Contacto: Peugeot 208 1.2 PureTech 82 Allure BVM5

martes, 11 de junio de 2019



Probamos a la versión 1.2 PureTech 82 Allure BVM5 del Peugeot 208 producido en el Mercosur.
Con la excusa de la llegada de la versión 1.2 PureTech 82 Allure BVM5 de origen Mercosur, nos subimos por quinta vez a un Peugeot 208 para conocer qué tanto cambió frente al 1.5 Allure que reemplazó, así como también para conocer en qué se diferencia frente al 1.2 que llegaba de Francia.

Hablar del 208 no es ninguna novedad para nadie y mucho menos para este redactor. En Autoblog ya es la quinta vez, contando al de este informe, que pasa uno por mi garage. Probé al primer 1.2 francés que llegó (ver prueba) en un lejano año 2012, después al divertido GTi (ver prueba), luego fue el turno del 1.2 PureTech 110 turboalimentado con el facelift (ver prueba) y hace ya tres años atrás, me tocó manejar al 208 producido en Brasil, con el motor 1.5 de 90 cv (ver prueba). 

Por fuera de mis labores y obligaciones para con mi blogcito, además manejé dos de los primeros 208 fabricados en el Mercosur (1.6 Féline y 1.5 Allure) para mi colega y hermano de Autoblog.com.ar (ver prueba doble) y también por unas horas, durante una escala en Argentina manejé un XY, la extinta versión pseudo-lujosa-deportiva de este modelo (ver prueba). Así que técnicamente, me senté al volante de ocho 208 en siete años. En otras palabras, a este Peugeot lo conozco más que a mi señora madre.


Por lo que la evaluación de esta versión 1.2 PureTech 82 Allure BVM5 procedente desde la planta de Porto Real, en Brasil (ver lanzamiento) podría resultar como una suerte de ejercicio de "encuentre las siete diferencias" con aquellos 1.2 franceses así como también con el 1.5 Allure brasileño, siendo que este "nuevo sabor" los viene a reemplazar a ambos, pasando también a ser el primer escalón de la gama 208 actual, por debajo de los Féline 1.6 BVM5 (ver lanzamiento), Allure 1.6 BVA6 (ver lanzamiento) y los Allure 1.2 PureTech de origen francés (ver lanzamiento).

Así que a modo de cierre de la primera generación del 208, dado que en 2020 llegará la segunda por estas tierras (ver nota) es que decidí pedirle a la gente de Peugeot Uruguay una unidad de este 1.2 Allure Mercosur para hacer una especie de repaso de gama 2019, pero también para ver en qué ha evolucionado e involucionado el más exitoso de su línea de productos en los últimos años.


Exterior

Para distinguir a este 1.2 Allure del discontinuado 1.5 Allure hay varias pistas, aunque son bastante sutiles y solo apreciables para ojos atentos. La primera es la ausencia de cromados en el frontal. Todo lo que en aquel modelo brillaba, ahora pasó a tener una presentación en gris satinado, que en la unidad de pruebas se camufla bastante con el color de la carrocería.

Las otras diferencias son que ahora lleva el popular "techo cielo" tan característico de Peugeot, el falso difusor trasero es color carrocería (antes era negro) y por debajo del portapatentes hay una práctica cámara de retroceso. Y ahí se terminan las novedades. Incluso mantuvo las llantas "Thallium" de 15 pulgadas, que en la unidad de pruebas iba sobre neumáticos Pirelli Cinturato P1 en medida 195/60 R15.


Por el resto es el mismo viejo y querido 208 de siempre, con un diseño que pese a tener ya siete años en sus espaldas, sigue luciendo moderno, fresco y simpático. Es un producto que creo que pasó a ocupar junto a los 205 y 206 ese podio de la historia de Peugeot como el tercer modelo más bonito de la Serie 200. También sirvieron, en especial el 208, para que muchos se olvidaran de la gama 207 y en especial los 207 Compact, aquel que ni el más fanático del león quiere recordar.

