía mejor si bajamos a tercera) y con el pedal de acelerador a fondo, ya permite sobrepasar con seguridad a otros vehículos.


El impulsor puede trabajar en este ámbito un poco más descansado, gracias a una sexta marcha más larga que el resto, y la insonorización del motor a altas velocidades es bastante contenida, además, producto de contar con doble burlete en todas las puertas. A 110 km/h, el HB20 viaja en 6ª a 2.750 rpm, que si queremos bajar a 5ª, el mil seis trepará hasta las 3.250 rpm a la misma velocidad.

En otro punto que Hyundai realizó un excelente trabajo es en dotar al HB20 de una robustez estructural bastante elevada. Es un producto que no se queja ante caminos de tierra o minados de pozos, incluso circulando a velocidades poco recomendables para esas situaciones. Ambos ejes se sienten aptos para bancar los peores maltratos durante varios kilómetros. Esas ventajas que los productos regionales tienen sobre los importados, también se pueden notar en este hache-be claramente a medida que se lo va usando.


A su vez los vientos cruzados no lo afectan y se lo percibe bastante aplomado en línea recta. Esta sensación también viene de la mano de la dirección hidráulica, que se la siente bastante más pesada que las nuevas (y anestesiadas) eléctricas, transmitiendo de manera más fiel lo que pisan las ruedas a las manos del conductor.

Por otra parte, cuando queramos encarar tramos de curvas más trabadas o veloces, la carrocería nos pasará factura de su planteo enfocado hacia el confort. Las inclinaciones pronunciadas y los subvirajes del eje delantero estarán a la orden del día, pero siempre a cambio de reacciones bastante fáciles de corregir con la dirección.


Equipamiento

La variante probada corresponde al único nivel disponible para nuestro mercado que tanto en carrocería Hatch como Sedán se denomina Comfort Plus. Ofrece de serie: dirección hidráulica, pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), apertura interna del depósito de combustible, aire acondicionado, radio blueAudio con AM/FM/MP3/Bluetooth/USB/Aux-In, asiento de conductor regulable en altura, espejos exteriores con luz de giro integrada, computadora de a bordo, alarma, asiento trasero rebatible enterizo, volante multifunción, y llantas de acero estampado con tazas plásticas "Palm" de 15 pulgadas sobre neumáticos en medida 185/65 R15.


Si bien la dotación es correcta, otros rivales ofrecen por el mismo precio algunos elementos más, como ser sistemas multimedia con pantalla táctil (algunos incluso con sistema Mirror Screen o navegador satelital), llantas de aleación, faros antiniebla, asiento trasero 60:40, volante regulable en altura y profundidad, entre otros.

A su vez, estos son todos elementos que el producto sí ofrece en el mercado brasileño en las versiones que se ubican por encima de este Comfort Plus, y que se denominan Comfort Style y Premium. Sería bueno que se puedan sumar a la gama local a la brevedad, ya que este nivel elegido para comenzar la vida comercial en Uruguay, tiene algunas lagunas frente a sus rivales más directos.


Seguridad

La dotación de seguridad es la que podemos esperar de un auto que roza la barrera psicológica de los 20 mil dólares. Doble airbag delantero, frenos ABS+EBD, alarma volumétrica, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cuatro apoyacabezas, y cinturones de seguridad traseros laterales de tres puntas y central abdominal. 

Por el precio al producto de Hyundai se le pueden reclamar algunos elementos como ser quinto cinturón inercial para la plaza central trasera y apoyacabezas para ese lugar también. Sin embargo, aplaudimos la incorporación de los anclajes para sillas, algo que en Uruguay no es un elemento tan popular en este segmento, lamentablemente.


A nivel estructural el HB20 pasó por las pruebas de impacto de Latin NCAP hace algunos años, con un resultado bastante correcto. Obtuvo cuatro estrellas para adultos, aunque solo tres para niños (ver prueba). Para los primeros, el organismo independiente dice en su informe que tanto la cabeza como el cuello del conductor y el acompañante recibieron buena protección en el impacto frontal. Los sistemas de retención brindaron una protección adecuada al pecho del conductor y del acompañante. Las lecturas de las rodillas de los pasajeros frontales permanecieron en niveles aceptables y se demostró que estas partes ofrecen un nivel de protección similar para pasajeros de diferentes tamaños
o sentados en diferentes lugares. El área de los pies permaneció casi sin deformaciones tras el impacto. La estructura en el área del habitáculo es considerada estable y capaz de resistir mayores cargas.


