Prueba: Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+ Coupé AMG SPEEDSHIFT TCT 9G

viernes, 12 de enero de 2024



Probamos a la variante 53 4MATIC+ del Mercedes-AMG GLE Coupé.

Probamos al Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+ Coupé, la variante prestacional del GLE Coupé. Llega desde los Estados Unidos con un 3.0 litros con seis cilindros en línea, bi-turbo y micro-híbrido, capaz de producir una potencia de 435 cv y un torque máximo de 520 Nm. Análisis completo, tras el salto.

De la historia del Mercedes-Benz GLE como producto ya me encargué hace algo más de un año y medio cuando probamos a la variante 350 de 4MATIC (ver prueba). Por eso hoy vamos a poner foco en su derivado con silueta fastback, o como le gusta decir a los responsables de marketing, con silueta coupé. La primera generación del GLE Coupé se denominaba C292 y está muy relacionado con el GLE de tercera generación o W166. Se presentó al público en enero de 2015 en el Salón Internacional de Detroit y se produjo hasta agosto de 2019 después de la introducción del W167 o cuarta generación del GLE SUV.

La segunda generación -actual- del GLE Coupé se denomina C293 y fue presentada en 2019 como dije antes (ver nota), compartiendo elementos con la cuarta generación del GLE o W167 (ver lanzamiento). En nuestro mercado comenzó a comercializarse en 2020 en variante Mercedes-AMG 53 4MATIC+ (ver lanzamiento) y tuvo un update de equipamientos en el año 2022 (ver lanzamiento) y sumó a la variante 450 4MATIC (ver lanzamiento), que se ubicaba por debajo de la 53 en precio, potencia y equipamientos.


En febrero de 2023 se reveló la actualización estética y de equipamientos a nivel global (ver nota). Entre los cambios del exterior nos encontramos un nuevo paragolpes delantero, dos franjas horizontales con inserciones cromadas que atraviesan la parrilla del radiador, faros LED de alto rendimiento de serie, nuevas luces traseras, un paquete exterior AMG Line (ahora de serie en el GLE Coupé), nuevas incorporaciones a la paleta de colores (Sodalite Blue Metallic y Alpine Grey Solid) y dos diseños inéditos de llantas de aleación. Por dentro equipa un volante con funciones en las superficies táctiles de los radios, algo que Mercedes-Benz viene aplicando a todos sus últimos lanzamientos.

Estas actualizaciones llegaron al mercado uruguayo a finales del 2023 y comienzos de este 2024 en dos versiones (450 4MATIC AMG Line y Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+) importado desde Tuscaloosa (Alabama/EE.UU.) equipado con una motorización micro-híbrida 3.0 litros de seis cilindros en línea, bi-turboalimentada, con dos niveles de potencia: 381 cv (antes 367 cv) y 435 cv respectivamente, asociado a una transmisión automática 9G-TRONIC o AMG SPEEDSHIFT TCT 9G, ambas de nueve velocidades y tracción integral 4MATIC o 4MATIC+. (ver lanzamiento). Autoblog pudo evaluar hace algunas semanas a la más potente de las dos y el análisis se transcribe a continuación.


EXTERIOR

Si bien los cambios son sutiles, este GLE Coupé luce un poco distinto de aquel de 2019. Las novedades exteriores radican en los detalles descriptos más arriba, con una parrilla “Panamericana” como se la denomina en Mercedes-AMG -por la mítica carrera de igual nombre-, que ahora cambia el emblema de la firma de Stuttgart por la de Affalterbach en la base del capot. Pero también ahora pasa a ser muy confuso distinguir una variante 53 (de seis cilindros) de una 63 (de ocho), porque se las acercó demasiado en lo estético. Como siempre pasa con los productos de esta división deportiva, luce muy amenazante y brutal.

Por ejemplo, ahora es de serie en versiones 53 un spoiler delantero revisado y siguen formando parte del equipamiento estándar del GLE Coupé, el conjunto óptico está formado por los excelentes y potentes grupos ópticos delanteros LED Multibeam (son 84 LEDs individuales por cada módulo, con luz de cruce y luz de carretera en técnica de proyección LED, luces de carretera automáticas Plus, conexión permanente de la luz de carretera sin peligro de deslumbramiento), luz antiniebla ampliada, luz para ciudad, luz para carretera convencional, luz para autopista y luz para lluvia. Su funcionamiento, es destacado por demás.


