Prueba: Haval H6 High 2.0 GDIT 7DCT

viernes, 30 de septiembre de 2022



Evaluamos por primera vez a un producto de Haval, la marca de SUVs de Great Wall Motors.

Evaluamos durante cuatro días al Haval H6. Se trata de la tercera generación del modelo, que llega desde China en una sola versión denominada High, equipada con un impulsor 2.0 litros turbo de 201 cv, asociado a una transmisión automática de doble embrague con siete relaciones y tracción delantera.

La historia de cómo surgió Haval ya fue repasada en el adelanto de esta evaluación que vas a leer ahora. Pero si todavía no viste ese texto, lo dejo por acá (ver adelanto). El Haval H6 que ves en imágenes es la tercera generación del modelo y es conocida internamente como B01. Es el sucesor del modelo con el mismo nombre, pero de segunda generación (ver lanzamiento) y del Great Wall Haval H6 (ver lanzamiento).

Fue presentado en el Chengdu Motor Show 2020. Se produce en TianjinChina, estrenando la nueva plataforma modular B30 de Great Wall. En julio de 2021 comenzó a comercializarse a Uruguay con una sola variante denominada High, equipada con un motor 2.0 litros cuatro cilindros turboalimentado de 201 cv, asociado a una transmisión automática secuencial de doble embrague y siete relaciones, con tracción delantera (ver lanzamiento). ¿El precio? U$S 46.990.


El pasado martes 30 de agosto, Grupo Fiancar y Homero De León, representantes de Haval en Uruguay presentaron en el Carrasco Yacht a los Jolion (ver lanzamiento), este H6 (ver lanzamiento), ambos comenzados a comercializar el año pasado, como ya mencioné, además de la novedad para este año, el H6 HEV (ver lanzamiento).

El H6 HEV es el tope de la gama de este SUV compacto, y se ofrece en una sola variante equipada con un motor 1.5 litros turbo de 150 cv, asociado a uno eléctrico con 108 cv y una batería con una capacidad de 1,8 kWh, entregando combinados 243 cv de potencia. Utiliza una transmisión automática denominada DHT (Dedicated Hybrid Technology), con tracción delantera. El precio es de U$S 55.990. Todos los productos Haval tienen una garantía de 5 años o 150.000 km. Pero ese no es el que vamos a evaluar a continuación, sino la H6 High 2.0 GDIT 7DCT. Su análisis completo se transcribe a continuación.


Exterior

Desde tiempos inmemorables se ha machacado sobre las semejanzas (con muchas comillas) del diseño de los productos de origen chino frente a los de otras marcas que vienen del lado opuesto del mapa. Por suerte los años (y la experiencia de esa industria asiática) han acabado con este lugar común cansino a tal punto que algunas firmas empezaron a encontrar su lenguaje de diseño propio. Bien dicen que para aprender a tener el estilo de uno, primero hay que empezar copiando a otro. Maldita sea, otro lugar común.

Perdonándome esa referencia editorial remanida, en el caso del Haval H6 el diseño luce bastante personal dentro de todo. Aparece una enorme parrilla (como es tendencia por estos días) con el nombre bien grande de la marca, secundada por dos grupos ópticos que se auto-definen como "LED Premium Vision", que más allá de sonar pomposo, aspiracional y marketinero, en términos de desempeño se comportan más que bien durante la noche. Se asisten además de faros antiniebla también con diodos, de buen poder lumínico.


El lateral del H6 tal vez sea el más impersonal de todos sus ángulos, junto con la retaguardia. Aparecen trazos que rememoran a algunos modelos de firmas niponas o surcoreanas. Pero vamos, que ya todos se parecen entre sí los SUVs. Es una tarea bastante complicada la de tener un estilo diferenciado y jugarse a que a nadie le guste. Al final de cuentas, estos modelos son elegidos por gente que tiene de petrolhead lo que yo tengo de ingeniero aeroespacial con descendencia franco-rumana.

