Prueba: Toyota Etios Sedán 1.5 XLS M/T

viernes, 6 de julio de 2018



Con la excusa de su última actualización estética y de equipamientos, probamos al Toyota Etios Sedán XLS M/T.
Probamos durante cinco días y más de 780 kilómetros a la variante Sedán del Toyota Etios. Nos subimos al nivel más equipado de la gama, denominado XLS, y equipado con el motor 1.5 litros de 103 cv de potencia y transmisión manual de seis relaciones. La evaluación completa, a continuación.

El Etios es un producto de segmento B desarrollado en India para algunos "mercados emergentes", que comenzó a producirse en el Mercosur en el año 2012 en la planta brasileña de Sorocaba, San Pablo (ver nota), en dos carrocerías, cuatro y cinco puertas. Era la respuesta de Toyota en aquellas regiones en las que el Yaris no se podía comercializar por motivos de rentabilidad.

A nuestro país llegó casi que de sorpresa en setiembre de 2014 (ver lanzamiento) con una sola versión denominada XLS y carrocería Hatch, con el único impulsor que Toyota exportaba fuera de Brasil, un 1.5 16v de 90 cv. En aquel momento, la marca hizo un lanzamiento en Punta del Este (ver apuntes del lanzamiento) y a su vez, la prensa tuvo una breve prueba de manejo con el modelo (ver contacto).


La presencia del Etios a nivel local se desdibujó en los años siguientes. Pese a que se sumó una variante más accesible llamada XS (ver lanzamiento) en 2015, el producto no tuvo continuidad en su carrocería Hatch, ofreciéndose durante 2016 y 2017 solo en carrocería Sedán, nivel de equipamiento X (entrada de gama) y más que nada, para ser utilizado como taxi.

En 2018, y tras una serie de mejoras que fueron explicadas en el adelanto de esta evaluación (ver nota), el Etios está retornando al mercado uruguayo, pero ahora con una intención más clara de ser el modelo más popular de Toyota, algo que siempre quiso ser y poco pudo. La segunda llegada de este producto se produjo en mayo pasado con carrocería Sedán y tres opciones de equipamiento (ver lanzamiento).


Si bien más adelante retornará el Etios Hatch, por ahora la gama se articula de la siguiente manera: X M/T (U$S 18.990), XLS M/T (U$S 21.990), y XLS A/T (U$S 22.990). Todos están equipados con la misma motorización, un 1.5 de 103 cv de potencia con transmisión manual de seis relaciones (X y XLS M/T) o automática de cuatro (XLS A/T). En todos los casos la garantía es de 3 años o 100.000 km (extensible a 4 años o 120.000 km).

Autoblog pudo tomar contacto una vez más con el Etios, en este caso con el nivel intermedio de la gama, el XLS con transmisión manual de sexta, durante cinco días y por más de 780 kilómetros. Ahora la evaluación completa del sedán más accesible de Toyota a nivel regional, se transcribirá a continuación.


Exterior

Lo voy a decir de una sola vez: el Etios siempre tuvo un diseño poco agraciado. O mejor dicho, sin muchos esfuerzos de ser bonito. Sobre todo en esta versión Sedán (el Hatch tiene algunos ángulos que me cuesta menos defender). No es un producto que entre por los ojos, sino por el hemisferio izquierdo del cerebro, mientras que el Etios se encarga de poner en "mute" al derecho con sus líneas racionales y aburridas.

No llegaría a denominarlo "feo", porque es un concepto bastante propio de una canción de "Cacho Bochinche". Pero Toyota podría haber realizado un diseño más logrado para este producto. Eso sí, sería traicionar a su génesis. El Etios se dice a sí mismo ser un producto pensado para mercados emergentes, y eso se puede ver en ahorros de materiales como ser que en lugar de dos escobillas adelante, tiene una bien generosa, o paneles de carrocería lisos y sin nervaduras, que son más baratos de producir en el estampado.


Pero para esta edición MY2018, el Etios quiso tener un estilo más atractivo, mediante el uso de una nueva imagen frontal que incorpora un paragolpes rediseñado, ópticas con máscara negra y una parrilla que aumentó en tamaño. Ahora luce algo más agraciado. Al menos en este ángulo y en esta versión XLS. El X, en tanto, al lucir más "accesible", no destaca mucho en la calle.

