Contacto: Peugeot 208 Active 1.2 VTi 82 BVM5

viernes, 16 de julio de 2021



Evaluamos a la segunda generación del Peugeot 208 en versión Active, equipada con el impulsor 1.2 VTi de 82 cv de potencia.

Tras haber evaluado a la versión tope de gama de la segunda generación del Peugeot 208, ahora llegó el turno de conocer a una de las más accesibles, la Active 1.2 VTi 82. Llega importado desde Argentina con un impulsor 1.2 litros tricilíndrico de 82 cv de potencia y transmisión manual de cinco relaciones.
No voy a encarar un repaso de la historia del 208 porque merecería un posteo aparte y además al ser uno de los productos que Autoblog más evaluó en estos 11 años de existencia, creo que todos lo conocemos bien. Probé al primer 1.2 francés que llegó (ver prueba) en un lejano año 2012, después al divertido GTi (ver prueba), luego fue el turno del 1.2 PureTech 110 turboalimentado con el facelift (ver prueba). Cinco años atrás me tocó manejar al 208 producido en Brasil, con el motor 1.5 de 90 cv (ver prueba), y en 2019 al 1.2 PureTech 82 Allure BVM5 también de origen Mercosur (ver prueba). 

Por fuera de mis labores y obligaciones para con el blogcito, además manejé dos de los primeros 208 fabricados en el Mercosur (1.6 Féline y 1.5 Allure) para mi colega y hermano de Autoblog.com.ar (ver prueba doble) y también por unas horas, durante una escala en Argentina rumbo a Europa, por un día manejé un XY, la extinta versión pseudo-lujosa-deportiva de este modelo (ver prueba), que justo estaba en el garage del blogcito argento. Y acá estoy hablando solo de la primera generación.


A finales del 2019, me tocó ser el único medio uruguayo en poder probar a la segunda generación en Portugal durante el International Test Drive del nuevo 208 (ver nota). En tierras lusitanas probé cuatro unidades más con todas las mecánicas nafteras disponibles, todas 1.2 PureTech: 75, 100 y 130 cv (ver contacto) y la eléctrica, el e-208 (ver contacto), mientras que a finales de 2020, puse mis manitas curiosas sobre el 208 Féline 1.6 Tiptronic producido en la región, en la planta bonaerense de El Palomar para ser más preciso (ver prueba). Así que me senté al volante de doce 208 en nueve años. En otras palabras, a este Peugeot lo conozco más a fondo que a cualquier otro producto de la marca francesa.

Ya con algo más de medio año de ventas, la segunda generación del modelo está gozando de buena aceptación a nivel local. Pero en marzo de 2021, sumó dos nuevas versiones para ampliar el catálogo de opciones, incluyendo dos nuevos niveles de acceso, los Like Pack y Active que se ubican por debajo de los Allure y Féline (ver lanzamiento). En ambos casos lo hacen con la conocida mecánica 1.2 VTi tricilíndrica atmosférica de 82 cv de potencia con una transmisión manual de cinco relaciones. Autoblog ahora pudo tomar contacto con el 208 Active 1.2 VTi 82 BVM5 y el análisis se transcribe a continuación.


Exterior

Incluso en sus versiones de acceso, más despojadas de ornamentos y apliques estéticos, la segunda generación del Peugeot 208 sigue siendo uno de los autos más atractivos del segmento B en la actualidad. De los dos niveles de entrada a la gama, este Active es el más equipado. Y se complica diferenciarlo bastante de los Allure con mecánica 1.6. Pero hay detalles claves para distinguirlos con facilidad.

Perdón, hasta yo me confundí. Hay un solo detalle que los diferencia: la salida de escape. Mientras que en los 1.6 lleva un terminal con acabado cromado, en el 1.2 es uno metálico más sencillo. Ya si tenemos que encontrar las "no-semejanzas" con el Like Pack, acá es más simple. El más accesible de todos los 208 carece de los "colmillos" que forman las luces diurnas LED, la parrilla no trae apliques cromados, y también hay una diferencia en términos de neumáticos y llantas de aleación.


