Prueba: Fiat Punto Essence 1.6 16v

viernes, 29 de enero de 2016



Evaluamos durante más de 550 kilómetros al Fiat Punto en su versión Essence 1.6 16v con 115 cv de potencia.
Evaluamos al Fiat Punto en su variante más equipada, la Essence 1.6 16v. Cuenta con una mecánica denominada E.TorQ con una potencia máxima de 115 cv, y que va asociada a una transmisión manual de cinco relaciones. Tras más de 550 kilómetros, tendrán la prueba completa a continuación.


El Proyecto 199 de Fiat comenzó su vida comercial en el año 2005 como Grande Punto en el mercado europeo. Ese producto era el encargado de reemplazar al Punto que iba por la segunda generación por aquel entonces.

Dos años más tarde, desembarcó en el Mercosur con producción en la planta brasileña de Betim bajo la denominación "Punto" a secas, aunque conservando el estilo del Grande Punto europeo. No se mantuvieron, en tanto, las plataformas ni las mecánicas, adoptando ambas de su hermano el Palio, aunque con mejoras.


El producto se mantuvo en nuestra región casi sin cambios hasta julio de 2012 (ver nota), cuando adoptó el estilo que en Europa se conocía como Punto EVO. A Uruguay llegó apenas cuatro meses más tarde, exclusivamente con la mecánica Fire Evo 1.4 ocho válvulas de 85 cv y un equipamiento denominado Attractive (ver lanzamiento).

En mayo de 2015, sumó la variante denominada Essence con la mecánica 1.6 16 válvulas de 115 cv (ver lanzamiento) a un precio de U$S 22.490. Frente al 1.4 Attractive sumó elementos como sensores de estacionamiento o climatizador automático de una zona. Con esta versión lanzada el año pasado, es que realizamos una prueba durante cuatro días y más de 550 kilómetros. La evaluación completa se transcribe a continuación.


Exterior

Con o sin el emblema de "Giugiaro Design" en las puertas traseras, el Fiat Punto siempre fue uno de los productos con el exterior mejor resuelto del segmento B+. Más allá de la actualización realizada hace unos cuatro años atrás, el estilo se mantiene bastante fresco y actual de todas formas. Ahora en lugar de la firma de Don Giorgetto, lleva la del Centro Stile Fiat.

En el frontal encontramos generosos grupos ópticos, secundados por las luces de giro en la mitad del paragolpes, y un poco más abajo, los faros antiniebla delanteros -carece de traseros-. Un bigote cromado le da lugar al logotipo de Fiat en el centro, y por ahí se termina la descripción delantera. Es un modelo de lineas poco rebuscadas, pero bien logradas.


Visto de perfil es donde menos cambios hubo desde el 2007 cuando lo conocimos en estos lares. Ahora en la versión Essence aparecen nuevas llantas de aleación de 16 pulgadas montadas sobre neumáticos Pirelli Cinturato P7 en medida 195/55 R16. El resto se mantiene casi sin novedades, a no ser porque perdió el logotipo de Giugiaro en la base de las puertas traseras (ver).

La línea de cintura es más bien alta, pero no por ello perjudica la visibilidad hacia afuera, que es bastante buena pese a tener pilares A y C bastante gruesos y lanzados, especialmente el A. Tanto tiradores de puertas como carcasas de los retrovisores van en color de la carrocería, en este caso, un muy atractivo Rojo Alpine, como le llama Fiat.


Visto desde atrás, ahora lleva grupos ópticos que mantienen el formato aunque cambian su disposición interior, sumando tecnología LED para las luces de freno y posición. Las de marcha atrás y los señaleros, siguen usando bombillas. El portón trasero se abre desde la llave o también desde el logotipo de Fiat, ya que cuenta con el sistema "Logo Push". En el paragolpes lleva los prácticos sensores de estacionamiento, equipamiento diferencial -junto a las llantas de 16"- frente al Attractive 1.4.

Las medidas del Punto, en tanto, son las siguientes: 4.030 mm de largo, 1.687 mm de ancho, 1.505 mm de alto y su distancia entre ejes llega a los 2.510 mm. Es decir, dentro de la gama Fiat va por encima de un segmento B tradicional como el Palio, pero por debajo del Bravo (que aquí todavía no conocemos) que es un segmento C.

Interior

Cuando el Punto se renovó en 2012 también lo hizo puertas adentro. Ahora la presentación está bastante más cuidada y luce más moderno que algunos rivales de segmento. Por ejemplo, incorpora plásticos rígidos con una textura blanda y clara por encima, que le da una sensación de calidad percibida mucho mejor que antes. Por ejemplo, suma una iluminación ambiental discreta, pero atractiva.