El lateral ahora lleva faldones en la parte baja de las puertas mientras que las llantas de aleación del nivel XLS están diamantadas, logrando un estilo un poco más elegante y menos low-cost. Son de 15 pulgadas y en la unidad probada iban montadas sobre neumáticos Bridgestone Turanza ER300 en una medida más que lógica para nuestras calles y caminos: 185/60 R15. El Etios X lleva unos 175/65 R14 con llantas de acero estampado y tazas plásticas.


El sector trasero es el que menos personalidad tiene y más detractores acumula. Las ópticas verticales y un baúl con mucha chapa lisa le quita atractivo a un diseño que ya de por sí es bastante insulso. Pero como veremos en el apartado del "interior", como recompensa tendrá el mayor espacio de cargas de los sedanes de segmento B e incluso superando a muchos del C.

En términos de cotas, el Etios Sedán se mete de lleno en el segmento B, con dimensiones similares a las de sus rivales directos. Mide 4.369 mm de largo, 1.695 mm de ancho y 1.510 mm de altura. La distancia entre ejes cuenta con 2.550 milímetros.


Interior

Si bien no me considero el mayor detractor del estilo exterior del Etios -tampoco me enloquece, vamos-, por dentro ya no puedo sostener tanto ese argumento. Si bien encontramos un interior de una calidad bastante aceptable para ser Mercosur, con plásticos duros y rústicos, todos tienen un aspecto de soportar con robustez el paso de los años. No es un interior feo. Pero tampoco es lindo. Solo es extraño. Como si lo hubieran ideado varios diseñadores de diferentes continentes y épocas y el resultado haya sido un collage de estilos.

La posición de manejo, en tanto, es correcta, pero algo limitada en lo que a regulaciones respecta. La butaca se puede acomodar con holgura a lo largo y alto, mientras que el volante solo lo hace hacia arriba -poco recorrido- o abajo, pero no en alcance. De todas formas se puede manejar de forma cómoda, considerando que algunos rivales no permiten la regulación en altura. A su vez, la visibilidad es destacada hacia el frente y los laterales. Las butacas son blandas, bastante planas, y no ofrecen mucha sujeción lateral.


Algo que siempre me pareció un punto mal resuelto del Etios es el instrumental. Estamos ante una solución para un auto accesible, así en otros mercados se puede poner el volante de un lado u otro sin gastar mucho dinero, pero en la práctica es muy incómodo de ver y propenso a los reflejos de la luz del día. Desde hace unos años pasó a ser 100% digital, con una pantalla Toyota Smart Screen TFT de 4,2 pulgadas a color con computadora de a bordo y función Eco Wallet, que calcula el gasto de combustible en pesos. Además cuenta con un medidor de temperatura del líquido refrigerante. Bien.

Las salidas del aire acondicionado son muy generosas en tamaño e invaden la consola central de forma vertical, mientras que el equipo funciona muy bien, enfriando al instante. Más arriba de los mandos del aire está el sistema multimedia Toyota Play con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/SD/HDMI/Bluetooth/conexión para smartphones (aunque no Apple CarPlay ni Android Auto), además de comandos al volante, que dicho sea de paso, toma prestado del Corolla (ver lanzamiento) y que está forrado en cuero para esta versión XLS. La operación del sistema es fácil y sin muchas complicaciones al tener funciones bastante simples.


El gran encanto del Etios no viene por lo estético, como ya dije. Su secreto mejor guardado está en la luminosidad del interior, así como también en su amplitud. Este Toyota está pensado para quienes buscan un auto chico pero sin sacrificar que su habitáculo sea espacioso y por sobre todo, muy habitable. Y en eso este producto cumple de maravillas de formas que pocos rivales pueden sacar chapa.

