Prueba: Audi Q3 1.4 TFSI S tronic Attraction

viernes, 4 de noviembre de 2016



Probamos al Audi Q3 en su variante más accesible, la 1.4 TFSI S tronic Attraction.
Durante cuatro días y más de 520 kilómetros evaluamos a la variante más accesible del Audi Q3. Se trata del nivel Attraction equipado con la mecánica 1.4 TFSI capaz de producir una potencia de 150 cv, asociada a una transmisión automática S tronic de seis marchas y con tracción delantera.

Si bien el Q3 hoy está en el segundo escalón de la gama Audi (Q2, Q3, Q5 y Q7), si lo miramos históricamente este SUV fue el tercer producto que la marca alemana presentó. El origen del modelo comienza con la revelación del concepto Cross Coupe quattro en el Salón de Shanghai 2007.

En esa misma muestra, pero cuatro años después, Audi presentaba a la versión de producción de aquel concept bajo el nombre Q3 (ver nota). Usando la plataforma PQ35 del Grupo Volkswagen, este SUV deriva directamente de la segunda generación del A3 así como la de su hermano, el Golf V, y también del primo de este sport utility, el primer Volkswagen Tiguan.


A su vez, este producto fue el primer Audi en ser producido en España y para ser exportado por todo el mundo, más precisamente en Martorell, casa matriz de otra empresa del grupo de Wolfsburgo: Seat. Más allá de esto, hoy también se fabrica en otras plantas a nivel mundial pero para esos mercados internos, como ser Pune, en India, Foshan, en China, o Curitiba, en Brasil (ver nota).

Uruguay recibió al primer Q3 en mayo de 2012 (ver lanzamiento) con una sola opción de equipamiento y mecánica, un 2.0 TFSI de 211 cv con tracción integral quattro y la caja automática S tronic de siete relaciones y doble embrague. Es más, ese año lo nombramos SUV del año (ver nota) en Autoblog.


El tiempo pasó y dos años más tarde el Q3 tuvo la incorporación a la gama de una versión con tracción delantera y un motor algo menos potente, el 1.4 TFSI de 150 cv (ver lanzamiento) sumado a una S tronic de seis relaciones. A finales del 2014, se presentó a nivel mundial la primera (y hasta ahora única) actualización estética (ver nota), que en 2015 también llegó a tierras uruguayas (ver lanzamiento) y que trajo una mejora del par y la potencia del 2.0 TFSI.

Sobre setiembre del año pasado, la variante 1.4 TFSI sumó varios elementos de equipamiento y tuvo un reposicionamiento de precio, quedando un poco más competitiva (ver lanzamiento), y este año tuvo otro cambio incorporando sensores de estacionamiento delanteros y traseros, cámara de retroceso, y encendido/apagado por botón (esto último no presente en nuestra unidad). Justamente con esta versión tomamos contacto por cuatro días y más de 520 kilómetros, y la evaluación completa se transcribe, a continuación.


Exterior

Julian Hönig es el hombre detrás del diseño del Audi Q3. Dentro de la marca estuvo involucrado en los estilos exteriores de la anterior generación del A4 así como del concept RSQ usado en la película "Yo, Robot". Hoy Hönig está trabajando desde 2010 en Apple según su perfil de LinkedIn. Pero el estilo del Q3, a diferencia del iPhone esa época (el 4), se ha mantenido desde entonces casi sin cambios estéticos drásticos, a no ser por algunos retoques menos sutiles que sumó hace dos años atrás.

En el frente encontramos una parrilla (Singleframe, como le dice Audi) algo más rectilínea con un aplique en un tono gris satinado para este nivel Attraction. Las ópticas delanteras cuentan con luces de Xenón plus con LEDs diurnos, mientras que en la parte baja del paragolpes aparentemente brillan (pero por su ausencia) los antinieblas delanteros que en realidad están adentro de las propias ópticas principales.


Visto lateralmente, el Q3 conserva el estilo original que llamara tanto la atención en 2012, cuando se lo mostraba como una cruza entre un SUV y un hatchback, especialmente por la pronunciada caída del techo. En esta versión 1.4 TFSI cuenta con unas llantas de aleación de 17 pulgadas de diseño clásico, que van montadas sobre neumáticos Pirelli Scorpion Verde en medida 235/55 R17.

