Es oficial: así es el Audi Q8

martes, 5 de junio de 2018



Es oficial: así es el Audi Q8. Se presentará de forma oficial en el Salón de París 2018 y llegaría a Uruguay en 2019.
El nuevo integrante de la "familia Q" de Audi fue mostrado de forma oficial hace unas horas atrás. Se trata del Q8, que utiliza la misma plataforma MLB Evo del Q7, pero que ahora la viste con un planteo de diseño más deportivo que a su vez inaugura el nuevo lenguaje de estilo de los SUVs de la marca.

El Q8 queda definido por las siguientes cotas: 4.986 mm de longitud, 1.995 mm de ancho y 1.705 mm de alto. Gracias a su línea de techo de estilo coupé, parece mucho más bajo que su hermano, el Q7, con el que comparte plataforma (la MLB Evo del Grupo Volkswagen), también utilizada por los nuevos A6, A8 y A7 Sportback. 

Con una distancia entre ejes de casi 3 metros, promete ofrecer un generoso espacio para quienes viajen en las plazas traseras más que nada. Para la parte posterior existe la posibilidad de montar tres asientos individuales con regulación longitudinal. Con los respaldos de los asientos posteriores abatidos, el maletero alcanza un volumen de 1.755 litros.


La parrilla Singleframe de diseño octogonal del Q8 se presenta como la nueva cara de la familia Q de Audi. La ancha parrilla en posición vertical, junto con las grandes entradas de aire, resaltan el aspecto del frontal. La línea del techo desciende hacia en unos pilares D ligeramente inclinados, que son soportados por los blíster quattro situados por encima de los pasos rueda, que alojan unas llantas de 22 pulgadas. Los faros LED son de serie, y la tecnología HD Matrix LED se ofrece como opción. Aquí, tanto la firma tridimensional de las luces diurnas como los grupos ópticos traseros, conectados por una tira de luz. Los usuarios pueden utilizar la aplicación myAudi en sus smartphones para activar distintas funciones de iluminación y experimentarlas desde el exterior.

Por dentro se respira el mismo aire de los A6, A8 y A7 Sportback de última generación. Se destaca el MMI touch response mediante el que se puede acceder a casi todas las funciones a través de dos grandes pantallas. La superior, de 10,1 pulgadas, controla los sistemas de infotainment y de navegación. La pantalla inferior, de 8,6 pulgadas, permite al conductor manejar las funciones de climatización, confort y de entrada de texto. Como complemento a todo ello, el control de voz con reconocimiento de lenguaje cotidiano convierte al Audi Q8 en una especie de compañero capaz de dialogar inteligentemente. El conductor puede expresarse, y el control de voz puede entender, por ejemplo, la frase “tengo hambre” y, en consecuencia, sugerir restaurantes cercanos.


A nivel de mecánica, en todas las variantes la tracción será integral quattro con un diferencial central mecánico que transfiere la fuerza entre los ejes delantero y trasero en una proporción 40:60. Cuando es necesario, envía la mayor parte de la potencia al eje que disponga de mejor tracción. La suspensión con regulación de dureza (damper control) es de serie. Audi ofrece opcionalmente la suspensión neumática adaptativa con ajuste de confort o deportivo, que puede variar la altura de la carrocería dependiendo de la situación de conducción y de las preferencias del conductor hasta en 90 mm.

Además de la dirección progresiva de serie, que se vuelve más directa cuanto más se gira el volante, y ofrece como opción el eje trasero direccional, que a baja velocidad permite un ángulo de giro en las ruedas traseras de hasta 5 grados en dirección contraria a las delanteras para mejorar la agilidad. A velocidades elevadas, las ruedas del eje posterior giran en el mismo sentido que las delanteras, para aumentar la estabilidad.


Todos los motores son particularmente eficientes gracias a la tecnología Mild-Hybrid (MHEV). El sistema eléctrico principal de 48 voltios incorpora una batería de iones de litio y un alternador BAS. Durante la frenada, puede recuperar hasta 12 kW de energía que se almacena en la batería. La tecnología MHEV permite largas fases de circulación en modo de marcha por inercia con el motor desactivado, y permite que el sistema start-stop entre en funcionamiento a 22 km/h.

En el lanzamiento al mercado habrá dos motores V6 turbo completamente rediseñados: un 3.0 TDI (50 TDI) y un 3.0 TFSI (55 TFSI). El diésel desarrolla 286 cv y la versión naftera, 340 cv. Posteriormente llegará otro turbodiesel a la oferta: un 3.0 V6 con 230 cv, denominada 45 TDI. Las transmisiones serán una tiptronic de ocho relaciones en el caso del naftero y una S tronic doble embrague con siete marchas en el caso del gasolero. Se estima que en 2019 estaríamos recibiendo este producto en el mercado local, aunque no hay confirmación oficial por parte de Audi Uruguay al respecto.


Video: Audi Q8