Contacto express: Ford EcoSport 1.5 Titanium A/T

martes, 26 de diciembre de 2017



Antes de su llegada a Uruguay, ya manejamos en Argentina a la nueva evolución del Ford EcoSport.
En el marco de la presentación regional del renovado Ford EcoSport, pudimos probarlo por las rutas y calles de Mar del Plata, Miramar y Chapadmalal, en Argentina. A continuación el contacto express del nuevo EcoSport en versión Titanium con el nuevo motor 1.5 Dragon de 123 cv de potencia.

Desde Mar del Plata, Argentina (*) -
El segmento de los SUVs chicos a nivel Mercosur tuvo su primer puntapié en el año 2003 con la llegada de la primera generación del Ford EcoSport. Tal fue el revuelo que la demanda superaba a la oferta en todos los mercados y hasta se podría decir que fue el último gran boom de la industria del Mercosur de la década pasada.

Sin el EcoSport no habría Nissan Kicks, Jeep Renegade, Honda HR-V ni nada que se les parezca a este tipo de productos. Y tan exitoso resultó el modelo de Ford que ahora este concepto que se vendía solo en este lado del mapa, también se vende en más de 140 países (incluyendo a los Estados Unidos por primera vez a partir de este año) desde su segunda generación que ya carga con (aunque no parezca), cinco años a cuestas.


Por eso, ante la masiva ofensiva de productos que salieron a competirle a Ford, es que la marca decidió renovarlo con una actualización tan profunda que en lugar de ser un restyling, dentro de la propia empresa de Detroit están llamándola "tercera generación", aunque no sea. Hay nuevos motores, interiores, más equipamientos de confort y seguridad, mejoras en la calidad y un diseño actualizado. Fue mostrada por primera vez en junio, durante el Salón de Buenos Aires 2017 (ver nota).

A finales de agosto en tanto, mientras en Uruguay estábamos festejando por 189ª vez nuestra independencia, Autoblog cruzó a la más grande de Provincias Unidas del Río de la Plata, perdón, a Argentina a conocerlo de primera mano en su lanzamiento regional, llevado a cabo en la ciudad balnearia más famosa de ese país: Mar del Plata. Y a modo de adelanto a la llegada a Uruguay (ver lanzamiento), manejamos entre Mar del Plata y Chapadmadal al EcoSport 1.5 Titanium A/T y a continuación se transcribirá el contacto.


Exterior

Como decía en la introducción, no es una tercera generación como dice Ford, sino que es un gran update de lo que se mostró por primera vez en 2012. Ahora el EcoSport luce un frontal que se adapta al estilo de los últimos lanzamientos de la marca con un nuevo diseño en la parrilla, que adoptó la forma trapezoidal que ya tienen los otros modelos del óvalo azul. También se rediseñaron los paragolpes, llantas, ópticas delanteras (con luces diurnas LED y Xenón en la versión Titanium), capot y guardabarros delanteros. Además estrenó dos nuevos colores: Cobre Andino y Azul Belice.

El lateral es lo que menos cambió junto al sector trasero. El primero ahora se distingue por tener nuevos diseños de llantas de aleación que son de 15 y 16 pulgadas en los niveles SE y Freestyle, mientras que en el nivel Titanium (como el evaluado) ahora son de 17 pulgadas. Iban montadas sobre neumáticos Michelin Primacy 3st en medida 205/50R17. También ahora la base de las ventanillas en los Titanium es cromada.


Ahora en todos los EcoSport se mudó la antena desde el frente a la parte trasera para mejorar la aerodinámica, haciendo que bajara el ruido en el habitáculo y el coeficiente de la carrocería, que pasó de Cx 0,395 a 0,380. No es mucho, pero algo mejoró. El sector trasero se mantuvo casi sin novedades. Y digo "casi" porque se sacó el botón para la apertura del portón posterior y se escondió adentro de la óptica trasera derecha. Y sí, conserva el polémico auxilio colgante.

