Prueba: Mercedes-Benz GLA 200 Urban Plus 7G-DCT

viernes, 12 de diciembre de 2014



Nos subimos al Mercedes-Benz GLA, el nuevo crossover de la casa alemana.
Durante cuatro días y más de 450 kilómetros, evaluamos al Mercedes-Benz GLA 200 Urban Plus 7G-DCT, equipado con el conocido impulsor 1.6 turbo de 156 cv. Este crossover derivado de la plataforma MFA viene para competir en uno de los segmentos más concurridos del mercado.

El GLA -para mí es masculino, es un crossover- es el quinto producto nacido de la plataforma modular de Mercedes-Benz. Fue presentado mundialmente en el Salón de Frankfurt 2013 (ver nota) y a nuestro mercado arribó en agosto de este año (ver lanzamiento) con cinco versiones, que van desde un GLA 200 Urban con 156 cv, al GLA 45 AMG, con unos bestiales 360 cv de potencia (ver lanzamiento).

En relación a sus rivales el GLA se para frente a productos como los Audi Q3 (ver lanzamiento) o BMW X1 (ver lanzamiento), aunque muchos también, por precio y tamaño, le podrán acercar como competencia algunos SUVs derivados de plataformas de segmento C. Internamente se lo conoce bajo el código X156, y se produce en la planta de Rastatt, Alemania, al igual que sus hermanos, los Clase A (ver prueba) y B (ver prueba).


La gama en nuestro mercado -sacando de lado a la versión AMG- está compuesta por cuatro niveles, dos Urban, y dos Urban Plus. Los primeros solo se comercializan con el nivel GLA 200 y precios que van desde los U$S 59.990 a los U$S 64.990, mientras que los Urban Plus pueden ser 200, a U$S 69.990, o 250 a U$S 79.990.

Este último lleva tracción integral permanente 4MATIC, caja automática secuencial de dos embragues y siete marchas, además de un motor 2.0 turbo de 211 cv, mientras que los 200 son tracción delantera, caja manual de sexta o automática doble embrague de siete, y la mecánica queda de la mano de un 1.6 turbo de 156 cv.

Autoblog se subió a un GLA 200 Urban Plus 7G-DCT y la evaluación se transcribe a continuación.

Exterior

Visto desde afuera y lejos, al GLA es muy fácil confundírselo con un Clase A. Al no ser un SUV, no tiene ese clásico aspecto "cuadrado" que podemos encontrar por ejemplo en un GLK (ver lanzamiento). Este modelo va por una estética bastante depurada y cerca de un hatchback de segmento C al que le dieron un repaso por los libros de Audi con sus modelos Allroad.

Detalles como los apliques en aluminio -el delantero es símil, pero el de atrás es de verdad-, las barras de techo en ese mismo material, y los pasarruedas revestidos en un discreto aplique de plástico negro completan esa estética off-road, que terminan otorgándole un estilo más masculino que el del Clase A. Un ejemplo son algunas nervaduras marcadas en el capot y techo que le dan un poco más de tensión a las líneas.


La trompa presenta la clásica parrilla Mercedes-Benz con la estrella al centro, dos ópticas muy similares a las del Clase A, pero que en todos los GLA llevan de serie faros bi-Xenón con regulación dinámica del alcance de las luces y luces diurnas LED integradas de gran poder lumínico. La parte baja del motor está cubierta por un chapón plástico de generosas dimensiones.

El lateral presenta una línea de cintura ascendente con los pasarruedas y guardabarros bien marcados, con un aspecto musculoso, mientras que en el apartado de neumáticos Mercedes dota en toda la gama cauchos bastante generosos en tamaño. En el caso de este Urban Plus son unos Dunlop SP Sport Maxx GT en medida 235/50 R18 del tipo runflat, sobre los que ampliaré algunos conceptos más adelante.


La zaga del GLA presenta un aspecto bastante regordete con unas ópticas traseras LED de generoso diseño, un discreto spoiler en la parte alta del portón, y una luneta que si bien luce bastante bien, complica junto al pilar C la visibilidad posterior.

