Contacto: Geely Emgrand GS GT 1.8 A/T

lunes, 21 de mayo de 2018



Probamos por segunda vez al Geely Emgrand GS, en este caso en su variante GT 1.8 A/T, la más equipada de la gama.
Tras haberlo evaluado en su versión GC 1.8 M/T, ahora es el turno de probar al Geely Emgrand GS en su variante GT 1.8 A/T. Al igual que aquel, cuenta con un motor un 1.8 litros con 140 cv de potencia pero ahora con una transmisión automática doble embrague de seis relaciones.

No pienso ahondar mucho en la historia de este producto porque ya fue repasada en la respectiva prueba realizada el año pasado. Pero si te da pereza ir a leerla, acá vas a tener la versión resumida. El Geely Emgrand GS se lanzó a nivel mundial en el Beijing Auto Show 2016 para tomar la posta del Emgrand 718 (ver lanzamiento) en sus respectivas carrocerías.

A la región llegó en el Salón de Buenos Aires 2017 solo el GS (ver nota), promocionado como un SUV (por la propia Geely), aunque en los papeles no lo sea y su génesis se acerque mucho a la de un hatchback compacto con suspensión elevada y estética aventurera, ergo, un crossover. El GS es uno de los primeros modelos de la marca en utilizar la nueva plataforma FE de Geely desarrollada junto a Volvo, ya que la empresa sueca pertenece a la marca de origen chino.


A nuestro país llegó en julio del año pasado con cuatro versiones (GS M/T, GC M/T, GL M/T y GT A/T) con dos transmisiones (manual o automática doble embrague, ambas de seis relaciones) y una sola motorización, un 1.8 litros de cuatro cilindros con 140 cv de potencia (ver lanzamiento). Este año se puso a la venta el MY2018 que quitó de la gama a la variante GL, pero sumándole más equipo de confort al GC (ver lanzamiento).

La familia del Emgrand GS ahora se comprende con estos precios para cada versión: GS (U$S 22.990), GC (U$S 25.990), y GT (U$S 31.990). La garantía es de 4 años o 100.000 kilómetros. Tras evaluar al GS GC M/T (ver prueba) ahora Autoblog tomó contacto una unidad en nivel GT por 357 kilómetros y cinco días, para redactar la evaluación que se transcribe a continuación.


Exterior

Las diferencias entre un Emgrand GS de los niveles más accesibles y este GT que es el tope de gama se notan a simple vista. En la parte delantera es donde no se los puede diferenciar con tanta facilidad. Mantiene la parrilla con el logo de Geely (demasiado similar al de Cadillac, lo sé) junto a luces diurnas LED que a diferencia del GC, en el GT pasan de la parte baja del paragolpes a las ópticas.

Es en el lateral donde los rasgos comienzan a delatar cuál es el tope de gama y cuál no mediante un solo elemento: las llantas de aleación. Mientras los GS y GC llevan unas de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 225/50 R17, el GT probado ahora cuenta con las más generosas de la gama, que son de 18 pulgadas y también un imán de llantazos. Van sobre neumáticos Giti GitiComfort 228v1 en medida 225/45 R18. Por detrás, se esconden las pinzas de freno, pintadas en color rojo.


El sector trasero luce regordete con mucha cadera. La línea de cintura ascendente del perfil remata a la carrocería con un par de ópticas horizontales y un portón trasero más bien compacto con una boca de cargas alta y un pilar C grueso, que complica la visibilidad hacia los ¾ traseros. En la parte baja del paragolpes tiene dos salidas de escape trapezoidales en lugar de las rectangulares de las versiones menos equipadas. No, perdón, es una sola. La de la izquierda es ciega si la miramos con más atención.

El Emgrand GS pertenece al segmento C (compactos) y sus medidas no lo dejan mentir. Mide 4.440 mm de largo, 1.833 mm de ancho y 1.560 mm de alto. La distancia entre ejes es de 2.700 milímetros. Como mencioné más arriba, si bien no es un hatchback tradicional hecho y derecho, queda a medio camino entre estos productos y los SUVs de la talla de los Hyundai Tucson o Honda CR-V, por ejemplo. De ahí que sea un crossover, o si somos menos marketineros, un compacto de cinco puertas elevado del suelo.


Interior

Al igual que ya lo mencionara en la evaluación del GS que escribí el año pasado, en esta versión GT se percibe una atención al detalle que no se suele ver en este nivel de precios ni origen. Todo luce más cálido y se nota que hubo un ser humano poniéndole cariño a las líneas, algo que no es tan común en los vehículos procedentes de la tierra de Mao.