Al ser un restyling (no es una tercera generación, Ford, no insistan) del EcoSport que llegó al mercado en 2012, las medidas exteriores apenas cambiaron. Conserva la misma distancia entre ejes (2.519 mm), la misma altura (1.693 mm), el mismo ancho (1.765 mm) y el mismo despeje del suelo (200 mm). Con los nuevos paragolpes lo que sí se cambió fue el el largo, que pasó de 4.241 a 4.269 mm.


Interior

Si por fuera cambió poco, por dentro no se puede decir lo mismo. Cambió todo esto: asientos (delanteros y traseros), tapizados, volante, instrumental, y sistemas multimedia. Pero lo que es mejor, ahora todos los EcoSport tienen inyectados blandos en el tablero. La calidad percibida mejora mucho respecto al modelo previo y en la versión Titanium, el habitáculo es bi-tono y los tapizados son en colores claros, con tapizado en cuero perforado.

Lo que no varió fue la posición de manejo. Bueno, casi. Tiene asientos nuevos con una estructura que les permite ser más anchos y tener más soporte lateral. Por el resto, sigue siendo una postura alta incluso en la posición más baja de la butaca. A su vez, esta versión Titanium tiene ahora regulación lumbar manual y todos ganaron el volante del Focus (ver prueba) que en las versiones automáticas incorpora levas para pasar las marchas. Regula poco en altura y un poco más en profundidad.


El tablero de instrumentos es otra de las novedades. En las versiones Freestyle y Titanium tienen una computadora de abordo con pantalla color de 4,2 pulgadas. Es muy completa en todas las versiones, pero sólo en la versión Titanium incluye al medidor de presión de neumáticos. Otra pantalla ganada es la multimedia, que pasó de aquella que tenían los EcoSport y que parecía la de un Motorola C115 (junto al panel que simulaba al teclado de uno) y ahora todo luce un iPad Pro. Literalmente.

Ford también se sumó a la nueva moda de las pantallas tipo tablet (Mercedes-Benz a reclamar la autoría) que viene con tres medidas en el EcoSport: 4,2 pulgadas (solo en el nivel S), 6,5 pulgadas (para el nivel SE) y de 8 pulgadas (con cámara de retroceso y GPS, en Freestyle y Titanium). Todas vienen con sistema SYNC 3 con control por voz, pero solo las que equipan los SE, Freestyle y Titanium, al ser táctiles, tienen compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto.


Al ingresar a las plazas traseras, dos adultos podrán sobrados a lo alto, bien a nivel de piernas, y algo justos si ya se suma un tercer ocupante en la plaza central, como en cualquier modelo de segmento B y al igual que pasara en la versión anterior. Además tiene un falso túnel central poco intrusivo, por lo que el lugar para las piernas es correcto.

Dos cambios positivos son que se agregó del lado derecho una toma de 12V en el umbral de la puerta y el asiento es 5 milímetros más largo, mientras que el "negativo" es que el respaldo no se reclina más para ganar en comodidad. Ahora va fijo, pero algo inclinado para no afectar a la habitabilidad. Todas las versiones llevan cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntas y en las plazas traseras hay anclajes para sillas infantiles.


El baúl del EcoSport sigue siendo uno de los más chicos del segmento, con apenas 362 litros de capacidad, ampliables a 1.178 l de capacidad con un nuevo sistema llamado "Flip and Fold" que permite dejar una superficie de cargas plano usando unos tiradores textiles ubicados entre el asiento y el respaldo.

Ahora también se ofrece un piso doble en el baúl, pero sigue siendo un espacio pequeño. El auxilio no hace falta aclarar que es de la misma medida y marca que las titulares, incluso con la misma llanta de aleación, porque se ve desde kilómetros por ir colgado del portón trasero.


Motor y transmisión

Si bien el interior es todo nuevo, los cambios más importantes del renovado EcoSport están debajo del capot. Ford jubiló al 1.6 Sigma cuatro cilindros y 16v de 110 cv de potencia (ver prueba) y le dejó su lugar en la gama al nuevo impulsor denominado Dragon. Se trata de un motor aspirado de tres cilindros con block de aluminio y distribución variable TiVCT. 

