Contacto: BMW X2 sDrive 18i City 1.5 T DKG Steptronic

lunes, 23 de septiembre de 2019



BMW Uruguay comenzó a ofrecer una variante más accesible del X2, la sDrive 18i City. Y salimos a probarla.
Tras haber evaluado a la variante sDrive 20i M Sport X, ahora nos subimos durante 646 km al más accesible de los BMW X2, el sDrive 18i City. Lleva un motor 1.5 litros tres cilindros turbo de 140 cv de potencia, asociado a una transmisión automática Steptronic de doble embrague y siete relaciones.

Como ya habrán leído hace algo más de un año atrás, el nuevo crossover compacto de BMW derivado del X1 (ver lanzamiento), se llama X2 y por aquellos días era incorporación más reciente de la gama "X" a nivel local. Se diferencia de su hermano por tener un planteo más deportivo, aunque compartiendo la plataforma ULK2 que también es utilizada, entre otros modelos del Grupo BMW, por el MINI Countryman (ver lanzamiento). 

Nació primero como un concept en el Salón de París 2016 (ver nota) y la versión de producción conocida como F39 (así es el código interno) fue presentada a nivel global en octubre de 2017 (ver nota), y debutó en el Salón de Detroit 2018. Apenas unos meses después, nuestro mercado es uno de los primeros en recibirlo en toda Latinoamérica, algo que no pasa muy seguido por estos lares (ver lanzamiento).


Autoblog pudo probarlo en agosto de 2018 en la que por entonces, era su versión más potente y equipada, la sDrive 20i M Sport X 2.0 T DKG Steptronic (ver prueba). Sin embargo, eso ya no puede ser dicho en setiembre de 2019. En marzo de este año la gama del X2 se vio incrementada por la llegada de dos nuevas versiones, las sDrive 18i City (entrada de gama) y M35i xDrive (tope de gama). La primera equipa un motor 1.5 tricilíndrico turbo de 140 cv y la segunda un 2.0 cuatro cilindros turbo con 306 cv, siendo ahora la nueva versión más potente de su gama. También la más costosa: U$S 102.900.

En el caso del X2 sDrive 18i City, es todo lo contrario. No solo es la variante más accesible (U$S 59.900), sino también la que tiene un equipamiento menos completo y motor menos potente de todos los X2. Es, a grandes rasgos, el equivalente dentro de la gama de este SAC (como le dice BMW a este producto), a otro modelo que pasó por las manos curiosas de Autoblog, el X1 sDrive 18i City (ver contacto). Ahora llegó el turno de conocerlo y compararlo no solo con su hermano más familiar, sino también con el anterior X2 evaluado.


Exterior

La estética del sDrive 18i City difiere mucho del llamativo nivel sDrive 20i M Sport X. Presenta algunas diferencias notorias que lo separan de sus hermanos más equipados, más que nada por ser el primer escalón de la gama. El primero y más claro (irónicamente en la unidad probada) es el color de la carrocería, ya que en esta variante la pintura metalizada es un opcional que se paga aparte. Si no se quiere optar por ese extra, las carta de colores es binaria: Alpinweiss (blanco) o Schwarz (negro).

Cambian los paragolpes también en esta versión City, con un planteo más sencillo y sin tantos apliques decorativos. Los grupos ópticos cuentan con tecnología LED, con buen poder lumínico en la oscuridad. Visto desde el lateral, las otras diferencias radican en la desaparición de los apliques en los bajos de la carrocería y la reducción en el tamaño de las llantas de aleación. Mientras el M Sport X lleva unas de 20 pulgadas, este City cuenta con unas de 17 pulgadas con radios en "V" "estilo 560" sobre neumáticos Bridgestone Turanza T001 I en medida 225/55 R17, que a diferencia de sus hermanos, no son runflat. Otro ítem que desaparece en esta versión son las barras longitudinales de techo.


