Contacto doble: Renault Oroch Zen 1.6 SCe M/T e Intens Outsider 1.3 TCe CVT 2WD

lunes, 5 de septiembre de 2022



Evaluamos a las actualizadas Renault Oroch en dos versiones: 1.6 SCe Zen y 1.3 TCe Intens Outsider.

Con la excusa de su última actualización es que probamos a la Renault Oroch en sus versiones Zen e Intens Outsider. Van equipadas con dos motores: un 1.6 SCe de 112 cv de potencia con una nueva caja manual de sexta y el nuevo 1.3 TCe de 156 cv con una automática CVT, ambas con tracción delantera.

La renovación de mitad de vida de la primera generación de la Renault Oroch (ver lanzamiento) -también conocido como"Proyecto U79"- se presentó a nivel regional en abril (ver nota). A Uruguay llegó en junio desde la planta brasileña de São José dos Pinhais en cuatro versiones (CargoZenIntens e Intens Outsider) con dos opciones de motor (1.6 SCe de 112 cv y 1.3 TCe de 156 cv) con una nueva transmisión manual de seis relaciones (1.6) o una automática CVT (1.3 TCe) y tracción 2WD (ver lanzamiento), aunque por estos días está llegando también una 4WD turboalimentada con la mencionada manual de sexta (ver lanzamiento).

Al ser un update, se mantuvo la misma plataforma de la versión anterior, es decir, la B0. La carrocería es la de siempre, aunque usando algunas pocas piezas de la generación anterior, como las ventanillas, parabrisas, luneta, puertas y el portón trasero. El frontal, la parrilla, las ópticas traseras (que ahora llevan un acrílico transparente en lugar de uno rojo) y las llantas de aleación, es decir, los elementos "blandos" son todos los nuevos en el exterior. En la carrocería también se estrena el color Gris Lune.


Luego el cambio más profundo está en el habitáculo, en donde comparte varios elementos con la segunda generación del Duster (ver prueba doble) como ser el tablero, volante y la central multimedia (que en las Oroch más completas es de ocho pulgadas con Android Auto y Apple CarPlay ambos con conexión inalámbrica). También toma del discontinuado Grand Captur (ver lanzamiento) el instrumental, que reemplaza al usado por Oroch hasta ahora, que era el mismo de la dupla Sandero/Logan (ver lanzamiento).

Sin embargo lo más interesante de todo viene de la mano de las motorizaciones y el equipamiento de seguridad. Comenzando por lo último, ahora todas las Oroch vienen de serie con asistencia al arranque en pendientes (HSA), asistente de mitigación de vuelcos (RMI y ROM), controles de estabilidad (ESC) y tracción (ASR), aunque sigue ofreciendo solo con dos airbags delanteros frontales. En el apartado mecánico, ya los cambios fueron mencionados más arriba. Autoblog evaluó a las renovadas Oroch en las versiones tope de gama de cada mecánica. Y el análisis con estas novedades, se transcribe a continuación.


Exterior

Si te parece que por fuera no cambió nada o de verdad, muy poco, estás en lo cierto. Es un update de generación y tiene sentido, es eso: una actualización de un modelo ya muy conocido. También el hecho de haber conservado algunas piezas como las puertas y la estructura general ayudan a que se confunda a primer golpe de vista con el modelo anterior. Pero no, este es la "nueva" Oroch. Algunos esperaban que utilizara la base de la segunda generación de Duster. Pero para eso posiblemente falten unos años más.

Para arrancar el análisis exterior, voy a detenerme en la estética de cada versión. La última Oroch que había probado era una Intens Outsider 1.6 que traía una estética (sobre todo por dentro) más espartana que un monasterio franciscano (ver prueba). Ahora el nivel más accesible del modelo, la Cargo, es todavía más simple que aquella. Por ejemplo, los paragolpes son todos negros, las llantas son de acero estampado y no cuenta con barras de techo. Es una verdadera versión "de trabajo". Algo que la Oroch no tuvo a nivel local hasta ahora, pero que antes supo ofrecerse en otros mercados bajo la denominación "Express" (ver nota).


Pero la Zen evaluada que es la más completa de las 1.6 SCe, tiene una estética bastante menos "base" que la Cargo y queda casi a la par de la Intens Outsider 1.6 SCe que usé antes. Utiliza unas llantas de aluminio "Dark Gray" de 16 pulgadas sobre neumáticos Michelin LTX Force de uso mixto en medida 215/65 R16, y suma también las barras de techo longitudinales. Sin embargo, mantiene los retrovisores y tiradores de puerta en color negro mate, al igual que el paragolpes posterior, en este caso, ya para toda la gama. Polémica la decisión de no montar los antinieblas delanteros más arriba en los plásticos negros del medio.

