Asesinos de caucho: Mercedes-AMG E 63 4MATIC+ y E 63 S 4MATIC+

Un nuevo E 63 sale de Affalterbach, pero ahora con más potencia que nunca: hasta 612 cv.
Para el Salón de Los Ángeles de este año, Mercedes-AMG llevará como principal novedad a la última evolución de su E 63. Son los Clase E más potentes de la historia, con dos niveles de potencia obtenidos de un 4.0 bi-turbo V8: 571 y 612 cv. Los conocemos a continuación.

Como era de esperarse, Mercedes-AMG presentará en unos días más al renovado E 63. Tras la develación del Mercedes-AMG E 43 (ver nota) en el Salón de Nueva York de este año, ahora le llega el turno a la versión más aderezada por los muchachos de Affalterbach cuya revelación se llevará a cabo en el Salón de Los Ángeles 2016 en noviembre.

Lo primero a destacar, es que es estamos ante una de las berlinas de altas prestaciones más bellas (y a la vez, diabólicas) de este año. El E 63 tiene dos niveles de "locura", el "a secas" con 571 cv, o el E 63 S, que eroga 612 cv. Con estas cifras, se convierten en los Clase E más potentes de la historia.


Por fuera se destaca frente a los E convencionales por un frontal más agresivo, con un capot de aluminio con una ligera modificación para poder llevar cómodamente a motor V8. Los paragolpes llevan elementos aerodinámicos, la parrilla aumentó en tamaño y en el centro lleva una barra cromada doble con la sigla AMG. Las trochas se ensancharon en 17 milímetros en el frente y la trasera.

Visto de costado no es tan distinto a los otros E, aunque acá aparecen faldones, la sigla "V8 biturbo", y unas espectaculares llantas de llantas de 19". También estará disponible con un juego opcional de llantas de 20", que son de serie en los E 63 S. Los neumáticos son 265/35 R19 y 295/30 R19 adelante y atrás respectivamente. En opción están unos 265/35 R20 y 295/30 R20.


La retaguardia lleva un pequeño spoiler integrado al diseño del baúl y por un difusor flanqueado por dos salidas de escape dobles, totalizando cuatro caños, una firma de identidad del E 63 desde sus orígenes. Los frenos en tanto, cuentan de manera opcional con un equipo de discos cerámicos y la suspensión puede es completamente neumática, mediante el sistema AIR BODY ya visto en otros E.

Si nos vamos al interior, los pequeños detalles hacen la diferencia. El cuero definitivamente predomina en el habitáculo, los revestimientos son de aluminio cepillado y fibra de carbono, mientras que en el volante aparece la santa trinidad de los deportivos: Alcántara, cuero micro-perforado, y costuras en hilos contrastantes. Pese a que cuenta de serie con butacas deportivas, se pueden optar por unas más radicales, denominadas Performance.


Los nuevos E 63 llevan el conocido impulsor M177 V8 bi-turbo de 4.0 litros, que suma sistema de desconexión activa de cilindros, y con dos niveles de potencia, el de 571 cv y el de 612 cv del S, en ambos casos cifras alcanzadas entre las 5.750 y las 6.500 rpm. El torque está en 850 Nm para el S, y 750 Nm para el E 63 normal, disponible entre las 2.250 y 5.000 rpm en el segundo, y entre 2.500 y 4.500 rpm, en el primero.

Este V8 únicamente estará asociado a una caja automática secuencial de doble embrague, denominada AMG SPEECSHIFT MCT, con levas de aluminio en el volante y nueve marchas. Los dos modelos dan una velocidad punta, limitada electrónicamente, de 250 km/h, aunque de adquirirse el AMG Driver’s Package opcional, ese número puede irse hasta los 300 km/h, también con limitador. Las aceleraciones de 0-100 km/h, en tanto, son de 3,4 segundos en el S, y 3,5 en el E 63 a secas, es decir, una décima menos de diferencia. Nada.


En materia de chasis aparece en el S un diferencial posterior electrónico, mientras en el normal, es mecánico. A su vez, la suspensión adaptativa es de serie en ambos productos. La tracción es integral 4MATIC+, y el ESP cuenta con diferentes niveles de seteo, que van desde el "cuidemos a los neumáticos, que son carísimos" a un "quemalos tranquilo, hay más de donde vinieron esos". Hablando en serio, los niveles son: "ESP ON", "ESP SPORT Handling Mode" y "ESP OFF".

Pero lo mejor de todo, es que al igual que el Ford Focus RS, el E 63 S cuenta con un "Drift Mode". Al igual que en ese hot-hatch, en esta berlina mediante un botón se desactiva la entrega de potencia en el eje delantero, entregando todo al eje trasero hasta que el conductor desactive el modo mencionado. Además, ambos modelos contarán con un sistema launch control denominado RACESTART, y cuatro modelos diferentes de conducción: Comfort, Sport, Sport Plus e Individual.


Video: Mercedes-AMG E 63 4MATIC+
Autoblog Uruguay - autoblog.com.uy . | Equipo | Versión para móviles | Escribinos | Volver arriba