Prueba: Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Highline DSG 4MOTION

viernes, 8 de diciembre de 2017



Evaluamos durante cuatro días y por más de 800 kilómetros al Volkswagen Tiguan Allspace en su variante 2.0 TSI Highline.
Tras su presentación en el mercado uruguayo en octubre de este año, el Volkswagen Tiguan Allspace pasó por nuestro garage para ser evaluado. A continuación la prueba completa de la variante Highline DSG 4MOTION con la mecánica 2.0 litros TSI con 180 cv de potencia.

Ocho (largos) años tardó Volkswagen en mostrar a la segunda generación de su SUV compacto para reemplazar al que había sido lanzado en su primera allá por 2007, utilizando como plataforma base a la PQ35, es decir, la de los Golf V, así como también del Vento actual. Ese primer Tiguan (ver lanzamiento) era un modelo que se producía solo en el centro industrial de Wolfsburg, en Alemania, aunque más tarde también se le sumaron las líneas de montaje de China, Rusia y Vietnam.

La segunda evolución vio la luz en el Salón de Frankfurt de 2015 (ver nota), donde se presentó como un producto 100% nuevo estrenando entre otras cosas la plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen, compartida con el Golf VII así como también con una lista interminable de modelos de otras firmas pertenecientes al conglomerado alemán. Pero este producto nunca arribó a nuestras tierras dado que la marca decidió anunciar en aquel entonces que iba a desarrollar una versión que estuviera mejor adaptada para el mercado americano.


Dos años más tarde, en el Salón de Detroit de 2017 (ver nota) esto se hizo realidad en lo que se eligió llamar Tiguan Allspace (ver nota). Las diferencias con el producto europeo radicaban en el agregado de 11 cm más de distancia entre ejes y la posibilidad de dotarlo con una tercera fila de asientos, totalizando siete plazas. Su producción se centra en la fábrica mexicana de Puebla, y desde allí comenzó a importarse a diferentes partes del mundo, incluyendo Europa y América. También se produce en China pero solo para ese mercado interno.

A Uruguay llegó desde México en octubre de este año en tres versiones de equipamiento, dos de transmisiones, dos de configuración de interiores (para cinco o siete pasajeros) y dos de tracción (ver lanzamiento). La gama se compone por los 1.4 TSI Comfortline DSG, 1.4 TSI Highline DSG y 2.0 TSI Highline DSG 4MOTION. Con esta última Autoblog tomó contacto hace algunas semanas atrás por cuatro días y más de 800 kilómetros, y la evaluación completa del nivel más completo de este SUV se transcribe a continuación.


Exterior

Ya es un lugar común y recurrente pegarle a Volkswagen por su estilo conservador y poco original. En el caso del Tiguan Allspace esto no será ajeno para muchos, dado que el modelo pasó de unas líneas redondeadas a unas más rectas y clásicas. De todas formas, siguen el concepto alemán del diseño y es el no perder vigencia por ser simple. Salvando todas las distancias, pasa lo mismo con el BMW E30 o el primer Golf de Volkswagen. Siguen siendo productos agradables de ver casi 30 años después.

Pero saliendo de esos dos íconos del diseño, veamos qué tiene de nuevo el Allspace. Frente al Tiguan europeo se conserva el mismo estilo exterior, pero en un envase familiar. Por eso el sector delantero es el mismo, con una predominancia de trazos horizontales en la parrilla, paragolpes y grupos ópticos. Ya que los menciono, en las versión 2.0 TSI Highline como la evaluada lleva de serie faros delanteros full LED con luces diurnas LED, luz de conducción en curva dinámica (AFS) y lavafaros. El poder lumínico de estas ópticas, como ya es costumbre cuando usan esta tecnología, es excelente.


Visto desde el lateral es donde podemos diferenciar mejor al Tiguan europeo del Tiguan Allspace made in México. El aumento de dimensiones en términos de la distancia entre ejes es notoria y si alguna vez vimos al producto "original" nos parecerá algo desproporcionado, en especial en el reparto de superficie entre las puertas delanteras y traseras. La primera parece una puerta. La otra, un portón.