Está entre los más amplios y mejor aprovechados del segmento de sedanes chicos. Dos adultos de hasta 1,80 metros viajarán sobrados a lo largo y ancho, mientras que a lo alto la elegante caída que tiene el techo por fuera, roba algunos centímetros de espacio para las cabezas. De todas formas no se llega a viajar muy apretado en esta cota. Tanto el respaldo como el asiento no son más firmes en esa plaza, la distancia de la cabeza al techo es la justa, y a diferencia de otros rivales no hay un falso túnel de transmisión que moleste a los pies de quien viaje en el medio. Así que tres adultos pueden ir bien.


En relación al baúl, si bien por fuera ese remate trasero es complicado de digerir, por dentro recompensa con el mayor espacio de cargas del segmento B, e incluso superando a su hermano mayor, el Corolla (470 litros). El Etios Sedán cuenta con 562 litros de capacidad, que es una bestialidad. En caso de no alcanzar (cosa que dudo), se puede abatir el respaldo trasero, aunque de forma enteriza. Por el precio ya debería ser un 60:40 bipartido. De todas formas, sigue siendo un espacio más que generoso y suficiente para cualquier usuario.

Por debajo de la alfombra del baúl está el neumático de auxilio, que gracias a que Toyota es de esas marcas que sí piensa en los consumidores de esta parte del planeta donde los caminos están detonados, es del mismo tamaño y marca que las cuatro externas, es decir, un Bridgestone Turanza ER300 185/60 R15, con una llanta de acero estampado, algo que es un ítem poco importante. Lo que importa es que sea igual a las titulares.


Motor y transmisión

Como en tantos otros aspectos del Etios, a nivel mecánico la marca decidió emprender un camino firme y seguro, eligiendo una motorización simple, robusta y carente de cualquier agregado "moderno" como ser un turbocompresor o inyección directa. En este caso los japoneses son unos adoctrinados del concepto "si no está roto, no lo arregles". Y un Toyota, como sabrán, es muy raro que se rompa. Por ejemplo, el sistema de distribución es por cadena, con tensores hidráulicos, sin correas que necesiten recambios periódicos (y costosos).

Pero yendo a los fierros, a nivel mecánico se vale del ya conocido impulsor de previas ediciones del Etios, denominado 2NR-FE. Tiene 1.496 cc de cilindrada, cuatro cilindros, doble árbol de levas a la cabeza, 16 válvulas e inyección electrónica multipunto, pero ahora a diferencia de las versiones anteriores, además incorpora distribución variable para admisión y escape, denominada por Toyota como Dual VVT-i.


Produce 103 cv de potencia a las 6.000 rpm, y un par máximo de 137 Nm a las 4.200 vueltas. Puede ir asociado a una transmisión manual de seis relaciones (X y XLS como la evaluada) o una automática de cuatro (XLS). Se trata de un propulsor ágil y elástico en su respuesta en baja, ideal para circular en el tránsito diario, bastante silencioso en el ralentí, y un poco rumoroso recién por encima de las 4.500 vueltas. En ruta viaja muy relajado, como consecuencia de una caja de cambios que no le quita agilidad, pero tampoco le imprime un comportamiento enroscado por el contrario.

Ya que menciono a la transmisión, es una de las "joyas ocultas" del Toyota Etios. Es una clásica transmisión de marca japonesa. Es decir, con marchas cortas en las primeras tres relaciones y otras tres más largas que son las encargadas de sacarle al 1.5 lo mejor de sí en baja, con un poco más de brío que en otros rivales directos de similar relación peso/potencia. Además, como buen producto nipón (aunque se produce en Brasil), el selector tiene un tacto muy agradable, con marchas precisas, metálicas y sin gomosidades.


Este es uno de los puntos más convincentes del auto, el matrimonio entre este impulsor y esta transmisión. Aquellos que gusten del manejo de un producto con una buena caja manual, deberían salir a probar a este producto. Si bien no es un conjunto nuevo, porque el motor ya es conocido y esta caja es la misma que llevan los Corolla más accesibles, en este Etios Sedán también presenta un combo bastante destacado por su eficiencia y agilidad de uso.

