Prueba: Lifan X50 Talent VIP 1.5 M/T

viernes, 20 de mayo de 2016



Evaluamos al Lifan X50 en su versión Talent VIP equipada con el motor 1.5 de 103 cv de potencia.
Unos meses luego de su presentación en el mercado local, evaluamos al Lifan X50 en su variante Talent VIP equipada con la única opción mecánica para nuestro país, un 1.5 de 103 cv asociado a una transmisión manual de cinco relaciones. La prueba completa de este crossover chino, a continuación.

La historia del Lifan X50 es reciente porque este producto es uno de las últimas incorporaciones a la gama de la marca originaria de Chongqing. Se presentó mundialmente en el Salón del Automóvil de Pekín de 2014 y es un crossover de segmento B desarrollado sobre la plataforma del Lifan 530 (ver lanzamiento), modelo con el que también comparte mecánicas y transmisiones.

A nuestro país llegó en agosto del año pasado proveniente desde China (ver lanzamiento) y buscando posicionarse por precio y segmento debajo de su hermano, el X60 (ver lanzamiento) que es un SUV con todas las letras. Aunque al X50 se lo trate como tal, en realidad es un hatchback chico con aspecto de SUV.


En el mercado local se comercializa con cinco versiones, dos denominadas Talent (manual y automática), dos Talent VIP (manual y automática) y una STD básica (solo manual). Los precios van desde los U$S 14.990 hasta los U$S 18.490. En todos los casos la mecánica es una sola, un 1.5 litros, cuatro cilindros, con 103 cv de potencia, asociado a dos transmisiones: manual de cinco marchas o automática CVT.

Con un Lifan X50 Talent VIP con caja manual recorrimos durante dos días más de 200 kilómetros y la prueba se transcribe a continuación. Antes de arrancar un detalle: la unidad probada no tenía como origen China, sino Uruguay, ya que se trataba de una unidad de pre-serie armada en la planta que Lifan Motors tiene en el departamento de San José.


Exterior

El diseño del X50 se desmarca un poco del resto de la gama Lifan. No existe en la marca ese concepto de family feeling que implantaron las marcas alemanas hace unos años atrás y que lentamente va contagiando a las de otras regiones, haciendo que todos sus modelos parezcan copias entre sí, cambiando solo el tamaño.

Dejando de lado esto, y de que es difícil darse cuenta desde lejos de qué marca es, el X50 luce bastante agradable a la vista. Personalmente estoy parado en un umbral de neutralidad ante un estilo igualmente neutral. Me parece correcto y actual. Solo eso.


Visto de frente lo que más llama la atención es la cantidad de LEDs que tiene en las ópticas. Los antinieblas delanteros, luces de giro, y las diurnas se valen de esta tecnología, mientras que las luces principales y de giro cuentan con las históricas lamparitas.

Si lo miramos de costado encontraremos una línea de cintura ascendente con algunas nervaduras repartidas en la carrocería para darle algo de robustez al conjunto. También se destacan las barras de techo longitudinales. Todos los X50 llevan llantas de aleación de 15 pulgadas, y en nuestra unidad iban montadas sobre neumáticos Giti GitiComfort 228 en medida 195/60 R15.


El sector trasero es quizás el que menos personalidad propia tiene. Hay algunos rasgos -mínimos- que parecen tomados de modelos occidentales como ser el Kia Sportage de tercera generación (ver lanzamiento) e incluso de la Alfa Romeo Giulietta (ver prueba), en especial por el formato de las ópticas posteriores, que dicho sea de paso, tienen más LEDs (para luces de posición y frenos).

Este Lifan mide 4.100 milímetros de largo, 1.722 mm de ancho y 1.540 mm a lo alto. La distancia entre ejes se ubica en unos 2.550 milímetros, y el despeje al suelo, dato muy relevante para los que gustan de este tipo de productos, es de 208 mm. 