Pero algo que no se pierde en ningún X2 es el emblema de la Bayerische Motoren Werke en el pilar C, al mejor estilo de las coupés CS y CSL de los años setenta. Es un detalle propio del modelo y le queda cool. Pero ese mismo sector posterior tiene una luneta muy pequeña que, junto al mencionado pilar C, complican bastante la visibilidad hacia los ¾ traseros. En términos de diseño, es una sana costumbre de BMW no ocultar las salidas de escape como lo hacen otras marcas premium. En esta versión hay una salida de escape única y cromada, a diferencia de las dos a cada lado del paragolpes que llevan los 20i y M35i.

No hay diferencias en términos de cotas frente a otros X2: Mide 4.360 mm de largo, 1.824 mm de ancho, y 1.526 mm de alto. La distancia entre ejes, en tanto, es de 2.670 mm. Si lo comparamos con un X1, por ejemplo, es más corto (-79 mm), apenas más ancho (+3 mm) y mucho más bajo (-86 mm), pero conserva la misma batalla, dado que utilizan en ambos casos la misma plataforma, la UKL2, compartida con los MINI Clubman (F54), Countryman (F60) BMW Serie 2 Active Tourer (F45) y Gran Tourer (F46), además del Serie 1 de tercera generación (F40).


Interior

El sDrive 18i City conserva todas las virtudes de sus hermanos más equipados, pero en un envase un poco más sencillo. Acá no hay butacas con regulación eléctrica ni memorias, el aire acondicionado es manual, y a nivel estético se cambian unos apliques tipo Piano Black, por unos grises satinados más simples pero que también se guardan menos huellas digitales. Respecto a esas ventajas que menciono, están la calidad y la posición de manejo.

El X2, incluso en su versión más "económica" mantiene el mismo nivel de materiales y terminaciones que en las más costosas. Hay abundancia de plásticos de inyectado blando y sin ruidos a encastres deficientes, estando entre las mejores del segmento junto a su hermano el X1. Pese a no ser los más modernos del segmento, en términos de diseño interior, todavía siguen sosteniendo esa bandera de la calidad en alto.


La posición de manejo como ya dije en la prueba de la versión 20i, es otro acierto de este producto. No solo es muy cómoda, sino que además permite bajar la butaca mucho más que sus competidores, logrando una postura similar a la de una berlina. Las regulaciones acá son todas mecánicas, tanto para la butaca como para el volante (en poco altura y mucho profundidad). Carece de una regulación lumbar, que por el precio ya debería ofrecerla.

El instrumental es el clásico de BMW, pero con un ligero remix. Ahora es digital y retroiluminado (las agujas se ponen en color naranja durante la noche, lindo detalle), pero mantiene la disposición ya vista en otros modelos, con cuatro elementos de agujas, dos más grandes (tacómetro y velocímetro) y dentro de estos, uno más pequeño para la cantidad de combustible y otro para el económetro de siempre. ¿Tiene medidor de temperatura del líquido refrigerante? Sí, tiene. Pero hay que ir a buscarlo en la completa computadora de a bordo.


Pasando a la consola central está la pantalla multifunción BMW ConnectedDrive a color de 6,5 pulgadas (no táctil) para comandar las funciones del sistema de audio BMW Professional con AM/FM/USB/Bluetooth, audio streaming y que se maneja desde la conocida (y archi copiada) interfaz iDrive, una de las más simples, intuitivas y a prueba de tecno-ignorantes que hay en el mercado. Pero eso ya es conocido de otros modelos de la marca.

A partir del MY2020 del X2 así como en varios modelos de la marca, se incorpora la compatibilidad con Apple CarPlay de forma inalámbrica. El funcionamiento tiene algo más de lag que cuando conectamos a través del cable, porque la conexión es vía Bluetooth. Pero por suerte BMW Group comienza a ofrecer esta tecnología después de mucho pedirla y bastante después de que la ofrecieran sus rivales.