La parte posterior siempre me agradó en este modelo, especialmente por la forma en la que se abre el portón trasero, llevándose consigo a los grupos ópticos y mostrando una amplia boca de acceso similar a la de un avión carguero a escala. Es una solución que también tienen sus hermanos Q5 y Q7, así como el más pequeño de los Audi, el A1.


Ya que mencionaba a las ópticas posteriores, si bien en esta versión no cuentan con tecnología LED (sí en las 2.0 TFSI), siguen luciendo correctas, y el resto del estilo trasero se completa con los antinieblas traseros con las luces de giro en el paragolpes junto a una salida de escape doble, que busca darle cierto toque deportivo a un producto, que en el fondo es tan familiar como Discovery Kids.

Es decir, el diseño sigue siendo actual, pese a haberse quedado algo congelado en el tiempo. Es lo que suele pasar con los diseños poco jugados y conservadores, muchas veces también son atemporales. El Q3 es un SUV de segmento C, y sus dimensiones lo comprueban cabalmente. Mide 4.388 mm de largo, 1.831 mm de ancho, 1.608 mm de alto y su distancia entre ejes es de 2.603 mm.


Interior

Si bien por fuera sigue luciendo bastante fresco, no se puede decir lo mismo por dentro. Junto a los A1, A8 y A6, el Q3 es uno de los productos actuales de Audi más veteranos, ya que la empresa está en pleno proceso de renovación de la gama. Si comparamos al habitáculo de este Q3 frente al nuevo Q5 (ver nota) lanzado en París 2016 hace un mes, o a su otro reciente hermano, el Q2 (ver contacto), el avance de los años dentro de la marca realmente se notan.

En lo que no pierde vigencia es en el nivel de la calidad de sus interiores, así como tampoco la buena ergonomía de la que siempre hizo gala Audi en sus productos. Toda la consola está orientada hacia el conductor, con todos sus mandos al alcance de la mano así como bien a la vista, con la excepción de los mandos del climatizador, que quedan algo bajos y lejanos.


La posición de manejo, por su parte, cuenta con una regulación generosa en altura y profundidad de la columna de dirección, mientras que la butaca (alta, como en todo SUV), permite bajar o subir bastante el asiento. Con todas estas ayudas, cualquier ser humano podrá acomodarse cómodamente al volante de este producto hipano-alemán.

El instrumental es bien clásico y bien Audi. Cuenta con cuatro relojes analógicos para tacómetro, velocímetro, cantidad de combustible y temperatura de agua del motor. En el centro lleva un display que si bien es muy legible y completo en relación a las funciones, al ser monocromático, no se condice mucho con un producto de casi U$S 60.000.


Al centro del habitáculo aparece la pantalla TFT en color de 6,5 pulgadas que puede esconderse en la parte superior de la consola, y desde la que se comandan las funciones del Audi Multimedia Interface (MMI) así como del equipo de audio MMI Radio con AM/FM/CD/SDHC/MP3/WMA/AAC/Aux-In/Bluetooth y comandos de voz. Al ser de los primeros sistemas MMI de Audi, ya acusa el paso del tiempo con una resolución de la pantalla no tan clara ni nítida como la de los modelos más modernos de la marca.

Si están buscando entre las funciones, una entrada USB, no la van a encontrar. El Q3 es de la época en la que los Audi no la tenían y pese al facelift que tuvo, sigue sin tenerla. En su lugar lleva un adaptador para productos de Apple. Más abajo en la consola están los controles de la multimedia, y un poco más al Sur, el equipo de climatización automática de dos vías, con unos mandos que simulan ser un aire acondicionado manual, y que por eso son tan fáciles de interpretar y usar.


Considerando que estamos ante un producto familiar, las plazas traseras tienen que ser un punto fuerte del Q3. Y en realidad, lo es. Dos adultos de 1,80 m de alto aproximadamente podrán acomodarse con holgura a lo alto, largo y ancho. El respaldo tiene una inclinación bastante grande, entonces se podrá viajar durante varias horas sin problemas.

Si tenemos que llevar a un adulto en la plaza del medio, encontraremos que si bien el respaldo y el asiento en ese lugar son algo más firmes, de todas formas es un bastante más habitable que otros rivales de segmento. El túnel (falso en esta versión de tracción delantera) de transmisión es bastante plano y no interfiere con la comodidad de los pies.


