Prueba: Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC Plus 9G-TRONIC

viernes, 26 de agosto de 2022



Probamos al Mercedes-Benz GLE en su variante 350 de, es decir, híbrida enchufable y turbodiesel.

Durante algo más de 1.260 km evaluamos a la cuarta generación del Mercedes-Benz GLE. Probamos al GLE 350 de, el único híbrido enchufable turbodiesel del mundo. Lleva un motor 2.0 de cuatro cilindros con 194 cv y 400 Nm, junto a uno eléctrico de 100 kW (136 cv). Juntos producen 320 cv y 700 Nm.

El árbol genealógico de este producto puede recorrerse por dos caminos. Por un lado tenemos la historia del primer SUV grande de Mercedes-Benz, la Clase ML (llamada primero como Clase M, pero "pasaron cosas" entre ellos y BMW, por razones de derechos de marca). Y en otra rama, la de la denominación Clase GLE, para legitimarlo como la variante SUV de la Clase E (ver lanzamiento). GLE significa abreviado eso mismo en alemán: el todoterreno (o geländewagende la Clase E.

Si la comenzamos por el principio, que es lo más ordenado, el W163 fue la primera generación del modelo, allá por el año 1997, inaugurando el segmento de los SUV grandes premium con el lanzamiento de la Clase M. También fue el primer Mercedes-Benz fabricado en los Estados Unidos, en la planta de Tuscaloosa, Alabama. Diseñado en conjunto entre el genio de Bruno Sacco y Peter Pfeiffer, hoy ese modelo es como los buenos vinos: con el tiempo se ha puesto cada vez más atractivo. Algo que casi podría decirse de toda la "obra" de Sacco, si vamos al caso. Si desconocen su opus, lo enumero rápido: 


Apretamos fast forward y avanzamos hasta el año 2005, cuando vio la luz el W164, que fuera seguido en 2011 por la tercera generación del modelo o W166. Hasta ahí es importante llegar, porque aquí con un ligero facelift realizado en 2015 (ver nota) es cuando pasó a denominarse GLE, introduciendo por primera vez a la silueta GLE Coupé (o C292 por su código interno). Ese mismo año llegó a Uruguay (ver lanzamiento) en ambas carrocerías. En el Salón de París de 2018, Mercedes-Benz reveló a la cuarta evolución o W167 (V177 para el Coupé) y su llegada ya era confirmada un año más tarde para nuestro mercado (ver nota), presentándose en septiembre de 2019 por estos lares (ver lanzamiento). 

Sin embargo, el GLE que nos convoca hoy llegó hace apenas unos meses, en marzo de 2021. Se trata del GLE 350 de (ver lanzamiento). Había sido revelado en el Salón de Frankfurt de 2019 (ver nota) y se caracteriza por ser el único SUV grande del mundo con una configuración híbrida enchufable y turbodiesel. Lleva un impulsor 2.0 de cuatro cilindros capaz de 194 cv y 400 Nm. Se asocia a un motor eléctrico de 100 kW (136 cv) y 440 Nm. Combinados producen 320 cv de potencia y 700 Nm de torque. Para el MY2022 tuvo algunas novedades de equipamiento (ver lanzamiento) y con esa excusa es que Autoblog probó por primera vez y más de 1.260 km a la Clase GLE. Sin más, comencemos el análisis.


Exterior

Aunque la cuarta generación de este modelo no nació del lápiz de Bruno Sacco como la primera, la tríada de diseñadores conformada por Robert Lešnik, Balázs Filczer, y Michael Frei de todas formas lograron que el W167 sea un SUV muy atractivo incluso cuatro años después de su lanzamiento. Recordemos que aún este GLE no tuvo siquiera un facelift. Sin embargo, se mantiene tan moderno como en 2018. Se lo nota monolítico, con mucha presencia. Y sin perder una sola gota de elegancia en el proceso. Muy Benz.

El frontal me recuerda en retrospectiva al peor fracaso de la marca en los últimos años: la incomprendida Clase X (ver contacto). Aquella pick-up ejecutada (en ambas acepciones de esa palabra) mediante la colaboración entre Daimler y Renault-Nissan, tomaba como fuente de inspiración de diseño a este GLE. Y no es casualidad. Este SUV luce robusto y elegante a la vez. Era una buena "musa" para aquel modelo. En este GLE 350 de, el conjunto óptico está formado por los excelentes y potentes grupos ópticos delanteros LED Multibeam (son 84 LEDs activables individualmente por cada módulo, con luz de cruce y luz de carretera en técnica de proyección LED, luces de carretera automáticas Plus, conexión permanente de la luz de carretera sin peligro de deslumbramiento), luz antiniebla ampliada, luz para ciudad, luz para carretera convencional, luz para autopista y luz para lluvia. Un conjunto brillante. No pun intended.


En la vista lateral se remarca esa idea de ser una pieza de mármol tallada, con el pilar C bien ancho, un rasgo ya clásico del ML/GLE, sumada a una superficie de chapa bastante grande. De nuevo, es un SUV que se ve bien macizo. En el 350 de, lleva llantas de aleación de 20 pulgadas con cinco radios dobles color Gris Himalaya y pulida a alto brillo, sobre neumáticos Continental ContiSportContact 5 en medida 275/50 R20. Estos elementos, junto con las barras longitudinales en el techo y los estribos laterales en aluminio iluminados con tacos de goma (le quedan geniales), completan la escena.

Algo curioso de este 350 de en especial, es que cuenta con dos tapas de depósitos, una de cada lado. La del izquierdo es para las recargas eléctricas, que en nuestro mercado son solo AC, es decir, de corriente alterna con una máxima de 7,4 kW. En otros mercados se agrega una toma de corriente continua (DC) que permite que la batería pueda ser cargada en unos 20 minutos (del 10% al 80%) o en 30 minutos (del 10% al 100%). Del lado derecho, en tanto, hay otra tapa pero para los depósitos de gasoil (Mercedes-Benz exige utilizar solo gasoil 10-S) y urea (AUS32) para mejorar el funcionamiento del filtrado de partículas. La capacidad del depósito es de 31,6 litros y rinde unos 10.000 km.


Pese a lucir tan robusto, el GLE alcanza la mejor cifra de coeficiente de resistencia aerodinámica de su segmento, con un Cx de 0,29. A modo de referencia de lo bien trabajado que está en este sentido, este enorme SUV de casi cinco metros de largo y que sobrepasa las dos toneladas y medio de masa para mover, está apenas por detrás de un Porsche 911 996, que tenía un Cx de 0,28. Lo que han hecho los diseñadores e ingenieros de Mercedes-Benz al respecto es casi tan meritorio como lograr hacer jugo de un adoquín.