El Like Pack lleva unas llantas de acero estampado con tazas plásticas "Dionysos" de 15 pulgadas sobre neumáticos en medida 185/65 R15, mientras que el Active cuenta con la misma configuración que el Allure (pero sin diamantado, de ahí que sean tan similares por fuera), llevando llantas de aleación "Kenobi" de 16 pulgadas sobre neumáticos en medida 195/55 R16, que en la unidad de pruebas eran unos Pirelli Cinturato P7. Otro elemento en común con el Allure, es que el Active trae al ya clásico techo cielo de Peugeot, aunque el Like Pack carece de este elemento.

En términos de dimensiones, por su parte, no hay novedades de ningún tipo. El 208 mantiene su largo de 4.055 mm, 1.738 mm de ancho y 1.453 mm de altura, mientras que la distancia entre ejes es de 2.540 milímetros. Vale la pena recordar que en comparación con las unidades que se producen en Europa, este 208 Mercosur tiene entre 10 y 12 mm extra de despeje del suelo, para adaptarlo a nuestros caminos. También se modificó el ángulo de ataque en la trompa, pasando de 14º a 16º, justamente para evitar que pegue en la panza, aunque no siempre lo logra, sobre todo en los lomos de burro más abultados.


Interior

Por dentro es una vez más un juego de "encontrar las siete diferencias". Aunque se mantiene el habitáculo dominado por el polémico y a la vez genial, i-Cockpit de Peugeot, en esta versión más de acceso, se comienzan a ver algunas concesiones que se hacen para obtener un precio más masivo. Por ejemplo, desaparecen los inyectados blandos del tablero en una textura símil fibra de carbono que llevan los Allure y Féline, siendo reemplazados por plásticos rígidos de no tan buena calidad en comparación.

En los paneles de puertas, los apoyabrazos ahora pasan a ser en tela (en Allure o Féline en cuero sintético). Pero la ausencia más notoria está en el instrumental. Afuera el genial i-Cockpit 3D, que utiliza dos pantallas enfrentadas en ángulo para simular ese efecto, y hola al tablero analógico de cuatro marcadores de todos los Peugeot desde la segunda generación del 308 para acá. Tiene una lectura correcta y carece de todo el show de gráficos del digital, reemplazándolo por un simple display LCD en blanco y negro para los datos de la computadora de a bordo, que además tiene la información básica de consumos y recorridos.


Al centro del habitáculo va otra pantalla (táctil y a color en este caso) de siete pulgadas con AM/FM/2USB-A/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay, comandos vocales y audio streaming. Tiene la interfaz conocida de otros modelos del Grupo PSA, en donde los mandos del climatizador (más bien aire acondicionado digital) están dentro de la pantalla, aunque en el Like Pack, lleva mandos físicos y perillas manuales. En términos de audio, tanto este Active como el más accesible de la gama, llevan cuatro parlantes más dos tweeters, al igual que las versiones 1.6.

Como ya mencioné a la hora de la prueba en 2020, las plazas traseras del nuevo 208 son algo justas para dos adultos. No se llega a viajar muy apretado en lo ancho o largo, mientras que el espacio a lo alto es bueno, pese a la caída del techo que se acentúa en las versiones que llevan el techo panorámico, que se roba algo de espacio para las cabezas. La plaza central es la que está más justa de espacio en el techo y a lo ancho, pero además a lo alto se roza la cabeza apenas.


El baúl, por su parte, tiene unos 311 litros de capacidad, aumentando frente a los 285 litros de la generación saliente. Rebatiendo el respaldo trasero de forma enteriza. Entendible en una versión de acceso, pero este Active vale casi 23 mil dólares, habiendo autos de la mitad de precio que ya traen un respaldo 60:40. El volumen mínimo puede aumentarse, pero Peugeot no declara esta medida. 

Por debajo del piso de cargas está el auxilio, que es del tipo temporario. En el 208 probado era un Fate T125/80 R15, que no solo es antiestético, sino que también nos obliga a reducir el ritmo a 80 km/h. Es muy irónico que la marca del auxilio signifique "destino" en inglés. El lugar al que tal vez no llegues en la mejor de las condiciones cuando tengas que recurrir a él, porque tuviste que manejar más lento y por menos kilómetros que si tuvieras un neumático del mismo tamaño.