En materia de comodidad y seguridad para los que viajen atrás este Q3 llena prácticamente todos los casilleros: salidas de aire acondicionado para las plazas posteriores, toma de 12V, luces individuales de lectura, cinco cinturones con sus respectivos apoyacabezas y anclajes para sillas infantiles.

El baúl ofrece 460 litros, y una de las bocas de carga más espaciosas y mejor resueltas del segmento, sin escalones ni formas extrañas. Muy práctico. Si no llegar a alcanzar ese volumen, abatimos los respaldos de la segunda fila en proporción 60:40, y habrá 1.365 litros a disposición.


Por debajo de una alfombra de baúl que tiene una calidad inmensamente superior a la que tengo en la oficina de Autoblog, está uno de los puntos negativos de este Q3, que es el auxilio temporario. Mientras afuera calza unas Pirelli Scorpion 235/55 R17, en caso de romper una tendremos que acudir a una Continental T145/80 R18. Un detalle por lo menos curioso es eso que ven en el centro de la rueda galleta en la foto de abajo.

Me refiero a eso que va con un cable de corriente conectado es el subwoofer del equipo de audio Audi Sound System con diez altavoces que tiene una potencia total 180 W, y es el sistema más básico que la marca ofrece. Y créanme, no precisan pagar nada más, suena de mil maravillas. Pero también roba el espacio como para llevar una rueda de repuesto convencional.


Motor y transmisión

La planta impulsora de este Q3 es un soldado del Grupo Volkswagen, conocido por todos y utilizado por varios productos de esa firma y sus marcas. Se trata del 1.4 TFSI, perteneciente a la familia de motorizaciones modulares de cuatro cilindros de VAG. Su block está fabricado completamente en aluminio y este SUV lo comparte con otros modelos de Audi (A3), Seat (León), Škoda (Octavia), y Volkswagen (Vento o Golf) por citar algunos ejemplos conocidos.

Es un 1.395 cc, cuatro cilindros, 16 válvulas con inyección directa, turbo e intercooler. En este Q3 produce 150 cv de potencia entre las 5.000 y 6.000 vueltas, un par motor de 250 Nm presentes entre las 1.500 y 3.500 rpm. En nuestro mercado esta mecánica está exclusivamente asociada a una transmisión automática secuencial S tronic de doble embrague y seis relaciones, que en nuestra unidad contaba además con levas de cambio, aunque ya no forman parte del equipo de esta versión Attraction para el MY2017.


Para muchos un motor 1.4 con turbo puede no sonar como mucho para un SUV compacto, pero basta subirse a este Q3 y pisar con ganas el acelerador para sacarse esta idea de la cabeza. La respuesta a bajo y medio régimen (entre 1.200 y 3.500 rpm) es sorprendente por lo que empuja. Da agilidad en ciudad y ruta, mientras que recién por arriba de las 5.000 vueltas empieza a mantener un comportamiento más aplacado.

El par motor es plano en casi todo el rango de utilización, teniendo como resultado una mecánica elástica y progresiva. Además de ser suave en su funcionamiento e ir excelentemente bien insonorizado, cuando se va con los vidrios bajos se puede escuchar el silbido del turbocompresor y el sonido del motor, que es un poquito deportivo en su cantar cuando se acerca a la línea roja del tacómetro. Es como ya dije varias veces, una de las mejores mecánicas del VAG. Eficiente, moderna, e ideal para salir a la ruta a devorar kilómetros sin dañar al bolsillo.


En este Audi tenía asociada a esta mecánica a la famosa transmisión automática secuencial de doble embrague de VAG, que en Ingolstadt bautizan como S tronic. En el caso del 1.4 TFSI, cuenta con seis relaciones (no siete como en otros casos dentro de la propia marca) y su funcionamiento, como era de esperarse, es brillante.

Al igual que otras similares, esta doppelkupplungsgetriebe, no conoce lo que son los patinamientos y todas las marchas pasan con la suavidad de la voz de Sade. No me cansaré de repetirlo, S tronic de Audi y DSG de Volkswagen (que son la misma caja, señores de marketing) son de las mejores (o tal vez las mejores) cajas de doble embrague que se pueden comprar hoy.