Visto desde atrás también tiene una figura muy atractiva y elegante, más emparentada con las retaguardias de los Clase E y S. Aquí se destacan los "músculos" que se extienden desde los pilares C hasta las luces traseras en forma trapezoidal. Para este W167, los diseñadores las han dividido en dos partes, algo que este modelo viene haciendo también desde su tercera generación, que fue justamente, cuando pasó a llamarse GLE. En términos de cotas, mide 4.924 mm de longitud, 1.947 mm de ancho, 1.772 mm de altura y cuenta con una distancia entre ejes de 2.995 milímetros.


Interior

Esa elegancia y solidez general que transmite en el exterior, se traslada una vez que ingresamos al habitáculo. Si leen estos análisis sabrán que no suelo repasar interiores desde el diseño. Pero este GLE es "un diez" también en este sentido. Es como estar en un living con muebles de diseño, donde todo está pensado y diseñado no solo para lucir bien, sino para ser funcional y darte una sensación de durabilidad. Es algo que podría decir, se traduce en otros modelos de este segmento, como ser los Audi e-tron (ver prueba), BMW X5 (ver prueba) y Volvo XC90 (ver prueba), por citar tres ejemplos que manejé hace poco.

La diferencia con aquellos es que acá todo tiene esa "pátina" de Mercedes-Benz. Es decir: una elegancia más bien clásica, a la vieja usanza. Están presentes elementos nobles como madera, cuero o aluminio con sensaciones tanto a la vista como al tacto. Porque son de verdad, claro está. La posición de manejo además es soberbia. Las butacas tienen un diseño exquisito, son anchas y cómodas, pero además tienen una cantidad de ajustes que hacen imposible no encontrar la posición correcta. 

¿Regulaciones? Las que se te ocurran: ambas tienen ajustes eléctricos para altura, desplazamiento, respaldo, apoyo lumbar, apoyacabezas e incluso el extensor de muslos es eléctrico. Y si eso no te alcanzaba, cuentan con ventilación, calefacción y tres memorias de cada lado. Además desde el lado izquierdo se puede manejar la del acompañante, ya sea para ajustar el asiento o respaldo así como también la temperatura de los mismos de forma individual. Porque sí, es de esos autos que permite tener calefacción y ventilación en simultáneo.


Pero a esto se agregan dos novedades, al menos para este tester. La primera es la que Mercedes-Benz denomina como "cinética de asiento ENERGIZING". Esta tecnología genera minúsculos movimientos del asiento y el respaldo, favoreciendo así la variación de la postura sobre el asiento durante el viaje. La otra es que dentro del sistema multimedia uno puede ingresar su estatura, 1,85 m en mi caso para los que pregunten siempre este dato, y tanto la butaca como el volante (que también regula eléctricamente y con memorias) se ajustan a la postura ideal de conducción para cada talla.

Otro aspecto sobre el que quiero hacer hincapié es la calidad. Mercdedes-Benz siempre se destacó por tener muy gusto en las terminaciones y la combinación de sus interiores, al menos desde la Clase C hacia arriba dentro de su gama de producto. Pero en el GLE, de verdad la sacan llevan a otro nivel, casi de un E o un S. Hay una exquisita madera de roble antracita de poros abiertos en las puertas y en la consola central. Pero también piezas de aluminio pulido y mecanizado en cuatro de los 13 (sí, trece) espectaculares parlantes Burmester con 590 W de potencia. Es un interior que exhuma buen gusto y refinamiento.


Pasando a la consola central y el instrumental lleva al ya clásico sistema multimedia MBUX con AM/FM/2 USB-C/Bluetooth/GPS con pantalla táctil de 12,3 pulgadas, integración de smartphones mediante Apple CarPlay y Android Auto, panel táctil con haptic feedback, funciones ampliadas MBUX y sistema LINGUATRONIC con comprensión del habla. Con esta tecnología, ya saben que se pueden encender o apagar luces interiores, el climatizador, hacer llamadas, enviar mensajes de texto o WhatsApp, consultar datos de la computadora de a bordo, por ejemplo. Además en el instrumental (otra pantalla de 12,3 pulgadas) se pueden configurar varias vistas en ambos cuadrantes de tacómetro y velocímetro o en el display central.

La usabilidad, al igual que en otros Mercedes-Benz, es excelente. Los comandos están duplicados y hasta triplicados, así que se puede acceder a las distintas funciones desde la pantalla táctil (que es casi tan rápida y sensible como la de un buen celular), desde un touchpad que vibra con el tacto ubicado en el centro de la consola (donde en otros autos iría el selector de cambios) o por LINGUATRONIC, que son los comandos fónicos. En este GLE 350 de se agrega que además suma navegación integrada, con un mapeo excelente de Uruguay y sus alrededores. MBUX también funciona con esto, haciéndolo muy fácil de utilizar.


Quiero detenerme también en el sistema de audio. Este GLE 350 de incorporó de serie a partir del MY2022 un equipo de sonido Burmester con 13 altavoces y una potencia total de 590 vatios, que además tiene un subwoofer central del tamaño de Stuttgart en la base del parabrisas, así como también desde el mencionado sistema MBUX se pueden configurar ambientes y la cantidad de sonido envolvente que uno prefiera. Es de los mejores audios que utilicé en años. Con una fidelidad que asusta incluso con el volumen al máximo, porque utiliza amplificador digital multicanal y un software de procesamiento de sonido.

Pero el disfrute de esa calidad excelente de audio no sería nada sin una insonorización perfecta y absoluta. Y este GLE hace un verdadero alarde de ello. Las puertas son tan pesadas y herméticas que sentís un vacío (¡thuc!) en tu oído medio, cada vez que las cerrás. Aunque lo pueden hacer solas también y con mucha delicadeza: tienen un servocierre eléctrico. Una vez más, todo el tiempo está transmitiendo esa increíble sensación de bóveda bancaria. Es que es uno de los pocos SUVs del mercado que deja ese feeling cada vez que te subís.Para que se hagan una idea, un estándar de confort acústico está seteado en 65 decibles para la industria automotriz. En este Mercedes-Benz, a 100 km/h medí 58 db en modo eléctrico y 60 en híbrido.


Más allá de que arriba dije que nadie viaja tan cómodo como los dos ocupantes delanteros, creo que exageré un poco. Las plazas traseras son masivas. Hay muchísimo espacio para las piernas, cabezas y hombros de quienes vayan sentados ahí, sin importar la contextura física. Acá incluso tres adultos grandotes van a ir con mucha comodidad. Aunque tiene un par de concesiones naturales de un producto con una batería escondida por debajo del habitáculo, como ser un piso apenas más elevado que no deja descansar del todo los muslos contra el asiento posterior. Pero al haber tanto lugar, eso no llega a molestar.