Este 1.5 (1.497 cc) es capaz de producir 123 cv (ganó 13 cv) a 6.500 rpm y 151 Nm de torque máximo (perdió 2 Nm) a las 4.500 rpm. Se puede combinar con caja manual de cinco velocidades o automática de seis marchas llamada F615. Acá está la segunda jubilación: desapareció la automática con doble embrague robotizado conocida como PowerShift y ahora utiliza esa transmisión que también llevan los Fusion o Escape.


Por otra parte, las versiones tope de gama abandonaron el motor Duratec 2.0 (1.999 cc) de cuatro cilindros (145 cv) y fue sustituido por un GDi 2.0 idéntico al que ofrece el Focus en su gama. Tiene sistema de distribución variable TiVCT, inyección directa y 170 caballos de potencia a 6.500 rpm y 202 Nm de torque a las 4.500 rpm. Se combina exclusivamente con una nueva caja automática llamada F635 y es el único impulsor que podrá tener la opción de la tracción 4WD. Los 1.5 serán todos tracción delantera.

Como la mayor novedad eran el 1.5 Dragon y las cajas automáticas, es esa combinación la que decidimos probar junto a mi colega/hermano de Autoblog.com.ar, Carlos Cristófalo. Lo primero que se nota es que Ford trabajó mucho en las vibraciones clásicas del tres cilindros. Se lo nota mucho más enérgico que el 1.6 que reemplaza, pero también es más suave en su funcionamiento. La transmisión, por su parte, es bastante más serena en el paso de cambios que las jubiladas PowerShift. Al igual que aquellas, pasa a la marcha superior al llegar al régimen límite. No hay cifras oficiales de prestaciones ni consumos, ni tampoco se pudieron medir durante la breve prueba.


Comportamiento dinámico

La prueba de manejo comprendió un recorrido por Mar del Plata, Miramar y Chapadmalal, con tramos de ciudad y ruta, completando unos 70-80 km en total, comenzando en el Museo del Mar de Mar del Plata y finalizando en la Bodega Trapiche "Costa y Pampa" en Chapadmalal. Autoblog al EcoSport 1.5 Titanium con la caja automática en uno de los tres tramos que nos repartimos entre tres periodistas. Porque la democracia se ejerce también en las pruebas internacionales, señores.

Lo primero que se nota es que si bien en el eje delantero ahora tiene una suspensión con un recorrido 17 milímetros mayor, y en el trasero se aumentó un 15% la rigidez de la barra de torsión con nuevos espirales traseros progresivos, además de nuevos bujes en la suspensión.en la práctica el comportamiento dinámico es casi el ya conocido. La gran variación respecto al anterior modelo son los neumáticos. Ford abandonó a los de uso mixto en las versiones 2WD y se pasó a los de asfalto.


Esto si bien limita un poco el uso fuera de caminos (igual nadie se va de travesía con un EcoSport...) , sí mejoró mucho la insonorización del habitáculo. Además de eso, se hizo todo un trabajo de ingeniería para aislar bien al habitáculo con un nuevo parabrisas acústico y un capot con más y mejor material fonoabsorbente. Otras ayudas: la mencionada reubicación de la antena de la radio, y un par de deflectores de viento en el sector trasero y arriba de los retrovisores.

En esta versión Titanium, los nuevos neumáticos de 17 pulgadas también contribuyeron a una mejor tenida en la ruta, pero que en la ciudad con sus baches y lomos de burro por doquier, pasan factura con algunas sequedades. Es muy probable que las variantes con neumáticos una o dos pulgadas menores, esto no sea tan notorio. Habrá que esperar a probarlos en nuestro país cuando lleguen las primeras unidades. Es decir, se mantuvieron las suspensiones que priorizan el confort, solo que ahora en el Titanium va un poco más durito, sin llegar a incomodar.


