La Fórmula E en Punta del Este (con BMW) según Autoblog

martes, 20 de marzo de 2018



Con una caravana de ocho unidades de la gama BMW, la marca invitó a la prensa a Punta del Este a ver la Fórmula E.
Este pasado fin de semana pasado la Fórmula E regresó a Punta del Este tras un año de ausencia. BMW Uruguay citó a unos pocos medios a formar parte de la fecha con un road trip hasta el balneario más famoso de Maldonado y a continuación podrán leer la crónica de este viaje.


Desde Punta del Este (*) - Al igual que en las otras dos ocasiones que vino por estos lares (ver notas), la Fórmula E es un espectáculo en sí más que la propia carrera, que dura apenas 27 giros. En los años previos (2015 y 2016) la experiencia personal de cubrir este evento se redujo a ver la carrera en las gradas, hacer algunas entrevistas, como la que realicé a Alain Prost, director del equipo Renault e.Dams (ver entrevista), y poco más que eso.

Por eso, la propuesta que me llegó por parte de BMW Uruguay de participar de un road trip hasta Punta del Este para pasar dos días allá con todos los gastos pagos (alojamiento y comidas), auto de cortesía a disposición todo el fin de semana, y además ir a ver la carrera desde la carpa Emotion de la Fórmula E (es decir, el sector VIP que cuesta U$S 1.600 la entrada y que se consigue solo por invitación), era muy difícil decir que no.


La agenda incluía un viaje en auto hasta Punta del Este en mi caso en un 330e iPerformance (ver lanzamiento), mientras otros invitados viajaban en un 530i (ver lanzamiento), 120i M Package (ver lanzamiento), dos 118i (ver lanzamiento) uno manual y otro Steptronic, dos X1 (ver lanzamiento), uno sDrive 18i y otro sDrive 20i así como también un 318i Sport Line (ver lanzamiento).

Día 1

Viernes 10:00 hs - Los invitados fueron citados en la casa central de Automotores Motor Haus para un breve desayuno previo a comenzar el viaje hasta Maldonado. Allí fuimos recibidos por el equipo de ventas y marketing de BMW Uruguay (dicho sea de paso, hay que felicitar por la organización de todo durante los dos días). Previo a la salida en caravana, el Ing. Pablo Etcheverry, gerente general de Automotores Motor Haus dio la bienvenida, hizo algunas recomendaciones para el tránsito y una vez terminadas sus palabras, salimos a cargar los baúles con equipaje.


12:00 hs - La primera parada de la caravana fue en el cartel de "Montevideo" en la Rambla de Pocitos. Allí se realizó una foto grupal compuesta por los periodistas y comunicadores invitados de Argentina y Uruguay, así como también del equipo de BMW Argentina, Uruguay y México que estaba presente. Realizadas las imágenes con un drone para un video que luego compartiré en esta nota cuando esté listo.


12:26 hs - Segunda parada antes de encarar la Ruta Interbalnearia. La caravana se detuvo en el Sofitel Hotel, Casino & Spa en Carrasco para otra foto más y otra sesión de drone. En mi caso, con el 330 e los kilómetros desde el Palacio Legislativo a este hotel fueron en modo 100% eléctrico. Una experiencia rara por dos motivos: era el mi primer BMW híbrido y también mi debut de tester con un híbrido enchufable. Ahí descubrí que los híbridos convencionales no sostienen tanto tiempo en ese modo sin ruidos a combustiones.


13:46 hs - Arribo a Casapueblo para un breve refrigerio además de una recorrida guiada por el hotel y que también fuera la residencia del artista Carlos Páez Vilaró. Las amenazas de mal tiempo previstas para ese día se disiparon y con unos 30º C de temperatura ambiente, sentarse a tomar un té frío en los balcones de este lugar espectacular era un breve anticipo de un fin de semana que sería de confort y disfrute. Hasta acá, el 330 e había gastado solo menos de un 1/4 tanque. Una maravilla.


