Contacto: Chevrolet Cruze 5 Premier 1.4 Turbo A/T

viernes, 28 de enero de 2022



Probamos al Chevrolet Cruze 5 en su única versión comercializada en Uruguay, la Premier.

Con la excusa de que ahora tenemos una unidad en modalidad de prueba de larga duración (ver nota), es que volvimos a evaluar al Chevrolet Cruze 5 en configuración Premier, con el fin de conocer las últimas actualizaciones de equipamiento que recibió uno de los últimos hatchbacks compactos que aún existen.
No ahondaré mucho en la historia de la segunda generación del Chevrolet Cruze (ver lanzamiento) porque es un modelo conocido por todos. El último contacto que habíamos tenido con el compacto de General Motors a nivel local fue en 2017, con la novedad de la carrocería de cinco puertas (ver prueba). Más acá en el tiempo, este modelo volvió a ser noticia con la incorporación de un facelift (ver nota) que más adelante llegó a Uruguay, más precisamente, en enero del 2020.

Las novedades de esa actualización radicaban en nuevos paragolpes, faros antinieblas y parrilla, sistema multimedia, nuevos tonos de carrocería (Capuccino Brown y Eclipse Blue) y más equipamientos de seguridad (frenado autónomo con detección de peatones y alerta de olvido en asiento trasero o Rear Seat Reminder). No hubo cambios en términos de motorización, manteniendo el 1.4 Ecotec Turbo de 153 cv con una transmisión automática de seis relaciones.


Cruze tiene hoy una gama compuesta por esta carrocería y por la versión Sedán, que también ya fue evaluada por Autoblog (ver prueba) hace unos cuantos años. En relación a los precios, están ambos al mismo valor, U$S 29.990. La garantía, en tanto, es de 3 años o 100.000 kilómetros. Como dije más arriba, si bien el modelo no es novedad, viene siendo uno de los últimos representantes de este segmento a nivel local. Es más, dentro de las marcas generalistas, es casi el único compacto bicuerpo a la venta que va quedando, junto al Seat León (ver prueba), al menos hasta que se agoten las unidades del hatch español, cosa que seguramente ya haya sucedido para cuando estés leyendo este texto.

Por tal motivo es que es interesante volverlo a visitar. Hoy Chevrolet casi que está sola en este segmento siendo que en el momento del lanzamiento de este Cruze 5 existían varias opciones como ser los Volkswagen Golf, Peugeot 308, Hyundai i30, Ford Focus (quedan algunas unidades 0km dando vueltas aún, pero es un modelo discontinuado), Mazda3, Citroën C4 o Renault Mégane III. El año que viene la oferta de este segmento se renovará con el Opel Astra, así como con las nuevas generaciones de Seat León y Peugeot 308. El futuro del Cruze aún no se definió, siendo Argentina (en la planta de General Alvear) el único lugar en el planeta que lo mantiene en producción. Así que con esa presentación, es de veras interesante volver a evaluarlo. Comencemos sin más vueltas.


Exterior

Más allá de los cambios en el frontal y la parte posterior, el Cruze 5 se mantiene casi sin cambios desde 2017. Sigue siendo un producto atractivo en términos de diseño. Hay cosas que desde entonces ya no están presentes en el auto, como el anacrónico emblema “Turbo” que si bien se sigue usando para el mercado brasileño, en Uruguay, por suerte, desapareció hace rato. Pero fueron más las sumas que las restas, como veremos ahora en la parte del interior.

Por el resto, como decía, no hay novedades. Mantiene las llantas con la misma medida de siempre (17 pulgadas), aunque ahora van montadas sobre neumáticos Pirelli Cinturato P7 (en reemplazo de unos Bridgestone Turanza T001 anteriores) en medida 215/50 R17 como antes. En ocasión en la prueba del anterior bicuerpo, dije que era un excelente neumático pero puede ser algo rumoroso en asfaltos rugosos, un problema que ya experimenté en otros autos que llevan este caucho. Ahora con los Pirelli, que tienen un compuesto algo más blando, ese problema es parte del pasado.