Interior

El habitáculo del X50 presenta un diseño agradable a la vista, aunque al tacto ya comenzaremos a notar algunos puntos mejorables. Con unos 1.800 km en el odómetro, la unidad probada ya contaba con varios grillitos en las contrapuertas y el baúl. Los plásticos son correctos, pero los encastres merecerían una revisión, y algunos tornillos un par de vueltas más.

De todas formas el punto más conflictivo de este producto es la posición de manejo. Es un vehículo que claramente no fue diseñado pensando (ergonómicamente hablando) para ser vendido fuera de China, pero igual lo exportan a mercados como el nuestro. La butaca del conductor regula en altura, pero queda tan (ridículamente) alta incluso en la posición más baja, que personas que ronden el 1,80 m irán con la cabeza contra el techo. Mientras que la columna de dirección, regulable solo en altura, en su ajuste más alto igual hace que igual vayamos rozando el volante con las rodillas. Creo que no hace falta que aclare que manejar este auto desde una posición cómoda, no es una opción.


Sumado a esos problemas, están las butacas delanteras y todo el volumen de la cabina en sí. Pese a que por fuera es un producto bastante grande en sus cotas para el segmento B, adentro se lo siente muy apretado. Los asientos son pequeños (incluso para un flaco de 1,80 m como quien redacta) y los cojines son cortísimos. Es una lástima porque el planteo de diseño del interior no está tan mal. Solo que tiene una ergonomía que parece que fue definida mediante llamadas de teletipo entre los ingenieros y diseñadores.

El instrumental es sencillo pero de fácil lectura. Alberga solo un elemento de aguja, el tacómetro, mientras que el resto de las informaciones (velocidad, cantidad de combustible, temperatura del refrigerante y computadora de a bordo) son digitales. También tiene un indicador de paso de marchas demasiado optimista que como dato curioso, cuando vamos con la quinta marcha (última) conectada se enciende para pedir que subamos todavía un cambio más. Aunque solo tenga cinco.


La consola central en esta versión Talent VIP lleva un sistema multimedia táctil MP5 con pantalla de siete pulgadas que tiene muchísimas funciones: AM/FM/CD/MP3/USB/Aux-In/Bluetooth/DVD/GPS/SD. A todas esas hay que sumarle las de la visualización de la cámara de retroceso, de buena resolución. ¿Un punto a mejorar? Aunque el GPS tiene buenos gráficos y la interfaz es bastante rápida, está en chino. Incluso la guía por voz también.

Más abajo están los comandos del aire acondicionado manual que como en todo producto de este origen es muy rápido tanto para enfriar como si queremos calentar el habitáculo también. Ya que lo menciono, tiene algunos portaobjetos aunque son chicos. Incluso la guantera o los huecos de las contrapuertas no son muy generosos. Por suerte los diseñadores de Lifan se dieron un poco de maña y lograron aprovechar dos espacios en la base de la consola para llevar llaves o celulares a mano.


Si salimos de las plazas delanteras y nos vamos a las traseras encontraremos que son correctas, pero tampoco sobra mucho espacio. La altura de las cabezas al techo se ve algo limitada por la presencia del techo solar (solo en esta versión Talent VIP), aunque en el evento de lanzamiento de este producto subí a otro X50 sin este elemento y sufría de los mismos problemas de habitabilidad, aunque no tan acentuados.

A lo ancho tiene buenas cotas, pero el espacio para las piernas también es justo. La plaza central tiene un túnel de transmisión algo plano y no molesta tanto. El problema vendrá a lo alto, donde un asiento más alto y duro en su mullido hará que viajar en ese lugar no sea tan cómodo. Además carece de apoyacabezas para quien vaya sentado ahí


Pero no todo es negativo. Para los ocupantes adultos hay tres cinturones inerciales de tres puntas y si tenemos que llevar a los más pequeños, existen también anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles. Si tuviera el quinto apoyacabezas, sería ideal.