Más allá de esto, ahora la gama tiene una estética general más lógica que antes. Ya no existe una variante con la estética exterior del nivel más equipado, pero con el motor menos potente, como pasaba con esa Intens Outsider 1.6. Al menos no aún. El nivel Zen, aunque es el más completo con el impulsor de acceso, ahora pasa a ocupar un lugar de variante intermedia en la gama, diferenciándose de la más accesible Cargo y por qué no, también más básica en su estética. Por eso cada Oroch ahora tiene "personalidad propia".


Ya no cuesta diferenciarla de la Intens Outsider de "motor grande" como antes, porque están bien diferenciadas. La más equipada tiene una parrilla delantera negra con apliques cromados, overfenders laterales, la protección frontal con faros de profundidad (de excelente poder), molduras de puerta, lona marítima, barra de caja y de protección de luneta, así como llantas de aleación diamantadas "bi-tono" de 16 pulgadas sobre neumáticos mixtos en medida 215/65 R16, de la misma marca que en el nivel Zen.

En el sector trasero ahora la denominación "Oroch" toma al portón de caja y las ópticas tienen una estética de acrílico transparente, aunque con la misma disposición interna que antes. Vistas desde atrás, la forma más fácil de diferenciar a las versiones atmosféricas de las turboalimentadas es que estas últimas llevan el emblema "TCe" en el extremo inferior derecho. Pasando a las dimensiones, miden 4.700 mm de largo (4.719 mm en Intens Outsider), 1.821 mm de ancho (1.834 mm en Intens Outsider) y 1.631 mm de alto (1.694 mm en Zen e Intens Outsider). La distancia entre ejes, en tanto, tiene 2.829 milímetros.


Interior

Si bien por fuera es muy común confundirse a simple vista con la versión anterior, por dentro jamás va a pasar eso con estas nuevas Oroch. Porque el habitáculo no tiene (casi) ninguna pieza en común con la de la primera. Atrás quedaron esos interiores rústicos y anticuados que tanta fama de "barato" (merecida, seamos honestos) le hicieron a este producto. Y aunque sigue usando (y abusando) de los materiales rígidos, la calidad es apenas un poco superior a la anterior. Es el mismo tablero que estrenó la segunda generación de la gama Duster y empata en terminaciones con aquella. Se trata de una mejora bienvenida.

Ya (casi) no quedan tornillos expuestos o plásticos mal ajustados, aunque al igual que en su hermano SUV, en esta pick-up aún quedan algunos filos plásticos para pulir en los paneles de puertas. Incluso, otro punto que muchos criticaban de la versión previa, era que la pantalla multimedia de las versiones más completas, quedaba algo lejos. Ahora va en una posición más alta y orientada hacia el conductor. De este modo, se facilita la lectura y es más accesible al alcance de las manos de los pasajeros. Pero no pasa lo mismo con la versión Zen que mantiene una radio convencional y ubicada bastante (muy) abajo en la consola central.


Pero respecto a la posición de manejo, no hay cambios. Y al igual que antes, queda muy elevada incluso llevando a la butaca hasta el punto más bajo. Como consecuencia, la visibilidad es hacia adelante es muy buena, y los más bajos estarán agradecidos. Por el contrario, los más altos (como un servidor) tendrán que bajar todo el asiento y correrlo un poco para atrás, si no quieren ir rozando las rodillas contra la columna de dirección. Que además, sólo regula en altura y con poco recorrido. La butaca además es algo corta y no permite apoyar bien los muslos. No es de las posturas más cómodas, no quedan dudas. Pero el ser humano "es un animal de costumbres", así que uno se adapta con el correr de las horas. Y en mi caso, pasó eso.

En las versiones de acceso (Cargo y Zen), no hay un sistema multimedia con pantalla táctil, pese a que por el precio ya hay rivales indirectos que las ofrecen incluso con conectividad inalámbrica para smartphones. En su lugar, estas Oroch 1.6 tienen a la clásica y anacrónica radio con AM/FM/Aux-In/1 USB-A/Bluetooth. En su defensa, llevan al tan útil (y veterano) comando satelital que es un elemento tan genial, que una vez que nos subimos a otro modelo de otra marca, se lo extraña. Ojalá nunca lo abandonen porque es practiquísimo. Aunque mejor sería tenerlo conectividad con Android Auto o Apple CarPlay. Otro punto negativo del equipo de radio es que tiene unas teclas microscópicas y se complica mucho al querer usarlas.


Para solucionar esto tendremos que ascender a las versiones Intens e Intens Outsider, que llevan al sistema multimedia Easy Link con pantalla táctil de ocho pulgadas con AM/FM/1 USB-A/Bluetooth/Android Auto (inalámbrico)/Apple CarPlay (inalámbrico), sistemas Eco Coaching y Eco Monitoring, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección. Es la misma interfaz que podemos ver en la nueva generación de Duster (que ahora también ya trae conectividad inalámbrica), pero también en un producto importado como lo es el Arkana (ver prueba).