Las llantas de aleación son en el caso de esta variante High de 18 pulgadas y viendo la proporción de chapa/cristales que muestra la carrocería, parecen más chicas de lo que en realidad son. En el caso de la unidad de pruebas iban montadas sobre unos neumáticos Hankook Ventus S1 evo3 SUV en medida 255/60 R18. Hablaré de su comportamiento dinámico más abajo, porque al igual que en otros modelos que los probé, se repitió el patrón de ser un poco más firmes y rumorosos de lo que me gustaría que fueran.


Si nos movemos al sector posterior, acá la marca "Haval" va estampada en el portón trasero con una tipografía tan enorme como innecesaria en ese tamaño. Pero tiene lógica. Hay que hacerse notar y que el desconocido que vea este SUV en la calle sepa de qué marca es. En el ángulo inferior derecho del baúl está la sigla "GWM" que a muchos les parecerá igual de desconocida que Haval, pero refiere a su firma madre: Great Wall Motors.

Algo que sigo detestando de los SUVs (y de los autos modernos en general), es que el pilar C es exageradamente grueso y complica la visibilidad en bocacalles o al querer estacionar mirando hacia los ¾ posteriores. Pero dejando eso de lado, el estilo del H6 es agradable, no ofende a nadie, y por sobre todo para los trolls infumables de Internet, tampoco logra copiar del todo a ningún otro SUV del segmento. Cerrando con las dimensiones exteriores, este Haval mide 4.653 mm de largo, 1.886 mm de ancho y 1.730 mm de alto. La distancia entre ejes está en los 2.738 milímetros.


Interior

Por dentro sucede lo mismo que por fuera. El H6 tiene un estilo propio, pero deja entrever varias tendencias que también se pueden encontrar en SUVs similares a este de otros orígenes. Más allá de esto, la firma logró darle una personalidad familiar que luego veremos (a medida que vayamos probando otros modelos de Haval) que se traslada a otros productos de la firma derivada de Great Wall.

Algo que sorprende (porque ya casi no se hace) es que el volante es 100% redondo. Parece una tontería, pero seguro tu auto moderno tiene alguna de las caras del aro achatada. Después fijate y me vas a dar la razón. La posición de manejo, por el contrario, no escapa a la tendencia de este segmento. Es elevada incluso en su nivel más bajo, aunque la butaca es muy cómoda. Le faltan un par de centímetros más para el apoyo de los muslos, como suele pasar en otros productos de origen chino. Pero compensa con calefacción en ambos asientos y regulaciones eléctricas en seis vías para el conductor, solo quedando en deuda solo una lumbar, y buenos recorridos en alcance y altura (manuales) para la columna de dirección.


Otro pendiente es que la butaca del acompañante solo tiene regulaciones manuales en cuatro vías (longitudinal y respaldo), no contando con un ajuste en altura. Por el precio debería tenerlo. Más allá de esto, el ambiente del Haval H6 es un espacio agradable para estar varias horas manejando. Esto se ve en la calidad general de los materiales, tanto al tacto como percibida en comparación con otros modelos de este origen. Aunque hay algunos plásticos duros, en varias zonas utiliza unos de inyectado blando muy agradables al tacto (algunas en eco-cuero con costuras en contraste), así como también se ven combinaciones entre texturas y apliques.

Pasando al instrumental, es una pantalla digital LCD de 10,25 pulgadas con una buena resolución y posibilidad de personalizarla bastante en sus funciones de multimedia o de la computadora de a bordo, e incluso con los mapas de Android Auto (Google Maps) y Apple CarPlay (Apple Maps) permite ver las indicaciones de navegación. Pero presenta dos problemas: la lectura es algo confusa por el tamaño de la fuente de algunos elementos y el otro es la estética. Hay una vista con unos planetas y otra más normal, pero que luce bastante menos legible. Algo con unos relojes digitales simulados sería mucho mejor.