Aunque parezca obvio remarcarlo, tampoco hay novedades en términos de cotas: mide 3.960 mm de largo, 1.740 mm de ancho y 1.470 mm de alto. La distancia entre ejes es de 2.540 milímetros. Para cerrar este apartado, vale la pena destacar que será el último modelo de la Serie 200 en usar a la veterana plataforma PF1 estrenada en el año 1998 por el 206, dado que el nuevo 208 utilizará la modular y moderna CMP a partir del año próximo.


Interior

Acá los cambios son más complicados de encontrar. El más notorio es que ahora la central multimedia dejó de tener una perilla para el volumen y dos teclas para el menú y la fuente de audio, para contar con tres teclas táctiles bastante menos prácticas (dos para volumen y una para el menú) y ganó una entrada USB frontal, sacando la que iba en la base de la consola central.

Sigue siendo una pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/USB/Bluetooth/Aux-In/Android Auto/Apple CarPlay y audio streaming. El otro detalle diferente es que los tapizados cambiaron en su diseño y por último, el interior ganó en luminosidad gracias al techo cielo de serie.


La posición de manejo es la conocida que tantos amores y odios genera desde 2012. Conserva el instrumental tipo i-Cockpit y el volante de dimensiones reducidas, para el que tengo el mismo comentario de otros 208: para los más altos no hay problemas, pero aquellos que ronden el metro setenta, verán la base del instrumental tapada por el aro del volante.

En relación a la calidad, al igual que pasa con otros Peugeot made in Mercosur, están unos cuantos escalones por debajo de los importados. Hay plásticos rígidos en abundancia y de un tacto mejorable, mientras que en la unidad de pruebas incluso se pueden apreciar en el exterior algunos gaps de carrocería imperdonables.


Al pasar a las plazas traseras tampoco hay novedades. Dos adultos no tendrán problemas de espacio para las piernas y a lo ancho, aunque si están por arriba del metro ochenta de alto, irán más cerca del techo con la cabeza y más apretados a lo largo. En esta versión con el techo panorámico, se pierden unos valiosos centímetros a lo alto. Ya un tercer ocupante se podrá acomodar en viajes cortos, aunque a lo ancho el espacio no abunda, algo que es común a otros modelos de segmento B.

El baúl mantuvo los 318 litros ampliables hasta los 1.152 l, rebatiendo el respaldo trasero de forma enteriza, que no es lo más práctico si queremos modular pasajeros y carga. Por debajo de una alfombra de calidad muy mejorable, encontramos el neumático de auxilio, que no es de la misma marca ni medida que los titulares. Mientras afuera lleva unos Pirelli Cinturato P1 en medida 195/60 R15, en el baúl guarda una Goodyear Eagle Sport en medida 185/60 R15. Si bien no es una "rueda-galleta", Peugeot advierte que no se pueden superar los 80 km/h con el auxiliar en uso.


Motor y transmisión

Esta combinación mecánica tampoco es novedosa para el mercado uruguayo, aunque sí para un 208 proveniente desde Brasil. Atrás quedó el veterano impulsor 1.5 de 90 cv y ocho válvulas denominado TU4 del Grupo PSA, para darle paso al más moderno EB2 PureTech. Es un tres cilindros en línea con 1.199 cc de cilindrada, inyección multipunto, y 12 válvulas. Produce una potencia de 82 cv a 5.750 rpm y un par máximo de 120 Nm de par disponibles desde las 2.750 rpm. Va asociado a una transmisión manual de cinco relaciones.

Se trata de una mecánica conocida por todos, con un comportamiento correcto para este segmento, que a velocidades bajas se muestra bastante falto de nervio, pero a medida que le imprimimos más presión al acelerador, pareciera que se despierta y la entrega es más un poco más enérgica, en especial, entre las 2.500 y 3.500 rpm, donde se siente más a gusto.


