Confirmado: la segunda generación del Mercedes-Benz GLE llegará a Uruguay en 2019

miércoles, 12 de septiembre de 2018



Se presentará en París: así es la segunda generación del Mercedes-Benz GLE llegará a Uruguay en 2019.
Se mostró ayer y también será una de las estrellas del Salón de París 2018 a comienzos de octubre. Mercedes-Benz reveló la segunda generación del GLE o cuarta si contamos a la anterior Clase ML. Se producirá en los Estados Unidos y está confirmado que llegará a Uruguay el año que viene.


El GLE de segunda generación (W167) utiliza la plataforma MHA (Modular High Architecture), que está estrechamente relacionada con la plataforma MRA (Modular Rear Architecture) en la que se basan los Clase C , E y S. Sin embargo, la MHA se ha creado para garantizar una altura libre sobre el suelo específica para los SUV.


El modelo tiene más espacio que su predecesor, con una distancia entre ejes considerablemente más larga en 2.995 mm, un aumento de 80 mm, lo que significa que el espacio para las piernas en la segunda fila aumenta en 69 mm a 1.045 mm. La segunda fila de asientos es completamente ajustable electrónicamente, controlada por un interruptor en el panel de la puerta. El GLE también se ofrece por primera vez con la opción de una tercera fila, agregando dos asientos adicionales.

El volumen del baúl asciende a un máximo de 825 litros por detrás de los asientos traseros, y a un máximo de 2.055 litros con los respaldos de la segunda fila de asientos abatidos. El acceso al habitáculo desde el baúl es ahora 72 mm más ancho, lo que permite transportar también objetos voluminosos. En combinación con la suspensión neumática AIRMATIC es posible rebajar la altura de la parte trasera en unos 40 mm para facilitar la carga y descarga del baúl.


En términos de equipamiento y conectividad, el nuevo GLE se pone a disposición la última generación del sistema multimedia MBUX - Mercedes-Benz User Experience. En comparación con la Clase A, en donde se estrenó este sistema, la nueva versión incorpora de serie dos grandes pantallas contiguas en formato de 12,3 pulgadas, que configuran un puesto de conducción widescreen.

Con el nuevo Mercedes-Benz GLE celebra su debut el nuevo motor naftero de seis cilindros en línea. Más adelante seguirán otros motores, entre ellos un grupo turbodiesel y un híbrido enchufable. El primer modelo disponible en la fecha de lanzamiento al mercado lleva la denominación GLE 450 4MATIC y equipa un motor de seis cilindros en línea con medidas de electrificación basadas en la tecnología de 48 voltios. Produce 367 cv de potencia y 500 Nm de par, a los que se suman brevemente otros 250 Nm de par y 22 cv de potencia mediante la función EQ Boost. 


El alternador arrancador integrado (ISG) asume algunas funciones de los sistemas híbridos de propulsión como, por ejemplo, EQ Boost o recuperación, y permite alcanzar cotas de consumo de combustible que, hasta la fecha, estaban reservadas a los modelos con tecnología híbrida de alto voltaje.

En todas las variantes del nuevo GLE se utiliza para la transmisión de fuerza el cambio automático 9G TRONIC. En los motores de cuatro cilindros, la tracción integral 4MATIC cuenta con una caja de transferencia que transmite el momento de impulsión a los ejes en una proporción fija de 50:50%. Las ruedas que giran en vacío se frenan mediante impulsos puntuales en los frenos de las ruedas afectadas.


En los demás modelos, como el GLE 450, se incorpora de serie una caja de transferencia con embrague de discos múltiples regulado electrónicamente. Este sistema permite una distribución variable del momento de impulsión 0–100% (Torque on Demand) entre los ejes. Otra novedad disponible como opción es una caja de transferencia. Además del embrague de discos múltiples regulado, con función Torque on Demand, cuenta con un engranaje reductor adicional y un efecto de bloqueo automático del 0–100% para la conducción fuera del asfalto. 

En términos de asistencias a la conducción el nuevo GLE podrá ofrecer entre varias tecnologías, el asistente activo de distancia DISTRONIC con adaptación de velocidad, que en función del trayecto, es capaz de reconocer retenciones o tráfico lento con ayuda de la información de LiveTraffic, y reaccionar a la situación antes de que el conductor perciba conscientemente este problema de tráfico. Si se reconoce un atasco de esa manera (y el conductor no interviene activamente de otra forma), DISTRONIC reduce a título preventivo la velocidad a un máximo aprox. de 100 km/h. Esto ofrece al asistente de frenado activo el margen de maniobra suficiente para poder reaccionar anticipadamente y frenar el vehículo hasta detenerlo antes de llegar al principio reconocido de la retención.


Seguidamente, en la propia retención en la autopista, el asistente activo para retenciones puede aportar una valiosa ayuda al conductor. Si se reconocen las líneas delimitadoras del carril, el sistema puede asumir con fiabilidad la tarea de mantener al vehículo en su carril y observar la distancia de seguridad hasta una velocidad aproximada de 60 km/h. Si tiene que detenerse en una retención, el vehículo puede reanudar la marcha automáticamente hasta un minuto después de la parada sin intervención del conductor.

Por último, una tecnología que estrenará esta segunda generación del GLE es el tren de rodaje opcional E-ACTIVE BODY CONTROL, que puede combinarse ahora con la suspensión neumática de nuevo desarrollo AIRMATIC. Se trata del primer sistema disponible en el mercado que hace posible regular de forma independiente las fuerzas de amortiguación y de suspensión en cada rueda. Por consiguiente, es capaz de neutralizar eficazmente los movimientos de balanceo, de cabeceo y de elevación de la carrocería.


El sistema trabaja con una tensión de 48 voltios, y está disponible como equipo opcional para los motores de seis cilindros o mayores. Al circular por carreteras en mal estado, el sistema es capaz de recuperar energía eléctrica. En consecuencia, la demanda energética ha disminuido a la mitad en comparación con el sistema precedente de la Clase S. El equipo hidroneumático genera fuerzas dinámicas que se superponen a las fuerzas de los fuelles neumáticos y soportan y atenúan activamente los movimientos de la carrocería; por ejemplo, en maniobras de aceleración longitudinal o transversal, o al conducir sobre calzadas irregulares. 

El nuevo Mercedes-Benz GLE se presentará a la opinión pública por primera vez con ocasión del Salón Mondial de l’Automobile en París (4 a 14 de octubre de 2018). La llegada a los concesionarios en Estados Unidos y en Europa está prevista para comienzos de 2019, y en China a partir de la primavera de 2019. El GLE se fabricará en Tuscaloosa (Alabama/EE.UU.). A nuestro mercado, por su parte, ya fue confirmada por Autolider Uruguay su llegada en el segundo semestre del año próximo.



Video: Mercedes-Benz GLE