En la consola central hay un sistema multimedia con otra pantalla (esta es táctil a diferencia del instrumental) de 10,25 pulgadas con AM/FM/2 USB-A/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay. Al igual que el panel de instrumentos, la resolución es bastante buena, pero la lectura es algo confusa por el tamaño de la fuente de algunos elementos y el otro es la estética, que sigue la misma lógica del tablero. Sin embargo, le sumo un problema más: no tiene una mísera tecla (ni siquiera digital o capacitiva) para comandar el volumen, teniendo que recurrir al mando que tiene del volante para subir o bajarlo. Insólito.

Por suerte acá a diferencia del instrumental, se puede echar mano a la conectividad con smartphones (vía cable, no inalámbrica como ya debería serlo) para utilizar una interfaz más amigable y conocida por todos los que tenemos un celular siempre en el bolsillo. Pero de todas formas es una pantalla que complica su uso en funciones básicas. Por ejemplo, los mandos del climatizador automático de dos zonas (con salidas de aire traseras, hay que decirlo), también están en un menú dentro de la pantalla, obligando a salir de otras funciones para cambiar la temperatura o el forzador del aire. Merece una revisión esta solución.


Algo que Haval sí acertó fue en la practicidad del habitáculo. Hay portaobjetos distribuidos por la consola central en dos niveles, una guantera central entre las dos butacas delanteras, e incluso un ganchito para bolsas del lado del pasajero, que permite colgar la compra del día en el supermercado, por ejemplo. Luego hay dos conectores USB-A a cada lado del túnel delantero, uno para cada ocupante de esas plazas, pero no cuenta con un cargador por inducción para smartphones, aunque la superficie está. En las versiones más completas del H6, va por debajo de la pantalla multimedia y de algunos mandos físicos en ese sector.

Pasando a las plazas posteriores, este H6 cuenta con una habitabilidad bastante generosa para dos y hasta tres adultos, podría llegar a decir. Aquellos que viajen en las plazas laterales no tendrán problemas a lo largo, mientras que a lo alto tampoco irán ajustados, incluso aquellos que pasen con holgura el 1,85 m de alto, porque hasta esa talla se viaja bastante cómodo. El ancho también es generoso, permitiendo acomodar como dije, dos y hasta tres personas de contextura adulta.


Por eso la plaza central, está más pensada solo para viajes cortos por ser la más escasa de espacio y no tener el mismo ancho que las laterales. Pero no por ello es incómoda, porque a diferencia de algunos rivales, no cuenta con un falso túnel central que robe algo de lugar para las piernas. El respaldo casi es igual de blando que en las otras por lo que en un adulto de hasta 1,85 m de alto podría ir bien en un trayecto breve. Incluso si es muy alto, no se llega a rozar (o tocar) el techo con la cabeza en esta cota.

En términos de amenidades, además de las tres generosas plazas traseras, en este Haval aparecen dos salidas de aire acondicionado ubicadas entre las butacas delanteras, más otras dos conexiones USB-A para aquellos que viajen atrás. Completa el ambiente un apoyabrazos central y un generalísimo techo solar eléctrico y panorámico, que aporta bastante luminosidad al habitáculo, pero que además se puede abrir casi hasta la mitad de la carrocería. Excelente.


Cerrando el apartado del interior, hablemos del baúl. Es uno de los más amplios del segmento, con nada menos que 600 litros de capacidad. Son ampliables rebatiendo los respaldos traseros en 60:40, pero Haval no declara esa cota. El piso de cargas está muy elevado, lo que facilita las cosas a la hora de poner ahí objetos pesados. Pero no compromete el espacio a lo alto. Es un espacio muy aprovechable y de lo mejor del segmento.

Además de esto, el portón es eléctrico en apertura y cierre, aunque no cuenta con el práctico (pero a veces también molesto) sistema manos libres que se activa pasando el pie por debajo del paragolpes trasero. De todas formas, el sistema que tiene funciona bien. El auxilio, por su parte, es del tipo temporario (uno Sailun T301 en medida de "galleta tradicional": T135/90 R17), que no es lo mejor ni ideal para nuestras calles y rutas.