Pese a tener menos potencia que el 1.5 que reemplaza, el par máximo se entrega a menos vueltas y junto a una caja más corta, se nota una ventaja (mínima) a favor del 1.2 en términos de agilidad. También presenta una compresión mayor que aquel, con 12,5:1 mientras que el anterior tenía 10,8:1, repercutiendo en que su respuesta sea un pelito más enérgica también que su par europeo. Apenas.

Al igual que ya pasara con los 1.2 franceses, su ámbito ideal es la ciudad, como es de esperarse, pero como veremos más adelante también puede salir a la ruta y no pasar vergüenza, producto de la combinación de potencia y bajo peso que tiene. No es un producto veloz, sino que se sabe desenvolver de forma correcta con cierta agilidad. Como dije hace un párrafo atrás, con el cambio de origen la transmisión recibió una adaptación a las calles y rutas de Sudamérica, con relaciones algo más cortas que las que tenía su equivalente francés, para tener una respuesta algo más ágil.


Y en la práctica lo consigue. No alcanza el nivel de las versiones turboalimentadas de origen francés, obvio, pero sí se lo nota más brioso que el 1.5 que reemplaza. El selector mantiene un escalonamiento correcto, así como también ese ya clásico tacto tirando a gomoso y hasta impreciso incluso en algunas ocasiones. Es muy fácil no conectar de forma correcta algunas marchas, en especial la reversa, que genera cierta resistencia en algunas ocasiones.

Peugeot declara una aceleración de 0 a 100 km/h de 14,3 segundos y una velocidad final de 171 km/h. No hay cifras de consumo mixto declaradas por fábrica. En comparación con el 1.5 (cifras entre paréntesis) los registros de prueba, en tanto, obtuve 7,0 litros cada 100 km en ciudad (8,8 l/100 km), 5,2 l/100 km en ruta (6,6 l/100 km), y 5,8 l/100 km (7,7 litros cada 100) en el ciclo combinado. El depósito de combustible lleva 55 litros de capacidad y el peso en orden de marcha es de 1.073 kilogramos, es decir, apenas 4 kg menos que el 1.5 Allure anterior.


Comportamiento dinámico

Este 1.2 PureTech, como sucede en otros Peugeot y Citroën que lo usan, se manifiesta relajado en su comportamiento en líneas generales, pudiendo viajar a 70 km/h en 5ª a unas 2.000 vueltas, lo cual es un régimen correcto. Es una mecánica a la que se le puede imprimir una conducción enérgica si se saben aprovechar al máximo las relaciones de caja.

Y esa es la solución. Porque las recuperaciones de 80 a 110 km/h hablan por sí solas: en 3ª le toma unos justos 8,16 segundos que en 4ª y 5ª se estiran hasta unos 12,96 y 18,66 segundos respectivamente. Así que la tercera será una gran aliada siempre.


Ya que menciono el comportamiento rutero, presenta un desempeño correcto en los regímenes medio y medio-alto, pudiendo trabajar a unos 110 km/h a 3.400 vueltas en quinta marcha. Pedirle una sexta a este motor puede sonar exagerado, ya que más allá del régimen algo elevado, de todas formas el 1.2 no se siente fuera de ambiente.

En materia de insonorización y vibraciones aprueba con buena nota. En comparación con su antecesor, se lo siente más ágil en el bajo régimen que el 1.5, pero cerca de la zona roja del tacómetro, aquella mecánica tenía una entrega más contundente de fuerza.


Pasando al chasis, es la receta conocida también de otros 208 Mercosur. En ciudad manifiesta un comportamiento que si bien prioriza el confort, tampoco llega a los extremos de ser blando. Si lo comparamos con los 208 franceses, en el modelo brasileño los ejes ya no manifiestan sequedades ante pozos grandes o cortes abruptos de la calzada, y el filtrado de imperfecciones está bastante mejor trabajado que en sus hermanos galos, siendo más suave y cómodo para nuestras calles en ese sentido.