El motor Dragon 1.5, por su parte, fue el plato sorpresa de la prueba. Tiene una respuesta más elástica, tanto en baja como en alta bastante superior a la del Sigma 1.6. Es uno de esos impulsores que mata los viejos prejuicios sobre los tricilíndricos en base a suavidad y entrega pareja de par y potencia, aunque no llega a tener el comportamiento de un motor tricilíndrico asistido por turbo, por ejemplo.

También trabaja mucho más relajado que el jubilado 1.6 tetracilíndrico. Sin haberlo probado con la caja manual, asumo que esto es todo responsabilidad de la nueva caja automática de seis velocidades, que se encarga de hacer trabajar al motor siempre en el régimen ideal: entre 3.000 y 5.000 rpm. Si vamos a como se relaciona el Dragon con la F615, tenemos que a 110 km/h va en D6 a 2.500 rpm, mientras que a 70 km/h en D6 a trabaja a apenas 1.500 vueltas.


En la zona baja, por debajo de las 2.000 vueltas, es donde este 1.5 rememora un poco al Sigma: le cuestan las recuperaciones de velocidad. De todas formas es un propulsor que tiene más ventajas que contrapartidas. Por ejemplo, si bien no medimos consumos de forma estricta, en el promedio de ruta-ciudad en la computadora llegamos a marcar 6,5 l/100 km, un registro más que correcto. Más adelante cuando realice el test en Uruguay, se medirá todo como debe ser.

En resumen y para dejar algo de tela para cortar cuando pueda probarlo a fondo en tierras charrúas, este motor Dragon es la mejor de las mejoras (perdón por la aliteración) del EcoSport. No solo ganó en agilidad, sino que no puso en jaque el refinamiento mecánico ni tampoco los consumos (al menos medidos a ojo de buen cubero). La combinación con la transmisión automática (otro gran acierto) de este impulsor también es un golazo, y a criterio personal, el combo mecánico más ideal de toda la gama.


Equipamiento

Existen tres niveles: SE (que es el que se ofrecerá en principio en nuestro mercado), Freestyle y Titanium. Es decir, la misma gama que tenemos ahora. Sin embargo, hay muchas mejoras en términos de equipamiento disponible en cada una. Comencemos con el equipo de la versión SE. Trae de serie: pack eléctrico (cuatro levantavidrios, bloqueo y espejos, barras de techo longitudinales, espejos retrovisores con luz de giro integrada, luces diurnas LED, tapizados en tela, asiento y respaldo traseros rebatibles 60:40 con sistema "Flip and Fold", aire acondicionado, volante multifunción regulable en altura y profundidad, asiento del conductor con regulación en altura, computadora de a bordo, sistema multimedia SYNC 3 con pantalla táctil de 6,5 pulgadas con AM/FM/MP3/2USB/Aux-In/Bluetooth y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay y comandos por voz, seis parlantes, sistema MyFord Key, dirección electro-asistida (EPAS), faros antiniebla delanteros, llantas de aleación de 15 pulgadas sobre neumáticos en medida 205/65 R15.


El Freestyle suma o reemplaza: piso del baúl regulable en altura, sensores de estacionamiento traseros, control de velocidad crucero, toma de 12V en compartimento trasero, volante multifunción en cuero regulable en altura y profundidad, tapizados mixtos tela/cuero, siete parlantes, climatizador automático de una zona, cámara de retroceso, sistema multimedia SYNC 3 con pantalla táctil de 8 pulgadas con AM/FM/MP3/2USB/Aux-In/Bluetooth/GPS y compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay y comandos por voz, computadora de a bordo con pantalla TFT color de 4,2˝ configurable, y llantas de aleación de 16 pulgadas sobre neumáticos en medida 205/60 R16.