El baúl admite unos solo correctos 280 litros de capacidad que de no alcanzar, pueden ser ampliados hasta los 1.136 litros si abatimos el respaldo trasero de forma enteriza. Ya podría ofrecer un 60:40 por este precio. Por debajo del piso del espacio de cargas está el neumático de auxilio de la misma marca y medida que los cuatro titulares, aunque con llanta de chapa, que honestamente es lo que menos importa.


Motor y transmisión

Mecánicamente todos los X50 cuentan con el impulsor denominado LF479Q2. Es un 1.5 (1.498 cc) 16 válvulas con distribución variable VVT e inyección multipunto. Produce 103 cv a 6.000 rpm, y un par máximo de 133 Nm disponibles entre las 3.500 y 4.500 vueltas. Como detalle de esta mecánica, el block está realizado íntegramente en aluminio.

El impulsor es quizás uno de los puntos más destacados de este modelo. Tiene una buena respuesta en baja, es silencioso (en un régimen moderado) y por encima de las 2.000 vueltas presenta bastante agilidad de marcha. Más allá de las 3.000 rpm pese a que responde todavía con más brío, lo hace filtrando mucho ruido hacia el interior.


En la versión probada estaba acoplado a una transmisión manual de cinco relaciones, aunque de forma opcional existe la posibilidad de una automática continuamente variable, también conocida como CVT. La caja presenta relaciones más bien largas en las últimas tres marchas y bien cortas en las dos primeras, aprovechando al máximo el torque del 1.5 y además no perjudicando los consumos como veremos más adelante.

Como contrapartida se la siente algo suelta, como si no estuviera conectada a nada. Me explico: presenta un "juego muerto" como si estuviera en neutro cuando va con un cambio colocado. A su vez, a la hora de pasar de marcha aparecen algunos ruidos parásitos del conjunto que se sienten demasiado en el habitáculo. Pero en líneas generales, y dejando de lado esos detalles, es una caja correcta.


Lifan declara una velocidad máxima de 170 km/h, y el único consumo conocido es el mixto, que según datos de fábrica está en 6,3 litros cada 100 km. No hay información sobre cuánto rinde en ciudad o ruta, aunque sí su aceleración de 0 a 100 km/h, que está en los 11 segundos.

En nuestras mediciones conseguimos valores de consumo bastante buenos. En ciudad el mejor registro fue 8,4 litros cada 100 km, mientras que en ruta y ciclo mixto fueron 6,6 y 7,5 litros cada 100 kilómetros. El depósito de combustible aloja 42 litros y el peso en orden de marcha de esta versión está en los 1.150 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Pese a que presenta un aspecto muy aventurero, este producto pasará la gran parte del tiempo visitando caminos asfaltados y rara vez bajará a la tierra, aunque su despeje y suspensiones lo permitan. En el ámbito urbano tiene un logrado confort de marcha con un esquema que prioriza un andar más bien suave y blando.

Los 208 milímetros de distancia al suelo no dejarán que lomos de burro, pozos, calles adoquinadas, cunetas o cualquier tipo de inconveniente similar lo molesten y además tampoco lo hará con los ocupantes, ya que las suspensiones filtran muy bien todo en esos casos.


Como ya lo mencioné en el apartado mecánico, el impulsor es una grata sorpresa por su agilidad y respuesta. Es un motor vueltero que invita a llevarlo en un régimen medio y medio alto para exprimir al máximo sus virtudes. Además no penaliza la eficiencia de combustible, por lo que es una situación win-win.

Con la quinta conectada permite trabajar al 1.5 a unos 70 km/h a un régimen de apenas 1.900 vueltas, retornando unos 8,4-8,7 litros cada 100 kilómetros en materia de consumos. Si sabemos aprovechar las relaciones de caja y pisar sin mucha contundencia el acelerador, creo que incluso se podrían mejorar esos números un poco más.


Si salimos a la ruta nuevamente los consumos serán para sacarse el sombrero, homologando como mejor número unos correctos 6,6 litros cada 100 kilómetros. Los problemas en este ámbito de uso sin embargo, llegan en materia de insonorización ya que se filtran demasiados ruidos de rodamiento al habitáculo, pero por sobre todas las cosas aquellos eólicos provenientes desde las contrapuertas y el baúl.