Tiene además comandos independientes de climatización de dos vías para las plazas traseras (completando un equipo cuatro zonas), con salidas independientes al centro y en los pilares B, tres conexiones USB-C extra para recargar electrónicos, respaldos reclinables, además de un gigante techo solar eléctrico y panorámico. Como si eso no fuera poco, además cuenta con cortinas parasol para las ventanillas posteriores eléctricas que incluso se pueden comandar mediante los mandos de voz de MBUX, al igual que la cortina y el cristal del techo. Diez puntos todo. Aplauso, medalla y trofeo.


Pasando al baúl, ofrece 490 litros de capacidad con las cinco plazas en uso, ampliables rebatiendo los respaldos traseros en proporción 40:20:40 hasta los 1.915 litros. Todas cifras más que suficientes y aprovechables. Pero acá es donde algunos comenzarán con ciertos "reclamos", que vamos, son casi que "problemas de primer mundo" si soy honesto.

Un GLE a combustión tiene 140 litros más de volumen, porque tiene un espacio extra, que en el GLE 350 de va ocupado por las baterías del sistema híbrido. Otra de las críticas es que esas versiones no-tan-electrificadas (aclaro esto porque aquellas tienen igual un sistema mild-hybrid de 48 voltios) ofrecen una tercera fila de asientos que este PHEV no puede alojar por no tener el espacio para tales fines. Y una tercera contrapartida de este modelo es que tampoco lleva neumático de auxilio, contando en su lugar con un kit de reparaciones.


Motores, batería y transmisión

Más allá de que Mercedes-Benz pueda tener un producto con características similares a las de sus rivales hasta esta parte del análisis, es en este apartado en donde las aguas se dividen por completo. Porque el GLE 350 de es el único SUV del segmento a nivel mundial en tener una configuración híbrida enchufable y a la vez, turbodiesel. Y eso es una gran ventaja para elegirlo por sobre sus competidores más claros. Es cierto, me estoy adelantando muchísimo a la conclusión de este informe. Paciencia, ansioso, paciencia.

Para aquellos que lean esto desde fuera de fronteras, les hago un pequeño relato charrúa. En Uruguay un vehículo diesel para pasajeros, tributa un 115% de IMESI (Impuestos Específico Interno) sobre el valor de fábrica. Una demencia. Sin embargo, un híbrido enchufable (o PHEV) hoy tributa un 2% hasta 2.000 cc de cilindrada y 34,5% para más de 2.500 cc. Mercedes-Benz vio esta posibilidad viable y logró que este GLE 350 de se pueda comercializar como PHEV y no como turbodiesel. Una jugada brillante a todas luces.


En este GLE 350 de, el primer motor es el denominado M274. Un turbodiesel con 1.950 cc de cilindrada, cuatro cilindros, inyección directa common rail con turbocompresor de geometría variable e intercooler. Es capaz de producir 194 cv de potencia disponibles a las 3.800 rpm y un torque máximo de 400 Nm entre las 1.600 y 2.800 vueltas. La transmisión es automática 9G-TRONIC con selector DIRECT SELECT, y levas de cambio integradas al volante.

El segundo impulsor es un eléctrico de 100 kW (136 cv) y 440 Nm de par máximo, que va asistido por una batería de ion litio con una capacidad de 31,2 kWh y que es recargable durante la marcha por recuperación en régimen de retención de energía cinética transformada en eléctrica, además de poder hacerlo enchufando al auto a una tomas de carga domésticas. Trabajando en conjunto entregan una potencia máxima de 320 cv y 700 Nm de torque. Dato no menor, este GLE 350 de tiene la batería más grande colocada en un PHEV a nivel mundial. Para referencia, un Volkswagen e-up!100% eléctrico, lleva una de 36,8 kWh (ver prueba). Y hay EVs con baterías incluso más chicas que la de este Mercedes-Benz.


Ya que la menciono, en relación a la recarga de la batería, se hace mediante un conector del Tipo 2 a una toma de corriente doméstica con dos conexiones y dos tipos de carga. En el caso de una toma de alimentación doméstica AC con el cable de viaje (10-80%, 2,3 kW), tarda 11 hs para una carga completa, mientras que usando una conexión vía wallbox (10-80%, 3,7 kW) el tiempo se reduce a 6:45 hs. En tanto que utilizando el sistema de carga rápida (10-80%, 7,4 kW), tarda 3:15 hs, aunque no está habilitado para Uruguay. Es más, las unidades que llegan acá tienen hasta la conexión bloqueada con una tapa plástica.

Dejando de lado esa frustración, veamos cómo se comporta este combo mecánico tan distinto. En principio sorprende el grado de refinamiento del impulsor turbodiesel. Si bien en los días más fríos del invierno, a la hora de prender a la mañana se escucha el clásico sonido de los diesel, no hay una sola vibración ni nada que perturbe el confort a bordo. Una vez en marcha, es una mecánica suave que de pura casualidad nos hace recordar que no utiliza nafta. Solo a la hora de acercarse al surtidor hay que hacer ese ayuda-memoria extra. Y como dije más arriba, recordarle al pistero que este GLE solo admite gasoil 10-S.


Los 320 cv y 700 Nm mueven con muchísima (hasta demasiada) soltura a esta mole germano-americana. Se destaca por el agrado de conducción que proporciona en todas las circunstancias. No solo en uso 100% eléctrico. Sino que también funcionando con el motor a combustión resulta muy refinado y silencioso. Incluso siendo un tetraclíndrico, que son famosos por tener una sonoridad más rasposa y vibrante que un seis en línea o V6, dos configuraciones muy populares en este segmento. Asusta la capacidad que tiene este conjunto mecánico para recuperar velocidades o para vencer las inercias de semejante aparato.

La tracción es integral 4MATIC y cuenta con un sistema con una caja de transferencia que transmite el momento de impulsión a los ejes en una proporción fija de 50:50%. Lo hace todo sin que te des cuenta. Pero sí vas a percibir de inmediato, que viaja agarradísimo al asfalto y que puede bajar sin problemas todo ese arsenal mecánico que tiene en el chasis y debajo del capot. No es un deportivo ni por asomo, más allá de que Mercedes-Benz lo haya dotado de un modo sport o de dos levas de cambio al volante para la transmisión. Pero sin dudas, este GLE 350 de es uno de los "livings" más veloces y eficientes del condado.