La dirección, junto al volante de dimensiones más reducidas que uno normal, hacen de las maniobras de estacionamiento un mero chiste que se cuenta con una mano sola si queremos. A bajas velocidades es tan artificial como otras direcciones electroasistidas, con mucho giro muerto, aunque en ruta gana en firmeza y precisión, endureciéndose bastante y dando confianza. Al doblar fuerte se apoya en el tren delantero, mientras que el trasero no tiende a despegarse del suelo cuando lo llevamos al límite, como sí pasa con las variantes europeas que tienen un seteo de suspensiones apenas más firme. Un control de tracción y estabilidad se echa en falta mucho para este producto.


Equipamiento

Este Allure pasó a ser el primer escalón de la gama local del 208 tras la desaparición de los Allure 1.5 así como de todas las variantes con este 1.2 (sin turbo) pero de origen francés. En términos de confort ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), asiento del conductor con ajuste de altura, computadora de a bordo, tapizados en tela, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, aplique interior en color gris, climatizador automático bi-zona, faros delanteros con LEDs diurnas, techo solar panorámico, computadora de a bordo, dirección asistida eléctricamente, faros antiniebla delanteros y trasero, indicador de cambios (GSI), pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/USB/Bluetooth/Aux-In/Android Auto/Apple CarPlay y audio streaming, seis parlantes, regulador y limitador de velocidad, respaldo trasero rebatible enterizo, cámara de retroceso, y llantas de aleación de 15 pulgadas sobre neumáticos en medida 195/60 R15.


No es una mala dotación para ser el entry level, considerando que hay un techo panorámico, climatizador automático, regulador y limitador de velocidad, así como también pack eléctrico y conectividad con Android Auto y Apple CarPlay. Sin embargo, esa naturaleza de producto de acceso de gama se puede encontrar en elementos como el asiento trasero enterizo o la falta de sensores de estacionamiento, por ejemplo. Pero en líneas generales en relación a los ítems de serie, por el precio, está bastante bien equipado.


Seguridad

En materia de seguridad también tiene una dotación correcta para el rango de precios donde se maneja esta versión. Lleva de serie: cuatro airbags (dos frontales y dos laterales), frenos ABS, asistente al frenado de urgencia AFU, repartidor electrónico de frenado REF, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco cinturones inerciales de tres puntas, y cinco apoyacabezas. Frente a las variantes europeas, carece de barras de protección laterales, así como también de controles de tracción y estabilidad de serie. Ya no tendrían que existir diferencias, estamos en 2019.

Pasando a la seguridad estructural, este año Latin NCAP volvió a probar al 208 Mercosur bajo su nuevo y más exigente protocolo, y tuvo una calificación bastante magra. En esa prueba se evaluó una unidad con el equipamiento más básico para la región (solo con doble airbag delantero) y logró solo dos estrellas para ocupantes adultos y tres para niños (ver nota).


En su informe, el organismo de evaluación independiente informó que en el impacto frontal las cabezas del conductor y del acompañante fueron bien protegidas, el pecho del conductor mostró protección marginal, y las rodillas de ambos pasajeros pudieron impactar contra estructuras peligrosas en el tablero. La carrocería fue considerada estable durante el impacto frontal. En el impacto lateral la cabeza y pecho ofrecieron protección débil y fue motivo de perdida de una estrella. A su vez, el modelo no cuenta con con refuerzos en las puertas y paneles internos para impacto lateral, lo que explica la alta penetración en el impacto lateral.

Para los ocupantes niños, en tanto, el sistema de retención infantil (SRI) para niños de 3 años, no fue capaz de evitar un excesivo desplazamiento hacia adelante durante el impacto y ofreció adecuada protección para la cabeza y altos valores para el cuello. El desempeño dinámico del SRI para niños de 18 meses fue adecuado. El modelo cuenta con advertencia sobre la instalación de una silla infantil en el asiento delantero, ni ofrece la posibilidad de desconectar el airbag del acompañante. En el impacto lateral ambos dummies recibieron buena protección.