Si bien la presentación general califica dentro de lo bueno, todas formas presenta algunos plásticos mejorables como la visera del instrumental, la tapa de la guantera, o la del portaobjetos que se encuentra por arriba de las salidas de aire acondicionado en el centro de la consola.


La posición de manejo, en tanto, es correcta. Existen regulaciones tanto de la columna de dirección como de la butaca, que permite subir o bajar mucho el asiento. El volante, por su parte, tiene buen recorrido en el ajuste de profundidad, y poco en altura. De todas formas, cualquier ser humano podrá acomodarse sin mayores problemas.

El instrumental tiene cuatro cuadrantes analógicos para velocímetro, tacómetro, temperatura de agua y cantidad de combustible. Si bien luce agradable, la tipografía elegida complica un poco la lectura rápida cuando vamos manejando. En la parte central cuenta con un display para la computadora de a bordo con bastantes funciones.


En la consola central aparece como gran protagonista el equipo de audio. Tiene AM/FM/CD/MP3/USB y mandos al volante. Si bien su funcionamiento es muy intuitivo, gracias a teclas y perillas grandes, cuenta con algunos faltantes como ser una conexión auxiliar de audio, y conectividad Bluetooth.

Más abajo está el equipo de climatización. Una aclaración: en nuestra unidad de pruebas contaba con un aire acondicionado manual, pero las unidades que Fiat está comercializando llevan de serie un climatizador automático de una vía.


En relación a los portaobjetos, si bien tiene varios distribuidos por las puertas y la consola, son todos relativamente pequeños. En defensa de Fiat, aprovecharon los laterales de las butacas delanteras para incluirle unos "bolsillos" que son perfectos para llevar celulares o billeteras. Ya que menciono a los asientos, son cómodos, aunque algo firmes en el respaldo, incomodando un poco la espalda en viajes largos. Sí, ya dejé de ser joven hace rato.

Al pasar a las plazas traseras encontramos que si bien la habitabilidad es correcta, tampoco es abundante. Si viajan adultos allí, el espacio para piernas y techo es el justo, aunque no llega a ser apretado. A lo ancho dos personas de 1,80 m irán bien, pero ya un tercero complicará la situación.


Como Punto destacado del ídem, para los que viajen atrás habrá tres apoyacabezas y un generoso y cómodo apoyabrazos, con una calidad que pocas veces vi en un auto de segmento B. Por el lado de lo no tan bueno encontramos que el cinturón del medio es abdominal y que carece de anclajes para sillas infantiles.

Si pasamos al baúl encontraremos que tiene 280 litros de capacidad, lo que es una cifra correcta para el segmento. En caso de no ser suficiente, permite rebatir los respaldos traseros en proporción 60:40 hasta lograr unos 1.030 litros. Por debajo de la alfombra del baúl encontramos el auxilio, que si bien tiene una llanta de chapa, respeta a rajatablas la medida y marca de las titulares, es decir, una Pirelli Cinturato P7 195/55 R16.


Motor y transmisión

Si bien es el primer Fiat Punto que pasa por nuestras manos, el conjunto moto-propulsor es un viejo conocido de Autoblog. Hace algo más de un año lo habíamos probado en uno de los modelos más exitosos de Fiat, la Strada Adventure (ver prueba).

Pertenece a la familia E.TorQ de FCA y es la evolución de los viejos motores de la desaparecida empresa brasileña Tritec Motors, que a comienzos de siglo abastecía entre otras marcas, a MINI y Chrysler, y que desde 2008 pasó a manos del Grupo Fiat para conformar FPT, o Fiat Powertrain Technologies.


El Punto lleva un  1.598 cc de cilindrada, un árbol de levas en la culata, 16 válvulas, alimentado por inyección multipunto semi-secuencial indirecta y con distribución por cadena. Eroga 115 cv de potencia a las 5.500 rpm, y un torque máximo de de 164 Nm a 4.500 vueltas. Va acoplado a una transmisión manual de cinco relaciones. 

Es una mecánica de funcionamiento silencioso y progresivo, con una respuesta más vigorosa y ágil por encima de los 2.800 giros y algo aletargado por debajo de los 2.000. Si bien cumple, por ejemplo, al pasar por un lomo de burro en segunda marcha, se puede sentir una laguna en la recuperación de velocidad. Eso para muchos se verá como una falta de potencia, pero en realidad es que el torque está recién a las 4.500 vueltas.