Además, con esta compatibilidad, la pantalla pasa a ser táctil, algo que previo al MY2020 no existía. Eso sí, si tenés un teléfono inteligente con sistema operativo Android, haber leído estos párrafos habrá sido inútil: BMW no cuenta con integración para Android Auto. Al menos no por ahora, pero promete actualizarlo a futuro.

La habitabilidad posterior no cambia entre versiones del X2. Dos adultos van cómodos en las plazas posteriores con la limitante de que si miden más de 1,80 m de alto, la distancia de la cabeza al techo será menor a la de su hermano con el dígito impar y viajarán algo más justos en esa cota, pero no incómodos.


La distancia para las piernas es muy buena, mientras que el ancho es el suficiente para ir con comodidad. Ya en la plaza central es donde se nota la mayor diferencia, al tener un asiento más alto que en los laterales, así como también un túnel de transmisión (inútil en una versión como esta de tracción delantera), digamos que se compromete bastante la habitabilidad en este lugar. El ancho tampoco es muy generoso.

El volumen del baúl es de 470 litros, mientras que abatiendo los respaldos de los asientos traseros en proporción 40:20:40, el volumen de carga puede aumentarse hasta los 1.335 litros. Por debajo del piso de cargas (de excelente calidad, con bisagras metálicas plegables) una sorpresa. A diferencia de las versiones con neumáticos más grandes, el 18i City no cuenta con neumáticos runflat. Por eso BMW decidió dotarlo de un auxilio. Eso sí, es un Continental temporario en medida T115/95 R17.


Motor y transmisión

Acá es donde la nota comienza a circular por un camino paralelo al de la prueba del nivel sDrive 20i M Sport X. Como dije más arriba, la mecánica elegida para el X2 sDrive 18i es la misma del X1 sDrive 18i, así como en el MINI Cooper Countryman (ver contacto).

El B38A15M1 es un motor 1.5 litros (1.499 cc), tres cilindros con BMW TwinPower Turbo (un solo turbo single scroll), inyección directa, sistema de regulación variable de las válvulas (VALVETRONIC), y control variable del árbol de levas (doble VANOS). Produce 140 cv entre 4.500 y 6.500 vueltas, y un torque de 220 Nm entre las 1.480 y 4.200 rpm.


Al igual que ya lo destacara en pruebas previas en modelos de BMW y MINI, este motor es una verdadera joya. Si de antemano nos dicen que lleva un impulsor tricilíndrico de menos de 140 cv, es muy posible que no se muestre como una propuesta atractiva y comencemos a descostillarnos de la risa por lo ridículo que suena esto.

Más allá de algunas vibraciones que transmite solo en ralentí y al momento de desaceleraciones lentas, como cuando llegamos a un semáforo. Luego en la marcha se comporta, suena y desempeña como un cuatro cilindros con turbo.


Pero donde este X2 se separa de aquel X1 sDrive 18i que manejé en 2017 y del Cooper Countryman que usé este año, es que ahora este motor va asociado a una caja automática de doble embrague y siete relaciones que toma la posta de la Aisin con convertidor de par y ocho relaciones, denominada AWF8F35.

Es la segunda vez que uso la DKG Steptronic y remarco lo que había comentado en su momento en el otro X2 evaluado: por primera vez una transmisión de doble embrague puede empardar en funcionamiento a la referencia que es la S tronic/DSG del Grupo Volkswagen. Es igual de veloz y eficiente que aquella, pero utilizada en su modo "Sport", es menos brusca y más suave. A diferencia de la utilizada en la versión sDrive 20i, en el 18i carece de la función Launch Control así como de las levas de cambio al volante.


Por más que BMW trate de remarcar el espíritu deportivo del X2, en esta versión, podría decirse que brilla por su ausencia. Es un SUV familiar con un diseño algo más jugado. A tal punto que las similitudes con su hermano, el X1 sDrive 18i City, son casi que todas. La distancia la tendrán en el esquema de suspensión, que es apenas más firme, pero dejo de adelantarme a mí mismo en el texto. Vayamos con las cifras de prestaciones y consumos, si les parece bien.