En términos de habitabilidad y capacidades generales, Oroch no perdió sus virtudes y desventajas ya conocidas. En el sector trasero conserva una de sus mejores y más sólidas armas de conquista frente a las versiones de cabina doble de las pick-ups chicas. Y hasta me animaría a decir que podría poner en jaque a más de una mediana también. Dos -y en viajes cortos, hasta tres- adultos de 1,80 m podrán ir bien en el asiento trasero. Sigue siendo el punto más fuerte de este modelo frente a otras pick-ups de precio similar. Oroch siempre se jactó de ser para cinco pasajeros y ahora se mantiene cumpliendo con su palabra.


Si bien el respaldo está colocado un poco más recto que en los Duster, sigue siendo casi igual de cómodo. El túnel central no molesta a la altura de los pies. Y tanto a lo ancho, largo, como alto, el espacio es más que correcto. En resumen, la plataforma B0 continúa marcando la tendencia de habitabilidad en productos del segmento B. Es la gran distancia que separa a esta Renault y las Volkswagen Saveiro o Fiat Strada, por ejemplo. La Oroch es una pick-up compacta y aquellas son sub-compactas. Por eso las plazas traseras en esos dos modelos, son más limitadas que en la de Renault. Pero, por ejemplo, en la Oroch son apenas más ajustadas que en una Fiat Toro (ver prueba) porque aquella ya es una pick-up mediana autoportante.

Continuando con el análisis de estas dos Oroch, la capacidad de carga mantuvo los buenos 683 litros de volumen y 680 kg de carga para las versiones Cargo y Zen, mientras que las Intens e Intens Outsider baja hasta los 650 kg esa cifra. Las dimensiones de caja de la Renault son: 1.350 mm de largo, 1.175 mm de ancho y 435 mm de alto. Respecto al auxilio, para no comprometer el volumen de la caja de carga y como pasa en -casi- todas las pick-ups, va en una jaula colocada por fuera del habitáculo, con un neumático de la misma marca y medida a las cuatro titulares.


Motores y transmisiones

Acá hubo bastantes novedades en toda la gama. En términos mecánicos, las versiones de acceso (Cargo y Zen) mantienen al SCe H4M, que es el mismo impulsor HRDE16 de Nissan. Tiene 1.597 cc de cilindrada, cuatro cilindros con inyección multipunto. Produce 112 cv de potencia a las 5.500 rpm y un torque máximo de 162 Nm a las 4.000 rpm. La noticia con este update, es que ahora va asociado a una transmisión manual de seis relaciones (antes de cinco).

Pasando a las variantes más equipadas (Intens e Intens Outsider), se deja al F4R. Era un 2.0 cuatro cilindros con inyección multipunto, 143 cv de potencia y un torque de 179 Nm (ver prueba). Al igual que en el Duster (ver lanzamiento), ahora en la Oroch es el TCe HR13DDT el que toma la posta. Se trata del mismo impulsor M 282 de Mercedes-Benz, que Renault y Daimler desarrollaron en conjunto. Es un cuatro cilindros con 1.333 cc de cilindrada, inyección directa con turbo, intercooler y distribución por cadena. Autoblog lo probó en el nivel más completo de la gama Duster (ver prueba) y también en el Arkana.


Salvo por la incorporación de una sexta relación, en la Zen el 1.6 SCe se mantuvo como siempre: en líneas generales sigue siendo un propulsor correcto (solo eso) y muy progresivo, sin mucha agilidad en el bajo régimen (menos de 2.000 vueltas), pero bastante más enérgico en la zona media y alta del tacómetro (3.500-4.500 rpm). Además es un motor silencioso tanto en ralentí como por debajo de las 5.000 vueltas, ya que cuenta con un buen trabajo de insonorización al habitáculo, al menos en el uso urbano, donde va bien aislado. En ruta ya es más ruidoso y se hace presente en el interior. Ya en el apartado dinámico veremos las diferencias entre esta versión con transmisión de sexta frente a la de quinta que reemplazó.

Pasando al más novedoso de los dos motores, el 1.3 TCe es una mecánica que presenta una respuesta a medio régimen algo quedada, por debajo de las 1.800 rpm. Pero una vez que superamos esa cifra, la reacción sorprende para bien de una cilindrada tan pequeña y siéndoles francos, no se extraña en nada al F4R con este HR13DDT. Da mucha agilidad en el rango medio de revoluciones, mientras que recién por arriba de las 5.000 rpm empieza a mantener un comportamiento más aplacado. El par motor es plano en casi todo el rango de utilización, teniendo como resultado un motor elástico y bastante ágil. Sin dudas, el mejor de la gama local de Renault en la actualidad. Así de bueno es, como ya dije en otras ocasiones.