En relación a las llantas de aleación, en esta versión Highline se denominan "Nizza", son de 18 pulgadas y van montadas en la unidad de pruebas sobre neumáticos Hankook Ventus S1 EVO² SUV en medida 235/55 R18. No son neumáticos pensados para otra cosa que para circular por el asfalto, siendo poco aptos para incursiones off-road como puede ser barro espeso. Pese a tener un sistema de tracción integral bastante eficiente, el Tiguan Allspace pasará lejos de esas prácticas.


El sector trasero, al igual que el delantero, son los dos ángulos que se trasladan calcados desde la versión europea a la americana del Tiguan, incluso con esas falsas salidas de escape que lucen demasiado innecesarias. A criterio personal, aunque en líneas generales encuentro a todo el diseño agradable y me gusta, pero no me atrevo a decirle "atractivo". Buscarle trazos jugados al Allspace, es como pretender que haya líneas curvas en un cuadro de Piet Mondrian.

El Tiguan Allspace mide 4.701 mm de largo, 1.839 mm de ancho y 1.658 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.791. Si lo comparamos con la variante producida en Alemania, la mexicana es 215 milímetros más larga, tiene un ancho 34 mm mayor y la distancia entre ejes también pasó por un aumento de 110 mm.


Interior

El habitáculo del Tiguan Allspace es un greatest hits del álbum de interiores de Volkswagen. Hay muchos elementos que se comparten con la familia Golf, pero también hay algunos indicios que se toman de forma directa del más grande de la gama, el Passat. En términos de estilo es tan clásico como cualquier otro producto de esta marca.

En relación a la calidad es la que nos tiene acostumbrados la marca con sus modelos procedentes de México. Los materiales usados son excelentes, con abundancia de plásticos blandos (van desde la consola a la base del parabrisas), mientras que los pocos rígidos que usa se notan duraderos y bien ajustados. Los portaobjetos están todos recubiertos con fieltro para que nada haga ruido, como unas llaves, por ejemplo. Incluso podría decir que todo se acerca de forma peligrosa a la de su primo de segmento, pero premium, el Audi Q3 (ver prueba).


La posición de manejo es bien alemana. ¿Qué quise decir con eso? Que cuenta con un amplio rango de regulaciones hacia todas las direcciones. Se puede ir sentado bien alto, o bastante más cerca al suelo que en otros sport utilities, mientras que la columna de dirección también ofrece mucho recorrido, tanto a lo largo como en altura. De todas formas se sigue consiguiendo una postura clásica de SUV, siendo apenas más elevada que la de una berlina.

Además hay ajuste del asiento del conductor, que dicho sea de paso es muy cómodo, con regulación eléctrica y lumbar con tres memorias. Esto repercute en que cualquiera puede sentarse a gusto de acuerdo a su contextura física, e incluso a la forma de conducir, más deportiva o más convencional. Tal vez se le podría pedir un extensor para los muslos de aquellos que somos algo lungos, pero nada más.


El instrumental es digital en esta versión Highline y lleva el display multifuncional configurable "Volkswagen Digital Cockpit". Se trata de una pantalla de 12,3 pulgadas a color que simula tener agujas físicas y cuenta con mucha información para visualizar. Además se complementa con un Head-up-display a color que proyecta datos sobre un acrílico a la altura del parabrisas, que es bastante complicado de leer si llevamos anteojos de sol polarizados, pero perfecto para manejar en la noche.

Lleva un tiempo acostumbrarse a cómo se maneja este instrumental por la cantidad de funciones, pero en unas horas se vuelve muy natural e intuitivo de usar. Lo único que se extraña es que en otros mercados tiene función de navegador, pero no para Uruguay porque una vez más en un producto del Grupo Volkswagen, no está desarrollada la cartografía oficial para nuestro país. Una lástima y ojalá que se pueda solucionar esto en breve.


En la consola central encontramos el sistema "Composition Media" con una pantalla táctil de ocho pulgadas "Composition Media" con botones táctiles, comandos por voz, AM/FM/3USB/Aux-In/CD/SD/Bluetooth, audio streaming, App Connect (sistema para Android Auto, Apple CarPlay y Mirror Link). En tren de pedirle cosas, como dije más arriba, le faltaría un navegador, pero al tener el "espejamiento" del smartphone, eso ya está solucionado en parte si tenemos señal de datos.