Siempre que la batería esté con carga suficiente, el vehículo arrancará en modo "Electric" por defecto. Luego, en marcha, podrá circular en ese seteo, aunque dependerá de cuánta presión hagamos sobre el acelerador como para que el sistema active el motor térmico, aunque en este producto es bastante propenso a intervenir por sobre el naftero cuando estemos andando a una velocidad estabilizada. Como es obvio, al desacelerar o frenar, el motor eléctrico actúa como generador para efectuar el frenado regenerativo y emitiendo un zumbido casi que de nave espacial. La autonomía en modo 100% eléctrico según fábrica es de 90-99 kilómetros (WLTP).

La energía cinética, que otros productos se pierde en forma de calor, en este híbrido se recupera como energía eléctrica en la batería. Por eso para manejar un híbrido o eléctrico de forma correcta tenemos que empezar a considerar las inercias y las disminuciones de velocidad como posibilidades de recargar la batería. Y acá es donde el GLE 350 de tiene un as bajo la manga: con el selector de modos de manejo en "Electric", se pueden setear hasta dos niveles de recuperación de energía hacia la batería con las levas (que dejan de actuar sobre la transmisión), igual que en un producto 100% eléctrico. Hoy es el único PHEV del segmento que permite hacer esto. Ampliaré sobre esto en el apartado dinámico.


El interruptor DYNAMIC SELECT permite seleccionar siete programas de conducción (Comfort, Eco, Sport, Electric, Battery Level, Off-Road e Individual). Los que son compartidos con los modelos a combustión no los voy a repasar. Pero sí vale la pena detallar los modos de esta variante híbrida. Con "Electric" la conducción sin motor de combustión interna es posible hasta una máxima de 160 km/h, mientras que la activación del turbodiesel se hace solo sobrepasando el punto de resistencia del denominado "acelerador háptico". 

Esta solución ya vista en otros Mercedes-Benz híbridos o eléctricos, trabaja mediante un doble impulso al pie del conductor, le alerta de que se está presionando demasiado el pedal. Se activa en especial cuando circulamos en una velocidad constante y la transmisión se desacopla en eso conocido como “conducción a vela”, o por inercia. La sensación es un poco extraña, ya que se sienten dos golpes en el acelerador, parecidos a cuando trabaja el sistema ABS, pero como si un espíritu te empujara el pie hacia arriba.


Ya en "Battery Level" (híbrido enchufable), se puede trabajar con el mantenimiento principal del estado de carga de la batería de alto voltaje, guardando la carga. Esto se hace, por ejemplo, para marchas posteriores por la ciudad/zonas ecológicas. En los otros modos, como los Eco, Comfort, Sport e Individual, el GLE 350 de trabaja como un híbrido enchufable más, combinando el uso de los dos motores de forma indistinta.

Por último, hablaré de la transmisión. La 9G-TRONIC es conocida de otros modelos de la marca. Como ya es costumbre en Mercedes-Benz, se comanda mediante el práctico brazo selector DIRECT CONTROL, o también, desde dos levas en la parte posterior del volante, por si no nos queda cómoda la otra opción. También tiene un modo "M" (por manual) con una tecla entre las dos butacas delanteras que permite cierta libertad, aunque acopla automáticamente al cambio superior. Al usarla así también, la caja nos va indicando el cambio ideal con un testigo en el tablero. Como dije, también las levas regeneran en modo "Electric".


Según Mercedes-Benz logra el 0-100 km/h en 6,8 segundos y una velocidad final de 210 km/h. El consumo promedio es de 1,1 l/100 km, mientras que el consumo eléctrico combinado es de 25,4 kWh/100 km. Durante la prueba, en modo "Comfort" (híbrido automático) logré como mejores números 3,0 l/100 km en ciclo urbano, 3,6 l/100 km en ruta, y 3,3 litros cada 100 km en ciclo mixto. Como verán, hay diferencias de consumo entre el registro teórico y el práctico. En cuanto a los consumos 100% eléctricos, en ciudad dio 28,5 kWh/100 km y 20 kWh/100 km en carretera. La autonomía eléctrica, en tanto, estuvo en promedio entre 80 y 110 km. Excelentes números. Pero en todos los casos son cifras más que destacadas para un producto con 320 cv de potencia y que supera las dos toneladas y media de peso.

Sin embargo, eso cambia un poco con el modo "Battery Level" (turbodiesel trabajando para recargar la batería) obteniendo cifras similares a lo que sería un cuatro cilindros de 300 cv trabajando en régimen pleno sin asistencias de electrificación, dado que logré: 6,5 l/100 km en ciclo urbano, 4,9 l/100 km en ruta, y 5,7 litros cada 100 km en ciclo mixto. Hasta en el peor de los casos, no gasta nada. Y esto es lo mejor de es aprovechar la economía de un turbodiesel con las ventajas que tenemos frente a un vehículo a combustión tradicional con la hibridación. El depósito de combustible tiene 65 litros con 9 litros de reserva (la autonomía rinde casi 1.000 km con los consumos que da) y el peso en orden de marcha, en tanto, es de 2.655 kilogramos, siendo uno de los SUVs más pesados del segmento.


Comportamiento dinámico

Superado ese "choclo" del apartado mecánico (perdonen, intenté poner todo ahí), veamos cómo se mueve este GLE en términos dinámicos. Partiendo de la base que este es el SUV del Clase E, era de esperar que su seteo de chasis esté regulado hacia el confort más que hacia otros lados. Ese peso extra de la hibridación se percibe en las oscilaciones de la carrocería al pasar por lomos de burro o badenes, dado que el esquema de suspensiones es bastante blando y confortable, por no decir que en este sentido es una de las referencias del segmento junto al Volvo XC90. BMW con el X5 o Audi con un e-tron, apuntan a un andar algo más firme y enfocado hacia lo dinámico.

Si bien a veces se pueden percibir algunos cortes de la calzada, por tener un perfil 50, en líneas generales no hay golpeteos tan marcados, incluso contando con unos generosos neumáticos de 20 pulgadas. Es ejemplar lo cómodo que es. Presenta un equilibrio de suspensiones que sorprende por la suavidad que maneja y la firmeza que conjuga por igual. Es muy estable en las curvas veloces, y en línea recta parece un sedán de segmento E más que un SUV. Mercedes-Benz no busca un sport utility de alta performance, al menos no en esta versión. Sino uno cómodo, eficiente y por sobre todo, agradable de conducir. Y este producto logra esas tres cosas con mucha soltura y elegancia.