Hay pequeños patrones en las molduras, líneas que fluyen entre las piezas, en otras palabras: hay diseño hecho con ganas. En términos de calidad también se ve, toca y huele (muy importante también) un salto enorme frente a otros productos chinos (e incluso de la propia Geely), aunque en la unidad probada, con más de 10.000 km en sus espaldas, ya habían comenzado a aparecer algunos grillitos estructurales. Muy mínimos, pero estaban.


La posición de manejo también es otro acierto, aunque a medias. Paso a explicar. El volante solo se regula en altura y con poco recorrido (insólito para este precio y nivel de equipamiento), mientras que la butaca del conductor se ajusta en altura (con seis regulaciones eléctricas para el GT), pero queda algo elevada incluso en su nivel más bajo.

Pese a esas limitaciones incomprensibles en un producto que supera los 30 mil dólares, la postura que se logra es muy cómoda de todas formas ya que el asiento tiene un buen mullido y sujeta bien al cuerpo, sin cansar tampoco en viajes de largas distancias. Además tiene calefacción para los asientos delanteros, algo que se agradecerá mucho en los días fríos que se vendrán en los próximos meses, por ejemplo.


El instrumental es quizás el punto más mundano de un habitáculo lleno de detalles de diseño al tener una tipografía que recuerda a los relojes de la era Ford-Volkswagen, también conocida como Autolatina (ver foto). Tiene solo dos relojes analógicos para tacómetro y velocímetro, mientras que en un display a color LCD TFT de 3,5 pulgadas van las varias informaciones de la computadora de a bordo, la cantidad de combustible en el depósito y la temperatura del líquido refrigerante.

En la consola central, en tanto, lleva otra pantalla, pero multimedia táctil de ocho pulgadas con AM/FM/USB/Aux-In/Bluetooth/compatibilidad con Android (G-Link)/GPS de fácil utilización, aunque sin Android Auto o Apple CarPlay. Su funcionamiento es solo correcto y entre varias funciones, se puede encontrar el manual del usuario integrado con varias indicaciones básicas de utilización. Muy práctico.


Yendo a las plazas traseras por segunda vez en un Emgrand GS nos encontramos con que tiene un espacio muy habitable para dos adultos full size. La distancia de la cabeza al techo es correcta, pese a tener un techo panorámico enorme, mientras que también es mucho el espacio para las piernas. La habitabilidad es uno de los puntos fuertes de este Geely.

La plaza central, en tanto, tiene un respaldo y asiento más firmes, pero no llegan a ser incómodos. La altura al techo es igual de buena que en las plazas laterales, pese a tener un masivo techo solar panorámico, que es de serie a partir del nivel GC. Otra ventaja es que el piso es plano, así que hasta tres pueden ir sin problemas en un viaje de corta y media distancia.


Respecto a la capacidad de baúl, Geely declara 330 litros de volumen, aunque de todas formas y a ojo de buen cubero, se trata de un espacio correcto para el tamaño del modelo pero de todas formas reducido para el tamaño de este hatchback "crossoverizado". El piso de cargas queda algo elevado, y roba bastante lugar. A su vez, en caso de ser necesario ampliar esa capacidad, se pueden abatir los respaldos traseros en proporción 60:40, aunque Geely no declara ese volumen.

Por debajo de la alfombra del baúl está el auxilio, que es del tipo temporario en dimensión galletita, algo inentendible con un piso interior tan elevado. Dudo que uno de los titulares no entre ahí. Mientras afuera usa cuatro neumáticos 225/45 R18, la de repuesto es una Linglong T125/80 R17, que como ya sabrán, permite circular durante 50 kilómetros a una velocidad máxima de 80 km/h.


Motor y transmisión

En otros mercados como el chino, el GS se vale de un motor más moderno con 1.3 litros de cilindrada, turboalimentado y con inyección directa capaz de 130 cv de potencia y 185 Nm de torque máximo. Sin embargo, para nosotros este producto se vende solo con un impulsor más convencional, aunque también más potente y que es denominado de forma interna en Geely como JLC-4G18-A25.