En la vista lateral, luce imponente como siempre sucede con la familia GLE. Lo que más impresiona son los tamaños de llantas y neumáticos. Las primeras son de aleación de 21 pulgadas con cinco radios dobles color negro mate y pulidas a alto brillo, sobre neumáticos Continental SportContact 6 en medida 275/45 R21 (adelante) y 315/40 R21 (atrás). Son verdaderos rodillos de caucho, sobre todo los traseros. En el guardabarros está la inscripción “bi-turbo 4MATIC+”, por si a alguien le quedaban dudas de qué decían.

En el sector posterior, esa caída del techo pronunciada juega en contra de la visibilidad hacia atrás y los ¾ posteriores, sobre todo en cruces de calle. Pero es el encanto de estos SUVs tipo fastback para aquellos que los ponderan por encima de un SUV convencional. Mi detalle preferido son las cuatro salidas de escape con el logo “AMG” grabado encima, le quedan geniales. Si pasamos a las dimensiones, mide 4.961 mm de largo (+22 mm que otros GLE Coupé), 2.018 mm de ancho (+8 mm), 1.716 mm de alto (-14 mm) y cuenta con una distancia entre ejes de 2.935 mm (ídem). Frente al SUV, en tanto, es 37 mm más largo, 71 mm más ancho y 56 mm más bajo, con una batalla 60 milímetros más reducida.


INTERIOR

Por dentro son los detalles típicos de Mercedes-AMG los que se roban el protagonismo en un habitáculo que en las otras variantes de la familia GLE, ya era soberbio. Acá se mantiene la calidad presente elementos nobles como madera, cuero o aluminio con sensaciones tanto a la vista como al tacto. Porque son de verdad, claro está. La posición de manejo además es soberbia, perdón que me repita en esa definición, pero es necesario. El volante específico de esta variante (ya ahondaré más en esto) también se ajusta de forma eléctrica y con dos memorias. Las butacas tienen un diseño exquisito, son anchas y cómodas, pero además con una cantidad de ajustes que hacen imposible no encontrar la posición correcta. 

¿Regulaciones? Las que se te ocurran: ambas tienen ajustes eléctricos para altura, desplazamiento, respaldo, apoyo lumbar, apoyacabezas e incluso el extensor de muslos es eléctrico. Y si eso no te alcanzaba, cuentan con ventilación, calefacción y tres memorias de cada lado. Además desde el lado izquierdo se puede manejar la del acompañante, ya sea para ajustar el asiento o respaldo así como también la temperatura de los mismos de forma individual. Porque sí, es de esos productos que permite tener calefacción y ventilación en simultáneo, pero además tiene dos funciones geniales: el paquete de “cinética de asiento ENERGIZING”, que genera minúsculos movimientos del asiento y el respaldo, favoreciendo así la variación de la postura sobre el asiento durante el viaje. La otra es que dentro del sistema multimedia uno puede ingresar su estatura, 1,85 m en mi caso para los que pregunten siempre este dato, y tanto la butaca como el volante se ajustan a la postura ideal de conducción para cada talla.


Ya que lo menciono, es de la nueva generación de modelos de Mercedes-Benz, con paneles táctiles en sus cuatro brazos, a los que Mercedes-AMG le agrega dos diales en la parte inferior con pantallas a color que permiten ajustar los seteos del AMG DYNAMICS con los programas de conducción (Comfort, Sport, Sport+, Calzada resbaladiza e Individual), así como también del sistema de escape AMG Performance conmutable, que permite hacer más o menos presente el sonido del motor, la altura de la suspensión neumática así como su dureza, o la rapidez de la transmisión. Es todo muy configurable a nuestro gusto.