Motor y transmisión

Mientras en Europa los 208 más económicos llevan al 1.2 PureTech con 75 cv de potencia y 111 Nm de par, denominado EB2FA, para el Mercosur se acude a una mecánica algo más anticuada, pero conocida por todos. Se trata del EB2, el antecesor del motor que lleva en el viejo continente. 

Es un tres cilindros en línea con 1.199 cc de cilindrada, inyección multipunto, y 12 válvulas. Produce una potencia de 82 cv a 5.750 rpm y un par máximo de 118 Nm de par disponibles desde las 2.750 rpm. Va asociado a una transmisión manual de cinco relaciones.


Se trata de una mecánica conocida por todos, con un comportamiento correcto para este segmento, que a velocidades bajas se muestra bastante falto de nervio, pero a medida que le imprimimos más presión al acelerador, pareciera que se despierta y la entrega es más un poco más enérgica, en especial, entre las 2.500 y 3.500 rpm, donde se siente más a gusto. 

Además de la ventaja de potencia y torque, también presenta una compresión mayor que en el 1.2 que utiliza en Europa, con 12,5:1 mientras que aquel tiene 10,8:1, repercutiendo en que su respuesta sea apenas más enérgica también que su par de primer mundo, algo que se repite entre las dos generaciones del 208. Siempre las versiones producidas en el Mercosur tuvieron un ajuste más ágil que las europeas con el mismo impulsor.


Al igual que ya pasara con los 1.2 montados en los 208 de primera generación, en esta segunda su ámbito ideal es la ciudad, como es de esperarse, pero como veremos más adelante también puede salir a la ruta y no pasar vergüenza, producto de la combinación de potencia y bajo peso que tiene. No es un producto veloz, sino que se sabe desenvolver de forma correcta con cierta agilidad. El selector mantiene un escalonamiento correcto, así como también un tacto tirando a gomoso, poco agradable y hasta impreciso incluso. Es muy fácil no conectar de forma correcta algunas marchas, en especial la reversa, que genera cierta resistencia en ciertas situaciones. Pero al ser una unidad de preserie, es posible que esto sea exclusivo de la unidad de pruebas. Motivo por el que dejaré esa crítica en suspenso.

Peugeot declara una aceleración de 0 a 100 km/h de 14,3 segundos y una velocidad final de 171 km/h. No hay cifras de consumo mixto declaradas por fábrica. En comparación con el 1.2 de primera generación (cifras entre paréntesis) los registros de prueba, en tanto, obtuve 7,2 litros cada 100 km en ciudad (7,0 l/100 km), 5,1 l/100 km en ruta (5,2 l/100 km), y 5,6 l/100 km (5,8 litros cada 100) en el ciclo combinado. El peso en orden de marcha está en 1.095 kilogramos. El depósito de combustible aloja 47 litros, que son 8 menos que en la generación anterior y se nota la reducción. Bien podría tener 55 litros, como antes.


Comportamiento dinámico

En lo dinámico y por el seteo de chasis, la segunda generación del 208 producida en Argentina está entre los productos más equilibrados de la región. En las versiones Mercosur se eligió ir por un rodado de 16 pulgadas, el filtrado es un poco mejor que en su hermano europeo con llantas más grandes. Acá es cuando los desarrollos regionales pagan mejores dividendos que en el caso de los productos que se importan de extra zona.

Lo otro que me gustaría remarcar como positivo es la dirección, que es bastante precisa y rápida, también asistida por un volante del tamaño de un macarron y que termina otorgando una dinámica de conducción casi tan deliciosa como esa golosina francesa. El 1.2 como dije en el apartado mecánico, no es de los motores más enérgicos que lleva esta plataforma y se le notan mucho los años con los que carga encima. Me gustaría que el selector tuviera un mejor tacto para acompañar las agradables sensaciones que deja el chasis y la dirección. Según Peugeot Uruguay, me tocó una unidad de preserie que tenía ese problema.