Chevrolet podría haber actualizado junto al rediseño el conjunto óptico delantero. Sigue siendo halógeno, cuando bien podría ya ser full LED. En defensa de este Cruze, tiene unas luces mucho más potentes que los que se vendían en 2017, que contaban con el poder lumínico de un primus con mantilla. Bien por esa mejora, pero falta aún. Por el resto, ahora en el sector trasero hay nuevas ópticas y poco más que eso.

En términos de cotas, esta segunda generación del Cruze 5 mide: 4.448 mm de largo, 1.807 mm de ancho, 1.538  mm de alto y tiene una distancia entre ejes de 2.700 milímetros. Cabe recordar que este modelo es el único de Chevrolet que aún conserva la plataforma denominada D2XX que este producto compartía con el anterior Opel Astra, por ejemplo. Hoy ese modelo lleva la EMP2 del Grupo Stellantis (PSA y FCA), dado que la firma alemana ahora pertenece al conglomerado franco-italo-norteamericano-alemán.


Interior

Por dentro, todos los Premier tienen una nueva combinación de revestimientos blandos en marrón oscuro y negro, que Chevrolet denomina como Jet Black/Umber. Es original y muy agradable, aunque entiendo que tiene detractores. Ahora que convivo por unos meses con este auto, caí en la cuenta que hacía mucho tiempo que no probaba un Cruze, casi desde su lanzamiento original. Me gustó ver que, con el tiempo, la calidad de terminación mejoró mucho en el cuidado de los detalles. Es un auto bien fabricado y afianzado.

Hay varias sorpresas agradables en el interior: ahora tiene dos puertos USB-A y se agregó un botón específico para desactivar el Start&Stop. Esto era algo muy pedido por los usuarios del Cruze, aunque en mi caso al menos, el sistema nunca llegó a resultarme molesto. Ni ahora ni antes. Luego mantiene una buena posición de manejo, con regulaciones eléctricas para el conductor (carece de ajuste lumbar) y manuales para el acompañante (solo en respaldo y longitudinal, debe el de altura). Las butacas son muy cómodas además, con buena sujeción de muslos y torso, aunque algo cortas para las piernas de aquellos más largos.


La pantalla multimedia de ocho pulgadas ahora estrena una nueva evolución del sistema MyLink. Incluye Apple CarPlay y Android Auto (conectado vía cable aún), asistencia de OnStar y la gran novedad es la conexión WiFi, como la vista en los nuevos Onix, Onix Plus y Tracker: viene con un router incorporado, que permite conectar a Internet hasta siete dispositivos móviles. El proveedor es Claro, que ofrecerá un período de prueba gratuito de tres meses o 3GB de datos. El costo aún sigue sin definirse, pero General Motors viene anunciando hace un año que será "muy bajo".

La otra gran ventaja de la conexión WiFi es que permitie realizar actualizaciones del software del vehículo a distancia. En este mes y medio de uso, ya tuvo dos actualizaciones. Se realizan con el vehículo apagado y tardan unos 10 minutos en promedio. En el tablero también hay novedades, porque ahora se pueden ver más funciones y en una pantalla de mejor resolución para la computadora de a bordo. Entre ellas está el alerta de olvido de asiento trasero, una solución a un problema muy yankee, como es que te olvides a tu niño o niña, así como a tu mascota, cuando te bajás apurado. Bien por esa incorporación, Chevrolet.


Por el resto, cero novedades. Las plazas traseras permiten que dos adultos grandes vayan muy cómodos a lo largo y ancho, aunque a lo alto será un poco más ajustada, sin llegar a apretar. Pasando al tercer ocupante, es decir, al que le toque viajar en el medio irá cómodo a lo ancho, y un poco más justo a lo alto que aquellos que vayan en las plazas laterales. En términos de amenidades, queda en el debe un par de conexiones USB y salidas de aire acondicionado posteriores.

El baúl mantiene los escasos 290 litros de capacidad, y también conserva el galardón (?) de ser el más pequeño del segmento en volumen quedando a la par -e incluso por debajo- de algunos productos de segmento B. Lo que más llama la atención es que el Cruze 5 anterior se destacaba por tener un enorme baúl para un hatchback, con 440 litros. Por debajo del piso de cargas, también sigue ofreciendo un pequeño ruedín Maxxis en medida T125/90 R16 a la hora de romper uno de los Pirelli 215/50 R17.