Lleva un 1.8 litros (1.799 cc), cuatro cilindros, inyección multipunto, doble árbol de levas con 16 válvulas y distribución variable llamada Dual CVVT. Produce 140 cv de potencia a 6.000 rpm y 170 Nm de torque a las 4.400 vueltas y va asociado a dos transmisiones, una manual de seis relaciones,(ya probada el año pasado) o una automática doble embrague y también de sexta pero de origen Getrag, que es la que tocó evaluar en esta ocasión.


Pero antes de ir con la caja, primero hablaré del motor, aunque si leyeron la prueba del nivel GC, no van a encontrar novedades. Se trata de una mecánica suave y progresiva, con una entrega del par y potencia bastante más arriba que que otros productos de este segmento que se ya valen de impulsores de baja cilindrada y turboalimentación. Parece ridículo que aclare esto, pero estamos muy mal acostumbrados a ya casi no ver propulsores aspirados en el segmento C.

Sería un error decir que al carecer de un turbo de asistencia estamos ante un conjunto mecánico flaco. Es una receta más tradicional y anticuada, con una respuesta en baja algo aletargada, pero no por ello menos eficaz, dado que cumple bien con las intenciones del cliente promedio de este segmento, es decir, un uso familiar y civilizado.


En el caso de este 1.8 litros, se trata de un motor vueltero, es decir, que se siente más a gusto trabajando en los regímenes medios-altos, y que la transmisión lo hace llegar bastante rápido ahí también. Una vez que pasamos las 3.000 rpm la cilindrada y potencia declarada se deja notar con más ímpetu.

Una vez que se mueve en esos números, lo percibe más enérgico y ágil, mientras que en las aceleraciones a fondo, el conjunto empuja sin cansancio y se puede crucerear sin inconvenientes a velocidades de ruta, así como también con buenos niveles de insonorización en el habitáculo, dado que está muy bien asilado tanto a nivel mecánico como eólico y de rodamientos.


Ahora toca hablar de la caja. Es una transmisión con relaciones más bien largas y con un paso de cambios bastante suave e imperceptible. No es como otras automáticas de doble embrague, acercándose más a una con convertidor de par. Se destaca por su suavidad, pero no por ser rápida como una DSG del Grupo Volkswagen, por citar al ejemplo más conocido. A su vez, cuenta con dos modos de conducción: Eco y Sport. En la primera los pasajes de cambio se realizan a menos vueltas, mientras que en el segundo se estiran a un régimen de vueltas más elevadas.

No hay prestaciones aceleración de 0 a 100 km/h o consumos declaradas por fábrica, aunque sí de velocidad final, que es de 185 km/h. Durante la prueba, en relación al consumo, se obtuvieron como mejores los siguientes valores: 9,9 litros cada 100 km en ciudad, 6,1 l/100 km en ruta y 8,0 l/100 km en ciclo combinado. En comparación con la variante manual, gastó 0,2 litros menos en el mixto y 1,8 menos en ruta, pero en la ciudad aumentó en 1,3 litros el consumo. El depósito de combustible tiene 60 litros y el peso en orden de marcha es de 1.360 kg (+ 40 kg frente al Emgrand GS manual).


Comportamiento dinámico

Este es un aspecto que me sorprendió en el primer Emgrand GS que evalué y que en esta versión GT vuelvo a corroborar como uno de los más destacados del modelo: su comportamiento dinámico. Es uno de esos productos que en teoría puede que no atraiga a muchos, pero una vez que se realiza una vuelta a la manzana incluso, ya se deja ver que no es otro auto chino más y se empieza a sentir cierto aire a Volvo en el andar.

Al igual que lo comenté en su momento, este hatchback-crossover-SUV-wannabe resultó tener un equilibrio de suspensiones destacado y entre lo mejor que probé hasta el momento de este origen tan lleno de incertidumbres y preguntas para algunos. Logra un buen compromiso entre el confort y la agilidad del chasis, algo que ni siquiera otros productos similares de marcas tradicionales pueden igualar.


En relación al chasis en el eje delantero tiene un esquema independiente McPherson con barra estabilizadora, mientras que atrás utiliza una barra de torsión semi-independiente también con barra estabilizadora. Es decir, no tiene un esquema muy sofisticado. Pero de todas formas consigue que el confort de marcha en ciudad sea bastante bueno, pese a tener unos neumáticos de perfil 45 con 18 pulgadas de diámetro en esta versión GT.