Por último, el Titanium suma o reemplaza sobre Freestyle: techo solar eléctrico, apertura y cierre manos libres (Keyless), sistema de audio Sony con nueve parlantes Hi-Fi, botón de arranque sin llave "Ford Power", tapizados en cuero, faros delanteros de Xenón, sensor de lluvia y luces, espejo retrovisor interno con anti-encandilamiento automático, y llantas de aleación de 17 pulgadas sobre neumáticos en medida 205/50 R17.


Seguridad

Acá también hubo muchas mejoras. Ahora todos los EcoSport traen de serie: doble airbag frontal delantero, frenos ABS+EBD+EBA, activación automática de las luces de emergencia, sistema de activación de balizas y desbloqueo de puertas post-colisión, anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles, cinco apoyacabezas, cinco cinturones inerciales de tres puntas,  sistema de mitigación de vuelcos (RSC), control de tracción (TCS) y estabilidad (AdvanceTrac), sistema de asistencia al arranque en pendientes (HLA) y alarma volumétrica y permimétrica. A su vez, a partir del nivel Freestyle a esta dotación hay que sumarle los airbags laterales delanteros, de cortina y de rodillas para el conductor, totalizando siete.

En Brasil tienen además en la versión Titanium alerta de tráfico cruzado (RTCA) y alerta de ángulo ciego de los retrovisores (BSM), que no se ofrecen ni en Argentina ni tampoco se podrán tener en Uruguay. Una lástima. De todas formas, con esta nueva actualización, el EcoSport se pone a la cabeza del segmento en lo que respecta a ítems de seguridad de serie. Los frenos, en tanto, son de discos ventilados en el eje delantero y de tambores atrás.


Conclusión

Con este breve contacto ya fue suficiente para poder notar algunos aspectos del renovado Ford EcoSport. El primero es la gran mejora en términos de calidad, uno de los puntos más flojos de la versión anterior así como también de su hermano, el Fiesta, que próximamente también tendrá un pasaje por las salas quirúrgicas de diseño de la marca.

Lo segundo es que si bien el motor 1.6 Sigma fue un digno impulsor, el 1.5 Dragon lo vence en todos los aspectos incluso careciendo de un cilindro y con 100 cc menos de cubicaje. Es de lo mejorcito en términos mecánicos (sin turbo) que salió en el último tiempo del Mercosur junto a los motores Firefly de Fiat que pude probar en el Argo a comienzos de año (ver contacto).


También hubo grandes mejoras en términos de equipamientos de confort, conectividad y seguridad. Ahora si compramos un EcoSport "base" habrá controles de tracción y estabilidad de serie, algo de lo que la gran mayoría de sus rivales no pueden jactarse ni siquiera en las versiones tope de gama en algunos casos. Y sí, también el diseño mejoró mucho y lo sumo desde mi subjetividad.

No quiero extenderme mucho más porque 1) quiero dejar texto para cuando en Uruguay le haga el test correspondiente y 2) la prueba fue corta, así que quedan cosas por descubrir todavía a una actualización que fue tan bien ejecutada que por un segundo habría que darles el brazo a torcer a los de Ford y reconocerles que le hicieron tantas y tan buenas mejoras que es (casi) una generación completamente nueva.



A favor
  • Calidad percibida mejorada
  • Confort de marcha
  • Conjunto motor/transmisión
  • Comportamiento dinámico
  • Diseño
  • Equipamiento de confort y seguridad

    En contra
    • Baúl pequeño
    • Neumático de auxilio colgante
    • Plaza central trasera justa a lo ancho
    • Sistema de apertura del portón trasero