La mecánica, en tanto, viaja en quinta a 110 km/h a unas 3.000 rpm pero también sintiéndose mucho en el interior del auto. El aislamiento de la motorización se manifiesta como otro de los puntos mejorables de este producto. Al igual que otros problemas que tiene el modelo, se trata de pequeños detalles que se podrían solucionar sin mucho costo, pero que en la suma general, irónicamente terminan restándole varios puntos a la experiencia de manejo.


La dirección cuenta con asistencia eléctrica y no es de las más comunicativas en tramos de curvas rápidas. Por el contrario, para estacionar o maniobrar en ciudad, es correcta con un ajuste bastante amigable por lo liviana que es. Las suspensiones, en tanto, son independientes McPherson en el tren delantero y de eje semi-independiente con brazo arrastrado en el trasero.

A la hora de doblar exigido tiende a subvirar mucho e inclinar la trompa notoriamente, pero en ningún momento se manifiestan vicios direccionales ni es complicado de corregir la trasera tampoco. Producto de su suspensión elevada y altura de la carrocería, además suele ser sensible a los vientos laterales en los tramos de ruta.


Equipamiento

Este es uno de los puntos más destacados del X50, los equipamientos de confort que ofrece. Las versiones Talent y Talent VIP como la evaluada tienen una dotación más que generosa para productos que se comercializan por menos de 20 mil dólares.

El nivel Talent ofrece de serie: aire acondicionado, dirección electro-asistida, pack eléctrico (levantavidrios, espejos y bloqueo), faro antiniebla trasero, faros antinieblas delanteros LED, faros traseros LED, luces de circulación diurna (DRL) LED, apertura interna del depósito de combustible, Gear Shift Indicator (GSI), tapizados en eco-cuero, radio con AM/FM/CD/MP3/USB/Aux-In, cuatro parlantes, respaldo trasero rebatible enterizo, spoiler trasero, y llantas de aleación de 15 pulgadas sobre neumáticos 195/65 R15, entre otros ítems.


Por encima está el Talent VIP como el de esta nota, que suma o reemplaza sobre el listado anterior: techo solar eléctrico, pantalla táctil MP5 de siete pulgadas con AM/FM/CD/MP3/USB/Aux-In/Bluetooth/DVD/GPS/SD, cámara trasera para asistencia de estacionamiento con visualización en pantalla, espejos exteriores con desempañador, volante multifunción con comandos de audio, y sensores de estacionamiento traseros.

En el primer escalón de la gama del X50 está el nivel STD que pierde frente a los Talent: volante multifunción, monitoreo de presión de neumáticos, protector de cárter, y tapizados en símil cuero, pasando a tener en su lugar asientos revestidos en tela.


Más allá de que la dotación de confort, como ya dije, es bastante buena, podría ofrecer algunos elementos más cuando consideramos el precio (U$S 16.990) y que además estamos ante la versión más equipada de la gama. Por ejemplo: asiento trasero 60:40, alarma, regulación en profundidad de la columna de dirección, o apertura interna del baúl.

Seguridad

En materia de seguridad todos los X50 cuentan con: doble airbag, frenos ABS+EBD+BAS, BOS (brake override system), cuatro apoyacabezas y cinco cinturones inerciales de tres puntas, monitoreo de presión de neumáticos, y anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles en el asiento trasero.

Tomando en cuenta al segmento donde participa y los rivales que tiene, es un listado correcto. De todas formas en otros mercados el X50 ofrece en opción los controles de tracción y estabilidad, así como también airbags laterales y de cortina. Lo que no tiene en ninguna parte es el quinto apoyacabezas.