Si bajamos al final de la consola aparecen los mandos de la climatización automática de dos zonas, o Climatronic como le dice Volkswagen, con un funcionamiento perfecto y con una calidad de las perillas para comandarlo, que es perfecta. Para redondear un diez en este aspecto, el Tiguan Allspace es por ahora el único SUV generalista del mercado en tener salidas de aire para las plazas traseras y también con comandos independientes, así que tiene un tri-zona en realidad.


Más allá de la calidad de materiales o la tecnología aplicada, las plazas traseras serán uno de los argumentos de venta más sólidos del interior del Tiguan. Hay espacio en exceso para dos adultos de 1,80 m de alto (como este redactor) tanto para las piernas como para las cabezas, y además los asientos permiten deslizarse para ganar espacio, así como también el respaldo se reclina un par de grados para aumentar la comodidad. A lo ancho, en tanto, tendrán lugar de sobra. Tan cómodo se viaja que poniendo el asiento del conductor para mi, atrás entra "mi otro yo" incluso de piernas cruzadas.

Un tercer ocupante podrá ir en la plaza central bien a lo ancho y alto, pero el lugar a lo largo ya no será tan generoso como en los laterales. Tanto el túnel de transmisión como las salidas y mandos del climatizador automático tri-zona se roban algunos centímetros y no será el lugar más cómodo para llevar a pasajeros adultos en viajes largos. Pero en trayectos cortos acomodando los pies a los lados del túnel, no será tan complicado ubicarse ahí. Quedará para otra ocasión saber qué tan cómoda es la tercera fila de asientos opcional, porque la unidad probada no contaba con ese opcional.


Si el plantel familiar está completo en esta versión para cinco pasajeros, entonces tendremos nada menos que 935 litros en esta configuración de una sola fila de asientos trasera y en caso de máxima necesidad dispondríamos de hasta 1.860 litros, rebatiendo los respaldos posteriores en proporción 40:20:40, que es la más práctica de todas, en especial si tenemos que llevar objetos largos.

A su vez, el Allspace permite rebatir el respaldo del pasajero delantero para ganar más capacidad todavía, algo que será muy apreciado para llevar tablones de madera o kayaks, por ejemplo. Por debajo del piso del baúl está el auxilio, que es del tipo temporario en medida T145/85 R18 y de marca Continental. Por si a estas alturas se olvidaron entre tantos párrafos, las cuatro titulares son unas Hankook en medida 235/55 R18.


Motor y transmisión

En el mercado local el Tiguan Allspace tiene dos mecánicas, ambas conocidas de otros productos del VAG. Por un lado están las versiones Comfortline y Highline 1.4 TSI con 150 cv de potencia, mientras que la evaluada es la 2.0 TSI Highline que tiene la motorización más potente de la gama de este SUV.

Se trata de un 1.984 cc de cilindrada, con 16 válvulas, inyección directa, distribución variable de válvulas, turbocompresor e intercooler. Es capaz de erogar 180 cv de potencia, entre las 3.940 y 6.000 rpm, y producir un par máximo de 320 Nm presentes entre las 1.500 y 3.940 vueltas. Va asociado a una transmisión automática secuencial de doble embrague DSG de siete marchas.


Si bien estamos ante un producto de corte familiar, basta subirse y pisar con ganas el acelerador para que la parte racional de la cabeza se apague y podamos disfrutar de uno de los mejores motores dos litros de este segmento. La respuesta del impulsor es instantánea, habiendo siempre potencia y par disponibles en todo el rango de utilización, desde el tránsito cansino en ciudad a uno mucho más ágil si salimos a la ruta. Casi a las 4.000 vueltas, las curvas de par y potencia máximas se cruzan y el resultado es explosivo.

Más allá de ese punto dulce, ambas están juntas y presentes en todo el rango de utilización, teniendo como resultado una mecánica muy pareja, elástica, suave y a la vez progresiva. Además de todo esto, el 2.0 va muy bien insonorizado en relación al habitáculo. Es un trabajo ejemplar el que realizó Volkswagen con este Tiguan, siendo un producto con un interior tan bien aislado de ruidos, agua o polvo que quieran ingresar, que se podría decir que uno viaja casi que envasado al vacío.


A su vez, este impulsor va asociado a una de las mejores transmisiones automáticas que existen hoy por hoy. Se trata de la secuencial doble embrague DSG, en este caso, de siete velocidades y con levas al volante. Su funcionamiento no es nada que ya no haya dicho una y mil veces de estas cajas de Audi/Volkswagen: suaves como un gatito siames y tan rápidas como un cheetah.