15:20 hs - Hora del almuerzo en el restaurante "Virazón" en el puerto de Punta del Este. Momento de relax y de recargar energías para seguir el trayecto. Allí pude conversar más distendido con Gustavo Lara, de ventas y marketing de BMW i Latam, que además fue mi acompañante durante el viaje hasta Maldonado en el 330 e. Lara resultó ser un tipo muy simpático y contradictorio (pero en el buen sentido, ya explico). Si bien es el responsable para la región de la sub-marca de productos electrificados de BMW, este ex-piloto de pruebas mexicano ahora devenido en directivo, usa todos los días un M5 E39 con transmisión manual y escape modificado. Todos mis respetos y reverencias con él.


17:05 hs - Llegamos al monumento de "Los Dedos" para una foto final más con toda la caravana y pegados a la pista donde la Fórmula E disputaría su sexta fecha de la temporada 2018. Fue un momento complicado para estacionar allí, por eso algunos autos muy llamativos de la caravana pertenecientes a clientes de la marca (como verán en las imágenes) violaron un par de normas de tránsito, aunque no sabemos si esas multas llegaron a destino.

18:00 hs - Me dispuse a retirar mi acreditación de prensa para el ePrix del día siguiente y una vez conseguido el pase, tomé el 330 e para ir al lugar donde se estaban alojando todos los invitados, en el Hotel del Lago, pegado a la Laguna del Sauce y bastante lejos de todo el bullicio de los autos de competición más silenciosos que tiene la FIA en su catálogo.


21:00 hs - Hora de ir a cenar, en este caso, a "El Palenque". Allí, ya sin los autos y yendo en un microbus, se pudo disfrutar de una verdadera muestra de gastronomía nacional. En mi caso, al ser uno de los medios que jugaba de local, a mis colegas argentinos de las revistas Miura (Renato Tarditti) y Parabrisas (Christian Hein) les hice un par de recomendaciones de la carta de este lugar, que es una de las mejores 30 parilladas del mundo. Baby beef, cochinillo a las brasas y un Tannat reserva 2015 de Don Pascual. Uruguay salió airoso. Y el editor Autoblog se recibió de experto en maridajes.

Día 2


09:10 hs - Desayuno en el Hotel del Lago previo a la partida a la carpa Emotion de la Fórmula E, donde no solo pasaríamos el sábado, sino también podríamos ver la carrera en la tarde desde la tribuna techada y VIP pegada a la carpa. Una vez reunido el grupo, se partió en bus hasta la pista.


09:50 hs - Arribamos a la pista con un día más propicio para hacer playa que para sentarse a ver una carrera. Por eso una vez que se ingresaba al Emotion Surf Club (así se llamaba de forma oficial al lugar), te entregaban un par de Havaianas, gorros Hugo Boss y un abanico para las damas. Adentro había mesas reservadas por cada sponsor del ePrix. BMW i tenía dos espacios para sus invitados.

10:00 hs - Una vez acomodados, y sin ninguna actividad prevista hasta la mitad de la mañana, salí a recorrer la carpa. Había varios puestos para servirse comida y bebidas en plan "tenedor libre" con quesos de primer nivel y variedad completa, panes caseros, vinos de Bodega Garzón, champagne Mumm y café artesanal por si estaban precisando un boost de cafeína en la espera hasta que comenzara la carrera. Para los más pequeños (y otros que ya no lo somos) había dos simuladores de manejo con el juego Real Racing 3.


11:45 hs - BMW llevó a sus invitados a ver la carpa de los vehículos de asistencia, que son todos BMW i. El director de la carrera, así como el Doctor Car son dos BMW i3 S, es decir, la versión más nueva y potente del modelo, con 180 cv de potencia. Los Safety Car, en tanto, son dos i8 Coupé preparados con butacas de competición y media jaula de seguridad. No son bonitos. Directamente son pornográficos de hermosos. Como dato interesante, estos modelos utilizan cargadores inalámbricos para sus baterías. Por último, el vehículo de rescate es un X5 40e iPerformance, casi idéntico al que al parecer ingresará al garage de Autoblog en poco tiempo más.


