Prueba: Ford Fusion 2.0 EcoBoost SE Luxury SelectShift (Parte 2)

viernes, 3 de octubre de 2014



El Ford Fusion es una berlina de segmento D, y llega importada a nuestro país desde México.
Pasada la primera parte de la evaluación del Fusion, ahora veremos su comportamiento, equipamiento, y el resumen de la prueba con los puntos a favor y en contra que tiene, además del video. Cerramos el pasaje del buque insignia de Ford por las manos de Autoblog, a continuación.


COMPORTAMIENTO DINÁMICO

En ciudad

Arrancaré el comportamiento urbano del Fusion hablando de las suspensiones. Con esta configuración de neumáticos (235/45 R18), previo a manejarlo se lo podría acusar de pecar de un andar durísimo. Sin embargo, la realidad no es tal. No es blando como podría ser un Toyota Camry (ver contacto), pero es lo suficientemente firme para sentir que los empedrados o las calles en mal estado no es donde el auto se siente más a gusto. Esto no es culpa del auto, sino de la realidad de nuestros caminos.


Los neumáticos copian el estado del camino, aunque no llega a ser algo que comprometa negativamente el andar. Las suspensiones saben filtrar en buena medida lo que transmite el perfil 45 de los Michelin, y el resultado es un comportamiento firme, pero sin tener golpes secos ante pozos o cortes de la calzada.

La dirección es una gran aliada para mover los casi 5 metros de largo y 2 de ancho del Fusion. Su asistencia eléctrica es perfecta, y jamás se la nota sobreasistida. Sin embargo, el radio de giro es algo acotado, y hacer un cambio de frente en una calle puede demandar un par de maniobras extra.


En la ciudad el EcoBoost se manifiesta como un impulsor perfecto para lidiar con los embotellamientos. ¿Por qué? Porque se puede salir muy rápido de ellos cuando tengas la chance. Es ágil, y en el uso diario te hace olvidar que estás manejando una berlina de segmento D. Eso sí, hasta que tenés que pasar por alguna calle angosta o si precisás estacionarlo.

En ruta

Pasar de la ciudad a la ruta en un Fusion es como tener a un purasangre encerrado en la caballeriza y largarlo a la pradera. Bueno, más precisamente soltar 240 equinos. Esto no sorprende, ya que su concepción es la de una berlina craneada específicamente para cubrir largas distancias en el menor tiempo posible y de la manera más confortable posible. Y esto lo cumple con creces.


Es muy estable a altas velocidades, y el propulsor trabaja a las mil maravillas con la caja automática SelectShift. Por ejemplo, seteando en una velocidad crucero, digamos, 110 km/h, el EcoBoost viaja en ruta a unas 2.000 rpm en sexta, y consiguiendo un consumo que oscila entre los 8 y 8,5 litros cada 100 km.

Los sobrepasos son casi un chiste. Al pisar a fondo el acelerador, la transmisión pasa al modo kick-down, rebaja incluso hasta tercera sola -el tacómetro corre como Usain Bolt hasta las 5.000 vueltas-, y cuando te querés acordar, ese Scania de 18 ruedas parece un camioncito Tonka en el retrovisor.


Si tenemos que hablar del comportamiento ante curvas, como todo tracción delantera con más de 200 cv, el par motor se hace sentir al volante, aunque no llega a manifestar grandes subvirancias. Eso sí, tanto el control de tracción como control vectorial del torque, logran controlar todo de manera impecable, transmitiendo confianza, y avisándote en el tablero con un testigo luminoso de que están trabajando a destajo.

En materia de suspensiones recurre a un esquema independiente McPherson con barra estabilizadora en el eje delantero, en tanto que el trasero se vale de un esquema independiente multilink.


TRANSMISIÓN

La caja SelectShift, automática de sexta, al igual que el motor EcoBoost, también presenta un comportamiento sobresaliente. Responde a las órdenes sin demoras y, en modo "Sport", el conductor siente que realmente tiene un poco más de control sobre la transmisión, aunque sigue siendo la ingeniería de Ford la que marque el ritmo, ya que pisando a fondo, no permite llegar a la zona roja del tacómetro para preservar la vida útil del conjunto, y pasa al siguiente cambio sola.


Al igual que la mecánica, la caja cuenta con un desempeño que invita al manejo deportivo, y aquellos que busquen sentirse un poco pilotos, detrás del volante cuenta con dos levas para el paso de cambios. A diferencia de otras cajas de este tipo, en el Fusion no se puede hacer el cambio "manual" desde el selector, solo desde las levas. Lo curioso es que se las puede usar tanto en modo "D" como "S", siendo en la segunda un poco más permisiva que en la primera, ya que en "Drive" no permite trabajar las marchas a la velocidad que uno quiera, sino a las que el motor y la caja lo admitan.