Al igual que en otras DSG que haya probado, en el Tiguan cuenta con un modo "S", que trabaja de forma más veloz y deportiva aún, pero que también se torna algo brusca, en especial cuando rebaja cambios, pero es algo que pasa con todos los modos "sport" de las automáticas de este tipo. En situaciones normales, el motor trabaja con la caja en "D", y va tirando marchas a unas 2.000 rpm con la suavidad y rapidez que un croupier reparte las cartas sobre el paño de la mesa del casino.


Según Volkswagen, acelera de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos y alcanza una velocidad final de 208 km/h. En materia de consumos, la filial mexicana de la marca declara en sus fichas técnicas 8,3 litros cada 100 km en ciudad, 5,3 en carretera, mientras que en el ciclo mixto 6,9 litros cada 100 kilómetros es el consumo declarado.

Durante la prueba obtuve los siguientes valores: 8,8 l/100 km en ciudad, 6,4 l/100 km en ruta, y por último, los mismos 7,6 l/100 km en el ciclo mixto que da fábrica. No gasta lo mismo que un mechero Bunsen, pero considerando la potencia y cilindrada, son cifras, bastante elogiables, en especial la de carretera que es muy buena para 180 cv. El depósito de combustible cuenta con 58 litros de capacidad, mientras que el peso en vacío es de 1.693 kg.


Comportamiento dinámico

A nivel dinámico el Tiguan se presenta como un producto versátil. Se lo puede utilizar como un vehículo familiar para encarar un viaje largo o también se le puede imprimir un uso más enérgico y el chasis no se quejará en ninguno de los dos casos. Tiene un equilibro de suspensiones que sorprende por la comodidad y la firmeza que conjuga. Es estable en las curvas veloces, y en línea recta parece un sedán más que un SUV.

Casi siempre este tipo de productos suelen ser versiones aburguesadas de los sedanes, pero en este caso el Tiguan es solo como un Golf pero con más altura libre al suelo y mayor distancia entre ejes, y eso más que una crítica, es un gran elogio para un sport utility. En la ciudad tiene un confort de marcha destacado, pudiendo filtrar pozos, rampas y lomos de burro sin problemas, mientras que la mecánica tendrá siempre par y potencia suficiente para llevarnos a cualquier lugar con agilidad.


El motor 2.0 se resuelve bien para el uso urbano por su suavidad de marcha. La caja DSG permite que en ciudad se pueda viajar en D7 a 70 km/h a unas 1.250 vueltas. Si corremos al selector al modo "S", la misma velocidad se hace en quinta (S5) a 1.900 giros. Cabe destacar que si trabajamos con el modo de conducción ECO, una vez que levantamos el pie del acelerador y trabajamos con la inercia del vehículo, la caja se desacopla y el motor viaja a apenas 900 rpm, a velocidades entre 55 y 160 km/h.

En materia de suspensiones cuenta en el tren delantero con un esquema independiente tipo McPherson con barra estabilizadora, mientras que en el eje trasero lleva uno independiente 4-link con barra estabilizadora. La dirección con asistencia variable Servotronic es muy directa e ideal para tramos trabados, como puede ser un camino secundario. A la hora de estacionar, por el contrario, se torna muy suave y ligera. Y en caso de tener alguna complicación con estas maniobras, presenta un sistema de aparcamiento asistido (de serie en todas las versiones) que permite colocar o retirar al Tiguan de un espacio de forma perpendicular o paralela.


Un detalle diferencial de este producto es que ofrece para la mecánica 2.0 TSI la tracción integral 4MOTION. En condiciones normales es delantera, pero mediante la demanda de agarre de cada eje, va repartiendo la tracción entre ambos. Tiene tres modos de uso: Onroad, Snow y Offroad. El primero deja jugar con los modos de manejo del selector "Mode" que detallaré más adelante. En el Snow permite una dosificación más precisa del acelerador y las ópticas delanteras se adaptan para dar más potencia lumínica. En el Offroad, en tanto, el freno motor es más notorio, y se activan los controles de ascenso y descenso de pendientes. Este modo, a su vez, se puede personalizar mediante el perfil Individual del sistema de tracción.