La dirección, por su parte, es de piñón y cremallera con asistencia eléctrica. Pero a diferencia de otras de este tipo, esta es una muy directa y comunicativa en lo veloz, a la vez que también se presenta con un ajuste muy desmultiplicado y amable con los brazos en las maniobras de estacionamiento. Es que tiene que ser así. En las calles estrechas, con autos estacionados de las dos manos, cabe apenas justo. En los estacionamientos necesita espacios especiales. Por eso también tiene asistencias varias para hacer esta tarea más sencilla, como ser cámara de retroceso, de 360º y sensores delanteros y traseros, además de asistente de estacionamiento activo. O sea, no le falta nada y es muy complicado darle un golpe.

Saliendo un poco de las sensaciones dinámicas, hablaré de algo más racional y es la insonorización. Es excelente a nivel de mecánica y ruidos eólicos con doble burletería en todas las aberturas de la carrocería y no se perciben tampoco crujidos estructurales ni nada que se le parezca. También tiene cristales con tratamiento acústico y gruesos paneles de insonorización escondidos en cada rincón de la carrocería. Voy a repetir acá los números de insonorización, porque son muy, pero muy destacados: a 100 km/h registra 58 db en modo eléctrico y 60 en híbrido, cuando el promedio de confort acústico para la industria son 65 decibeles. Ejemplar, de verdad.


Ahora pasemos al apartado de las mecánicas trabajando a la par. El conjunto híbrido está resuelto de manera magistral por su suavidad y rapidez de respuesta tanto en ciudad como en la ruta, como dije más arriba. La caja automática permite que en ciudad se pueda viajar en D6 a 70 km/h a unas 1.750 vueltas en los modos "Eco" y "Comfort" (en "Sport" va en D5 a 1.900 rpm), mientras que en la ruta a 110 km/h constantes, la transmisión pasa a D9 y haciendo trabajar al motor a 1.500 rpm en los modos "Eco" y "Comfort" ("Sport" en D7 a 2.250 vueltas). 

Como dije más arriba, el pedal del acelerador tiene dos puntos de resistencia, siendo el primero en el que mueve al motor delantero, activando después del segundo recorrido a la función "Boost" en la que los dos motores y la batería aportan todo su potencial para una respuesta más enérgica del conjunto. Tiene muy poco lag (o demora) en la reacción cuando lo queremos apurar, por ejemplo en un adelantamiento. Por eso una vez que conecta todos sus gadgets, el GLE sale disparado y sentís como si te dieran una patada. Es muy adictivo e impresionante. Parece un bote cortando olas con la proa. Es bestial lo que empuja ahí.


Pasando a los adelantamientos ruteros tampoco son un problema, pudiendo retomar de 80 a 110 km/h en apenas 4,99 segundos, con la transmisión yendo desde D9 a D5 de forma inmediata. Tuve que medirlo cinco veces porque es insólito que haga ese sprint semejante mole. Cabe destacar que la caja cuenta con un modo en "Electric" para aumentar o reducir la regeneración de la batería, que también puede asistirse mediante el selector para pasar las marchas de forma manual con la retención del freno-motor.

Pero la solución más inteligente para recargar la batería todo el tiempo es el asistente ECO activo, que podría explicarse como un control de velocidad crucero, pero para regenerar energía. Me explico. En cuanto el GLE se acerque a otro vehículo mientras circulamos, el asistente calcula la velocidad ideal para consumir el mínimo de energía basándose en la distancia, la velocidad y la pendiente. En el visualizador del cuadro de instrumentos se muestra un símbolo para levantar el pie del acelerador. Si se hace esto, las mecánicas se ajustan al mínimo consumo de energía, haciendo que el GLE recupere energía de forma independiente y va cargando la batería a una distancia prudencial del vehículo antecedente. Brillante.


Sin embargo, lo más interesante de este vehículo es poder usarlo en modo 100% eléctrico, en especial durante los tramos más urbanos. La toma de recarga es del Tipo 2 convencional (o tipo Mennekes, como también se la conoce), y como ya dije, para Uruguay no permite una recarga de alta velocidad, como podría ser si tan solo tuviera una toma CCS2 (para corriente contínua), por ejemplo. Como dije más arriba, los tiempos de una recarga de 10-80% a 2,3 kW varían entre 11 horas siendo ese el más extenso con una conexión doméstica o 6:45 horas si utilizamos un wallbox para el mismo rango. En tanto que utilizando el sistema de carga más rápida en AC (10-80%, 7,4 kW), tarda 3:15 hs. Un CCS2 DC aceleraría más estos tiempos. En las tomas públicas de 43 kW, a modo de referencia se tomó 1:45 hs para 50% a 7,4 kWh.

Cerrando el apartado dinámico, este GLE tiene un modo "Off-Road". Y pensándolo un poco tal vez no es tan necesario. Por que activándolo la caja automática solo deja en manos del conductor la posibilidad de retener siempre el mismo cambio de marcha (también pasa en el "Sport") y además, el control de descenso se activa de forma exclusiva cuando el vehículo detecta que está en una pendiente. Pero las limitaciones fuera de caminos no están dadas solo por eso. Sino también por los neumáticos elegidos (recordemos que son unos Continental PremiumContact 5 pensados para asfalto) así como también por las cotas para salir del camino declaradas por Mercedes-Benz: el despeje al suelo es de 180 milímetros, mientras que los ángulos son: de entrada (23º), ventral (15º) y de salida (23º). De todas formas las capacidades off-road son bastante restringidas a un uso más bien ligero, aunque la tracción sea integral 4MATIC.