Motor y transmisión

En relación a la mecánica, utiliza un impulsor denominado GW4N20. Se trata de un 1.998 cc de cilindrada, inyección directa y turboalimentación (GDIT), de cuatro cilindros, y 16 válvulas con distribución variable VVT. Genera 201 cv de potencia entre las 6.000 y 6.300 rpm, y un torque máximo de 320 Nm entre las 1.500 y 4.000 vueltas. La transmisión es automática secuencial de doble embrague (7DCT) y siete relaciones con levas de cambio al volante.

Para nuestro mercado, como dije más arriba, también existe una versión híbrida con un planteo bastante más complejo. Sería interesante ver cómo funciona. Mientras eso no pasa, veamos de qué forma se mueve el H6 con el impulsor evaluado. Debo reconocer que fue el apartado mecánico (junto al dinámico, como verán más adelante) uno de los elementos que más me sorprendieron de este Haval. Este 2.0 se destaca en su insonorización, suavidad, respuesta respecto a otros cuatro cilindros de este segmento. Pero además, con 201 cv y 320 Nm, también es de los más ágiles y potentes que hay en este segmento.


De respuesta correcta y más contundente por encima de las 2.000 rpm, este propulsor deja un buen sabor de boca. La transmisión es una automática secuencial de doble embrague y siete relaciones, denominada DCT. Es la enésima vez que me toca usar esta tecnología en un auto chino. Pero por primera o segunda vez debo decir que no tiene esos problemas que solían (o suelen tener) los productos de este origen. Aunque algunos temas por resolver todavía tienen. Por ejemplo, aunque en marcha es muy suave y casi no se siente el paso entre marchas, suele dar algunos tirones en maniobras de baja velocidad (como en medio de un estacionamiento) al intercambiar D y R con cierta agilidad cambiando de frente, por ejemplo.

Sin embargo el peor de los problemas de la caja, no es de ella en sí, sino del selector. Haval optó por ponerle al H6 un mando rotativo, que es una solución que nunca es de mi agrado. Pero en algunas ocasiones está bien resuelto porque se hace bastante fácil su utilización. En el caso de este producto, al no tener un tope, es una perilla giratoria sinfín, no dejando que nos demos cuenta de qué marcha estamos seleccionando. Parece una tontería que me queje de esto, pero en la práctica me vi más de una vez mirando en el tablero o el mando mismo, en qué lugar dejé puesta la marcha. Lo único que sí funciona bien es "P", porque se activa presionando esa ruleta giratoria. La "ruedita" merece un replanteo urgente.


Como dije más arriba, la transmisión cuenta con dos prácticas levas al volante que permiten un pasaje de marchas semi-manual (porque al llegar al corte de inyección pasa a la marcha siguiente para proteger al conjunto), y lo acompaña con modos de manejo (Normal/Eco/Sport/Nieve) que cambian apenas las reacciones del conjunto mecánico y el mapeo de respuesta del acelerador, que hacen que el motor viaje a unas vueltas más arriba o más abajo de lo que se ve en el modo Normal. Pero nada que incida mucho en el comportamiento general tampoco. Es más un "efecto placebo" que otra cosa, aunque reconozco que en Sport o Snow se lo nota más ágil en la respuesta, por llevar al impulsor entre 600 y 900 rpm más arriba.

A su vez, y volviendo sobre la transmisión, existe bastante demora en la respuesta entre que se pisa el acelerador y el accionar de la caja. Tanto que parece más una convertidor de par clásica que una doble embrague. Remarco que se destaca por su suavidad y eficiencia, pero no es de las más veloces de las DCTs. Más que nada porque a veces suele "marearse" buscando el cambio ideal cuando la queremos apurar en un adelantamiento o recuperación de velocidad. Más allá de estos detalles muy menores, es un conjunto más que digno y que cumple bien con las expectativas. En lo personal, me dejó muy conforme.


Otro detalle mejorable del conjunto mecánico es que si bien tiene sistema Start/Stop, es bastante molesto. Se lo puede apagar, pero tras pasar demasiados menús en la pantalla multimedia. Con una tecla física alcanza y sobra para esto. Fábrica no declara prestaciones de velocidad final, de consumos en ciclo combinado (de ningún tipo, en realidad) ni tampoco hay datos de aceleración de 0 a 100 km/h. 