Pero sin tanta complicación de modos y configuraciones, en donde el Tiguan más se disfruta es en las rutas y los viajes largos. Y es por eso que en este ámbito es donde se explota todo el potencial dinámico que tiene. Presenta un comportamiento muy franco, va sobre rieles en lo recto, y a la hora de hacer cientos de kilómetros no solo es cómodo y silencioso, también tiene un conjunto mecánico excelente para hacerlo. A velocidades de ruta constantes, por su parte, hace gala de lo descansado que se puede llevar al motor. A 110 km/h en la posición D7 viaja en séptima a unas 2.000 rpm, aunque si movemos el selector al modo Sport, las vueltas suben hasta las 2.300 y se cae una marcha, trabajando en sexta.


Podemos trabajar con las levas también, pero no es tan libre de caprichos como le gustaría a algunos. Por ejemplo, la sexta marcha recién dejará que la conectemos a más de 60 km/h, mientras que para la séptima habrá que ir más allá de los 70 km/h. Y tampoco permite rebajes que pudieran dañar al conjunto mecánico. A su vez, con el motor 2.0 probado el Tiguan viene equipado con el selector "Mode", que permite elegir entre cuatro modos de conducción (Normal, ECO, Sport, e Individual) para modificar la respuesta del acelerador, la transmisión, o variar la dureza de la dirección.

En mi caso opté todo el tiempo por la Individual combinando la dirección en Sport y el motor en Normal, solo por capricho de hacerlo, y porque la respuesta es la que más se corresponde con un motor de 180 cv. En el modo ECO se lo nota algo más aletargado en las reacciones al pisar a fondo el acelerador. También hay diferencias de consumo en ruta, por ejemplo. Mientras que en ECO hizo 6,4 l/100 km, en Sport pasó a 8,0 y en Normal, 7,5 l/100 km.


A su vez, cuando tenemos que realizar adelantamientos con la rápida reacción de la transmisión, todo se convierte en un mero trámite por la velocidad en la respuesta. Pisando a fondo el acelerador y activando el kick-down de la caja, de forma automática podrá bajar de 7ª a 3ª en un par de segundos, sin que lo notemos más allá de la indicación de marcha del tablero.

En el caso hipotético que queramos salir de la ciudad y hacer algún trillo o camino rural, el Tiguan hace gala de unos ángulos de ataque de 16,9º, de partida, 14,9º, mientras que el ventral es de 14,5º, junto al mencionado sistema 4MOTION. A su vez cuenta con unos correctos 200 mm de distancia al suelo, que permiten meterse sin piedad por caminos secundarios con ripio, tierra, o arena, así como algunas zonas bacheadas. Más allá de tener un buen arsenal tecnológico con el sistema de tracción, los neumáticos Hankook que monta de serie son más aptos para el asfalto y limitan bastante las capacidades off-road.


Equipamiento

La versión 2.0 TSI Highline es la más completa de la gama Tiguan Allspace. Cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), faros antiniebla delanteros (con luz de curva) y trasero, faros delanteros full LED con luz diurna en tecnología LED, luz de conducción en curva dinámica (AFS) y lavafaros, luces traseras LED, sensores de lluvia y luces, retrovisores exteriores calefaccionados y rebatibles eléctricamente (con función tilt down de estacionamiento para el lado del acompañante), tapizados en cuero "Vienna", asiento del conductor con regulación eléctrica y lumbar con tres memorias, asientos delanteros calefaccionados, asientos del pasajero con regulación en altura y lumbar manual, mesas plegables en los respaldos de los asientos delanteros, respaldo del asiento del acompañante rebatible, respaldo trasero rebatible y reclinable 40:20:40, retrovisor interior con anti-encandilamiento automático y sin marco, freno de estacionamiento electrónico con función Auto-Hold, climatizador automático Climatronic con tres zonas y control de temperatura en la segunda fila de asientos, selección de modos de conducción (Sport, Eco, Normal, Individual), sistema multimedia con pantalla táctil de ocho pulgadas "Composition Media" con botones táctiles, comandos por voz, AM/FM/3USB/Aux-In/CD/SD/Bluetooth, audio streaming, App Connect (sistema para Android Auto, Apple CarPlay y Mirror Link), ocho altavoces, asistente de estacionamiento asistido en batería y paralelo "Park Assist", computadora de a bordo con pantalla a color de 3,5", sensores de estacionamiento delanteros, laterales y traseros, cámara de retroceso, sistema Keyless Access con botón de encendido/apagado y entrada sin llave, control de velocidad crucero y limitador de velocidad, barras de techo longitudinales en aluminio anodizado, selección de modos de conducción Off-Road con  cuatro modos: Snow, Offroad, Offroad Individual y Onroad, display multifuncional configurable "Volkswagen Digital Cockpit" (instrumentos digitales) de 12,3 pulgadas a color, Head-up-display a color, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas, portón trasero "Easy Open" con apertura y cierre eléctricos con ángulo de apertura ajustable, y llantas de aleación "Nizza" de 18 pulgadas sobre neumáticos en medida 235/55 R18.