Pasando al combo de pantallas de infoentretenimiento, primero comienzo por el Head-Up-Display a color de esta versión que permite configurarlo con varias vistas -incluyendo dos pensadas para girar en pista, llamadas Race y Superdeportivo-. Luego está en la consola central y el instrumental lleva al ya clásico sistema multimedia MBUX con AM/FM/2 USB-C/Bluetooth/GPS con pantalla táctil de 12,3 pulgadas, integración de smartphones mediante Apple CarPlay y Android Auto, panel táctil con haptic feedback, funciones ampliadas MBUX y sistema LINGUATRONIC con comprensión del habla. Además en el instrumental (otra pantalla de 12,3 pulgadas) se pueden configurar varias vistas en ambos cuadrantes de tacómetro y velocímetro o en el display central. Ambas tienen funciones AMG y la del centro incluso incorpora un cronógrafo digital que simula ser un reloj IWC Schaffhausen. Un detalle muy, muy cool.


La usabilidad, al igual que en otros Mercedes-Benz, es excelente. Los comandos están duplicados y hasta triplicados, así que se puede acceder a las distintas funciones desde la pantalla táctil (que es casi tan rápida y sensible como la de un buen celular), desde un touchpad que vibra con el tacto ubicado en el centro de la consola (donde en otros autos iría el selector de cambios) o por LINGUATRONIC, que son los comandos fónicos. En este GLE 53 4MATIC+ Coupé  de se agrega que además suma navegación integrada, con un mapeo excelente de Uruguay y sus alrededores. MBUX también funciona con esto, muy fácil de utilizar.

Pasando a las plazas posteriores, hay muchísimo espacio para las piernas y hombros de quienes vayan sentados ahí, sin importar la contextura física. Acá incluso dos adultos grandotes van a ir con mucha comodidad. Aunque tiene un par de concesiones naturales de un producto con una batería escondida por debajo del habitáculo, como ser un piso apenas más elevado que no deja descansar del todo los muslos contra el asiento posterior. Pero al haber tanto lugar, eso no llega a molestar. Donde más complica es a lo alto, aunque pese a que no se llega a tocar la cabeza con el techo, es más claustrofóbico que un GLE SUV. La plaza central, en tanto, tiene un respaldo más firme y buen espacio para la cabeza. El problema viene de la mano de un túnel de transmisión que obliga a levantar los pies en ángulo. No es de lo más cómodo.


Tiene además comandos independientes de climatización de dos vías para las plazas traseras (completando un equipo cuatro zonas, o THERMOTRONIC según Mercedes-AMG), con salidas independientes al centro y en los pilares B, tres conexiones USB-C extra para recargar electrónicos, respaldos reclinables, además de un gigante techo solar eléctrico y panorámico, cuya cortina se puede comandar mediante los mandos de voz de MBUX, al igual que el cristal del techo. Diez puntos todo. Aplauso, medalla y trofeo.

Pasando al baúl y sus capacidades, declara 655 litros de capacidad, ampliables hasta los 1.790 litros con el respaldo trasero abatido en proporción 40:20:40. Algo para destacar es que aprovechando la suspensión neumática, se puede reducir la altura de la boca de cargas mediante una tecla en el baúl, que además, cuenta con portón de apertura y cierre eléctrico con mando manos libres. Pero no todo puede ser excelente, así que para dejar una queja en semejante espacio de cargas, me voy a proceder a reclamar la ausencia de un neumático de auxilio. Lógico, tiene medidas diferentes en las titulares. Pero igual, el kit de reparación de pinchazos te puede sacar del apuro, pero tal vez, no solucionártelo si es algo más grave.