Toyota no declara prestaciones de aceleración de 0 a 100 km/h, así como tampoco de velocidad máxima o consumos. De estos últimos si bien no hay registros oficiales, conseguí números bastante buenos para esta cilindrada y potencia, en especial en carretera. Logré como mejores registros un promedio de 8,4 l/100 km en ciudad, 5,3 l/100 km en ruta, y 6,8 litros cada 100 km, en el ciclo mixto. El depósito de combustible cuenta con una capacidad de 45 litros, mientras que el Etios Sedán 1.5 XLS M/T pesa en orden de marcha 1.019 kg.


Comportamiento dinámico

Para desarrollar al Etios, Toyota tuvo que aceptar que de este lado del mapa tenemos unos caminos y rutas que no son suaves como una caricia maternal. Con eso en mente, este producto presenta un esquema de suspensiones que tienden hacia lo blando, pero sin llegar a pecar de serlo demasiado. Digamos que va en un término intermedio, aunque priorizando el confort. El planteo del chasis es un bien sencillo: independiente tipo McPherson con barra estabilizadora adelante, en tanto que atrás se vale de un esquema con barra de torsión con barra estabilizadora.

En el uso urbano se lo percibe como un producto bastante bien adaptado a las calles que tenemos, por ejemplo, en Montevideo. Es muy cómodo de usar y su chasis filtra bien problemas como pozos, vías férreas o empedrados, asistido por un correcto despeje al suelo también, aunque no exagerado como otros productos Mercosur, hay que decirlo. También se percibe que ambos trenes están preparados para los peores maltratos en términos de uso. Se lo siente sólido y no aparecen grillos estructurales ni golpeteos desagradables de las suspensiones ante caminos en mal estado.


La dirección en tanto, con asistencia eléctrica es muy amigable para el uso en el ámbito urbano, presentándose cómoda en las maniobras de estacionamiento y siendo bastante directa cuando tomamos una curva veloz. A su vez, la visibilidad general de esta carrocería es muy buena y esta carrocería tricuerpo no tiene puntos ciegos, ya que los pilares A no son tan gruesos y las superficies acristaladas son todas muy generosas en dimensiones.

El impulsor, como ya dije, tiene una respuesta bastante enérgica en baja, donde muestra todo su potencial. Esa agilidad también se corresponde con un relacionamiento corto de la transmisión de sexta que sabe aprovechar al máximo al mil quinientos. Es un matrimonio que como ya dije, es uno de los puntos más fuertes que tiene este Toyota por sobre sus rivales directos.


Esta caja permite trabajar a gusto al 1.5, que si bien trepa en vueltas de forma bastante rápida, es "amansado" por la transmisión una vez alcanzado un ritmo parejo, especialmente al compás de nuestro tránsito, que en el 90% de los casos es a marcha camión. Es así que a 70 km/h el motor trabaja a 1.800 rpm en 5ª, mientras que si pasamos a 6ª, el régimen baja hasta las 1.600 rpm.

Al salir a la ruta, la historia se repite y el Etios aprueba con muy buena nota. El 1.5 juega un papel más que correcto, con una suavidad y aplomo que lo deja entre las motorizaciones más nobles del segmento. Cuando la llamamos con el pie derecho a la hora de hacer adelantamientos incluso en cuarta marcha (todavía mejor si bajamos a tercera) y con el pedal de acelerador a fondo, ya permite sobrepasar con seguridad a otros vehículos.


Sin ir más lejos, para pasar de 80 a 110 km/h, en 3ª tarda 6,41 segundos para lograr esa ganancia de velocidad. Ya en las marchas superiores, como es lógico, el tiempo se estira bastante más: 8,45 segundos en 4ª, 9,81 segundos en 5ª y 14,23 segundos en 6ª. Son cifras muy lógicas y más que correctas para el segmento, donde este aspecto casi nunca es el fuerte de estos sedanes chicos.

El impulsor puede trabajar en la ruta un poco más descansado que en ciudad, gracias a una sexta marcha más larga que el resto, y la insonorización del motor a altas velocidades es bastante contenida, además, producto de contar con doble burlete en todas las puertas. A 110 km/h, el Etios viaja en 6ª a 2.500 rpm, que si queremos bajar a 5ª, el uno-cinco trepará hasta las 3.000 rpm a la misma velocidad.