BMW declara una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 9,6 segundos con esta configuración mecánica mientras que la velocidad máxima es de 205 km/h. En materia de consumos, las prestaciones según fábrica son: 6,9 l/100 km en ciclo urbano, 5,1 l/100 km en ruta, y 5,8 litros cada 100 km en ciclo mixto. Durante las pruebas, logré como mejores números 7,5 l/100 km en ciclo urbano, 6,1 l/100 km en ruta, y 6,8 litros cada 100 km en ciclo mixto. El peso en orden de marcha, en tanto, es de 1.415 kg, mientras que el depósito de combustible aloja 51 litros de capacidad.


Comportamiento dinámico

El sDrive 18i City presenta un comportamiento muy parecido al del sDrive 20i M Sport X en materia de chasis, aunque algunas distancias quedan entre ambos, como por ejemplo el buen compromiso entre confort y dinámica. La gran diferencia radica en la elección de neumáticos de cada uno. Mientras el 20i apela a un uso más enfocado a un cliente que busca la deportividad, el 18i se inclina más sobre los parámetros del confort, producto de tener llantas más chicas así como cauchos más gorditos y blandos al no ser los runflat reforzados.

Las suspensiones de esta versión copian menos las irregularidades del camino, dando a cambio un andar mucho mejor filtrado y cómodo que en sus hermanos más potentes y caros. Es decir, el 18i City es un producto de corte familiar, pero con las bondades de un chasis que no llega a poner en compromiso el equilibrio entre el confort de ciudad y ruta. Además se aleja bastante de la dureza que tienen las variantes más equipadas con neumáticos con los flancos reforzados y dimensiones mayores.


La dirección, por su parte, es de piñón y cremallera con asistencia eléctrica. Pero a diferencia de otras de este tipo, esta es una muy directa y comunicativa en lo veloz y a la vez muy desmultiplicada y amable con los brazos en las maniobras de estacionamiento. Es perfecta y casi que permite teletransportarse en diagonal como si fuera un kart. No cuenta con el maravilloso sistema Servotronic de radio variable que sí llevan algunos BMW de tracción trasera, pero de todas formas se las apaña.

Saliendo un poco de las sensaciones dinámicas, hablaré de algo más racional y es la insonorización. Es excelente a nivel de mecánica y ruidos eólicos con doble burletería en todas las aberturas de la carrocería y no se perciben tampoco crujidos estructurales ni nada que se le parezca. Sin embargo, en la unidad probada se notaba cierta rumorosidad de los neumáticos en asfaltos rugosos, pero nada que atente contra el confort acústico del habitáculo en líneas generales.


Al igual que en los otros X1 y X2, este 18i City cuenta con tres modos de conducción: ECO PRO, Comfort y Sport. El primero es para priorizar la economía y eficiencia de combustible, gestionando los elementos de confort como el aire acondicionado así como también el motor y su respuesta, ralentizando todas las sensaciones de manejo.

El segundo modo es el que podría considerarse "por default", mientras que el Sport actúa sobre la dirección, la respuesta del acelerador (lo hace más ágil) y según el manual de usuario, también afecta el comportamiento del tren de rodaje. Entre los tres se nota un cambio mínimo al usarlos, pero a la hora de los consumos, ¿hay diferencias? En las pruebas hice el experimento de medirlos con cada modo y los resultados son estos: en modos Sport y Comfort 5,9 l/100 km y 5,2 l/100 km de promedio de ruta, mientras que en el ECO PRO quedó en 5,1 l/100 km.


La mecánica, por su parte y como ya dije, tiene un comportamiento destacado e ideal para el tránsito urbano, ya que las relaciones de la transmisión automática le permite viajar muy relajado. Trabaja en D5 a 70 km/h a apenas 1.500 vueltas, mientras que en el caso usar el modo "S" de la caja, a igual velocidad el régimen es un poco superior, pero no tanto, 2.500 rpm y con la DKG Steptronic en S4.