Motor y transmisión

Acá hay cero novedades también. El Cruze 5 conserva al Ecotec Turbo (A14XFT para los más nerds) con una cilindrada de 1.399 cc, con inyección directa, 16 válvulas, turboalimentación e intercooler, distribución variable de válvulas, y doble árbol de levas a la cabeza. Produce una potencia máxima de 153 cv a 5.000 rpm y un par motor de 245 Nm disponible a las 2.000 rpm. En nuestro mercado va asociado exclusivamente a una transmisión automática secuencial de seis relaciones denominada GF6 III, aunque en otros países también se lo puede acoplar a una manual con la misma cantidad de marchas.

Este motor, pese al paso de los años, sigue siendo una maravilla. La respuesta a bajo y medio régimen (entre 1.700 y 3.500 rpm) es sorprendente y también con la suavidad que lo hace. Incluso en este sentido es hasta más agradable que uno de mis motores 1.4 turbo preferidos: el 1.4 TSI del Grupo Volkswagen. Pero al igual que aquel, este Ecotec se destaca por su flexibilidad de comportamientos, pudiendo ser un auto relajado para el uso diario o permitiendo imprimirle también un poco más de carácter a fuerza de pie derecho sobre el acelerador.


Esta excelente mecánica va asociada a la transmisión automática con convertidor de par y seis relaciones GF6 III. Su comportamiento es ejemplar en relación a la suavidad de uso que presenta, no mostrando pasos de cambio marcados, casi al nivel de una CVT, pero sin el ruido a licuadora endiablada que producen. Creo que lo único que le podrían reclamar algunos es que tuviera un par de levas al volante, pero por otro lado sería atentar contra el espíritu familiar del modelo. Es más, ni siquiera tiene un "modo sport", solo un "M" para pasar las marchas de forma manual, que al acelerar a fondo, pasa al cambio superior automáticamente.

Yendo con las prestaciones, General Motors no declara números de aceleración, velocidad final o consumos para el Cruze 5, a diferencia de como sí pasa en el caso del Sedán. De todas formas para eso se hacen las pruebas, para sacar números. En relación a los consumos las mejores cifras obtenidas durante la evaluación fueron tan buenas como la última vez que lo probé: 7,6 l/100 km en ciudad, 5,6 en ruta, mientras que en el ciclo combinado, la mejor cifra obtenida fueron unos 6,7 litros cada 100 kilómetros. El depósito de combustible aloja unos 52 litros de capacidad, mientras que el peso en vacío está en los 1.336 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Más allá del cambio de neumáticos con lo que sale de fábrica este Cruze 5, respecto al modelo probado en 2017 no hay cambios. Sigue estando entre lo mejor del segmento en materia de comodidad. Al igual que en ediciones anteriores, la carrocería va plantada sobre una suspensión enfocada al confort, pero con los años y las diferentes mejoras, se lo nota ahora un producto apenas más refinado que sus antecesores. Esa es la palabra: refinado. Y lo sabrán apreciar aquellos que se hayan subido o tengan un Cruze de esta generación, pero de "model-years" anteriores.

Pasando a la mecánica, en tanto, siguen desfilando los elogios. El 1.4 está bien adaptado para la vida en las calles y ciudades de nuestro país, y la caja automática también ayuda mucho a ir cómodo en estos ámbitos, especialmente cuando caemos en los infumables embotellamientos. Tampoco permite que el motor trabaje exigido, haciendo que a 70 km/h en D6 viaje a unas 1.300 vueltas.


Si hay que salir a cubrir largas distancias una vez más el Cruze es un aliado ideal. El confort de marcha que ofrece gracias a las suspensiones equilibradas, hacen que sea una de las opciones más recomendables del segmento C hoy para aquellos que busquen un producto que resuelva bien la dinámica del chasis sin comprometer la comodidad.

Pasando a la mecánica en ruta, no encontraremos nada que ya no se haya dicho en la prueba del Sedán: la transmisión le da mucho respiro al motor, logrando que a 110 km/h en la posición "D6" viaje a apenas 1.900 rpm, y en caso de tener que adelantar camiones u otros vehículos lungos, todo se transforma en un mero trámite al pisar a fondo y venciendo el kick-down. Para retomar de 80 a 110 km/h, el Cruze 5 se toma unos más que respetables 5,86 segundos, que es un número más que lógico.