El E.TorQ va acoplado a una transmisión manual de cinco relaciones. No tiene un tacto ejemplar, ni tampoco malo, sino que está en un punto medio. Las marchas son más bien largas, especialmente la quinta, que es excesivamente larga, y no presenta gomosidades ni imprecisiones al pasar de marcha. En otras palabras, aprueba bien lo que busca el usuario promedio: una caja correcta.

Fiat declara solo dos cifras en la ficha técnica, velocidad final y aceleración de 0 a 100 km/h. La primera es de 181 km/h y la segunda de 10,5 segundos. Al no haber cifras de consumos oficiales, nos valdremos por las obtenidas en las pruebas que realizamos.


En nuestros registros logramos 9,5 litros cada 100 km en ciclo urbano, una cifra normal para una mecánica de este tipo, que luego bajó a 7,2 l/100 km en ruta, y que en el combinado nos arrojó unos correctos 8,3 litros cada 100 km. 

El depósito de combustible cuenta con 60 litros y el peso en orden de marcha está en los 1.232 kilogramos, que es bastante más que lo que pesan algunos de sus rivales directos, más cerca de los 1.100 kg que de los 1.200.

Comportamiento dinámico

Bajo ese diseño tan agraciado, el Fiat Punto esconde otro atributo que es el confort de marcha que ofrece, especialmente en ciudad o caminos poco amigables con la suspensión (llámese empedrados, caminos de ripio, etc.).

A mi modo de ver, el Punto es un auto muy confortable. Tal vez el más confortable del segmento donde juega, porque no hay sequedades de ninguno de los dos trenes ante pozos o cortes abruptos de la calzada. Es un producto perfecto para convivir con él varias horas en nuestras calles con más parches y retazos que una colcha hippie.


Si bien me gustaría que fuera un poco más firme, especialmente respecto a la inclinación de la carrocería en las curvas, aunque no es un asunto que llegue a comprometer la estabilidad. Por otra parte hay que comprender que el andar más blando que duro suele agradar a la mayoría de los usuarios, especialmente en el Mercosur.

La mecánica, en tanto, presenta un comportamiento correcto y silencioso, pudiendo circular a unos 70 km/h en quinta marcha a unas 2.000 rpm. La dirección, por su parte, cuenta con asistencia hidráulica, algo que en el segmento está quedando en desuso, pero que algunos todavía solemos apreciar frente a las anestesiadas eléctricas. Tiene buena asistencia y un radio de giro correcto de 10,9 metros.


Si salimos a la ruta encontraremos un producto que viaja muy bien en lo recto, con un aplomo para destacar, y ni se inmuta ante vientos cruzados o ráfagas que generen camiones o buses que nos crucen de frente. Es quizás el punto más fuerte dinámicamente hablando, lo bien apoyado que va y la confianza que transmite. 

A la hora de un sobrepaso, la caja ayudará al motor bajando de quinta a cuarta marcha o hasta tercera, pudiendo realizar la maniobra con muchísima confianza, aunque el 1.6 realmente debería tener una respuesta más acorde a sus 115 cv, con un par motor a menos vueltas. La quinta marcha lo deja trabajar a 3.100 vueltas a unos 110 km/h, lo que es correcto. De todas formas, a más de 100 km/h los retrovisores y el pilar A, generan pequeños ruidos a viento algo molestos.


A la hora de encarar curvas también transmite mucha confianza, y las inclinaciones de la carrocería son las esperables en un producto que prioriza el confort de marcha, aunque son menos marcadas de las que esperaba en primera instancia. No le voy a pedir que doble como un Lotus Seven tampoco.

Es fácil de llevar, y solo en algunas ocasiones muy extremas, el eje trasero no irá tan apoyado como el delantero. El Punto cuenta con un esquema McPherson con ruedas independientes, brazos oscilantes en acero forjado fijados al subchasis, con barra estabilizadora, mientras que el eje trasero tiene ruedas semi-independientes y traviesa de torsión de sección abierta.


Equipamiento

El nivel Essence probado es el más equipado de la gama Punto en nuestro mercado. Cuenta de serie con: climatizador automático de una zona (no presente en la unidad de pruebas), dirección hidráulica, faros traseros LED, sistema de apertura eléctrica de tapa de baúl (Logo Push), apertura interna del depósito de combustible, pack eléctrico (cuatro levantavidrios, espejos, y bloqueo), faros antiniebla delanteros, volante multifunción en cuero con regulación de altura y profundidad, asiento del conductor con regulación en altura, computadora de a bordo "My Car Fiat", alerta de límite de velocidad, sistema "Follow me home", radio integrada AM/FM/CD/MP3/USB con mandos al volante, sensores de estacionamiento traseros, y llantas de aleación de 16 pulgadas con neumáticos en medida 195/55 R16, entre otros ítems.