Si bien la unidad probada contaba con las mencionadas levas para el paso de cambios en modo manual, a partir de las unidades 2017 esto solo se permite hacerlo desde el selector, aunque como en toda caja moderna, al llegar al límite de revoluciones, pasa a la marcha siguiente. Colocada en "D" es donde más se la disfruta, mientras que si se busca un manejo enérgico, solo basta con pasar al modo "S".

En esta posición la transmisión estira el paso de cambios, logrando un comportamiento algo más enérgico, aunque también se la nota un poco más brusca en su accionar, especialmente ante los rebajes cuando nos acercamos a un semáforo, por ejemplo. Así que mi consejo es el mismo de siempre: úsenla en "D" y disfruten de la suavidad de las doble embrague.


Audi declara las siguientes prestaciones para este Q3: una velocidad máxima de 204 km/h, y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos. Según fábrica logra un consumo mixto de 6,0 l/100 km, mientras que en los ciclos urbanos y extra-urbano dice conseguir unos 7,3 y 5,2 litros cada 100 kilómetros respectivamente.

En mis mediciones obtuve números un poco más realistas, aunque igual correctos. Logré sacarle como buenos unos 9,6 l/100 km en ciudad, 6,7 l/100 km en ruta, mientras que en el ciclo combinado, la mejor cifra obtenida fueron unos 8,1 litros cada 100 kilómetros. El depósito de combustible aloja 64 litros de capacidad, mientras que el peso en vacío está en 1.460 kilogramos.


Comportamiento dinámico

Si bien el Q3 no cuenta con la tan elogiada y eficiente plataforma MQB modular del Grupo Volkswagen, lleva a la más veterana y noble PQ35 que supiera ser la base de los anteriores Audi A3 o del Golf V. Pero no por ser (casi) una jubilada perdió las mañas, ya que tiene un comportamiento dinámico destacado por su solvencia a la hora de resolver curvas cruzadas o mismo para viajar tranquilo en la ruta.

Tiene un equilibrio de suspensiones de primer nivel. Es un producto cómodo en ciudad, que filtra pozos y lomos de burro como ninguno de sus rivales directos, mientras que los neumáticos con perfil 55 juegan siempre a favor del confort de marcha. Quizás unas llantas de 18" lucirían mejor en la carrocería, pero las de 17" de nuestra unidad no solo quedan ok en la carrocería, sino que hacen bien su trabajo para la convivencia con nuestras calles y rutas.


El 1.4 está bien adaptado a la vida urbana por su flexibilidad de uso. En los semáforos responde bien en todas las salidas, aunque el acelerador como buen sistema electrónico y sin cables tiene una reacción algo adormecida. Está pensado para que uno haga la menor presión posible con el pie, y así ahorrar combustible. Luego de vencer el segundo recorrido del pedal, sentiremos como si presionáramos un botón, y ahí el mil cuatro desata todo su potencial.

La caja S tronic como ya dije más de una vez es perfecta, y en ciudad hace que se pueda viajar en D6 a 70 km/h en sexta a unas 1.400 vueltas, mientras que si pasamos la caja al modo S, será la misma velocidad pero en S4 y a 2.200 rpm. Un dato curioso: en la mayoría de los casos que partimos desde un semáforo, la transmisión arranca en segunda y no en primera, empujando como si fuéramos en primera marcha.


En materia de suspensiones cuenta con un esquema independiente de paralelogramo deformable formado por cinco brazos y barra estabilizadora en el eje delantero, en tanto que el trasero se vale de un esquema independiente con brazos trapezoidales y muelle de tracción con tope.

La dirección es electro-mecánica con sistema Servotronic y se la nota muy rápida, pero algo acotada en su radio de giro (11,8 metros) requiriendo más vueltas de volante que de costumbre para un cambio de frente, por ejemplo. Más allá de esto, el tren delantero va todo el tiempo por donde uno quiere, y si bien la carrocería rola al tener una suspensión enfocada al confort, la respuesta es de primer nivel, mostrando un comportamiento muy franco.


Al salir a la ruta, el confort de marcha de este Q3, más las suspensiones equilibradas, y sumado a un interior amplio, hacen que sea una herramienta ideal para hacer viajes familiares cómodamente. Pero no todas son rosas. Los neumáticos de uso mixto que lleva este Audi son algo propensos a generar ruidos a rodamientos cuando circulamos por algún tramo con asfalto gastado. Son casos puntuales, pero en Uruguay tenemos varios tramos de ruta así.

