Contacto express: Renault Oroch Privilège 2.0 2WD

lunes, 5 de octubre de 2015



Viajamos a Brasil para probar antes que nadie a la gran novedad de Renault para el Mercosur: la Oroch.
Después de haber conocido los detalles técnicos y comerciales, de la Renault Oroch, ahora llega la hora de saber cómo se comporta. El primer contacto lo tuvimos en Río de Janeiro con la versión Privilège 2.0, y las impresiones de manejo por la costa carioca se transcriben a continuación.

Desde Río de Janeiro, Brasil - Hace algunos años atrás un directivo de Renault me comentaba que les encantaría tener dos productos en su gama: un citycar, y una pick-up. El primero ya existe. Se llama Twingo (ver nota), y ojalá algún día regrese a Uruguay. Pero el segundo tipo de vehículo jamás formó parte del portfolio de Renault. Hasta ahora.

Hace unos tres años atrás, la casa francesa decidió embarcarse en lo que internamente se denominaría "Proyecto U79", o pasado al castellano, "la primera pick-up de Renault". Se tomó como punto de partida al SUV Duster, y no fue hasta el Salón de San Pablo del año pasado, que pudimos ver el primer adelanto de ese trabajo: la Duster Oroch Concept (ver nota).


Siete meses después, en el Salón de Buenos Aires de este año, se conocería a la versión definitiva bajo el obvio nombre de Duster Oroch (ver nota). El nombre "Oroch" (pronunciado "oróc") tiene como referencia a una lengua rusa hablada en el sudeste de ese país (Siberia, más precisamente), por una población de algo más de 500 habitantes, llamados los "Orochs".

Dejando de lado lo etimológico del nombre, hablemos del producto en sí. Se trata de la primera pick-up del Mercosur en inaugurar el segmento de las compactas. Es decir, un escalón por encima de lo que serían las Strada y Saveiro (chicas) y uno por debajo de las Ranger y Hilux (medianas). A su vez, será el próximo campo de batalla en este lado del mapa cuando en febrero del año que viene, Fiat estrene a su pick-up Toro (ver nota), derivada de la plataforma del Jeep Renegade (ver contacto).


Pero no nos adelantemos al futuro. Hoy la novedad es la Oroch, que se presentó oficialmente en Brasil hace exactamente una semana (ver apuntes del lanzamiento), en Uruguay hace apenas tres días atrás (ver lanzamiento), y recién hoy, se pone oficialmente a la venta para nuestro mercado.

De todas formas, e incluso antes de que lleguen a los concesionarios locales, Autoblog ya pudo manejarla en su versión más equipada (la Privilège 2.0 2WD) en Río de Janeiro durante un breve contacto de unos 50 km, y las impresiones de manejo se transcriben a continuación.

Exterior

Pese a que en Uruguay la conoceremos bajo su segundo nombre exclusivamente, es decir, Oroch, la pick-up compacta de Renault no puede ocultar de ninguna manera que es un producto derivado del Duster. Es más, lleva el nombre "Duster" en algunas partes de su carrocería, y hasta se produce en la misma línea de montaje en la planta de São José dos Pinhais, en Curitiba.

Por eso el diseño no sorprende a nadie y los guiños a su hermano SUV son evidentes. Están a los que les gusta, a los que no, y los que básicamente les parece un producto solo correcto. Personalmente estoy entre estos últimos, y si bien no me enamora, tampoco lo detesto. Es más, me pasa lo mismo con todos los modelos derivados de la plataforma B0 de Renault (Sandero/Logan/Stepway/Duster).


En el frontal no encontramos mayores diferencias con el SUV chico de Renault, es más, son dos trompas calcadas a no ser por algunos detalles menores como que en el paragolpes la Oroch reza "Duster". Pero nada más. Los cambios, como nos decían en el lanzamiento en Brasil, arrancan de las puertas delanteras hacia atrás, donde esta pick-up puede decir claramente que es un producto nuevo.

Lateralmente es donde están las diferencias más grandes. La adopción de la caja implicó aumentos en los voladizos traseros, distancia entre ejes, así como también en la calibración de las suspensiones con el fin de poder adaptarse a las exigencias de un vehículo de carga. Es así que se agregaron 150 mm de batalla y 360 mm en el largo total del vehículo frente al Duster SUV.


