El Volkswagen Polo Mercosur ya se produce en Brasil

martes, 15 de agosto de 2017



Todavía bajo camuflaje, Volkswagen mostró al Polo en el inicio de producción para el Mercosur.
Falta muy poco para que Volkswagen do Brasil muestre al nuevo Polo fabricado en su planta de Anchieta. Ayer se oficializó la producción en el Mercosur para ponerse a la venta antes de fin de año y se adelantó que en el primer trimestre de 2018 llegará hermano tricuerpo, el Virtus.

Con una inversión de 2.6 billones de Reales (algo más de 815 millones de dólares aproximadamente) realizada en la planta de Anchieta, ubicada en las afueras de São Paulo, Volkswagen comenzó esta semana a producir oficialmente al Polo Mercosur, que llegará al mercado vecino en el último trimestre de este 2017, mientras que para el resto de la región, su lanzamiento comercial se estima para los primeros meses del 2018, estando Uruguay incluido en esa lista.


Será en ese momento también en el que a la línea de producción se sume su hermano sedán, el Virtus, del cual ya se conoce algunas imágenes espías, pero todavía no existe información oficial por parte de la propia marca. La mencionada inversión comprende la modernización de la planta paulista en términos de manufactura (ahora tiene 373 nuevos robots y 214 nuevas herramientas), pruebas de certificación y validación de producto, desarrollo de piezas locales, calificación de personal así como para las acciones que comprenderán el lanzamiento del producto en el mercado brasileño, previsto para el próximo mes de setiembre.

Además de las novedades ya divulgadas hace algunas semanas atrás (ver nota), Volkswagen aprovechó el inicio de la producción para mencionar algunas diferencias más que tendrá el producto Mercosur en comparación con el producido en Europa. Por ejemplo, las suspensiones serán 20 mm más altas, para poder dar un mejor despeje para las condiciones de caminos que tenemos en la región, mientras que el diseño frontal será específico y distinto al del Polo europeo, como "resultado de clínicas de opinión realizadas con clientes brasileños".


Como ya es sabido, tanto Polo como Virtus utilizarán a la plataforma MQB A0 (Modular Querbaukasten en alemán), derivada de la que usan algunos modelos como los León, A3 o Golf, por citar a los más famosos. También derivará como base para el próximo SUV chico de la marca, así como para una pick-up compacta inédita con la que Volkswagen saldrá a competirle a la Fiat Toro en los próximos años.

El lanzamiento para el mercado brasileño está previsto que el Polo tenga tres motorizaciones. La primera será el 1.0 MPI tres cilindros del up!, pero con la potencia llevada a los 85 cv, la segunda el 1.6 MSI 16v cuatro cilindros de 110 cv usado por los Fox, Suran o Saveiro Cross, mientras que las más equipadas tendrán un 1.0 TSI tricilíndrico de 128 cv y con 200 Nm de torque a 1.500 rpm. Esto hará que ese motor se conozca como 200 TSI.


Los controles de estabilidad y tracción (ESC y ASR) serán de serie en todos los Polo TSI para el mercado brasileño, así como con frenos de discos en las cuatro ruedas (ventilados adelante y sólidos atrás), detector de fatiga del conductor, sistema de asistencia para el arranque en pendiente (HHC), sistema de regulación de frenado de motor (MSR) y sistema de bloqueo electrónico del diferencial (XDS+). Las versiones con mecánicas aspiradas, en tanto, tendrán frenos de tambores atrás y los sistemas de estabilización serán un opcional.

Otros elementos de equipamientos serán el monitoreo de presión de neumáticos, los faros LED delanteros, así como la nueva generación del Digital Cockpit, es decir, un instrumental 100% digital con una pantalla TFT de 10,25 pulgadas. La funcionalidad estos instrumentos digitales será algo completamente inédito para un auto de este segmento en el Mercosur.