La mecánica, por su parte, contribuye a la serenidad del andar con una respuesta progresiva y silenciosa en el régimen bajo, junto a una transmisión que aprovecha bien al motor. No es un producto enfocado a un manejo divertido, enérgico, ni deportivo, pero sí tiene como meta ser cómodo de usar y eso lo cumple más que bien.


El combo del 1.8 con la caja Getrag hacen que la mecánica pueda viajar en el ámbito urbano a 70 km/h en D6 a 1.500 rpm en el modo Eco, un régimen que no es elevado ni exigido, mientras que en el Sport baja una marcha (D5) y las vueltas suben a 1.800. Antes de que lo pregunten, no, carece de levas al volante. Pero sí tiene un modo manual para pasar de marchas, aunque una vez que se alcanza el régimen máximo, pasa al siguiente cambio para proteger la vida útil de la caja.

En relación a la dirección, tiene asistencia hidráulica con variación de la dureza en función de la velocidad de tacto correcto y muy ligera para realizar maniobras de estacionamiento sin sudar una gota. Luego en movimiento, si bien no es de las más directas ni comunicativas del segmento, cumple un buen papel y un radio de giro algo acotado, pero que no limita la usabilidad en el ámbito urbano.


En la ruta el GS va bien aplomado en lo recto sin tener ningún vicio direccional ante vientos cruzados o si encontramos diferentes adherencias en el asfalto. Es un producto que transmite confianza y un comportamiento franco. La insonorización como dije más arriba, es muy destacada, siendo un producto que permite viajar con un bajo nivel de los típicos ruidos ruteros de viento, motor o neumáticos.

La mecánica asistida por las relaciones largas de caja, contribuyen a que el motor vaya muy descansado en D6 marcha a unas 2.200 vueltas en el modo Eco y circulando a unos 110 km/h. Mientras que si usamos el modo Sport aumenta 300 rpm y la caja reduce una marcha (D5 a 2.500 rpm). Las recuperaciones son lógicas, pasando de 80 a 110 km/h y bajando D6 a D3 con el kick-down de la transmisión automática en 6,52 segundos.


Equipamiento

Esta versión evaluada es el escalón más alto de la gama del Emgrand GS. La unidad probada cuenta de serie con: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos, y bloqueo), dirección hidráulica, respaldo trasero rebatible 60:40, faro antiniebla trasero, alarma de exceso de velocidad, espejos retrovisores calefaccionados, barras de techo longitudinales, computadora de a bordo con pantalla LCD TFT de 3,5 pulgadas, control de velocidad crucero, asiento de conductor regulable eléctricamente en seis posiciones, asientos delanteros regulables en altura y calefaccionados, cámara de retroceso, volante multifunción en cuero regulable en altura, interfase a distancia para cristales, espejos retrovisores con plegado eléctrico, volante multifunción regulable en altura, alarma, climatizador automático, apertura interna del depósito de combustible, techo solar panorámico eléctrico, monitoreo de presión de neumáticos (TPMS), freno de estacionamiento eléctrico (EPB) con función Auto Hold, luces diurnas LED, encendido automático de luces, tapizados en cuero, sensores de estacionamiento traseros, encendido/apagado por botón, encendido automático de luces, llave con acceso manos libres (keyless), y llantas de aleación deportivas de 18 pulgadas sobre neumáticos en medida 225/45 R18.


De todas formas, este nivel tope de gama, con los casi 32 mil dólares que cuesta tiene unos cuantos faltantes de confort, a saber: faros antiniebla delanteros, espejo interno con anti-encandilamiento automático, volante regulable en profundidad, sensor de lluvia, climatizador de dos zonas, asiento del conductor con ajuste lumbar (aunque sea manual), sensores de estacionamiento delanteros, compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay, solo por citar algunos. Es cierto que puede compensar con el techo panorámico o las butacas calefaccionadas, por citar dos ítems, pero hay varios productos de segmento B mejor equipados y que además, cuestan menos que el Emgrand GS GT.


Seguridad

Acá es otro punto en el que esta versión GT logra convencer mejor a los clientes por encima de las variantes GC y GS para conseguir una dotación acorde a los precios. Paso a explicar por qué. Las más básicas llevan de serie: doble airbag delantero, frenos ABS+EBD, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco cinturones inerciales de tres puntas y cinco apoyacabezas. El nivel GT evaluado, suma a esa dotación: airbags laterales delanteros y de cortinas, controles de tracción (ASR) y estabilidad (ESC).