Yendo con las transmisiones, aunque la de seis marchas resulte nueva para la motorización 1.6, no es ninguna novedad dentro de la familia Oroch/Duster, dado que es la misma que llevaban las variantes 2.0 anteriores. Presenta un tacto de caja bastante más agradable que la caja manual que solían tener las Oroch pre-SCe. Desde la anterior de quinta con el motor de origen Nissan, lleva una transmisión más "a la japonesa", sin imprecisiones. Tiene un tacto mecánico (clac-clac), aunque con un recorrido algo largo, que como veremos más adelante, busca priorizar los consumos, pero lo hace a costa de la agilidad en los adelantamientos. De las dos unidades, aunque no es la más ágil, igual es bastante disfrutable de usar.

Pasando a la CVT presente en el 1.3 TCe, al igual que dije en la evaluación del nuevo Duster con la misma combinación, es un matrimonio que funciona bastante mejor de lo que esperaba. Lleva una función que simula el cambio de marchas (y que en Nissan se llama D-StepLogic), para evitar el efecto conocido de las CVT: al acelerar a fondo, el tacómetro no se clava en el régimen más elevado, sino que va variando hasta que se alcanza la velocidad deseada, igual que en una caja con convertidor de par tradicional y en el caso de esta Oroch, simulando hasta ocho marchas virtuales.


A su vez, también cuenta con el sistema Lock-up con Active Slip Control, en donde la polea se libera gradualmente para que el par se transmita de forma lineal. Y en la práctica se percibe con claridad esto, porque es un producto muy cómodo de usar. Ambas mecánicas cuentan con un modo denominado "Eco-Mode", que modifica la gestión en la entrega del par, el acelerador requiere más presión del pie derecho para tener una respuesta contundente, y el aire acondicionado optimiza su funcionamiento. 

Todo esto, según Renault, está pensado para ahorrar hasta un 10% de combustible. Pero la realidad es que a cambio nos entregará un impulsor (sin importar si es el 1.6 o el 1.3 TCe) bastante más aletargado en sus reacciones. Por eso lo recomiendo siempre en modo "off". Pero a diferencia de los Duster, las Oroch no traen el sistema Start&Stop. Aunque sea para reducir emisiones y consumos, es muy molesto en el SUV, así que agradezco que acá no lo hayan puesto en Oroch. Sí, ya sé, se puede apagar. Pero no quita lo otro.


Terminando con el apartado mecánico, veamos las prestaciones y consumos de cada una. Para las Oroch 1.6, Renault declara una velocidad final de 166 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,9 segundos. No hay cifras de consumo oficiales. En el caso de las 1.3 TCe CVT, en tanto, fábrica homologa una velocidad final de 187 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos. Tampoco hay cifras de consumo oficiales. Para la Zen, logré registrar en ciudad unos 7,0 l/100 km, mientras que en ruta y en el ciclo mixto, los valores fueron 6,0 y 6,6 litros cada 100 kilómetros respectivamente. Son números apenas más reducidos que en la Oroch 1.6 con caja de quinta (7,8 litros/100 km en ciudad, 5,9 l/100 km en ruta y 6,7 l/100 km en el mixto).

En la variante CVT y con el motor turbo, gastó un poco menos aún: 6,9 litros/100 km en ciudad, 5,4 en ruta y 6,1 l/100 km en el combinado. Y ni que hablar que la TCe le baja de un plumazo los números al 2.0 F4R que reemplazó (10,3 l/100 km en ciudad, 6,7 y 8,5 l/100 km en ruta y combinado respectivamente).  Acá la ventaja es notoria y de verdad, nadie que haya tenido un Duster u Oroch 2.0 atmosférico va a extrañarlo con este nuevo 1.3 TCe. El depósito de combustible en ambas versiones carga 45 litros, al igual que antes, mientras que los pesos en orden de marcha son de 1.339 kg (Zen M/T) y 1.432 kg (Intens Outsider CVT).


Comportamiento dinámico

En términos de chasis tampoco hay novedades, así que seré breve. Las suspensiones siguen tendiendo hacia lo blando y por ende, absorben de mejor forma las peores imperfecciones del camino. Respecto a las sensaciones de manejo, no se despegan en absoluto de las que mencioné cuando utilicé a la variante 2.0 4WD o la 1.6 2WD anterior. La gran vedette de Oroch sigue siendo conservar en todas sus versiones el eje trasero con suspensión independiente multilink, que fuera estrenado en los Duster 4WD de primera generación.