Es aquí donde uno de los ítems de serie del GLA como es la cámara de retroceso, nos sale a asistir para no darle a nada mientras estacionamos. Si bien es muy práctica, se le podría pedir considerando que estamos ante un vehículo de 70 mil dólares, unos sensores de estacionamiento.


Uno de los elementos que destacan al nivel Urban Plus de los Urban "a secas" es el generosísimo techo solar panorámico de dos piezas, una fija -la trasera- y otra corrediza -la delantera-. Realmente ayuda a la luminosidad del interior, y la cortinilla si bien es bastante fina, filtra muy bien el calor y los rayos UV.

Las dimensiones del GLA son: 4.417 mm de largo, 1.804 mm de ancho, y 1.494 mm de alto. La distancia entre ejes es de 2.699 milímetros. Su coeficiente aerodinámico es de apenas Cx 0,29, lo que es bastante bueno para un producto de esta naturaleza, siendo que el estilizado CLA (ver prueba) declara 0,23.

Interior

Si me vendaran los ojos y me invitaran a subir a un GLA, Clase A, o CLA, al destapármelos no encontraría muchas diferencias, y si me agarran medio desprevenido los llegaría a confundir. Ambos habitáculos comparten muchas piezas en común, e incluso en la calidad de construcción, que es bastante buena. En otras palabras, son casi idénticos, a no ser por un detalle ergonómico.

La gran diferencia viene de la mano de una butaca situada muchísimo más arriba que en los Clase A y CLA, pero algo más abajo que en el B. La posición de manejo al igual que en sus hermanos, es perfecta, ahora con un poco más de visibilidad al frente, y con mucho recorrido en la regulación de la butaca y el volante, todas manuales. En el tren de reclamos, bien podría ofrecer por el precio unos comandos eléctricos para el asiento. Es un opcional en el 200, y de serie en el GLA 250.


El volante es de grip grueso, está revestido en cuero perforado y cuerina, con un tacto exquisito y muy cómodo. Lleva los comandos para computadora de abordo, el audio, la telefonía Bluetooth, y más abajo, el cruise control (o TEMPOMAT según Mercedes). En la parte posterior del mismo están las levas para el paso de marchas de la caja 7G-DCT, y a la derecha, el brazo selector de cambios, denominado DIRECT SELECT. Es algo extraño la primera vez que uno lo ve, pero luego se vuelve muy natural en su uso.

El instrumental es casi idéntico a los de sus hermanos, aunque con otro diseño de números. Ofrece cuatro elementos de aguja, tacómetro, velocímetro, temperatura de agua del motor y cantidad de combustible, con un display en el centro donde se pueden datos de la computadora de a bordo, entre otras muchas funciones.


Al centro del tablero lleva la tan criticada pantalla a color de 5,8", en donde se pueden visualizar las funciones de audio, radio, consumos y telefonía. Es cierto, podría ser retráctil, tener GPS, y contar con una mejor resolución, pero no es un mal sistema. 

Para manejar la infinidad de funciones que tiene hay que valerse de una pequeña perilla llamada Controller, bastante más fácil de entender en sus comandos que algunos iDrive o MMI de BMW y Audi respectivamente.


A medio camino de la consola, está el teclado del equipo de sonido denominado Radio 20 Audio CD, con conexiones USB y Aux-In e interfaz Bluetooth con función manos libres, visualización de SMS y audio streaming para música. 

Finalmente en la parte más baja del túnel central está el equipo de climatización automática de dos vías, de serie en el Urban Plus, pero no en los Urban, que tienen aire acondicionado manual. Su funcionamiento es correcto y estos días de calor, fue un aliado de todas las horas.


Las plazas traseras del GLA permiten que dos personas de 1,80 m vayan con mucho más espacio que en un Clase A, pero algo menos que el B, en especial para la cabeza. Pese a tener techo solar en esta versión, adultos altos no llegarán a tocar arriba, mientras que el espacio para piernas es generoso. El problema radica en la plaza central, que es angosta y cuenta con un falso túnel de transmisión, que sirve para enviar la tracción al eje trasero en las versiones 4MATIC.

