Casi no quedan sorpresas: Volkswagen muestra otro adelanto del T-Cross

miércoles, 5 de septiembre de 2018



Volkswagen muestra otro adelanto del T-Cross. Ahora con bocetos en lugar del camuflado. Ya no queda nada de sorpresa.
Con un nuevo teaser (ya basta, Volkswagen), la marca alemana vuelve a anticipar a su nuevo SUV para el segmento B, el T-Cross. Se mostrará en el Salón de París 2018 y apenas un mes más tarde, se revelará la variante producida en el Mercosur que recibiremos en Uruguay a comienzos de 2019.

A partir de ahora, T-Cross, junto con T-Roc, Tiguan, Tiguan Allspace y Touareg, integrará la nueva amplia gama de SUV de la marca en Europa. En la región y en nuestro país, el T-Cross llegará hacia fin del año 2018 o comienzos del 2019. El SUV más chico de Volkswagen tendrá en Europa una longitud de 4.107 mm (el regional será más largo, con 4.192 mm) y una altura de 1.558 mm. De esta manera, el T-Cross es más grande que un Polo.

Sin embargo, el T-Cross y el Polo se presentan en el mismo segmento: B. De esta manera: Golf y T-Roc pertenecen al segmento C. T-Cross y Polo se incluyen en la clase inmediatamente inferior, es decir, A0 según Volkswagen, que sería nuestro B). Cabe destacar que Volkswagen repetirá con este modelo la receta ya usada con el up! hace unos años atrás. El modelo europeo tendrá 4.107 milímetros de largo, mientras que la versión que se producirá en la planta de São José dos Pinhais tendrá 4.192 mm. En Europa, la distancia entre ejes de la T-Cross será la misma del Polo (2.565 mm), mientras que en el Mercosur adoptará la batalla del Virtus (2.651 mm).


En Europa el T-Cross estará propulsado por cuatro motores turboalimentados. Los modelos nafteros (TSI) están combinados con un filtro de partículas Otto y ofrecen una potencia de 95, 115 y 150 cv, respectivamente. El modelo turbodiesel para el viejo continente (TDI) tendrá 95 cv. Para el Mercosur, en tanto, se espera que ofrezca las mecánicas ya conocidas de otros modelos de la marca como ser el 1.0 TSI de 128 cv y el 1.4 TSI de 150 cv de potencia, en Brasil con tecnología Flex, además del conocido 1.6 de 110 cv usado en la dupla Polo/Virtus.

En Europa utilizará la plataforma modular transversal MQB-A ya vista en el T-Roc, mientras que en el Mercosur tendrá la MQB-A0 de los Polo/Virtus. Además, en el viejo continente será de serie el asiento trasero se puede desplazar longitudinalmente para adaptarlo a la situación, ampliando el espacio para las piernas o la capacidad de baúl (de 385 a 455 litros). Una flexibilidad adicional se consigue con el respaldo abatible en el asiento del acompañante.


Es demasiado temprano para mostrar todos los nuevos detalles técnicos en el interior, pero se sabe que en Europa el T-Cross vendrá opcionalmente con un puesto de conducción digital con una pantalla táctil de infotainment de ocho pulgadas y el VW Digital Cockpit (cuadro de instrumentos digital) similar, por no decir idéntico, al visto en los Polo/Virtus. También podrá contar con un panel de tablero en colores personalizables. Esto es algo que sí se verá también en la versión Mercosur.

En relación al equipamiento de seguridad de serie: el sistema de vigilancia «Front Assist» y el sistema de aviso de salida del carril, sensor de ángulo muerto con asistente de salida del estacionamiento, sistema de detección de peatones, protección proactiva de los ocupantes, entre otros. Habrá que esperar si algo de todo esto lo tendremos en el Mercosur cuando comience la producción del T-Cross a nivel regional. Sabremos más en los próximos meses.




Video: Volkswagen T-Cross