También es vista de este lado de la carrocería donde se diferencian mejor entre las dos versiones. que tiene la Oroch Mientras la entrada de gama (Dynamique) tiene tiradores de puertas, barras de techo, y paragolpes traseros en color negro, la tope de gama (Privilège) cambian todo por un aspecto más elegante, con tiradores de puertas y paragolpes en color carrocería, y barras en un gris satinado.

Otro detalle que cambian son las llantas de aleación, que son de serie en todas las Oroch. La Dynamique lleva unas denominadas "Silver", mientras que la Privilège tiene las "Black". Parecen distintas, pero básicamente es la misma llanta pintada de gris claro u oscuro. Los neumáticos en ambos casos son unos Michelin LTX Force de uso mixto, en medida 215/65 R16.


La parte trasera es completamente nueva y no comparte ningún elemento con otros modelos de Renault. El portón de la caja lleva la inscripción "Oroch", las ópticas -generosas en tamaño- alojan luces de posición LED, y en la versión más equipada suma los (prácticos) sensores de estacionamiento traseros. Como opcional se encuentra disponible (al menos en Brasil) la lona marítima para la caja, aunque el protector de la misma es de serie en todas las Oroch, tanto allá como en Uruguay.

Pasando a las dimensiones, mide 4.693 mm de largo, 1.821 mm de ancho y 1.625 mm de alto (si sumamos a las barras de techo, 1.695 mm). La distancia entre ejes, en tanto, tiene 2.829 milímetros.

Interior

Al igual que afuera, puertas adentro la Oroch comparte mucho con sus hermanos de plataforma, incluso en el nivel de calidad. Si bien todos los plásticos utilizados son rígidos, y de presentación bastante correcta, la Oroch sufre de lo mismo que otros productos de la plataforma B0, mostrando algunos tornillos a la vista, botones ciegos, o plásticos muy mejorables al tacto, como por ejemplo el que va por encima de la guantera y que aloja el airbag del pasajero.

Yendo a la posición de manejo, queda muy elevada incluso llevando a la butaca al punto más bajo. Como consecuencia, la visibilidad es hacia adelante es muy buena, y los más petisos estarán agradecidos. Por el contrario, los más altos (como un servidor) tendrán que bajar todo el asiento y correrlo un poco para atrás, si no quieren ir rozando las rodillas contra la columna de dirección, que además, sólo regula en altura.



El instrumental es compartido con Duster/Logan/Sandero/Stepway. Ofrece solo dos elementos de aguja, tacómetro y velocímetro, que van enmarcados con unos apliques cromados. El medidor de combustible, en tanto, va en un tercer cuadrante con un display digital junto a la computadora de a bordo. Como ya es costumbre en muchos modelos actuales, carece de medidor de temperatura de agua, recurriendo a un simple testigo luminoso.

En la consola central aparece el sistema multimedia MediaNav Evolution de Renault. Se trata de una interfaz desarrollada por la marca francesa y la surcoreana LG, contando con conexiones USB y Aux-In, conectividad Bluetooth, audio streaming, comando satelital y GPS integrado. Si bien la pantalla táctil de siete pulgadas es de fácil utilización y cuenta con varias funciones, como consecuencia de unas butacas tan altas, queda algo alejada de la vista y manos de los que viajen adelante, algo de lo que también sufren los mandos del aire acondicionado.


Si pasamos al sector trasero de la Oroch, saca una de sus mejores armas de conquista frente a las versiones de cabina doble de las pick-ups chicas, y hasta me animaría a decir que podría poner en jaque a más de una mediana también. Si ya en un Duster se iba muy cómodo, al sumarle unos centímetros extra de distancia entre ejes, en la Oroch directamente se viaja como si fuera el gerente del Burj Al Arab.

Dos -y en viajes cortos, hasta tres apretados- adultos de 1,80 m podrán ir bien en el asiento trasero. Si bien el respaldo está colocado un poco más recto que en el Duster, igual es muy cómodo. El túnel central no molesta a la altura de los pies, y tanto a lo ancho, largo, como alto, el espacio sobra. Es decir, la plataforma B0 sigue marcando la tendencia de habitabilidad en productos del segmento B.