Renault pude "sacarse chapa" de seguir teniendo a la primera pick-up que no se comporta como tal. Sino que se la siente más como un auto elevado casi 20 cm del suelo y con el mismo nivel de confort. Un SUV, digamos las cosas por su nombre. La sensación de manejo que deja es bastante similar la de un Duster, solo que en lugar de tener el espacio de cargas techado, todo lo que llevamos ahí tomando aire fresco o cubierto por la lona marítima (presente solo en Intens e Intens Outsider) si llueve. Es cierto, el esquema no se alinea con un enfoque de vehículo estricto de trabajo ni por asomo. La respuesta de Renault a esto es que la Oroch no lo es. No se vayan, ya lo explico mejor.


Al ser un producto destinado al uso mixto (familia y trabajo), se buscó combinar la comodidad de un modelo de pasajeros con la practicidad de una pick-up. Y lo han logrado en gran forma, no hay otra manera de ponerlo en texto. Pero al salir a la ruta, no es una pick-up para lograr grandes velocidades ni arriesgarse a maniobras muy jugadas. Es alta, y sigue siendo además, un chasis muy sensible a los vientos laterales o a los cambios bruscos de pavimento o superficies. Pero ahora al menos ahora sí tiene (al fin) control de estabilidad de serie como lo recordaré más adelante en el apartado de seguridad.

Por su parte el motor 1.6 con la nueva caja trabaja casi que en silencio en el tránsito, y lo lleva a regímenes bajos con el fin de otorgar números de consumo contenidos. Tal es así que a unos 70 km/h, el mil seis gira a 1.750 rpm en sexta marcha (2.250 rpm en quinta). Yendo a velocidades de ruta, se viaja a 110 km/h a 2.750 vueltas en sexta (3.500 rpm en quinta). En relación a la elasticidad mecánica de este HRDE16, o H4M según Renault, como gusten llamarlo, si bien la potencia del motor es la adecuada, tampoco le sobra torque. Es decir, adelantar no será un problema. Aunque no estamos ante un producto que se pueda catalogar de ágil. La insonorización en ruta está OK, pero tirando a justa: 68 db a 100 km/h.


Solo basta hundir con ganas el pie derecho al acelerador y aprovechar que la transmisión nos permite jugar con las marchas para exprimir al máximo los números de esta mecánica. Por ejemplo, vayamos a ver los números fríos y duros. Va de 80 a 110 km/h en 7,79 segundos en 4ª y unos bastante largos 12,53 y 16,83 segundos en 5ª y 6ª respectivamente. La nueva caja no llega a 110 km/h en 3ª, porque la apura primero el corte de inyección al los 105 km/h. A esa velocidad llega en 6,53 segundos. No son cifras veloces, no hay otra forma de decirlo. Pero en tren de comparar con el 1.6 y caja de quinta, aquel cumplía con estas cifras: 7,04 segundos en 3ª, 10,15 segundos en 4ª y unos 14,94 segundos en 5ª.

Pasando a la 1.3 TCe, en tanto, otro es el cantar en términos de agilidad general. Por ejemplo, cumple el sprint de 80 a 110 km/h en 5,46 segundos con la caja en D. Es una diferencia enorme no solo en cifras, también en las inercias. Más allá de esto, al igual que en Duster TCe, en Oroch la mecánica acompaña con respuestas muy enérgicas en el régimen medio (entre 2.000 y 3.500 vueltas). Pero también su combinación con la caja CVT le permite viajar a unos 70 km/h, con el motor girando a 1.500 rpm en D, casi que regulando. Yendo a velocidades de ruta, en el TCe CVT se viaja a 110 km/h a 2.000 vueltas. La insonorización en este 1.3 es apenas más insuficiente que en la 1.6, quedando en 69 db a 100 km/h. Además, en ambos casos se percibe bastante el ruido a viento pegando en los retrovisores a esa velocidad.


Por el resto, es lo conocido de todas las Oroch. La dirección ahora es electro-hidráulica, pero tiene un diámetro de giro de 10,7 m que no ayuda mucho en las maniobras de estacionamiento. Por su grado de asistencia, no es la más ideal para girar rápido, ya que no cuenta con dureza variable en función de la velocidad, ni es tan ligera como otras de su tipo, percibiéndose algo pesada. Esto se da en especial para aquellos que se hayan acostumbrado a las más modernas y ligeras direcciones con asistencia eléctrica.

Es un producto ideal para aquellos que tengan que frecuentar caminos rurales y secundarios, por ejemplo. Si bien por ahora no está ofreciendo una versión 4WD como antes (la tendrá de nuevo pronto, paciencia), de todas formas e incluso siendo todas versiones 2WD, saben defenderse bien en un off-road muy ligero, gracias a unas buenas cotas y neumáticos de uso mixto. Renault declara un despeje al piso de 212 mm, un ángulo de ataque de 27,6º, y de salida de 22,4º.