El baúl ofrece 481 litros de capacidad, que son 5 menos que un Clase B, pero 14 más que en el Clase A. Se pueden rebatir los dos respaldos traseros, el volumen llega así a los 1.235 litros. A su vez, puede rebatirse asiento del acompañante, pudiendo llevar objetos largos en el interior, y el GLA incluye también un práctico cajón plegable para transportar, por ejemplo, las compras del supermercado. 


Bajo una prolija tapa alfombrada está el kit hermetizante para neumáticos TIREFIT, y sufre del mismo mal endémico de otros nuevos modelos de Mercedes-Benz, ya que no tiene rueda de auxilio al contar con las runflat de titulares. El sellador funciona ante pinchazos pequeños, pero no ante roturas grandes.

Curiosamente tuve la desgracia de romper así (se rajó parte de la cara interna del neumático) uno de los runflat en ruta, y tener que acudir a la ayuda del auxilio mecánico para poder volver a un lugar donde reemplazarlo. Por suerte la gente de Autolider me asistió amablemente cambiando por un neumático nuevo al estar cerca de Punta del Este, donde tienen una sucursal. 


De todas formas es sabido que hay lugares en nuestro país en donde conseguir un runflat 235/50 R18 es casi una tarea mesiánica, y que en páramos alejados de las ciudades del interior, la asistencia mecánica no te puede salvar en tiempo y forma, como sí un neumático de auxilio, aunque sea del tipo temporario.

Motor y transmisión

Al igual que el interior, debajo del capot del GLA hay coincidencias con sus hermanos. Lleva el mismo impulsor que ya probamos en todos los otros productos derivados de la plataforma MFA. Básicamente a estas alturas podría relatarles de memoria las características de esta mecánica.

El motor ubicado transversalmente y perteneciente a la familia de mecánicas M 270, tiene 1.595 cc de cilindrada, inyección directa con turbocompresor. Eroga 156 cv de potencia disponibles a las 5.300 rpm y produce un torque máximo de 250 Nm plano entre las 1.250 y 4.000 vueltas.


En nuestra unidad estaba asociado con la transmisión automática secuencial de siete velocidades y doble embrague denominada 7G-DCT, aunque la variante Urban también permite ir asociada a una manual de sexta.

Los elogios de este impulsor se vuelven a repetir al verlo trabajar en el GLA. Es brillante. Tiene mucha elasticidad, así como una entrega constante de potencia y par, asistido por un turbo que entra en acción temprano, y una transmisión que permite sacar lo mejor del motor, sin tampoco exigirlo de más, entregando así buenas cifras de consumo. Trabaja con el sistema ECO (también conocido por start&stop), que colabora en este sentido también.


Según Mercedes, este GLA 200 hace el 0-100 km/h en 8,1 segundos y alcanza, al igual que el manual, una velocidad máxima de 215 km/h. Los consumos declarados por fábrica son de 5,7 l/100 km en ciclo mixto, 4,8 l/100 en ruta, y 7,3 l/100 km en ciudad.

En nuestras medidas, los consumos si bien son buenos, se alejan de lo que declara la marca. En ciudad logramos 8,2 litros cada 100 km, en ruta 6,7 l/100 km, mientras que en el ciclo combinado conseguimos unos 7,6 l/100 km. El peso en vacío es de 1.435 kg, mientras que el depósito de combustible tiene 50 litros de capacidad, más seis de reserva.

Comportamiento dinámico

Aquí es donde comienzan a verse las mayores distancias entre el GLA y sus hermanos, y donde está el verdadero valor diferencial de este producto. Las suspensiones son más firmes que en un Clase B, pero bastante más confortables y suaves que en un A o CLA.

Para la ciudad este producto es ideal. Pese a contar con neumáticos de generosas dimensiones, el tren delantero se siente robusto y las suspensiones resuelven bien los empedrados, baches, lomos de burro y cortes de la calzada, filtrando con una suavidad tal que nos hace olvidar que llevamos cuatro runflats perfil 50 en los ejes.


Al igual que sus hermanos de gama, cuenta con el selector de modos de manejo representado por tres letras: "E" (para priorizar los consumos), "M" (para el paso de cambios con las levas al volante) y "S" (para un manejo deportivo). En ciudad si se busca un manejo tranquilo, es más recomendable usar el primero, ya que los cambios se hacen entre las 1.500 y 2.500 rpm.