Además, una de las ventajas de la Renault frente a las Saveiro o Strada es que las ventanillas traseras efectivamente se pueden abrir por completo, algo que muchos sabrán apreciar. La otra ventaja, es dar una habitabilidad casi de pick-up mediana (Hilux, digamos) pero en un envase mucho más amigable con la ciudad. Realmente la Oroch va a tener una larga lista de adeptos que aprecien estos dos detalles.

En materia de seguridad para los que viajen atrás presenta tres apoyacabezas, y tres cinturones de seguridad inerciales de tres puntas, siendo esto último algo que los Duster no ofrecen, ya que tiene dos inerciales y un abdominal. De todas formas, tanto ese modelo como la Oroch tienen en el debe los anclajes ISOFIX en caso de tener que llevar niños sentados en sus correspondientes sillas.


La capacidad de carga presenta 683 litros de volumen y 650 kg de carga. Para tomar una referencia de que la Oroch efectivamente está entre medio de una Strada y una Hilux, la Fiat tiene 650 kg de capacidad en la versión cabina doble, mientras que la Toyota cuenta con 1.000 kg. Las dimensiones de caja de la Renault son: 1.350 mm de largo, 1.175 mm de ancho y 0.435 mm de alto.

Respecto al neumático de auxilio, para no comprometer el volumen de la caja de carga y como pasa en -casi- todas las pick-ups, en la Oroch va en una jaula colocada por fuera del habitáculo. El problema no es ese. La extracción del auxilio requiere tener el portón trasero abierto, una llave especial, y parte de la caja vacía para poder operarla. Claramente no es un sistema práctico del todo.


De todas formas, es bueno que el neumático sea de la misma marca y medida a las cuatro titulares, es decir, un Michelin 215/65 R16, que si bien va montado sobre una llanta de acero estampado, no es una galletita. Así que se le perdona.

Motor y transmisión

Al compartir mecánicas con Duster, las Oroch no presentan novedades significativas en este sentido frente a su hermano. Hubo una nueva calibración de las mecánicas para poder adaptarse al uso más utilitario del modelo, pero a grandes rasgos, son los mismos impulsores.

La primera es la K4M usada en otros modelos de la marca, de 1.6 16 válvulas de 110 cv a 5.750 rpm, y un torque de 148 Nm a 3.750 vueltas. Fábrica declara una velocidad máxima de 160 km/h, una aceleración de 0 a 100 km/h en 14,3 segundos. Los consumos declarados son 9,1 l/100 km en ruta y 10,4 l/100 km en ciudad.


Como tope de gama existe el F4R 2.0 16v con 143 cv de potencia a 5.750 rpm y un torque de 179 Nm a 4.000 rpm. Las transmisiones son una manual de quinta en el 1.6, y una manual de sexta en las versión 2.0 litros. Fábrica declara una velocidad máxima de 178 km/h, una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,6 segundos. Los consumos declarados son 9,2 l/100 km en ruta y 10,8 l/100 km en ciudad.

Si bien estaban disponibles ambos motores para ser evaluados, Autoblog decidió probar en Brasil al 2.0. Se presenta como una mecánica ágil en la zona baja del tacómetro (menos de 2.500 rpm) y que en la zona media del tacómetro tiene un comportamiento más tranquilo, como consecuencia de un torque bastante moderado para una pick-up, y que a su vez manifiesta con más claridad en la segunda mitad del rango de utilización, allá por las 4.000 vueltas.


La transmisión manual de seis velocidades presenta un escalonamiento correcto, con relaciones muy cortas en todas las marchas, incluso en la quinta. La sexta, en tanto, es larga como intro de "Shine On You Crazy Diamond", y es la encargada de calmarle los nervios al 2.0. Su tacto no peca de conocida la "gomosidad" de otros selectores de Renault y se la nota relativamente precisa.

Al igual que en el Duster, las Oroch cuentan con un modo denominado ECO, que modifica la gestión en la entrega del par, el acelerador requiere más presión del pie derecho para tener una respuesta contundente, y el aire acondicionado optimiza su funcionamiento. Todo esto, según Renault, está pensado para ahorrar hasta un 10% de combustible. Pero la realidad es que a cambio nos entregará un impulsor algo más aletargado en sus reacciones. Por eso lo recomendamos siempre en modo "off".


Si bien el recorrido por Río de Janeiro no permitió medir consumos como debe de ser, según la computadora de nuestra Oroch estuvimos haciendo un promedio de 11,7 litros cada 100 kilómetros, siendo principalmente ciudad lo que componía el circuito marcado por la gente de Renault do Brasil. O sea, números bastante altos, aunque condicionados por el tránsito de Río que en las horas pico se pone espeso como avena fría.