Precio, garantía y competidores

El 208 1.2 PureTech 82 Allure BVM5 se comercializa en nuestro mercado a un valor de U$S 19.490 y con una garantía de 2 años o 50.000 km extensible a 5 años o 100.000 km por U$S 650 + IVA. Es un valor más que interesante en un mercado dominado por las bajas de precio, muchas veces sin ofrecer equipamientos que superen la expectativa de los consumidores, sino que son rebajas de modelos ya conocidos.

En este caso Peugeot logró combinar un precio lógico con un vehículo que siempre se destacó por su nivel de deseo en base al diseño y estilo que tiene, y que ahora además tiene una versión bastante más accesible que cualquiera de las importadas de extra-zona y con una mecánica más moderna y económica que el veterano 1.5 de 90 cv que se ofrecía antes, sumado también a un equipamiento más completo también.


Si algo no le falta a este producto son rivales. Los hay tanto importados de extra-zona como del Mercosur. La lista de competencia es la siguiente: Chevrolet Onix LTZ 1.4 M/T (U$S 19.290), Citroën C3 1.2 PureTech 82 Feel (U$S 21.990), Fiat Argo Drive 1.3 M/T (U$S 19.490), Ford Fiesta Hatch 1.6 S Plus M/T (U$S 18.990), Ford Fiesta Hatch 1.6 SE M/T (U$S 20.990), Hyundai HB20 1.6 Comfort Plus (U$S 18.490), Hyundai HB20 1.6 Sport (U$S 20.490), Kia Rio Hatch LX Plus 1.4 (U$S 22.990), Nissan Note 1.6 Advance M/T (U$S 21.990), Renault Clio IV Expression 1.2 (U$S 22.990), Seat Ibiza 1.0 Reference M/T (U$S 23.450), Suzuki Baleno 1.4 GL M/T (U$S 18.990), Suzuki Baleno 1.4 GLX M/T (U$S 22.990), Suzuki Swift 1.2 GL M/T (U$S 18.990), Suzuki Swift 1.2 GLX M/T (U$S 20.990) y Volkswagen Polo 1.6 Trendline M/T (U$S 19.990).

Peugeot tiene en el 208 un producto bastante competitivo en relación a los equipamientos de confort y el precio. Modelos como C3, Fiesta, Rio, Clio y Polo lo ponen un poco en vergüenza al no tener controles de tracción y estabilidad de serie (tampoco los tienen los Argo, HB20, Note, Baleno y Swift), así como también aquellos que vienen de extra-zona como los C3, Rio, Swift, Baleno, Clio e Ibiza lo superan en términos de calidad de fabricación. Es un segmento muy peleado, no quedan dudas.


Conclusión

Tal vez esta sea la última vez que manejé un 208 de primera generación. Sabiendo que en 2020 tendremos por acá a la evolución de este modelo, es muy probable que esta conclusión también pase a ser una carta de despedida a uno de los autos que más probé desde que arranqué con Autoblog allá por 2010. Este 1.2 Allure brasileño no es como esos CD's que en las casas de música se encuentran por buen precio y tienen un compilado de los mejores éxitos de un artista.

Combina todo lo que ya conocíamos del modelo francés, pero con el seteo y precio del producido en nuestra región. El resultado es un producto que queda competitivo frente a los rivales, pero que a su vez es una muestra de como con el correr de los años pasó de ser un vehículo casi que aspiracional a uno más masivo y popular, con el correspondiente "abaratamiento" de su presentación general.


A diferencia de otros productos del segmento, esta primera generación del 208 está teniendo una "vejez digna". En términos de diseño sigue siendo uno de los más bonitos y casi sin cambios porque nunca lo precisó, los equipamientos de confort lo siguen dejando como una opción razonable y válida, y ahora, al haberse amortizado en términos de costos de producción, pasó a estar a valores por debajo de la barrera de los U$S 20.000.