En otro punto que Toyota realizó un excelente trabajo es en dotar al Etios de una robustez estructural bastante elevada. Es un producto que no se queja ante caminos de tierra o minados de pozos, incluso circulando a velocidades poco recomendables para esas situaciones. Ambos ejes se sienten aptos para soportar los peores maltratos durante varios kilómetros. Esas ventajas que los productos regionales tienen sobre los importados, también se pueden notar a medida que se lo va usando.

A su vez los vientos cruzados lo afectan poco y se lo percibe bastante aplomado en línea recta en condiciones normales y a velocidades legales. Por otra parte, cuando queramos encarar tramos de curvas trabadas, la carrocería nos pasará factura de su planteo enfocado hacia el confort. Las inclinaciones pronunciadas y los subvirajes del eje delantero estarán a la orden del día, pero siempre a cambio de reacciones bastante fáciles de corregir gracias al control de estabilidad y tracción que es de serie ahora en todos los Etios.


Equipamiento

El Etios evaluado es el XLS, que de los dos comercializados en Uruguay es el más equipado. Cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos y bloqueo), aire acondicionado, asiento del conductor regulable en altura, dirección electro-asistida (EPS), apertura interna del depósito de combustible y del baúl, panel de instrumentos digital Toyota Smart Screen con pantalla TFT de 4,2 pulgadas, computadora de a bordo con función Eco Wallet, asiento trasero rebatible enterizo, sistema multimedia Toyota Play con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/SD/HDMI/Bluetooth/conexión para smartphones con cuatro parlantes, volante multifunción en cuero regulable en altura, espejos exteriores con luz de giro integrada, faldones laterales, faros antiniebla delanteros, tiradores de puerta en color carrocería, parrilla en negro brillante, ópticas delanteras con máscara negra, moldura trasera cromada y llantas de aleación de 15 pulgadas sobre neumáticos en medida 185/60 R15. La variante XLS A/T adiciona el control de velocidad crucero y un apoyabrazos delantero.


Es una dotación correcta, pero no superior a la de la competencia. Algunos rivales del Etios Sedán 1.5 XLS M/T por el mismo precio y en algunos casos por menos, ofrecen algunos amenities más, como ser: sensores de estacionamiento, cámara de retroceso, control de velocidad crucero, encendido automático de luces, volante con regulación en altura y profundidad, espejo retrovisor interno con anti-encandilamiento automático, climatizador automático, acceso/cierre sin llave, sistema one touch en todos los levantavidrios, bloqueo central en movimiento, central multimedia con GPS o compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, entre otros.


Seguridad

Acá es donde Toyota se despegó un poco de sus rivales más directos. Con el Etios, la marca pasó a ser el primer fabricante del Mercosur en contar con todos sus productos de pasajeros equipados con controles de tracción y estabilidad de serie (salvo en las versiones más básicas de la Hilux en nuestro mercado, que no los lleva de serie). No es un hecho menor y debería ser uno de los argumentos más fuertes de venta para aquellos que busquen un producto con una buena dotación de seguridad a costos lógicos.

Sea el Etios que sea, todos pasan a tener ahora: doble airbag frontal delantero, frenos ABS+EBD, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntas, control de tracción (TRC) y estabilidad (VSC), y asistente de arranque en pendientes (HAC). Esta variante XLS podría ofrecer algunos airbags más, como ser los laterales delanteros, pero en general cumple con una dotación bastante más generosa que muchos rivales directos.


Los frenos son de discos ventilados adelante y de tambores atrás. En  relación a las detenciones de emergencia las realiza en línea recta siempre, además de activar las balizas como medida de seguridad extra. El pedal tiene un recorrido algo largo de más, pero permite dosificar bien la fuerza de frenado con el pie derecho y no manifiesta fatigas prematuras del sistema.

Los controles de estabilidad y tracción (VSC y TRC según Toyota, respectivamente) siempre están conectados por defecto, y pese a que tiene una tecla (a la izquierda del volante, en la consola) para desactivarlos, en la práctica esto nunca sucede. Los sistemas reducen su barrera de acción, pero jamás se desconectan por completo. En el caso del VSC además, cuando entra en acción lo hace con la delicadeza de un boxeador frenando con fuerza a las ruedas que están por perder la trayectoria.