De forma opcional se ofrece en todas las versiones la tercera fila de asientos rebatible 50:50 con dos asientos con dos apoyacabezas y dos cinturones inerciales de tres puntas por un costo extra de U$S 1.000. Es un costo bastante bajo por tener la posibilidad de las siete plazas, una opción poco común en el segmento de los SUVs compactos.

Al ser la versión más equipada de las tres que se comercializan en Uruguay hay poco para reclamarle a este Tiguan. Sin embargo, considerando el precio tiene un solo faltante y es el techo solar eléctrico, que sí se ofrece en otros mercados de serie en este nivel y que en nuestro mercado es un extra de U$S 3.000. De todas formas, está entre los más equipados de este segmento.


Seguridad

Este es otro elemento que el Allspace cubre bien en toda su gama. Todos cuentan de serie con: seis airbags, frenos ABS, asistente de frenado (BA), bloqueo electrónico del diferencial (EDL), control electrónico de tracción (ASR), distribución electrónica de frenado (EBV), sistema de asistencia hidráulica del freno (HBA), sistema de estabilización para remolques, sistema de frenado multicolisión (MKB), sistema de regulación del motor (MSR), sistema electrónico de estabilización (ESC), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, asistente de descenso en pendientes (HDC), asistente de arranque en pendientes (HHC), indicador de presión de neumáticos y alarma.

Es una muy respetable dotación, pero en otros mercados (como los europeo o estadounidense) el Tiguan Allspace cuenta con elementos tales como asistente de frenada de emergencia en ciudad; el sistema proactivo de seguridad de los ocupantes "Pre-Crash", que incluye el tensado de los cinturones y el cierre de ventanas y del techo corredizo, asistente de mantenimiento de carril o el sistema de frenado autónomo de emergencia. Sin embargo, estos ítems no están presentes ni en opción para Uruguay.


Pasando a los frenos, son de discos ventilados adelante y de discos sólidos atrás. Trabajan entreganfo un comportamiento correcto, con un pedal de recorrido muy dosificable y con unas detenciones muy buenas, siempre sin perder la trayectoria.  A su vez, en detenciones de emergencia enciende las balizas y se asiste también del frenado multicolisión, que para los que desconozcan qué hace, este sistema acciona los frenos del vehículo impactado para evitar o reducir el alcance de los accidentes aminorando de forma automática su velocidad a 10 km/h con un índice de 6 m/s² para evitar o al menos reducir el alcance de un impacto secundario contra otro vehículo o un objeto.

Pasando a los controles de tracción y estabilidad, estos se pueden desactivar de forma parcial en dos etapas con un modo "Sport" y otro que desconecta por completo, o al menos eso indican los testigos del tablero. Respecto de su accionar, bien digo "indican", porque en realidad no se pueden desconectar del todo y siempre que queramos vencer a las leyes de la física, ambos saldrán a poner todo en orden.


Precio, garantía y competidores

El Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Highline DSG 4MOTION (nombre largo si los hay) evaluado se comercializa en Uruguay por un precio de U$S 50.900 con la opción de cinco plazas como el probado, mientras que la de siete cuenta con un valor de U$S 51.900. Yendo hacia abajo en la gama le sigue el 1.4 TSI Highline DSG (U$S 44.900), mientras que el primer escalón es el 1.4 TSI Comfortline DSG (U$S 38.900) con la mejor relación precio/producto/potencia/equipamiento de este segmento hasta el momento.