Es cierto, una vez que el nuevo 208 importado llegue el año que viene, el modelo volverá a tener ese halo deseable que allá por 2012 tuvo aquel modelo que introdujo elementos rupturistas al segmento como el i-Cockpit, así como también fue el primero en introducir una mecánica tricilíndrica en el segmento, algo que hasta entonces era patrimonio de los citycars y que ahora es la tendencia en el segmento B global.


El 208 volvió a llevar a Peugeot por el sendero del éxito que en 1998 había iniciado su ante-antecesor, el 206. El 207 nunca llegó a calar de la misma forma en términos de ventas, y el 205 seguirá siendo el salvador de la bancarrota francesa más laureado de su historia. Creo que en unos 10 o 15 años, el 208 actual va a tener esa vigencia que todavía siguen teniendo ahora los 206, porque fue un punto de quiebre del segmento así como también dentro de la propia marca.

Ahora solo queda esperar a conocer en persona y a fondo al nuevo 208. Mientras eso pasa, la oferta local se articula entre dos orígenes, con productos que pueden lucir muy similares, casi idénticos diría, pero que en su génesis presentan unas cuantas diferencias. Habrá que ver si la próxima generación de este número tan exitoso puede repetir o superar el éxito que tuvo en los últimos siete años.


A favor
  • Consumos reducidos
  • Confort de marcha
  • Diseño
  • Equipamiento de confort y seguridad
  • Garantía extensible
  • Relación precio/equipamiento
En contra
  • Auxilio de diferente medida
  • Falta de ESP y/o airbags de cortina
  • Respuesta del motor en baja
  • Plaza central trasera justa a lo ancho
  • Respaldo trasero enterizo
  • Selector de cambios algo impreciso




FICHA TÉCNICA

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.199
Número de cilindros: 3
Número de válvulas: 12
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 75 x 90,34
Inyección: indirecta multipunto
Potencia máxima (cv/rpm) 82/5.750
Torque máximo (Nm/rpm) 120/2.750
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de cinco relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: pseudo McPherson con triángulos conectados a la cuna y barra estabilizadora
Trasera: eje a traviesa deformable ligado a la estructura por brazos longitudinales y barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 195/60 R16
Rueda auxiliar: 185/60 R15
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 171
Aceleración 0/100 km/h (s) 14,3
Consumo (l/100km) Urbano: N/D  - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 318/1.152
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.073
Largo total (mm) 3.960
Ancho total (mm) 1.740
Alto total (mm) 1.470
Distancia entre ejes (mm) 2.540
Capacidad del tanque de combustible (l) 55

Galería: Peugeot 208 1.2 PureTech 82 Allure BVM5 Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Peugeot 208 1.2 PureTech 82 Allure BVM5

EXTERIOR
Faros antiniebla delanteros
Faro antiniebla trasero
Llantas de aleación diamantadas "Thallium" de 15 pulgadas
Luces diurnas LED
Ópticas traseras LED
Techo solar panorámico
SEGURIDAD
Airbags frontales y laterales delanteros
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente al frenado de urgencia (AFU)
Cinturones traseros de tres puntos (3)
Frenos ABS
Repartidor electrónico de frenado (REF)
CONFORT
Aplique interior en color gris
Asiento del conductor con regulación en altura
Cámara de retroceso
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Climatizador automático bi-zona
Computadora de a bordo
Dirección asistida eléctricamente
Espejos retrovisores externos regulables eléctricamente
Indicador de cambios (GSI)
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con función de "un toque" para conductor
Pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/USB/Bluetooth/Aux-In/Android Auto/Apple CarPlay y audio streaming
Regulador/limitador de velocidad
Respaldo trasero rebatible enterizo
Seis parlantes
Tapizados en tela
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 19.490. 2 años o 50.000 km (extensible a 5 años o 100.000 km por U$S 650 + IVA)

COMERCIALIZA:

AFSA-Sadar. Paraguay 1579. Tel. 29020843 Web: www.peugeot.com.uy