En el modo "E" acelerador tiene una respuesta más aletargada, pero es un truco alemán: está pensado para ahorrar combustible. Como decía, el motor trabaja a bajas vueltas en ciudad. A unos 70 km/h en 7ª, se mueve a apenas 1.200 vueltas. En el modo "S" los cambios pasan entre las 3.500 y 4.500 rpm, y el acelerador es más sensible a los pies de plomo.


La dirección tiene muy buena asistencia a baja velocidad, y en especial en maniobras de estacionamiento, en tanto que la mecánica apenas se oye, y si estamos con el modo ECO conectado, el apagado y posterior encendido automático del motor en los semáforos no es para nada molesto. A esto hay que sumarle el modo HOLD que se activa al pisar el pedal de freno a fondo con el auto parado, y que permite quitar el pie del freno. Además cuenta con asistente de arranque en pendientes. 

La transmisión 7G-DCT, como ya dije más de una vez, queda un escalón por detrás de la reina y señora de las cajas de doble embrague hoy es la DSG de siete marchas del Grupo Volkswagen. A la del GLA se la nota un poco más lenta, pero esto ya es hilando bajo un criterio muy fino, porque su funcionamiento es intachable e igual de eficiente que la que llevan los modelos de Audi.


En el caso hipotético que queramos salir de la ciudad y hacer algún trillo o camino rural, el GLA hace gala de un despeje más generoso que el de una berlina, aunque hay que decirlo, menos generoso que un SUV compacto tradicional. Cuenta con 134 mm de distancia al suelo, que de adquirirlo con el Off-Road Pack, puede aumentar a los 164 mm, una cifra algo más adecuada para circular lejos del asfalto.

Más allá de tener un despeje pensado para ciertos caminos secundarios con tierra o arena, así como algunas zonas bacheadas -la Costa de Oro es un ejemplo-, el GLA al menos en su versión con tracción delantera, se ve bastante limitado para hacer incursiones off-road, incluso de las ligeras. Pero es de esperarse, ya que ni el GLA ni sus rivales tienen un currículum vitae que declare "experiencia trialera".


Los neumáticos, por su parte, están diseñados expresamente para un uso rutero, y no se sienten a gusto ante circuitos muy trabados, ni superficies con barro. Es netamente un crossover de corte urbano. Bueno, no por nada esta versión se denomina "Urban" y no "Countryside".

Si nos vamos a la ruta, es donde se siente más a gusto. Es un producto que va como una berlina más, con una insonorización envidiable y un aplomo que pondría en aprietos a más de un sedán. No exagero. El impulsor y la caja sacan sus mejores colores, haciendo que el mil seis viaje en séptima marcha a 2.000 rpm, moviéndose a unos 110 km/h, y logrando un consumo por debajo de los 7 litros cada 100.

Equipamiento

El nivel Urban Plus que probamos es el más equipado dentro del GLA 200 en nuestro país. Cuenta con una completa dotación de equipamiento, y entre sus ítems más destacados están: pack eléctrico (levantavidrios, espejos y bloqueo), espejos retrovisores exteriores calefactados, conexión automática de las luces de cruce con luz de marcha automática, faros bi-Xenón con regulación dinámica del alcance de las luces y luces diurnas integradas, luz de estacionamiento, luz de posición e intermitentes en técnica LED, equipo lavafaros y faros traseros  LED, cuadro de instrumentos con display multifunción, columna de dirección con ajuste en altura y posición longitudinal, volante multifunción en napa, respaldos traseros abatibles en relación 60:40, asiento del acompañante rebatible, función de parada y arranque ECO, dirección paramétrica con servoasistencia variable en función de la velocidad, tren de rodaje de confort, audio 20 CD Radio con sintonizador doble, display en color de 5,8", unidad de CD compatible con MP3/WMA/AAC, interfaz USB y Bluetooth con función manos libres con streaming de audio para música, cámara de retroceso, barras longitudinales de techo en aluminio, asientos deportivos con tapizado de símil de cuero ARTICO y llantas de aleación de 18 pulgadas sobre neumáticos 235/50 R18, levas de cambio y sistema TEMPOMAT (control de velocidad crucero), techo corredizo panorámico eléctrico y climatizador automático THERMOTRONIC con dos zonas.