En los registros de prueba, en tanto, obtuve 9,1 litros cada 100 km en ciudad, 7,0 l/100 km en ruta, y 8,1 litros cada 100 kilómetros en el ciclo mixto. Es decir, bastante lógicos y esperables para estas cifras de par, potencia y peso. Aunque tampoco podría decirse que esté entre los más económicos del segmento. Digamos que queda en una mitad de tabla, con números razonables, aunque tirando a justos. El depósito de combustible lleva unos más que correctos 60 litros, mientras que fábrica declara un peso en vacío de 1.720 kg.


Comportamiento dinámico

Más allá de un diseño bastante conservador, en términos dinámicos el H6  parece sacado del manual de chasis de casi todos los SUVs y crossovers compactos producidos en China. Por un lado, desde lo dinámico, tiene un chasis que se destaca por tener un buen equilibrio justo entre dinámica y confort, considerando que tiene neumáticos de rodado 18, igual logra esto de forma muy correcta por el generoso perfil 55, que es muy número ideal para las calles y rutas de estos lares. En la ciudad es un producto cómodo de utilizar gracias al confort de las suspensiones, la correcta asistencia de la dirección y un despeje que si bien no es de los más generosos (170 mm), jamás tocó en pozos o badenes.

Pasando a la mecánica el 2.0 GDIT es perfecto en este ámbito, en especial por su agilidad y elasticidad mecánica. La caja también ayuda en este sentido con marchas bien relacionadas que saben jugar bien con los 201 cv del impulsor y sacarles lo mejor de sí, aunque no con la rapidez de otras DCT, por lo ya mencionado en el apartado anterior de la prueba. Más allá de esto, es un conjunto que se logra desenvolver con mucho mérito y suavidad en el uso doméstico, digamos, porque el comportamiento es muy destacado.


La combinación de un motor y caja, hacen que el H6 se defienda más que bien en el tránsito, con respuestas inmediatas de la mecánica cuando se las reclama, pero también con un andar bastante relajado, pudiendo circular a unos 70 km/h con la caja en D6 y el 2.0 trabajando a muy (pero muy) bajas vueltas: 1.600 para ser preciso. Esto es en modo Normal, Eco y Snow, mientras que en Sport va a 2.500 rpm en D4. La insonorización es muy buena (más abajo vuelvo sobre esto) y el impulsor solo se oye cuando hundimos más el pie derecho en el acelerador, pero recién por encima de las 5.000 rpm.

La dirección hace de las maniobras de estacionamiento un mero trámite sumado a las dimensiones compactas de la carrocería. Incluso me sucedió de tener que sacarla de un espacio súper apretado y que fuera la dirección la que me sacó del apuro. A bajas velocidades es tan artificial como otras direcciones electro-asistidas de este segmento, aunque en este H6 parece que no estuviera conectada a nada. Se la siente tan ligera cuando está detenido, que se la puede girar enganchando un dedo. Permite tres ajustes en relación a la asistencia entre Ligero, Estándar o Deportivo, aunque casi que no hay diferencia entre ellos.


Al salir a la ruta nos encontramos con un comportamiento muy correcto para un producto de corte familiar aunque más ágil que otros rivales de segmento. Se lo nota estable en las rectas veloces, mientras que en las curvas pronunciadas se inclina bastante sobre el tren delantero, pero siempre transmitiendo reacciones francas que en caso de excederse un poco más allá de ellas. Es una carrocería bastante pesada (algo menos de dos toneladas es bastante para un SUV compacto) y esto es más notorio cuando se produce una transferencia de masas de forma repentina, esquivando algo que se nos cruce de imprevisto, por ejemplo.

En términos mecánicos, en donde el impulsor se siente más a gusto es en la ruta, donde sigue sacando buenas notas. Los adelantamientos son correctos y lógicos, tardando para ir de 80 a 110 km/h (y la caja bajando de D7 a D3, porque el tablero indica los cambios, bien por eso) en unos nada despreciables 4,97 segundos. Algo muy destacable al salir a la carretera es la insonorización eólica, ya que a más de 110 km/h se generan algunos ruidos mínimos a viento provenientes los retrovisores. Pero si vamos a las cifras queda en 63 decibeles que es un número bastante destacado y de lo mejor del segmento en este sentido. 