En ruta, en tanto, el conjunto se mueve a 110 km/h en D7 a unas relajadas 2.300 vueltas, mientras que pasando la transmisión al seteo deportivo, baja dos marchas (S5) y sube 500 revoluciones el motor (2.800 rpm) a igual velocidad. Los adelantamientos también son bastante veloces, pudiendo bajar de D7 a D3 en un pestañeo con el kick-down de la caja y pasando de 80 a 110 km/h en 5,86 segundos.


Equipamiento

La dotación de confort de serie de este sDrive 18i City es la siguiente: Performance Control, alarma, modos de conducción (ECO PRO/Comfort/Sport), función Auto Start&Stop, botón de encendido/apagado, Performance Control, computadora de a bordo, pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), encendido automático de luces con función diurna LED, aire acondicionado manual, control de velocidad crucero con función de frenado y limitador de velocidad, audio BMW Professional con AM/FM/USB/Bluetooth/Apple CarPlay, sistema multimedia iDrive con pantalla multifunción táctil BMW ConnectedDrive a color de 6,5 pulgadas, sensores de estacionamiento traseros, luces traseras LED, faros delanteros LED con contenido ampliado, faros antiniebla delanteros y traseros LED, asientos delanteros con regulación manual en altura, respaldo trasero rebatible 40:20:40, volante deportivo multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, puertos de carga USB-C en las plazas traseras (2), tapizados en tela Grid Anthrazit, molduras interiores Oxidsilber Mate, y llantas de aleación ligera de 17 pulgadas con radios en "V" "estilo 560" sobre neumáticos en medida 225/55 R17.

Si tomamos en cuenta el precio, encontramos algunos faltantes de serie que pasan a formar parte del extenso listado de equipamientos opcionales que ofrece BMW, como ser: techo solar eléctrico, butacas con regulaciones eléctricas (o al menos lumbar manual), cámara de retroceso, sistema de apertura/cierre manos libres, tapizados en cuero, compatibilidad con Android Auto, climatizador automático, retrovisor interno con anti-encandilamiento automático, o portón trasero con apertura/cierre eléctricos.


Seguridad

Todos los X2 llevan de serie: seis airbags, frenos ABS, sistemas DSC, ASC y DTC, asistencia de frenado en curvas CBC, control dinámico de los frenos DBC, función de secado de discos y pastillas, compensación de fading, asistente para pendientes, cinturones de tres puntos de anclaje y apoyacabezas en todos los asientos, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles en las plazas laterales traseras y delantera derecha, y monitoreo de presión de neumáticos.

Se trata de una dotación bastante completa, en otros mercados como el europeo, BMW está ofreciendo, de serie u opcional según cada región, elementos que ya deberían comenzar en nuestro mercado a popularizarse, al menos en segmentos superiores, como son el alerta de ángulo ciego, de cambio de carril involuntario, de alerta de colisión inminente, el frenado automático en ciudad con detección de peatones, y la alerta de cansancio del conductor, que conforman el paquete de asistencias que la marca alemana denomina Driving Assistant.


Los frenos, por su parte, son de discos ventilados en ambos ejes y tienen un comportamiento intachable. Para recto, con una desaceleración marcada que se siente mucho en el cuerpo, y además enciende las balizas si la frenada es de emergencia, con el fin de alertar a los conductores que vienen detrás nuestro. Diez puntos.

También tiene los sendos controles de tracción y estabilidad, que BMW denomina DSC y DTC. A diferencia de algunos competidores, en el X2 el grado de desconexión es total en ambos casos. El primero se desactiva con una pulsación de unos tres segundos, mientras que para apagar el control de estabilidad, hay que presionar el comando durante diez segundos.


Precio, garantía y competidores

El X2 tiene una gama más variada que hace un año atrás en nuestro mercado con tres motores, cinco niveles de equipamiento, dos transmisiones y dos tipos de tracción. Este sDrive 18i City 1.5 T DKG Steptronic evaluado es el primer escalón de todas esas opciones a un precio de U$S 59.900. La garantía es de 2 años sin límite de kilometraje. Es un precio que acerca mucho al universo de otros SUVs compactos pero de marcas "no-premium".