14:45 hs - Luego de haber regresado a la carpa a darnos un baño de aire acondicionado en un día que como ya dije, era de verano pleno, volvimos a abandonar ese oasis del confort para ir a los pits y conocer el box del equipo MS&AD Andretti, que trabaja con la tecnología de BMW i. Allí nos recibió el director del equipo, Roger Griffiths que explicó las características de los autos y de la carrera que tendrían un par de horas después.


15:30 hs - Antes de que la carrera iniciara, me di una vuelta por el eVillage, un espacio en donde los patrocinadores de la categoría pueden exponer sus productos (BMW tenía a los X5 40 e y 530 e iPerformance allí) y donde también se puede comprar merchandising de la Fórmula E, así como se muestran espectáculos o se pueden utilizar simuladores de manejo, juegos para los más chicos o también existen espacios para comer o tomar algo. Allí también se hacen las jornadas de firma de autógrafos de pilotos. Es decir, un espacio para pasarla bien.


15:50 hs - Apenas unos minutos antes de arrancar la carrera, entró al VIP, el piloto portugués António Félix Da Costa, uno de los integrantes del equipo Andretti a saludar a los invitados de BMW y también dejarnos un autógrafo a cada uno de regalo. Ese sábado terminó 11º de 17. Por lo menos cerró mejor que su compañero, Tom Blomqvist, que finalizó cinco puestos más atrás en la penúltima posición de la carrera en Punta del Este.

17:00 hs - La carrera terminó (gracias al cielo, porque fue aburrida in extremis) con Jean Eric Vergné como ganador y sumando puntos para el equipo chino Dragon Techeetah. Pero en lo personal, estaba ansioso por volver al hotel. Allí me esperaba de nuevo el 330 e iPerformance con el que compartiría también el domingo y parte del lunes, aunque no para hacerle un test para Autoblog (eso será en un par de semanas más) sino para moverme a piacere por donde quisiera. 


Conclusiones

Es la tercera vez que veo a la Fórmula E en Punta del Este y la sensación que me dejó es la misma. Es una categoría interesante desde el punto de vista tecnológico, pero todavía muy aburrida en relación a lo deportiva. Sin embargo, todo el circo que monta por dos días es incluso más simpático y atractivo que la hora y pico que dura la carrera.

El nivel del VIP supera con creces a cualquiera de las carpas que se montan en la Fórmula 1 incluso. Lo digo con conocimiento de causa (ver nota) pero además, lo hace a la mitad del costo que implica ir a ver a la máxima categoría. Alejandro Agag (CEO de la Fórmula E) tiene una visión de futuro que podría terminar quitándole público a la categoría deportiva madre. No exagero. Pero falta mucho aún.


Otra cosa que hay que celebrar es el retorno a Punta del Este de la categoría. Tras muchas idas y vueltas, los astros se alinearon para que Uruguay volviera a formar parte del calendario de un evento deportivo internacional y en serio. Ojalá que este regreso haya marcado de una vez y por todas la permanencia de nuestro país en la agenda de la Fórmula E de aquí en más. Porque más allá de lo divertidas (o no) que sean las carreras, es poner a Uruguay en el mapa una vez más, con todo lo que eso implica.

En relación a BMW y su invitación, creo que no hace falta agregar más de lo que ya relaté más arriba. No hay mejor forma de ver la Fórmula E que de esta manera: un viaje a Punta del Este all inclusive, pero además con un Serie 3 plug-in-hybrid de 245 cv y 520 Nm de par a tu disposición. No será tan potente como los autos de la Fórmula E, pero puedo asegurarles que mientras algún equipo no me deje manejar uno de sus autos, este 330 e iPerformance resulta más entretenido que ver la carrera en una tribuna.





















































Video: BMW Experience: The Roadtrip to Formula E - Punta del Este E-Prix
 

(*) Viaje por invitación de BMW Uruguay