    FICHA TÉCNICA

    MOTORIZACIÓN
    Cilindrada (cc) 1.497
    Número de cilindros: 3
    Número de válvulas: 12
    Relación de compresión: 11:1
    Diámetro x carrera (mm): 79,0 x 76,5
    Inyección: inyección indirecta multipunto y distribución variable de válvulas TiVCT
    Potencia máxima (cv/rpm) 123/6.500
    Torque máximo (Nm/rpm) 151/4.500
    TRANSMISIÓN
    Caja de velocidades automática secuencial de seis relaciones
    Tracción delantera
    DIRECCIÓN
    De piñón y cremallera con asistencia eléctrica variable (EPAS)
    FRENOS
    Delanteros: de discos ventilados
    Traseros: de tambores
    EJES - SUSPENSIÓN
    Delantera: independiente tipo McPherson con barra estabilizadora
    Trasera: semi-independiente con barra estabilizadora
    NEUMÁTICOS
    Dimensiones: 205/50 R17
    Rueda auxiliar: 205/50 R17
    PRESTACIONES
    Velocidad máxima (km/h) N/D
    Aceleración 0/100 km/h (s) N/D
    Consumo (l/100km) Urbano: N/D - Carretera: N/D - Mixto: N/D
    DIMENSIONES / PESO
    Capacidad del baúl (l) 362/1.178
    Peso en vacío (kg) N/D
    Peso en orden de marcha (kg) 1.227
    Largo total (mm) 4.269
    Ancho total (mm) 1.765
    Alto total (mm) 1.693
    Distancia entre ejes (mm) 2.519
    Capacidad del tanque de combustible (l) 52
    Despeje al suelo (mm): N/D
    Capacidades off-road (º): Ángulo de ataque: N/D - Ángulo ventral: N/D - Ángulo de salida: N/D

    Galería: Ford EcoSport 1.5 Titanium A/T | Créditos: Autoblog y Ford Argentina.

    EQUIPAMIENTO (versión Titanium):

    EXTERIOR
    Barras de techo longitudinales
    Llantas de aleación de 17 pulgadas
    Faros delanteros de Xenón con luces diurnas LED
    Faros antiniebla delanteros
    Techo solar eléctrico
    SEGURIDAD
    Activación automática de las luces de emergencia
    Airbags frontales, laterales delanteros y de rodillas
    Alarma volumétrica y permimétrica
    Anclajes ISOFIX y TopTether para sillas infantiles
    Asistente de frenado de emergencia (EBA)
    Asistente de arranque en pendientes (HLA)
    Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
    Cinturones de seguridad inerciales de tres puntos (5)
    Control de estabilidad (AdvanceTrac)
    Control de tracción (TRC)
    Distribución electrónica de frenado (EBD)
    Frenos ABS
    Monitoreo de presión en los neumáticos (DDS)
    Sistema de mitigación de vuelcos (RSC)
    Sistema de activación de balizas y desbloqueo de puertas post-colisión
    CONFORT
    Asiento del conductor con ajuste en altura, longitudinal y lumbar
    Cámara de retroceso
    Climatizador automático de una zona
    Cierre centralizado de puertas con mando a distancia e interfase para vidrios
    Computadora de a bordo
    Dirección con asistencia eléctrica variable (EPAS)
    Espejos exteriores regulables eléctricamente y con luz de giro incorporada
    Espejo interior con anti-encandilamiento automático
    Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros con sistema one touch
    Respaldo y asiento trasero rebatible 60:40
    Regulador de velocidad
    Sensores de lluvia y luz
    Sensores de estacionamiento traseros
    Sistema de audio Sony con nueve parlantes Hi-Fi
    Sistema de control para llaves auxiliares MyKey
    Sistema de conectividad SYNC 3 con pantalla táctil de ocho pulgadas con AM/FM/CD/MP3/2USB/Aux-In/Bluetooth/GPS/Android Auto/Apple CarPlay y comandos por voz
    Tapizados en cuero
    Volante multifunción en cuero con levas para cambio de marchas, regulable en altura y profundidad

    PRECIOS Y GARANTÍA:

    Versión Titanium no disponible en Uruguay. Precios Uruguay: 1.5 SE M/T (U$S 25.990) y 1.5 SE  A/T (U$S 27.990). 3 años o 100.000 km.

    COMERCIALIZA:

    Multimotors. Río Negro 1020. Tel. 29010034. Web: www.ford.com.uy


    (*) Viaje por invitación de Ford Argentina y Ford Grupo Sur