EQUIPAMIENTO

Antes de comenzar este apartado voy a decir algo que no siempre me toca en este caso. Al Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+ Coupé no le falta nada. Pero nada, eh. El equipamiento tanto de seguridad como de confort está a la par de su -elevado- precio (más al final del informe). Vayamos con la dotación de serie: nueve airbags, frenos ABS, control de tracción (ASR), sistema ATTENTION ASSIST para detectar síntomas típicos de fatiga y advertencia al conductor del riesgo de sufrir microsueños, servofreno de emergencia activo formado por advertencia de distancia y advertencia de colisión, control de ángulo muerto, asistente de mantenimiento de carril, sistema PRE-SAFE de protección preventiva para los ocupantes, control de ángulo muerto, paquete de asistencias a la conducción PLUS (asistente activo de distancia DISTRONIC, asistente activo de velocidad límite, función ampliada de reanudación automática de la marcha en autopista, adaptación de la velocidad basada en el trayecto con función de distancia a retención, asistente activo para retenciones, asistente activo de dirección, función de corredor de emergencia, de girar, función de cruce, de frenado de emergencia ante retenciones, asistente de maniobra evasiva, detector activo de cambio de carril, control activo de ángulo muerto, función de advertencia al salir del vehículo, asistente para señales de tráfico, función de advertencia de peatones en cruces peatonales, PRE-SAFE PLUS y PRE-SAFE Impulso Lateral), control de estabilidad (ESP), control de la velocidad en descensos (DSR), asistente contra vientos laterales CROSSWIND ASSIST, ADAPTIVE BRAKE con función HOLD, capot activo para peatones, función frenos secos al conducir bajo la lluvia y ayuda al arranque en pendientes, sistema electrónico de tracción 4ETS para tracción integral, faro antiniebla trasero, freno de estacionamiento eléctrico, advertencia del desgaste de las pastillas de freno, servofreno de emergencia (BAS) con detección automática de situaciones de frenado de emergencia, y asistencia para aplicar la fuerza máxima de frenado, monitoreo de presión de los neumáticos, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), conexión automática de las luces de cruce con luz de marcha automática, panel de instrumentos digital con pantalla a color de 12,3 pulgadas, control de velocidad crucero TEMPOMAT con limitación variable de la velocidad SPEEDTRONIC, sistema de mantenimiento activo ASSYST, función de parada y arranque ECO, dirección con servoasistencia variable en función de la velocidad, tren de rodaje AGILITY CONTROL con sistema de amortiguación selectivo, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, sistema multimedia MBUX con AM/FM/4 USB-C/Bluetooth con pantalla táctil de 12,3 pulgadas, integración de smartphones mediante Apple CarPlay y Android Auto, panel táctil con haptic feedback, funciones ampliadas MBUX y sistema LINGUATRONIC con comprensión del habla, paquete de visibilidad (iluminación del panel táctil, luz de señalización y luz de entorno, iluminación del espacio reposapiés, portavasos/guantera), cámara de marcha atrás con líneas de guía dinámicas, función de arranque KEYLESS-GO con iluminación de los tiradores de puertas, paquete de estacionamiento con cámara de 360° y ayuda activa para aparcar con PARKTRONIC, paquete de retrovisores incluyendo iluminación del entorno del vehículo con proyección del logotipo de la marca alumbrado de la zona para los pies en las plazas traseras, luces interiores integradas en los asideros de la parte trasera con función de luz de lectura), kit de memorias incluyendo asientos delanteros, apoyacabezas y columna de dirección ajustables eléctricamente con función de memoria y ajuste de la profundidad de la banqueta, apoyo lumbar con cuatro vías de ajuste para el asiento del conductor y del acompañante y función de posicionamiento PRE-SAFE para el asiento del acompañante, techo panorámico eléctrico de cristal, con cierre de confort y cierre automático en caso de lluvia, función de cierre PRE-SAFE, molduras de madera de raíz de roble antracita de poros abiertos, grupos ópticos delanteros LED Multibeam (84 LEDs activables individualmente por cada módulo, luz de cruce y luz de carretera en técnica de proyección LED, luces de carretera automáticas Plus (conexión permanente de la luz de carretera sin peligro de deslumbramiento), luz antiniebla ampliada, luz para ciudad, luz para carretera convencional, luz para autopista y luz para lluvia, portón trasero EASY-PACK con accionamiento eléctrico para apertura y cierre manos libres (Hands Free-Access), asiento trasero divididos en proporción 40:20:40 y abatibles, sistema de acceso de confort EASY-ENTRY eléctrico a la izquierda y a la derecha para la tercera fila de asientos, estribos iluminados en efecto aluminio con tacos de goma, mandos y listón decorativo del espacio interno de la puerta en cromo plateado, mandos de la izquierda junto al volante en cromo plateado, panel táctil, pomo, interruptor de mando y portavasos de la consola central en cromo plateado, barra de ajuste del climatizador en cromo plateado, interfaces USB-C adicionales, iluminación de ambiente en 64 colores, protección técnica de bajos, sistema de sonido surround Burmester con 13 altavoces y una potencia total de 590 vatios, volante multifunción AMG Performance de tres radios forrado en napa de color negro con costura de adorno en color de contraste rojo, sección inferior plana, perforación en la zona de agarre, botones Touch Control, levas de cambio de aluminio color plata y moldura del volante con distintivo «AMG» regulable eléctricamente en altura y profundidad, asientos delanteros con diseño específico AMG y placa «AMG» en los respaldos delanteros, calefaccionados y ventilados con ajuste eléctrico de la altura, respaldo, y apoyacabezas, tapizados en cuero Napa AMG, climatización automática THERMOTRONIC de cuatro zonas con salidas para plazas traseras, paquete AMG exterior (parrilla del radiador especifica AMG con perfiles verticales en cromo brillante y logotipo AMG, capot de conformación dominante con resaltes longitudinales de contornos acusados, faldón delantero AMG con listón de adorno en el perfil A-Wing y splitter frontal en cromo plateado, así como tomas de aire deportivas con 2 lamas a cada lado en cromo plateado y flics negros, sistema de frenos AMG con discos integrales autoventilados de 400 x 36 mm delante y 345 x 22 mm detrás, pinzas de freno de color plata con distintivo «AMG» en color negro, distintivo «TURBO 4MATIC» sobre los guardabarros delanteros, embellecedores laterales AMG del color de la carrocería, faldón trasero AMG de forma dinámica con inserto en efecto difusor y listón de adorno en cromo plateado, sistema de escape AMG con dos embellecedores redondos en cromo de alto brillo en la salida doble de escape), paquete AMG interior (pedales deportivos AMG de acero inoxidable cepillado con tacos de goma negros, contenidos específicos AMG como el cronómetro de carreras RACETIMER y el menú de ajuste AMG Start-up, así como cuatro estilos de visualizado a elección («Classic», «Sport», «Discreto» y «Supersport» como estilo especifico de AMG), sección superior del tablero de instrumentos en símil de cuero ARTICO negro, techo interior de tela color negro, listones de umbral AMG con distintivo «AMG», alfombrillas AMG de velours color negro con distintivo «AMG»), AMG DYNAMIC SELECT con programas de conducción «Comfort», «Sport», «Sport+», «Calzada resbaladiza», e «Individual», sistema de escape AMG Performance conmutable, paquete AIR-BALANCE, paquete ENERGIZING, servocierre de puertas, Head-Up Display, posavasos climatizado/refrigerado para conductor y acompañante, y llantas de aleación de 21 pulgadas con cinco radios dobles color negro mate y pulidas a alto brillo, sobre neumáticos en medida 275/45 R21 (adelante) y 315/40 R21 (atrás).