Precio, garantía y competidores

El Etios Sedán probado es el 1.5 XLS M/T, que se comercializa a unos más que lógicos U$S 21.990 y con una garantía de 3 años o 100.000 km, extensible a 4 años o 120.000 km por U$S 440 más IVA, algo que es norma en toda la gama Toyota desde hace varios años y que desde Autoblog siempre aplaudimos.

Por encima y por debajo del evaluado, la gama Etios Sedán se complementa con los 1.5 X M/T (U$S 18.990) y el mismo XLS que probamos, pero con transmisión automática de cuatro relaciones (U$S 22.990). Son valores muy razonables en términos de relación precio/producto, dado que el equipamiento de seguridad es superior al de muchos rivales, cuenta con el baúl más amplio del segmento, el combo mecánico es muy bueno, y además el modelo juega con la ventaja de pertenecer a una marca conocida por su confiabilidad.


La lista de rivales de esta versión XLS del Etios es bastante larga. Tomemos aire y nombremos "sin repetir y sin soplar": Chevrolet Prisma LTZ 1.4 M/T (U$S 20.490), Citroën C-Elysée 1.2 PureTech Feel (U$S 21.490), Citroën C-Elysée 1.2 PureTech Feel Pack (U$S 22.490), Great Wall C30 Intelligent M/T (U$S 18.950), Hyundai HB20S 1.6 Comfort Plus (U$S 19.490), Hyundai HB20S 1.6 Sport (U$S 21.490), Nissan Versa Advance 1.6 M/T (U$S 23.690), Peugeot 301 1.2 PureTech Active (U$S 21.490), Peugeot 301 1.2 PureTech Active Pack (U$S 22.490), Renault Logan Privilège 1.6 (U$S 18.990), Volkswagen Gol Sedán 1.6 Comfortline (U$S 20.390) y Volkswagen Virtus 1.6 Trendline M/T (U$S 21.990).


Aunque no existen otros productos tricuerpo de segmento B, la oferta local de esta parte del mercado está bien nutrida de opciones con potencias similares y características parecidas en términos de equipamientos y dimensiones al modelo de la casa nipona, pero sin el atractivo de un espacio interior generoso y la ventaja de tener un equipamiento de seguridad de serie que supera al de sus rivales, pero a nivel estético para muchos, este aspecto del Etios podría llegar a ser un deal breaker. En lo personal creo que el diseño es un punto flojo del auto. Pero lo compensa por todo lo ya mencionado más arriba.


Conclusión

Como ya dije en el adelanto de esta prueba, Toyota siguió con el Etios un camino inverso al de sus rivales del Mercosur. Es una costumbre en estas tierras es mantener siempre la misma mecánica y realizar pequeños retoques estéticos periódicos. Es una estrategia de la que muchas marchas que producen en este lado del mapa abusaron (y seguirán abusando) porque es más rentable que hacer todo de nuevo.

El Etios, en tanto, se mantuvo sin mayores novedades estéticas desde 2012, incorporando recién en su sexto año de vida, un retoque ligero de frontal y nada más. Pero en todo ese tiempo, hubo evoluciones en la mecánica, el instrumental y la seguridad (anclajes infantiles, más cinturones y más apoyacabezas, además de controles de tracción y estabilidad de serie). Es la clásica receta japonesa de la mejora constante en lugar de hacer pocos cambios drásticos.


Como ya ocurre con otros Toyota, el Etios no es un auto que vaya a despertar emociones ni defensores rabiosos de sus virtudes, porque todos irán a criticar su falta de estilo en materia de diseño. De hecho, a veces parece una interpretación a escala de la filosofía que desde hace años mantiene al Corolla en pie para muchos como la mejor opción racional de su segmento, cosa que ahora se traslada con el Etios al segmento B.