Los frenos son de discos en las cuatro ruedas algo que no es muy común en este rango de precios. Trae ventilados en el tren delantero y sólidos en el trasero. Si bien el tacto del pedal es correcto y para derecho, ante reiteradas detenciones de emergencia el sistema comienza a perder efectividad estirando las distancias producto de la fatiga temprana de los discos y teniendo que corregir un poco la trayectoria con la dirección.

De momento no hay pruebas de impacto de organismos independientes para saber si el X50 presenta una buena protección para sus ocupantes a nivel estructural. Hasta ahora ni siquiera existen evaluaciones realizadas por C-NCAP (el NCAP de China) a modo de referencia.

Precio, garantía y competidores

La versión probada es el escalón del medio de la gama del X50. Este Talent VIP 1.5 M/T se comercializa en Uruguay a un precio de U$S 16.990 y con una buena garantía además, 5 años o 100.000 kilómetros, algo para destacar.

El resto de las versiones son las: STD M/T a U$S 14.990, Talent M/T a U$S 15.990, y luego las variantes con caja CVT de los niveles Talent y Talent VIP a 17.490 y 18.490 respectivamente. Son valores más que correctos si consideramos la dotación de confort que ofrecen de serie en todos los casos.


Si bien podemos decir que es un crossover por sus características, el X50 también se acerca peligrosamente al terreno de los hatchbacks tradicionales de segmento B con aspecto aventurero. Por eso dentro de los rivales directos encontramos a los: Chana CX20 1.4 Sport (U$S 18.990), FAW D60 1.5 Comfort (U$S 19.990), D60 1.5 Luxury (U$S 20.990) y D60 1.5 Luxury (c/techo solar) (U$S 21.490), JAC S2 1.5 (U$S 17.990) y por último el ZX Auto Urban Ark 1.5 Luxury (U$S 19.990).

Por otra parte, como decía, existen otros productos similares, pero que son hatchbacks del segmento B puros, pero con look off-road que le compiten tangencialmente al modelo de Lifan. Estos son: Fiat Uno Way 1.4 Semi-Full (U$S 14.690) y 1.4 Full (U$S 16.590), y Renault Sandero Stepway Expression 1.6 (U$S 20.990).


Conclusión

Con todos sus puntos a favor o en contra, el Lifan X50 de todas formas es un vehículo bastante correcto si consideramos el precio y equipamiento que ofrece. Tiene cuestiones a mejorar que sus rivales ya supieron resolver de mejor forma, como la posición de manejo o la habitabilidad interior, pero haciéndolas a un lado, hay que mirar al producto con un poco de contexto también y entenderlo.

Chongqing Lifan Motors como empresa apenas tiene once años de experiencia en la fabricación de automóviles y motocicletas, mientras que la compañía en sí (con varios rubros en donde participa) nació en 1992, es decir, 24 años. Si tomamos en cuenta eso veremos que la historia todavía es reciente y les queda mucho por hacer.


El X50 es otro de los productos de origen chino que llega al mercado local compitiendo con tres pilares: equipamiento, garantía y precio. Recordemos que hace menos de 15 años esta empresa no fabricaba otra cosa que calzados deportivos y tecnología. Por eso todo lo que les queda por delante en materia automotriz promete ser un camino de mejoras en materia de desarrollo y a pasos agigantados.

Más allá de los prejuicios que todavía recaen sobre los productos de origen chino, creo que es para pararse y aplaudir la capacidad de aprendizaje que tienen todos los fabricantes de este país a la hora de crear productos prácticamente que de cero. Primero fueron realizando modelos bajo licencia (otros copiando descaradamente) y en menos de 10 años algunos ya cuentan con creaciones propias.


Por todo esto creo que estamos ante un producto razonable para el contexto en el que fue desarrollado. Es cierto, hay opciones más convenientes en este precio y que prometen por sobre todas las cosas un mejor valor de reventa, algo que en los últimos años aqueja seriamente a los productos de origen chino. Pero el X50 por mérito propio también tiene argumentos con lo que puede defenderse ante los rivales.