Con la llegada de este sDrive 18i City 1.5 T ahora existe la opción de acceder a un producto premium en este segmento de mercado, al precio de uno que no lo es por muy poca diferencia. Esto logra plantear la clásica disyuntiva entre comprar un vehículo tope de gama, pero de una marca "normal" o uno entry level de una marca estatutaria. Pero por otra parte, dentro de la oferta de BMW está el X1 con la misma configuración mecánica y de equipamiento a un valor todavía más razonable que el de este X2: U$S 51.900.


En cuanto a los verdaderos rivales de esta versión, tenemos a los Audi Q2 Design 1.0 TFSI S tronic (U$S 53.900), Audi Q3 Advanced 1.4 TFSI S tronic (U$S 58.900) Mercedes-Benz GLA 200 Urban Plus 7G-DCT (U$S 57.990) y MINI Cooper Countryman Pepper Plus 1.5 T Steptronic (U$S 51.900). Como podrán ver, el BMW se logra meter en el medio del grupo con un valor razonable, pero que no llega a complicarle las ventas a su hermano británico, el Countryman, con el que comparte plataforma, motor y transmisión.

Ya en el caso de los dos productos de Audi, hay una convivencia amistosa entre ambos, pese a que participan del mismo segmento junto a los X1 y Countryman. En el caso del Q2, se acerca mucho más a la filosofía de esta versión sDrive 18i City 1.5 T por equipamiento y mecánica, mientras que el Q3 o GLA serían dos alternativas para aquellos que estén buscando una mecánica más potente que las de los otros tres.


Conclusión

Los U$S 8.000 de diferencia con su hermano de segmento, el X1, hacen que la justificación de este X2 radique solo en una preferencia de diseño. Modelos como este no hacen otra cosa que seguir alimentando el apetito por lo diferente y arriesgado, aunque todos sepamos que en el fondo no es otra cosa que un X1 con un look más cool. Es una jugada similar a la que ya se ha hecho con las versiones "con silueta de coupé" en otros SUVs de otras marcas. Entre estas dos versiones City, el costo extra, está en el diseño. Nada más. Porque en lo dinámico y en equipamientos casi no hay diferencias.

Al igual que su hermano, el X2 sDrive 18i City es un verdadero ejercicio de anulación de prejuicios rodante. En los papeles un SUV compacto con un motor de tres cilindros con turbo y algo más de 1.400 kg de peso sería una receta para el desastre y el aburrimiento. Sin embargo, los ingenieros de BMW lograron en base a la eficiencia mecánica conseguir un paquete que cierra por (casi) todos lados. Y digo "casi" porque existe el X1 con la misma configuración mecánica y de equipamiento a un valor bastante más lógico, solo perdiendo el estilo del X2. Es cierto, al igual que el X1 City, este X2 no es el más completo en términos de equipamientos de confort. Ni el motor más potente del segmento.


Pero la razón principal de la existencia de estas versiones es estar entre las opciones más al alcance de la mano de aquellos que quieran acceder por primera vez a un SUV premium, con calidad e ingeniería alemanas, un amplio espacio interior, buena dotación de seguridad y además, consumos que no juegan en contra del rendimiento mecánico y un diseño que no se le parece en nada a lo ya conocido. Ni siquiera dentro de la propia gama X de BMW. Y esto a veces puede inclinar la balanza para muchos clientes. Las variantes de acceso en las marcas premium no le hablan al cliente premium de toda la vida. Sino a aquel que antes, estas marcas jamás le habían dirigido la palabra.

Bastará hacer una prueba de manejo para convencerse por sí o por no. En mi caso considero que es una compra válida y que no defraudará a ningún usuario de SUVs generalistas, en especial aquellos que provengan de versiones con mecánicas aspiradas y fuera de época. Aunque en lo personal, un X1 suena como una compra más racional. De todas formas, para esos usuarios ajenos al universo premium, será un salto cualitativo a nivel mecánico y de seguridad. Pero también representará la bienvenida a ese mundo al que todos tratan de aspirar y además con un estilo que lo despegará de las masas.