Y lo otro es lo que remarqué más arriba de la velocidad de la transmisión, se siente en la ruta con algunas demoras en la respuesta. Acá es donde el motor compensa este lag de la caja rellenándolo con cifras de potencia y par saludables. Tal es así que a 110 km/h el 1.5 turbo trabaja con la caja conectada en D7 a 2.000 vueltas (2.600 en D6 para Sport). En términos generales es un buen conjunto mecánico, con una caja que podría ser más veloz cuando la apuramos un poco, aunque aprueba muy bien en suavidad de marchas y confort de marcha general, todo con un nivel alto de refinamiento.

Por último, en términos de comportamiento fuera del asfalto, por ser un crossover y muchos querrán usarlo en caminos de tierra, este H6 soporta sin quejarse un camino secundario en mal estado, aunque los neumáticos de 18 pulgadas no son aptos para meterse en nada muy extremo, dado que están pensados para el asfalto más que para alejarse de él y solo tendremos tracción delantera. Según Haval, el despeje al suelo es de 170 milímetros, mientras que los ángulos de ataque y de salida son de 20° y 27° respectivamente.


Equipamiento

El Haval H6 llega en una sola versión denominada High que cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), faro antiniebla trasero, faros antiniebla delanteros con función de luz de curva, computadora de a bordo, dirección electro-asistida, sistema multimedia con pantalla táctil de 10,25 pulgadas con AM/FM/2 USB-A/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay, ocho parlantes + subwoofer, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas, tapizados en eco-cuero, asiento del conductor con regulación eléctrica en seis vías, asiento del pasajero con regulación manual en cuatro vías, asientos delanteros calefaccionados, luces traseras LED, luces delanteras full LED, alarma, instrumental digital LCD de 10,25 pulgadas, control de velocidad crucero, botón de encendido/apagado, respaldo trasero rebatible 60:40, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, espejos exteriores calefaccionados y plegables eléctricamente, espejo interior con anti-encandilamiento automático, encendido automático de luces, sensor de lluvia, climatizador automático de dos zonas con salidas de aire posteriores, tomas USB-A para carga de smartphones en las plazas traseras (2), sistema Start/Stop, cámara de retroceso, techo solar panorámico eléctrico doble, freno de estacionamiento electro-mecánico (EPB) con función Auto-Hold, barras de techo longitudinales, modos de conducción (Normal/Eco/Sport/Nieve), portón trasero con apertura y cierre eléctricos, sistema Keyless con llave manos libres para apertura y cierre, y llantas de aleación de 18 pulgadas sobre neumáticos en medida 225/55 R18.


Es una lista bastante correcta de confort, con elementos muy bienvenidos como el techo solar eléctrico y panorámico, los asientos delanteros calefaccionados o las ópticas full LED. Sin embargo, algunos rivales en estos mismos valores, e incluso menores, ofrecen algunos ajustes más para los asientos, así como cámaras de 360°, asistente activo de estacionamiento, cargador inalámbrico para smartphones, o navegador integrado, solo por citar algunos ítems, que sí están presentes en el H6 HEV, tope de gama.

Seguridad

Al menos en la versión High evaluada, la dotación de seguridad está compuesta por: seis airbags, ABS+EBD, controles de tracción (ASR) y estabilidad (ESC), control de descenso en pendientes (HDC), asistente de arranque en pendientes (HHC), sistema de mitigación anti-vuelcos (RMI), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntos, monitoreo de presión de neumáticos (TPMS), control de frenado en curvas (CBC), sistema de mitigación anti-vuelcos (RMI), y sistema de mitigación de colisión secundaria (SCM). Al igual que en el apartado de confort, cumple bien.