MOTOR Y TRANSMISIÓN

Si preguntarás por qué no puse “batería” en este apartado, es porque este GLE 53 4MATIC+ Coupé es un micro-híbrido y Mercedes-Benz no declara la capacidad de la pequeña batería que usa el sistema Mild-Hybrid de 48V. Es cierto, tal vez te estabas esperando que este sea el análisis del GLE 53 HYBRID 4MATIC+, que es un PHEV o híbrido enchufable, que podría llegar este año a Uruguay. Ese modelo tiene el mismo motor que este que ves en imágenes, pero llevado a 449 cv. Se le acopla un motor eléctrico de 100 kW (134 cv) y 480 Nm, junto a una batería de 31.2 kWh. ¿El resultado? 544 cv y 750 Nm, además de una autonomía eléctrica de 82‑87 km, 0-100 km/h en 4,7 segundos y una máxima de 250 km/h.

Pero no, de ese no toca hablar hoy. En su lugar probamos al M256 de Mercedes-Benz. Se trata de un seis cilindros en línea con una cilindrada de 2.999 cc, doble turbocompresor de geometría variable, inyección directa de alta presión y distribución variable de válvulas. Produce 435 cv de potencia a 6.100 rpm y un par máximo de 520 Nm, disponibles entre las 1.800 y 5.800 rpm. La transmisión es una automática de doble embrague AMG SPEEDSHIFT TCT 9G de nueve relaciones. Cuenta con un alternador arrancador EQ Boost que puede entregar brevemente hasta 20 kW de potencia y 200 Nm de par adicionales, y asume al mismo tiempo la alimentación eléctrica de la red de a bordo de 48 voltios. Y esa es la parte mild-hybrid.


