Lanzamiento: BYD Qin

viernes, 8 de agosto de 2014



BYD presenta en nuestro país a su buque insignia, un híbrido-enchufable de 300 cv de potencia, el Qin.
BYD Auto presenta en nuestro mercado a su primer modelo híbrido. El Qin es un sedán de segmento C con dos mecánicas, 1.5 naftera turboalimentada de inyección directa con 151 cv, y una eléctrica de 148, que trabajando en conjunto logran 300 cv. Conocemos sus características y datos, a continuación.

¿QUÉ ES?: El primer híbrido enchufable de la firma de origen chino BYD Auto. Este sedán de segmento C deriva del Qin Concept lanzado en el Salón de Pekín 2012, casi sin cambios, y teniendo como principal característica un conjunto mecánico que combinado ofrece 300 cv, siendo así el modelo más potente que llega a Uruguay de este origen hasta el momento. El nombre, siguiendo la pronunciación china, fonéticamente sería "chin", y es en homenaje al primer imperio chino, la dinastía Qin.

El Qin mide 4.740 mm de largo, 1.770 mm de ancho y 1.480 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.670 mm. El baúl posee 300 litros de capacidad y el depósito de combustible para el motor térmico, tiene 50 litros. Las baterías, en tanto, pueden recargarse mediante la regeneración de la energía de frenado, así como enchufando el vehículo a un tomacorriente doméstico. La carga completa toma unas 7 horas con una red eléctrica de 220 Voltios.


Al ser un híbrido, es obvio que hay más de un motor de los que hablar. El primero es un impulsor térmico a inyección directa con turboalimentación. Cuenta con 1.497 cc de cilindrada, 16 válvulas con sistema de distribución variable VVT y 151 cv de potencia a 5.200 rpm, con un par máximo de 240 Nm, entre las 1.750 y 3.500 vueltas. Es la misma mecánica que probáramos en el G6 hace un par de años atrás (ver contacto).

El apartado eléctrico en tanto, se vale de un motor eléctrico que eroga 110 Kw (148 cv), y 200 Nm de par máximo. Combinado junto al naftero, logran una potencia de 300 cv y 479 Nm de par. Acelera de 0-100 km/h en 5,9 segundos y su velocidad final es de 185 km/h, limitada electrónicamente, mientras que en modo 100% eléctrico, la velocidad baja a 150 km/h.


Su consumo mixto, según datos de fábrica, es de 1,6 l/100 km, una cifra más que prometedora, mientras que en modo 100% eléctrico cuenta con una autonomía de 70 km y en modo combinado, 700 km. Tiene dos modos de manejo, Eco (eléctrico) y Sport (ambos motores trabajando en conjunto).

En materia transmisión se vale de una automática secuencial de doble embrague DCT con seis relaciones. La batería ubicada en el baúl, es de litio-ferrofosfato (LiFePO4) y cuenta con 13 kWh. Según fábrica, el peso en orden de marcha del Qin es de 1.720 kg.


El chasis cuenta en el eje delantero con un esquema tipo McPherson, mientras que en el trasero se vale de un brazo arrastrado. Los frenos son de discos ventilados adelante y de discos sólidos atrás. La dirección en tanto, es eléctricamente asistida con dureza variable en función de la velocidad.

A FAVOR: El equipamiento de serie es completísimo para su precio. El precio es relativamente competitivo, ya que por menos de 60 mil dólares se está accediendo a un híbrido de 300 cv. La garantía también es otro de los puntos a favor, y las baterías tienen garantía de por vida, además de una vida útil de 10 años.

EN CONTRA: El asiento trasero es fijo, y el baúl cuenta con apenas 300 litros, todo como consecuencia de las baterías que lleva. Al igual que los F3, el Qin presenta una gran semejanza -en el lateral especialmente- con el Toyota Corolla, en este caso, la novena generación del modelo nipón.


A TENER EN CUENTA: El Qin cuenta de serie con una larga lista de ítems: diez airbags (dos frontales, dos de rodilla delanteros, laterales delanteros y traseros, y de cortina), frenos ABS+EBD+CBC+EBA+BAS, freno inteligente Brake Override System (BOS), controles de estabilidad (ESP) y tracción (ASR), asistente de arranque en pendientes (HSA), anclajes ISOFIX para sillas infantiles, cinco cinturones de seguridad inerciales y cinco apoyacabezas, climatizador automático con purificador de aire, faros antiniebla delanteros y trasero, monitoreo de presión de neumáticos, pack eléctrico (levantavidrios, esperjos y bloqueo), sistema de entrada y encendido sin llave keyless, techo solar eléctrico, encendido y estacionamiento asistido por control remoto (ver video), sistema de cámaras 360º, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, espejo retrovisor interno con anti-encandilamiento automático, freno de estacionamiento eléctrico, faros traseros LED, luces diurnas LED, pantalla táctil de 8" con radio AM/FM/Aux-In/USB/GPS/Bluetooth/DVD/SD, sistema de audio con 12 altavoces, tapizados en cuero, computadora de a bordo, regulador/limitador de velocidad, butaca del conductor regulable eléctricamente con tres memorias, asientos delanteros calefaccionados y ventilados, sensores de estacionamiento traseros, techo solar eléctrico, tablero con pantalla LED de 12,1", volante multifunción regulable en altura y profundidad eléctricamente y espejos retrovisores plegables con memoria, y llantas de aluminio de 17 pulgadas sobre neumáticos 205/50 R17, entre otros ítems.


Aquellos que quieran probar y conocer al Qin, Sadar está llevando a cabo un programa de test drives todos los fines de semana de agosto en el Blue Box, también conocido como el local de Sadar en Portones Shopping, de 9 a 21 horas.

PRECIO Y GARANTÍA:
  • BYD Qin 1.5 TI PHEV DCT GS-I - U$S 53.990
  • 5 años o 100.000 km
COMERCIALIZA:
Video: BYD Qin