Los frenos delanteros son de discos ventilados en el eje delantero y de discos sólidos en el trasero. Presentan un comportamiento bastante franco y eficaz, deteniendo siempre al GS en línea recta y sin presentar fatigas prematuras ante detenciones de emergencia reiteradas. Como detalle extra, enciende las balizas antes una frenada para avisarle a quienes vengan atrás nuestro. Pasando a los controles de tracción y estabilidad, pueden desconectarse (en forma parcial) por debajo de los 50 km/h, aunque ante la menor pérdida de adherencia encima de esa cifra, vuelven a activarse por completo.


Precio y garantía

La versión probada cuesta U$S 31.990 y tiene una garantía bastante buena de 4 años o 100.000 kilómetros. El resto de la gama está compuesta por los GS GS (U$S 22.990) y GS GC (U$S 25.990). Son valores lógicos para el segmento donde participan, pero en el caso de las variantes GS y GC, cuentan con algunos faltantes de equipamiento que no los dejan tan bien parados y en esta GT, se escapa un poco del radar de un cliente que considera este origen.

Por encima de los U$S 25.000 es una realidad que hay más consumidores mirando a marcas tradicionales que a las que provienen de China. Si bien el Emgrand GS tiene un alto nivel de calidad y un buen conjunto mecánico y de chasis, muchos tendrán que superar el miedo y conocerlo para saber de qué se trata. Geely tiene un producto capaz de vencer muchos prejuicios. Solo falta animarse.


En relación a los rivales, de los directos no los tiene al menos en el mercado uruguayo. Sé que voy a sonar reiterativo, pero no es un SUV ni tampoco un hatchback convencional. Lo más parecido en concepto se llama Subaru XV (ver lanzamiento) y en nuestro mercado tiene un precio bastante lejano al de este Geely (más de U$S 14.000 de diferencia), amén de que cuenta con tracción integral, además.

Por eso volvemos a la disyuntiva de compararlo o no con hatchbacks de segmento C como pueden ser los Chevrolet Cruze 5 LTZ+ 1.4 Turbo A/T (U$S 33.990), Ford Focus Hatch 2.0 SE Plus PowerShift (U$S 33.490)Mazda3 Hatchback 2.0 SKYACTIV-G A/T Full (U$S 37.990), Peugeot 308 1.2 PureTech 130 Active BVA6 (U$S 33.490), el recién llegado Seat León 1.8 TSI FR DSG (U$S 36.950) o el Volkswagen Golf 1.4 TSI Highline DSG (U$S 35.800). Visto de esta manera, la relación precio/producto/equipamiento, en especial de la versión GT del Emgrand GS no queda tan mal parada, pero sacando al Focus, los otros son todos productos con mecánicas mucho más modernas (y en algunos casos, más potentes) que el Geely.


Conclusión

El Emgrand GS fue una de las gratas sorpresas que tuve durante el 2017 en términos de los autos que evalué para Autoblog. Fue la muestra de que cuando los productos que nos llegan importados desde China quieren, pueden tirar varios conceptos erróneos al piso y hasta darle un par de revolcones también. Pero también es la prueba de que cuando el segmento en el que uno compite, le es ajeno, muchas veces esto no se replica en las ventas.

A las cifras me remito. Durante el mismo período entre enero hasta marzo de este año, Geely colocó 11 unidades en el mercado, según cifras suministradas por ACAU. Mientras que no alcanza cifras de otros productos de segmento C mencionados más arriba, como 308 (18 unidades) o el líder del segmento, el Volkswagen Golf (37 unidades), de todas formas logró empatar al Focus (11 unidades) y superar al Cruze 5 (7 unidades). Sí, ya sé que muchos le dicen al Emgrand GS que es un crossover. Pero reitero: está más cerca de un Focus o un Cruze 5 que de un Hyundai Tucson y sus rivales.


Al igual que lo dije en la prueba de la versión GC manual, considero que el hecho de no haber definido con claridad el posicionamiento, hace que muchos consumidores no tengan claro a dónde está apuntando el producto. El otro problema son los precios. Si bien son lógicos para un hatchback compacto de segmento C, los clientes de este rango de valores pocas veces miran a marchas chinas como una opción a tomar en cuenta. Y por último está la reventa, el gran fantasma de este origen.