Equipamiento

Al menos por ahora, la gama de esta versión se reduce a una sola opción. Pero no le falta nada. De verdad, nada. Va listado sin repetir y sin soplar: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), panel de instrumentos digital con pantalla a color de 12,3 pulgadas, volante multifunción en cuero de tres radios regulable eléctricamente en altura y profundidad con levas de cambio y botones táctiles, climatización automática THERMATIC de cuatro zonas con salidas para plazas traseras, control de velocidad crucero TEMPOMAT con limitación variable de la velocidad SPEEDTRONIC, sistema de mantenimiento activo ASSYST, función de parada y arranque ECO, dirección con servoasistencia variable en función de la velocidad, tren de rodaje AGILITY CONTROL con sistema de amortiguación selectivo, asientos delanteros calefaccionados y ventilados con ajuste eléctrico de la altura, respaldo, y apoyacabezas, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, sistema multimedia MBUX con AM/FM/2 USB-C/Bluetooth/GPS con pantalla táctil de 12,3 pulgadas, integración de smartphones mediante Apple CarPlay y Android Auto, panel táctil con haptic feedback, funciones ampliadas MBUX y sistema LINGUATRONIC con comprensión del habla, paquete de visibilidad (iluminación del panel táctil, luz de señalización y luz de entorno, iluminación del espacio reposapiés, portavasos/guantera), cámara de marcha atrás con líneas de guía dinámicas, interruptor DYNAMIC SELECT para seleccionar siete programas de conducción (Comfort, Eco, Sport, Electric, Battery Level, Off-Road e Individual), tapizados en cuero ARTICO, función de arranque KEYLESS-GO, paquete de estacionamiento con cámara de 360° y ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC, paquete de retrovisores incluyendo iluminación del entorno del vehículo con proyección del logotipo de la marca alumbrado de la zona para los pies en las plazas traseras, luces interiores integradas en los asideros de la parte trasera con función de luz de lectura, techo corredizo panorámico eléctrico de cristal, con cierre de confort y cierre automático en caso de lluvia, función de cierre PRE-SAFE, respaldo trasero dividido en proporción 40:20:40 abatibles, interfaces USB-C adicionales (3), molduras interiores en madera de roble antracita de poros abiertos, kit de memorias incluyendo asientos delanteros, apoyacabezas y columna de dirección ajustables eléctricamente con función de memoria y ajuste de la profundidad de la banqueta, apoyo lumbar con cuatro vías de ajuste para el asiento del conductor y del acompañante y función de posicionamiento PRE-SAFE para el asiento del acompañante, estribos iluminados en efecto aluminio con tacos de goma, mandos y listón decorativo del espacio interno de la puerta en cromo plateado, mandos de la izquierda junto al volante en cromo plateado, panel táctil, pomo, interruptor de mando y portavasos de la consola central en cromo plateado, barra de ajuste del climatizador en cromo plateado, asientos delanteros calefaccionados y ventilados con ajuste eléctrico de la altura, respaldo, y apoyacabezas, portón trasero EASY-PACK con accionamiento eléctrico para apertura y cierre manos libres (Hands Free-Access), grupos ópticos delanteros LED Multibeam (84 LEDs activables individualmente por cada módulo, luz de cruce y luz de carretera en técnica de proyección LED, luces de carretera automáticas Plus (conexión permanente de la luz de carretera sin peligro de deslumbramiento), luz antiniebla ampliada, luz para ciudad, luz para carretera convencional, luz para autopista y luz para lluvia, y paquete KEYLESS-GO (llave del vehículo con función KEYLESS-GO, sistema de bloqueo electrónico de acceso y arranque KEYLESS-GO, tecla de arranque y parada, apertura y cierre de confort, tiradores de las puertas con insertos cromados, HANDS-FREE ACCESS, iluminación de la cavidad de los tiradores), barras de techo longitudinales, protección técnica de bajos, sistema de sonido Burmester con 13 altavoces y una potencia total de 590 vatios, servocierre de puertas, persianas eléctricas para las ventanillas traseras, y llantas de aleación de 20 pulgadas con cinco radios dobles color Gris Himalaya y pulida a alto brillo, sobre neumáticos en medida 275/50 R20 (adelante) y 275/50 R20 (atrás). Es una dotación brillante y solo le falta un cargador inalámbrico de smartphones, pero esto es culpa de la falta de suministros por crisis de semi-conductores.


Seguridad

Acá tampoco hay un solo ítem que quede afuera, porque la dotación es brillante. Ofrece de serie: nueve airbags (frontales, laterales delanteros y traseros, de cortinas, y de rodillas para conductor), frenos ABS, control de tracción (ASR), sistema ATTENTION ASSIST para detectar síntomas típicos de fatiga y advertencia al conductor del riesgo de sufrir microsueños, servofreno de emergencia activo formado por advertencia de distancia y advertencia de colisión, sistema PRE-SAFE de protección preventiva para los ocupantes, control de estabilidad (ESP), control de la velocidad en descensos (DSR), asistente contra vientos laterales CROSSWIND ASSIST, ADAPTIVE BRAKE con función HOLD, capot activo para peatones, función frenos secos al conducir bajo la lluvia y ayuda al arranque en pendientes, paquete de asistencias a la conducción PLUS (asistente activo de distancia DISTRONIC,  asistente activo de velocidad límite, función ampliada de reanudación automática de la marcha en autopista, adaptación de la velocidad basada en el trayecto con función de distancia a retención, asistente activo para retenciones, asistente activo de dirección, función de corredor de emergencia, de girar, función de cruce, de frenado de emergencia ante retenciones, asistente de maniobra evasiva, detector activo de cambio de carril, control activo de ángulo muerto, función de advertencia al salir del vehículo, asistente para señales de tráfico, función de advertencia de peatones en cruces peatonales, PRE-SAFE PLUS y PRE-SAFE Impulso Lateral), sistema electrónico de tracción 4ETS para tracción integral, faro antiniebla trasero, freno de estacionamiento eléctrico, advertencia del desgaste de las pastillas de freno, servofreno de emergencia (BAS) con detección automática de situaciones de frenado de emergencia, y asistencia para aplicar la fuerza máxima de frenado, monitoreo de presión de los neumáticos, y anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles.


El asistente activo de distancia DISTRONIC regula de forma automática la distancia respecto al vehículo precedente. En combinación con el reconocimiento de señales de tráfico puede asumir cómodamente la velocidad máxima autorizada sin más que pulsar un botón. Se puede seleccionar la distancia deseada por el conductor respecto a vehículos precedentes y vehículos en maniobra de frenado al circular entre 0 y 200 km/h, con una advertencia óptica y acústica en caso de que el conductor deba intervenir por sí mismo. El sistema es brillante, como todo control de velocidad crucero adaptativo. Ojalá cada vez más autos lo tengan.

Es posible que el asistente activo de distancia DISTRONIC no funcione, o lo haga con restricciones en determinadas situaciones. Por ese motivo, el conductor debe adaptar la velocidad siempre que sea necesario. Por ejemplo, si las condiciones ambientales son adversas, como al circular por carreteras con visibilidad reducida, carriles estrechos, humedad, nieve y hielo en la calzada o durante la conducción con remolque. Es posible que el conductor tenga que accionar los frenos y desconectar el asistente activo de distancia DISTRONIC al conducir en curvas, al entrar o salir de una curva, al circular en posición desfasada respecto al centro del carril, al conducir detrás de vehículos estrechos, ante obstáculos y vehículos detenidos, ante usuarios de la vía cruzando la carretera o ante otros vehículos en maniobra de cambio de carril.


El otro sistema que quiero destacar es el detector activo de cambio de carril, que puede advertir mediante sutiles vibraciones en el volante si ha sobrepasado las líneas delimitadoras del carril. Si se presenta una situación de peligro, incluso el sistema puede intervenir activamente en los frenos de un lado del vehículo para reconducir hacia el carril.