Este 1.2, como sucede en otros Peugeot y Citroën que lo usan, se manifiesta relajado en su comportamiento en líneas generales, pudiendo viajar a 70 km/h en 5ª a unas 2.200 vueltas, lo cual es un régimen correcto. Ya que menciono el comportamiento rutero, presenta un desempeño correcto en los regímenes medio y medio-alto, pudiendo trabajar a unos 110 km/h a 3.500 vueltas en quinta marcha. Pedirle una sexta a este motor puede sonar exagerado, ya que más allá del régimen algo elevado, de todas formas el 1.2 no se siente fuera de ambiente.

Es una mecánica a la que se le puede imprimir una conducción enérgica si se saben aprovechar al máximo las relaciones de caja. Y esa es la solución. Porque las recuperaciones de 80 a 110 km/h hablan por sí solas: en 3ª le toma unos justos 7,25 segundos que en 4ª y 5ª se estiran hasta unos 9,83 y 14,34 segundos respectivamente. Así que la tercera será una gran aliada siempre. Para tener una referencia, el anterior 208 hacía peores tiempos: en tercera tardaba 8,16 segundos, mientras que en 4ª y 5ª se estiraban hasta unos 12,96 y 18,66 segundos. Sin dudas el nuevo modelo gana en agilidad, aunque sigue siendo aletargado.


A modo de comparación, el nuevo 208 PureTech 75 europeo que manejé en 2019 en Portugal, tampoco tenía una performance mucho mejor que el que tenemos de este lado del mapa. Por ejemplo, 70 km/h el 1.2 fabricado en Europa viaja a 2.000 rpm en 5ª marcha, mientras que a 110 km/h, en la misma relación, trabaja a 3.000 rpm. Las recuperaciones en ruta (80-110 km/h), por su parte, son de 14,20 segundos (5ª), 10,73 segundos (4ª), y 7,70 (3ª). En materia de insonorización y vibraciones, el 208 Mercosur aprueba con muy buena nota, aunque por el techo panorámico se filtra un poco de ruido a viento por encima de los 120 km/h, pero esto solo es en días bastante ventosos. 

En condiciones más favorables, es un habitáculo que va casi que envasado al vacío. Es un punto destacado. Este nuevo 208 viaja como un tren en lo recto, mientras que en las curvas más cerradas inclina bastante el tren delantero producto del alto de la carrocería y las suspensiones mullidas. Pero no manifiesta vicios de subvirancia. En esta versión, además, Peugeot dota al 208 de una serie de asistencias a la conducción que no sólo son un gran aporte a la seguridad, sino que también da un salto bastante grande frente a su antecesor regional.


Equipamiento

Las dos versiones de acceso del nuevo 208 Mercosur se denominan Like Pack y Active. La primera ofrece de serie: aire acondicionado manual, pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/2USB/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay y audio streaming, cuatro parlantes + dos tweeters, luces diurnas halógenas, regulador y limitador de velocidad, respaldo trasero rebatible enterizo, dirección asistida eléctricamente, indicador de cambios (GSI), computadora de a bordo con pantalla TFT de 3,5 pulgadas, tapizados en tela, asiento del conductor regulable en altura, volante multifunción regulable en altura y profundidad, apliques interiores rígidos símil fibra carbono, espejos exteriores, parrilla y tiradores de puertas en color negro, y llantas de acero estampado con tazas plásticas "Dionysos" de 15 pulgadas sobre neumáticos en medida 185/65 R15.

La versión Active suma o reemplaza sobre la Like Pack: luces diurnas LED, parrilla cromada, techo cielo panorámico con cortinilla interior mecánica, cámara de retroceso, aire acondicionado digital, y llantas de aleación "Kenobi" de 16 pulgadas sobre neumáticos en medida 195/55 R16.


No es una mala dotación para ser (casi) el entry level, considerando que hay un techo cielo acristalado, aire acondicionado automático, regulador y limitador de velocidad, así como también pack eléctrico y conectividad con Android Auto y Apple CarPlay. Sin embargo, esa naturaleza de producto de acceso de gama se puede encontrar en elementos como el asiento trasero enterizo o la falta de sensores de estacionamiento, por ejemplo. Pero en líneas generales en relación a los ítems de serie, por el precio, está bastante bien equipado.