Sin embargo, en la variante HEV, que cuesta U$S 9.000 más, aparecen algunas asistencias a la conducción que esta versión High por U$S 46.990 ya debería ofrecer. Por ejemplo, el H6 HEV suma a esta lista: istema de frenado autónomo con detección de vehículos, bicicletas y peatones (AEB), sistema de prevención anti-colisión con medición de distancia delantero y trasero (FCW), sistema de alerta de tráfico cruzado trasero (CTA), asistente para cambio de carril (LCA), control de velocidad crucero adaptativo (ACC), control de frenado en curvas (CBC), sistema de mitigación anti-vuelcos (RMI), frenado de advertencia lateral trasero, reconocimiento de señales de tránsito (TSR), advertencia de puerta abierta (DOW), asistente de atascos de tráfico (TJA), detección de fatiga del conductor.


Precio, garantía y competidores

Como dije ya dos veces en el informe (y ahora serán un par más), esta versión evaluada del Haval H6 se comercializa a U$S 46.990 y con una garantía de 5 años o 150.000 km. Es un valor lógico, pero sería interesante que esta variante no-híbrida tuviera al menos una o dos versiones más que complementen la oferta, ya sea hacia arriba o hacia abajo. El salto de U$S 9.000 hasta la HEV es un poco grande. Considerando el precio de este nivel High 2.0 GDIT 7DCT, la competencia de este producto es mucha y variada. Incluso con algunos jugadores de peso dentro del segmento frente a una marca casi que hoy es casi que una desconocida para muchos clientes.

Pero ese análisis lo dejaré para la conclusión de este informe, porque merece todo una explicación aparte. Así que veamos contra quiénes compite este H6 a nivel local: Chevrolet Equinox 1.5 T RS FWD A/T (U$S 45.990), Chevrolet Equinox 1.5 T Premier AWD A/T (U$S 48.990), Ford Territory Titanium 1.5 Turbo EcoBoost GTDi CVT (U$S 48.900), Jeep Compass Longitude 1.3 T270 AT6 FWD (U$S 47.490), Jeep Compass Limited 1.3 T270 AT6 FWD (U$S 50.450), Peugeot 3008 Active 1.2 PureTech 130 S&S EAT8 (U$S 43.990), Seat Ateca 1.4 TSI Style Tiptronic (U$S 44.950), Toyota Corolla Cross Hybrid SE-G 1.8 e-CVT (U$S 41.990), y Volkswagen Taos Highline 250 TSI 1.4 Automatic (U$S 43.990).


Conclusión

En el apartado anterior mencionaba la naturaleza ignota de Haval para muchos consumidores locales. Durante los días de prueba tuve que explicarle a más de una persona que esto era una firma dentro de Great Wall especializada en SUVs. A GWM sí la ubican porque ya hace más de 10 años que está en el mercado uruguayo y ha dado probadas muestras de confiabilidad y satisfacción de clientes en varios modelos. Haval hace bastante menos tiempo que eso que siquiera existe a nivel global. Y eso se percibe.

Es cierto, explicando la gente se entiende, dicen por ahí. Pero que acercarse a Haval como marca implique tener que conocerla primero, hace que se complique más hacerse un lugar en un segmento donde juegan productos que hace años que tienen presencia o que están cobijados por marcas conocidas de verdad. Y esto puede ser un arma de doble filo para un SUV tan bueno como este H6. Paso a explicarme un poco.


El perfil bajo en extremo de un Haval implica que muchos lo prefieran para pasar desapercibido en un producto que casi nada tiene que envidiarle a uno de una marca más conocida, pero sin contar con ese "precio social" de aparecer en reuniones o en la cuadra de tu barrio con un SUV de casi U$S 50.000 y que nadie lo note, porque no sabrán qué es. Y eso creo que es el escollo más grande que tendrá. No el H6, sino Haval toda como marca. Explicar sus bondades, que son muchas dicho sea de paso, hacen que todo el argumento siempre tenga que pasar por el tamiz de los prejuicios o la ignorancia de la otra persona.