Y por último, el sistema PRE-SAFE PLUS, trabaja en caso de existir un peligro de colisión trasera. En esas ocasiones, las luces de advertencia en la zaga parpadean con rapidez para advertir a los conductores que se acercan por detrás y se activan a título preventivo los pretensores reversibles de cinturón. Una vez detenido el vehículo, se acciona el freno para inmovilizarlo. Por un lado, esto reduce la sacudida hacia delante y las fuerzas que inciden en los pasajeros; por el otro, disminuye el riesgo de accidentes secundarios.


Precio y garantía

En este apartado es donde hay que explicar unas cuantas cosas. Por un lado, el GLE 350 de de momento está solo en la oferta de SUVs eléctricos premium a nivel local. No por ser híbrido, sino por estar impulsado por una mecánica turbodiesel. Es el único en todo el mercado (mundial, reitero) que tiene esa configuración. Pero a U$S 150.990, hay varios modelos que entran de este segmento en esa franja de precio. La garantía, en tanto, es de 2 años sin límite de kilometraje y 8 años o 160.000 km para motor y batería. Es un precio elevado, sí. Pero también es "mucho producto" lo que uno se lleva a cambio.

Rivales como dije, no tiene de forma directa. Pero tomando solo a las versión PHEV de sus compañeros de segmento, la oferta local es la siguiente: BMW X5 xDrive 45e xLine 3.0 T Steptronic (U$S 178.990) y Volvo XC90 Recharge T8 AWD Inscription 2.0 T A/T (U$S 149.990). Frente a estos productos, el Mercedes-Benz corre con la ventaja de estar más equipado que el BMW, aunque cuenta con menos potencia (320 cv contra 394 cv), pero con más torque disponible (700 Nm versus 600) y una batería de más capacidad (31,2 kWh contra 20,6 kWh). En el caso del Volvo, además de contar con una tercera fila de asientos que ni el Mercedes-Benz ni el BMW ofrecen, tiene más potencia (455 cv) y torque (709 cv). Pero también una batería con una capacidad inferior que el GLE (22,6 kWh). Más allá de las diferencias, son tres productos más que recomendables. Ojalá todos tuviéramos el "problema" de tener que elegir uno de estos modelos con U$S 150.000 de sobra en los bolsillos.


Conclusión

El GLE era uno de los modelos que me quedaba por evaluar de la gama de SUVs de Mercedes-Benz desde siempre. Haberlo hecho con esta versión le agregó un toque extra de exotismo. Y creo que también fue la más indicada. Incluso más que si hubiera probado una variante preparada por AMG, me atrevo a decirlo. Es que el GLE 350 de es una verdadera maravilla de la ingeniería, pero también una vuelta de tuerca más que interesante a un producto que de por sí, está en lo más alto de un segmento lleno de opciones brillantes y más que recomendables por diversas razones. Es una categoría sin perdedores. De verdad.

También todos tienen alguna versión de altas prestaciones con alerones por doquier y mecánicas que rugen cual león con carraspera. Algunos con un enfoque más familiar y hasta tres filas de asientos. Pero ninguno con una configuración híbrida y turbodiesel. Solo Mercedes-Benz con este 350 de. Por eso digo que es el más interesante de todos los GLE actuales. No creo que sea una tecnología que trascienda en el tiempo. Las normas de emisiones contaminantes del primer mundo y esa prensa negativa que tuvo el gasoil en los últimos 20 años no hacen más que darle una constante fecha de defunción a esta tecnología mecánica.


Pero el diesel vive y lucha en estas ideas. Pero también en los utilitarios, no lo olvidemos. En aplicaciones como este GLE dan cátedra de eficiencia al combinarse con un motor eléctrico, siendo una de esas herramientas que algún día me gustaría tener a mano para emprender un viaje hacia los rincones más lejanos de los mapas. Este 350 de además de ser una rareza de la industria actual, es también eso: un devora-kilómetros ideal para cruzar fronteras en el máximo confort, eficiencia, seguridad y lujos posibles.

Aunque parezca irónico, con ese concepto estamos casi que dándole la vuelta completa al surgimiento de los motores a gasoil. Pese a que vivimos en un mundo donde la electrificación está dominándolo todo, todavía existen viajes en trenes a gasoil de altísimo lujo, en homenaje al Expreso del Oriente, protagonista de novelas como la de Agatha Christie. Un pasaje de estos suele costar casi U$S 15.000 y abarca trayectos intercontinentales. Considerando que el gasoil cuesta algo menos de U$S 2 el litro, y la electricidad aún menos, pensado de esta forma, comprarse un GLE 350 híbrido turbodiesel a U$S 150.990 para hacer miles de kilómetros es una verdadera ganga. Y además, a diferencia del tren, podés estacionarlo en tu garage.


A favor
  • Autonomías eléctricas en ciudad y ruta
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Capacidad de baúl
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos reducidos
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño exterior e interior
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Garantía del conjunto eléctrico
  • Habitabilidad general para adultos
  • Insonorización
  • Posición de manejo
  • Relación precio/producto/equipamiento
  • Tecnologías aplicadas
En contra
  • Capacidades off-road algo limitadas
  • Tiempos de recarga AC o sin Wallbox
  • Sin neumático de auxilio
  • Sin posibilidad de recarga DC CCS2


FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Motor de combustión interna
Cilindrada (cc) 1.950
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 15,5:1
Diámetro x carrera (mm): 82 x 92,3
Inyección: directa common rail con turbocompresor de geometría variable e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 194/3.800
Torque máximo (Nm/rpm) 400/1.600-2.800
Sistema híbrido
Motor eléctrico
Tipo: generador síncrono de imán permanente integrado en la caja de cambios con función del alternador de recuperación de energía para el acumulador de alto voltaje
Potencia máxima (cv/Kw) 136/100
Torque máximo (Nm) 440
Batería
Tipo: ion-litio (Li-Ion)
Voltaje nominal (V): N/D
Capacidad energética neta (Kwh) 31,2
Potencia máxima y torque máximo combinados (cv/Nm) 320/700
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de nueve relaciones 9G-TRONIC
Tracción integral permanente 4MATIC
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros: de discos autoventilados
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: multilink eje de brazos transversales dobles, muelles helicoidales, amortiguadores monotubo de gas a presión y estabilizador
Trasera: multilink con muelles helicoidales, amortiguadores bi-tubo de gas a presión y estabilizador
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 275/50 R20
Rueda auxiliar: N/D
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 210
Velocidad máxima en modo 100% eléctrico (km/h) 160
Aceleración 0-100 km/h (s) 6,8
Autonomía en modo 100% eléctrico (km) 90-99
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 1,1
Consumo eléctrico (kWh/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 25,4
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 490/1.915
Peso en vacío (kg) 2.655
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.924
Ancho total (mm) 1.947
Alto total (mm) 1.772
Distancia entre ejes (mm) 2.995
Capacidad del depósito de combustible (l) 65
Despeje al suelo (mm): 180
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 23,0 - Ángulo ventral: 15,0 - Ángulo de salida: 23,0