Como ya sabrás, los motores de AMG suelen estar armados por un solo ingeniero y firmados por esa persona. La placa con la firma ya es todo un clásico. Y si la estabas buscando en este GLE, lamento decirte que no es que se la robaron. No la tiene. Esto es porque no es un “AMG posta”, sino el primer escalón de la gama, como suele pasar con los 35, 43 y 53 (motores de cuatro y seis cilindros), que se diferencian de los 63 y 65 (ocho y doce). Pero no te dejes engañar. Esto lleva el escudo de Affalterbach.

Si bien no es el AMG más potente de los que podés comprarte en la gama GLE, de todas formas estamos hablando de un aparato que se mueve más rápido que vos intentando pronunciar correctamente Aufrecht, Melcher and Großaspach, los apellidos que conforman la sigla “AMG”, por si no sabías ese dato. Este es un SUV deportivo y tanto los 435 cv como los 520 Nm no son un par de numeritos para dejar pasar por alto. El seis cilindros empuja y mucho. Asusta incluso en algunos casos, ver cómo semejante “mole” se desplaza con una facilidad pasmosa por el tránsito. Le cuesta poco menos que nada romper las inercias.


Parte de eso, es responsabilidad de la transmisión AMG SPEEDSHIFT TCT 9G de doble embrague, que es más rápida que inmediata en el pasaje de marchas. Lo único que desentona son las levas plásticas en el volante, podrían ser metálicas. Dejando eso, todo este combo viene maridado por un sonido de los escapes que te envenena los sentidos -no cuando suena por los parlantes, ahí desencanta- y un sistema de tracción 4MATIC+ cuyo reparto de la entrega, prioriza al eje trasero por sobre el delantero. 

A su vez, los ingenieros de “AMG” siempre se caracterizaron por ser los más “rednecks” de la industria y les gusta que sus productos suenen y mucho. A tal punto que los escapes de este GLE Coupé, en los modos Sport y Sport+, emiten unos adictivos “pops & bangs”, como si en el baúl llevaras una máquina de hacer pop-corn para ir al cine. Es un producto irracional, inmaduro y poco lógico. Pero, ¿a quién le importa? Es un aparato divertido, “unapologetic” y hasta políticamente incorrecto. Tiene mucho carácter. Empuja muchísimo en todo el rango de uso y el sonido del seis cilindros es espectacular.


Pasando a las prestaciones, promete 250 km/h de velocidad final limitada electrónicamente y una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos. El consumo mixto está en los 10,5 l/100 km. Si bien es un micro-híbrido, no hace milagros en términos de cuánto combustible se cobra esa diversión que describí más arriba. “Economía”, no es lo que uno tiene en mente cuando piensa en un AMG, sea el que sea.

Durante los días de pruebas le pude sacar como mejores registros unos modestos 10,7 l/100 km en ciudad, 7,9 l/100 km en ruta y 9,6 l/100 km en el combinado. No son malos números considerando la potencia, pero estamos hablando de que esas cifras se pueden disparar con mucha facilidad si carecemos de autocontrol sobre el pedal del acelerador. Y no es chiste, se disparan. El depósito de combustible tiene 85 litros con 9 litros de reserva, y el peso en orden de marcha, en tanto, es de 2.325 kilogramos.


COMPORTAMIENTO DINÁMICO

Todavía tenía el vivo recuerdo de la prueba del GLE 350 de hace cuestión de un año y medio cuando me llevé este GLE 53 4MATIC+ Coupé. Sin embargo, pese a que comparten familia, no podrían ser dos productos más distintos. Mientras sus hermanos SUV y “no-AMG” tienen una receta que solo apela al confort máximo, en el caso de este Coupé, se percibe un planteo más enfocado en lo dinámico y deportivo. Es cierto, los múltiples seteos de la suspensión, motor, y transmisión, también permiten jugar con cierta dualidad de usos. Pero con una “ancho de banda” de usabilidad mayor que en los GLE convencionales.