A su vez, las mejoras en seguridad que incorporó ahora, en especial el control de estabilidad, lo hacen ser una propuesta aún más atractiva todavía para aquellos que busquen un producto seguro a precios lógicos. Más si le sumamos que los precios de venta al público no se dispararon por los cielos con la renovación, como sí pasó en algunos de sus rivales directos que por unas pantallas multimedia o llantas más grandes, aprovecharon a "arrancar cabezas" de clientes.


Todos los votos que llevaron a hacer de este sedán chico uno de los más respetados del segmento se ven renovados con la última actualización. Sin embargo, a criterio personal, si bien el Etios no es el más moderno de su categoría ni tampoco el producto que tiene más tecnología, el mejor chasis o la mecánica más moderna y potente. Pero de todas formas creo que es la opción por default para el consumidor racional por debajo de U$S 23.000. Y hay un pequeño detalle que estoy dejando a un lado adrede: además es un Toyota y su confiabilidad como marca, desde hace años es intachable.

Por eso tras convivir con este sedán y finalmente entender por qué es tan vendido en países como Argentina, así como también comprender cuáles son sus armas de conquista, es que llego a una conclusión tan contradictoria como cierta: no será el mejor, ni el más bonito, ni el más potente y mucho menos el más divertido de conducir. Si estás buscando un sedán que sea solo "lindo", opciones van a sobrar por todos lados. Pero si estás buscando un sedán espacioso, cómodo, ágil, económico, confiable y seguro, la respuesta a tus preguntas es un Toyota Etios.


A favor
  • Capacidad del baúl
  • Confort de marcha
  • Conjunto mecánica/transmisión
  • Consumos
  • Equipamientos de seguridad y confort
  • Garantía extensible
  • Habitabilidad general para adultos
  • Relación precio/producto/seguridad
  • Robustez estructural
En contra
  • Diseño poco atractivo
  • Faltantes de equipamiento de confort
  • Instrumental central y de lectura confusa
  • Respaldo trasero enterizo
  • Sin opción de airbags laterales y/o cortina




FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.496
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 12,1:1
Diámetro x carrera (mm): 72,5 x 90,6
Inyección: multipunto con distribución variable de válvulas Dual VVT-i
Potencia máxima (cv/rpm) 103/6.000
Torque máximo (Nm/rpm) 137/4.200
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia eléctrica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: independiente tipo McPherson con barra estabilizadora
Trasera: barra de torsión con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 185/60 R15
Rueda auxiliar: 185/60 R15
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h): N/D
Aceleración 0/100 km/h (s): N/D
Consumo (l/100km): Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l): 562
Peso en vacío (kg): N/D
Peso en orden de marcha (kg): 1.019
Largo total (mm): 4.369
Ancho total (mm): 1.695
Alto total (mm): 1.510
Distancia entre ejes (mm): 2.550
Capacidad del tanque de combustible (l) 45

Galería: Toyota Etios Sedán 1.5 XLS M/T | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Espejos exteriores con luz de giro integrada
Faldones laterales
Faros antiniebla delanteros
Llantas de aleación de 15 pulgadas
Moldura trasera cromada
Ópticas delanteras con máscara negra
Parrilla en negro brillante
Tiradores de puerta en color carrocería
SEGURIDAD
Airbags frontales delanteros
Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente de arranque en pendientes (HAC)
Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
Control dinámico de estabilidad (VSC)
Control de tracción (TRC)
Frenos ABS+EBD
CONFORT
Aire acondicionado
Apertura interna del depósito de combustible y del baúl
Butaca de conductor con regulación en altura
Computadora de a bordo con función Eco Wallet
Dirección con asistencia eléctrica (EPS)
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema "one touch" para conductor
Panel de instrumentos digital Toyota Smart Screen con pantalla TFT de 4,2 pulgadas
Sistema multimedia Toyota Play con pantalla táctil de siete pulgadas con AM/FM/MP3/Aux-In/USB/SD/HDMI/Bluetooth/conexión para smartphones
Respaldo trasero rebatible enterizo
Volante multifunción en cuero regulable en altura

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 21.990 Garantía: 3 años o 100.000 km (extensible a 4 años o 120.000 km)

COMERCIALIZA:

Ayax S.A. Rondeau 1776. Tel. 29240918. Web: www.ayaxonline.com