El paso al que va avanzando la industria automotriz china es vertiginoso para el mercado mundial y especialmente aterrador para las compañías de occidente ya establecidas. Casi como fue en su momento con las industrias surcoreanas o japonesas. Pero en este caso como vamos viendo en los últimos 10 años, los chinos tienen la tecla de fast forward apretada al máximo.



A favor
  • Confort de marcha
  • Consumos
  • Equipamiento de confort
  • Relación precio/equipamiento
  • Respuesta del impulsor
  • Garantía

    En contra
    • Calidad de algunos encastres
    • Habitabilidad general
    • Insonorización en ruta
    • Posición de manejo
    • Respaldo trasero enterizo
    • Sensibilidad a vientos laterales
    • Sin apoyacabezas central trasero




    FICHA TÉCNICA

    MOTORIZACIÓN
    Cilindrada (cc) 1.498
    Número de cilindros: 4
    Número de válvulas: 16
    Relación de compresión: N/D
    Diámetro x carrera (mm): N/D
    Inyección: indirecta multipunto secuencial
    Potencia máxima (cv/rpm) 103/6.000
    Torque máximo (Nm/rpm) 133/3.500-4.500
    TRANSMISIÓN
    Caja de velocidades manual de cinco velocidades
    Tracción delantera
    DIRECCIÓN
    De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable (EPS)
    FRENOS
    Delanteros: de discos ventilados
    Traseros: de discos sólidos
    EJES - SUSPENSIÓN
    Delantera: independiente tipo McPherson
    Trasera: semi-independiente con brazo arrastrado
    NEUMÁTICOS
    Dimensiones: 195/65 R15
    Rueda auxiliar: 195/65 R15
    PRESTACIONES
    Velocidad máxima (km/h) 170
    Aceleración 0/100 km/h (s) 11
    Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: 6,3
    DIMENSIONES / PESO
    Capacidad del baúl (l) 280/1.136
    Peso en vacío (kg) N/D
    Peso en orden de marcha (kg) 1.150
    Largo total (mm) 4.100
    Ancho total (mm) 1.722
    Alto total (mm) 1.540
    Distancia entre ejes (mm) 2.550
    Capacidad del tanque de combustible (l) 42
    Despeje al suelo (mm): 208

    Galería: Lifan X50 Talent VIP 1.5 M/T | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).


    EQUIPAMIENTO

    EXTERIOR
    Barras de techo longitudinales
    Faros antinieblas delanteros LED
    Llantas de aleación de 15 pulgadas
    Luces diurnas LED
    Luces traseras LED
    Techo solar eléctrico
    Tiradores de puertas en cromo
    SEGURIDAD
    Airbags frontales delanteros
    Apoyacabezas delanteros y traseros (4)
    Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
    Brake override system (BOS)
    Cinturones traseros de 3 puntos con limitador de esfuerzo (3)
    Distribución electrónica del frenado (EBD)
    Monitoreo de presión de neumáticos (TPMS)
    Frenos ABS
    Sistema de asistencia en el frenado (BAS)
    CONFORT
    Aire acondicionado
    Apertura interna del depósito de combustible
    Asiento del conductor con regulación de altura
    Cámara de retroceso con visualización en pantalla central
    Cierre centralizado con mando a distancia
    Computadora de a bordo
    Cuatro parlantes
    Dirección asistida eléctricamente
    Espejos exteriores calefaccionados con señaleros integrados
    Gear Shift Indicator (GSI)
    Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch solo para conductor
    Pantalla táctil MP5 de siete pulgadas con AM/FM/CD/MP3/USB/Aux-In/Bluetooth/DVD/GPS/SD
    Respaldo trasero rebatible enetrizo
    Sensores de estacionamiento traseros
    Tapizados en eco-cuero
    Volante multifunción regulable en altura

    PRECIO Y GARANTÍA:

    U$S 16.990. Garantía: 5 años o 100.000 km

    COMERCIALIZA:

    Lifan Motors Uruguay. Ruta 1 km 38.500. Tel.: 23479090. Web: www.lifan.com.uy