Equipamientos

La Oroch se ofrece ahora en cuatro niveles (Cargo, Zen, Intens e Intens Outsider). El primero ofrece de serie: pack eléctrico (dos levantavidrios y bloqueo), luces diurnas (DRL), aire acondicionado manual, tapizados en tela "Kario Noir", espejos retrovisores manuales, dirección electro-hidráulica, indicador de cambio de marcha (GSI), radio 1 DIN con AM/FM/1 USB-A/Bluetooth, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección, cuatro altavoces, sistema Eco-Mode, apertura interna del depósito de combustible, parrilla y paragolpes delanteros en color negro, espejos retrovisores exteriores y tiradores de puertas exteriores en color negro, protector de caja, anillas para carga en la caja (8), regulador y limitador de velocidad, volante multifunción regulable en altura, y llantas de acero estampado de 16 pulgadas sobre neumáticos de uso mixto en medida 215/65 R16.

El nivel Zen probado suma o reemplaza sobre el Cargo: pack eléctrico (cuatro levantavidrios y bloqueo), sensores de estacionamiento traseros, alarma perimetral, barras longitudinales de techo en color negro, asiento del conductor regulable en altura, apoyabrazos delantero, volante multifunción en cuero regulable en altura, faros antiniebla delanteros, tercera luz de freno, computadora de a bordo con display TFT, espejos retrovisores exteriores en color negro brillante, y llantas de aluminio "Dark Gray" de 16 pulgadas sobre neumáticos de uso mixto en medida 215/65 R16.


Pasando al Intens, suma o reemplaza sobre el Zen: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), paragolpes delantero en color carrocería, sistema multimedia Easy Link con pantalla táctil de ocho pulgadas con AM/FM/1 USB-A/Bluetooth/Android Auto (inalámbrico)/Apple CarPlay (inalámbrico), sistemas Eco Coaching y Eco Monitoring, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección, y espejos retrovisores exteriores y tiradores de puertas exteriores en color negro brillante.

Por último el Intens Outsider probado hoy, suma o reemplaza sobre el Intens: aire acondicionado digital, parrilla delantera negra con apliques cromados, tapizados en tela con costuras en color Naranja Corail, overfenders laterales, protección frontal con faros de profundidad, molduras de puerta, lona marítima, barra de caja, barras de protección de luneta trasera, apliques interiores en color Naranja Corail, cámara de retroceso, sensor de lluvia, encendido automático de luces con sensor crepuscular, y llantas de aleación de aluminio diamantadas "bi-tono" de 16 pulgadas sobre neumáticos de uso mixto en medida 215/65 R16.


Seguridad

Los equipamientos de seguridad de las Oroch han mejorado frente a la versión anterior. Al igual que antes, hay airbags frontales delanteros, frenos ABS con distribución electrónica de frenado (EBD) y asistencia al frenado de urgencia (AFU), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntas. Pero se suman a esa dotación: asistencia al arranque en pendientes (HSA), asistente de mitigación de vuelcos (RMI y ROM), controles de estabilidad (ESC) y tracción (ASR), y encendido automático de balizas (EAB).

La gran novedad es que vienen con controles de tracción y estabilidad. Es la mejora más bienvenida, porque la floja dinámica del modelo pedía a gritos esto. Se los puede desconectar de forma parcial en el caso del control de tracción, porque hay un comando en la consola que lo permite. Sin embargo, el de estabilidad es imposible desconectarlo. Creo que es una buena medida en ese sentido. Dudo que un usuario promedio quiera buscarle los límites a las inercias con este producto.


Su funcionamiento es para nada permisivo y actúa con bastante violencia ante el mínimo deslizamiento. Es uno de los controles de estabilidad más celosos e intrusivos que he probado en mucho tiempo. Perfecto para corregir errores, aburrido para los más inmaduros (como quien les escribe), pero también le da una cuota de seguridad extra a estas Oroch frente a las anteriores. Es más, si estabas pensando en pasarte de esos al nuevo, hacelo solo por esta mejora. Y el resto de las que tiene, consideralas que vienen de yapa

Sin embargo, al igual que pasa con la segunda generación de Duster, en el caso de Oroch también queda en un off-side bastante notorio frente a muchos rivales e incluso ante los modelos más accesibles de la marca, ofreciendo solo los dos airbags delanteros frontales. Productos como Kwid (ver prueba) o los Sandero (ver prueba) ya tienen airbags laterales de serie. Es una decisión poco comprensible por parte de la marca del rombo, ojalá lo corrijan cuanto antes y le sumen dos o cuatro airbags más de serie. Urgente.


Precios, garantía y competidores

Las versiones probadas son la Zen, que dentro de las que llevan la mecánica 1.6 es la más completa de las dos. Y vale lo mismo para la Intens Outsider, pero con el motor 1.3 TCe. Tenemos por un lado a la primera a U$S 22.990 y la segunda a U$S 27.490. Cabe destacar que a diferencia de las 2.0 anteriores, las 1.3 TCe de Oroch ahora pueden comprarse con esos valores sin tener que ser contribuyentes de IRAE/IMEBA, como sí pasa con utilitarios más grandes. La garantía, por su parte, es de 3 años o 100.000 km.