El toque de AMG le permite una mezcla entre comodidad y deportividad muy equilibrada. Si bien estos modelos carecen de un modo de conducción “Eco”, en “Comfort” se lo puede usar como cualquier otro GLE Coupé. Incluso los enormes y exagerados neumáticos -te recuerdo las medidas dobles, 275/45 ZR 21 (adelante) y 315/40 ZR 21 (atrás)- no llegan a interrumpir un buen grado de comodidad y filtrado de las imperfecciones de la calzada. Presenta un equilibrio de suspensiones que sorprende por la suavidad que maneja y la firmeza que conjuga por igual. Es muy estable en las curvas veloces, y en línea recta parece un sedán de segmento E prestacional más que un SUV con el que puede llegar a compartir plataforma.


Sin embargo, es el arsenal de tecnología e ingeniería de AMG la que se roba el protagonismo. Partiendo de la base de un GLE Coupé, pasarlo por los talleres de Affalterbach le tonifica la musculatura. Un ejemplo de esto es el uso del AMG ACTIVE RIDE CONTROL, que se encarga de trabajar sobre la reducción de la inclinación lateral al circular por curvas. Esto hace que este enorme SUV, gire “planchado” en trazadas cerradas, casi sin inmutarse. Es cierto, las leyes de la física son inquebrantables. Pero AMG logra doblarlas bastante a su favor. La dirección, además, es rapidísima y se la puede ajustar.

El motor no se queda atrás en el protagonismo de las sensaciones de conducción. El 3.0 bi-turbo seis en línea tiene un manantial de potencia y torque por donde se lo vayamos a buscar. Y los diferentes seteos del programa AMG DYNAMICS (Basic/Advanced/Pro/Master) que comandamos mediante uno de los diales del volante, nos dejan ir ajustando todo a gusto personal. En mi caso, utilicé el modo “Individual” con el tren de rodaje ajustado en “Comfort”, el sonido del escape en “Balanced” en lugar de “Powerful” y el sistema de propulsión en “Sport” (las otras opciones “Reduced”, “Moderate” y “Dynamic”).


Luego en términos de elasticidad, el seis cilindros y la transmisión de doble embrague llevan un “matrimonio feliz” que le permite en ciudad viajar en D6 a 70 km/h a unas 1.400 vueltas en el modo “Comfort” (en “Sport” y “Sport+” va en D5 a 1.900 rpm), mientras que en la ruta a 110 km/h constantes, la transmisión pasa a D9 y haciendo trabajar al motor a 1.500 rpm en “Comfort” (en “Sport” y “Sport+” va en D8 a 1.900 rpm y D7 a 2.100 rpm, respectivamente). La insonorización es destacada, así como también las recuperaciones de velocidad. Yendo con lo primero, registré 65 db a 100 km/h, mientras que el sprint de 80 a 110 km/h, lo cumplió en un más que excelente tiempo de 3,5 segundos. Ejemplar.

Cerrando el apartado dinámico, este GLE Coupé tiene un modo “Off-Road”. Y pensándolo un poco tal vez no es tan necesario. Por que activándolo la caja automática solo deja en manos del conductor la posibilidad de retener siempre el mismo cambio de marcha (también pasa en el “Sport”) y además, el control de descenso se activa de forma exclusiva cuando el vehículo detecta que está en una pendiente. Pero las limitaciones fuera de caminos no están dadas solo por eso. Sino también por los neumáticos elegidos y pensados para asfalto, así como también por las cotas para salir del camino declaradas por Mercedes-AMG: el despeje al suelo es de 191 milímetros, mientras que los ángulos son: de entrada (21,1º), ventral (16,2º) y de salida (21,1º). De todas formas las capacidades off-road son bastante restringidas a un uso más bien ligero, aunque la tracción sea la integral AMG Performance 4MATIC+.