Si bien es un equipo bastante completo, si consideramos que estamos ante un producto de casi U$S 70.000 hay un par de faltantes mínimos de equipamiento que deberían ser de serie, como butacas eléctricas, faros antinieblas delanteros, espejo con anti-encandilamiento automático, retrovisores plegables eléctricamente, sistema Keyless, o sensor de estacionamiento, que si bien hay cámara de retroceso, no le vendría mal tampoco producto de la comprometida visibilidad posterior.

Gran parte de estos faltantes se soluciona yendo a la lista de opcionales, pero obviamente, se hace pagando extra. Al final de la nota en el listado de equipamientos tienen los ítems que Mercedes-Benz está ofreciendo para el nivel Urban Plus.

Seguridad

Todos los GLA vienen equipados hasta los dientes en materia de seguridad, una de las mejores costumbres de cada producto Mercedes-Benz. De serie cuentan con: siete airbags, frenos (ABS), control de tracción (ASR), sistema ATTENTION ASSIST para detectar síntomas típicos de fatiga y advertencia al conductor del riesgo de sufrir microsueños, Extended Traction Control, bloqueo electrónico del diferencial, control de estabilidad (ESP), ADAPTIVE BRAKE con función HOLD, función frenos secos al conducir bajo la lluvia y ayuda al arranque en pendientes, faros antiniebla traseros, freno de estacionamiento eléctrico, advertencia del desgaste de las pastillas de freno, servofreno de emergencia BAS con detección automática de situaciones de frenado de emergencia, y asistencia para aplicar la fuerza máxima de frenado, monitoreo de presión de los neumáticos, y anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles.


Un GLA 200 Urban fue sometido a las pruebas de choque de EuroNCAP (ver pruebas). A modo de referencia, obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas, con 96% de protección para adultos, 88% para niños, 67% para peatones y 70% para asistencias a la seguridad, con dos "Advanced Awards" por ofrecer en opción el sistema PRE-SAFE y de serie el COLLISION PREVENTION ASSIST.

Este sistema alerta mediante testigos luminosos en el tablero y sonoros, cuando nos estamos acercando a otro vehículo que está quieto o se mueve a menor velocidad, al tiempo que optimiza la potencia de frenado para evitar un impacto.


Los frenos cuentan con discos autoventilados adelante y con discos sólidos atrás. Su funcionamiento es más que satisfactorio, y detiene al GLA en linea recta siempre. También como decía, cuentan con ADAPTIVE BRAKE una función de secado de los discos en días de lluvia, aproxima las pastillas a los discos de freno en cuanto el conductor levanta el pie del acelerador. De ese modo disminuye el tiempo de respuesta de los frenos.

Los controles de estabilidad y tracción no son completamente desconectables, aunque en la pantalla del instrumental te haga creer que sí, otro truco alemán. Cada maniobra en la que la cola quiera superar a la trompa del GLA, se verá interrumpida por estos sistemas con una brusquedad que te recuerda que estás al volante de un auto cuya marca es responsable de patentar el ESP junto a Bosch. En otras palabras: intentar ir en contra de Mercedes-Benz y su electrónica pro-seguridad, es una batalla perdida.

Precio, garantía y competidores

El GLA 200 Urban Plus 7G-DCT probado tiene un precio en Uruguay de U$S 69.990 y su garantía es de 2 años sin límite de kilometraje. Es el modelo "del medio" de la gama, y por debajo encontramos otros dos GLA 200 Urban, pero sin techo solar, ni climatizador automático bi-zona, con caja manual, a U$S 59.990 y automática a U$S 64.990. 


Por encima de todos los 200, está el GLA 250 4MATIC Urban Plus 7G-DCT con el impulsor 2.0 turbo de 211 cv y tracción integral, a un precio de U$S 79.990, que al modelo probado le suma asiento del conductor de ajuste eléctrico con función de memoria incluyendo retrovisor exterior con posición de aparcamiento, apoyo lumbar con cuatro vías para conductor y acompañante, paquete de alumbrado y visibilidad (iluminación de ambiental y exterior), asientos delanteros deportivos, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, y tren de rodaje de confort para todo terreno.