Que en esta sección haya decidido ponerle "competidores" es un poco tramposo. Porque Oroch no los tiene, al menos no directos. Sigue siendo la única pick-up compacta del mercado y seguirá así hasta que Chevrolet presente al reemplazo de la Montana en 2023 o que Volkswagen haga lo propio con la Tarok en algún momento. Hoy lo más cercano que tenemos para enfrentar a la Renault son las versiones más equipadas de la Fiat Strada, como ser las Freedom Cabina Doble 1.4 (U$S 20.790) o Volcano Cabina Doble 1.3 (U$S 23.490). Que si bien pertenecen a un segmento inferior, en los dos casos superan a la Oroch en dotación de seguridad. Ganan por un pelo: tienen dos airbags laterales delanteros que las Renault no ofrecen.


Conclusión

Las virtudes de la Oroch ya fueron expuestas en varias ocasiones y las conocen los miles de usuarios con una: es una pick-up de trabajo robusta, accesible, sencilla de mantener y que además ha probado ser confiable. También se adapta como un vehículo de uso diario para personas que vivan en lugares aislados y caminos en muy mal estado, así como también se le puede dar un uso urbano, sin tener que acudir a las más grandes medianas ni a las más chicas. Es un producto que ha probado con creces a lo largo de los años su durabilidad. Sobre todo para aquellos que la utilizan como herramienta laboral. Y eso es moneda de cambio suficiente para que más de un cliente la prefiera por sobre sus competidores indirectos.

Con su última actualización vuelve a atacar el segmento con mejoras bienvenidas en seguridad y confort, con un diseño que lo deja más actualizado que antes, y sumado a un motor que destaca por ser el mejor impulsor que tiene Renault en su gama actual a nivel local. Pero ganando una opción con caja automática, y siendo por el momento, la única en un segmento donde la firma del rombo sigue jugando sola. Al menos hasta la llegada de competidores que pertenezcan a la misma categoría de mercado, es decir, el de pick-ups compactas. Y esa soledad, creo que también le ha jugado en contra. Porque al no haber rivales que le obligue a hacer grandes cambios. Para qué modificar tanto algo que venía funcionando y vendiendo, ¿no?


Porque por el resto, sigue siendo la misma Oroch de hace siete años, derivada del Duster de 2011. Con sus puntos favorables y negativos. Estos últimos ahora se ven en parte reducidos por la mejora en seguridad activa, al incorporar de serie controles de tracción y estabilidad, dos ítems que pedía a gritos. El salto que dio en ese sentido entre la primera versión y este última era necesario. Sin embargo, la falta de más airbags o mejoras desde lo estructural siguen quedando en el apartado del deber. Y en medida termina opacando una serie de pequeñas mejoras que si bien reitero, son más que bienvenidas, dejan cierto "gusto a poco" en este aspecto. Siento que puede y debe mejorar más aún, sabiendo lo que vendrá en el segmento.

Oroch ya tiene una clientela extensa, fiel y consolidada en la región. Pero también acá en Uruguay, en donde se la valora por su espacio interior, confort de marcha, versatilidad de uso, valor de reventa, y simpleza general. Todos conceptos que son vitales a la hora de definir un producto que será utilizado como medio de transporte diario o herramienta de trabajo para muchos. Ahora Renault lo hace sumando a eso novedades de seguridad, mecánica y confort que el modelo de hace siete años, desconocía. Es una mejora que le hacía falta. Un rediseño, pantallas modernas y un excelente motor turbo acompañan a un noble producto, como siempre lo fue la Oroch. Sin embargo, sigue quedando en el debe mejorar un equipamiento de seguridad que es incluso inferior al del modelo más accesible que Renault tiene en su gama.


A favor
  • Capacidad de cargas
  • Capacidades off-road
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión (1.3 TCe)
  • Consumos en ruta (1.6 SCe y 1.3 TCe)
  • Diseño
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad para cinco adultos
  • Mejoras en seguridad pasiva
  • Relación precio/producto
  • Robustez de las suspensiones
En contra
  • Falta de airbags laterales y de cortina
  • Lentitud de reacciones de la transmisión (CVT)
  • Insonorización en ruta
  • Recuperaciones en ruta (1.6 SCe)
  • Sensibilidad a los vientos laterales
  • Ubicación del neumático de auxilio