Pasando a la caja S tronic es una de las responsables de esa comodidad de manejo. A velocidades de ruta hace gala de sus dos últimas marchas que le dan mucho respiro al motor. A 110 km/h en la posición D6 viaja en sexta a unas relajadas 2.200 rpm, mientras que en el modo S cae una marcha a S5 trabajando a esa velocidad a 2.600 vueltas.


En el caso hipotético que queramos salir de la ciudad y hacer algún trillo o camino rural, el Q3 hace gala de un despeje más generoso que el de una berlina, aunque hay que decirlo, menos que otros SUV compactos de marcas generalistas sin tanto charme. Cuenta con 173 mm de distancia al suelo, una cifra correcta como para circular lejos del asfalto, pero tampoco tan lejos.

Más allá de tener un esquema pensado para lidiar con ciertos caminos secundarios en mal estado, así como algunas zonas bacheadas, el Q3 al menos en su versión con tracción delantera, se mejor preparado para un off-road liviano que uno duro. No es para irse de travesía, pero tampoco nos dejará a pie en algún camino con algo de barro o arena. Si queremos algo más de capacidad, estarán siempre las versiones con tracción integral quattro y motor 2.0 litros.


Equipamiento

Sacando de lado a ese faltante incomprensible del cruise control, la dotación de confort del Q3 no está nada mal, más si consideramos que es el primer escalón de la gama. Este nivel Attraction ofrece de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), asistente de arranque en pendiente, freno de mano electro-mecánico, faros antiniebla delanteros y traseros, climatizador automático bi-zona, espejo interno con anti-encandilamiento automático, volante deportivo multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, barras de techo, asientos delanteros con regulación en altura manual, respaldo trasero rebatible 60:40, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, cámara de retroceso, recuperación de la energía de frenado, faros Xenón plus con lavafaros, regulación automática-dinámica del alcance de los faros y banda luminosa con luz de marcha diurna, tapizados en cuero Twin-Leather (natural/símil), sistema Keyless-Go con encendido y apagado por botón, inserciones en Platino micrometálico, espejo interno con anti-encandilamiento automático, sensores de luces y lluvia, llave Comfort (acceso/cierre con llave manos libres), equipo de audio MMI Radio (AM/FM/CD/SDHC/MP3/WMA/AAC/Aux-In con pantalla TFT en color de 6,5 pulgadas), y Audi Multimedia Interface (MMI) para conectar iPod, Audi Sound System con diez altavoces, incluyendo centerspeaker y subwoofer, potencia total 180 W, conectividad Bluetooth con mandos de voz, y llantas de aluminio de 17" con neumáticos en medida 235/55 R17.


Si bien cumple bien con la dotación que trae de serie, por el precio ya se le podrían reclamar algunos elementos de confort que le faltan y que Audi ofrece, pero como opcionales que se pagan aparte o que conforman a los niveles superiores del Q3: asientos delanteros con regulación eléctrica, techo solar eléctrico, espejos plegables eléctricamente, o los mencionados cruise control y conexión USB para audio, solo por citar los que más se extrañan, ya están disponibles en algunos de sus rivales como ítems de serie.


Seguridad

Como era de esperarse en un Audi, el Q3 llega con una buena dotación de seguridad, con básicamente todo lo que se le podría pedir a un sedán de este precio: seis airbags, frenos ABS+EBD, control de tracción (ASR), anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles (incluyendo ISOFIX en el asiento del pasajero), recomendación de pausa para el conductor, cinco cinturones inerciales de tres puntas, cinco apoyacabezas, control de estabilidad (ESP), y sistema de asistencia al arranque en pendientes.

A modo de referencia, en relación a su seguridad estructural, obtuvo la calificación de "bueno" en todas las pruebas que realiza el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS), incluyendo la exigente small overlap (ver pruebas). Con estas credenciales, el organismo estadounidense le otorgó el galardón "Top Safety Pick 2015" al Q3 en aquel mercado. Y del otro lado del Atlántico, también consiguió en 2011 las cinco estrellas en Euro NCAP (ver pruebas).


Los frenos son de discos ventilados adelante y discos sólidos atrás. El funcionamiento es destacado, deteniendo siempre al Q3 en línea recta, incluso apoyando dos ruedas en el asfalto y las otras dos en pasto u otra superficie de baja adherencia, por ejemplo. El pedal tiene una buena dosificación de la potencia de frenado, además.