EQUIPAMIENTO

Por el momento se comercializa al Fusion en un solo nivel de equipamiento denominado SE Luxury, que es bastante completo para ser honesto. Entre los ítems más destacados aparecen: faros antiniebla delanteros, pack eléctrico (espejos, bloqueo y levantavidrios), espejos retrovisores con punto ciego, encendido automático de luces, climatizador automático bi-zona con salidas de aire para las plazas traseras, asiento del conductor eléctrico con diez posiciones, tres memorias, y soporte lumbar eléctrico, asiento del pasajero eléctrico de dos posiciones, asientos delanteros calefaccionados, tapizados en cuero, asiento trasero rebatible 60:40, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, sistema multimedia MyFord Touch con Sync, pantalla LCD de 8", dos pantallas LCD a color 4.2" en el instrumental, sistema de audio AM/FMCD/MP3/SD/2USB/RCA, sistema MyKey, cámara de retroceso, y llantas de aluminio de 18" sobre neumáticos 235/45 R18, entre otros.


Sin embargo, al hablar de un producto que orilla los 50 mil dólares, el producto de Ford cuenta con algunas lagunas mínimas, pero lagunas al fin. Por ejemplo, carece de ópticas delanteras con Xenón, techo solar eléctrico, encendido sin llave, faros antiniebla traseros, sensores de lluvia y luces, y los más importantes, de estacionamiento. Para un auto de estas dimensiones son imprescindibles, y pese a que muchos podrán asistirse de la cámara de retroceso que sí lleva, igual no es suficiente. Producto de una línea de cintura muy alta, la visibilidad en general, y especialmente hacia los 3/4 traseros, no es de las mejores.

SEGURIDAD

El Fusion se lleva varios aplausos por su seguridad disponible, contando con ocho airbags (frontales, laterales, de cortina y dos de rodilla), cinturones de seguridad de tres puntos y apoyacabezas en todas las plazas, frenos ABS con EBD y EBA, sistema de monitoreo de presión de neumáticos, anclajes LATCH y TopTether para asientos infantiles, sistema para asistencia en pendientes Hill Start Assist, control de estabilidad AdvanceTrac, Torque Vectoring Control, luces de frenado de emergencia (EBL).

Pero las buenas notas no terminan ahí. El Insurance Institute for Highway Safety (o IIHS), organismo gubernamental de los Estados Unidos encargado de evaluar la seguridad de los vehículos que se venden allí, le otorgó al Fusion un puntaje de "bueno" en las pruebas de impacto frontal, lateral, de apoyacabezas y asientos -ante choques traseros-, además de la de resistencia de la estructura del techo (ver pruebas). Sin embargo, en el impacto solapado obtuvo un "aceptable" (ver video). De todas formas, obtuvo el premio "Top Safety Pìck 2014".


Los frenos son de discos ventilados adelante y de discos sólidos atrás, y cuentan con un funcionamiento impecable. Se detiene siempre en linea recta y con un pedal generoso que permite pararse con el pie derecho con confianza ante una frenada de emergencia. 

Los controles de tracción y estabilidad en tanto, sufren de lo mismo que vimos en el Fiesta Kinetic el año pasado (ver prueba). Si bien en el tablero figura un testigo que dice "desconectado", en la práctica jamás lo hace y simplemente es un poco más permisivo. Así es la seguridad entendida por los norteamericanos: tiene que ser a prueba de tontos.

PRECIO, GARANTÍA Y COMPETIDORES

El Fusion hoy se encuentra disponible en Uruguay a un precio de U$S 47.900, y con una garantía de 2 años o 50.000 km. Si nos ponemos a buscar autos del segmento D a este precio, no los vamos a encontrar tan fácilmente, aunque sí aparecerán algunos del C a ese valor, e incluso un poco más.

Es por este motivo que el Ford tiene -por lejos- una de las relaciones precio/producto más jugosas del mercado, ya que casi por el precio de un compacto, te estás llevando un mediano bien equipado, y con 240 burros debajo del capot. El beneficio de estar fabricado en México -y no cargar con aranceles de importación- definitivamente es uno de los ases en la manga del Fusion.


Rivales claros tiene cinco, aunque de ellos cuatro están hoy en pleno período ventana de renovación, mientras que el otro está cerca de comenzar la jubilación. Los primeros son los Peugeot 508 1.6 16v THP BVA (U$S 50.900) y Hyundai Sonata 2.4 GLS A/T (U$S 65.900), mientras que el tercero es el Citroën C5 SX 1.6 16v THP BVA (U$S 51.900). El producto del león acaba de ser renovado en Europa y llegará acá en 2015 (ver nota), el de Hyundai sufre de lo mismo en Corea del Sur, y llegará aquí antes de fin de año (ver nota), mientras que el Citroën, es muy posible que se renueve en 2015.