Seguridad

En el mercado uruguayo, todos los 208 llevan de serie: cuatro airbags (frontales y laterales delanteros), frenos ABS+REF, asistente de arranque en pendientes (HAC), controles de tracción (ASR) y estabilidad (ESC), monitoreo de presión de neumáticos, cinco apoyacabezas, cinco cinturones de seguridad inerciales, así como anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles. 

Recién a partir del nivel Allure, los airbags son seis (frontales, laterales delanteros y de cortinas), siendo que por los precios tendrían que estar en todos los niveles. Pero por lo menos ahora todos los 208 tienen de serie controles de tracción y estabilidad de los dos lados del Océano Atlántico, cosa que no sucedía con la primera generación. Lo que sí, en las versiones 1.2 desaparecen todas las ADAS, o asistencias a la conducción que sí están presentes en el Féline con la mecánica 1.6.


En relación a los frenos, utiliza discos ventilados en el eje delantero y de tambores en el trasero. Su funcionamiento es correcto, deteniendo al 208 en línea recta e incluso activando las balizas cuando es una detención de emergencia. Pasando a los controles de tracción y estabilidad, como ya es costumbre en PSA, tienen un grado de desactivación parcial. 

En el caso del 208 se hace mediante la función "Antipatinado" que está bien escondida dentro del sistema multimedia. Si bien figuran como "apagados", ambos vuelven a activarse de forma automática al superar los 50 km/h o bien si perdemos la adherencia por debajo de esa velocidad.

Precio, garantía y competidores

Esta versión Active 1.2 VTi 82 BVM5 evaluada se comercializa en nuestro mercado a un precio de U$S 22.490 y con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros, al igual que el resto de la gama Peugeot. Por debajo tiene al nivel Like Pack a U$S 20.490, mientras que por encima está el Allure 1.6 BVM5 a U$S 25.000, seguido por la versión Allure 1.6 Tiptronic a U$S 27.000 y cerrando con el Féline 1.6 Tiptronic, que tiene un valor de U$S 29.500.

Ahora con una gama articulada con cinco versiones, el 208 se posiciona un poco más a la mano de una gran parte del público. Yendo a la competencia, es mucha. Es sin dudas uno de los segmentos con más oferta y opciones del mercado local. Tomando en cuenta que este Active es de los niveles más accesibles de la gama, lo enfrentaremos con rivales a precios similares, que son todos estos: Chevrolet Onix LTZ 1.0 Turbo M/T (U$S 19.990), Chevrolet Onix RS 1.0 Turbo M/T (U$S 20.490), Hyundai HB20 1.6 Premium M/T (U$S 21.490), Suzuki Swift Hybrid 1.2 Dualjet SHVS GL M/T (U$S 19.990), Suzuki Baleno 1.4 GLX M/T (U$S 20.990), Volkswagen Polo 1.6 Trendline M/T (U$S 19.990) y Volkswagen Polo 1.6 Comfortline M/T (U$S 23.590).


Conclusión

El salto generacional entre esta y la anterior generación del 208 es sustancial, positivo y considerable. Es un producto más maduro, refinado y evolucionado. Es cierto, carga con algunos elementos que ya eran un inconveniente en la primera generación, como ser precios que no están entre los más accesibles del segmento, un espacio trasero que no es del todo generoso y un equipamiento tanto de confort como seguridad en los niveles de entrada que queda en la media del segmento frente a los competidores más directos.

Pero sí se nota un avance claro en muchos otros factores que no solo lo alejan mucho de su antecesor, sino también de varios rivales de categoría, tanto regionales como importados. Solo a estas versiones más accesibles les falta contar con un par de airbags más, así como completar algunos faltantes de equipamientos de confort que estén más acordes al precio con la que se están comercializando. Porque mientras sus competidores parten de precios por debajo de los U$S 20.000, Peugeot lo hace por encima y adoleciendo de algunos elementos (en especial de seguridad) que la lista de rivales mencionada arriba, sí tiene a valores más bajos. Con un precio U$S 1.500 por debajo de los actuales, sería otra la historia.