CONCLUSIÓN

Tuvieron que pasar 13 años para que Autoblog pudiera probar un Mercedes-AMG en suelo uruguayo. Por suerte la deuda de manejar alguno de los exponentes de Affalterbach pudo ser saldada en 2015 con la E 63 S T-Modell 4MATIC en nada menos que Nürburgring, Alemania (ver prueba). Este GLE Coupé no tiene las credenciales de ser uno de los AMG más potentes. Pero 435 cv y 520 Nm, reitero, son más que suficientes para divertirte todo el tiempo. Es bestial, inmaduro e ilógico. Pero genial en todos los sentidos. Bastará con salir a dar una vuelta manzana y entender la naturaleza rabiosa y desenfrenada de este SUV.

Tal vez no sea suficiente para que alguien en su sano juicio quiera pagar los U$S 229.990 que cuesta este GLE 53 4MATIC+ Coupé. Es una cifra ridícula, cuasi pornográfica. Existen muchos deportivos igual o mejores por menos billetes. Y que además, no son un SUV. Pero su receta de exceso, diversión y por qué no, brutalismo en su diseño, lo hacen ser mucho más que eso. Es una declaración de principios. Porque los automóviles son demasiado importantes para ser tomados muy en serio. Y porque la diversión, el espíritu irreverente y la cuota de inmadurez siguen siendo los mejores argumentos de venta para estos productos.


A favor
  • Autonomías eléctricas en ciudad y ruta
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Capacidad de baúl
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño exterior e interior
  • Diversión de manejo
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Habitabilidad general para adultos
  • Insonorización
  • Posición de manejo
  • Tecnologías aplicadas
En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Consumos elevados
  • Plaza central trasera limitada para adultos
  • Precio elevado
  • Sin neumático de auxilio
  • Visibilidad ¾ trasera y posterior reducida




COMPETIDORES
  • BMW X6 M60i xDrive 4.4 T Steptronic - U$S 249.990
  • Porsche Cayenne Coupé 3.0 V6 Tiptronic S - U$S 200.000
FICHA TÉCNICA 

MOTORIZACIÓN
Motor de combustión interna
Cilindrada (cc) 2.996
Número de cilindros: 6
Número de válvulas: 24
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 83,0 x 92,4
Inyección: directa con doble turbocompresor de geometría variable e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 435/6.100
Torque máximo (Nm/rpm) 520/1.800-5.800
Sistema micro-híbrido
Motor eléctrico
Tipo: generador con función del alternador de recuperación de energía para el acumulador de alto voltaje
Potencia máxima (kW-cv/rpm) 20-26/N/D
Torque máximo (Nm/rpm) 200/N/D
Batería
Tipo: ion-litio (Li-Ion)
Voltaje nominal (V): 48
Capacidad energética neta (Kwh) N/D
TRANSMISIÓN - TRACCIÓN
Caja de velocidades automática automática de doble embrague y nueve velocidades
Tracción integral permanente 4MATIC+
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros: de discos autoventilados
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente con eje de brazos transversales dobles, muelles helicoidales, amortiguadores monotubo de gas a presión y estabilizador
Trasera: independiente multibrazo, muelles helicoidales, amortiguadores bi-tubo de gas a presión y estabilizador
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 275/45 R21 (adelante) y 315/40 R21 (atrás)
Rueda auxiliar: N/D
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 250
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,3
Consumos (l/100 km) urbano: N/D - carretera: N/D - mixto: 10,5
DIMENSIONES - PESO
Capacidad del baúl (l): 655/1.790
Peso en orden de marcha (kg): 2.325
Largo total (mm): 4.961
Ancho total (mm): 2.018
Alto total (mm): 1.716
Distancia entre ejes (mm): 2.935
Capacidad del depósito de combustible (l): 85
CAPACIDADES OFF-ROAD
Despeje al suelo (mm): 191
Capacidad máxima de vadeo (mm): 500
Ángulos (°) de ataque: 18,0/21,0 - ventral: 16,2/18,2 - de salida: 20/21,1

PRECIO Y GARANTÍA

U$S 229.990. 2 años sin límite de kilometraje.

COMERCIALIZA

Autolider S.A. Rambla Baltasar Brum 2986. Tel. 22094444. Web: www.mercedes-benz.uy


Galería: Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+ Coupé AMG SPEEDSHIFT TCT 9G | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Prueba Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+ Coupé AMG SPEEDSHIFT TCT 9G