Volkswagen comenzó a importar hace unas semanas atrás al Passat de séptima generación en partidas limitadas. La única versión que llega a Uruguay es la 2.0 TSI DSG Luxury a U$S 50.900. Al igual que los tres anteriores mencionados, el producto alemán también ya tramitó la jubilación, ya que en el Salón de París que abre sus puertas esta semana, se está presentando el Passat de octava generación.



Es por ello que el único competidor actual que goza de "buena salud" es el Honda Accord 2.4 EX A/T, que se comercializa con un precio de U$S 59.900, pero con menos equipo y potencia que el Fusion, aunque sí con una garantía más acorde a este rango de precios, 3 años o 100.000 km.

También otros rivales del Fusion pueden ser productos de origen alemán, como el BMW Serie 3, Mercedes-Benz Clase C, o Audi A4, pero solo uno de ellos, este último, tiene tracción delantera como el Ford, mientras que los otros cuentan con trasera. El problema radica en que un Audi similar en potencia y prestaciones al Ford cuesta U$S 83.990, el A4 2.0 TFSI Confort S tronic quattro, que tiene tracción integral. O sea, por precio queda demasiado arriba del Fusion y muy lejos como rival también en ese sentido.

A favor
Diseño
Comportamiento dinámico
Equipamiento de seguridad y confort
Habitabilidad
                Mecánica y prestaciones
                Relación precio/potencia/equipamiento/tamaño
En contra
Gama reducida a una sola versión
Visibilidad general limitada
Ausencia de sensores de estacionamiento
Neumático de auxilio temporario
Video: Ford Fusion 2.0 EcoBoost SE Luxury SelectShift

FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cm3) 1.999
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 9,3:1
Diámetro x carrera (mm): 87,3 x 83
Inyección: directa con válvulas de apertura variable, intercoolery turbo de geometría variable
Potencia máxima (cv/rpm) 240/5.500
Torque máximo (Nm/rpm) 366/3.000
TRANSMISIÓN
Caja automática secuencial de seis relaciones
DIRECCIÓN
Dirección asistida eléctricamente EPAS)
FRENOS
Delanteros: De discos ventilados
Traseros: De discos sólidos
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: Independiente McPherson con barra estabilizadora
Trasera: Eje de brazos múltiples con barra estabilizadora
NEUMATICOS
Dimensiones: 235/45 R18
Rueda auxiliar: T125/80 R16
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) N/D
Aceleración 0/100 km/h (s) N/D
Consumo (l/100km) Urbano: 10,6 - Carretera: 7,1 - Mixto: 9
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 458
Peso en vacío (kg) 1.599
Peso en orden de marcha (kg) N/D
Largo total (mm) 4.869
Ancho total (mm) 1.851
Alto total (mm) 1.475
Distancia entre ejes (mm) 2.849
Capacidad del tanque de combustible (l) 62


EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Faros antiniebla delanteros
Llantas de aleación de 18 pulgadas
Salida de escape cromada doble
SEGURIDAD
Airbags frontales, laterales delanteros, de rodilla delanteros, y de cortina
Anclajes para sillas infantiles LATCH y TopTether
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente al frenado de emergencia (EBA)
Cinturones de seguridad traseros de tres puntos (3)
Control dinámico de la estabilidad (AdvanceTrac)
Frenos ABS
Función Hill Assist (asistente al arranque en pendientes)
Luces de frenado de emergencia (EBL)
Monitoreo de presión de neumáticos
Repartidor electrónico de frenado (EBD)
Torque Vectoring Control
CONFORT
Asientos del conductor eléctrico con diez posiciones, tres memorias, y soporte lumbar eléctrico
Asiento del pasajero eléctrico de dos posiciones
Asientos delanteros calefaccionados
Cámara de retroceso
Cierre centralizado de puertas y cristales con mando a distancia
Climatizador automático bi-zona
Computadora de a bordo
Conectividad Bluetooth
Control de velocidad crucero
Dirección asistida electromecánica (EPAS)
Encendido automático de luces
Espejos retrovisores externos regulables eléctricamente
Freno de estacionamiento eléctrico
Levantavidrios eléctricos con sistema "one touch"
Respaldo trasero rebatible 1/3-2/3
Sistema multimedia MyFord Touch con Sync2, pantalla LCD de 8" con mandos por voz
Sistema de audio con AM/FMCD/MP3/SD/2USB/RCA
Sistema Ford MyKey
Sistema Keyless Entry Keypad
Tapizados en cuero
Volante multifunción en cuero de tres brazos regulable en altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 47.900. Garantía: 2 años o 50.000 km

COMERCIALIZA:

Multimotors. Río Negro 1020. Tel. 29010034. Web: www.ford.com.uy
Prueba: Ford Fusion 2.0 EcoBoost SE Luxury SelectShift (Parte 1)
Fotos: Autoblog, BR1 | Photography