Equipamiento

Al ser la versión más equipada de la gama a nivel regional, esta Premier ofrece una dotación de equipamiento de confort bastante generosa. Trae de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos, y bloqueo), climatizador automático, asiento del conductor con regulación eléctrica en altura y del respaldo, asiento trasero rebatible 60:40, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, sistema Start&Stop, control de velocidad crucero, encendido automático de luces, faros antiniebla delanteros y trasero, luces diurnas LED, luces traseras LED, sistema de acceso y arranque sin llave, botón de encendido/apagado, cargador de smartphones por inducción, computadora de a bordo con display a color, espejo retrovisor electrocrómico, espejos retrovisores rebatibles eléctricamente y calefaccionados, tapizados en cuero bitono "Jet Black/Umber", sensor de lluvia, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, sistema multimedia MyLink 3 (pantalla táctil LCD de ocho pulgadas), con AM/FM/Bluetooth/2USB-A/Aux-In/GPS, reconocimiento de voz, compatiblidad con Apple Car Play y Android Auto y módulo de Internet Wi-Fi 4G LTE, servicio de asistencia OnStar, seis parlantes, cámara de retroceso, encendido del motor mediante control remoto, paragolpes deportivos "RS", spoiler trasero, techo solar eléctrico, y llantas de aleación diamantadas de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 215/50 R17.

Si bien la dotación de serie llena los casilleros de "lo indispensable" para un vehículo de este segmento y precio, de todas formas tiene algunas lagunas en materia de confort, como por ejemplo: climatizador automático de dos zonas con salidas para las plazas posteriores, o una regulación lumbar para la butaca del conductor. Pero lo que más se extraña son unas ópticas delanteras mejores. Las luces halógenas tanto cortas como largas siguen siendo poco potentes, aunque mejores que las anteriores. Se deberían pasar a unas full LED, o en su defecto, tener unas comunes con un poco más de capacidad lumínica.


Seguridad

Desde su lanzamiento esta segunda generación de los Cruze está entre los productos más equipados del semgento en materia de seguridad. El Cruze 5 lleva de serie: eis airbags, frenos ABS+EBD, controles de estabilidad (ESC) y tracción (TCS), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, monitoreo de presión de neumáticos (TPMS), asistente de arranque en pendientes (HSA), cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntas, asistente activo de estacionamiento, luces delanteras altas con control automático de anti-encandilamiento, sistema de alerta de ángulo ciego (SBSA), sistema de detección inminente de colisión frontal (FCA) con sistema de medición de distancia al vehículo delantero y detección de peatones, sistema de frenado autónomo de baja velocidad (AEB), alerta de cambio involuntario de carril (LKA), y Rear Seat Reminder.

En el caso del alerta de cambio involuntario de carril (LKA) así como el de ángulo ciego (SBSA), trabajan entre los 70 y 180 km/h, corrigiendo el volante de forma automática. Mientras que el sistema de detección inminente de colisión frontal (FCA) junto al de medición de distancia al vehículo y el AEB permiten detectar una distancia de hasta 60 metros con el vehículo que nos precede y funcionan a velocidades entre 8 y 80 km/h. Primero nos avisan con un pequeño gráfico de un auto en color verde cuando lo detecta y que luego se torna ámbar cuando nos acercamos mucho. Si no reducimos la velocidad, por delante del tablero se dispararán dos alarmas bastante llamativas, una lumínica y otra sonora similar a la de un despertador, pudiendo detener al vehículo para evitar o mitigar el impacto.


Los frenos, en tanto, son de discos ventilados adelante y discos sólidos atrás. El funcionamiento es destacado, deteniendo siempre al vehículo en línea recta, incluso apoyando dos ruedas en el asfalto y las otras dos en pasto u otra superficie de baja adherencia. El pedal tiene una buena dosificación de la potencia de frenado, además.