Cuando podamos probar nuevamente a la Oroch en Uruguay no solo le haré un test completo, sino que prometo hacer mejores -y más- mediciones. Palabra de Scout. El depósito de combustible, en tanto, aloja 50 litros de capacidad, mientras que el peso en orden de marcha es de 1.346 kg.



Comportamiento dinámico

Si bien hasta ahora todo parece indicar que Renault realizó un derivado de un SUV y nada más, es en el comportamiento dinámico donde Oroch y Duster empiezan a separarse. Según lo conversado con los responsables de desarrollo del producto, esta pick-up es casi literalmente mitad Duster, mitad modelo 100% nuevo. Y ese 50%, aunque no parezca mucho, lo cambia todo.

En el trayecto desde Barra da Tijuca hasta la Restinga da Marambaia, tuvimos básicamente tres tipos de caminos: asfalto en buen estado, empedrados bastante antiguos, y asfalto nivel Kabul, sazonado con pozos de esos que desayunan cada mañana tres o cuatro trenes delanteros y algún peatón también.


Pese a la topografía elegida para el recorrido, la Oroch toma la fama de chasis indestructible del Duster y la lleva un poco más allá. Las suspensiones son apenas más blandas, pero también tienen un recorrido mayor que en el SUV, por ende, absorben de mejor forma las peores imperfecciones del camino. A su vez, los centímetros extra de batalla, le dan un comportamiento bastante más estable que en el Duster.

De todas formas, la frutilla de la torta está en tener un eje trasero con suspensión independiente multilink, que si bien es compartido con los Duster 4WD, con los aditamentos anteriores, en la Oroch se resalta más. Es así que Renault creó la primera pick-up que no se comporta como tal, sino más como un auto elevado casi 20 cm del suelo. La sensación de manejo que deja es bastante similar la del Duster, solo que en lugar de tener el espacio de cargas techado, lo llevamos al aire libre.


Es cierto, el esquema no se alinea con un enfoque de vehículo de trabajo ni por asomo. La respuesta de Renault a esto es que la Oroch directamente no lo es. Al ser un producto destinado al uso mixto (familia y trabajo), se buscó combinar la comodidad de un modelo de pasajeros con la practicidad de una pick-up. Y lo han logrado en gran forma, no hay otra manera de ponerlo en texto.

Para que se hagan una idea, las impresiones de manejo fueron con una Oroch que llevaba la caja 100% vacía. En ningún momento el tren trasero rebotó, saltó, ni transmitió ningún tipo de sequedad al habitáculo. Es algo de lo que no pueden jactarse las pick-ups medianas, y mucho menos las chicas, ambas fanáticas irremediables del clásico e histórico eje rígido, o directamente casadas en sagrado matrimonio con los prehistóricos elásticos.


El conjunto mecánico probado es el más indicado para la Oroch. Con el recuerdo del Duster 1.6 bien fresco (ver prueba), creo que el dos litros con la caja de sexta es la combinación ganadora de las dos. Responde bien, especialmente para un uso urbano, y la transmisión (ahora con la relación final acortada) permite que trabaje a regímenes esperables para su cilindrada y potencia. A 70 km/h en 6º viaja a 2.000 rpm, mientras que a velocidad de ruta, es decir, unos 110 km/h, el F4R trabaja a apenas mil vueltas más, también en sexta marcha.

No quiero extenderme más en el aspecto dinámico ya que se precisan mucho más que 50 o 60 kilómetros para hacer un análisis completo del modelo. Por eso guardaré el resto de los comentarios para cuando pueda hacer la prueba completa en Uruguay, incluyendo caminos de campo y tierra, algo que en el evento de Brasil estuvo fuera del menú.

Equipamiento

Oroch tiene exactamente los mismos niveles de equipamiento en Uruguay y en Brasil, aunque solo con pequeñas diferencias entre ambos. Por ejemplo, acá no se ofrecerá el opcional de la tapicería en cuerina, que sí está como un extra en Brasil, y que además tenían todas las unidades de prueba presentes en Río.