Ya pasando a los ocupantes niños, mediante la utilización de los sistemas de retención infantil junto con los anclajes ISOFIX presentes en el vehículo, las sillas infantiles de los niños de 3 y 1 1/2 años evitaron un excesivo desplazamiento hacia adelante durante el impacto y brindaron buena protección a ambos niños. Las instrucciones de instalación en ambas sillas infantiles fueron suficientes y se encontraban unidas de manera permanente a la silla. El vehículo advertía sobre los peligros asociados a la instalación de una silla infantil con vista hacia atrás en el asiento del acompañante con un airbag activo, pero no son suficientes para cumplir los criterios de Latin NCAP.

En relación a los frenos, como ya mencioné tienen sistemas ABS y EBD, de antibloqueo y de distribución de la fuerza de frenado. Cuenta con discos ventilados en el eje delantero y tambores en el trasero. A la hora de una frenada de emergencia, el pedal dosifica bien la fuerza para detenerse y siempre lo hace en línea recta. Lo único que puede llegar a molestar a algunos es la intervención prematura del ABS que se hace sentir bastante en el pedal con un zapateo no muy agradable. Al igual que muchos rivales de segmento, el HB20 carece (ni siquiera en opción) de controles de tracción o estabilidad.


Precio, garantía y competidores

El Hyundai HB20 1.6 Comfort Plus se comercializa en nuestro mercado por un precio de U$S 17.990 y con una garantía ejemplar de 5 años o 100.000 kilómetros, la más extensa del segmento. Por encima de esta versión se encuentra el Hyundai HB20 S 1.6 Comfort Plus, es decir, la carrocería tricuerpo, que se vende a un precio de U$S 18.990, manteniendo la misma configuración de motor y caja.

Los rivales de este producto son muchos. Considerando el precio y que corresponde a una versión intermedia del HB20 la que nos toca por ahora en Uruguay, la competencia es la siguiente: Chevrolet Onix 1.4 LT (U$S 17.490), Citroën C3 1.5 Origine (U$S 17.990), Fiat Palio Attractive 1.4 (U$S 18.990), Ford Fiesta Kinetic S 1.6 Hatch (U$S 17.490), Ford Fiesta Kinetic S Plus 1.6 Hatch (U$S 18.990), Mitsubishi Mirage 1.2 GLS Full (U$S 17.990), Nissan March 1.6 Advance M/T (U$S 17.990), Peugeot 208 1.5 Allure (U$S 18.490), Peugeot 208 1.5 Allure (c/GPS) (U$S 18.990), Renault Sandero Expression 1.6 8v (U$S 16.990), Renault Sandero Privilège 1.6 16v (U$S 18.990), Suzuki Swift 1.2 GL M/T (U$S 17.990), Volkswagen Gol Hatch 1.6 Power (U$S 16.990). y Volkswagen Gol Hatch 1.6 Trendline (U$S 19.190).


Hyundai corre con la ventaja de tener al producto más nuevo, así como también el que cuenta con el conjunto mecánico más moderno, valiéndose no solo de una motorización más potente que el resto, sino también de una transmisión manual de seis relaciones que es uno de los grandes diferenciales del modelo en comparación con sus rivales.

Por otra parte, HB20 ofrece una garantía de 5 años o 100.000 kilómetros de serie, mientras que otras marcas como Peugeot, Citroën o Suzuki cuentan con 2 años o 50.000 en el caso de las marcas francesas y 3 años o 100.000 km para la nipona, pero cobrando extra la extensión de garantía a 5 años o 100.000 km y 4 años o 120.000 km respectivamente.


Conclusión

Desde que este producto salió al mercado brasileño, allá por 2012, era una constante que se repetía en cada charla que tuve con directivos de Fidocar. Era casi como ver a ese niño que mira por la vidriera y no puede comprarse la torta. Así veía yo a los responsables locales de la marca que añoraban con el día en el que sus salones de ventas tuvieran expuesto al primer Hyundai made in Mercosur.