Galería: Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC Plus 9G-TRONIC | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Prueba Mercedes-Benz GLE 350 de 4MATIC Plus 9G-TRONIC

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales
Estribos iluminados en efecto aluminio con tacos de goma
Llantas de aleación de 20 pulgadas con cinco radios dobles color Gris Himalaya y pulida a alto brillo
Faro antiniebla trasero LED
Faros delanteros LED Multibeam (84 LEDs activables individualmente por cada módulo, luz de cruce y luz de carretera en técnica de proyección LED, luces de carretera automáticas Plus, conexión permanente de la luz de carretera sin peligro de deslumbramiento, luz antiniebla ampliada, luz para ciudad, luz para carretera convencional, luz para autopista y luz para lluvia)
Grupos ópticos traseros LED para luces de freno
Protección técnica de bajos
Techo corredizo panorámico eléctrico de cristal, con cierre de confort y cierre automático en caso de lluvia, función de cierre PRE-SAFE
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y traseros, de cortinas, y de rodillas para conductor
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
COLLISION PREVENTION ASSIST PLUS advertencia de colisión incluyendo servofreno de emergencia adaptativo y frenado parcial autónomo para evitar una colisión o mitigar sus consecuencias
Control de estabilidad (ESP)
Control de tracción (ASR)
Fijaciones ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Frenos ABS
Indicador de presión de los neumáticos
Paquete de asistencias a la conducción PLUS (asistente activo de distancia DISTRONIC,  asistente activo de velocidad límite, función ampliada de reanudación automática de la marcha en autopista, adaptación de la velocidad basada en el trayecto con función de distancia a retención, asistente activo para retenciones, asistente activo de dirección, función de corredor de emergencia, de girar, función de cruce, de frenado de emergencia ante retenciones, asistente de maniobra evasiva, detector activo de cambio de carril, control activo de ángulo muerto, función de advertencia al salir del vehículo, asistente para señales de tráfico, función de advertencia de peatones en cruces peatonales, PRE-SAFE PLUS y PRE-SAFE Impulso Lateral)
Servofreno de emergencia (BAS) con detección automática de situaciones de frenado de emergencia, y asistencia para aplicar la fuerza máxima de frenado
Sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST
Sistema electrónico de tracción 4ETS para tracción integral
Sistema de regulación electrónica de los frenos ADAPTIVE BRAKE con ayuda al arranque en pendientes y función HOLD
CONFORT
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Climatización automática THERMATIC de cuatro zonas con salidas para plazas traseras
Cámara de retroceso con líneas de guía dinámicas
Computadora de a bordo
Conexión automática de las luces de cruce
Cuadro de instrumentos con sistema multimedia MBUX con pantalla a color de 12,3 pulgadas
Dirección con servoasistencia variable en función de la velocidad
Electric Art Interior (tablero de instrumentos con fina superficie estructural en color metalizado gris plata y costura de adorno en dorado rosa, otras costuras de adorno en dorado rosa, por ejemplo, en el apoyabrazos de la consola central, en el revestimiento interior de las puertas delanteras o en la superficie anticongelante entre el tablero de instrumentos y el parabrisas, volante deportivo multifunción en cuero con radios en cromo regulable eléctricamente en altura y profundidad con memorias, paneles de control en negro de alto brillo con elementos de mando cromados, pasadores del seguro de las puertas en cromo)
Espejos retrovisores exteriores calefaccionados y plegables eléctricamente
Función de arranque KEYLESS-GO
Interruptor DYNAMIC SELECT para seleccionar siete programas de conducción (Comfort, Eco, Sport, Electric, Battery Level, Off-Road e Individual)
Interfaces USB-C adicionales (3)
Kit de memorias incluyendo asientos delanteros, apoyacabezas y columna de dirección ajustables eléctricamente con función de memoria y ajuste de la profundidad de la banqueta, apoyo lumbar con cuatro vías de ajuste para el asiento del conductor y del acompañante y función de posicionamiento PRE-SAFE para el asiento del acompañante
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema de un toque
Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
Mandos y listón decorativo del espacio interno de la puerta en cromo plateado, mandos de la izquierda junto al volante en cromo plateado, panel táctil, pomo, interruptor de mando y portavasos de la consola central en cromo plateado, barra de ajuste del climatizador en cromo plateado
Molduras interiores en madera de roble antracita de poros abiertos
Paquete de alumbrado interior
Paquete de estacionamiento con cámara de 360° y ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC
Paquete de retrovisores incluyendo iluminación del entorno del vehículo con proyección del logotipo de la marca alumbrado de la zona para los pies en las plazas traseras, luces interiores integradas en los asideros de la parte trasera con función de luz de lectura
Paquete KEYLESS-GO (llave del vehículo con función KEYLESS-GO, sistema de bloqueo electrónico de acceso y arranque KEYLESS-GO, tecla de arranque y parada, apertura y cierre de confort, tiradores de las puertas con insertos cromados, HANDS-FREE ACCESS, iluminación de la cavidad de los tiradores)
Panel de instrumentos digital con pantalla a color de 12,3 pulgadas
Persianas eléctricas para las ventanillas traseras
Portón trasero EASY-PACK con accionamiento eléctrico para apertura y cierre manos libres (Hands Free-Access)
Respaldo trasero dividido en proporción 40:20:40 abatibles
Sistema de sonido Burmester con 13 altavoces y una potencia total de 590 vatios
Sistema multimedia MBUX con AM/FM/2USB-C/Bluetooth/GPS con pantalla táctil de 12,3 pulgadas, integración de smartphones mediante Apple CarPlay y Android Auto, panel táctil con haptic feedback, funciones ampliadas MBUX y sistema LINGUATRONIC con comprensión del habla
Sistema de mantenimiento activo ASSYST
Servocierre de puertas
Tapizados símil cuero ARTICO
TEMPOMAT (cruise control) con limitación variable de la velocidad SPEEDTRONIC
Tren de rodaje AGILITY CONTROL con sistema de amortiguación selectivo
Volante multifunción en cuero de tres radios regulable eléctricamente en altura y profundidad con levas de cambio y botones táctiles

PRECIO Y GARANTÍAS:

U$S 150.990. Garantía: 2 años sin límite de kilometraje (8 años o 100.000 km para la batería)

COMERCIALIZA:

Autolider S.A. Rambla Baltasar Brum 2986. Tel. 22094444. Web: www.mercedes-benz.uy