Rivales directos del GLA hay solo dos, los Audi Q3 y BMW X1. El primero no tiene un rival parejo para el producto de Mercedes, pero por cercanía en precio en su versión 2.0 TFSI quattro S tronic a U$S 77.490 es la más similar. Es cierto, cuenta con tracción integral y un motor de 2.0 litros y 211 cv. Audi además ofrece un nivel 1.4 TFSI con tracción delantera, 150 cv, y caja automática S tronic de siete marchas y doble embrague, a U$S 59.490.


En el caso del BMW X1, al tener una gama bastante más amplia que el Q3, encontramos a la variante sDrive 18i 2.0 Sport Line Steptronic con un 2.0 turbo de 150 cv, caja automática de seis velocidades, aunque no doble embrague y por un valor de U$S 71.900.

Las garantías de Audi y BMW son de 3 años o 90.000 km en caso de la marca de Ingolstadt, mientras que la de Baviera ofrece a sus clientes 2 años sin límite de kilometraje, es decir, lo mismo que el producto de Mercedes-Benz hoy probado.

Conclusión

Llamarle SUV tradicional al GLA, al menos en este 200 con tracción simple, es cargarle tintas sobre un concepto que no es tal. Mercedes-Benz decidió en lugar de hacer un "mini-GLK", hacer una versión más enfocada a lo que los clientes están demandando, y eso son los crossovers, aspecto de sport utility, andar de berlina, cosa que el GLA cumple a rajatablas.

Sin embargo, el producto no se queda solo en esos dos aspectos. Se destaca por un esquema de suspensiones inmejorable, un despeje que si bien no es para aplaudir, nos permite sobrevivir a la jungla urbana, un espacio interior es generoso -exceptuando el ancho de la quinta plaza-, mientras que el equipamiento de confort y seguridad, así como el conjunto motor/caja, son para pararse y aplaudirlos de pie.


Es cierto, el nivel Urban Plus probado no es nada barato. Es más, está por encima de sus dos rivales. Sin embargo, las versiones Urban "a secas" son una verdadera oferta frente a los SUVs de marcas tradicionales como ser Volkswagen, Ford, Toyota, Honda o Subaru. Por valores cercanos a los de esos productos ya se puede estar escalando a un Mercedes-Benz, y eso para muchos, no es poca cosa.

Por eso, el GLA puede ser una compra muy racional se mira hacia abajo del mercado, pero una no tanto si se pone la vista para el lado opuesto, parándolo junto a sus rivales germanos. La magia está en encontrar los equilibrios, y este producto, de eso sabe mucho.


A favor
  • Diseño
  • Equipamiento de confort y seguridad
  • Equilibrio de suspensiones
  • Conjunto motor y caja
  • Espacio interior

En contra
  • Visibilidad posterior reducida
  • Carece de neumático de auxilio
  • Plaza central trasera justa
  • Capacidades off-road algo limitadas





FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.598
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,3:1
Diámetro x carrera (mm): 83 x 73,7
Inyección: directa multipunto y con turbocompresor
Potencia máxima (cv/rpm) 156/5.300
Torque máximo (Nm/rpm) 250/1.250-4.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades automática secuencial de siete relaciones y doble embrague 7G-DCT
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable
FRENOS
Delanteros: de discos autoventilados
Traseros: de discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente, tipo McPherson de montante telescópico y brazo oscilante transversal
Trasera: independiente, tipo multilink con brazo transversal y longitudinal
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 235/50 R18
Rueda auxiliar: N/D
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 215
Aceleración 0/100 km/h (s) 8,1
Consumo (l/100km) Urbano: 7,3 - Carretera: 4,8 - Mixto: 5,7
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 481
Peso en vacío (kg) 1.435
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.417
Ancho total (mm) 1.804
Alto total (mm) 1.494
Distancia entre ejes (mm) 2.699
Capacidad del tanque de combustible (l) 50 (más 6 de reserva)