Si hablamos de los controles de tracción y estabilidad, estos no se pueden desactivar parcialmente ni completamente, dado que si bien cuenta con una tecla física para hacerlo, en la práctica nunca se apagan del todo, solo reduciendo su rango de acción y bajo la denominación "ESP off-road". Ante la mínima pérdida de trayectoria, se vuelven a conectar nuevamente en todo su "tecno-esplendor".


Precio, garantía y competidores

Con un valor de U$S 57.900, este 1.4 TFSI S tronic Attraction es el primer escalón de la gama del Q3 en Uruguay. Por encima está el 2.0 TFSI Design que por U$S 69.900 entrega a cambio un motor más potente (220 cv), tracción integral quattro, y algo más de equipamiento extra: sistema Audi Drive Select, espejos retrovisores calefactables y plegables eléctricamente, asiento del conductor con ajuste eléctrico, y asientos delanteros con ajuste lumbar de cuatro direcciones. Luego está el nivel Prestige, que se va a U$S 78.900, sumando al anterior: techo panorámico de cristal y apertura/cierre del baúl eléctricos.

Es decir, los faltantes de este 1.4 TFSI están de serie en una versión a U$S 12.000 de distancia. Es mucha la diferencia para un consumidor de este segmento. De todas formas, el Q3 probado cumple bien en relación a los equipamientos de confort si consideramos que es la versión más económica. La garantía, antes que me olvide, es excelente como en todos los Audi a nivel local: 3 años o 90.000 km.


Si tomamos en cuenta que este nivel Attraction es el más accesible de la gama, hay que enfrentarlo con rivales que cumplan con el mismo criterio. Por eso este Q3 1.4 TFSI compite contra: BMW X1 sDrive 20i Urban 2.0 T Steptronic (U$S 54.900) y Mercedes-Benz GLA 180 BlueEFFICIENCY Style 7G-DCT (U$S 54.990). A su vez, el GLA tiene una versión aún más accesible, con caja manual, a U$S 49.990.

Pero qué tiene cada uno a favor y en contra. Tomando como referencia al Audi, trae de serie luces de Xenón con lavafaros y luces diurnas LED (los otros llevan halógenas), luces posteriores LED, climatizador de dos vías (BMW y Mercedes, aire acondicionado manual), y una garantía mayor que sus rivales (2 años versus 3 o 90.000 km). El motor es menos potente que el del BMW (192 cv), pero más que el del Mercedes-Benz (122 cv). A su vez, el Mercedes-Benz ofrece conectividad con Apple CarPlay y Android Auto, además de tener frenado automático de emergencia, mientras que el X1 trae un selector de modos de manejo (el GLA también), además del baúl más grande del trío: 505 litros.


Conclusión

En el momento de su lanzamiento, hace cinco años ya, la lógica de tener un producto como Q3 en la gama Audi era lógica. Tenían al Q5 y Q7, pero les faltaba una oferta más compacta y pensada para el público europeo y sudamericano, por ejemplo. La respuesta a esa demanda era, sin dudas un SUV derivado del A3, como es el caso de este Q3.

Pero a comienzos de este año nació un hermano menor, el Q2 (ver contacto) que comparte plataforma con el nuevo A3, luce más fresco y moderno, y casi que copia todos los puntos que hicieron del Q3 un producto lógico hace un lustro atrás, pero con una propuesta digna de los tiempos que corren.


¿Entonces hoy qué papel cumple el Q3? Muy simple, cubrir esa porción del segmento de los SUVs compactos familiares que el Q2, más enfocado a un público joven, no pretende atender con sus líneas más desenfadadas y rupturistas. Siempre hablando en términos de una marca con diseños más conservadores que el Tea Party.

Pero en mercados como Uruguay, no existen los autos para jóvenes o adultos en el mercado premium. Entonces es donde Q3 pasará a tener un problema el año que viene si es que Audi se anima a traer el Q2. Porque el ahora más pequeño de los SUVs de Ingolstadt tiene un comportamiento dinámico superior, un chasis más refinado aún, y líneas que están recién salidas del tablero de diseño de la casa alemana. Y en cuanto a dimensiones, las diferencias tampoco son tan lejanas entre ambos.