Finalmente la espera terminó y tras haber superado el primer desafío de poder traerlo, ahora tienen otro por delante: que se venda bien. En la marca son conscientes de que se metieron en uno de los segmentos más calientes, reñidos, y complicados para arrancar en tabula rasa. Es cierto, con productos como el Accent allanaron el camino, pero nunca a valores como los que entra a pelear este HB20.


Los antecedentes en el mercado brasileño son un gran aliciente para empujar la andadura comercial en Uruguay. Pero de números ajenos no se puede vivir. Hyundai hoy tiene la difícil tarea de enfrentarse a modelos como Gol, Onix, 208, Swift, March, Fiesta, Sandero, y tantos otros. Sin tampoco sacarle el plato de comida a sus hermanos, Grand i10 y Accent.

El HB20 en sí cumple con todas las expectativas que lo antecedieron. Es un producto regional bien hecho, con un conjunto mecánico ejemplar, un confort de marcha que se adecua perfectamente a nuestras calles y caminos, y que además cuenta con una garantía que lo pone a la cabeza de sus competidores.


Como primer paso, es uno bastante fuerte. Quedan en el debe una gama más nutrida de opciones de equipamiento y tal vez un abanico de motorizaciones que incluya la nueva mecánica 1.0 tres cilindros turbo de 105 cv de potencia que ya tienen en Brasil, que pondría a jugar al HB20 en una liga diferente.

El HB20 tiene muchas medallas acumuladas en su tierra, donde es (casi) un profeta innato. Al punto de orgullo tal, que su nombre lleva la inicial del país que lo vio nacer. En 2012 fue el primer auto surcoreano producido en el Mercosur y también el primero de una marca de este origen en figurar entre los más vendidos de Latinoamérica. Ahora tiene que intentar serlo también en Uruguay. Argumentos no le faltan, pero serán los consumidores los encargados de determinar si finalmente llegó o no al segmento B, un nuevo campeón.



A favor
  • Agilidad del impulsor
  • Calidad de fabricación y materiales
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Diseño
  • Garantía
  • Precio competitivo

En contra
  • Auxilio de diferente medida
  • Columna de dirección sin regulaciones
  • Falta de airbags laterales y/o de cortina
  • Gama reducida a una sola versión
  • Respaldo trasero enterizo
  • Sin apoyacabezas central trasero y cinturón central trasero de dos puntas




MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.591
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 12,0:1
Diámetro x carrera (mm): 77.4 x 85,44
Inyección: indirecta multipunto secuencial con distribución variable CVVT
Potencia máxima (cv/rpm) 122/6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 156/4.500
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia hidráulica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente tipo McPherson
Trasera: de eje rígido
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 185/65 R15
Rueda auxiliar: 175/70 R14
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 189
Aceleración 0/100 km/h (s) 9,3
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 300/900
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.040
Largo total (mm) 3.920
Ancho total (mm) 1.680
Alto total (mm) 1.470
Distancia entre ejes (mm) 2.500
Capacidad del tanque de combustible (l) 55

Galería: Hyundai HB20 1.6 Comfort Plus | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).


EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Espejos exteriores con luz de giro integrada
Llantas de acero estampado con tazas plásticas "Palm" de 15 pulgadas
SEGURIDAD
Airbags frontales delanteros
Alarma
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (4)
Cinturones de seguridad traseros de tres puntos (4) y central trasero abdominal (1)
Frenos ABS+EBD
CONFORT
Aire acondicionado
Asiento trasero rebatible enterizo
Asiento del conductor con ajuste de altura
Cuatro parlantes
Bloqueo central con mando a distancia
Computadora de a bordo
Dirección con asistencia hidráulica
Espejos retrovisores eléctrico
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros
Radio blueAudio con AM/FM/MP3/Bluetooth/USB/Aux-In
Volante multifunción

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 17.990. Garantía: 5 años o 100.000 kilómetros

COMERCIALIZA:

Hyundai Fidocar S.A. Florida 1234. Tel. 29031234. Web: www.hyundai.com.uy