Si hablamos de los controles de tracción y estabilidad, estos no se pueden desactivar parcialmente ni completamente, aunque existe una tecla física con la que en la primera pulsación, desacopla parcialmente el control de tracción y en una segunda presión hace lo propio con el de estabilidad. Nunca lo hace por completo, y en el momento que pasemos el umbral de acción mínimo, se volverán a conectar automáticamente. Además de todo, el modelo fue calificado como uno de los productos más seguros de su categoría por el organismo independiente de evaluación Latin NCAP, logrando las cinco estrellas en la protección de ocupantes adultos y cuatro para niños (ver pruebas), aunque bajo un protocolo que ya no está vigente.


Precio y garantía

U$S 29.990 es el precio de venta de las dos carrocerías de este Cruze Premier. En este apartado dejaré a un lado la parte de competidores, porque en la configuración actual del Cruze 5, no los tiene. Si bien aún quedan algunas pocas unidades de los Ford Focus Hatch 2.0 SE Plus PowerShift (U$S 28.990) y Focus Hatch 2.0 Titanium PowerShift (U$S 32.990), el modelo ya fue dejado de producir hace por lo menos dos años (ver nota) y lo que va quedando son remanentes de stock de vaya a saber qué año. Pasa algo parecido con las últimas unidades del Seat León 1.2 TSI Style Plus M/T (U$S 29.950), cuya nueva generación llegará en algún momento de 2022.

Por ende, el Cruze 5 Premier hoy está solo en este segmento. La única oferta similar en términos de segmento que va quedando en pie, es la de las marcas premium, aunque también aquí va quedando un único jugador: el BMW Serie 1. Eso sí, a precios bastante más elevados que el de este Chevrolet. Sin ir más lejos, el primer escalón de la gama es el 118i Street 1.5 T DKG Steptronic a unos lejanos U$S 48.990, y dato curioso, tiene mucha menos potencia y equipamiento (en especial de seguridad y asistencias a la conducción) que el producto del corbatín dorado producido en Argentina. Bien por Chevrolet en eso.


Conslusión

El Cruze es un verdadero enigma y una "mosca blanca" del mercado regional. Mientras todas las marcas están abandonando este segmento, Chevrolet sigue apostando por este producto. No en el mundo. Solo en el Mercosur. En China y Estados Unidos, los otros lugares en los que se estaba fabricando, dejaron las líneas de montaje de este modelo para darle paso a SUVs y crossovers. Más temprano que tarde, es posible que suceda lo mismo en la planta argentina de General Alevear, en donde se podría empezar a producir Tracker, dejando lugar para que en brasil se fabrique la nueva generación de la pick-up Montana, que llegará en 2023. 

Su continuidad sigue en pie de todas formas, dado que se anunció ayer en Argentina el lanzamiento de la versión RS (ver nota), que por ahora no veremos en Uruguay. Al menos no en el corto plazo. Es por eso que tal vez este sea el último Cruze que veamos por estos lares. Sin embargo, el producto está en su mejor momento aunque suene contradictorio: tiene una serie de mejoras de equipamiento y calidad que la primera versión de esta segunda generación nunca había tenido. También se conserva como uno de los mejores exponentes del segmento de los compactos generalistas, pero más que nada, porque viene siendo el último que va quedando para defender esa trinchera. Es triste decirlo, pero es la realidad: los hatchbacks y sedanes del segmento C (y también del D) están desapareciendo a la velocidad de la luz. Es como si un Thanos del "planeta SUV" hizo un chasquido para borrar a los hatchs y sedanes del "planeta berlinas".


Con ese panorama, resulta un ejercicio de rebeldía comercial elegir este tipo de productos. No es lo que el grueso de los consumidores buscan. Pero en sí, son vehículos de una calidad superior, un refinamiento de materiales así como de dinámica muy por encima a lo que se pueden encontrar en SUVs sub-compactos o compactos equivalentes en precio. Los ejemplos me llevarían diez párrafos de más. Pero no quiero quedar como un defensor de causas perdidas. Aunque los modelos como este Cruze sean superiores, van a morir porque hay muchos (incluso vos, que estás leyendo) que prefieras un SUV antes que un hatch compacto.