El "factor novedad" de su hermano sin dudas le pesará al más veterano de los Q por cada año que pase sin grandes novedades estéticas. Pero por suerte el Q3 tiene otras estrategias de seducción como ser una excelente calidad de fabricación, habitabilidad destacada, confort de marcha ideal para un vehículo de corte familiar, y un conjunto mecánico que cada día gana más adeptos por su eficiencia y prestaciones.

Ya sea por uno u otro que se incline la balanza, ambos productos son una compra bastante acertada por los puntos que ya comenté. Y vale lo mismo, como ya he dicho más de una vez, con el que les da vida a ambos, que es el A3, hoy algo olvidado en un océano de SUVs. Con la cantidad de cambios que está haciendo la marca en su gama mundial, Audi tendrá que replantearse la convivencia estos tres modelos en el mercado local. El principal beneficiado será el cliente Audi que podrá tener una oferta variada, con productos nuevos con aptitudes para descubrir y otros más veteranos con argumentos ya demostrados desde hace años.



A favor
  • Calidad de materiales y fabricación
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Comportamiento dinámico
  • Equipamiento de confort y seguridad
  • Garantía

En contra
  • Auxilio temporario
  • Diámetro de giro acotado
  • Diseño interior y exterior desactualizado
  • Sin cruise control de serie




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.395
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10:1
Diámetro x carrera (mm): 74,5 x 80,0
Inyección: directa con turbocompresor e intercooler
Potencia máxima (cv/rpm) 150/5.000-6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 250/1.500-3.500
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial Stronic de doble embrague con seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia electro-mecánica variable Servotronic
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros:de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente de paralelogramo deformable formado por cinco brazos y barra estabilizadora
Trasera: esquema independiente con brazos trapezoidales y muelle de tracción con tope
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 235/55 R17
Rueda auxiliar: T145/80 R18
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 204
Aceleración 0/100 km/h (s) 9,2
Consumo (l/100km) Urbano: 7,3 - Carretera: 5,2 - Mixto: 6,0
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 460
Peso en vacío (kg) 1.460
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.388
Ancho total (mm) 1.831
Alto total (mm) 1.608
Distancia entre ejes (mm) 2.603
Capacidad del tanque de combustible (l) 64

Galería: Audi Q3 1.4 TFSI S tronic Attraction | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras de techo longitudinales
Llantas de aleación de 17 pulgadas
Faros delanteros Xenón plus con lavafaros, regulación automática-dinámica del alcance de los faros y banda luminosa con luz de marcha diurna
Faros antiniebla delanteros y trasero
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros, y de cortinas
Alarma
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles en las plazas exteriores traseras e ISOFIX en el asiento del acompañante
Asistente de arranque en pendientes
Apoyacabezas delanteros activo
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Cinturones de seguridad traseros de tres puntos (3)
Control de estabilidad (ESC)
Control de tracción (ASR)
Frenos ABS
Recomendación de pausa para el conductor
CONFORT
Audi multimedia interface (para Apple iPod a partir de la generación 4, Apple iPhone)
Audi sound system con 10 altavoces, subwoofer, y amplificador de seis canales con una potencia total de 180 watts
Audi parking system plus con sensores de estacionamiento delanteros y traseros con asistencia acústica y visual
Asientos delanteros con regulación en altura manual
Cámara de retroceso
Climatizador automático bi-zona
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia e interfase para vidrios
Conectividad Bluetooth con mandos de voz
Computadora de a bordo
Dirección electromecánica con asistencia variable según la velocidad Servotronic
Equipo de audio MMI Radio (AM/FM/CD/SDHC/MP3/WMA/AAC/Aux-In con pantalla TFT en color de 6,5 pulgadas)
Espejos retrovisores eléctricos
Espejo interior con anti-encandilamiento automático
Freno de estacionamiento electromecánico con función de parada
Inserciones interiores en Platino micrometálico
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
Recuperación de la energía de frenado
Respaldo trasero rebatible 60:40
Sistema Keyless-Go con encendido y apagado por botón
Sensores de luces y lluvia
Tapizados mixtos en símil cuero/cuero natural Twin Leather
Volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 57.900. Garantía: 3 años o 90.000 km

COMERCIALIZA:
    Julio César Lestido S.A. World Trade Center Torre 3. 26 de marzo y Dr. Luis Bonavita. Tel 26230006. Web: www.audi.com.uy