La variante Dynamique 1.6 ofrece de aire acondicionado, alarma, asiento del conductor regulable en altura, volante regulable en altura, barras de techo negras, pack eléctrico (levantavidrios delanteros, y bloqueo a distancia), sistema CAR, comando satelital de radio, dirección asistida, faros antiniebla delanteros, luces traseras LED, sistema de audio con CD/MP3/Aux-In/USB/Bluetooth, comando satelital y cuatro parlantes, luces diurnas, indicador GSI (Gear Shift Indicator), protector de caja, barra de caja, anillas para carga en la caja, apertura interna del depósito de combustible, y llantas de aleación de 16 pulgadas "Silver" sobre neumáticos 215/65 R16.


La Oroch 2.0 Privilège 2WD, en tanto, agregará o reemplaza sobre la 1.6: levantavidrios eléctricos traseros, levantavidrio del conductor con sistema de "un toque", computadora de a bordo, espejos exteriores en color carrocería, barras de techo y caja en color gris, espejos retrovisores eléctricos, paragolpes y manijas de puerta color carrocería, volante multifunción y selector de cambios revestidos en cuero, sistema multimedia MediaNav Evolution con pantalla táctil, USB/iPod/Bluetooth/Aux-In/GPS, sistemas Eco Scoring y Eco Monitoring con comandos al volante, sensores de estacionamiento traseros, regulador/limitador de velocidad, sistema Eco-Mode, y llantas de aleación de 16 pulgadas "Black" sobre neumáticos 215/65 R16.

Seguridad

Toda la gama de la Oroch lleva de serie: doble airbag frontal y frenos con sistemas ABS+EBD+AFU. Es decir, cumple -casi- con el mínimo indispensable hoy por la ley 19.061. Por el lado de la seguridad pasiva (además de los dos airbags) su dotación se completa con cinco cinturones inerciales de tres puntos y cinco apoyacabezas traseros.

Quedan en el debe los anclajes para sillas infantiles, los controles de tracción y estabilidad, o los airbags laterales y de cortinas, por ejemplo. Aunque hay que ser justos, en el mercado local seguimos teniendo pick-ups de casi 50 mil dólares con solo dos airbags y ABS, por ejemplo. Pedírselo a la Renault es pecar de exquisito, lo sé. Pero por otro lado, hubiera sido interesante que entre tanta novedad que dice que estrena la Oroch, se hubiera jugado unas fichas en seguridad también.


De momento no se han realizado pruebas de la Oroch por parte de organismos independientes, como puede ser en nuestra región el Latin NCAP, por lo que hasta que no se le realicen los respectivos crash tests, desconoceremos el desempeño estructural de este producto ante impactos.

Conclusión

Oroch no tiene rivales directos como tales, así que iremos derecho con lo que todos estábamos esperando previo al lanzamiento y que el pasado viernes nos cayó a todos los periodistas como una bomba: Renault se puso los tapones largos con los valores del modelo, especialmente el de entrada de gama.

La variante más accesible de la Oroch (Dynamique 1.6) se comercializa en Uruguay a U$S 20.990, mientras que la más equipada (la Privilège 2.0, como la evaluada en Brasil) aumenta su precio a U$S 22.990 para contribuyentes de IRAE e IMEBA, mientras que para público en general el valor es de U$S 28.990. La garantía, en tanto, es de 2 años o 50.000 kilómetros.



Desde lo meramente comercial, Oroch es un punto de quiebre para el mercado local de pick-ups. Estamos hablando de valores que podrían ser perfectamente de una pick-up chica, pero con las ventajas que ya describí en la nota a favor de la Renault: espacio interior generoso, una cabina doble real con cuatro puertas y para cinco personas, y por último, un esquema de suspensión que le da un andar de auto y no de utilitario.

Puntos en contra hay también, pero son ya conocidos por todos los usuarios de Duster: los consumos algo elevados (especialmente en ciudad), los faltantes de seguridad pasiva y activa, la ubicación del mando de los espejos eléctricos (está debajo del freno de estacionamiento), y el neumático de auxilio en una jaula externa. Algo que si bien es incómodo, en una pick-up tiene más lógica que en el Duster por no querer comprometer la capacidad de la caja.


A falta de poder realizar por ahora un análisis más extenso, es justo decir que Renault está jugando con un producto que puede ser el puntapié de una nueva ola de vehículos de similares características, tal y como hace algunos años atrás lo hizo Fiat con la primera Strada. Justamente ellos ya salieron a anunciar a su pick-up compacta el mismo día que la casa del rombo estaba presentando en Río a la Oroch. Y si eso no es un anticipo de lo que veremos de acá a diez años en el Mercosur en este segmento, díganme ustedes qué es.