A favor
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Conjunto motor/transmisión
  • Consumos en ruta
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equilibrio de suspensiones
  • Equipamientos de seguridad
  • Habitabilidad general
  • Posición de manejo
En contra
  • Equipamientos de confort de serie
  • Neumático de auxilio temporario
  • Plaza central trasera justa
  • Sin asistencias a la seguridad disponibles
  • Visibilidad ¾ posterior limitada


FICHA TÉCNICA:


MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.499
Número de cilindros: 3
Número de válvulas: 12
Relación de compresión: 11:1
Diámetro x carrera (mm): 75 x 90,5
Inyección: directa con turbocompresor e intercooler, control variable de válvulas (VALVETRONIC) y doble sincronización variable del árbol de levas (doble VANOS)
Potencia máxima (cv/rpm) 140/4.500-6.500 
Torque máximo (Nm/rpm) 220/1.480-4.200
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial con doble embrague y siete relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera servoasistida eléctricamente
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos ventilados
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: eje de articulación única y montantes telescópicos McPherson con soporte de aluminio
Trasera: eje de brazos múltiples con brazos longitudinales
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 225/55 R17
Rueda auxiliar: T115/95 R17
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 205
Aceleración 0/100 km/h (s) 9,6
Consumo (l/100km) Urbano: 6,9 - Carretera: 5,1 - Mixto: 5,8
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 470/1.335
Peso en vacío (kg) 1.395
Peso en orden de marcha (kg) 1.415
Largo total (mm) 4.360
Ancho total (mm) 1.824
Alto total (mm) 1.526
Distancia entre ejes (mm) 2.670
Capacidad del tanque de combustible (l) 51

Galería: BMW X2 sDrive 18i City 1.5 T DKG Steptronic | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto BMW X2 sDrive 18i City 1.5 T DKG Steptronic

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Faros delanteros LED con contenido ampliado
Faros antiniebla delanteros y traseros LED
Faros traseros LED
Llantas de aleación de 17 pulgadas
Paquete de iluminación exterior
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Alarma
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles en las plazas laterales traseras y delantera derecha
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistencia de frenado en curvas (CBC)
Ayuda al arranque en pendientes
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control dinámico de los frenos (DBC)
Control de estabilidad (ASC)
Control dinámico de estabilidad (DSC)
Control dinámico de tracción (DTC)
Control electrónico del bloqueo del diferencial (EDLC)
Frenos ABS
Función de secado de discos y pastillas con compensación de fading
Monitoreo de presión de neumáticos
CONFORT
Aire acondicionado manual
Apliques interiores Oxidsilber Mate
Asiento trasero rebatible 40:20:40
Asientos delanteros con regulación manual
Botón de encendido/apagado
Computadora de a bordo
Dirección con asistencia electro-mecánica variable
Encendido automático de luces con función diurna
Espejos exteriores regulables eléctricamente
Freno de estacionamiento electromecánico
Función Auto Start&Stop
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Limitador de velocidad y control de velocidad crucero dinámico con función de frenado
Modos de conducción (ECO PRO/Comfort/Sport)
Performance Control
Puertos de carga USB-C en las plazas traseras (2)
Sistema de audio BMW Professional con AM/FM/USB/Bluetooth/Apple CarPlay
Sistema multimedia iDrive con pantalla multifunción a color de 6,5 pulgadas pantalla multifunción táctil BMW ConnectedDrive con BMW Apps
Seis parlantes
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento traseros
Tapizados en tela Grid Anthrazit
Volante multifunción en cuero con regulación en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 59.900. Garantía: 2 años sin límite de kilometraje

COMERCIALIZA:

Motor Haus. Ramón Escobar 1330. Tel. 29243125. Web: www.bmw.com.uy