Así que esta evaluación, más allá de una serie de elogios (muy merecidos) también es casi que un obituario al mejor compacto que tuvo Chevrolet hasta ahora. Y viendo el panorama por delante, tal vez sea el último también de esta especie. La primera generación del modelo fue un buen producto y poco más que eso. Pero la segunda, marcó el rumbo actual de la marca y además, resultó ser uno excelente. Tanto, que casi 5 años después, se sigue manteniendo como una de las referencias de su categoría, incluso mientras se está quedando solo en la competencia. Jamás un moño dorado quedó tan bien puesto para darle cierre a todo un segmento. Muertos los compactos regionales, hoy más que nunca, que viva el Cruze.


A favor
  • Comportamiento dinámico
  • Confort de marcha
  • Conjunto mecánica/transmisión
  • Consumos reducidos
  • Diseño
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad para cuatro adultos
  • Relación precio/equipamiento/seguridad
  • Tecnologías aplicadas
En contra
  • Capacidad del baúl pequeña
  • Gama reducida a una sola versión
  • Neumático de auxilio temporario
  • Plaza central trasera justa
  • Visibilidad ¾ trasera algo limitada




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.399
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,01:1
Diámetro x carrera (mm): 72,5 x 82,6
Inyección: directa con turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 153/5.000
Torque máximo (Nm/rpm) 245/2.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable (EPS)
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros:de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: tipo McPherson con brazo de control inferior unido a un subframe
Trasera: semi-independiente con brazo de torsión y brazos estirados
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 215/50 R17
Rueda auxiliar: T115/70 R16
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) N/D
Aceleración 0/100 km/h (s) N/D
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 290
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.336
Largo total (mm) 4.448
Ancho total (mm) 1.807
Alto total (mm) 1.538
Distancia entre ejes (mm) 2.700
Capacidad del tanque de combustible (l) 52

Galería: Chevrolet Cruze 5 Premier 1.4 Turbo A/T Créditos: Autoblog y Diego Olivera.
Contacto Chevrolet Cruze 5 Premier 1.4 Turbo A/T

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Llantas de aleación de 17 pulgadas
Luces dirunas LED
Faros antiniebla delanteros y trasero
Paragolpes deportivos "RS"
Techo solar eléctrico
SEGURIDAD
Alerta de cambio involuntario de carril (LKA)
Airbags frontales, laterales delanteros, y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de estabilidad (ESC)
Control de tracción (TCS)
Frenos ABS
Monitoreo de presión de neumáticos (TPMS)
Repartidor electrónico de frenado (EBD)
Rear Seat Reminder
Sistema de asistencia para el arranque en pendiente (HSA)
Sistema de alerta de ángulo ciego (SBSA)
Sistema de detección inminente de colisión frontal (FCA) con medición de distancia al vehículo delantero Sistema de frenado autónomo de baja velocidad (AEB)
CONFORT
Alarma volumétrica
Asiento del conductor con regulación eléctrica en altura y del respaldo
Asistente activo de estacionamiento
Asiento trasero rebatible 60:40
Botón de encendido/apagado
Cámara de retroceso
Cargador de smartphones por inducción
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia e interfase de ventanillas
Climatizador automático de una zona
Control de velocidad crucero
Computadora de a bordo con display a color
Dirección con asistencia eléctrica (EPS)
Encendido automático de luces
Encendido/apagado del motor mediante control remoto
Espejo retrovisor electrocrómico
Espejos retrovisores rebatibles eléctricamente y calefaccionados
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Luces delanteras altas con control automático de anti-encandilamiento
Parlantes (6)
Sensor de lluvia
Sistema Start&Stop
Sistema de acceso y arranque sin llave
Sistema multimedia MyLink 3 (pantalla táctil LCD de ocho pulgadas), con AM/FM/Bluetooth/2USB/Aux-In/GPS, reconocimiento de voz, compatiblidad con Apple Car Play y Android Auto y módulo de Internet Wi-Fi 4G LTE
Servicio de asistencia OnStar
Tapizados en cuero "Jet Black/Umber"
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 29.990. Garantía: 3 años o 100.000 km

COMERCIALIZA:
    General Motors Uruguay. Luis Alberto de Herrera 1248 Torre I. Tel. 26236720 Web: www.chevrolet.com.uy