FICHA TÉCNICA 1.6 SCe:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.598
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,9:1
Diámetro x carrera (mm): 83,6 x 78
Inyección: indirecta multipunto secuencial con apertura variable de válvulas
Potencia máxima (cv/rpm) 112/5.500
Torque máximo (Nm/rpm) 162/4.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia electro-hidráulica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: tipo McPherson, con triángulo inferior y barra estabilizadora
Trasera: multilink independiente con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 215/65 R16
Rueda auxiliar: 215/65 R16
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 166
Aceleración 0-100 km/h (s) 11,9
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad de carga (kg) 680
Volumen de carga (l) 683
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.339
Largo total (mm) 4.700
Ancho total (mm) 1.821
Alto total (mm) 1.631
Distancia entre ejes (mm) 2.829
Largo de la caja (mm) 1.350
Ancho de la caja (mm) 1.175
Alto de la caja (mm) 435
Capacidad del tanque de combustible (l) 45
Capacidades fuera de camino (º) ángulo de ataque: 27,6 - de salida: 22,4
Despeje al suelo (mm): 212


FICHA TÉCNICA 1.3 TCe: 

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.333
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 72,2 x 81,4
Inyección: directa con turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 156/5.500
Torque máximo (Nm/rpm) 270/1.600-3.750
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática continuamente variable XTronic CVT D-StepLogic
Tracción delantera
DIRECCIÓN
Ídem 1.6 SCe
FRENOS
Ídem 1.6 SCe
EJES - SUSPENSIÓN
Ídem 1.6 SCe
NEUMÁTICOS
Ídem 1.6 SCe
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 187
Aceleración 0-100 km/h (s) 9,9
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad de carga (kg) 650
Volumen de carga (l) ídem 1.6 SCe
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.432
Largo total (mm) 4.719
Ancho total (mm) 1.834
Alto total (mm) 1.694
Distancia entre ejes (mm) ídem 1.6 SCe
Largo de la caja (mm) ídem 1.6 SCe
Ancho de la caja (mm) ídem 1.6 SCe
Alto de la caja (mm) ídem 1.6 SCe
Capacidad del tanque de combustible (l) ídem 1.6 SCe
Capacidades fuera de camino (º) ángulo de ataque: ídem 1.6 SCe - de salida: ídem 1.6 SCe
Despeje al suelo (mm): ídem 1.6 SCe

Galería: Renault Oroch Zen 1.6 SCe M/T e Intens Outsider 1.3 TCe CVT 2WD | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Renault Oroch Zen 1.6 SCe M/T e Intens Outsider 1.3 TCe CVT 2WD

EQUIPAMIENTO ZEN:

EXTERIOR
Anillas para carga en la caja (8)
Barras longitudinales de techo en color negro
Espejos retrovisores exteriores en color negro brillante
Faros antiniebla delanteros
Faros delanteros con luces diurnas halógenas
Llantas de aleación de 16 pulgadas
Parrilla y paragolpes delanteros en color negro
Protector de caja
Tiradores de puertas exteriores en color negro
SEGURIDAD
Airbags frontales delanteros
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de ascenso en pendientes (HSA)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control dinámico del vehículo (ESP)
Control de tracción (ASR)
Encendido automático de balizas (EAB)
Frenos ABS+EBD+AFU
CONFORT
Aire acondicionado manual
Alarma perimetral
Apertura interna del depósito de combustible
Asiento del conductor regulable en altura
Apoyabrazos delantero
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Cámara de retroceso
Computadora de abordo con display TFT
Dirección con asistencia eléctrica
Espejos retrovisores regulables manualmente
Indicador de cambio de marcha (GSI)
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
Parlantes (4)
Radio 1 DIN con AM/FM/1 USB-A/Bluetooth, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección
Regulador y limitador de velocidad
Respaldos traseros abatible 60:40
Sensores de estacionamiento traseros
Tapizados en tela
Volante multifunción en cuero regulable en altura


EQUIPAMIENTO INTENS OUTSIDER (ZEN +):

EXTERIOR
Barra de caja
Barras de protección de luneta trasera
Espejos retrovisores exteriores y tiradores de puertas exteriores en color negro brillante
Llantas de aleación de aluminio diamantadas "bi-tono" de 16 pulgadas
Lona marítima
Molduras de puerta en color negro
Parrilla delantera negra con apliques cromados
Paragolpes delantero en color carrocería
Overfenders laterales
Protección frontal con faros de profundidad
CONFORT
Aire acondicionado digital
Encendido automático de luces con sensor crepuscular
Espejos retrovisores regulables eléctricamente
Cámara de retroceso
Sensor de lluvia
Sistema multimedia Easy Link con pantalla táctil de ocho pulgadas con AM/FM/1 USB-A/Bluetooth/Android Auto (inalámbrico)/Apple CarPlay (inalámbrico), sistemas Eco Coaching y Eco Monitoring, y comando satelital de audio y telefonía en la columna de dirección
Tapizados en tela con costuras en color Naranja Corail

PRECIOS Y GARANTÍA:

U$S 22.990 (Zen M/T) y U$S 27.490 (Intens Outsider CVT). Garantía: 3 años o 100.000 km