Más allá de que el producto de FCA promete tener un nivel de tecnología superior al de Renault también, podría repercutir en un precio final más alto para la Fiat, un elemento que en un segmento como es el fiel de la balanza. Y Oroch, saliendo al mercado antes que todas, con valores tan agresivos, y un concepto tan atractivo como novedoso, ya puso las reglas de juego. En la marca francesa saben de sobra que el que pega primero, pega dos veces. Ahora solo resta esperar a la reacción del público, y ver si efectivamente ese modelo, común se traducirá en números favorables para la Oroch.


FICHA TÉCNICA:

MOTORIZACIÓN
Cilindrada (cc) 1.998
Número de cilindros: 4
Número de válvulas: 16
Relación de compresión: 10,1:1
Diámetro x carrera (mm): 82,7 x 93,0
Inyección: electrónica multipunto secuencial
Potencia máxima (cv/rpm) 143/5.750
Torque máximo (Nm/rpm) 179/4.000
TRANSMISIÓN
Caja de velocidades manual de seis relaciones
Tracción delantera
DIRECCIÓN
De piñón y cremallera con asistencia hidráulica
FRENOS
Delanteros: de discos ventilados
Traseros: de tambores
EJES - SUSPENSIÓN
Delantera: tipo McPherson, con triángulo inferior y barra estabilizadora
Trasera: multilink independiente con barra estabilizadora
NEUMÁTICOS
Dimensiones: 215/65 R16
Rueda auxiliar: 215/65 R16
PRESTACIONES
Velocidad máxima (km/h) 178
Aceleración 0/100 km/h (s) 10,6
Consumo (l/100km) Urbano: 10,8 - Carretera: 9,2 - Mixto: N/D
DIMENSIONES / PESO
Capacidad de carga (kg) 650
Volumen de carga (l) 683
Peso en vacío (kg) N/D
Peso en orden de marcha (kg) 1.346
Largo total (mm) 4.693
Ancho total (mm) 1.821
Alto total (mm) 1.695
Distancia entre ejes (mm) 2.829
Largo de la caja (mm) 1.350
Ancho de la caja (mm) 1.175
Alto de la caja (mm) 0.435
Capacidad del tanque de combustible (l) 50
Capacidades fuera de camino (º) ángulo de ataque: 26 - de salida: 19,9

Galería: Renault Oroch Privilège 2.0 2WD


EQUIPAMIENTO:

EXTERIOR
Anillas de sujeción de carga en la caja
Barras longitudinales de techo
Barra de caja
Llantas de aleación de 16 pulgadas
Faros antiniebla delanteros
Luces diurnas
Luces traseras LED
Protector de caja de cargas
SEGURIDAD
Airbags delanteros
Apoyacabezas delanteros y traseros (5)
Asistente al frenado de urgencia (AFU)
Cinturones traseros de 3 puntos con limitador de esfuerzo (5)
Distribución electrónica del frenado (EBD)
Frenos ABS
CONFORT
Aire acondicionado
Alarma
Apertura interna del depósito de combustible
Asiento del conductor regulable en altura
Cierre centralizado con mando a distancia
Dirección asistida hidráulicamente
Espejos retrovisores con comando eléctrico
Indicador de cambio GSI (Gear Shift Indicator)
Levantavidrios eléctricos delanteros y traseros (con sistema de "un toque" para conductor)
Modo ECO
Regulador/limitador de velocidad
Sensores de estacionamiento traseros
Sistema multimedia MediaNav Evolution con pantalla táctil, USB/iPod/Bluetooth/Aux-In/GPS, sistemas Eco Scoring y Eco Monitoring con comandos al volante
Volante multifunción en cuero regulable en altura

PRECIO Y GARANTÍA:

U$S 22.990* (Precio público: U$S 28.990). Garantía 2 años o 50.000 km

COMERCIALIZA:

Santa Rosa Automotores S.A. Cerro Largo 888. Tel. 29020519. Web: www.renaulturuguay.com.uy 


(*) El precio corresponde para contribuyentes IRAE/IMEBA.

(*) Viaje por invitación de Renault Uruguay