Si bien la dotación es correcta en un auto que orilla los 23 mil dólares, cuenta con algunos faltantes mínimos, como ser conectividad Bluetooth, sensores de lluvia y luces, conexión auxiliar de audio, o tal vez, un control de velocidad crucero. En Brasil, donde se produce, cuenta con estos ítems en opción, así como también con un sistema multimedia con pantalla táctil y cámara de retroceso en opción, que sería también interesante que Fiat pudiera ofrecerlo en nuestro mercado.

Seguridad

En materia de seguridad Fiat tiene solo el "aprobado" por la ley. Cuenta con doble airbag delantero, frenos ABS+EBD, cinco apoyacabezas, cuatro cinturones inerciales de tres puntas (los delanteros son pirotécnicos), y sistema ESS (Emergency Stop Signaling), que activa las balizas ante una detención de emergencia.

Bien digo que cuenta con el "aprobado" porque por el precio algunos rivales de segmento ya están ofreciendo elementos como airbags laterales o de cortinas, controles de estabilidad y tracción, así como también anclajes para sillas infantiles. Sería bueno que así como Fiat actualizó al Punto en su diseño, también lo hubiera hecho en este apartado.


En el apartado de frenos, Fiat dotó al Punto con discos ventilados delanteros de 257 mm, mientras que en el eje trasero lleva tambores de 203 mm. Su funcionamiento es solo correcto, no manifestando cierta fatiga ante frenadas de emergencia, y deteniéndose en distancias correctas. 

Pasando a su seguridad a nivel estructural, por el momento no hubo organismos independientes que hayan sometido al Punto fabricado en Brasil a una prueba de impacto para poder evaluar su desempeño ante una colisión.

Precio, garantía y competidores

La unidad evaluada es la más completa de los dos Punto que se comercializan en Uruguay. Este 1.6 Essence se ofrece a U$S 22.490, mientras que por debajo está la 1.4 Attractive a U$S 1.800 menos, U$S 20.690. La garantía es de 2 años o 50.000 km, algo que se repite en otros modelos de Fiat.

Rivales es algo que a este producto le abundan. Fiat llegó con esta versión Essence a competir en la franja más disputada del segmento B+, que es entre 23 y 25 mil dólares. Sus competidores son los siguientes: Chevrolet Sonic Hatchback 1.6 LT (U$S 24.990), Citroën C3 1.5 Tendance (U$S 20.990), Ford Fiesta Kinetic SE 1.6 Hatch (U$S 21.990), Hyundai Accent 1.4 GL Super Full Hatchback (U$S 24.990), Kia Rio Hatch EX 1.4 CVVT (U$S 24.490), Peugeot New 208 1.2 PureTech 82 Active (U$S 23.990), Renault Clio IV Expression 1.2 (U$S 24.990), Volkswagen Polo Hatch 1.6 Trendline M/T (U$S 23.900), y Suzuki Swift 1.4 VVT Limited M/T (U$S 23.970).


En líneas generales el modelo de Fiat se posiciona bien frente a sus rivales en materia de mecánica y equipamientos de confort. El precio es correcto, y está a tono con el resto de la oferta de otras marcas a nivel local.

Claramente los puntos grises aparecen en el apartado de seguridad, donde algunos competidores en la misma franja de precios ofrecen más elementos que el Punto, como ser anclajes para sillas infantiles, airbags laterales y de cortinas, así como también controles de tracción y estabilidad.


Conclusión

Hace algunos días atrás, previo a publicar completa la prueba, jugaba con el título del adelanto por medio de la frase "el eterno incomprendido" para referirme al Punto. La abundancia de oferta de este segmento hace que un producto con buen diseño, un confort de marcha ejemplar y una mecánica que cumple bien, pase desapercibido para muchos ojos.

Es cierto, el producto de Fiat es el más longevo de su categoría, con nueve años en sus espaldas y un restyling que lo mantiene incluso más moderno que otros competidores. También es adecuado pensar que la casa italiana fue una de las primeras en adentrarse en esta parte del segmento B, ofreciendo un producto que en sus primeros años era casi que el referente a seguir.


Hoy esa homogeinización de oferta hace que haya muchos modelos, pero ninguno particularmente bueno por encima del resto. Hay productos que hacen las cosas mejor que otros, pero no hay uno que destaque por todos sus atributos. Quizás los Peugeot 208 o Renault Clio IV, pero en sus versiones más caras, pero también son las más alejadas de muchos bolsillos.