Galería: Mercedes-Benz GLA 200 Urban Plus 7G-DCT Créditos: AutoblogBR1 | Photography 


EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Barras longitudinales de techo en aluminio
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Faro anti niebla trasero
Faros bi-Xenón con regulación dinámica del alcance de las luces
Luces diurnas LED
Salidas de escape dobles
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros, de cortinas, y de rodillas para conductor
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoya cabezas delanteros y traseros (5)
Bloqueo electrónico del diferencial
Cinturones traseros de 3 puntos con limitador de esfuerzo (3)
Control de estabilidad ESP
Control de tracción ASR
Frenos ABS
Extended Traction Control
Indicador de presión de los neumáticos
Servofreno de emergencia BAS PLUS
Sistema de alerta por cansancio ATTENTION ASSIST
Sistema de regulación electrónica de los frenos ADAPTIVE BRAKE con ayuda al arranque en pendientes y función HOLD
Sistema COLLISION PREVENTION ASSIST
CONFORT
Asientos delanteros regulables en altura
Asiento del acompañante rebatible
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
Climatización automática THERMOTRONIC de dos zonas
Cámara de retroceso
Computadora de a bordo
Conexión automática de las luces de cruce
Comando para pantalla multimedia Controller
Dirección paramétrica con servoasistencia variable en función de la velocidad
Espejos retrovisores externos eléctricos
Función de parada y arranque ECO
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema de un toque
Limpiaparabrisas con sensor de lluvia
Respaldos traseros rebatibles 60:40
Sistema de Audio 20 CD radio con cargador para 6 CD, sintonizador doble, visualizador TFT en color de 5,8" con AM/FM/MP3/WMA/AAC, conexiones USB y Aux-In con visualización de la carátula del CD, interfaz Bluetooth con función manos libres y audio streaming para la transmisión de música, teclado para teléfono.
Tapizados símil cuero ARTICO
TEMPOMAT (cruise control) con limitación variable de la velocidad SPEEDTRONIC.
Tren de rodaje de confort
Volante en napa regulable en altura y profundidad con comandos de radio y levas para el paso de cambios

OPCIONALES (no presentes en la unidad de prueba)
*Asiento del conductor con memorias - U$S 800
*Asiento del acompañante con memorias - U$S 1.000
*Asientos delanteros calefaccionados - U$S 890
*Ayuda activa para estacionar con PARKTRONIC - U$S 2.050
*Interfaz universal en apoyabrazos delantero para equipos de audio - U$S 790
*Paquete de retrovisores (retrovisor interior y exteriores antideslumbrantes y plegables automáticamente, e iluminación del entorno del vehículo en los retrovisores exteriores) - U$S 850
*Paquete de protección antirrobo (sensor antirremolque y protección del habitáculo) - U$S 1.200
*Portón trasero eléctrico - U$S 1.250
*Sistema PRE-SAFE - U$S 1.000
*Sistema de audio Harman/Kardon Logic 7 surround sound - U$S 2.050
*Radio MB Audio 10 con cargador de 6 CD - U$S 550
*Sistema multimedia COMAND APS con navegación por GPS (disco duro de 80 GB, manual de instrucciones digital, reproductor combinado de DVD/CD/SD, guiado dinámico al destino teniendo en cuenta las informaciones sobre el tráfico de RDS/TMC o Live Traffic Information, navegador para uso de Internet en el vehículo parado y para visualizar las Mercedes-Benz Apps (servicio meteorológico, búsqueda de destinos especiales por medio de Google, incluyendo Google Street View y Panoramio, descarga de rutas por medio de Google, Facebook, noticias), Music Register con 10 GB de memoria para música digitalizada (MP3/WMA/AAC), sistema de mando fónico LINGUATRONIC para audio, teléfono y navegación, visualizador en color TFT de 17,8 centímetros de diagonal y 800 x 400 píxeles) - U$S 6.950

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 69.990. Garantía: 2 años sin límite de kilometraje

COMERCIALIZA:

Autolider S.A. Rambla Baltasar Brum 2986. Tel. 22094444. Web: www.mercedes-benz.com.uy