Tomando en cuenta esto y todo lo expresado a lo largo del informe, se puede concluir que el Emgrand GS es una interesante propuesta que se merece la oportunidad en términos de calidad y comportamiento dinámico. Es cierto que en esta versión GT podría tener un precio más tentador y un equipamiento más uniforme y completo para un "tope de gama". Pero por otra parte, se muestra como la ventana a un futuro muy promisorio para Geely y también la confirmación de que los prejuicios sobre algunos productos chinos están cada vez más alejados de la realidad.



A favor
  • Calidad de materiales y terminaciones
  • Confort de marcha
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equipamiento de seguridad
  • Garantía
  • Habitabilidad para adultos

    En contra
    • Capacidad del baúl
    • Faltantes de equipamiento de confort
    • Neumático de auxilio temporario
    • Respuesta del motor en baja
    • Visibilidad hacia el ¾ trasero limitada










    FICHA TÉCNICA

    MOTORIZACIÓN
    Cilindrada (cc) 1.799
    Número de cilindros: 4
    Número de válvulas: 16
    Relación de compresión: 10,0:1
    Diámetro x carrera (mm): 75 x 73,5
    Inyección: inyección multipunto secuencial y distribución variable de válvulas Dual CVVT
    Potencia máxima (cv/rpm) 140/6.600
    Torque máximo (Nm/rpm) 170/4.400
    TRANSMISIÓN
    Caja de velocidades automática de doble embrague y seis relaciones
    Tracción delantera
    DIRECCIÓN
    De piñón y cremallera con asistencia hidráulica variable (HPS)
    FRENOS
    Delanteros: de discos ventilados
    Traseros: de discos sólidos
    EJES - SUSPENSIÓN
    Delantera: independiente tipo McPherson con barra estabilizadora
    Trasera: barra de torsión semi-independiente con barra estabilizadora
    NEUMÁTICOS
    Dimensiones: 225/45 R18
    Rueda auxiliar: T125/80 R17
    PRESTACIONES
    Velocidad máxima (km/h) 185
    Aceleración 0/100 km/h (s) N/D
    Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
    DIMENSIONES / PESO
    Capacidad del baúl (l) 330
    Peso en vacío (kg) N/D
    Peso en orden de marcha (kg) 1.360
    Largo total (mm) 4.440
    Ancho total (mm) 1.833
    Alto total (mm) 1.560
    Distancia entre ejes (mm) 2.700
    Capacidad del tanque de combustible (l) 60
    Despeje al suelo (mm): 180

    Galería: Geely Emgrand GS GT 1.8 A/T | Créditos: Autoblog y Diego Olivera (oliverafotografo.com.uy).

    EQUIPAMIENTO:

    EXTERIOR
    Barras de techo longitudinales
    Llantas de aleación de 18 pulgadas
    Luces diurnas LED
    Faro antiniebla trasero
    Techo solar panorámico
    SEGURIDAD
    Airbags frontales delanteros, laterales delanteros y de cortinas
    Alarma
    Alarma de exceso de velocidad
    Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
    Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
    Asistencia electrónica de frenado (EBA)
    Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
    Control de estabilidad (ESC)
    Control de tracción (ASR)
    Distribución electrónica del frenado (EBD)
    Frenos ABS
    Monitoreo de presión en los neumáticos (TMPS)
    CONFORT
    Asiento de conductor regulable eléctricamente en seis posiciones
    Asientos delanteros con ajuste en altura y calefacción
    Apertura interna del depósito de combustible
    Cámara de retroceso
    Climatizador automático
    Cierre centralizado de puertas con mando a distancia
    Computadora de a bordo con pantalla LCD TFT de 3,5 pulgadas
    Control de velocidad crucero
    Dirección con asistencia hidráulica variable
    Encendido automático de luces
    Encendido/apagado por botón
    Espejos exteriores regulables y plegables eléctricamente, calefaccionados y con luz incorporada
    Freno de estacionamiento eléctrico (EPB) con función Auto Hold
    Interfase a distancia para cristales
    Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
    Llave con acceso manos libres (keyless)
    Respaldo trasero rebatible 60:40
    Pantalla multimedia táctil de ocho pulgadas con AM/FM/USB/Aux-In/Bluetooth/compatibilidad con Android (G-Link)/GPS
    Sensores de estacionamiento traseros
    Seis parlantes
    Tapizados en cuero
    Volante multifunción en cuero regulable en altura

    PRECIO Y GARANTÍA:

    U$S 31.990. Garantía: 4 años o 100.000 km. 

    COMERCIALIZA:

    Grupo Fiancar S.A. Rondeau 2165. Tel. 29247575. Web: www.geely.com.uy