Al ya no tener el resguardo de Great Wall como respaldo para no tener que explicarle nada a nadie, buscar independizarse de la "marca madre" también es tener que quedar escondidos por detrás de una gran muralla, que si bien la protege de los prejuicios en base a experiencia de clientes que ya hicieron la apuesta, también la esconde a Haval bajo la sombra del desconocimiento, no dejando ver tan fácil todas las bondades que ofrece. Estará en manos de los dos importadores de hacer suficiente ruido con esta marca para que otros la comiencen a conocer. Porque aquellos que se animen a saltar ese muro de los prejuicios, se pueden llegar a sorprender bastante y de forma muy positiva. Sin ir más lejos, formo parte de ese grupo.


A favor
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Capacidad del baúl
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Comportamiento dinámico
  • Consumos en ruta
  • Diseño
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad para cinco adultos
  • Insonorización general
En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Neumático de auxilio temporario
  • Selector rotativo muy confuso
  • Sin asistencias a la conducción disponibles
  • Visibilidad ¾ trasera reducida

FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.998
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 12,0:1
Diámetro x carrera (mm): N/D
Inyección: directa multipunto con distribución variable VVT
Potencia máxima (cv/rpm) 201/6.000-6.300
Torque máximo (Nm/rpm) 320/1.500-4.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática doble embrague de siete relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia hidráulica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente McPherson con barra estabilizadora
Trasera: independiente multilink con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 225/55 R18
Rueda auxiliar: T135/90 R17
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) N/D
Aceleración 0-100 km/h (s) N/D
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 600
Peso en vacío (kg) 1.720
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.653
Ancho total (mm) 1.886
Alto total (mm) 1.730
Distancia entre ejes (mm) 2.738
Capacidad del tanque de combustible (l) 60
Despeje al suelo (mm): 170
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 20 - Ángulo ventral: N/D - Ángulo de salida: 27

Galería: Haval H6 High 2.0 GDIT 7DCT | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Prueba Haval H6 High 2.0 GDIT 7DCT

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales
Faros antiniebla delanteros con función de luz de curva
Faro antiniebla trasero
Faros delanteros full LED
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Luces traseras LED
Techo solar eléctrico y panorámico doble
SEGURIDAD
Airbags frontales delanteros, laterales delanteros y de cortinas
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (HHC)
Asistente de descenso en pendientes (HDC)
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de descenso en pendientes (HDC)
Control de frenado en curvas (CBC)
Controles de tracción (ASR) y estabilidad (ESC)
Distribución electrónica del frenado (EBD)
Frenos ABS+EBD
Monitoreo de presión de neumáticos (TPMS)
Sistema de mitigación anti-vuelcos (RMI)
Sistema de mitigación de colisión secundaria (SCM)
CONFORT
Asiento del conductor con regulación eléctrica en seis posiciones
Asiento del pasajero con regulación manual en cuatro posiciones
Asientos delanteros calefaccionados
Cámara de retroceso
Climatizador automático de dos zonas con salidas de aire para las plazas traseras
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Computadora de a bordo
Control de velocidad crucero
Dirección asistida eléctricamente
Encendido automático de luces
Encendido/apagado por botón
Espejo interior con anti-encandilamiento automático
Espejos retrovisores calefaccionados y plegables eléctricamente
Freno de estacionamiento electromecánico con función “Auto Hold”
Instrumental digital con display LCD a color de 10,25 pulgadas
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros
Modos de conducción (Normal/Eco/Sport/Nieve)
Parlantes (8) + subwoofer
Puertos USB-A de recarga para las plazas traseras (2)
Portón trasero con apertura y cierre eléctricos
Respaldo trasero rebatible 60:40
Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
Sensor de lluvia
Sistema Keyless con llave manos libres para apertura y cierre
Sistema multimedia con pantalla táctil de 10,25 pulgadas con AM/FM/2 USB-A/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay
Sistema Start/Stop
Tapizados en eco-cuero
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 46.990. Garantía: 5 años o 150.000 km.

COMERCIALIZAN:

Grupo Fiancar. Galicia 957. Tel. 29021212 y Homero De León. Av. del Libertador 1777. Tel. 29240858. Web: www.haval.com.uy