Todo bajo control: Honda actualizó al Fit en Brasil

lunes, 25 de septiembre de 2017



Honda renovó al Fit para el mercado brasileño, sumándole equipamientos de conectividad y seguridad.
El monovolumen chico de Honda recibió en Brasil cambios en el diseño exterior y el equipamiento, siendo el más importante que ahora incorpora el control de estabilidad de serie. Además en relación al infoentretenimiento, sumó Android Auto y Apple CarPlay.


Los cambios exteriores del Fit producido en la planta de Sumaré en Brasil, siguen la línea estilística de las últimas novedades en diseño de la marca, incorporando la parrilla y los faros delanteros distintivos de la marca. El paragolpes frontal cuenta con unas líneas afiladas y unos contornos más agresivos alrededor de las salidas de aire. 

En la parte trasera, las secciones de la parrilla, menos profundas, se unen mediante una moldura de color negro brillante por encima de una sección trapezoidal más baja. A los cambios en el exterior, se añade la disponibilidad de un nuevo color para la carrocería, el tono metalizado Azul Boreal.


Pero la gran novedad radica en la incorporación de los controles electrónicos de estabilidad (VSA según Honda) y tracción, así como el asistente de arranque en pendientes (HSA), asistencias que ahora están presentes en todas las versiones. Según la variante, el modelo brasileño también puede contar con climatizador automático digital (como el que posee el mexicano vendido en Uruguay), airbags laterales, cámara de retroceso y las llantas de aleación de 15 o 16 pulgadas.

Por su parte, la versión tope de gama (denominada EX-L) incluye luces full LED delanteras, tapizado de cuero y sistema multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas, navegador y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay. Yendo con la mecánica es un 1.498 cc, 16 válvulas, i-VTEC, inyección multipunto, con una potencia de 120 cv a las 6.500 rpm, y un par máximo de 150 Nm a 4.800 vueltas. Este impulsor va asociado a una transmisión automática continuamente variable (CVT) o a una manual de cinco relaciones, es decir, la misma motorización que en nuestro país utiliza el WR-V.