A cartas vistas: Honda presentó en Brasil al Fit 2015

domingo, 4 de mayo de 2014



Honda ya está produciendo en Brasil a la tercera generación del Fit que llegará a Uruguay este año.
Si bien ya habíamos recibido noticias del nuevo Honda Fit fabricado en el Mercosur, ahora la marca nipona nos deja verlo por completo. Esta tercera evolución del pequeño monovolumen llegará al mercado local en el correr de este año y vamos a conocerlo un poco más detalladamente, a continuación.


Hace algunas semanas atrás habíamos visto las primeras imágenes y datos, bastante escuetos por cierto, de la variante fabricada en el Mercosur de la tercera generación del Honda Fit (ver nota). Como pasa siempre con este tipo de lanzamientos en cuenta-gotas, ahora nos llegó el turno de verlo más en detalle.

Como ya dijimos previamente, a partir del mes pasado ya se está produciendo en la planta paulista de Sumaré y por el momento no está confirmada la llegada a Uruguay desde este origen, ya que también podría serlo México (ver nota), aunque ya es una certeza que de un país o del otro, llegará este año a nuestro mercado esta renovación completa del Fit.


En el país vecino se está ofreciendo en cuatro versiones DX, LX, EX y EX-L, todas ellas con el impulsor 1.5L i-VTEC Flex One -sistema de arranque en frío para motores que funcionan a etanol-, con una transmisión manual u opcionalmente la nueva CVT (Continuously Variable Transmission).

Obviamente los cambios son notorios frente a la segunda generación, y creció bastante. Por ejemplo, si bien el ancho se mantuvo en 1.695 mm, la distancia entre ejes es 30 mm mayor, ahora llegando a 2.530 mm, lo que redunda en un largo más generoso, de 3.900 a 3.997 milímetros. 

Una característica que mantiene el Fit es el tanque de combustible en posición central, ahora con una capacidad de 45,7 litros. Esto trae como beneficio que el habitáculo permite ser configurado con más flexibilidad, y se aprovecha mejor el espacio interior. Aquellos que tengan, o hayan tenido un Fit, sabrán de lo que les hablo.


Y aquellos que no, es sencillo de explicarlo. El Fit siempre se vanaglorió de tener el exclusivo sistema de configuración y modularidad interior denominado ULT (Utility Long Tall), que ahora suma la función "Ultra-Seat" que permite reclinar de forma plana los asientos delanteros, convirtiendo así el habitáculo en una gran cama, o pudiendo recostar el asiento contra el respaldo, para poder llevar objetos altos parados.

Justamente, el espacio interior también aumentó, habiendo 80 mm más de distancia entre los pasajeros traseros, y a su vez, el espacio para las piernas de quienes viajen atrás es 122 mm mayor, también frente al Fit anterior. El diseño plano del tanque de combustible, a su vez, deja 10 mm más de rango para la regulación de la butaca del conductor.


En materia de impulsores, como ya sabíamos, desaparece la opción 1.4 de 100 cv, dejándole paso exclusivamente al 1.5 litros i-VTEC Flex One, equipado con control electrónico variable de la apertura de válvulas, que ofrece 116 cv de potencia a las 6.000 rpm, y un torque de 150 Nm a 4.800 rpm con etanol. Si bien el impulsor es el mismo que erogaba 120 cv para la generación anterior, en este caso fue optimizado con un aumento de la tasa de compresión, se rediseñó el comando de válvulas, y se aumentó el torque en bajas revoluciones.

Honda habla de una optimización de un 17% en relación al consumo para las versiones con caja CVT, frente a la anterior, automática con convertidor de par y cinco relaciones, mientras que para la caja manual, la mejora está en el orden de un 8% menos para las cifras de consumo de combustible.


En materia de equipamientos, las versiones EX y EX-L, llevarán un sistema de audio de doble DIN con pantalla de LCD de 5” que integra el sistema HFT (Hands-Free Telephone), cámara de retroceso, lector de CDs con MP3 y WMA, entrada auxiliar y USB. A su vez, la variante LX llevará una radio AM/FM también doble DIN pero sin pantalla táctil. De serie todos contarán con dirección eléctrica EPS (Electric Power Steering), pack eléctrico, y aire acondicionado.

En materia de seguridad, también mantiene los elementos ya vistos en el Fit previo, es decir, doble airbag, frenos ABS+EBD, cinco apoyacabezas y cinturones inerciales de tres puntas, además de anclajes ISOFIX y LATCH para sillas infantiles. La versión EX-L suma además, airbags laterales delanteros. Lamentablemente Honda dejó en el debe, aunque sea como opción, la posibilidad de contar con controles de tracción o estabilidad. Cuando tengamos más novedades sobre la llegada a Uruguay, ampliaremos esta información.