Fiat por su parte se plantea, en principio, responder a una demanda de varios clientes de Punto de poder contar con una mecánica más potente, ya que desde la desaparición del motor 1.8 Powertrain de 112 cv, solo podían conformarse con el 1.4 Fire Evo de 85 cv.


El E.TorQ es más moderno que aquel 1.8 (que sigue usando General Motors hasta nuestros días), entrega un funcionamiento más refinado, consume mucho menos, pero en contrapartida tiene menos respuesta en baja que aquel ocho válvulas. De todas formas no es para criticarlo fuertemente, es un producto de uso netamente familiar, y desde ese punto de vista, cumple satisfactoriamente.

En segundo lugar, la otra tarea que tiene este Punto Essence, es de posicionar a la marca en la parte más disputada del segmento B+, la de las versiones más accesibles, y lo hace con un producto que da a igualdad de precio que sus rivales, una mecánica más potente, mientras la gran mayoría se queda por debajo de los 100 cv en promedio.


En contrapartida, el modelo de Fiat cuenta con algunas lagunas poco defendibles, especialmente en materia de seguridad. Ya en 2016 pagar casi 24 mil dólares por un auto que iguala los ítems ofrecidos por uno de 15 mil, no suena lo más razonable del mundo. Es algo que la marca tendría que rever a la brevedad para ponerse a tiro con el resto. Parece extraño recordar que Fiat ofrecía en este modelo hasta seis airbags en opción cuando fue lanzado hace ocho años atrás.

Dejando de lado esa cuestión, el Punto aprueba con buena nota global. Es un producto con una mecánica bastante recomendable, un confort de marcha casi que ejemplar, un equipamiento de confort correcto, y un diseño que pese a no ser el más moderno de su categoría, sigue siendo uno de los más atractivos sin lugar a dudas. Si tan solo pudieran ponerlo al día con la seguridad disponible, sería un producto redondo como un punto.


A favor
  • Diseño
  • Confort de marcha en ciudad
  • Comportamiento dinámico
  • Habitabilidad para cuatro adultos
  • Precio competitivo

En contra
  • Cinturón central trasero de dos puntas
  • Insonorización eólica en ruta
  • Falta de ESP, airbags laterales, y de cortina
  • Sin anclajes para sillas infantiles



FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.598
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,5:1
Diámetro x carrera (mm): 77 x 85,8
Inyección: indirecta multipunto semi secuencial
Potencia máxima (cv/rpm) 115/5.500
Torque máximo (Nm/rpm) 164/4.500
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de cinco relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
Hidráulica con piñón y cremallera
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: McPherson con ruedas independientes, brazos oscilantes en acero forjado fijados al subchasis y barra estabilizadora
Trasera: semi-independientes y traviesa de torsión de sección abierta
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 195/55 R16
Rueda auxiliar: 195/55 R16
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 181
Aceleración 0/100 km/h (s) 10,5
Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad del baúl (l) 280/1.030
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.232
Largo total (mm) 4.030
Ancho total (mm) 1.687
Alto total (mm) 1.505
Distancia entre ejes (mm) 2.510
Capacidad del tanque de combustible (l) 60

Galería: Fiat Punto Essence 1.6 16v | Créditos: Autoblog, Diego Olivera (diegomolivera.tk).

EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Faros antiniebla delanteros
Faros traseros LED
Llantas de aleación de 16 pulgadas
Sensores de estacionamiento traseros
SEGURIDAD
Airbags frontales
Alerta de velocidad
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Cinturones de seguridad traseros de tres puntos (2) y central trasero de dos puntos (1)
Cinturones de seguridad delanteros con pretensores pirotécnicos
Frenos ABS+EBD
Sistema ESS (Emergency Stop Signaling)
CONFORT
Asiento del conductor regulable en altura
Apertura interna del depósito de combustible
Climatizador automático de una zona (no disponible en unidad probada)
Cierre centralizado de puertas con mando a distancia e interfase para vidrios
Cierre centralizado en rodaje a 20 km/h
Computadora de a bordo "My Car Fiat"
Dirección con asistencia hidráulica
Espejos retrovisores eléctricos
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
Radio AM/FM/CD/MP3/USB con mandos al volante
Sistema de apertura eléctrica de tapa de baúl (Logo Push)
Sistema "Follow me home"
Volante multifunción en cuero con regulación de altura y profundidad

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 22.490. Garantía: 2 años o 50.000 km

COMERCIALIZA:

Sevel Uruguay S.A. Av Italia 5575. Tel. 26050740. Web: www.fiat.com.uy