Pese a esto, el nuevo 208 regional es uno de los hatchbacks sub-compactos con mejor diseño, chasis, y terminaciones interiores. Incluso esta versión me resulta la más "honesta" de la gama, porque entrega lo que promete: un hatch de acceso, cómodo y económico, con un equipamiento correcto. El "factor precio" como siempre es un determinante para que las ventas sean iguales o superiores a las del 208 anterior. Los diversos exponentes de la Serie 200 de Peugeot nunca fueron el el modelo que estaba más al alcance de la mayoría. Pero siempre fue el que todos querían tener, por ese halo aspiracional que la firma siempre supo construir en este lado del mapa, con una imagen de marca fuerte, que muchas generalistas quisieran tener.

Esta variante Active toma lo mejor de sus hermanos con mecánica 1.6, y lo acerca a una mayor cantidad de público en términos de precio. Es cierto, el 1.2 de 82 cv está lejos de ser el de mejor performance, no solo dentro de la gama 208, sino también en comparación a algunos rivales con motorizaciones más potentes. Sin embargo, en términos de consumo, refinamiento mecánico, así como también de calidad de materiales y al tener un chasis bastante más equilibrado que sus rivales, estas versiones de acceso del 208 son opciones más que dignas para interpretar el papel de ser el escalón de entrada a la gama Peugeot. Eso sí, en comparación con los rivales, la escalera del león tiene al primer peldaño un poco más arriba.


A favor
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Capacidad de baúl
  • Consumos reducidos
  • Diseño exterior e interior
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Equilibrio de suspensiones
  • Habitabilidad para cuatro adultos
  • Garantía
  • Posición de manejo
En contra
  • Depósito de combustible pequeño
  • Falta de airbags de cortina
  • Neumático de auxilio temporario
  • Plaza central trasera justa a lo ancho
  • Respaldo trasero enterizo
  • Respuesta del motor en baja
  • Visibilidad ¾ trasera limitada


FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.199
Número de cilindros: 3
Número de válvulas: 12
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 75 x 90,34
Inyección: indirecta multipunto secuencial con distribución variable VTi
Potencia máxima (cv/rpm) 82/5.750
Torque máximo (Nm/rpm) 118/2.750
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de cinco relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: pseudo McPherson, con triángulos conectados a la cuna y barra estabilizadora
Trasera: eje a traviesa deformable ligado a la estructura por brazos longitudinales, y barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 195/55 R16
Rueda auxiliar: T125/80 R15
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 173
Aceleración 0-100 km/h (s) 13,9
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 311
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.095
Largo total (mm) 4.055
Ancho total (mm) 1.738
Alto total (mm) 1.453
Distancia entre ejes (mm) 2.540
Capacidad del tanque de combustible (l) 47

Galería: Peugeot 208 Active 1.2 VTi 82 BVM5 | Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Peugeot 208 Active 1.2 VTi 82 BVM5

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Llantas de aleación de 16 pulgadas
Faros delanteros halógenos con firma lumínica LED
Parrilla cromada
Salida de escape cromada
Techo cielo panorámico con cortinilla interior mecánica
SEGURIDAD
Airbags frontales y laterales delanteros
Alarma perimétrica
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles en las plazas traseras
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de descenso en pendientes (HAC)
Asistente al frenado de urgencia (AFU)
Ayuda al arranque en pendientes (HSA)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de estabilidad (ESC)
Control de tracción (ASR)
Frenos ABS
Indicador de presión de los neumáticos (TPMS)
Repartidor electrónico de frenado (REF)
CONFORT
Aire acondicionado digital
Apliques interiores rígidos simil fibra carbono
Asiento del conductor regulable en altura
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Cámara de retroceso
Computadora de a bordo con pantalla TFT de 3,5 pulgadas
Espejos retrovisores exteriores regulables eléctricamente
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema de un toque
Pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/2USB-A/Bluetooth/Android Auto/Apple CarPlay, comandos vocales y audio streaming
Regulador/limitador de velocidad
Seis parlantes
Tapizados en tela
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 22.490. Garantía: 3 años o 100.000 km.