Pero la competencia es feroz y considerando que la evaluada es la variante más equipada y con tracción integral del Tiguan, los rivales son unos cuantos: Chevrolet Equinox 1.5 T Premier AWD A/T (U$S 45.990), Honda CR-V 1.5 Turbo i-VTEC EX-L AWD CVT (U$S 54.500), Mazda CX-5 2.0 SKYACTIV-G AWD Extra Full A/T (U$S 55.900), Mazda CX-5 2.5 SKYACTIV-G AWD Extra Full A/T (U$S 60.900), Nissan New X-Trail 2.5 Exclusive AWD X-Tronic CVT (U$S 62.950) y Subaru Forester 2.5i-S CVT AWD (2W) (U$S 59.800).


Antes de que vayan directo a los comentarios a preguntar en dónde están el resto de los competidores, haré una aclaración. Este Tiguan evaluado es el que cuenta con tracción integral, así que para hacer esto en igualdad de condiciones es que seleccioné solo a los rivales que cumplieran con ese requisito, aunque de todas formas, para que no se gasten en encender sus antorchas, a continuación tendrán el listado de los otros rivales (de tracción delantera) indirectos con versiones de cinco y siete plazas de este 2.0 TSI Highline DSG 4MOTION.



Conclusión

Hasta no hace mucho tiempo el Tiguan era el único Volkswagen alemán (de verdad) que llegaba a estas tierras y eso era un valor agregado que pesaba en más de un bolsillo a la hora de inclinarse por este SUV made in Wolfsburg. Sin embargo ante una oferta tan saturada de opciones, el modelo quedó algo opacado por no tener un espacio interior tan amplio ni precios que se acercaran a las masas.

En algo menos de un año se logró revertir esto con la llegada del Allspace producido en México. Tiene todo lo que ofrecía aquel modelo (por Tiguan europeo), pero con el agregado de la mejor habitabilidad del segmento de los SUVs compactos y precios lógicos, que incluso le deberían poner las mejillas coloradas a más de una marca que quiere traficarnos SUVs chicos a valores donde Volkswagen u otras juegan en un segmento más arriba.


Tal fue la demanda del público que hoy las entregas son para el año que viene, entre febrero y marzo. La oferta de Volkswagen se vio superada por un público que esperaba un SUV de esta marca, siendo que es una de las pocas que tiene un solo modelo en todo su lineup de esta categoría. Hoy no cuentan con algún sport utility derivado de Gol o Polo, ni tampoco tienen algo más arriba de Tiguan Allspace en nuestro mercado, como podrían ser los Touareg o Atlas.

Sin embargo con ese éxito de ventas, Tiguan hoy se puede dar el lujo de cimentar las bases de esos modelos, en el caso hipotético de que llegaran a Uruguay en algún momento, así como también está preparando el terreno para los otros dos SUV que esta marca tendrá en la región de acá a 2020, los T-Cross (no el T-Roc que tienen en Europa) y Tarek (que irá por debajo del Tiguan pero por encima del T-Cross), producidos en Brasil y Argentina respectivamente.


Hoy Volkswagen tiene en el Tiguan Allspace no solo una fórmula ganadora dentro del segmento de los SUVs compactos, sino además una de las nuevas referencias en esta categoría. Hoy es la compra casi que por default en caso de querer un producto de este tipo con siete asientos y no por ello a unos precios descabellados, sino a unos que pusieron a remojar las barbas de toda su competencia. Pero no queda en esto. También a nivel de equipamientos, dinámica y calidad, está entre lo mejor de la categoría.

Es cierto que se tardó mucho en revertir la situación de este producto dentro de nuestro mercado. Pero una vez que se pudo cambiar el origen a México, donde las ventajas tributarias son más beneficiosas, y además pudiendo responder a las demandas que se le reclamaban a la generación anterior, teniendo un producto así de bueno, creo que era de esperarse que fuera un éxito instantáneo. Además ahora al Tiguan tiene mucho más lugar para guardarse los elogios que siempre recibió de quienes lo eligieron y de aquellos que no, porque le reclamaban más espacio para todos.



A favor
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Comportamiento dinámico
  • Equilibrio de suspensiones
  • Equipamientos de confort y seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad general para adultos
  • Prestaciones
  • Relación precio/producto/mecánica

En contra
  • Capacidades off-road limitadas
  • Neumático de auxilio temporario








FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.984
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 11,7:1
Diámetro x carrera (mm): 82,5 x 92,8
Inyección: directa con distribución variable de válvulas, turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 180/3.940-6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 320/1.500-3.940
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de siete relaciones y doble embrague
Tracción integral inteligente 4MOTION con distribución activa de par y control selectivo de par
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia electromecánica dependiente de la velocidad (Servotronic)
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente tipo McPherson con barra estabilizadora
Trasera: independiente 4-link con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 235/55 R18
Rueda auxiliar: T145/85 R18
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 208
Aceleración 0/100 km/h (s) 8,2
Consumo (l/100km) Urbano: 8,3 - Carretera: 5,3 - Mixto: 6,9
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 935/1.860
Peso en vacío (kg) 1.693
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.701
Ancho total (mm) 1.839
Alto total (mm) 1.658
Distancia entre ejes (mm) 2.791
Capacidad del tanque de combustible (l) 58
Despeje al suelo (mm): 200
Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: 16,9 - Ángulo ventral: 14,5 - Ángulo de salida: 14,9

Galería: Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Highline DSG 4MOTION | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).


EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales en aluminio anodizado
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Faros antiniebla delanteros (con función de luz de curva) y trasero
Faros delanteros full LED con luz diurna en tecnología LED, luz de conducción en curva dinámica (AFS) y lavafaros 
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros y de cortinas
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de frenado (BA)
Asistente de arranque en pendientes (HHC)
Asistente de descenso en pendientes (HDC)
Bloqueo electrónico del diferencial (EDL)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control de descenso de pendientes (HDC)
Control de estabilidad (ESP) con estabilización de remolques
Control electrónico de tracción (ASR)
Detector de fatiga para el conductor
Distribución electrónica de frenado (EBV)
Frenos ABS
Indicador de presión de neumáticos
Sistema de asistencia hidráulica del freno (HBA)
Sistema de estabilización para remolques
Sistema electrónico de estabilización (ESC)
Sistema de frenado multicolisión (MKB)
Sistema de regulación del motor (MSR)
CONFORT
Alarma
Apertura interna del depósito de combustible
Asiento del conductor con regulación eléctrica y lumbar con tres memorias
Asientos del pasajero con regulación en altura y lumbar manual
Asientos delanteros calefaccionados
Asistente de estacionamiento asistido en batería y paralelo "Park Assist"
Climatizador automático Climatronic con tres zonas y control de temperatura en la segunda fila de asientos
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Control de velocidad crucero y limitador de velocidad
Computadora de a bordo con pantalla a color de 3,5"
Dirección con asistencia electromecánica
Display multifuncional configurable "Volkswagen Digital Cockpit" (instrumentos digitales) de 12,3 pulgadas a color
Encendido automático de luces
Espejos retrovisores exteriores calefaccionados y rebatibles eléctricamente (con función tilt down de estacionamiento para el lado del acompañante)
Espejo interior con anti-encandilamiento automático y sin marco
Freno de estacionamiento electrónico con función Auto-Hold
Head-up-display a color
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch"
Mesas plegables en los respaldos de los asientos delanteros
Ocho parlantes
Portón trasero "Easy Open" con apertura y cierre eléctricos con ángulo de apertura ajustable
Respaldo trasero rebatible y reclinable 40:20:40
Respaldo del asiento del acompañante rebatible
Selección de modos de conducción (Sport, Eco, Normal, Individual)
Selección de modos de conducción Off-Road con cuatro modos: Snow, Offroad, Offroad Individual y Onroad
Sensor de lluvia
Sensores de estacionamiento delanteros, laterales y traseros
Sistema Keyless Access con botón de encendido/apagado y entrada sin llave
Sistema multimedia con pantalla táctil de ocho pulgadas "Composition Media" con botones táctiles, comandos por voz, AM/FM/3USB/Aux-In/CD/SD/Bluetooth, audio streaming, App Connect (sistema para Android Auto, Apple CarPlay y Mirror Link)
Tapizados en cuero "Vienna"
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad con levas de cambio integradas

OPCIONALES (no presentes en la unidad de prueba)

Tercera fila de asientos rebatible 50:50 con dos asientos con dos apoyacabezas y dos cinturones inerciales de tres puntas (+ U$S 1.000)
Techo solar eléctrico y panorámico (+ U$S 3.000)

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 50.900. Garantía: 3 años o 100.000 km

COMERCIALIZA:

Julio César Lestido S.A. Cerro Largo 1727. Tel. 24002131. Web: www.volkswagen.com.uy